¡¡No duele la verdad. Lo que duele es…!!

“Quien huye de la verdad acaba tropezando con ella”

No nos duele que nos digan la verdad, nos duelen las posibles consecuencias.

No nos duelen los resultados de un informe de los consultores sobre nuestra empresa, nos duele lo que pueda suceder después.

No nos duele que leamos cosas que hasta ahora no habíamos leído, nos duele que quizá estén en lo cierto y hayamos estado perdiendo el tiempo con cosas que nos lo hacían perder.

No nos duele que nos digan que nos han sido infieles. Nos duele no saber si sabremos vivir después del duelo sin esa persona. Si las cosas habrán cambiado ya para siempre.

No duele que nuestra madre nos recrimine una actitud, tenemos miedo a descubrir que quizá tenga razón y nuestro ego se vaya al garete.

La verdad no duele, duelen las consecuencias.

Luchamos contra las Fake-news, noticias falsas. Queremos personas a nuestro alrededor que nos digan la verdad, que no vayan con rodeos. Dirigentes y profesionales que siempre nos muestren la realidad tal y como es…

En definitiva, promulgamos por la verdad, pero no queremos ni verla cuando la tenemos en frente.

No queremos verla, porque hasta esa fecha, estamos hechos de nuestras creencias, experiencias, consejos recibidos por terceros y nuestro ego.

Si nos dicen que las cosas no son como creemos, que nos hemos estado equivocando durante mucho tiempo,… en definitiva que hay otra realidad de la que nos imaginábamos, empezaremos a vivir un proceso no muy bonito.

Empezaremos a Negar la situación. Creemos que lo que nos están diciendo es mentira. Que lo hacen para reírse de nosotros. Enarbolaremos la bandera de los consejos que nos dio esa persona tan importante para nosotros, como el escudo del Capitán América lo salva de las balas.

Nos taparemos los oídos, diremos que no queremos oír algo que es mentira. No queremos ver la realidad. Una realidad que es una más, como personas hay en el mundo. Pero por no quererla ver, oír o sentir, estás perdiendo una oportunidad de ver más allá de tus narices.

Pero reconocer que nos hemos equivocado o que quizá la otra persona puede tener razón, está considerado en esta sociedad, como mostrar debilidad.

Debilidad que está relacionada con los sensibles, con los débiles y con el principio de que todos los demás se aprovechen de ti, que tu posición se debilite porque vean que eres sensible o muestres tus emociones.

Ante esa posibilidad de “perder puntos” ante nuestra gente, preferimos negar la mayor, que al menos “abrir un poco los ojos” y ver que hay detrás de lo que nos dicen.

Queramos o no, estamos rodeados de gente. Personas que tienen su propia realidad. Realidad que es diferente a la nuestra. Y en la diferencia está la variedad, riqueza y avance.

Abrir los ojos no quiere decir que hayas estado perdiendo el tiempo hasta ahora. No quiere decir que ya no vas a saber quién eres a partir de esa noticia. No quiere decir que tu empresa se vaya a desmoronar desde esa noticia.

Es un punto final a una situación y la bienvenida a nueva situación. Lo sé, los cambios no son “cool”.

Tanto a lo largo de los casi 1.000 artículos que llevo ya, los dos libros escritos, (principalmente en Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo) conferencias, creación de marcas, me he dado cuenta que cuando dices lo que sientes, (sin faltar el respeto a nadie), al principio te ven como alguien gracioso, pero cuando ven que la cosa va en serio, ya no gusta tanto.

Mostrar que es hora de “mover” la rutina que hemos estado llevando, ya que no está dando los resultados que creíamos que nos iban a dar para siempre, pica.

Me rio de programas como el de “Pesadilla en la cocina” que tenga tantos seguidores. Nos reímos de lo que le pasa, de lo asqueroso que esta la cocina, de los platos que sirven. Pero cuando quien está a tu lado le preguntas ¿Tú te apuntarías a un programa así?…Entre aspavientos, siempre la respuesta es, mientras se apaga la risa de ver el programa, “Ni loca”.

Si cada 4 años tenemos que pasar la ITV con nuestro coche, yo impondría que cada cierto tiempo en nuestras empresas y en nuestra persona, tuviéramos “huracanes” que nos enseñaran la verdad de lo que estamos viviendo.

Ojala no tuvieras nada que cambiar. Pero aunque nos vayan bien las cosas, siempre pensamos en algún momento del día: “Ojala pudiera cambiar tal o cual cosa…”

Un huracán de escala 9,4, llamado “otra realidad a la que tú estás acostumbrado”, trae más beneficios que perdidas.

  • Te hace encontrarte contigo mismo. La rapidez, el aparentar, el alcanzar resultados, nos hace crearnos un papel que tenemos que contentar durante todo el día. ¿Pero realmente sabes quién eres? La verdad u otra realidad, te hará ver que quizá no eres quien dices ser.
  • Otra realidad no es creer que hemos perdido el tiempo. Hemos aprendido, hemos disfrutado, hemos vivido. Pero ahora la vida, te está diciendo que es el momento de hacer las cosas de otra manera hasta ahora realizadas.
  • Abrirse a otros mundos, es descubrirse uno mismo. Existe la posibilidad descubrir talentos que tenias dormidos porque estabas haciendo lo mismo de siempre. Es la posibilidad de descubrir que eres más de lo que creías que eras hasta la fecha. Es siempre la oportunidad de crear, de ser creativo.
  • Una nueva realidad, es una nueva oportunidad. Eso que tanto buscabas pero que tanto miedo te daba que fuera realidad.

Como vemos, no duele la verdad. No duele que nos muestren otra realidad, creemos que nos va a doler lo que hay detrás de ese momento.

Y como hemos visto, todo depende de la actitud con lo que la afrontemos. Demos una oportunidad y descubramos que hay detrás de ese miedo.

¿Y a ti que te duele más? ¿A qué tienes miedo, a la verdad o a lo que pueda venir después?

Anuncios

¡¡Small Data. No te alimentes sólo de datos!!

“Los pequeños detalles hacen grandes momentos”.

Quiero contarte 3 situaciones y luego te digo que tienen en relación.

.- Tras varios retrasos sin justificación alguna, se responde de forma airada a un nuevo retraso. Pensando que era una forma de dejadez, tras preguntar qué pasaba, recibimos la misma respuesta de siempre, excusas.

.- La falta de anillo continuado, de una persona que lo llevaba con orgullo.

.-Una bolsa nos hace creer que tiene problemas de alimentación una persona.

Pensarás que no tienen nada en común.

Un retraso, un anillo y una bolsa. Más bien parece un chiste, pero no son así las cosas.

Vivimos en un mundo, donde los datos dejamos que nos dominen.

El 30% de los españoles hacen tal cosa… El 4% de los chicos prefieren el brócoli a la lechuga…el 65% de los españoles no ha leído un libro durante el ultimo año.

Más y más datos, que hace dividir a la sociedad en un bando o en otro. Creemos que si actuamos en función de los datos que nos expongan, tenemos que ser de una manera u otra.

Y de ahí no nos podremos salir, porque creemos que nos están dando la clave del éxito.

Ya nosotros mismos, aceptando esos datos, nos estamos encasillando y  lo peor, aceptamos que nos encasillen.

Creyendo que somos de una manera, que han determinado unos números, nuestra suerte, nuestra vida, ya está echada.

Actualmente se dicen que a través del “Big Data”, el proceso de recolección de grandes cantidades de datos y su análisis, nos ayudará a encontrar soluciones ocultas, patrones ocurrentes… En definitiva que casi gracias a los datos, podremos crear y elegir todo en la vida.

Sé, que el Big Data, está ayudando a muchos campos en la sociedad, como que también se han creado nuevas empresas que están ayudando a la misma.

Puede ayudar a determinar qué jugador tiene un mayor porcentaje de tiro, que producto se vende mejor en determinados países o con que frecuencia determinado tipos de personas van a hacer o no una acción.

Nos ayuda a descubrir, como bien dice la definición, cosas que se nos habían pasado por alto o no sabíamos.

¿Pero es que la vida son sólo datos? ¿Dónde quedan aquí los pequeños datos, las pequeñas acciones, las miradas?

¿O es que lo que determine unos datos, YA ES LA VERDAD ABSOLUTA?

Vamos por la vida generalizando.

Vuelve a leer de nuevo los 3 casos que al principio te he comentado. ¿YA? Si hubiéramos generalizado, hubiéramos pensado, que es lo que hubiéramos hecho, que:

.- Que la persona, llegaba tarde a nuestras reuniones, por dejadez, por inconsistencia, cuando en realidad la causa era otra que nosotros no sabíamos y mucho más importante.

.- La falta de anillo, era por problemas con su pareja y necesita la escucha de una persona amiga. No cosas raras.

.- Y una bolsa determinó, que no era falta de dinero de esa persona, sino problemas más importantes.

Pero generalizando, ya hubiéramos pensado que era un desagradecido, un maleducado, que no tenía dinero,

Vamos por la vida, exponiendo nuestras ideas en función a estadísticas, a lo que nos han dicho los demás , lo que dicen los medios de comunicación…en definitiva a creencias basadas en nuestra propia experiencia o “adoptadas” de los que nos rodean.

¿Dónde quedan las emociones? ¿Dónde quedan los pequeños detalles? ¿Dónde quedan las preguntas a la persona antes de exponer una conclusión? ¿Y la inteligencia visual?

Por lo que se ve, en ningún lado.

Vuelvo a repetir, para los extremistas del Big data o alguno que se sienta ofendido no sé por qué, que al igual que en la vida, en todo lo demás, no podemos expresar nuestras opiniones, discriminar a las personas, en función simple y llanamente de números o una explicación a una operación aritmética.

La vida, las personas, son mucho más que un dato.

Los números mienten mucho, sino que se lo digan a los americanos cuando pensaban que iba a ganar Hillary Clinton y pasó lo que pasó, la noche de autos.

Vemos, pero no observamos. No prestamos atención.

No observamos los cambios de las personas en cuestión a su vestimenta, a sus accesorios, a su forma de expresarse, etc… Una vez vista una persona, ya creemos, que para siempre, la veremos igual.

Las cosas cambian y no siempre somos iguales.

Fijarnos en un simple detalle, puede cambiar la opinión y la decisión.

Hablo de cómo cuando vamos al museo. Vemos los cuadros. Nos asombramos, les hacemos 200 fotos para subirlas a nuestras redes sociales, y luego si nos preguntan, si nos acordamos de tal o cual detalle, respondemos, encogiéndonos de hombros

¿Por qué?

Porque pasamos de largo ante todo. Lo vemos, pero no lo observamos. Perdiéndonos mucha información mientras tanto.

No hay dos personas que vean las cosas de la misma manera. ¿Por qué tenemos que generalizar todo a través de un dato?

La realidad es muy rica en matices. Ya que cada uno la ve de manera diferente en función de sus emociones, de experiencias pasadas y en función donde pongan su foco o atención. Pero la moda ahora es aglutinar datos pensando así que TODOS pensamos de esa misma manera.

Hay una frase que dice “La belleza importa sólo los primeros 10 minutos, después debes tener algo más que ofrecer”. Me lo dijo uno de los participantes durante el estudio para “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo”.

