¡¡Claro que si guapi, TIENES TALENTO!!

“El genio es talento incendiado por coraje” decía Henry Van Dyke

La sociedad ya no busca la formula de la felicidad, la de la longevidad o como hacer dinero a través de las redes sociales.

Esas búsquedas son una cortina de humo con lo que realmente andamos buscando desesperados:

EL TALENTO.

Generar talento, retener talento, ¿Cómo crear talento en tu empresa? ¿Tienes talento?..La escasez de talento. Muestra tu talento en el nuevo Talent-show de nuestra cadena de televisión…Ven al concurso y muestra tu talento para emprender…”

¿Tan mal estamos?

Cada vez que veo frases así, me pregunto cómo todavía seguimos adelante como sociedad si el talento escasea tanto.

El talento, lo define la R.A.E, como “Capacidad de entender… Capacidad para el desempeño de algo..Persona inteligente o apta para determinada ocupación...”

Y después de leer esta definición, ¿Sigues sin creer que eres una persona con talento?

¡¡NO ME LO CREO!!

(Nota: Tampoco te estoy diciendo que esas un genio pero que tienes algún tipo de talento, SI)

¿Pero por qué se pone anuncios en búsqueda de talento, cuando CADA UNO DE NOSOTROS, TENEMOS UNO O VARIOS DE ELLOS?

Porque a través de los medios de comunicación, de estrellas del deporte o programas de televisión, que buscan y enaltecen a las personas que “destacan”, hacen creer que el talento es para alguien “escogido” “iluminado” , al cual nunca podremos llegar los demás.

Ese “iluminado”, habrá nacido ya con ese talento innato,  tendrá una facilidad innata para realizar ese deporte o actividad; o será la mezcla de una de las dos.

Y como nos han dicho que si no sacamos un talento desde muy pequeños, ya no podremos desarrollarlo, ser alguien en la vida, nuestra frustración, nuestro sueño “roto”, hace que admiremos a esas personas “elegidas” mientras las “envidiamos” por correr por dentro.

Acabando “mediocrizando” a esa persona, y a nosotros mismos.

En esos momentos estamos practicando el deporte nacional por excelencia, si yo no soy excelente, no tengo talento, los demás tampoco y si lo consiguen, seguro que será a través de algún “método no legal”.

Todo por no reconocer:

.- Tiramos la toalla antes de tiempo mientras recorríamos el camino hacia el desarrollo del mismo

.- O nunca nos dimos la oportunidad de descubrir que había detrás de eso, que nos “Picaba el gusanillo”.

Mejor denostar a los demás, que reconocer que no nos dimos a nosotros la oportunidad que nos merecíamos.

Para colmo, nos encontramos, que aunque se busca desesperadamente el talento, nos solemos encontrar con un “comité” que suele dilucidar si tienes o no talento…

Depende del día que tengan, depende si les gustas o depende del aire que corra en esos momentos pasas o no la prueba…

Buscamos talento, y antes de nada, ¿hay un comité que determina si tienes talento o no? ¿Qué título o Máster determina que tienes la capacidad para determinar si una persona tiene talento o no?

¿O no conocemos historias que desde pequeño se le decía que no tenía talento, que no valía para algo, y con tesón, esfuerzo, confianza, siguió su lucha y lo consiguió a pesar de las negativas?

Nadie tiene el poder de decir si una persona o no, tiene talento. PORQUE TODOS TENEMOS UNO O MÁS TALENTOS.

Unos lo desarrollarán pasando por todas las fases de aprendizaje, con un tiempo establecido…Como aprendíamos a conducir, sin unas horas determinadas, no podrías presentarte al examen. Otros tienen facilidad para ese talento que recorrerán ese aprendizaje en menos tiempo que el resto de los “mortales y luego estarán los “genios” que no necesitan ni de curvas de aprendizajes, cursos ni nada, llevo incorporado dentro de ellos “de serie”, aunque nadie se lo haya incorporado.

Unos harán un curso para hacer tortillas de patata, otros con un curso de “exprés”, ya les valdrá y otros, no lo necesitarán, porque sabrán hacerla y de forma espectacular aunque nadie les haya dicho como hacerla.

PERO TODOS TENEMOS UN TALENTO O VARIOS.

¿POR QUÉ BUSCAMOS TALENTO Y CUANDO LO MOSTRAMOS ASOMBRAMOS A LOS DEMÁS?

Porque desde pequeño no nos dejan desarrollarlo.

Me estarás diciendo que hay clases extra-escolares (que no para desarrollar ése talento, más bien para tener a los niños entretenidos mientras los padres llegan de trabajar), para que nos podamos desarrollar en manualidades, pintura, deportes o demás… Estoy de acuerdo contigo, te lo compro…

¿Pero qué pasa cuando una persona destaca? “Mejor tómatelo como un hobbies, mejor olvídate de ese sueño, eso es imposible, no suelen llegar todos…Tienes que dejarlo, no eres bueno…”

Y acabamos dejándolo, sin saber si llegaríamos ser buenos o hasta donde podríamos haber llegado con ese talento.

Vivimos en un mundo en el que nos “mola” y “nos volvemos loco” por lo diferente, lo que causa una verdadera revolución en cualquier aspecto de la vida, pero lo queremos dominar, para que no “cause” muchos estragos.

¿Por qué lo digo?

Al igual que con el “coaching”, “la transformación digital” o “la búsqueda de trabajo y la marca personal”, el “talento” también se está prostituyendo.

Leo en artículos que dice: “¿Cómo retener el talento?”.

Las siguientes preguntas me salen solas al leer estos títulos de artículos: “¿Pero dejas que se muestre el talento? ¿Dejas que esas personas con talento, lo muestren sin tapujos? ¿Puedes retener a una persona a la que no le has dejado mostrarse como era? ¿Aceptas contratar a una persona que de verdad, si es un líder, tiene más repercusión que tú y quizá ser mejor que tú en tu puesto de trabajo?”

Como antes de crear una marca, hay que hacer una introspección interior importante, en el tema del talento, también.

Señores “gurús del talento” y “escuelas de negocios” sI de verdad queremos que el talento, el de verdad, queremos produzca  una verdadera transformación a través de la puesta en marcha de esos dones o talentos… en las empresas, en la vida, un máster “exprés” o un programa de talentos, liderado por “Jefes, que no es lo mismo que lideres”, que el liderazgo lo tienen “apolillado”.

Si queremos que el talento, revolucione esta sociedad, la revolución tiene que ser mucho mayor de lo que hasta ahora estamos haciendo, señores.

Ah, al igual que hay talento “bueno”, hay talento “malo”. Por mucho que te diga tu “madre o abuela” que vales para esa cosa en concreto y tras haber “quemado” todas las oportunidades, sigues en el mismo lugar de siempre…te recomiendo que vayas mirando hacia otro lugar y dejar ese talento como “hobbies” y no como “forma de vida profesional”.

Así que recuerda:

.- TODOS TENEMOS UN TALENTO O VARIOS

.- DATE LA OPORTUNIDAD DE CONVERTIR ESE TALENTO, EN TU FORMA DE VIDA. LA FELICIDAD ESTARÁ MÁS A MENUDO CONTIGO SI LO HACES.

.- Señores, liderar el talento en el siglo XXI, no es lo mismo que en los años 80, por favor.

.- QUE NADIE TE DIGA QUE NO PUEDES, SI NO LO INTENTAS.

.- CONFIAR EN TI HACE QUE TU TALENTO SE DESARROLLE MUCHO MÁS RÁPIDO.

¿Qué es para ti el talento? ¿Tienes alguno? ¿Cuál? ¿Te sientes orgulloso de él? TÚ SI QUE VALES GUAPI

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde”, en este enlace.

 

¿Por qué llegas tarde a todo?

“Es mejor llegar tarde en este mundo, que temprano al otro mundo..”

Es que siempre llego tarde a todo, ¿No sé como lo hago?”.

Todos nos lo hemos preguntado alguna vez en la vida…Y en vez de poner solución a la dificultad que nos entorpece nuestro día a día, una y otra vez, sevuelve a repetirse la misma situación.

¿Qué pasa?

Sé que estarás pensando que la culpa de ese retraso, la ha tenido la línea de autobús, que te han llamado por teléfono, que estabas ocupado con el último videojuego o “jugando” con tu pareja… Ciento de excusas que lo único que intentamos con ellas, es eximirnos de las posibles responsabilidades que hubiera por nuestra tardanza.

