¡¡No seas un Bestseller, sino un LongSeller!!

“La vida es una historia. Haz que la tuya sea un Long Seller”

Dejemos de buscar como alcanzar ser un Bestseller  y tengamos en la mente ser un Longseller.

Es una de los mensajes que durante estos 3 días, me han ido dejando los ponentes de la Chocolate Rojo Week, que estoy realizando en mi perfil de Instagram.

Si te fijas bien, todos los libros son un Bestseller. Todos han vendido una cantidad ingente de libros (si solo has vendido un libro y lo has autopublicado tú, en la portada puedes poner que es el mejor libro del mundo como las mentiras que tú quieres, con el propósito de vender) y más durante este confinamiento.

Si te fijas bien, todo el mundo es un gran experto en Marca Personal, en liderazgo, cuando de repente no sabes de donde ha salido esta persona ni los trabajos realizados.  Hasta hay quien tiene un Departamento de Prensa a su disposición, o eso van promulgando. Para rematar, hasta podemos decir que sabemos las técnicas para vender más que nadie, cuando TODO el mundo está parado.

Buscamos hacer las cosas para “posicionarnos”, para alcanzar un éxito inmediato, rapido e indoloro. Buscamos hacer las cosas, como lo hacen los demás. Nosotros no vamos a ser menos. Tenemos que seguir la moda, no queremos quedarnos atrás. Y si además podemos aparentar ante la competencia que nos van bien las cosas, “que gusto da” decía una persona delante mío con esta filosofía.

¿En qué cojones nos estamos convirtiendo?

1.- ¿En una copia barata de la moda de turno?

2.- ¿En unos mentirosos con nosotros mismos y con los demás?

3.- ¿En unos adictos al éxito rápido y fácil? Diciendo una cosa y haciendo otra cosa totalmente diferente, porque lo importante es aparentar y cuidar a nuestro Ego.

4.- ¿Seres humanos que odiamos descubrir quienes somos y preferimos aparentar algo que hasta odiamos?

5.- ¿Crees que somos los mejores porque así nos lo dice nuestra madre, novia y amigos palmeros que tenemos alrededor pero llevamos años diciendo lo mismo porque es lo único nos da para comer algo?

6.- TODAS LAS RESPUESTAS ANTERIORES SON CORRECTAS.

¿Qué opción escogerías tu?

Ves en televisión, en revistas de emprendimiento o en artículos de “autoayuda”, que ahora lo que hay que hacer es reinventarse, re-emprender, reciclarse.. Lo que sea que empiece por re y que incite a ser mejor que lo que eramos antes, jugando con las desesperación de muchas personas que lo están pasando muy mal. Para algunos es Unirse al mundo digital, a la marca personal ( cuando sus seguidores se basan en función de los anuncios de Instagram o Facebook y no del valor que aportan ante los demás), al ayudar a los demás, a lo “cool” que es subirse encima de un escenario,  o la moda que haya en ese momento, lo que sea, todo por la desesperación de los momentos que estamos viviendo o del éxito rapido que nos pueda proporcionar.  Y si hay que aparentar que somos grandes profesionales, como veía en un artículo, lo aparentamos, todo por el éxito.

¿En quién cojones nos estamos convirtiendo?

No siento usar estas palabras, es lo que siento. Y si te molesta, lo siento, soy así. Pero me canso de ver gente que “aparenta” algo que ni ella misma se cree. Muchos “Happy Flowers” me dirán que tengo que ser condescendiente con esas personas, que lo hacen por ganarse un duro, que igual que vienen se van, que tengo que ser compasivo…Lo siento pero NO.

Yo no quiero una sociedad que aparente ser una cosa que no es. Yo no quiero una sociedad en la que acuda a un profesional y me de cuenta que aparenta tener unos conocimientos que luego no me soluciona mi problema. Yo no quiero una sociedad llena de personas, que solo se interesen por uno, por el interés que le pueda generar, sino por lo que realmente soy y no lo que les puedo generar.

Yo no quiero una sociedad así y por desgracia cada vez la veo más así.

No soy un agorero , soy un relista.

Queremos ser un Bestseller que suba a lo alto de la lista de los 40 comerciales, los 40 consultores o a la lista de tus mejores amigos del “gurú” de turno para ver si nos cae algo con la relación con él.

¿De qué vamos?

De que nos importa más los posibles beneficios rápidos que los beneficios a largo plazo que nosotros mismos podamos generar y crear.

Buscamos ser un Bestseller rapido que no un Longseller que marque una historia en la vida de muchas personas durante muchos años.

Eso no, si lo conseguimos para antes de ayer y satisface nuestros deseos más primarios, ¿Dónde hay que firmar?

Ser Longseller es costoso, duele, se necesita flexibilidad, cariño a las caídas y es algo ni a lo que estamos preparados ni tampoco queremos probar.

¿Costoso? Porque te lo tienes que trabajar tu. Tienes que preguntarte QUIÉN eres de verdad, QUÉ quieres en tu vida y CÓMO quieres tu vida.  Tienes que descubrirte, tienes que ver tu vulnerabilidad cuando te quitas las capas de “mierdas”, miedos y vergüenza, que te hacían ser alguien que sabías que no eras y que quizá no querías ser, pero según tú era lo que tocaba para ser reconocido por los demás.

¿Duele? Porque todo esfuerzo duele. Y estamos acostumbrados a que todo nos lo den hecho. A seguir las “recetas mágicas” de los gurus de turno y cuando viene el tito deivid que eso son pan para hoy y hambre para mañana, pues el malo siempre es el que dice la verdad de la situación, no el que vende la moto bonita.