Y es la verdad, la diferencia entre dos marcas, es un pequeño detalle. Es la forma de ver la vida , de cómo tratar a la gente, de ver con otros ojos un producto ya creado.. No un número.

¿Dónde se quedan las personas que no están integradas en esos datos que se explican? ¿No estaremos impidiendo que la gente y las marcas piensen por ellas mismas creyendo que un dato es la clave del éxito? ¿No existen más condicionantes que estamos pasando de largo? ¿Dónde quedan las emociones y el presente en el Big Data?

Lo pequeños detalles y más, los pasados por alto, siempre marcaran la diferencia.

Si queréis conocer más sobre este tema, os recomiendo el libro de “Small Data. Las pequeñas pistas que nos advierten de las grandes tendencias”

 

José Luis Cordeiro: “Si podemos vivir más y mejor, es un problema bueno”.

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mí es un placer presentar a José Luis Cordeiro.

Leemos a diario artículos en el que nos hablan de la revolución digital, que si los robots nos van a pagar la pensión o cómo será el mercado laboral dentro de 5 años.

Tenemos miedo a los avances que estamos viviendo, pero en el fondo también queremos saber a qué nos podremos enfrentar.

En una sociedad en el que la esperanza de vida, ya supera mucho más allá los 80 años y en un país, el nuestro cada vez más envejecido, ¿Qué pasaría si fuera posible en apenas unas décadas poder decidir si morimos o no? ¿Qué pasaría si conociéramos que podría ser la muerte opcional hacia el 2045?

Estas preguntas lanza el Doctor Cordeiro en su libro “La muerte de la muerte” junto a David Wood.

Hace unos días tuve el placer de poder conversar con él, teniendo la oportunidad de preguntarle estas y otras cosas más, que transformaran a nuestra sociedad, vida personal y profesional con este avance.

Un tema disruptivo, un tema candente, al que quería darle cabida en esta sección .Sé que va a ser una de las entrevistas más controvertidas y radicales hasta la fecha. Pero es un tema que tenemos que tener dentro de nuestras conversaciones.

Muchas gracias José Luis, por mostrarnos a toda la humanidad un tema al que en el día de hoy ni prestamos ni la atención, que se merece. La ciencia ficción de hoy es la ciencia real del mañana. Podéis conocer más el trabajo de José Luis a través de  Facebook.

.- ¿Qué motivo hay para vencer a la muerte?

Éste ha sido el principal sueño de la humanidad.

En el libro lo reseñamos, que la primera hora en la historia de la humanidad es la Odisea para ser Inmortales, datada hace más de 5.000 años y de Mesopotamia.

Pero también en Egipto, los faraones querían ser inmortales. Los emperadores chinos de los guerreros terracota querían ser inmortales.

Es el sueño de toda humanidad. Y de él nacen todas las religiones. Ya que lo que ofrecen es una inmortalidad. Pero hasta ahora era una inmortalidad espiritual.

Sin embargo, gracias a la ciencia y la tecnología podemos tener inmortalidad física, que es lo que siempre hemos querido. O gran parte de la humanidad.

.- ¿Cómo definirías al ser humano, tras vencer a la muerte?

Yo creo que seríamos más humanos.

Vamos a ser más longevos, más inteligentes y vamos a vivir en un mundo mejor.

Yo creo que el envejecimiento y la muerte es lo más terrible que le ocurre a los humanos y es el gran desafío de la humanidad.

Cada día mueren más de 150.000 personas. De las cuales, 2/3 mueren por envejecimiento. Pero es que en los países europeos, como por ejemplo en España, el 90% de las personas que mueren lo hacen por el envejecimiento.

Si no hay envejecimiento vamos a detener gran parte del sufrimiento

.- ¿Se tienen que empezar a reinventar la empresas de cremas para el envejecimiento?

No solamente se tienen que reinventar las empresas que me has comentado, sino todas. Porque vamos a vivir jóvenes indefinidamente. Sin embargo claro que se seguirán usando cremas como para el sol, para la playa, la montaña…

Pero no solo van a seguir existiendo esos productos, sino también muchos más productos. Ya que no quiero la extensión de la vida, sino la expansión de la vida.

Extensión es vivir más años, y la expansión es meterle más vida a los años

.- Se nos habla de libertad, ¿Seremos realmente libres teniendo esta opción de darle muerte a la muerte?

Yo creo que es una opción adicional y que te va a dar más libertad. Mientras más opciones tenemos, más libres somos.

Yo no estoy en contra de las personas que quieren morir, ni en contra de la muerte misma.

Las que quieran morir, podrán hacerlo. Esta opción de darle muerte a la muerte, no es obligatoria. Así como cambiar de opinión a la edad de 100 años, 200 años o 300 años.

Pero lo que nosotros estamos trabajando es en la longevidad indefinida joven, no en la longevidad indefinida viejo. Ya que no queremos vivir para siempre viejos. Ya que lo que queremos es vivir siempre joven y por el tiempo que uno quiera.

Es la idea de la longevidad indefinida joven, que yo creo que va a ser muy popular. Porque si uno puede estar joven, va a estar bien, no va a estar enfermo.

.- ¿Alguna contra tiene darle muerte a la muerte?

Lo primero que quiero comentarte David, es que hay que distinguir entre los problemas buenos y los problemas malos. Y éste para mí es un problema bueno.

SI podemos vivir más y podemos vivir mejor, es un problema bueno

En el Imperio Romano, la expectativa de vida era sólo de 25 años. Podrían pensar que si pudieran morir a los 50, a lo mejor sería el colapso del Imperio ya que a lo mejor no tenían recursos para alimentar a todos.

Pero a día de hoy, después de pasar de expectativas de vida de 50, 70 años, estamos en más de 80 años y esto es positivo.

.- ¿Qué cambios habrá en el mundo empresarial con esta forma de vivir?

No habrá generaciones como nos gusta etiquetar, sino que solamente habrá seres humanos . Seres humanos en buenas condiciones físicas.

A día de hoy, no hay tanto racismo y sexismo en el trabajo, conviviendo hombres y mujeres de diferentes razas, orientaciones sexuales y edades, pero las compañías no quieren viejos.

Pero si podemos hacer que la gente sea joven, la gente puede seguir trabajando más tiempo. Con ello se crearan más actividades y en buenas condiciones.

La principal causa de sufrimiento de la humanidad es el envejecimiento. Es el enemigo común. Pero se nos hace pensar que son los terroristas, el cambio climático, los dictadores, sino que es el envejecimiento. Como ya te he dicho antes, la mayoría de las personas en los países avanzados mueren por envejecimiento y eso es lo que hay que detener.

Es un imperativo moral. Y por eso nosotros  defendemos el rejuvenecimiento como la prioridad ética de la humanidad.

.- ¿Cómo se transformara la felicidad a través de estos avances?

Pasaremos de una felicidad dependiendo de las circunstancias, de consecución de éxitos, de la opinión de los demás, a una felicidad más interior. Y además por eso te comenté, que pasaremos de la extensión de la vida a la expansión de la vida.

Tendremos más cantidad de vida, pero tendremos más calidad de vida. Y las dos cosas son posibles.

.- Dentro de 25 años, ¿Qué nos dirás?

Me gusta siempre decir que yo no pienso morir sino también el co-autor del libro, David Wood, fundador del primer sistema operativo para teléfonos inteligentes.

¿Y por qué no vamos a morir? Porque vamos a tener las tecnologías para el rejuvenecimiento y por eso decimos que en 30 años, pensamos en ser más jóvenes que hoy. No más viejos, sino más jóvenes que hoy gracias a los avances en ciencia y tecnología.

.- ¿Qué cambios sufrirá la sociedad con estos avances? ¿Seremos más humanos?

Claro que vamos hacia una sociedad mucho más humana. Vivir más y mejor es mucho más humano.

Pero desde el punto de vista qué es la humanidad y qué somos los seres humanos, que yo definiría de una manera muy corta, “Los humanos somos animales con tecnología”.

A diferencia de los otros animales, nosotros usamos la ciencia y la tecnología para vivir más y mejor.

La tecnología para mí, nos vuelve más humanos. Aunque haya personas que dicen que es al revés. Si no tenemos tecnología, somos básicamente animales. Sin tecnología no llegaríamos a los 15 años de expectativa de vida.

Al tener tecnología, somos los únicos animales avanzados gracias a ella.

Imagínate qué seríamos sin el fuego, un gran avance tecnológico de hace más de 500.000 años. Avance por ejemplo que no tienen otros animales como la escritura, la rueda… haciéndonos distintos respecto a ellos.

Y estos avances nos hacen vivir más y mejor. Esto es como el amor, porque tienes que decirle siempre a tu pareja que le quieres más que ayer pero menos que mañana. Y con la tecnología pasa igual, vivimos mejor que ayer, pero peor que mañana.

.- ¿Qué le dirías a aquellas personas que tienen miedo a morir?

No solamente hay gente que tiene miedo a morir, sino que también hay gente que se mata, que se suicida, que es algo mucho peor. Hasta hay niños que lo hacen.

Y esto es muy doloroso, porque no hay nada más hermoso que la vida. El hacer más, el innovar, el crear, vivir más y mejor.

Yo les diría que el mundo está lleno de posibilidades. Y es tremendamente terrible sino hacemos uso de ellas.

Por lo tanto yo siempre creo que hay que ver el mundo como un vaso medio lleno , no como un vaso medio vacío.

Claro que hay problemas en la vida, pero nosotros somos lo suficientemente inteligentes para crear nuevas posibilidades, oportunidades.

Vivimos en un tiempo mucho mejor que en el pasado, pero mucho peor que hoy. Y a los que piensen que la cosa es mala, tranquilos, se va a poner mucho mejor en el futuro.

.- Si tuvieras la oportunidad de poner en una valla publicitaria lo que quisieras, ¿Qué sería?

Vivimos en tiempos increíbles. Entre la última generación humana mortal y la primera generación humana inmortal.

¿Dónde quieres estar tú?

.- ¿Qué has aprendido del José Luis de hace 20 años que nunca olvidas?

Hasta hace 20 años era para mí impensable la inmortalidad, por varias cosas.

Cuando eres más joven, uno se preocupa menos de la muerte. Pero por otro lado no existían avances tecnológicos, no se habían rejuvenecido a los ratones, a otros animales.

Lo que hace 20 años era una locura, hoy es posible. Y aunque a mí me llaman de charlatán, mentiroso y de loco, yo siempre estoy tranquilo, ya vamos a ver juntos los próximos 20 años lo que va a suceder, ya que estas cosas de las que hablo, van a ocurrir.

La ciencia ficción de hoy, es la ciencia de mañana. El mundo está cambiando exponencialmente. Vamos a ver más cambios en los próximos 20 años, no que en los últimos 20 años, sino que en los últimos 2.000 años. Ya que estos avances se están acelerando a un paso enorme.

.- ¿Qué piensas de la gente afronta estos avances con una mente cerrada?

Yo me siento, como mi co-autor, así como toda la gente que está investigando estos temas, nos sentimos en el lado correcto de la historia. Porque no hablamos de que estos avances llegarán en 50 años o dentro de 1 siglo, sino que estoy hablando de 10 años y menos, estaremos viendo cambios impresionantes.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

Mi felicidad es vivir más y vivir mejor. Y creo que hacia allá vamos. Ya que viviremos más y mejor, yo quiero hacer aún muchísimas cosas en la vida, aprender otros idiomas, conocer otros países y seguramente otros planetas.