Pero la situación se suele complicar, cuando al llegar TARDE, vemos que otra persona ha conseguido lo que nosotros esperábamos que estuviera para nosotros, llegáramos tarde o no.

Jo, él ha conseguido lo que yo quería…Era la última entrada y la tiene ella…Por llegar tarde hemos perdido la oportunidad de entrar y lo ha conseguido él…”

Ahora unimos que hemos llegado tarde a la sensación que hemos perdido una oportunidad soñada, porque hemos llegado fuera de tiempo. Con lo que conlleva que nuestro enfado con la sociedad, que no con nosotros mismos, aumenta a niveles insospechados.

Es que nada me va bien en la vida, es que los autobuses han tenido la culpa que no consiga nada en mi vida…dichosa llamada, hizo que no llegara a tiempo…ya nada será igual..Con las ganas que tenía y había puesto…y por un segundo no lo he conseguido…”

¿Qué tienen en común todas estas reflexiones?

¡¡QUE ESTÁS EVADIENDO TU RESPONSABILIDAD!!

Déjate de tonterías. ¿Qué culpa tiene el número 33 de autobús que hayas llegado tarde? ¿Qué culpa tiene tu madre de haberte llamado cuando hacía 3 semanas que no la llamabas?

NADIE TIENE LA CULPA DE QUE HAYAS LLEGADO TARDE. ¡¡NADIE!!.

Se podría acabar el post rememorando una frase que toda madre dice, para darte la solución a tu problema:

¡¡PUES HABERTE LEVANTADO ANTES!!

Y es así.

Pensamos que cuando tenemos una oportunidad delante de nosotros, un evento, ya que ha llegado a nuestra vida, siempre va a estar ahí para nosotros. Para cuando nosotros queramos, dar el paso y poderlo disfrutar.

Tal como vienen las cosas se van. Nada es para siempre, como bien dice una canción.

Ves desde la otra acera, como tu vecino ha podido elegir las entradas que tú querías. Como por tardar, no aceptan más CV para ese puesto de trabajo que tanto te ilusionaba…POR LLEGAR TARDE YA NO PUEDES ELEGIR, YA NO PUEDES ESCOGER.

Y de bueno volvemos al bucle de defendernos y excusarnos por nuestros actos.

¿Sabes qué te diferencia de esa persona que ha llegado antes que tú? No que haya cogido el autobús antes, sino que empezó antes que tú, el camino hacia su sueño.

Hace unos días me dijo una persona: “Mira por poco no llegué a conseguir una entrada, el límite era el miércoles para recogerlas y por momentos no llegué”.

Le pregunté: ¿Desde cuándo lo sabías que podías ir a recogerlas? Desde hace 2 semanas.

¡¡LO QUE PASA QUE POR DESIDIA, VAGUEZA, MIEDO O VERGÜENZA, NO DAMOS EL PASO HACIA ALGO QUE QUEREMOS AÚN SABIENDO QUE ESTÁ AHÍ ADELANTE… Y LUEGO CUANDO LO DAMOS…LO VEMOS MARCHAR SIN PODERNOS SUBIR A ÉL!!.

Al éxito, le pone la acción. Le ponen los emprendedores, los que dicen SI antes que la oportunidad ha terminado de presentarse en su casa, los que dan pasos por pequeños que sean y no esperan hasta el último momento a darlos, esperando a ver si tienen algo de suerte.

LA SUERTE SE CREA, NO SE ESPERA.

Esto es como cuando hacíamos los exámenes. Esperábamos hasta el último momento para estudiar, porque mientras tanto teníamos los dibujos de las 5 de la tarde, habíamos quedado con los amigos, nos apetecía no hacer nada o era mejor ver pasar la gente por la ventana que empezar a estudiar un examen que era importante.

¿Qué solía pasar?

Que algunas veces aprobábamos con un 5 raspado, resoplábamos y pensábamos:”Por los pelos”, pero la mayoría de las veces…SUSPENSO.

Y de mayores eso nos pasa…

Ni por vagueza, desidia, ni leches, sino por MIEDO, no nos ponemos manos a la obra. Aún sabiendo que tenemos que hacer las cosas, sabiendo que si andamos antes que los demás, llegaremos antes que ellos, ni por esas…esperamos al “A VER SI TENGO SUERTE EN EL ÚLTIMO MOMENTO”.

Nos quejamos de las malditas prisas, pero somos nosotros, quienes nos dejamos llevar por ellas.

¿Y qué hago? Seguro que estarás esperando a que te dé el cómo para transformar tu situación.

A todas las citas que has acudido tarde, se sincero contigo mismo: ¿Realmente querías ir? ¿Has ido por aparentar o sinceramente has llegado tarde por algún motivo en concreto?

Muchas de las citas que llegamos tarde, es porque realmente hacemos cosas que no queremos hacer de verdad. Ése retraso suele mostrar nuestra incoherencia entre lo que hacemos y lo que realmente queremos hacer.

Pero sin embargo si quieres llegar el 1º, no tienes que esperar a que la oportunidad salga, tienes que ir tú a por ella. Las oportunidades se crean, él éxito llega a las personas que hacen las cosas antes de que sean necesarias, no cuando es el último remedio.

¿Quién crees que triunfará, una persona que emprende un camino por ilusión, por motivación, sin importarle las circunstancias, los miedos, el momento que vive sino porque lo siente así o una persona que emprende algo por pura necesidad?

No esperes a que te llamen de esa empresa para dejarle tu CV, no esperes a que salga una subvención para emprender tu sueño empresarial, no esperes a que pongan a la venta las entradas para el concierto soñado, para hacer cola desde ese día en taquillas, no esperes…

El refrán dice: “Quien espera, desespera”… Dale la vuelta a la tortilla y que tu lema sea: “El que desespera es porque siempre espera y no se adelanta”

Basta ya de esperar oportunidades, de esperar que nos elijan para ser felices, de que caigan cosas para empezar a emprender nuestros sueños,

BASTA YA, DESOBECEDE a todas esas mentiras y empieza por ti mismo, LLEGARAS ANTES QUE LOS DEMÁS, TE LO ASEGURO.

 

¡¡Lo mejor que harás en tu vida, tu 1ª vez!!

La primera vez en todo, nunca se olvida

En una sociedad donde nos enseñan que tenemos que llegar al status quo que nos rige a través de sueños, ilusiones y esfuerzo, … ANDA Y QUE LES DEN…

Lo que tienes que hacer tú, es crear tu propio Status Quo.

Tú nunca llegaras a ser Steve Jobs, Karlos Arguiñano o Leo Messi. No porque no puedas, no porque no puedas tener sus conocimientos o llegar a parecerte algo en sus condiciones físicas.

Lo que pasa, es que TÚ ERES TÚ, y Leo Messi, es Leo Messi.

Al querer llegar a ser como….estás perdiendo tu identidad. Estas perdiendo tu esencia, estás perdiendo eso que te hace único.

Porque todos los somos, todos somos únicos. Nadie ha nacido igual a otro, y aunque me digas que los gemelos si lo son, ellos mismos son diferentes en muchas cosas.

Y tú mientras tanto, te quieres parecer a no sé quien, porque quieres parecerte a él. Que te inspire a superarte, que veas en él, un modelo de vida, (nunca olvides sus valores), me parece genial. Pero nunca quieras ser como…PORQUE TÚ ERES ÚNICO, NO ERES UNA FOTOCOPIA DE NADIE.

Cuando nos dicen que tenemos que alcanzar un determinado nivel de éxito, sino seremos considerados como “fracasados”, ya antes de empezar, nos están dirigiendo hacia lo que la sociedad cree que es “normal”.

Y que yo sepa, tú de normal no tienes nada, ERES UN ANORMAL. Algo que se sale de lo establecido, que es inaudito, una especie en extinción.

¿Y para qué quieres parecerte a alguien?

Porque tienes miedo a mostrarte como eres realmente. Tienes a decir al mundo, yo soy así y no hay nadie como yo. Porque tienes miedo a que te puedan expulsar del rebaño si te sales de lo pre-establecido.

Recuerda: SÓLO TIENES UNA VIDA, Y SIEMPRE TIENES QUE HACER LO QUE TÚ SIENTAS, NO LO QUE LOS DEMÁS DIGAN QUE TIENES QUE SENTIR.