¿Eres amigo de las caídas? Cuando estás en un campo que no conoces, te sueles caer. No conoces la orografía, no tienes el mapa que te llevará a la meta, por lo tanto las caídas están seguras. Así que hazte amigo de las caídas, sino a la 1º de cambio te querrás volver a la casilla de salida.

Ser un Longseller es algo que queremos pero que no nos apetece dar el paso. Queremos dejar un huella en nuestros clientes, en la gente que queremos, pero si lo conseguimos por el método rapido y ya seguimos los dias siguientes tranquilos, mejor que mejor.

Ser un Longseller , se gana día a día. Se gana con autenticidad, con originalidad, con propuestas de valor que nos hagan diferentes, con escucha de verdad,…

SIENDO NOSOTROS DESDE EL CORAZÓN, NO DESDE UNA RAZÓN SIN CERTIFICADO DE ORIGINALIDAD.

Yo no sé si seré un Longseller para alguien, pero si quiero serlo para mí. ¿y TÚ?

Mientras el mundo está parado, otros se están moviendo.

“Ir a favor de lo establecido mata tu individualidad”

Que yo piense es la primera vez en el mundo, que todos estamos luchando contra un mismo enemigo.  Es la primera vez en la que todos de una manera u otra, hemos parado de nuestro día a día, para refugiarnos en nuestras casas esperando que no nos toque la lotería del “bicho” de los cojones.

Son tiempos de incertidumbre. De dudas, de mucho miedo.  Y más cuando nunca habíamos visto al mundo, absolutamente parado.

El miedo se oye mucho más fuerte que en otras ocasiones. Cuando en otras ocasiones , eramos valientes y no hacíamos caso, ahora nos mostramos serviles ante ese miedo del que todos hablan.

Pero ante la incertidumbre, la única vacuna que existe se llama motivación.

No hablo de quitarle “importancia” a lo que estamos viviendo o a las previsiones de lo que vendrá. Estoy hablando que el futuro no se sabrá hasta que lo estemos viviendo y el pasado nunca volverá, así que vivamos el presente, que es lo único que tenemos.

Y ante un presente de incertidumbre, la motivación es imprescindible y esencial.

Porque mientras el mundo está quieto, otros están viendo oportunidades donde otros dicen que no las hay. Mientras estás bloqueado, otros están dando pasos hacia lo que realmente siempre habían querido y querrán.

Mientras el mundo está parado, hay gente que se está moviendo.

Sé que es muy fácil de decir, pero muy difícil de hacer. Pero es la acción y con ella la actitud, lo que nos distingue de entre las personas que provocan el cambio y aquellos que son reaccionarios ante el cambio.

Es la diferencia entre las personas que han adoptado el pijama como atuendo, de aquellos que han aprendido a hacer pan o aprender por fin ese idioma que tanto querían, pero el “deber” se lo impedía.

Durante este confinamiento, hemos visto y estamos viendo en redes sociales como hay conciertos en los balcones, hemos visto a gente aprender yoga…Hemos creado y hemos visto creaciones que hasta la fecha no nos imaginábamos para nada. Y hasta que no imaginábamos que podríamos hacer.

Eso demuestra que la motivación no es un sentimiento que viene y va, sino un hábito que está dentro de nosotros.

Esas personas que ves que hacen cosas diferentes, tienen la motivación dentro de ellos, no la buscan fuera. Porque si la buscas fuera, es lo que está pasando a mucha gente, se siente desmotivada, ya que las circunstancias que tienen fuera de ellas, no le motivan, no le impulsan.

Que dependa tu motivación del exterior o de los demás, te hace ser una persona dependiente.  Si, eres una persona dependiente. Porque si no lo fueras, no te importaría las circustancias que te rodean, tú estarías creando unas nuevas circustancias con lo que tuvieras en tu casa , aunque el mundo estuviera parado.

Esta situación nos está mostrando una realidad. Somos seres que estamos dormidos.

Nos han dormido. Nos han cantando por las noches una nana que se llama “sociedad”. En la que nos cantan , que tenemos que ser como dicen los anuncios que tenemos que ser. Que tenemos que estar desconectados de nosotros mismos, ya que eso significará que empezaremos a preguntarnos quienes somos, y las preguntas no es algo bueno para la sociedad.

Esta situación nos está dando una bofetada de realidad. Una bofetada que nos dice que hemos estado gastando el tiempo en lo “superfluo”, en lo que realmente no importa. Cuando tendríamos que haberlo hecho en nosotros mismos y en nuestra motivación propia o intrínseca.

Mientras las personas que han creado y están creando cosas, no han perdido el fuego en su mirada. Buscan allá donde haga falta lo que necesitan para seguir adelante, aún habiéndose parado el mundo.

Se sienten merecedores de todo. Mientras que los bloqueados solo se sienten merecedores de la vida de mierda que tienen y creen saber que tendrán.

La vida es una consecución de metas. Pero de TUS METAS. No de las metas que te impongan los demás. ¿O es que porque los medios de comunicación digan que ahora viene una crisis, nos tenemos que quedar con los brazos cruzados y esperar que venga Papa Estado o Mama a que nos acurruquen hasta que pase todo?

Yo no pienso hacerlo ni en esta crisis ni en la anterior que vino. Pero tú decides.