El universo está lleno de multi-oportunidades.

.- ¿Qué seriamos sin la curiosidad?

Es muy bonito ver a los niños. Preguntan sin parar. Lamentablemente el sistema educativo actual coarta esta curiosidad y castra la parte de la curiosidad de los niños.

Tenemos que tener un sistema que nos haga más abierto a los cambios y visualizar todas estas posibilidades que se acercan.

.- Una reflexión a los lectores del portal

Es un nombre maravilloso para tu portal, David. Porque nosotros estamos iniciando la primera generación de humanos inmortales, en un mundo mucho mejor

 

 

¡¡Un Employer Branding de verdad!!

Ir juntos es comenzar. Mantenerse juntos es progresar. Trabajar juntos es triunfar” decía H.Ford

Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico e industrial, en una época, grupo social, etc…” según la R.A.E, es lo que denominamos Cultura.

Según la empresas que he estado estudiando para “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo” su definición podría ser algo así como: “Como los niños, para tenerlos contentos y nos saquen el trabajo que les damos chorradas para tenerlos contentos y sin rechistar, porque si no saben que lo que les espera es la lista de desempleo, pues si así nos sacan el trabajo, probemos”.

Te podrá parecer muy fuerte, pero te aseguro que fue la contestación fuera de micrófonos, de uno de los empresarios más importante de mi ciudad. Y además muy joven.

Como en el tema de la Marca Personal, los resultados que salieron a la luz estudiando el Employer Branding en las empresas, destilaba que iba por el mismo camino. Hacia la prostitución de una herramienta útil y necesaria, Considerado como el algo liviano que se implanta para tener a la gente contenta pero que no se cree en los resultados que pueda producir.

Vivimos en una sociedad de quejas y victimismo constante. Con los medios de comunicación solo nos producen “dolores de cabeza” tras ver siempre malas noticias. Nuestros vecinos siempre nos dicen que su vida es mala. Nuestra familia se queja del poco tiempo que tienen o nuestros compañeros de trabajo por el trato que recibe de sus superiores.

A través de diversos estudios, se determinó que era importante tener motivados a los trabajadores. Con ello aumentaría su productividad, compromiso y con ello la cuenta la de resultados de la empresa.

Pero hecha la ley, hecha la trampa.

Si con 4 cosas, un color diferente en las paredes, con frases de Paulo Coelho en las paredes, así estarán contentos y producirán más de lo que estaban haciéndolo hasta la fecha, ¿Dónde hay que firmar?

Vivimos en una sociedad en la que nos impulsan que hay que estar motivados en niveles estratosféricos y sonriendo, porque si no seremos tildados de raros, tristes y orientados al banquillo del desempleo o denostado por la sociedad como “diferente”.

Así que transformar las oficinas, ponerla de colores alegres, darle pizza al equipo cuando han conseguido unos resultados “imposibles” o darles una caja de viandas cada aniversario, se ha convertido en una MODA que causa furor entre los líderes empresariales.

Muy bien has leído, se ha convertido una MODA cuando en realidad tendría que ser una TENDENCIA que transformase de verdad la realidad de la empresas, y no en algo que será pan para hoy y hambre para mañana.

Siempre nos quejábamos que el dinero y los títulos eran una motivación extrínseca del ser humano, con la que pensábamos que así estarían motivados y nosotros, como jefes, tranquilos que nunca más se va a producir ninguna revuelta y la cuenta de resultados irá en aumento constantemente. Pero ahora creemos que teniendo un lugar bonito para ir a trabajar, sillas cómodas y pizza los viernes, estaremos y estarán contentos nuestros compañeros.

A ver señores radicales del Branding, no estoy diciendo que la cultura empresarial no funcione “en algunos momentos” a través de esas herramientas. Conozco empresas que si lo hacen de verdad, pero también conozco muchas que se han subido al carro del Employer Branding, para “calmar” las aguas y a ver si así hacen lo que el CEO desea en todo momento y sin rechistar.

Puedes estar contento por la pizza, puedes estar encantado de la vida por haberte ganado el viaje a Benidorm (con todos mis respetos a Benidorm) tras haber superado al departamento de al lado… ¿Pero esa motivación es consistente y duradera? ¿Durará en el tiempo ese amor por el color de las paredes? ¿Nos cansaremos de la pizza del viernes? ¿O es mejor una hamburguesa? ¿Se les permite de verdad que desarrollen su potencial? ¿O lo utilizamos para RETENER aquellas personas que consideramos con talento y no vean nuestras debilidades?

¡¡Seguimos sin distinguir que es voluntad de una persona y la motivación de esa persona!!.

Para que no se convierta en una moda pasajera y produzca resultados DE VERDAD para tu empresa, hay que tener siempre presente estas preguntas, que Rubén Turienzo lanzaba recientemente en una conferencia.

¿Vamos allá?

.- ¿Te conocen?

Ya no sólo te tienen que conocer tus posibles clientes o proveedores. Ya no sólo te tienen que conocer la competencia o los medios de comunicación de tu ámbito para que sepan quién eres, qué haces y cómo lo haces. No solamente tienes que estar hasta en la sopa, porque si no te conocen tus trabajadores, ¿Qué estarás haciendo? El papel de CEO egoico.

El líder, el bastión de la cultura empresarial que quieres implementar, en la que crees, tienes que ser tú mismo. La gente tiene que verte, tiene que sentir que puede hablar contigo, que eres el mismo reflejo de lo que dices o bueno, dice tu Director de la Felicidad.

Tú tienes que ser tu propio embajador de lo que propones, pero no cara a los demás, sino empezando por tus trabajadores.

.- ¿Te entienden?

Muchas veces tenemos ideas increíbles. Bueno nuestro ego dice que son increíbles. Creemos que hemos inventado el fuego. Que el premio Nobel de la creatividad e innovación ya tiene nuestro nombre.

¿Y qué ocurre cuando explicamos la idea que queremos implantar? Que solamente conseguimos silencios o dudas. ¿Qué ha ocurrido?

Que no hemos seguido llegar a explicar de forma SIMPLE y COHERENTE, cual es nuestra idea de cultura, nuestra idea.

Las cosas simples siempre son las más fáciles de implementar y las que mejores resultados dan. Deja de hacer caso a tu ego y más a tu corazón, por favor.

.- ¿Te recuerdan?

Como decía anteriormente, las cosas más fáciles son las que llegan más rápidamente al corazón y se quedan allí para siempre.

Estamos hechos de emociones que recuerdan a experiencias. Experiencias buenas como las malas. Pero por mucho que hayas hecho muchas buenas, haces una mala, esa confianza se irá al traste.

Si les mientes, si ven que lo que dices no es lo que haces, si lo que haces es “ocuparte” de tus trabajadores, para que estén callados pero no te “pre-ocupas” de ellos de verdad, te aseguro que el “chiringuito” se te irá muy rápido abajo, por mucha pizza que les des de vez en cuando.

La cultura se ha de impregnar TODOS LOS DIAS en todas y cada una de las acciones. NO exclusivamente por un cumpleaños, el cobro de los bonus anuales o la inauguración de la nueva sede.

Porque la gente siempre recuerda más un fallo, que por muchas fiestas que hagas.

.- ¿Se sienten parte?

Si quieres que tus trabajadores sean los “embajadores” primeros y principales de tu marca, no solamente tienes que ser tú quien la lidere, sino que tienes que aparte a un lado, cuando empiece a funcionar y que sean ellos quien la mejoren, quienes la impulsen, la rediseñen en los fallos que tenga. Que sea algo orgánico, que se sientan que forman parte de ella.

Como creas que es algo estable, inamovible, y que ellos no tienen ni voz ni voto, que no pueden aportar ideas…DESPIDETE DE LO QUE PROMULGAS O QUIERES PROMULGAR SURTA EFECTO O CONTRATA A OTRO EQUIPO ENTERO NUEVO.

.- ¿Les das voz?

Por mucho que les pongas un menú para que coman sano, una máquina expendedora de fruta o los viernes te los lleves a jugar a los bolos, si hay un problema y no son ni voz ni voto, te lo vuelvo a recordar, el “chiringuito” de una nueva cultura empresarial con la que se te llena la boca, será algo que nadie creerá.

.- ¿Eres valiente?

Igual que en el Branding, con la Cultura empresarial, tenemos que ser valientes. Ya vale de hacer lo que los demás hacen. Ya vale de comprar la misma máquina que tiene Google, el mismo color de pared que tiene Uber o llevar a los mismos conferenciantes todos los años que lleva la empresa del Ibex de moda.

Hay que ser valientes. No lo que para uno sirve, vale para todas. ¿O es que a un americano le importa lo mismo que a una persona latina? Para nada.

SI queremos distinguirnos de los demás, SI queremos que se sientan orgullosos de nosotros. Hagamos las cosas diferentes, porque si no seremos uno más, te lo aseguro.

Esperemos que no se convierta una moda el Employer Branding, que en vez de alentar y ayudar a los trabajadores, se convierta en una cosa más que asquee a los mismos y no crean en el poder transformador que puede llegar a tener.

Podéis adquirir “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo” a través de este enlace.

 

 

¡¡El lado oscuro de todo sueño!!

No es oro todo lo que reluce” Proverbio

Me encanta como disfrazamos la realidad según nuestros intereses.

Nos impulsan a emprender nuestros sueños, porque así saldremos del desempleo. Nos impulsan a tener una marca, porque así encontraremos trabajo, nos impulsan a ser diferentes porque es la única forma de encontrar el éxito pero luego nos dicen que no nos salgamos de la línea roja, porque los demás nos tildarán de locos, raritos y eso no es “cool”…

¿Nos aclaramos señores?

Pero también hay otra cosa de la que no te hablan y mira tú por dónde, a mi me apetece hablar de ello.

¿El camino de emprender un sueño, es todo felicidad y motivación, cómo nos hacen creer?

¡¡Y UN MOJON BIEN GRANDE!!

Hasta Dora la exploradora lo pasa mal, hasta llegar a su destino final. ¿Y nosotros como emprendedores, lo vamos a tener más fácil que ella?

¡¡VENGA YA!!

Por mucho que nos digan que tenemos que empezar con alegría, alboroto y un perrito piloto, siempre vamos más nerviosos que el día de Reyes, seamos REALISTAS.

Estamos dando un paso fuera del tiesto. No sabemos qué va a ocurrir. No sabemos si lo conseguiremos por mucho que el mentor de turno nos haya dicho que podemos (no tiene una bola de cristal fiable, te lo aseguro, habla según su experiencia y expectativas) o nuestros padres.

No sabemos si sabremos hacer frente a situaciones que hasta la fecha son imposibles para nosotros.

Sólo sabemos que no sabemos a qué nos vamos a enfrentar y eso siempre produce, duda, miedo, o como quieras llamarlo.

Pero como buenos borregos que somos, nos creemos y así lo deseamos, que todo sueño, se consigue de forma rápida, indolora y fácil.

¡¡ERROR!!.