Tampoco das el paso adelante, porque crees que las oportunidades, el momento en el que vives, no es el “idóneo”, para hacerlo. Piensas que necesitas la ayuda de los demás para llegar a donde quieres llegar, pero no desde el principio.

Quieres que te lleven de la “manita” hasta la cima. Lo que quieres es no hacer ningún tipo de esfuerzo, y si no saliera como tú esperabas, tienes la excusa, de decir, que la culpa la tiene otro, y no tú.

Déjate de miedos, excusas y tonterías, lo que tienes que hacer es EMPEZAR. Y no empezar a lo grande, montando una tienda más grande que el Nou Camp o invertir en una web, todo el dinero que tengas. Te aseguro que si empiezas así, el futuro no será muy halagüeño y no creo que veas esos resultados con los que soñabas.

Empezar es darse la oportunidad de saber que hay detrás de ese reto. Descubrir en quien te vas a convertir al llegar a la cima, y durante el camino. Es saber que el miedo está en la cabeza, y no tiene forma de ogro con 3 cabezas.

Detrás de todo reto que tengas por delante, está quien eres de verdad. Te encontrarás contigo mismo, no con una fotocopia de nadie.

“Si David, doy yo el paso, pero ¿Cómo empiezo? Es que…

Ni es que ni nada… Seguro que desde donde estés, la situación que tengas, puedes dar un paso, por pequeño que sea, hacia esa cima. Ir a preguntar a esa persona, crear el nombre de tu empresa, leer un libro del tema que te apasiona, lo que sea…Pero hazlo.

¿Pero por qué no lo haces? ¿Por qué ese miedo te invade?

PORQUE NO NOS COMPROMETEMOS CON NOSOTROS MISMOS.

Se nos llena la boca hablando de compromiso con los refugiados, con las guerras, con causas…pero si empezáramos a comprometernos con nosotros mismos desde el principio, muchas de estas cosas no pasarían.

Eso de la constancia no va con nosotros. Si podemos dar 20 euros para alguna causa y así sentimos que nuestra conciencia está tranquila, para olvidar que no hemos ido al gimnasio durante 1 mes, o ese sueño que teníamos, lo hemos dejado por imposible por nuestra dejadez, lo hacemos. Todo por limpiar nuestra conciencia intranquila.

CUANDO NOS COMPROMETEMOS CON NOSOTROS, CON ALGO, ES CUANDO EMPEZAMOS A COSECHAR RESULTADOS EN LA VIDA… ¿MIENTRAS TANTO? SÓLO FRUSTRACIONES.

Basta ya pensar que son los DEMÁS, los únicos que pueden ser referentes en tu vida, que sólo los puedes elegir a ellos, para tu inspiración, confianza y motivación.

¿Qué pasa si te eligieras a ti mismo, como tu propio ejemplo de superación?.

Deja de pensar, que hasta que no venga el Gurú de turno o un libro, no serás capaz de sentirte “capaz” de hacer nada en este mundo.

Ese gurú, ese libro, ese curso, son herramientas, que te acompañaran en el caminar, pero lo que necesitas es la gran estrategia, que te impulsara a ese camino, hasta ahora para ti, inhóspito.

No te estoy asegurando, que lo vayas a conseguir. Porque yo me he lanzado hacia retos que no han acabado como yo deseaba, pero echando la vista atrás, he ganado mucho más , en todos los sentidos, que si me hubiera quedado en el sofá esperando a ser elegido o cayera del cielo.

Siempre que caminamos, siempre que nos caemos, siempre que tropezamos, siempre que corremos…SIEMPRE GANAMOS MÁS QUE SI ESTUVIERAMOS QUEJANDONOS.

¡¡Te lo aseguro!!

Pero es que tengo miedo a fracasar…”. ¿Sabes lo que te voy a contestar, verdad? ¡¡ME LA BUFA!!.

No sé en qué situación te sientes un fracasado, pero déjate de tonterías. Lo intentaste, pero no lo conseguiste. De acuerdo… ¿Y cuanto recorriste desde que dijiste adelante hasta que te dijeron Stop? Seguro que mucho más largo que tu compañero de piso, que no hace nada que sea más allá de su sofá.

Así que sonríe, siéntete orgulloso, porque has hecho mucho más que cualquier persona que siempre está quejándose del mundo que tiene.

Basta ya de quejas, de volar bajo, sabiendo que eres un Ferrari que vas por carreteras comarcales.

Empieza a andar y no pares hasta conseguirlo.

QUE TODOS DÍAS HAGAS ALGO, QUE SEA TU PRIMERA VEZ PARA TI. Y DISFRUTALA. NO SE VOLVERÁ A REPETIR.

Ahora que has leído el artículo, ¿En qué te comprometes conmigo? ¿Qué paso vas a dar hoy hacia tu sueño? Me gustará saberlo.

Venga, ¿Quién es el primero que se compromete? ¿Quién va a crear desde hoy un nuevo status?

¡¡Las actitudes que te impulsarán al éxito!!

De todas las cosas que llevas puestas, tu actitud es la más importante

impulsoSiempre he pensado que los mejores consejos que nos pueden dar, no es para un momento concreto de la vida, una palabra, tarjeta de presentación, sino cómo afrontar la vida.

Y siempre vienen de personas con más experiencia que tú.

Hace tiempo tuve una conversación con una persona que supondría un antes y después para mí.

Y quería compartirla con todos vosotros, con motivo del lanzamiento de mi 2 libro “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a partir de mañana en España y en todo el mundo a través de Amazon.

Ya que la actitud ante la vida que él me propuso, es la misma con la que los canallas la afrontan.

¿Quieres descubrirla?

.- En la vida, hay que empezar por lo que no se quieres.

Antes de empezar cualquier viaje, tenemos que saber qué no queremos en el mismo. No aguantamos tonterías, no aguantamos a personas negativas, no queremos la mediocridad, no queremos agobios, no queremos celos, no queremos estar gordos, no queremos…MUCHAS COSAS..

Si sabemos lo que NO queremos, ¿Por qué SIEMPRE LO PERMITIMOS?

Principalmente por dos razones:

.- Porque si decimos NO, pensarán los demás que somos unos déspotas y creídos.

.- Por miedo a las represalias y la gente se acabé yendo de nuestro lado.

Pero es que es la única manera.

Mister Focus, Francisco Alcaide, siempre lo dice: “La única forma de alcanzar el éxito, es focalizándote en él y ¿Lo demás?, lo delegas”.

Lo que no te aporte absolutamente NADA, en el camino hacia tu cima, tienes que delegarlo, dejarlo ir o tirarlo por la borda.

Si no estás de acuerdo, con algo, ¿por que acabas repitiéndolo o diciendo SI con la boca pequeña sino estás de acuerdo?

Lo que pasa que nos han enseñado a seguir las normas pre-establecidas como las grandes leyes que nos llevaran al éxito. Y como bien decía Einstein: “Si seguimos las mismas normas, no esperemos resultados diferentes”.

Para empezar a conseguir cosas diferentes a los demás, empecemos a decir NO a lo que los demás dicen SI, siempre partiendo de nuestra coherencia.

¿Y tú sabes lo que no quieres en tu vida? ¿Sí? ¿Entonces por qué lo sigues aceptando?.

.- Si sabes que no quieres, SABES QUE SI QUIERES.

Aquí empezamos a tocar un poco más las narices.

Si sabes que no quieres, sabes que quieres. Y no me digas que NO, porque me éstas mintiendo, y a ti el primero.

Lo que te pasa que tienes miedo. Esos deseos, esas necesidades están detrás de tu miedo. Pero al igual que al decir NO, tienes miedo, para decir SI, también lo tienes.

Y es así, me llegan mensajes en los que me preguntan cómo puedo saber qué quiero en la vida. Siempre acaban diciéndolo ellos mismos, transformando lo que no quieren en lo que quieren. Prueba ese juego, es muy revelador.

Pero decir que quieres, es quizá darse cuenta que has perdido el tiempo, que tienes miedo a lo nuevo que la vida te pone por delante, que es un cambio radical en tu vida, en tu familia… Pero nunca olvides, que si lo que quieres, si quieres ser feliz, tienes que empezar ir siempre hacia lo que uno quiere.

¿Y los demás? Que te la bufen.