Ponte las metas que quieras. Pero que sean tuyas. Lo que tú quieras.: Aprender ingles, escribir tu libro, emprender el sueño de tu vida y abrir esa empresa que siempre querías, decirle te quiero a esa persona que tiene loco…Lo que sea, pero que sea tuyo.

Estará el mundo parado, pero tú estarás moviéndote, creando tu futuro, estarás avanzando a pesar que el mundo está en punto muerto.

Es hora de cambiar la mentalidad, del “Tengo que hacer esto no vaya a ser que lo que digan los demás…” por una mentalidad de aprendizaje continuo y de curiosidad constante.

Pero por favor, no te estoy diciendo que sueñes en grande, y que lo vas a conseguir aún estando en tu casa recluido. Sino que la productividad no será la misma ahora que cuando las circunstancias están a pleno rendimiento. Eso no lo olvides.

En estos momentos que vivimos, ser productivos es un verdadero lujo. Es fácil llevarnos por la tristeza, el miedo y el estrés. Y ante el estrés, hazte estas preguntas:

.- ¿Qué te provoca el estrés? ¿Ver la televisión? ¿Recibir mensajes con noticias del grupo de amigos de la universidad?

Salte de ellos. Diles que por una temporada no vas a estar. Dile a esa persona que no te mande más mensajes y que te pregunte más cómo estas y menos por las noticias de los demás. Averigua cuál es el botón que hace que tu estrés nazca.

.- Cuidate. 

Date mimos. ¿Dejas que los demás se ocupen de ti? ¿Hace cuanto no ves una pelicula de humor? Es hora aún más que más, de cuidarte. Porque hasta la fecha, seguro que no lo has hecho.

.- Cuida tu desarrollo personal.

Lee, escúchate, quédate en silencio contigo mismo  Escribe nada más levantarte 3 hojas en blanco de lo que sientes sin parar, quédate vacío escribiendo…Haz lo que sea para que tu desarrollo personal en estos momentos se reactive y aumente.

Durante estos días he visto muchos artículos y noticias en televisión en la que nos decían que teníamos que estar haciendo cosas sin parar, tener la mente ocupada, pensamientos positivos y demás happy flowers.

Estoy en desacuerdo, este confinamiento, estado de alarma o putada si quieres llamarlo así, es la oportunidad de poder conocernos, escucharnos y cuidarnos. DE POR FIN ENCONTRAR LA MOTIVACIÓN QUE HAY DENTRO DE NOSOTROS, MOTIVACIÓN QUE NUNCA SE ACABA A PESAR DE LAS CIRCUSTANCIAS.

Tenemos delante de nosotros de nuevo una pizarra en blanco. Mucho de lo que habíamos escrito en ella, se ha borrado. Otras han quedado. Y el hueco que queda, está para que lo escribamos desde nuestra motivación, no desde la de los demás.

La nueva normalidad la escribes desde tu motivación interna, nunca escribirás una línea con huella desde la motivación que llegue de los demás.

¿Crees que seguirás escribiendo algo desde la motivación venida de los demás y no desde tu motivación?

 

Y tú ¿A qué te dedicas?

“El arma más poderosa en la tierra es el alma humana en llamas” decía Marshall Ferdinand Foch

Hoy he hecho una videoconferencia con mi sobrino.  A parte de preguntarnos cómo estábamos, que tal las clases y cómo iba todo, me dice. “Bueno tío, tengo que hace un trabajo para el colegio y nos han preguntado en qué se dedica cada uno de lo integrantes de nuestra familia y la verdad que yo no tengo idea de qué haces”.

Si tuviera 7 años como sus hermanos , le hubiera dicho “Escribo libro, hago conferencias y ayudo a empresas“. Pero con los 11 años que tiene, le he contestado: “¿Sabes por qué me levanto todas las mañanas? Porque hago lo que siento que tengo que hacer. Y a través de libros, consultorias, conferencias o gestión de eventos, son la consecuencia de ser uno mismo siempre en cada acto o acción”.

Se hizo un gran silencio cuando se lo he dicho.  Lo ha ido apuntado, pero creo que no lo ha entendido. Así que le he dicho para. “¿Sabes qué te he dicho?” . Le he preguntado, para responder: “No”.  Resumelo así:  ” Mi tio se levanta de la cama todas las mañanas porque tiene la suerte de ser mismo haciendo lo que le apasiona, que es ayudar a los demás”.

Así me parece que lo ha entendido.

En estos momentos de “reinvención” cometemos un error garrafal.  Confundimos que significa tener un propósito en la vida, con tener una pasión.

La pasión es pasajera. No será la primera vez y ultima que alguna amiga casada me dice, ” Follo más cuando estaba soltera que cuando estoy casada”. O te encuentras gente que les apasiona un “gurú” y todo lo que hacen es parecerse porque creen que es la moda y lo que les hará ganar seguidores y quizá con ello dinero.

Y luego pasa lo que pasa, que en la próxima crisis o recesión, veremos que hacen otras cosas diferentes a las que decían que les apasionaban o se etiquetaban “expertos”:

Por lo tanto estamos viendo, que la pasión es pasajera si no hay un propósito fuerte que la respalde. ¿No me crees? Hagamos un juego. ¿Recuerdas esa persona que te volvías loco de pasión con ella? ¿Recuerdas ese hobbie que tanta pasión le  tenías? ¿Qué son de ellos ahora? Seguramente te habrás olvidado de ellos, los recordarás con cariño pero no quieres volver a ellos o te preguntarás por qué hacia lo que hacia.

Las pasiones van cambiando de posición en función del tiempo. 