Seamos realistas, tenemos que tener voluntad ( me canso de la palabra motivación), con ilusión, alegría, pero también sabiendo que no todo va a ser un camino de rosas y que al cielo no vas a llegar en 5 minutos o en 4 pasos como así te lo hace creer el gurú de turno.

Así que esa duda que tienes, tienes que convertirla, en mayor impulso, porque detrás del miedo, siempre hay un mayor aprendizaje y experiencia esperándote que desde el sofá y el mando en tus manos.

Creemos que esa motivación DESMESURADA que nos imprimen, el ver que otros lo han conseguido, nos va a hacer correr más que Usain Bolt y llegar a hacer los 100 metros en menos de 9,80 segundos, pero las cosas no son así.

Si no tienes un PORQUE mayor que la Puerta de Alcalá, te aseguro, que esa motivación se quedará en nada, cuando tengas la primera caída o el primer NO.

Tampoco estoy diciendo que no emprendas el camino, que te olvides antes de empezar. Sino que empieces siendo realista, porque sino la leche y la frustración será de órdago.

Que no te lleves por cantos de sirena de personas que quizá lo han conseguido lo que tú quieres, o les han formado para que digan eso. La mayoría no tienen ni idea lo que es emprender nada en su propia persona.

Nos dicen que progresar es conseguir resultados que nadie ha conseguido, ver cosas que nadie ha visto, transformar las cosas que hasta ahora estaban quietas. Y por eso, sino lo conseguimos, sino creemos que la hemos liado parda, tiramos la toalla y pasamos a otra cosa

Ya estarás progresando, por pequeño que sea el paso. Ya estarás haciendo más que si estuvieras en el sofá, así que felicítate siempre por todo paso que des.

Ese mundo ideal, que nos pintan desde Disney de que cantando irás con tu ilusión y tu alfombra mágica más rápido y veloz hacia tu cima, como que no. Ojala, pero no suele ser así.

El camino hay que disfrutarlo, por mucho que quieras correr. La vida siempre te pondrá trabas, para pararte y veas todo lo que hay a tu alrededor. Lo que has conseguido, lo que pensabas conseguir, lo que te falta por conseguir, así como caminos por descubrir hasta entonces ocultos.

Te lo vuelvo a recordar, siempre que leas eso de en 4 pasos o en 90 días te transformo tu cuerpo o tu negocio, sal corriendo, porque nunca ocurrirá. Bueno si, ocurrirá que te frustrarás al ver que lo que te decían, no es verdad y tu dinero sale corriendo con él.

Todo lleva su tiempo. Claro que nos gustaría fuera para antes de ayer, y a mí también, pero la vida te da lo que te tiene que dar, de lo que tienes que aprender, a su debido tiempo, NO CUANDO TÚ QUIERES.

No por mucho correr se llega antes.

Así que siempre por el camino, PRESENTE.

Como es algo en lo que no sabemos ni conocemos qué pasará, esperamos que nos acompañe gente de nuestra confianza. Y te aseguro que si todas esas personas, no piensan igual, habrá desencuentros a la voz de YA.

Lo hacemos para motivarnos mutuamente, para tirar uno del otro. Lo que pasa es que tenemos miedo a enfrentarnos nosotros mismos a este reto, y es mejor mal acompañado que sólo.

¿Qué pasa con las empresas con varios socios? Que si no tienen todas las mismas ambiciones y valores, todo acabará yéndose al traste.

Así que quien te acompañe, piense igual que tú, que seáis uno. Sino mejor sólo porque te aseguro que durante el camino encontrarás a gente, que piense, sienta y te apoye en todo momento.

Pero siempre ten presente que esa sensación del liderar TÚ tu propia vida, de emprender TÚ el camino, de andar por tu propia inercia, de descubrir TÚ las posibles soluciones o fallos… Eso, nadie te lo puede dar nadie, sólo tú.

Nos dicen que emprender un sueño, es como ir por las baldosas amarillas de Alicia. Siempre habrá alegría, felicidad y sensaciones únicas…

Y yo me pregunto: ¿Qué pasa cuando te dicen que NO? Siempre nos dicen lo bueno, pero ¿lo no bueno?

Piensas que tu producto es la leche, que te has esforzado, piensas que ese NO, no te lo mereces por todo el esfuerzo realizado…Pero así son las cosas y así te las hemos contado.

Frustración, ira, rabia, mala leche y ganas de romper un vaso contra el suelo, son algunas de las emociones que puedes estar viviendo en esos momentos.

Tanto las haya provocado una respuesta, como por culpa de “un amigo” que por su buen hacer te esté diciendo que desistas:

ACEPTA TUS EMOCIONES, PREGUNTATE POR QUÉ ESTAS ASÍ Y SIGUE ADELANTE, PORQUE NO ERES TUS CIRCUNSTANCIAS.

Puedes tener mal día por tu pareja y pensar que tu proyecto va mal, ERROR. Puedes sentirte triste porque tu socio se ha ido, cuando a lo mejor es hora de luchar por tu cuenta, puedes creer que ya nada será lo mismo ante ése NO que has recibido… Y te aseguro que en la mayoría de las veces, te darás cuenta, el caso que hacemos a nuestro cerebro cuando en realidad, nos estamos montando PAJAS MENTALES.

Escúchate, mira qué te pasa, mira qué ha pasado, qué tienes que cambiar, y SIGUE. No eres tu pasado, eres tu presente.

Y siempre ante caídas, ante ascensos, mesetas y cumbres borrascosas, ENFOCATE en lo que quieres. Es la única manera, de superar los baches, de saber que los NO son un POR AQUÍ NO, SIGUE BUSCANDO OTRO CAMINO, QUE NO VAS MAL ENCAMINADO… o que el miedo y la frustración se combate con acción.

La gestión de las emociones en el camino y después de él, son esenciales, ocultándonos que no es todo oro lo que reluce, sino que también hay miedos, locuras transitorias, dudas por el camino, que determinarán si quieres llegar o no a tu cima.

Sólo quería enseñarte una parte de la realidad, no la de “Disney lanzadoras de empleo y portales, gurús de la motivación…”, que todo es un mundo ideal…Pero si así es, por favor, ¿Me lo podrías enseñar?

Porque yo sólo conozco y sé que es en la adversidad, donde más progreso y aprendizajes he vivido. ¿Y tú?

Podéis adquirir “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo a través de este enlace.

¡¡Qué vienen los robots!!

“El que innova empieza perdiendo, pero el que NO innova, termina perdiendo” dice Guillermo Beuchat

Nos encantan los avances tecnológicos, pero cuando nos dicen que nos van a quitar los puestos de trabajo, esas cosas que nosotros mismos, hemos creado, la cara nos cambia.

Estaba viendo los Simpson este al mediodía. Un capitulo en el que los robots, sustituían a todos los trabajadores, excepto a Homer, que era el encargado de liderarlos. Como te imaginaras, al final del mismo, los ex trabajadores se rebelaban, volviendo a sus trabajos.

¿Eso nos va a pasar? ¿Qué y cuantos puestos de trabajo se van a extinguir? ¿Seremos dominados por los robots?

Son algunas de las preguntas, que ya nos hacemos en la actualidad.

La verdad que si haces caso a todo lo que dicen, sólo tendrán trabajo quienes tengan la misión de crear los robots, una persona que los controle y ¿Los demás?…A DORMIR LA BARTOLA O A LA FILA DEL PARO.

Yo creo que muchos puestos de trabajo que ahora conocemos, desaparecerán. Pero la tecnología hará que nuevos nazcan.

Pero si nos damos cuenta, con las revoluciones industriales, han ido desapareciendo tecnologías que pensábamos que estarían con nosotros toda la vida. ¿O es que alguien se acuerda ya de las casettes, de las cintas de vhs o del Seat 600?

Nunca lo olvides: Los avances destruyen tecnologías que las reponen por otras nuevas, pero nunca destruyen puestos de trabajo. Sino que crean unos nuevos.

En la actualidad, se ensalza a los robots como si fueran a salvar el mundo, como si gracias a ellos, la capa de ozono se fuera a restituir y fuéramos a ser los seres más felices que haya habido jamás en la faz de la tierra.

Pero también, están los que anuncian el fin del ser humano, como tal. Más o menos, nos dicen que seremos aniquilados como el tío Arnold en su película, Terminator.

¡¡Por favor, un equilibro!!

Queramos o no, avanzamos, progresamos. Descubrimos remedios para enfermedades hasta ahora insospechados, construimos rascacielos circulares y hasta coches que circulan solos.

Vivimos en un continuo avance. ¿O es que todo sigue igual desde el Paleolítico? Me parece que no.

La vida avanza, los avances son cada vez más rápidos, y nosotros mismos queramos o no, estamos en continuo avance. ¿O eres la misma persona desde enero hasta ahora?

¡¡NO!!.

Ya no me meto si los avances son o no buenos, si sirven para hacer una mejor sociedad o no. Simplemente que nos hacen avanzar. Lo que pasa que tenemos miedo a la incomodidad que produce lo nuevo.

Cuando se habla de avances, del tipo que sea en la vida, siempre nos viene a la mente lo peor. El poder no dominar la situación, nos provoca un miedo increíble.

Y si ahora nos dicen que los robots, los drones, nos saludaran al entrar en un hotel o que ya hay máquinas que nos pueden operar,…Hay mucha gente que está totalmente en contra a este paso adelante que se está viviendo.

Estos miedos a un avance tecnológico, es una muestra del miedo que tiene el ser humano, a lo desconocido, y sus posibles consecuencias.

Me viene una comparación que todos hemos vivido alguna vez en nuestra vida, con esta revolución que se está incubando.

CUANDO SE TERMINA UNA RELACIÓN.

Tenemos miedo a no saber qué será de nosotros. Añoramos tiempos pasados, aunque en el fondo sabíamos que no eran tan buenos. Pero al menos no teníamos esa incertidumbre dentro de nosotros. Creíamos que éramos felices, aunque no lo éramos. Queremos volver a tiempos pasados, todo porque no queremos enfrentarnos a la novedad. Y con el paso del tiempo, sin darnos cuenta, nos sentimos bien. Hasta nos hemos adaptado a la nueva situación, que quizá pueda ser con una nueva pareja o en soledad.

Pero si nos apegamos a tiempos pasados, perdemos un precioso regalo, el presente. Apegado al pasado, podemos caer en depresiones y perdernos grandes oportunidades.

Con toda transformación tiene que pasar igual. Hay algo detrás de ese “Rey miedo” que tenemos que saber QUÉ es. No podemos vivir pensando en tiempos pasados, QUE NUNCA VOLVERÁN.

Pero sobre, obviamos una cosa muy importante. LA CAPACIDAD DEL SER HUMANO A SER.

Cuando empezamos con la Revolución Industrial, dejamos atrás el trabajo en el campo. Habría trabajos que desaparecerían, pero otros MUCHOS también nacieron. A día de hoy, dicen que trabajos manuales, desaparecerán. Y la gente se tira de los pelos, preguntándose: ¿Qué será de nosotros?

Pues igual que nos limpiamos las heridas, después de una caída, creamos algo que nos ayude a hacer mejor la vida, ¿Por qué el ser humano no puede crear trabajos diferentes a los ya existentes?