.- Todo comienza dentro de uno mismo.

Estamos muy motivados, sabemos lo que queremos. Nos queremos comer el mundo como Leonardo Di Caprio en actitudesTitanic…pero no es la primera vez que empezando así, has acabado tirando la toalla al ver los “no resultados”.

No es que no hayas planificado bien el viaje, que no tengas talento..Al revés, seguro que tienes de sobra.

Lo que pasa, es que tu cerebro te ha jugado una mala pasada. ¿Cómo? A través de las creencias que hay dentro de ti.

Si quieres conseguir ser millonario, y desde pequeño, tus padres te han dicho, que el dinero no cae del cielo, que solo se consigue a través de sudor, lágrimas y sangre. Te aseguro que nunca serás rico con ese trabajo desde tu casa, ya que tu mente te dirá siempre:” Nunca lo conseguirás, porque tus padres te dijeron que tenía que ser de otra manera…”.

Nunca conseguirás nada, si dentro de ti tienes creencias, que te dice que jamás llegarás a esa cima o que no eres merecedora de ella.

.- Siente como si ya lo fueras.

Cuando oí por primera vez este trabajo a realizar, pensé que era una broma. Pero desde pequeños lo hacíamos, y nos sentíamos los reyes del mambo.

Sentíamos que éramos SuperMan, el mayor de los exploradores, o el gran chef francés de moda.. Y mientras nos sentíamos así, recorríamos bosques inhóspitos, cruzábamos ríos o nos salía un bocadillo para chuparse los dedos. Cuando el titulo, las capacidades, aún no las teníamos, pero el poder de sentirnos poderosos, es lo que provocaba.

Así que si sientes que ya eres lo que quieres ser o tener, todo será mucho más fácil, porque la motivación, ilusión y confianza no faltarán por el camino, descubriéndote de qué eres capaz y qué tenías oculto.

.- El sofá no es la herramienta para que tu sueño caiga del cielo.

Cuando emprendemos un camino, queremos llegar a él cuanto antes mejor. Y si no lo conseguimos, en el tiempo que creemos que sería lo estipulado, empezamos a dudar o a tirar la toalla directamente pensando que nunca.

Pero tampoco esperes que nada ni nadie, te baje del cielo tu sueño, como promulgan en el Secreto. Porque el único que te hace subir a los cielos es el de allá arriba, pero no bajarás cuando te llame para disfrutar de tu éxito.

¿Has emprendido el camino? Perfecto ¿Qué hacer ahora? Seguir tus impulsos. ¿Qué sientes que tienes que mandar un email? Hazlo. ¿Qué sientes que tienes que decir lo que sientes? HAZLO…¿Qué sientes que quieres quedarte en casa estudiando? HAZLO…

Haz todo lo que sientas que tienes que hacer, y lo que opinen los demás…QUE TE LA BUFE…Porque es tu vida, es tu proyecto, es tu sueño.

Pero NUNCA, te quedes en el sofá creyendo solo que con ilusión vas a conseguir nada. Porque del cielo solo cae la lluvia y algún meteorito.

Todo llega cuando tiene que llegar, a su debido tiempo. Y muchas veces llegan cosas mucho mejores de las que imaginaste.

Así que antes de emprender un viaje hacia tu sueño, RECUERDA:

.- Resetea tu cerebro de NO, IMPOSIBLE, DIFICIL, O NO ME LO MEREZCO, porque si no lo haces, te aseguro que eso será lo que conseguirás.

.- Céntrate siempre en lo que quieres, y lo que no quieres o aceptas en tu vida, a la basura del Windows.

.- Y los sueños no caen del cielo, sigue tu instinto y haz lo que te dice que hagas en todo momento.

¿Qué actitudes tienes cuando quieres alcanzar el éxito? ¿Cuál te falla o falta?

¿Mi religión? La contradicción

Ándate con cuidado cuando expulses tus demonios, no vayas a desechar lo mejor de ti” decía Nietzsche

ContradiccionUnos seremos católicos, musulmanes, budistas, new age, ateos… Pero todos tenemos una religión en común.

LA DE SEGUIR CON LOS OJOS CERRADOS, LOS DICTAMENTES DEL LIDER DE TURNO, SIN DUDAR.

¿Qué dice que el método es hacer las cosas de una manera? Sigámosle a pies juntillas lo que ha dicho, porque es él, supremo jefe.

¿Qué nos pide que le demos recomendaciones de qué hacer con su vida? Vayamos raudos y veloces a ayudarle, ya que el supremo jefe, nos ha pedido su ayuda.

¿Qué nos dice que no tenemos que leer esas publicaciones? Quemémoslas como en la Inquisición, ya que para él, esos libros serán malos para nosotros.

¿Dónde queda aquí nuestra libertad? ¿Dónde queda aquí nuestro poder de decisión?

Nos quieren aplacar nuestro poder de decisión y nosotros también, somos culpables, porque nos dejamos.

Nos dejamos, porque no queremos pensar. No queremos saber qué pasaría si pusiéramos en marcha ese pensamiento, si descubriéramos qué hay detrás del rey miedo o la reina novedad… No vaya a ser que nos mande fuera del reino llamado sociedad, y por una locura, se vaya todo al traste.

Así que lo mejor, es seguir con los ojos cerrados, los dictámenes, del proclamado gurú de turno, porque si él lo ha conseguido, nosotros también podremos llegar a alcanzar esa dicha que tiene él.

Los gurús, nos adoctrinan desde el miedo y de un éxito efímero.

Hacer lo mismo que yo, porque sino seréis unos mediocres, como habéis sido hasta ahora.. Seguir mis pasos, soy un gran ejemplo, mientras los demás solo venden humo…”

Miedo y éxito, la combinación perfecta, para no pensar y seguir a pies juntillas a los denominados “líderes gurús”.

Últimamente me lo dicen muy a menudo, y la verdad que siento es muy buena señal: “Hijo, no me lleves la contraria, que siempre lo haces… Tú siempre llevan la contraria”.

Llevemos la contraria, dudemos de todo.

Es la única forma de crear progreso en cualquier ámbito de tu vida.

¿Quién dice que la única forma de conseguir algo, es como lo dice esa persona? ¿Y todo el mundo tiene razón? NO ME LO CREO… ¿Quién dice que es imposible algo a tu manera? ¿Los demás? PUES NO ME LO CREO.

NO ME CREO QUE LAS COSAS SE HAGAN DE LA ÚNICA MANERA QUE DIGA UNA PERSONA O UNA SOCIEDAD.

Y tengo datos que así lo corroboran.

¿Crees que Elon Musk agachó la cabeza cuando diseñaba su coche Tesla? ¿Crees que Michael Jordan se negó a creer que no valía para el baloncesto cuando lo rechazaron en su colegio?

LES LLEVARON LA CONTRARIA HASTA CONSEGUIRLO, A AQUELLAS PERSONAS QUE LES DIJERON QUE NO. DUDARON DE LO QUE OPINABAN DE ELLOS Y DE SUS PROYECTOS. CONFIABAN EN ELLOS MISMOS. SE DIERON UNA OPORTUNIDAD, SE LA CREARON A PESAR DE LOS NO.

Las normas, los límites no están para seguirlos, SINO PARA ROMPERLOS.

No estoy llamando a las armas, pero si a la revolución interior. Que todo lo que oigamos, veamos y sintamos, le demos la oportunidad de ponerlo en duda si tanto si viene de los demás, como desde nosotros mismos. Sobre todo si son creencias que nos limitan.

¿Crees que es imposible? DUDALO

¿Te dicen que ése es el único método? No te lo creas ni por todo el oro del mundo.

¿Qué está todo inventado y tienes que tirar la toalla? Tírales la toalla a los ojos y que se sequen sus miedos, pero TÚ SIGUE.

La contradicción te hace:

.- EL PODER LO TIENES TÚ. Por fin le haces trabajar a eso que tienes entre los hombros, el cerebro. Dejándolo en modo automático, haciendo caso absoluto a lo que digan los demás, estás en modo “vegetativo”. Y para eso no tienes el cerebro, sino para darle candela, partiendo que tienes que hacerte dueño de él, no dejándole que campe a sus anchas.

Sacando a tu cerebro de la zona de confort , es el principio del comienzo de tu vida.