Hace años si me hubieran preguntado: ¿Cuál es el motivo por el que trabajas en el mundo de la contabilidad? . Hubiera contestado que mi pasión eran los números, que era algo que se me daba bien. Pero si me hubieran preguntado ¿Cuál era el propósito por el cual me levantaba todas las mañanas?. Hubiera respondido lo que la mayoría de las personas responderían: PARA GANAR DINERO.

A día de hoy si siguiera trabajadno como contable, seguiría sin saber distinguir que es un propósito de una pasión. Pensaria que el único propósito del ser humano es trabajar, callar ante tu jefe y desear que sea las 5 de la tarde para irme corriendo a casa.

Esta no distinción , lo único que provoca que seamos seres humanos sin alma.

Creemos que venimos al mundo a seguir las normas establecidas. A decir SI sin rechistar a lo que diga nuestro jefe o al menos es lo que pone en su entrada. A callar nuestras opiniones , ya que solo hemos venido a ganar dinero para tener una vida considerada como “normal”.

Pero sin embargo, sabe que eres diferente. Sabes que puedes hacer las cosas mejor, que podrías mejorar las cosas. Que podrías generar más impacto del que realizas o realiza tu empresa , pero NO, optas por seguir a los demás, pensando de vez en cuando : ¿PARA QUÉ HE VENIDO A ESTE MUNDO?.

Mis pasiones han ido cambiando con el paso del tiempo, pero mi propósito no.  Bueno las chucherías creo que siempre me gustarán.

El cambiar mis pasiones, pero no mi propósito , me ha convertido en el hombre que soy a día de hoy personalmente y también profesionalmente. 

Según la R.A.E, propósito es “Objetivo que se pretende conseguir“.

Tu propósito es la diferencia que te distingue de todos los demás y el impacto que quieres provocar en cada persona o empresa con la que te relaciones.

Sabiendo estas dos cosas importantes, ahora me gustaría que te preguntarás:

¿Por qué te levantarías aunque fuera sábado y lloviendo? 

¿Por qué mi sueño es tan importante para mi? 

¿Qué te hace diferente respecto a los demás que provoca que siempre que tienen un problema piensen en ti?

Todo el mundo cuando le preguntas, ¿A qué te dedicas? Siempre dicen que son contables, administrativos o parados. Creemos que somos lo que hacemos, cuando en realidad somos mucho más que esas acciones.

Esas acciones son la consecuencia de nuestro propósito. No somos nuestras acciones, somos mucho más que ello, Pero todavía sigo oyendo que nos etiquetamos en función de nuestro puesto de trabajo y no de nuestro propósito

¿Y si dentro de unos meses has descubierto que tienes otra pasión? ¿Y si ya no te gusta ser chef y lo que te gusta ser conector de personas?

¡¡PUES DE PUTA MADRE!!

Pero nunca olvidando que tu propósito.

Por ejemplo yo considero desde el 1 artículo que escribí hasta el día de hoy que estoy escribiendo el 3 libro, han pasado diferentes pasiones por mi vida. Pero siempre han estado relacionadas con mi propósito , que es el acompañar a las personas y a las personas a que vean que otras realidades son posibles y aún más si lo hacen desde su esencia y coherencia. Que es para lo que hemos venido, a ser nosotros mismo y ya está.

Cuando sabes cuál es tu propósito , el faro que te ilumina en la oscuridad y ante las inclemencias que te puedas encontrar, tus pasiones te ayudarán mucho más al crecimiento y beneficio de tu propósito.

Como dijo ayer Margarita Álvarez en un Webinar que realizó: “Somos mucho más de lo que hacemos, Somos lo que sentimos“. Tus pasiones son tus acciones, tu propósito lo que sientes.

¿Y tú a qué te dedicas?

 

Tu historia se reescribe con C de Compromiso

“No hay éxito duradero sin compromiso” dice Tony Robbins

Nuestra historia es un libro que se escribe y reescribe todo los días.

Muchas veces es gracias a sueños que tenemos y hacemos caso. Estaremos escribiendo un nuevo capitulo de nuestro vida dando un paso diferente al que habíamos dado hasta la fecha.

Otras es por gracia o desgracia a una crisis, cuando hemos dejado de escribir nuestro libro y tenemos que volverlo a escribir, ya que el capitulo que estábamos describiendo, ya no nos sirve para nada.

Reescribir tu vida, es complicado, dejémonos de tonterías.

Nos hemos apegado a nuestra vida, sobre todo si nos iba bien. Tenemos miedo, no sabemos que va a ocurrir. Aunque en el fondo no lo digamos, esperamos que sea una pesadilla de la que nos despertaremos y en nada volveremos a nuestra “normalidad”.

Pero te guste o no, las cosas no son así. Tienes que volver a reescribir tu vida.

¿Y ahora qué hago? ¿Qué eso de reinventarme? ¿Qué curso es el que está de moda para salir cuanto antes del paro? ¿Qué será de mi vida?..”. Son algunas de las preguntas que lanzamos al mundo esperando una respuesta, que nunca llega.

Es el primer paso, lanzar preguntas al mundo. El siguiente paso es preguntarle o copiar al mundo a ver qué hacen. Pero eso de escucharnos en silencio, respondiéndonos a nosotros mismos: “¿Qué es lo que realmente me gustaría hacer?” , como que no. Eso se lo dejamos a otros.

La desesperación a la novedad, al futuro incierto y a caminar entre la incertidumbre a la que no estamos acostumbrados, nos hace coger siempre el camino más rapido. O al menos eso creemos.