¿O ES QUE HEMOS HECHO A LOS ROBOTS MEJORES QUE NOSOTROS?

.- Que yo sepa no tienen emociones que los impulsen. Hasta la rabia nos impulsan a hacer cosas que pensábamos que eran imposibles. Que yo sepa no se ríen como nosotros, cuando vemos una película o un hecho gracioso.

Que yo sepa, estamos hechos de emociones. ¿Y no se han creado cosas gracias a ellas?

.- Que yo sepa tenemos la capacidad de ser críticos con nosotros mismos. De dudar de las cosas, de no creerlas, hasta de mentir a los demás. Y que yo sepa los robots, no lo tienen. Siendo críticos, hemos derrotado dictaduras y hemos mejorado productos.

.- Que yo sepa todos nos sentimos y somos singulares. Esa singularidad, nos hace pensar de manera diferente a cada uno de nosotros, Actuando de manera diferente. Y que yo sepa, nosotros les metemos un programa a los robots, y actúan de forma automatizada, siempre igual.

Esa forma de pensar diferente, esa forma de ver la realidad de forma alternativa, QUE ES LA DEFINICIÓN DE CREATIVIDAD, es principalmente la razón por la cual el ser humano no tiene que tener miedo a ningún tipo de avance.

Porque es capaz de ver a través de pequeños detalles, cosas que hemos pasado por alto. Porque la realidad tiene muchas vertientes, y un robot solo puede ver uno y siempre es la que nosotros le “introducimos”.

¿Por qué tenemos miedo a disrupciones exteriores, cuando todos los días las hacemos dentro de nosotros?

No existiría X trabajos, pero seguro que otros muchos, nacerán por el camino, por el talento, creatividad, poder de superación que tiene el ser humano.

Cuanto más tecnológicos estemos, más importante será el ser humano para gestionar todo eso.

¿Y tú que vas a crear? ¿Tienes miedo a que los robots te quiten tu trabajo? ¿Qué harás a cambio?

Podéis adquirir “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo” a través de este enlace.

Javier Luxor: “La persuasión se tendría que estudiar en los colegios”.

Hoy en “Conversaciones con...” es un placer presentar a Javier Luxor.

Siempre he pensado que si supiéramos realmente el significado verdadero de las palabras, hablaríamos de otra manera.

A día de hoy hablamos de “influencers”, de ser “influyentes”, de “persuadir” a los clientes y a los futuros clientes para que opten por nuestra opción.

¿Pero sinceramente sabemos de lo que estamos hablando? ¿Usamos estas herramientas para acabar manipulando a la gente y hagan lo que nosotros queremos, sin escrúpulos?

Hace unos días tuve el placer de compartir una conversación con Javier Luxor, escritor del libro “El pequeño libro de la influencia y la persuasión” sobre dichos términos y su aplicación.

Reputado mentalista a nivel mundial, a través de la entrevista nos enseñará a discernir bien cuál es el significado de cada palabra, su aplicación en nuestro día a día y en la empresa.

Gracias Javier por ayudarnos a ser más persuasivos ante los demás sin olvidarnos de algo esencial, la ética. Podéis conocer más del trabajo de Javier a través de su Web, Twitter y Facebook.

.- ¿Quién es Javier?

Siempre he dicho que he tenido varias vidas, ya que me gusta ir cambiando en función de mi desarrollo personal. A mí el modelo que siempre nos han vendido, a mí no me encaja. Fue cuando terminé mi carrera, empecé a trabajar, y disfrutaba de mi trabajo, pero llegó un momento en el que mis tripas me decían, “Si sigues así, la curva de desarrollo de aprendizaje personal y profesional no vas a tener”.

Y yo siempre he tenido la afición, con la cual he competido a nivel mundial con el mentalismo, en el cual yo sabía que ahí tenía un desarrollo muy fuerte. Ahí es cuando deje mi trabajo y dedicármelo sólo al mentalismo, convirtiéndome en Javier Luxor.

Los dos Javieres son la misma persona, lo único que Javier luxor tiene un nombre más chulo. Aunque en el escenario, soy una versión con “esteroides” haciendo cosas más chulas, soy la misma persona.

El escenario lo utilizo para contar algo a los demás, no sólo como un entretenimiento. No sólo quiero que se asombren cuando ven un espectáculo o conferencia mía, sino que se lleven a casa cosas para pensar.

De los espectáculos, salió la posibilidad de dar formación. De ahí saltamos a las conferencias y de ahí al libro que tienes entre manos. Soy una persona muy inquieta, que me gusta aprender siempre de todo lo que hago, y también aprendo de los fracasos. Si aprendo y me lo paso bien, como forma de reciprocidad, siempre quiero que quienes asistan a mis formaciones, aprendan y se lo pasen bien.

.- ¿Por qué nos da tanto miedo la palabra persuasión?

Nos da miedo porque la utilizamos indistintamente con la palabra manipular. Pero nosotros lo hacemos porque imitamos como la usan también los medios de comunicación.

Ellos utilizan la palabra persuadir desde la falta de ética, desde un lado negativo y por eso nos da miedo.

Y como yo creo que todos en el fondo, somos buenas personas, buenos vecinos, no nos gusta que nos asocien con una persona que persuade, si esa palabra significa manipular.

Persuadir y Manipular, son dos palabras muy parecidas, pero les diferencia algo muy importante, LA ÉTICA.

Aunque haya gente que roba la cartera, aunque la otra persona no se entere, con la persuasión pasa lo mismo. Cuando tú conoces estas herramientas, no las utilizas para manipular a las personas, sino con ética, honestidad y sinceridad las utilizas. Porque si no las tienes, todos estos valores que te digo, entonces estas manipulando.

Pero en definitiva, la diferencia la pones tú. La ponen tus principios, tus valores.

Si yo gano persuadiéndote, y tú también, es persuasión. Pero aquí el problema aquí, es que soy yo, el que decide cuando el otro gana y aquí entra cuando decido yo, cuando la otra persona gana.

Imagínate una persona mayor que va a un centro comercial para que le asesoren en la compra de un portátil, ya que lo necesita para hablar con sus nietos. Ve a ese vendedor como una persona experta en dicho campo. Le dice la verdad al vendedor, que no sabe del tema. Y ahí es cuando el vendedor tiene dos opciones:

  • Venderle, es decir ofrecerle el producto que el señor de verdad necesita
  • Colocarle otro producto, ya que tienen un incentivo extra si los venden.

Ahí está el problema de esto, ¿Qué debe hacer el vendedor?. Ahí es el vendedor el que está decidiendo.

El señor mayor se va a dejar persuadir por el vendedor, ya que no va acompañado , por ejemplo de sus hijos, que podrían tener más conocimientos al respecto de sus necesidades.

Cuando una persona hace lo que sabe que tiene hacer, somos más felices y no surgen estas dudas de si nuestro trabajo nos gusta o si damos buen servicio a los demás.

Aquí juega un papel importante la conciencia. El equilibrio es difícil, pero a mí me gustaría que el vendedor le dijera la verdad a esa persona mayor.

Un cliente no es un señor que te compra la 1 vez, sino es un cliente que vuelve la 2, 3,4 vez…Ahí es cuando podrás llamarlo cliente.

La honestidad y la ética siempre dan beneficios. No a corto plazo pero si en las carreras de fondo.

.- ¿Qué le dirías a aquellas personas que están en las calles captando socios para las Ong?

Estamos muy enseñados, y el modelo ya no funciona como antes.

Yo que estoy mucho en el aeropuerto, lo observo. Cuando esos chicos quieren vender la Iberia Plus, te preguntan lo primero: ¿Trabajas en España?. Obviamente les digo que si. Ahí es el momento en el que has comenzado una conversación y es más difícil romperla.

Lo que tratan es llevar la conversación a otro nivel, y ahí es cuando la otra persona tiene más difícil romperla. Podrás decir que no te interesa lo que te van a comentar, pero ya te costará más.

Ten claro que esas personas si están ahí, es porque funcionan, porque captan gente. Pero el funcionamiento es como las llamadas que recibes a horas intempestivas a casa.

La persuasión, como todo en la vida, es cuestión de números. Si tú llamas 10.000 veces, sabes que hay un rato de conversión, por ejemplo de 1%, es decir 100 personas dirán que sí.

Las llamará con el mismo discurso a los 10.000, pero es un discurso hecho de manera persuasiva.

Todo es cuestión de números. Lo único que diría a esas personas, que cuando decimos NO a la hora que nos ofrecen algo, no se lo tomen como un NO personal a él, es un no a la situación.

Todo está muy estudiado, desde la conversación a la conversación en el que le das los datos.

.- ¿Los primeros que nos tenemos que influenciar, tenemos que ser nosotros mismos?

Tenemos que ser los primeros que nos tenemos que auto persuadir. Porque la persuasión es utilizar la palabra para un cambio de actitud en la otra persona, para que luego le lleve a un cambio de comportamiento.

Esto lo podemos utilizar a favor nuestra. Podemos saber cómo nos hablamos y como eso hace que genere una serie de pensamientos que dirigen nuestra vida.

La persuasión y la influencia es verdad que se utiliza hacia los demás pero también con nosotros mismos.

El vocabulario que usamos, hace que nuestro pensamiento vaya a un lado u otro.

Para mí, me parece la persuasión algo tan básico, que se tendría que estudiar en los colegios. Porque es la clave para entender quienes somos, que hacemos y como gestionamos nuestros pensamientos.

Antes de persuadir a los demás, hay que persuadirse a uno mismo.

.- ¿Qué pondrías en una valla publicitaria?

Contrata a Javier Luxor. No lo vas a olvidar…. Pondría algo así.. Ahora en serio, yo pondría una frase que digo mucho tras finalizar mis conferencias que es : “Los sueños se cumplen dos veces, una en tu mente y otra en la realidad”.

Es una frase muy bonita, un poco moñas. Pero las personas no deberían dejar de tener sueños. Porque una persona no puede crear nada que no haya creado antes en su mente, de forma clara y meridiana.

Es una frase que me gusta ya que tiene que ver con la gestión del pensamiento. Ya que somos nosotros los que hacemos posible lo que pensamos, y no hablo del secreto ni cosas así, sino del foco.

Es algo que aunque lo he leído muchas veces, lo he vivido por mí mismo, muchas veces más.

Alguna gente creerá que es una frase hecha, pero yo digo que es una frase verdadera.

Yo no soy nadie para dar consejos, yo solo cuento lo que a mí me ha funcionado.

.- ¿La diferencia entre un buen conferenciante es aquel que persuade y aquel que manipula?

La diferencia entre uno y otro, no es los números que realizas, ya que eso son herramientas. Porque el único secreto entre un buen conferenciante y otro, es SER AUTENTICO.

La gente se piensa cuando me lo preguntan, que les intento desenfocar de la conversación cuando les digo esta respuesta, pero es que es la verdad.

Yo he salido muchos años a los escenarios, no siendo yo. Por eso sé dónde está el secreto. No sólo la experiencia cambia la forma de hacer las cosas y la repercusión que se consigue, pero no es la experiencia lo que cautiva a la gente.

Lo que cautiva a la gente es SER AUTENTICO.