.- NO TODO ES BLANCO O NEGRO. No todo tiene sólo dos caminos. Siempre hay un 3, 4 o 5 camino posible.. Sé que a contradiccionmuchos eso les toca los eggs, pero es verdad. ¿Cómo que no me crees?, quizá tengas razón, pero primero déjamelo pensar a mí, lo que me has dicho, dudarlo, rebozarlo, pensarlo, exprimirlo y si tienes razón te la daré, pero siempre desde mi convencimiento. Porque quizá, yo descubra otro camino, y entre los dos lleguemos más rápido a nuestra cima.

No todo es blanco o negro…¿Entonces qué pasa con los demás colores? ¿Los mandamos a dormir?

.-EL DESARROLLO SIEMPRE COMIENZA CON UN NO. Somos una sociedad hipócrita, y no es la primera vez que lo escribo. Se nos llena la boca hablando de empresas digitales, de una cultura empresarial diferente orientada a las personas, de la recuperación de unos valores perdidos… Pero donde dije DIEGO, digo que no lo pienso implementar, porque tenemos miedo a la innovación o a la disrupción.

El desarrollo comienza diciendo NO a lo establecido y dando un SI MÁS GRANDE QUE LA TIERRA, a la innovación, a investigar en la duda, a zambullirte en los PEROS y en creer que quizá, estabas equivocado desde hace mucho tiempo.

Que no duele mucho darte cuenta que estabas confundido. En serio, menos que una operación, te lo aseguro.

Así que llevemos la contraria a todo el mundo, pero empecemos por nosotros mismos.

Llevar la contraria, es descubrir que no todo está escrito, que hay avances que nos están esperando y que la vida de verdad, está siempre fuera de nuestra comodidad.

Empecemos a “tocarnos las pelotas” y “tocar las pelotas”, porque es la única forma de avanzar.

¿Te vas a hacer de la religión de la contradicción?

El próximo día 20, sale a la luz “Liderazgo Canalla. Libera tu lado Más rebelde”. Ya está en preventa, y podéis resérvalo pinchando AQUI.  Así también os dejo una entrevista me han hecho como motivo del lanzamiento del mismo. Espero os guste.

Luis Rojas Marcos: ” La felicidad es una sensación placentera de contentamiento estable”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a Luis Rojas Marcos.

luis rojas marcos

“Sólo quienes se arriesgan a ir demasiado lejos, encuentran lo lejos que se puede llegar”. Fue de las primeras frases que leía y estaba en boca de Luis, en una entrevista. Frase, desde aquel día,  que me acompaña en todo reto que emprendo.

Dedicado en cuerpo y alma, a la  medicina, psiquiatría y a la salud pública, es profesor de Psiquiatría de la New York University. Autor de libros “Nuestra felicidad”, “La fuerza del Optimismo”, “La autoestima” o “Corazón y mente” junto a Valentín Fuster

Hace unos días, tuve el placer de hablar con Luis, Una conversación intensa en la que me quedo con que los seres humanos somos más resistentes y flexibles ante las adversidades, mucho más de lo que nos imaginamos.

GRACIAS  Luis  por recordarnos que la importancia del pensamiento positivo. Sus beneficios en la salud física, y mental, en las realciones con los demás, pero sobre todo su importancia a la hora de afrontar retos y adversidades. Podéis conocerlo más a través de su WEB.

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin .

.- ¿Por qué debemos perdonar, perdonarnos y nos aferramos al odio y rencor?

Resistirnos a perdonar a quienes nos dañan intencionadamente es una respuesta muy normal. Por eso, la cuestión de perdonar se convierte a menudo en un arduo dilema que tenemos que resolver antes de recomponernos. La predisposición a perdonar varía de persona a persona; depende de la explicación que le demos a la injuria, de la huella que dejó en nosotros y del apoyo o solidaridad que recibimos de las personas de nuestro  entorno. Sin duda, el olvido ayuda a perdonar. Se suele decir que los sabios perdonan pero no olvidan, yo creo que sin una dosis de olvido es muy difícil el perdón. El olvido natural que produce el paso del tiempo disminuye la intensidad de las imágenes y las emociones vinculadas a los agravios y desengaños que sufrimos, alivia la rabia y el rencor que guardamos contra quienes nos ultrajan y facilita el retorno de la paz interior.

Se acostumbra a pensar que el perdón requiere un intercambio personal entre el agresor que expresa pesar y arrepentimiento y el agredido que lo absuelve. Sin embargo, en la gran mayoría de los casos la decisión de perdonar nace en la mente de la víctima; es subjetiva, privada, y consiste en un proceso de introspección. No exige la participación de los culpables, no les exime de su responsabilidad ni disminuye la gravedad de la ofensa. El objetivo principal de este perdón es liberarnos de la enorme carga opresiva que suponen el resentimiento enquistado y la identidad de víctima, recuperar la armonía emocional y concentrarnos con entusiasmo en nuestra vida. Igualmente, perdonarnos a nosotros mismos por nuestros errores y desvaríos es fundamental para proteger nuestra autoestima. Aunque no lo reconozcamos abiertamente, para todos los mortales lo más importante del mundo es uno mismo.

Numerosos estudios demuestran que perdonar y pasar página no solo beneficia nuestro equilibrio emocional, sino que también es saludable para el corazón, la presión arterial y el sistema inmunológico protector. Como decía Desmond Tutu, “Sin perdón no hay futuro”.

.- ¿Qué es lo que más te ha sorprendido del ser humano? ¿La resiliencia que tiene?

La capacidad que tenemos para resistir, adaptarnos y recuperarnos de todo tipo de adversidades abunda en las personas mucho más de lo que nos imaginamos. Y si reflexionamos, la verdad es que es lógico. De no ser así, resultaría difícil explicar el hecho de que cada día seamos más en el mundo y vivamos más. Todos nos enfrentamos en algún momento a desgracias y reveses que nos conmocionan, pero los efectos suelen ser pasajeros. Y no pocos en su lucha descubren algo valioso sobre sí mismos. En mi profesión hablamos de “crecimiento postraumático” para definir la experiencia de personas que perciben cambios positivos como consecuencia de haber afrontado desgracias. ¡Ah! Y no mezclemos el sufrimiento con la lucha por vencerlo. Esta distinción es importante porque el crecimiento postraumático no es fruto del sufrimiento en sí, sino de la lucha por vencerlo. Así pues, a la hora de lidiar con peligros y desdichas los finales buenos son mucho frecuentes que los malos, aunque pasen desapercibidos, no sean noticia. Y es que los ingredientes básicos de la resiliencia son bastante elementales y universales. Por ejemplo, las relaciones afectivas gratificantes, la autoestima saludable, o la aptitud para localizar el centro de control en uno mismo y pensar con confianza y optimismo que podemos hacer algo para superar los retos, en lugar de ponernos en manos de la suerte, del destino o del que “sea lo que Dios quiera”.

En efecto, la mayor sorpresa que me ha proporcionado el estudio de la naturaleza humana es que la resiliencia –la mezcla de resistencia y flexibilidad- sea algo tan natural, tan común,  tan normal.

.-  ¿Qué es la felicidad? ¿Por qué la tratamos como algo inalcanzable?

 Cada uno definimos la felicidad a nuestra manera. Hay personas que explican la felicidad como una emoción intensa que las invade súbitamente: por ejemplo, cuando experimentan una pasión repentina o se enamoran. Otras la definen como un estado de embelesamiento ante una imagen bella o una melodía impactante que les llega al alma. Algunos Luis Rojas Marcosilustran la dicha con ejemplos de situaciones muy gratificantes, en las que se sienten triunfantes al haber conseguido una meta muy deseada que les exigió grandes dosis de esfuerzo. Tampoco faltan los que eligen estados de ánimo conectados con la libertad, la creatividad o, incluso, experiencias de carácter místico.

Sin embargo, para muchos, y yo me incluyo entre ellos, la felicidad es una sensación placentera de contentamiento estable. Cuando estudiamos la felicidad la solemos medir a largo plazo, me refiero al sentimiento agradable y apacible de satisfacción con la vida en general. Este concepto de felicidad no depende de un momento dado o de un hecho determinado, sino que consiste en un estado de ánimo positivo y persistente que acompaña a la perspectiva favorable de la vida y alimenta la idea de que vivir merece la pena.