¿Qué la moda es hablar de marcas personales? Pues allá que vamos. Aunque no hablemos del tema en nuestras redes, pero decimos que lo hacemos.

¿Qué la moda es hablar de marketing online? Pues allá que vamos. Aunque no sepamos que es ni el marketing.

Disparamos a todos los blancos posibles, esperando que alguno nos de la seguridad que en estos momentos no tenemos y deseamos.

Pensamos que así estaremos reescribiendo lo más rapido posible nuestra historia. Una historia cara a los demás, en los que deben darse cuenta que somos diferentes, únicos, cool y que hemos sido unos héroes al recorrer un camino que al igual que los demás, deben o deben estar recorriendo.

Pan para hoy , hambre para mañana.

Ya tengo a mis espaldas unas cuantas crisis personales y profesionales, que me han hecho coger experiencia a la hora de reescribir mi historia. Y seguro que unas cuantas me esperan por el camino.

Muchos aprendizajes me han dado cada una de ellas, pero todas tienen una cosa en común:

EL COMPROMISO.

No nos comprometemos con nosotros mismos.

Si la vida nos está yendo bien, nos comprometemos más con los demás, con el exterior, con los deberías, con la posible repercusión que estamos teniendo y nos despreocupamos por lo que realmente queremos o sentimos.

Y es cuando llega una crisis con nombre personal o profesional, cuando deberíamos empezar a comprometernos con nosotros mismos. Sin embargo, todavía en muchas ocasiones, sigue siendo un sueño ideal lo que comento.

Preferimos comprometernos con un éxito rápido y a corto plazo, que con nosotros y un posible éxito a largo plazo.

Comprometerse con uno mismo requiere esfuerzo y constancia. Y eso no gusta. 

Comprometerse con uno mismo comienza a través de preguntas y respuestas que hasta la fecha no te has hecho ni quieres responder.

Comprometerse con uno mismo es seguir a pesar de la caídas, hacia tu felicidad, hacia tu tranquilidad. En definitiva, a vivir en coherencia contigo mismo.

Nos comprometemos antes con historias que nos llenan de ilusiones, humo y laser de colores, que con nosotros mismos. Cuando si no te sabes comprometer contigo mismo, ¿Vas a saber comprometerte con los demás?

Las historias que siempre nos llegan son las de verdad, las autenticas, las transparentes. ¿Y crees que llegará tu historia que no tiene nada de eso y solo compromiso con el éxito rápido y barato? ¿O crees que tu historia reescrita será de éxito cuando la has reescrito copiando a otro?

Ya te digo yo la respuesta, no te esfuerces: NO.

Nunca dejarás tu huella en este pequeño mundo sino te comprometes contigo mismo.

¿Y por donde empezar?

.- Tu historia la escribes tú.

Así que escucha a los demás. Inspirate en gente que te haga ser mejor. Pero quien tiene que reescribir el guión de tu vida, ERES TÚ.

Y si lo haces copiándote en otras personas, la tinta se irá a corto plazo. Hazlo con tus sentimientos, con tus emociones, con lo que realmente quieres, con lo que sientes. Si haces lo que los demás te dicen, si sigues modas, cada vez que se acaben las mismas, tendrás que volverte a reescribir de nuevo tu historia, copiando a los demás… Pero si lo haces por ti mismo, por tu inspiración, estarás dejando tu marca y eso es algo que perdurará más allá que otras modas pasajeras.

.- El compromiso requiere esfuerzo y paciencia. 

No es una lucha a ver quien llega más rapido. Es una competición contra tu ego, contra el miedo a salirte del tiesto. Una carrera hacia ti msimo , no contra los demás. Y un camino que nunca has recorrido y en el que no tienes el mapa, siempre habrá miedos, caidas y dudas. SIGUE. Lo único que te puedo asegurar que es el cmaino más bonito que nunca recorrerás jamás.

.- No olvides el PORQUÉ lo haces. 

Porqué la vida es una y no hemos venido a ser como los demás, sino a ser uno mismo, pase lo que pase, cueste lo que cueste, es mi porqué.

Nombralo como tú quieras, pero no olvides el porqué te estás comprometiendo contigo mismo ante todo.

.- No enfocarte en lo que NO quieres, sino en lo que SI quieres. 

No queremos el paro, no queremos el futuro que dicen que nos espera, no queremos tener el trabajo que tenemos, no queremos  tal o cuál cosa…¿Entonces qué coño quieres?

Comprométete contigo mismo y con lo que quieres en tu vida, NO con lo que no quieres.

Hablamos que estamos en un momento de evolución, de crear nuevos futuros, pero preferimos creer que comprometiendonos con el exterior, todo será mejor.

Comprometete contigo mismo si quieres un cambio en tu vida, y todo irá mucho mejor.

¿Con quién te has comprometido tú cuando has querido cambiar en tu vida?

 

 

 

 

 

¿Qué es una crisis? La oportunidad que estabas buscando

“En las peores crisis están las mejores oportunidades . Y es cuando tu genio y creatividad te llevan al éxito”.

Hace semanas que no veo el telediario. Me pongo malo. Y además si estoy comiendo, me apetece disfrutar de lo que estoy comiendo. Y no estar oyendo noticias negativas, ya no solo en referencia a la crisis sanitaria sino también a la política, por no hablar de la financiera que nos viene encima.

Crisis financiera, Crisis de empleo, crisis sanitaria...” Estoy hasta los mismos de oír siempre lo mismo. Y aunque no quieras oírlo , te vas a andar por el parque y todo el mundo esta hablando de lo mismo.