Quien está en la platea a punto de escucharte, quiere ver a un tío como él, y eso normalmente no suele pasar. O es el conferenciante el que plantea la conferencia haciéndole creer a los asistentes que sólo él puede conseguir lo que ha conseguido, y los demás, no.

Uno es el gurú, y el otro es un pobre mortal, y eso me da mucha rabia.

.- ¿Qué hay de verdad en esos anuncios que nos dicen que por +1 euro nos llevamos una hamburguesa o unas gafas?

Mi madre siempre me decía que comprase lo que necesitase.

El tema de la persuasión es muy difícil huir de ella, porque es muy sugerente. Pensamos que por 1 Euros +, no es para tanto, y acabamos cayendo, por ejemplo, ya que es viernes, nos vamos a dar un capricho, aunque entrásemos con la intención de comprar solamente lo que sabíamos que necesitábamos o queríamos.

Yo recomendaría que se hicieran antes la lista de la compra o con el estomago lleno, como nos recomiendan, porque la persuasión es emoción. Y las emociones al ser irracionales, van automáticamente.

Siempre hay que tener claro que quieres antes, aunque vuelvo a repetir que es muy difícil. Pero es que además nos gusta comprar emocionalmente, así que sería algo muy aburrido.

Yo no voy al supermercado o a la librería, pensando únicamente en lo que voy a comprar. Siempre que voy a la librería, voy pensando: “Voy a ver que cae”, y todavía tengo libros que compré pero que no he leído, pero que sentía que quería tener en ese momento.

Pues si las abuelitas son felices son sus 2 gafas, con tal que no se arruinen, que sean felices.

La vida también se disfruta también comprando de forma emocional, basta ya de tanto racionalismo.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

Para mí es básico mi familia, mis padres, mi hija, amigos y la salud.

Pero para ampliar la respuesta, yo tengo que reconocer que la felicidad antes la depositaba en el éxito. Pero la definición que yo tenía de éxito no era la correcta.

A día de hoy, considero el éxito, no en lo que todo el mundo piensa como éxito, sino es estar en el camino de lo que yo quiero, no el llegar a lo que yo quiero.

Como soy una persona que no puede estar quieta, he descubierto que en el hacer, tengo la felicidad. No es sentirme ocupado, sino en el progreso continuo.

Es sentirme un poco mejor que la semana pasada o que el año pasado.

.- ¿La sociedad nos influencia o nos manipula?

La sociedad, de todo.

Podemos encontrar ejemplos tanto de un lado como del otro. A mí me gusta encontrar gente que haga cosas increíbles y que con su ejemplo, sean capaces de influenciarme  para hacerlo yo también.

La sociedad tiene lo bueno y lo malo. Te puedes reflejar en miles de cosas. Lo que tienes que hacer es saber en lo que quieres dejar que entre en tu mente.

Pero también hay relaciones toxicas, de personas que hacen cosas deplorables que nos influencian de forma negativa.

Pero es nuestra labor es saber ser conscientes de ello y no echar la culpa a la sociedad de lo que nos pasa. Somos nosotros quienes vemos las cosas de una manera u otra, y no deberías echarle la culpa a la sociedad de lo que nos pasa

Uno debe ser el que decida que si y que no debemos que nos influencie de la sociedad, aunque no es que estemos negando lo que no queremos nos influencie, porque sabemos que existe, pero no es lo que influencie.

.- ¿Cómo es la relación entre la persuasión y el lanzamiento de un producto?

Yo a lo mejor cometo un error garrafal, pero no comparto las acciones de presentaciones de libros o productos, que cierran un teatro o cosas así, porque las veo muy YO , Y O y YO. Cuando me invitan, voy y me lo paso en grande. Pero no van conmigo.

A mí me gusta más hablar del concepto, de la idea, de cómo puede ayudar al otro. Es importante el contenido del libro o del producto, no quien lo ha escrito o ha hecho.

Si tengo que darte una herramienta, te diría que siempre busques la forma de dar valor, de mostrar el valor de ese producto, no que seas tú el valor, el personaje que ha hecho el libro o el producto.

Cuando la gente ve el valor de tu producto, a lo mejor no llegaras a muchas personas, pero te aseguro que llegarás a las correctas.

Da valor y dirígete a la persona que realmente requiere los servicios de ese libro o producto

.- ¿Qué le dirías al Javier de hace 20 años?

Que iluso era pero que bien le ha ido.

Cuando yo me replantee una nueva vida, hace 20 años jamás me podría haber llegado a imaginar lo que estoy haciendo ahora mismo.

En esos momentos me hice un Plan de Negocios. Hice todo lo que nos dice que tiene que contener el mismo. Era maravilloso, y todavía lo sigo guardando. Sobre todo para darme cuenta que todo lo que allí puse, no se parece en nada a lo que hago hoy en día.

Podía haber acertado como podía haberme confundido, pero en el fondo tenía una claridad absoluta de que eso iba a funcionar aunque no la tenía racionalmente. Y aunque el plan de negocios, era la forma escrita de mi razón en esos momentos. Pero es la claridad y la necesidad lo que me ha salvado en todas las ocasiones.

Sentía algo que tenía que hacer algo. Y cuando así lo haces, siempre te suele ir bien porque pones toda la carne en el asador para que así sea

Hace 20 años, creía racionalmente que estaba haciendo algo que creía correcto, porque mi intuición lo decía aunque mi razón estaba un poco equivocada, porque me remito a los hechos del plan de negocios que escribí.

.- ¿Eres fan del Por qué o del Para qué?

Antes te hablaba de la necesidad .En el fondo la pregunta que nos tenemos que responder siempre es: ¿Por qué hacemos las cosas que hacemos?

Yo el para qué, ya no se responderlo. Yo entiendo que el porqué molesta a la gente, cuando el para qué, cuando tiene estrecheces económicas, se convierte en lo más importante en esos momentos.

Uno no puede pensar en el porqué, sin tener el para qué cubierto mínimamente.

Cuando una persona tiene sus necesidades cubiertas, tiene que pensar en el porqué hace lo que hace. Y si nos damos cuenta, si te centras en el porqué, el para qué acaba creciendo, se empieza a desarrollar solo.

Es porque pones el foco en la ayuda, en hacer las cosas por algo, no en el dinero. Cuando empiezas a focalizarte en el porqué, es cuando empiezas a despegar de una forma sorprendente.

Desde ahí la gente no te ve como que solo quieres venderle un producto, sino que quieres ayudarles, resolverles una necesidad que tienen.

Nosotros percibimos cuando una persona viene para una cosa u otra.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Yo ahora estoy muy focalizado en el tema de la intuición.

Y yo te dejaría como última reflexión es que deberíamos dejar fluir más la intuición, porque tiene una base de experiencia importante

Muchas veces tenemos que hacer algo, y aunque no lo cotejamos con otras opciones, nuestro cerebro ve una serie de patrones. Con esos patrones se imagina un desenlace y te dice que tenemos que hacer eso.

Deberíamos en el punto, que conscientemente no deberíamos evaluar más y hacer más caso a esa señal.

Somos mucho más que nuestros pensamientos racionales.

¿Qué fue antes: Los trabajadores o los clientes?

“No me quejaré, simplemente no regresaré”. Anónimo

No creo en la frase:

“El cliente siempre tiene la razón”

Hoy he entrado a una franquicia mundial del mundo del café. Me encanta como lo han hecho, con algo tan simple. Han creado una revolución hasta en nuestro día a día. Pero a lo que vamos.

Me estaban atendiendo, cuando lo que parecía una aprendiza, recibió el mensaje de su instructor, delante de mí: “Recuerda, siempre, el cliente siempre tiene la razón”.

La verdad que se me cayó el alma al suelo. Todo lo que creía que representaba esa marca, era una más entre las demás.

¿Por qué no creo que el cliente siempre tenga la razón?

.- Dependes del cliente.

Si el cliente se ha levantado con las ganas de tocar las “balls” a alguien, vas a ser a ti. Contigo va a pagar su frustración, su rabia por sus sueños no cumplidos o porque su pareja le acaba de dejar.

Y tú mientras tanto, como te han dicho que el cliente siempre tiene la razón, tienes que ir como su perrito faldero, diciéndole: “Si tiene la razón…Perdone me he confundido voy al instante a solucionarlo…Voy a pedirlo a otra tienda e iré yo a buscarlo para usted…” Para que quizá nos pueda comprar ese producto o no…Y lo peor de todo, que luego vaya diciendo por ahí, o que no teníamos personalidad o que no le gustaba su producto.

¿Y cómo acaba tu trabajador? Creándole rabia, frustración y unas ganas increíbles de matar a alguien o mandarlo a la china sin viaje de vuelta, todo porque tenemos que tratar a los clientes, como los reyes del mundo mundial.

Y yo me pregunto: ¿Esos clientes crees que volverán a tu tienda? ¿De ese tipo de clientes depende el futuro de tu empresa? ¿Qué valores crees que están recibiendo tus trabajadores de ti?

TODO VALE, TODO POR LA PASTA, TODO POR LAS SUBSISTENCIA.

.- Estas coartando la creatividad de tus trabajadores.

¿A quienes tienes que pagar la nomina todos los meses? A TUS TRABAJADORES.

¿Quiénes saben mejor que tú en muchas ocasiones posibles situaciones en tu empresa? TUS TRABAJADORES.

¿Quiénes son los que forman parte de tu empresa? TUS TRABAJADORES.

Si eres los “cool” de las nuevas tendencias del management o del Branding, eres un loco del “Employer Branding”, de una cultura empresarial novedosa, para ti, los empleados serán el altavoz que transmitirá la esencia de tu marca.

¿Pero si no les dejas rebatir ante un cliente? ¿Si no les dejas que aporten ideas a la hora de aportar nuevas formas de trabajo, productos o servicios para los clientes? ¿Si no les escuchas ya que ellos están en las trincheras del día a día? ¿O es que crees que tú, desde tu despacho en la última planta de oficinas de tu sede central y poniendo en el centro de todo al cliente, ya tendrás todo solucionado?

Las empresas se crean, nacen, se reproducen y se expanden gracias a los integrantes de la misma, no sólo y exclusivamente gracias a los clientes y a lo que ocurre a fuera de la misma.

Luego no te quejes que no son creativos. Todos lo somos, lo que pasa es que no les apetece serlo contigo.

.- La vida está dentro de la empresa, no fuera, solamente.

Ya no sólo en la vida profesional, sino también en la personal, nos encanta ver lo que pasa fuera para no ver lo que pasa dentro de nosotros. Y aunque quede muy espiritual, toda revolución debe empezar dentro de nosotros, para luego ver los resultados que queremos ver alrededor nuestro. Y así lo creo.

Si no creemos en nuestros trabajadores, ¿Qué estamos haciendo?

Si no creemos en su potencial, en sus iniciativas, en ellos… ¿Para qué montamos una empresa? ¿Para depender de lo que piensen los demás y no creer en lo que piensan los que están día a día por y para nuestro producto?

Quedará muy radical, pero a veces, hay que MANDAR A TOMAR FRESCO. Y más a menudo, por favor.

Hace unos días, leía una frase que decía así: “Prefiero tener 100 clientes que sean unos fanáticos de mi producto, que no 100.000 y me consideren una opción más”.