En general, las personas felices que he conocido suelen tener una perspectiva positiva de las cosas y suelen buscar esperanzados las circunstancias que les proporcionan un estado de bienestar subjetivo. Tienden a valorar la autonomía y poseen una buena dosis de confianza en sí mismos. Se trata de personas que disfrutan mucho las relaciones afectivas con los demás y se sienten muy contentas cuando aplican sus aptitudes o talentos a las ocupaciones y actividades cotidianas. Saben aprovechar las oportunidades y gozar de las pequeñas cosas que les ofrece el día a día. Son hombres y mujeres flexibles que se adaptan a los cambios y vicisitudes que les plantea el paso por el mundo, y aceptan las reglas imperfectas del juego de la vida sin amargarse.

.- ¿Por qué las empresas deben contratar a quien sonríe?

 En las profesiones en las que se trabaja con el público en general o con personas que requieren servicios, incluyendo la medicina, la sonrisa es una expresión muy efectiva que favorece la conexión con los clientes y con el equipo de trabajo. Pienso que es importante emplear personas que tengan la capacidad de llevar bien a otras personas aunque estas estén preocupadas, estresadas o sean difíciles en el trato. Por ejemplo, los profesionales de la salud utilizamos la sonrisa como un gesto genuino de bienvenida y comprensión que nos une a nuestros pacientes. Con una sonrisa saludamos y comunicamos amabilidad. Además, con la sonrisa hacemos frente mejor a los avatares del mundo laboral y proyectamos una disposición abierta y confiada, particularmente en ocupaciones que requieren relacionarse con consumidores y trabajar en equipo.

Se dice que la cara es el espejo del alma. En este sentido, la sonrisa irradia un sentimiento de alegría y cordialidad hacia los demás. De hecho, la sonrisa es un poderoso mensaje positivo y también contagioso. A través de la sonrisa nos conectamos y nos relacionamos con otras personas. A menudo esta conexión es como la reacción química entre sustancias que al ponerse en contacto las dos se transforman.  Y es que la sonrisa tiene el poder no solo de afirmar nuestra forma de sentir, sino también de moldear positivamente el estado de ánimo y la actitud de quienes la reciben.

Charles Darwin y el médico español Gregorio Marañón ya hablaron de lo saludable que es la sonrisa y cómo esta expresión facial vigoriza nuestro estado mental y físico. Al mismo tiempo que movemos los 12 músculos de la cara que participan en la sonrisa se estimulan sustancias en el cerebro, como la serotonina, que provocan en nosotros emociones positivas. Esto explica el que cuando sonreímos de forma artificial, a los pocos minutos se nos alegre de verdad el corazón.

¡¡No hay nada obvio, excepto..!!

Nunca asumas que lo que es obvio es cierto” dice William Safire.

No es obvioDesde hoy, no des por nada obvio en tu vida…

Lo obvio sería que hicieras las cosas de esta manera…Lo obvio sería que empezaras a buscar un trabajo de 8 horas…Lo obvio sería que no hicieras lo que tienes pensado hacer, por las consecuencias que pudiera haber…Es obvio que le pasa algo.. Es obvio que no pegan como pareja…

Vivimos regidos por las obviedades, creyendo a ciencia cierta que eso pensamos es la realidad.

Si todas las obviedades que pensamos o sentimos a lo largo del día, fueran verdad, ¿Entonces por qué no las orientamos a hacer la quiniela o la primitiva todos los días?

Seriamos ricos. Y que yo sepa, no es así. Al menos yo.

Las obviedades están basadas en creencias y modas.

Para nosotros será obvio que tras la universidad tengamos un trabajo de 8 horas, que tengamos una pareja, que a determinada edad ya tengamos hijos, que si un hombre lleva falda por la calle, sus tendencias sexuales serán diferentes a las “convencionales”, que si vemos a nuestro compañero de trabajo tiene ojeras, no haya dormido la noche anterior…

Y ya pensamos que todas esas conclusiones que hemos sacado, son reales. Si pusiéramos esa creatividad, en manos de Pedro Almodóvar, traería para España, un nuevo Oscar.

Creencias que se han instalado en nosotros, tras experiencias anteriores, o “recomendaciones” de la sociedad, durante nuestra formación.

Pero también nos guiamos por las obviedades, gracias a las modas.

Si la moda es emprender, y todos los amigos lo han hecho, es “obvio” que yo también lo haga, ya que no vaya a ser que ellos triunfen y yo no. Si la moda es jugar a Pokemon Go o ver Juego de Tronos, es obvio que yo también lo haga, ya que al día siguiente, mis amigos hablarán de una serie que yo no he visto, y no podré participar en la conversación.

Pero una moda, no tiene que marcar una tendencia.

La moda de emprender, no tiene que convertir en obvio, que todo el mundo que tenga una idea, se lance a hacerla realidad. La moda del reggaetón, tenga que ser una tendencia en la que todos tengamos bailarlo, cuando se oiga en la pista de baile.

Porque haya una moda en esos momentos, no tenemos que tener todos la misma inclinación.

¿Dónde queda la libertad de expresión y de pensamiento? ¿Dónde queda la empatía en los seres humanos? ¿Dónde queda la individualidad del ser humano?

Si no pensamos , si no hacemos en determinado momento, lo que está de moda, si no hacemos lo más obvio, lo más normal…Seremos tachados de raros.

Pues VIVA LOS RAROS Y LA MADRE QUE LOS PARIÓ.

Sin esos locos, no tendríamos los teléfonos móviles, no mandaríamos emails a la otra punta del mundo o cruzaríamos el charco en avión o tendríamos Facebook.

no obvioVivir en lo obvio, es vivir en la comodidad. Es CREER que todo aquello que sale por nuestra boca, es la realidad., y aquí haya paz y después gloria.

¿Le has preguntado a esa persona por qué actúa de esa manera? ¿Quizá le pase algo y tú, por ser obvio, piensas que es algo totalmente contrario?

Las obviedades nos hacen perder cosas increíbles de las personas que tenemos enfrente, de las que podríamos aprender o situaciones que nos abrirían la mente, a nivel personal o profesional.

Cuando vemos innovaciones en cualquier campo profesional o social, ya estamos pensando cómo lo habrá hecho, si las circunstancias, la gente le rodeaba, en definitiva, nada acompañaba a que una persona así pudiera conseguir un éxito tal.

SABEN QUE LA VIDA NO HAY NADA OBVIO, NO HAY NADA SEGURO, NO HAY NADA CIERTO POR DECRETO…

Y para empezar, tenemos que hacernos amigos de una frase que dice así: “Sólo sé que no sé nada”.

Cada persona libra su propia guerra. Cada uno de nosotros piensa de una manera, siente de otra y la expresa de otra …Y NO CONOCEREMOS NUNCA AL 100% A NADIE, COMO ES CADA UNA DE LAS PERSONAS CON LAS QUE NOS RELACIONAMOS.

Pero ya no sólo te estoy diciendo que dejemos de obviar cosas sobre los demás, sino también de nosotros mismos.

¿Es obvio que ya no podrás conseguir nada en tu vida? ¿Es obvio que jamás podrás sentir la felicidad en tu vida? ¿Es obvio que nunca podrás reconciliarte con ese amigo que tanto quieres?

¿Quién lo dice? ¿Tú, verdad? Y tú en este momento presente, estás hecho de creencias, de experiencias. Que dicen que ha pasado hasta la fecha, pero no determinan qué va a pasar de aquí al futuro, ¿vale?

Así que si queremos vivir desde lo no obvio:

.- Adiós a las creencias que te limitan. Que han hecho su labor, pero hasta aquí. Si sabes que eres una cosa y tus creencias no están en coherencia, empieza barriéndolas e incorporando a tu vida, las que sí.

.- Si tienes un sueño recurrente, tiene un propósito para ti. Sera una locura, será lo menos obvio que has visto en tu vida, pero no paras de verlo, de sentirlo, está en tu vida con un propósito. Esta para que descubras quien eres, lo que puedes conseguir, de que eres capaz.. ¿Y los demás? Que piensen lo que quieran.

.- Antes de decretar algo, PREGUNTA. Antes de decir tal o cual cosa de una persona, de nosotros mismos, PREGUNTEMOS lo que queremos saber… Seguramente nos llevaríamos una sorpresa, al descubrir que aquellos que creíamos al 100%, es todo lo contrario.