No quiere decir que no quiera ver la realidad, que la conozco perfectamente. Pero si siempre estamos oyendo lo mismo, si siempre estamos hablando lo mismo, del miedo al futuro, ¿Qué coño nos ocurre?

Nos deprimimos, cansamos a la gente que pueda estar alrededor nuestro, matamos nuestra curiosidad y con ello nuestros sueños.

Decía Marc Vidal recientemente que mientras en la anterior crisis, Estados Unidos había creado 280.000 empresas tecnológicas para crear el futuro, ¿Nosotros qué estamos hablando?. Quejándonos, lamentándonos y sin dejar de hablar de lo que hará el Gobierno de turno, pero jamás , DE LO QUE DEBEMOS HACER NOSOTROS POR INICIATIVA PROPIA.

No estoy promulgando el mundo emprendedor si no es tu estilo de vida. No estoy promulgando que mandes todo a tomar por culo si tienes responsabilidades que te lo impiden.

PERO SI QUE ESTOY PROMULGANDO UNA REVOLUCIÓN INDIVIDUAL. (Tranquilos han prohibido las manifestaciones según la fase en la que te encuentres).

Deja de quejarte, joder. Y mira lo siento. Pero estamos creando aún más una sociedad quejica que depende de los demás para su felicidad, su futuro y no por ellos mismos.

El tren ha parado para todos. Aquí los influencers no sirven. Aquí los contactos no valen. Y los miles de seguidores que tienes en redes sociales, están igual de peor que tú o más.

Estamos a 0. Te guste o no.

Y te enfrentas a dos opciones:

  • Quejarte y patalear como hacen los niños cuando no consiguen lo que quieren.
  • O pararte, escuchar y poner en modo acción.

Sé que estarás pensando que la segunda opción es la mas dolorosa, la que más esfuerzo te supone y la que más miedo te produce. Así que como el chiste, si te han dado la 1 opción y es la que mejor sientes que está acorde con tus intereses, es la que vas a elegir si o si.

Lo que produce que todo el mundo se esté quejando y nadie hace nada. Esperamos que los demás lo hagan por nosotros. ( Recuerda: no quito importancia a la alarma sanitaria y económica que está y vendrá).

Estamos todos empezando de 0.

¿No es la mejor oportunidad para escucharte por fin? ¿No es el mejor momento para coger por fin tu vida por los cuernos y decir como diría Lola Indigo: “Yo ya no quiero más”? ¿No es el mejor momento para decir BASTA YA y empezar a buscar la vida que uno realmente quiere y sueña tener?

No, parece que no. Parece que solamente es el momento de las quejas, de anhelar tiempos pasados y echar la culpa de todo al Gobierno de turno o al periodista que te cae mal.

Se nos dice que somos un pais solidario, de la leche, pero seguimos repitiendo siempre los mismos fallos una y otra vez.

NO DAMOS UN PASO MÁS DE LO QUE SE ESPERA DE NOSOTROS, DE LO QUE LOS DEMÁS DICEN QUE DEBEMOS DAR. Y así nos va como nos va.

La creatividad de todos estos días, ¿nos acordaremos de ella dentro de unos meses? Ojala que me confunda, pero me parece que no.

Pensaremos que fueron bonitos tiempos, pero que tenemos que olvidarnos de esa creatividad, de esos sueños, porque ahora toca seguir en ése trabajo de mierda que no aguantas al jefe, y bueno si todavía tienes trabajo.

Pensaremos que es algo para recordar, pero que esas conversaciones que tenías por redes sociales durante el confinamientos, esos escritos que hiciste en la soledad de tu confinamiento eran una tontería que gustaron a todo el mundo y que tú sabes que te provocaban una emoción hasta la fecha olvidada. Pero bueno , tienes que centrarte más en el trabajo de mierda que tienes o en la vida tan insípida que llevas.

Siento ser duro, siento ser el ca… que te recuerde muchas cosas. Pero es que luego añoraras lo que has hecho, lo que has sentido y te quejarás de la vida que llevas.  Y antes que pase eso, ¿algo hay que hacer, verdad?

Toda crisis es una oportunidad para parar, ver que hay alrededor tuyo y cambiar de rumbo si es lo que quieres y lo sientes.

¿No querias una oportunidad en tu vida para ser feliz o hacer realidad tus sueños? AQUÍ LA TIENES. Pero es mejor quejarnos de la vida que tenemos ante los demás y para nosotros, soñar cómo sería nuestra vida si diéramos un paso adelante.

Luego nos quejaremos de cómo otra persona ha conseguido salir más airosamente de esta situación.

No se ha reinventado, no se ha sumado a ningún club secreto, SÓLO HA EVOLUCIONADO. Sólo ha visto la situación, ha pensado, a planificado lo que quería alcanzar y lo mejor de todo, ha dado un paso diferente a los demás.

¿Por dónde empezar?

  •  Se sincero contigo mismo. ¿Eres feliz con la vida que llevabas hasta la fecha?
  •  Todos sabemos quien nos hace felices, qué nos apasiona . Deja de focalizarte en lo que NO quieres, y da un paso hacia lo que SI deseas.
  • No te compares con nadie. Te lo repito, todos empezamos de 0. El mundo se ha parado y aunque esperemos que no vuelva a pararse, está empezando a andar poco a poco. No pierdas el viaje.
  • El éxito en este mundo es ser uno mismo. Donde los demás creen que copiar a los demás es sinomino de éxito duradero. Ser uno mismo es el éxito verdadero.