Y así lo creo. Pero este mundo interconectado, en el que el éxito se ha prostituido, y si no vendes a nivel internacional, eres un negado. Con la satisfacción se hace lo mismo. Se cree que tienen que ser los demás quienes tienen que estar satisfechos con nosotros. ¿Y qué pasa con los de dentro? ¿Qué les den?

Creo que las cosas no van así. Porque lo único que se alienta, es el postureo, el hacerse la foto con el título de la RSC, y desperdiciar el talento de tus trabajadores.

¡¡SOMOS HUMANOS!! VIVIMOS ENTRE HUMANOS, NO ENTRE NÚMEROS POR FAVOR. MÁS EMPRESAS HUMANISTAS, YA.

Y eso, si, que tu actitud corre más rápido que la pólvora, así que esas publicidades que quieres atraer talento, no te servirán de mucho, porque la gente sabrá, de lo que dices a lo que haces, va un trecho.

Hace unos días llegaba a mis oídos las practicas de muchas empresas , que ante la preocupación de los directivos por sus empleados de talento, preferían despedirlas o no renovarles el contrato, antes que provocaran una “revolución”, ya que eran más importantes los procesos de control que usaban, (métodos estandarizados), que las peculiaridades y aportaciones de sus trabajadores.

 Moraleja: Cumple los estándares o no seguirás. No queremos que pienses, sino que hagas.

Se nos llena la boca hablando de las personas, del poder de una conversación, de la creatividad, del talento, de culturas empresariales diferentes… pero seguimos pensando que todo, nuestra cuenta de resultados, marketing, productividad, debe enfocarse sólo en el cliente.

PARA MÍ, EL PROCESO ES EL SIGUIENTE:

PERSONAS-VOLUNTAD-COMPROMISO-CULTURA EMPRESARIAL -PRODUCCIÓN-FOCO-CLIENTES-CUENTA DE RESULTADOS EN PROGRESION ASCENDENTE.

Y el resultado, te aseguro que serán clientes, satisfechos, contentos, que repetirían y que harán que tu cuenta de resultados se incremente, divulgando a los 4 vientos, el estilo de vida que ofreces entre una marabunta de ruidos sin igual.

¿Qué es más importante para ti, los trabajadores o los clientes?

Podéis adquirir “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo” a través de este enlace.

 

¡¡Algo que a todos nos marca, el amor!!

Ten en cuenta que el amor y los grandes logros, requieren de grandes riesgos” dice el Dalai Lama

Recientemente he terminado de leer el libro de Rocío Carmona “Lo que sucedió cuando me rompiste el corazón”. Libro actual, fresco y real como la vida, que me dio el último empujón a una idea que llevo tiempo viendo en las empresas y marcas con las que trato.

LO QUE A TODOS NOS HA MARCADO O MARCA, ES EL AMOR.

Seguimos a marcas de las que nos enamoramos, trabajamos en empresas de las que estamos enamorados, estamos con personas de las que estamos enamorados.

Y solo habrá un final feliz, si hay energía entre ambos, si hay una enamoramiento de verdad.

Se trata el amor, las emociones como algo muy bonito, ideal, que nos hacen más bien que daño. Pero cuando nos toca en primera persona, nos cerramos en banda a la hora de hablar de ellos.

Nos hicieron con amor y siempre las mejores cosas salen desde el amor. ¿Qué diferencia hay entre el arroz que hiciste la semana pasada y el que te salió tan soso? El amor.

¿Por qué sigues con tanta devoción a ese cantante? ¿Por qué te compras el mismo día del lanzamiento el libro de tu escritor favorito?

Porque el amor que te transmite, la energía que pone en cada acción, te llega de verdad.

A lo largo del estudio para “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo”, sentía que había algo más, que diferencia a unas marcas de las otras. Y si, era el AMOR.

Todos y cada uno de ellos, ponían una energía plus, que a la larga hacia que se distinguiera de la competencia.

Puedes llamarlo amor, energía, alma,…ponle el nombre que tú quieras. Pero que hay algo que te distingue de los demás, de eso no tengo ninguna duda.

Pero en esta sociedad, no queremos cantar como Alejandro Sanz “Mi soledad y yo”. Se nos dice que sufrir no es bueno, que es mejor para nuestra salud “Ojos que no ven, corazón que no siente”, en definitiva en convertirnos en “hombres de acero”. O si estamos en soledad, y aparece el amor, en cualquiera de las formas posibles, gritar como Marlango, “Vete”.

En definitiva, nos han dicho que el amor “Duele” como canta Elefantes. Por eso ahora la moda de los coach de parejas, es impulsar que todos somos naranjas completas, como si no necesitásemos a nadie para ser un poco más felices.

Y quien diga lo contrario miente.

Las empresas quieren enamorar (NO MANIPULAR) a sus clientes. Nosotros enamoramos a nuestra posible pareja. O a nuestros futuros trabajadores.

TODO DEPENDE DEL AMOR.

Cuando no “enamoramos” a nadie, nos preguntamos como dice Christina Rosenvinge , ¿Quién me querrá?. Y en vez de hacer un camino de introspección, preferimos comprar seguidores para redes sociales, subirnos a carros de “modas” que sólo nos darán pan para hoy y hambre para mañana.

Cuando estamos enamorados de verdad, (podrá salir bien o mal la historia, pero así lo sientes), sabes que esa persona, empresa o producto, es lo que estabas buscando. ¿Quién no ha dicho alguna vez, “Eres, como canta Antonio Orozco?

Pero todo empieza estando “Loco de Amor” como dice David Otero, pero con nosotros mismos.  Tampoco estoy impulsando aquí que nos queramos más que nos quieren nuestras madres. Para nada.

Pero cuando empezamos a querernos a nosotros mismos, ya podrá venir una sorpresa en forma de decepción personal, de producto que no satisface nuestras expectativas, que no lo veremos como un drama, sino como una evolución de nuestra vida personal o profesional. Nos hace afrontarlas con actitud y no con emociones descontroladas, ni actitud de víctima.

Para las marcas y profesionales que sigo estudiando, cada día no es un lamento, sino el sonar de los Tambores de guerra, como dice Manuel Carrasco. Sonido de aliento, que desde su amor, su energía, su confianza, su coherencia, siempre como tú quieras llamarlo, saben que un nuevo día es una nueva oportunidad de enamorar a sus clientes, de conquistar los corazones del mundo que saben que les espera.

Las personas y empresas que desprenden amor allá donde van, siempre desde un trabajo interno, están trabajando en un sueño, en un propósito. Son ellos mismos, no van siguiendo la “manada” o la “moda” de esos momentos. SI te gusta bien y sino también. Y por eso enamoran, porque son ellos mismos.

Nos enamoramos de lo que creemos que nos puede dar una vida diferente a la actual, de lo que nos puede hacer sentir emociones hasta nunca vividas. Nos podremos enamorar de una marca que no gusta a nadie, de una persona no muy agraciada, pero si a nosotros nos ha “llegado”, dará igual lo que opinen los demás, es nuestro amor lo que importa de verdad.

¿O es que crees que irá algún lugar si crees que te enamoras de una marca simple y que sólo lo haces por estar tranquilo? Sabes que no irá a ningún lado.

Entre otra de  las características, tanto en el libro de Rocío, como en las marcas estudiadas, además de quieras o no, la vida siempre te pone lo que es para ti, tenían una banda sonora que los acompaña durante todo el camino.

Tienen un concepto del amor, no basado en un “mundo ideal” como Disney, sino más realista, de confianza, aprendizaje. De caídas si, pero también, de subidas y de aliento. Un amor más “Indie”.

El amor sin música, es como el arroz con leche sin canela. Algo insípido.

Nos preguntamos como esas personas o marcas han provocado una “Avalancha” como dirían los Héroes del Silencio. Como lideran nuestros corazones y nuestras preferencias.

Ya sabes la “fórmula secreta” de muchas empresas y personas en la vida, EL AMOR.

Enamorémonos de las raíces y no de las flores, así en otoño sabremos qué hacer

¿Estás dispuesto a empezar a amarte y a enamorar?

 

José Antonio Marina: “La felicidad es una palabra muy industrializada”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mí es un autentico placer, presentar a José Antonio Marina.

Hace tiempo cayó en mí una definición que desconocía su autor. Decía así: “Para ser felices hay que satisfacer tres necesidades básicas de una manera armoniosa: bienestar (forma de vivir seguros y cómodos), relaciones afectivas y sociales que nos hagan progresar y el sentimiento de progreso. Porque no hay nada más triste que estar trabajando y que no reconozcan lo que hacemos”.

Era de José Antonio Marina dicha afirmación.

Desde entonces, he intentado leer todo lo que aparecía de él. .

Catedrático en Filosofía, pedagogo y conferenciante. Su labor investigadora se ha centrado en el estudio de la inteligencia y en especial en el mecanismo de la creatividad artística, científica, tecnológica y económica. Autor prolífico, tiene entre su obra, libros como “Tratado de filosofía Zoom”, “La educación del talento”, “Los secretos de la motivación” u “Objetivo: Generar Talento” entre otros muchos.

Hace unos días decía en otra entrevista: “Si la educación estuviera entre las preocupaciones de los españoles en las encuestas, tendríamos una educación mejor en menos de 3 meses”. Y tras ellas tuve la oportunidad de conversar con él sobre Educación, Felicidad, motivación y Talento entre otros muchos temas.

Gracias José Antonio por ayudarnos a entender de forma coherente el talento y la importancia en estos momentos que vivimos. Podéis conocer más a José Antonio a través de su Web o a través de su Universidad para padres.

.- ¿Quién es José Antonio Marina?

Espero ser una buena persona. A veces demasiado optimista acerca de lo que puedo hacer sobre todo por las mañanas. Y con un ramalazo megalómano.

Todas las cosas que se me ocurren, superan sin ninguna duda lo que puedo hacer. Pero pienso si me propongo 100 y solamente consigo la mitad, pues he conseguido 50. Pero si me propongo 10, aunque lo haga todo, pues me quedo en 10.

No es que yo me considere bueno, sino que realmente valoro la bondad como la mayor demostración de inteligencia que hay.

Al ser optimista, me hace que valore como categoría esencial de inteligencia, la posibilidad. Posibilidad es una palabra maravillosa que nosotros vivimos en la realidad. Una realidad que está transformada por las posibilidades que descubrimos en la realidad. Y esas realidades superan más lo que yo soy capaz de hacer, por eso siempre voy con la lengua fuera.

.- Si tuvieras el poder de tener a tu disposición una valla publicitaria, ¿Qué pondrías en ella?

Pues una frase que no es mía, que es: “Por mí, que no quede”.

Es una frase que está en el epitafio de Max Aub. Pero también añadiría una frase que es “He hecho lo que he podido”.

.- ¿Quién sabe vivir?

Esa es la verdadera función de la inteligencia. Y es muy complicado, porque estamos siempre en un equilibrio difícil.

Los clásicos orientales e incluso los clásicos estoicos griegos, decían que la felicidad es una experiencia diferencial. La diferencia que hay entre lo que has aspirado y lo que has conseguido. Por lo tanto si has aspirado a poco, es mucho más fácil que seas feliz.