.- Al miedo ni agua. Si tienes una idea, por muy loca que piensen los demás que es, date el permiso de sentirla, de hacerla realidad. A lo mejor estamos delante del próximo Picasso o el inventor del s.XXI. ¿O te gustaría estar la vida pensando que hubiera pasado si lo hubieras intentando?.

A partir de ahora, no des nada por supuesto, porque seguramente te confundas.

Lo obvio sólo existe para los miedosos y mediocres, al no ser que veas a tu pareja en la cama con otro con tus propios ojos, no des nada por obvio

Si no quieres se te pase nada por alto, te recomiendo “El método de lo no obvio“.

Querida Rutina:

El hombre clásico es tan solo un manojo de rutina, ideas y tradición” decía Bruce Lee.

rutinaEl mundo no se divide entre los fans de David Bisbal y David Bustamante. Entre los seguidores del Real Madrid o del Barcelona, entre los de la Pantoja o Rocío Jurado.

Estamos muy confundidos.

El mundo se divide entre los que ODIAN la rutina y los que la AMAN.

Somos incoherentes por naturaleza. Amamos volver a la rutina después de unos días de vacaciones y al día siguiente, estamos deseando volver a las vacaciones, porque la rutina no nos gusta.

Nuestro cerebro ama la rutina, el saber que tiene que hacer desde que se levanta hasta que se acuesta. Ama la seguridad, la rutina. Porque para eso ha sido creado, para proporcionarnos seguridad.

Y está bien, eso de saber que tenemos que hacer. Porque es el foco, la herramienta esencial para el éxito.

¿Pero cuando empezamos a enfadarnos al nombrar la rutina?

No cuando sabes qué tenemos que hacer, sino cuando NO sabemos PORQUE tenemos que hacerlo. Y peor aún, sabiendo que NO queremos hacerlo, lo hacemos mientras añoramos lo que SI querríamos hacer.

Me explico:

Odiamos la rutina del trabajo, de nuestra pareja, porque en el fondo sabemos que no es lo que queremos…Nos cansamos de ser siempre lo mismo, de las mismas personas, pero lo peor de todo que sabemos la respuesta a esta pregunta:

Si no estuvieras haciendo lo que estás haciendo todos los días, ¿Qué te motivaría hacer?

A todos se nos ilumina la mirada, porque sabemos la respuesta.

Otra cosa es que pongamos sonido a esos pensamientos. Y todo porque…

¡¡TENEMOS MIEDO A DAR UN PASO ADELANTE HACIA LO QUE NOS APASIONA DE VERDAD!!!

¡¡TENEMOS MIEDO A SER NOSOTROS MISMOS, A REALIZARNOS!!

Al instante que nos viene ese pensamiento, nos entra por el cuerpo un escalofrió que quiere decirnos dos cosas. Como nos sentiríamos si diéramos ese paso y al instante, otro escalofrío más fuerte, nos advierte: “Déjate de tonterías, que jamás lo vas a conseguir…y sabes que defraudarías a mucha gente”.

Sin embargo, siempre optamos por el último escalofrió, el que nos dice que nos dejemos de locuras, y sigamos haciendo lo que tenemos previsto en la agenda.

A través de Liderazgo Canalla, libro que sale en días y el siguiente que estoy escribiendo, me he dado cuenta, que los seres humanos, adaptamos siempre el significado negativo de las palabras.

Rutina, según la R.A.E es “Costumbre o hábito adquirido de hacer las cosas por mera practica y de manera más o menos automática” Pero la 2º acepción dice “Secuencia invariable de instrucciones que forma parte de un programa y se puede utilizar repetidamente”.

Ante esos significados, ¿Qué actitud toman la gente de éxito?

.-Pensamos en los hábitos, y ya nos viene el hábito de fumar, de ir los domingos a comer a casa de la suegra, de aguantar los despertares de nuestro jefe, … Y creemos que haciéndolo conseguiremos el éxito. Más bien nos llevan a la ruina y peor aún sabiéndolo que lo único que nos producen son urticarias.

¿Qué pasaría si nuestra rutina estuviera integrada por hábitos que nos hacen bien, que nos motivan y alientan? ¿A qué ya no es lo mismo?

Empecemos por la actitud que tenemos frente a la vida, seguido por los pensamientos que salen de nuestra cabeza y después por la orientación de nuestros pasos…Y nos daremos cuenta, que estamos cambiando nuestros hábitos. Estaremos viviendo una rutina que nos motiva.

Porque la gente de éxito, se basa en hábitos. Hábitos que le motiven, alienten, les propulse y les saque una sonrisa, no un lloro o una frustración. Por eso la rutina les motiva, porque saben que de manera automática, les van a llevar hacia sus sueños, como antes ya les ha ocurrido.

Vivamos en una rutina que no nos mate, y si que nos MOTIVE.

rutinaCuando nos dicen una “secuencia invariable de instrucciones..” ya empezamos a temblar. Nos imaginamos que nos encontramos ante el Sargento de Hierro, que nos va a ordenar hacer tal cosa, teniéndola que hacer a disgusto.

Hacemos las cosas a disgusto porque creemos que debemos hacerlas así, ya que si no las consecuencias, como ser expulsados del rebaño, recibir NOES de las personas que queremos, no son muy motivantes.

¿Pero qué pasa cuando repetimos un programa que a nosotros nos motiva?

Que no lo consideramos como algo que nos lastre, que nos vaya a costar o vayamos a sufrir haciéndolo.

¿Te costaría levantarte, dormir pocas horas, o esforzarte hasta la extenuación en un programa que sabes que te puede proporcionar lo que siempre has soñado?

No te importaría nada, sino que firmarías donde fuera, para vivirlo, todo sabiendo que te enfocará hacia donde tú quieres, hacia tu meta.

¿A qué creías que la rutina era algo que te lastraba, triste y frustrante? ¿Ves cómo la gente de éxito ama la rutina?

La única diferencia, es el fin para el cual la utilizan.

Y tú, ¿Hacia dónde te lleva tu rutina? ¿Hacia dónde querrías te llevará de verdad?

¿Marketing del malo o Branding de corazón?

Por favor, que sepa tu mano derecha lo que hace la izquierda. Si no atente a las consecuencias“.

marketing del maloBranding dícese del” proceso de hacer y construir una marca mediante la administración estratégica del conjunto de activos vinculados al nombre y/o símbolo, que identifican a la marca…”

Marketing dícese de “técnicas y estudios que tienen como objeto mejorar la comercialización de un producto…”

El branding es la creación de la marca, las vigas en cual sustentarla.. el propósito, qué estilo de vida queremos ofrecer.. y el marketing trata de cómo llegar al máximo de personas para que conozcan nuestro producto.

En un camino, iría primero el branding y después el marketing.

¿Hasta aquí todo correcto? Esperemos que sí.

Si los significados están totalmente separados, no hay ninguna posibilidad de que nos confundamos en si es uno o es otro, ¿Verdad? Pues propongo si alguien me puede responder a esta pregunta:

¿POR QUÉ PENSAMOS QUE ESTAMOS HACIENDO BRANDING CUANDO EN TODO MOMENTO ESTÁN HACIENDO/HACIENDOSE MARKETING?

¿Alguien me puede decir que está haciendo branding cuando lo que promulga como valores de su marca, en su vida real no los lleva a cabo?

¿Me puedes decir que estás haciendo branding, evangelizando tu marca, a través de la exposición de unos sentimientos y palabras muy intimas, hacia una persona que realmente nunca has visto en persona?

¿Me puedes decir que estás haciendo branding, cuando te estiras de los pelos, porque no has hecho el artículo deseando la feliz navidad o el de los libros que lees, como hace todo el mundo? ¿O crees que es branding remarcar por activa y por pasiva, que sales, de pasada en un blog que sigues?

¿Me puedes decir que estás haciendo branding, cuando tu único propósito es llegar a ser el nº1, a través de los métodos que sean, legales o ilegales?

Si a estas 4 últimas preguntas, has respondido que SI, que haces branding, lo respeto, pero no estoy de acuerdo contigo.

Para mí estás haciendo “marketing y del malo”.

Mira que lo intentan, pero seguimos siendo unos marketing con patas, por mucho que queramos ser branding de corazón.

Sigo pensando lo mismo, vivimos en un mundo en el que importa más los números de seguidores, el número de ventas que realizas o en los eventos en los que te invitan, que lo que puedes provocar en los demás.