Dejemos de ser los reporteros negativos de nuestra vida venidera, y empecemos a crear titulares positivos para nuestro futuro.

Tienes la oportunidad que querías, de ti depende. Pero luego no te quejes.

 

 

 

 

¡¡La Felicidad es encontrar TU Libertad!!

“La libertad significa la oportunidad de ser lo que nunca pensamos que seríamos” decía Daniel J.Boorstin

El titulo del artículo fue una frase que escuche en el Congreso de la Felicidad Online que realizó durante este semana Margarita Álvarez.

Una frase que ha removido mucho mi vida desde ese instante.

Nos cansamos de oír la palabra felicidad.

Al igual que dicen que todo es marketing y que todo lo que hacemos es puro marketing. Todo es felicidad.

Estamos en la búsqueda de la felicidad. En estos momentos es imposible hablar de felicidad…Mi propósito es buscar mi felicidad… Todo es felicidad.

¿Pero qué coño es la felicidad?

Si entras en redes sociales te dicen que es ser influencer o que alguien te llame crack ( la chorrada más gorda que he oído en muchos años ). Si ves la televisión, la felicidad en estos momentos es un simple abrazo. Si lees los periódicos de economía, la felicidad es la creatividad, tener una marca que nadie olvida y ser un buen líder.

Pero al igual que el refrán “Cada uno es de su padre y de su madre“, la felicidad es igual.

Para cada uno , el concepto de felicidad es diferente.

Uno dirán que son momentos. Otro te dirán que es la sonrisa de la chica que le gusta. Otros te dirán que es el te quiero papa , hasta me han llegado a decirme que la felicidad es tener a una persona esperándome en casa.

Todas las definiciones de felicidad son absolutamente aceptables, respetables y comprensibles, si realmente le hacen feliz a esa persona. No hay que juzgar a nadie si le hace feliz tener una determinada tendencia sexual o comerte una palmera de chocolate todos los días después de trabajar.

Todo es aceptable y respetable.

Pero una cosa que me ha hecho investigar las más de 300 entrevistas que contiene este blog, es la palabra libertad.

Una palabra, que al igual que la felicidad es muy deseada por todo el mundo. Todo el mundo habla de la libertad para todas las personas, pero todos estamos encerrados bajo la cárcel del miedo que nos impide decir abiertamente: SOY FELIZ.

¿Y por qué no te atreves a decir que eres feliz? PORQUÉ NO TE SIENTES LIBRE. 

No te sientes libre a expresar lo que sientes.

No te sientes libre a hacer realidad tus sueños.

No te sientes libre a mandar a tomar por aires a tu pareja y ser feliz por ti mismo.

No te sientes libre porque no expresas tus sentimientos a esa persona que sabes que es la que realmente quieres.

No te sientes libre, PORQUE TIENES MIEDO A SER TÚ MISMO.

Buscamos eso que llaman la felicidad, fuera de nosotros mismos.

Haciendo cursos que dicen que nos sacarán del paro. Teniendo parejas que realmente no nos hacen felices pero aún así, creemos que somos felices, porque es lo que dice la sociedad. Yendo a un trabajo que no te llena y mientras los findes estás haciendo cosas que se te pasan las horas muertas y con unos resultados que ni tú mismo te los imaginas.

Somos esclavos del que dirán, pero aún así creemos que somos libres de pensamiento y acción.

¡¡MENTIRA!!.

Nos pasamos la vida enfrentándonos a lo que no queremos en la vida, cuando en realidad nos tendríamos que enfrentar a lo que SI queremos de la vida.

No vivimos de acuerdo a lo que creemos de verdad, sino a lo que los demás nos “recomiendan” que debemos creer, actuar y sentir. Y eso no es felicidad , eso es aborragamiento.

Yo me enfrentaba a la realidad que tenía delante de mí, cuando en realidad lo que tenía que hacer era enfocarme en mi autenticidad, en quién era realmente yo.  Evitaba que los demás dominaran mi vida, evitaba escuchar lo que sentía, evitaba ser curioso , evitaba ser yo mismo .

Evitamos ser nosotros mismos, porqué le damos más poder al qué podrán pensar, que a nuestra felicidad o paz.

Y eso te lo da la libertad. La libertad de ser uno mismo, siempre y en todo momento.

Me estoy refiriendo a ti. Tú que estás leyendo este artículo. No sé como te llamas pero sé una cosa de ti, no hay nadie como tú ni nunca lo habrá. Nadie tiene el talento que tienes tú. Y si, hasta si tu talento es dormir 12 horas seguidas, te felicito, porque si yo duermo 7 seguidas ya es un triunfo para mí.

Sabemos que tenemos talento. Soñamos y tenemos una imaginación increíble.  Imaginamos con el poder de hacer de nuestra pasión nuestro trabajo, de decirle te quiero a esa persona que lleva años poniéndonos nervioso, de dejar a nuestra relación y por fin ser felices siendo nosotros mismos Pero tenemos miedo a hacerle caso a ese pensamiento, a esa intuición. Tenemos miedo a ser felices, a conseguir el éxito personal o profesional.

La vida es una. Y si no te habías enterado, esta situación nos lo ha reafirmado. Mañana no sé que pasará porqué hoy es lo único que tenemos

Siempre ha sido el momento, pero aún más que más, en estos momentos que estamos viviendo, es necesaria la libertad de cada uno de nosotros. Porque se nos llena la boca de que estamos en un momento idóneo para cambiar el mundo que estábamos viviendo anteriormente, pero si la libertad de cada persona de hacer, de sentir o no hacer, no habrá cambio ninguno.