Era un tipo de actitud ante la vida, que era que no desearas mucho y tendrás posibilidades de ser feliz. Y es una actitud que no va mucho con un megalómano.

Lo que yo creo que hay que hacer es elegir bien nuestras metas y haz todo lo posible, para manejar la información necesaria, gestionar bien las emociones y desarrollar las actitudes de la acción necesarias para realizar las metas.

Las metas no tienen que ser contradictorias, sean buenas y que no exijan prescindir de cosas fundamentales.

Tienen que ser metas que estén permitiendo unificar o integrar los muchos deseos que tenemos.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

La felicidad es una palabra muy industrializada y prostituida. La industria del Happines, está haciendo mucho daño. Y no es por ahí por donde venía la tradición clásica de la felicidad, que viene del mundo griego. Para ellos, significa llega a ser lo mejor que puedas ser.

Cuando se ha industrializado, que por ello tiene mucha culpa la psicología positiva americana. Ya que es el mismo Seligman, que fue el precursor, ha dicho que está harto de la felicidad.

Yo cuando se lo explico a mis alumnos, además de decirles que es una definición que va a examen, es la armoniosa satisfacción de las tres grandes necesidades que tenemos. La primera es una necesidad hacia adentro, es estar seguro, no tener miedo.. La segunda ya es hacia afuera, que no solo además de vivir cómodamente, necesito mantener relaciones afectivas profundas, que tenga reconocimiento. Y necesitamos sentir que no somos insignificantes, algo totalmente terrible. Y para sentirnos significativos, algo nos tiene que dar sentido, entre otras cosas los proyectos que tenemos. Pero también sentir que progresamos.

Porque cuando no progresas o sientes que no puedes progresar, se aplana mucho la vida.

Y la gente se preguntará: ¿Por qué armoniosa?

Porque estos tres deseos suelen entrar en conflicto.

A lo mejor lo más cómodo para ti es tomarte un whisky nada más llegar a casa. Pero tienes a tu pareja que tiene ganas de hablar. Para mí será más importante mantener una relación satisfactoria con tu pareja, entonces en ese momento aparcamos la comodidad de tu whisky porque hay otra cosa que es más importante.

También pasa con el progreso profesional. Se habla por ejemplo, de un trabajo compatible con la familia. Pero puede ser dos tipos de trabajo, uno que es asalariado o un trabajo por libre.

La inteligencia es ver como consigo armonizar esas tres para no prescindir alguna de ellas, pero también que ninguna de ellas absorba a la otra. Y para eso se necesita mucha sabiduría

.- ¿Qué piensas de la moda de la motivación?

Yo creo que la psicología con la motivación nos ha metido en un callejón sin salida.

Durante toda la Historia de la Europa Occidental, quien explicaba el comportamiento era la voluntad, YO DECIDO.

Cuando a principios del siglo pasado, se cambia por motivación, no eras tú quien iba a decidir, sino el motivo que va arrastrar tu comportamiento.

Cuando se presenta la motivación, se hace porque se cree que es más claro que la voluntad. También es cierto que la voluntad se había metido en un círculo vicioso, porque para tener mucha voluntad, había que tener mucha voluntad, entrenar la voluntad, fortalecer la voluntad…y se mezclo con muchas cosas, como por ejemplo en el discurso de inauguración del Partido Nazi.

Por lo tanto dio miedo ese concepto.

Pero dicho esto, el concepto de motivación viene de la psicología. Y la sicología no acaba de saber qué hacer con la libertad. Y nos han metido en un problema.

Yo no puedo decir mi motivación, o estoy motivado o no estoy motivado. Y si no estoy motivado, no puedo hacer las cosas.

Yo cuando escribí, “El libro de la voluntad”, decía en él que íbamos a retornar a dicho concepto bajo otra forma. Y por ejemplo en este momento, las funciones ejecutivas es una forma diferente de hablar de la voluntad.

Diferente, porque la idea clásica de voluntad es que era una propiedad innata. Y ahora son varias funciones aprendidas. Por lo tanto la diferencia es muy notable. Viendo a día de hoy, que una de las funciones básicas de la educación, es fortalecer las funciones ejecutivas, es decir lo que tiene que ver con que las personas alcancen la autonomía.

Tenemos que reconocer que no nacemos libres. Nacemos libres jurídicamente en una democracia, pero los niños nacen absolutamente dependientes.

Por lo tanto todo proceso educativo que tiene que ver con el desarrollo de la voluntad, es ir a ver si me consigo liberando poco a poco, de la dependencia de los que me tienen que cuidar. Luego de la dependencia del miedo, de la ignorancia, de la dependencia social.

La libertad por lo tanto no es innata en el hombre, sino una tarea…

Volviendo a la motivación, te pongo en situación. Si tú llamas a un fontanero y te dice que no está motivado para arreglarte el grifo, ¿Qué le dirías? Pero ese ejemplo de no motivación, aplícalo a los equipos de futbol o en los colegios que los jugadores no están motivados, o no están motivados para hacer una tarea.

Con la motivación, estamos quitando la voluntad, pero también el mecanismo que el ser humano había inventado para compensar los altibajos de la motivación.

Hacer las cosas con motivación es mucho mejor, pero si no lo haces con motivación, tendrás que hacerlo porque es tu deber, les digo a mis alumnos.

Cuando entra la motivación en este lio educativo en el que estamos, desaparece el deber. Y parece que hacer las cosas por deber, como que parece de mal gusto

La quiebra del concepto pedagógico de deber nos ha traído muchos problemas.

.- ¿La creatividad se aprende o es innata?

La creatividad se aprende.

Yo creo que ahora conocemos muy bien cuáles son los mecanismos de la creatividad.

Tienes que tener un estado de activación muy grande. No hay creadores perezosos, pasivos. Y también tenemos que poner en marcha operaciones que nos van a producir las ocurrencias o ideas.

Pero no es el problema que se te ocurran cosas, sino que tienes que seleccionar las buenas. Y es ahí donde te juegas la creatividad.

La creatividad no se trata de tener muchas ocurrencias, se trata de elegir las buenas,

Por ejemplo los pintores del s.XIX, eran muy buenos, pero tenían un proyecto sumamente aburrido. Eran mejores pintores que Monet, pero él tenía un proyecto pictórico mucho más interesante.

Hay un libro que describe muy bien el proceso de la creatividad, es “Las cartas a Van Gogh de su hermano Teo”. En él dice Van Gogh, que no sabe dibujar, pero acabará dibujando.

Y es a través del entrenamiento, cuando acabas consiguiéndolo. Cuando entrenas es cuando se te acaban ocurriendo más cosas.

Por lo tanto tienes que adquirir los proyectos de la creatividad y luego a ver qué proyecto haces.

Hay una cierta creatividad que se puede adquirir en los talleres que la enseñan, pero yo me preguntaba si había más. Me preguntaba si se podía enseñar superar la creatividad, considerada estándar.  Es decir llegar a una personalidad creadora.

Entonces a través de la colaboración con el escritor Álvaro Pombo, observaba como se observaba como escritor, como veía su literatura, de ver el mundo. Y vi que la voz del escritor se la tiene que ir trabajando. Un trabajo personal en el que tienes que ver qué cosas influyen.

Estas creando una fuente de ocurrencias original. Y las ocurrencias no son conscientes. Se hacen conscientes, en el telar que se urden está por debajo.

Pero ahora sabemos cuáles son los mecanismos. Pero Freud, el inconsciente determinaba el consciente.  Pero ahora la idea que tenemos es que la parte consciente adiestra al inconsciente

La fuente de las ocurrencias, te hace ver cosas que los demás no ven. Eso es lo interesante.

.- ¿Qué es la Disrupción?

Yo creo que es muy difícil ser disruptivos en fenómenos que pensamos que son muy disruptivos. Como en los fenómenos de las conversiones, de los enamoramientos o del shock post-traumáticos.

Yo creo que en la vida somos más evolutivos que disruptivos. Pero depende como sea la evolución.

Puede ser un tipo evolución empujada por las circunstancias o una evolución en la que tú haces un proyecto, y desde la lejanía te seduces a ti mismo haciendo ese proyecto.

Ahí se presenta el gran mecanismo del progreso moderno que es , yo estoy en el punto A, sé que quiero llegar al punto B, y ver cómo hacer ese paso. Y casi siempre lo que tenemos que hacer es tengo que adquirir aquellas capacidades que me van a permitir llegar ahí.

Adquirir esas capacidades es lo que llamamos entrenamiento. Y es en el entrenamiento donde está la capacidad específica del ser humano.

Por ejemplo en las Olimpiadas de Méjico, fue el cambio en la forma de realizar el salto de altura. Transformo todo el entrenamiento para realizarlo, provocando un antes y después en dicha actividad.

Por lo tanto el entrenamiento es una tarea específicamente humana que nos permite alcanzar metas que sin él, no hubiéramos alcanzado.

El entrenamiento es pesado porque va a descansar sobre hábitos. Y mientras no tengas hábitos, no vas a jugar con soltura con ellos. Y también con la ayuda de un gran entrenador.

Por eso mi idea, que los profesores, se debieran considerar entrenadores. Porque los entrenadores te enseñan a COMO hacer las cosas, a COMO llegar hasta donde tú quieres pero llegará un momento en el que tú te sueltes y tu entrenador disfrutará viendo como lo haces.

.- ¿Mentoring o Coaching?

Después de toda la conversación que he mantenido contigo David, te diría Coaching.

Tienen funciones distintas. En algunos el mentoring puede hacerlo personas que no tienen la cualificación de un coach.

Un coach tiene que saber muchísimo y de muchas aéreas. Tiene que entender muy bien cuando debo ser riguroso y cuando debo de hacerse el tonto o el listo.

Hay muchas variaciones. Está el mentoring, está el coaching, pero también está el counselor.

Pero lo importante es el entrenador. Hay un tipo de personaje que a mí me interesa mucho que en España no se habla muy bien, que es como conseguir la Maestría en algo.

La inteligencia de un experto es muy rara. Es una inteligencia que tiene muchas cosas dentro, manejando su memoria de una manera distinta. Aprende con más rapidez. Pero también sabe distinguir lo relevante de lo irrelevante, y esto es muy complicado.

En estos momentos, en los que lo irrelevante de lo relevante es especialmente delicado con el tema de la Inteligencia Artificial y su relación con la especie humana. No paro de recibir libros y artículos hablando del Pos-humanismo, de la llegada de la fusión entre los sistemas neuronales y los sistemas de Inteligencia Artificial y es algo que viene muy rápido.

Nosotros tenemos un límite de 600 palabras por minutos, mientras que un ordenador lee 600 millones de páginas por segundo. No podemos competir con ellos.

Por ejemplo en las últimas elecciones, se presento Watson For President. El programa de inteligencia artificial de IBM. Lo que decían era que podían crear un programa del gobernante perfecto y que nos lidere él.

Entonces el problema que surge es quien maneja toda esa información y quien va a tomar las decisiones.

Debemos orientar nuestros sistemas educativos no en cómo manejar toda la información que debe gestionar sino como debe ser una inteligencia para tomar buenas decisiones.

Estamos en una educación que no es que sepa muchas cosas, sino que estén en condiciones de tomar buenas decisiones en todos los aspectos de su vida.

La decisión es el punto importante de la inteligencia.