Yo no lo sabía, pero cierto día de Diciembre elegí mi libertad en comparación a la vida que estaba llevando. Todas las personas que he ido entrevistando, tienen muchas cosas en común, pero una de ellas es la libertad.

Eligieron ser libres para ser felices por si mismos, no dependiendo lo que dijeran los demás, sino por lo que sentían ellos.

¿Se puede ser “preso” del miedo y ser feliz? Yo no lo creo. ¿Y tú? 

 

¿Qué es lo que vas a SER después de esto?

“Ser sincero y fiel a ti mismo define tu autenticidad”

Los seres humanos , somos seres olvidadizos.

Se nos llena la boca hablando de los héroes de los sanitarios. Nos cagamos en todo con la gestión del gobierno o en los que están en contra del Gobierno.  Tenemos miedo a lo que dicen los demás que va a venir con la crisis sanitaria y cuando afirman sin miedo, que va a volver a haber otra repunte de la pandemia. 

Tenemos miedo a salir de casa, a no saber con qué situación nos vamos a encontrar. Por no hablar de los comentarios que oyes cuando paseas por el parque, sobre la irresponsabilidad de la gente, de las distancias a mantener…

Pero yo me pregunto: ¿Nos acordaremos de todo esto dentro de 1 año?

NO. 

El ser humano es olvidadizo. No quiere recordar situaciones que le han supuesto parar, pensar o vivir situaciones a las que nunca se había enfrentado hasta la fecha. 

Dentro de un año, veremos las imágenes del confinamiento , de situaciones que hemos vivimos como sociedad, y lo primero que diremos serás: “¿Ha pasado un año?. Qué rapido pasa el tiempo.”.

Estamos hablando del cambio de paradigma del teletrabajo. Hace un mes era algo bonito, era algo excepcional, ahora que se ha demostrado que trabajas más que cuando estás en la oficina presencialmente. Donde dije diego, digo que no me acuerdo.

Nos olvidamos muy rápidamente de lo que hemos dicho, de lo que hemos soñado y principalmente de lo que hemos vivido. 

No le sacamos ningún aprendizaje Ni queremos sacarlo. 

Leemos muchos libros de desarrollo personal. Hablamos de las experiencias, de la importancia de las mismas para llevarnos al éxito, de escucharnos más ya que gracias a lo que hemos vivido nos está diciendo qué estamos haciendo mal o qué debemos aprender.

Mucho leemos PERO NO HACEMOS NI PUTO CASO.

Hace unos días me preguntaba Margarita Álvarez, en una de las Chocolate Rojo Talks. “¿Qué te vas a llevar de estos 50 días confinados”.

Respondí: “Las conversaciones con uno mismo, El parar y ver a mucha gente a mi lado que pensaba que eran de una manera y no era así. Así como las sorpresas de algunas personas especiales”

Podría haber dicho que estoy haciendo durante esta época o los sueños que tengo que estoy emprendiendo. 

Todo el mundo habla del HACER, del transformar, pero nadie habla del SER NOSOTROS MISMOS.

Y me llegó anoche a través de la cuenta de Andy Stalman, un meme que se ha convertido en el titular de este artículo y filosofía de vida. 

Yo no hago lo que no soy. Yo no hablo de cosas que quiero hacer sino me motivan. Yo no hago cosas con las que no estoy de acuerdo…Pero aún se nos llena la boca con hacer cosas en la sociedad, que si preguntamos a la gente si creen en esas cosas que dicen, muchos dirían: “Ni idea de qué estoy hablando, pero es que es la moda y suena muy bien mientras..”

Somos lo que vivimos pero también, lo que no queremos recordar, lo que queremos olvidar. 

Lo dije en anteriores artículos, la sociedad quiere cambio, pero si no empezamos por uno mismo, sino somos nosotros mismos quienes lideramos el cambio a través de lo que hacemos, todo quedará en nada.

Antes de hacer , hay que SER. 

Hay está el verdadero cambio del ser humano y con ello de la sociedad. Mientras tanto, todo quedará en puro humo e ilusionismo.

Y cuando eres tú, harás mucho más que los demás. Harás lo que sientes que tienes que hacer, digan lo que digan los demás , dejando atrás modas. 

Si haces algo, que no eres, eso se llama INCOHERENCIA, POSTUREO y el resultados te seguro que no será muy duradero, de un impacto más allá que lo que dure la moda en cuestión. 

Vamos a ser sinceros: ¿Cómo va esos propósitos que hiciste hace unos meses, a principios de año?

Si no los has alcanzado o ni siquiera has empezado, es que no estaban en consonancia contigo mismo. Con tu ser. Pero aún así seguimos adelante, porque tenemos miedo al qué dirán, si creen que somos unos cobardes o cualquier otra vergüenza.

Deja de desear. Empezarás a hacer, cuando empieces a ser.

Cuándo tú eres tú, no te importa lo que digan los demás. No consideras un fracaso no haber conseguido algo, sino que APRENDES DE ELLO.  Y no olvidas todo lo que te ha supuesto una experiencia o aprendizaje.

Así que te lo vuelvo a preguntar:

¿Qué te gustaría recordar/llevarte de todo lo que estamos viviendo?

Ojalá que entre tus respuestas este: “Empecé a ser yo mismo por fin“.

¿Y tú que te llevarás de todo esto?