A través de una mentalidad “Candy-Candy”, como dice bien una amiga mía, todo el mundo habla del amor, de la motivación, de la superación, de que puedes conseguir lo que quieras con solo pensarlo o como te sientes tras pasar 20 días en ayunas. Pero pocas o casi ninguna persona/empresa, hablan de las caídas, de los lamentos, de los fracasos de sus proyectos o de los bloqueos que tienen ante un reto.

Se nos promulga que tenemos que ser profesionales/marcas humanas. Que las personas quieren sentirse identificadas con nosotros, que no solo buscan un producto que satisfaga sus necesidades primarias, sino que también se sientan que los valores de la misma, son acordes con los suyos.

Ello provoca, que no sientan que están comprando un producto, que no están acudiendo a un servicio determinado, sino que son parte de un estilo de vida.

Ellos no quieren comprar un producto, sino que quieren un propósito de vida.

¿Y qué es un branding fuerte ?

Es responder a una simple pregunta: ¿P OR QUÉ HAGO LO QUE HAGO?

Porque siento que las personas les aportará valor lo que hago, cómo lo hago… Porque siento, que puede ayudar a calmar necesidades de personas hasta ahora olvidadas,…porque siento que es lo que tengo que hacer en mi vida y no lo que estoy haciendo hasta ahora…porque siento que el verdadero éxito en la vida, es dar lo que siento que tengo dentro de mí y lo que tenga que venir, ya vendrá…PORQUE SIENTO..

SER DE VERDAD, SENTIR QUE LO HACES ES LO CORRECTO PARA TI, PARA LOS DEMÁS, SENTIR EN TODO MOMENTO EMOCIONES POSITIVAS PERO TAMBIÉN LAS NEGATIVAS Y HACER PARTICIPE DE ELLAS A TUS CLIENTES…

Las marcas / profesionales, con un BRANDING, con todas las letras y en mayúsculas, sienten, son coherentes y dan de verdad.

Sí, creo que para crear una marca, tienes que seguir ciertos procedimientos, ciertos requisitos…PERO NUNCA OLVIDANDO DE SENTIR, pero de VERDAD.

Sentir de verdad, no de peloteo.

brandingPorque cuando dejas de sentir, de provocar emociones VERDADERAS, en los demás…estás haciendo marketing y en definitiva, estás manipulando a los demás y el primero, a ti mismo.

La personalidad del ser humano, hace que moda que haya, moda a la que quiere subirse.

Moda que piensa que puede reportarle algo de dinero, moda que hace lo que sea, para que así sea. Y si además le da algo de “repercusión, fama o triunfo”, ¿Qué más puede decir?

Cuando la motivación es exterior y no interior, siendo un poco Rappel, te auguro un resultado no muy “halagüeño”.

Durante los más de 5 años que llevo realizando entrevistas, si hecho la vista atrás, muchas personas de esos comienzos, ya no están en el “candelabro” o ni siquiera se dedican a esa actividad.

¿Por qué?

Su foco estaba puesto en la adquisición de fama, dinero y éxito, que no en lo que promulgaban.

Que el verdadero éxito es el ser humano, es simplemente SER. Y lo demás, te aseguro que llegara. Siempre acaba llegando. SIEMPRE.

Tanto el branding, como el marketing, son procesos. Pero puedes gestionarlos de forma coherente, o aprovecharte de ellos para satisfacer tu ego. Puedes seguir el proceso como te lo marca, o saltarte los pasos queriendo llegar los antes posibles a la meta…

Todo depende de ti, y todo es respetable.

Pero las consecuencias se pagan. La gente no es tonta, y a poco que “rasque” un poco o tenga algo de intuición, se irá con otra persona o empresa.

Así que recuerda:

Marketing son las diferentes formas de VENDER un producto, a través de una web, a través de anuncios o herramientas que creas que pueden ayudarte. De que caigan en tus redes.

Esta muy bien vender, pero si no aporta valor, emoción, humanismo, sentimiento de pertenencia a algo diferente, DE VERDAD… acabarán poniéndote los cuernos a la 1 de cambio.

¿Qué pasa con los productos de la teletienda? Nos asombran, con los poderes que tienen.. ¿Y luego cuando llegan a casa? Que es todo bluff…

Mucho marketing pero como branding, de verdad.

Están todas muy bien y son todas creativas e inspiracionales, las técnicas del marketing. Pero sigo diciendo lo mismo.. Si detrás de un anuncio, detrás de una web, detrás de cualquier valla publicitaria, de un blog, no hay coherencia… ESTÁS MINTIENDO A TUS SEGUIDORES. Te compraran una vez, pero cuando vean que lo que dices, no hay nada de eso detrás…. BYE BYE.

¿O qué pasa cuando ese chico que has conocido te deslumbra, caes a sus pies y luego te das cuenta, que era todo “calderilla?

Que mucho marketing, pero poco branding.

Por favor:

.- Antes de unirte a una moda, preguntante si va contigo. Si no, déjala pasar. Se sincero contigo mismo, antes que las consecuencias te engullan.

.- Tanto el branding, como el marketing, si no están sustentadas en un POR QUÉ, consistente y fuerte… todo acabará ardiendo como las torres Windsor.

.- No tomes a la gente por tonta. Se nota cuando no eres coherente entre lo que dices y haces.

.- Si quieres dejar un legado de verdad, en esta vida. No promulgues, vendas, manipules a través de algo, que ni tú mismo comprarías.

Y nunca olvides una frase, la coherencia es la chispa que te lleva del éxito o al fracaso.

 

 

¡¡Nunca es tarde..!!

Nunca es tarde para emprender un nuevo rumbo, vivir una historia o construir un nuevo sueño”.

nunca es tardeMucha gente no lo sabe, pero estás sufriendo.  Y aunque lo supieran, te dirían “Pero si no es para tanto, no te quejes, que mucha gente está peor que tú…”.

Y eso aún te duele más, porque nadie te entiende.  Mientras pides con tu mirada, una mano salvadora, el hoyo se hace cada vez más hondo.

Quieres cambiar el rumbo de tu vida, de tu relación de pareja, de tu trabajo; o todo junto. Pero sientes un dolor dentro de ti, que te impide hasta abrir la boca.

Eres incapaz de expresar tu dolor. Sólo a través de las lágrimas muestras tus emociones. Siempre nos han enseñado que el dolor es peor que un grano en el culo. Nadie nos ha enseñado que pudiera tener algo de positivo. Más bien huimos de él. Pero durante todo este tiempo, por experiencia propia y compartida, los momentos de la vida que más nos enseñan a posteriori, son cuando uno sufre.

No estoy promulgando que seamos masoquistas, sino que a través  de esa emoción negativa que estamos viviendo, nos preguntemos: “¿Por qué me pasa?”.

En muchas ocasiones, buscamos en los demás, una respuesta que ya sabemos:  “Quiero un cambio en mi vida”. Aunque queremos el cambio, aunque queremos dejar atrás el dolor, preferimos vivir en el lamento, en la queja, que sentir que esa emoción, es más cómodo el lamento que impulsar un cambio en tu vida.

Dentro de nosotros, se libra una guerra fratricida.

¿Rutina sufrida? O ¿Salto al vacío?

Y cómo no, nuestro amigo Ego, viene a recordarnos situaciones pasadas. “¿No te acuerdas cuando quisiste cambiar de trabajo y lo mal que te fue? ¿No te acuerdas cuando dijiste algo fuera de lo normal y cómo te miraron los demás? ¿No te acuerdas  cuando quisiste ir al gimnasio y cuánto duraste?”.

En este momento, si de verdad, no tenemos una autoestima sólida, empezarán a ganar la guerra el miedo, la frustración, el victimismo, frente a la posibilidad de un cambio.

Y la verdad, que echando la vista atrás, quejarnos siempre nos ha venido bien, ¿Verdad?

Hemos tenido a la gente a nuestro lado. Nos han llevado en palmitas, no han querido que sufriéramos más y hasta, alguna vez, hemos conseguido cosas sin esfuerzo.

¿Para qué cambiar, si con un lloro, tenemos a todos pendientes de nosotros, verdad?

Pero sabes que es hora de cambiar. Deja de autoengañarte.

Es hora soltar lastre y descubrir otras “costas emocionales” que hasta son inhóspitas para ti.

¿Por qué?

Porque más vale bueno por conocer, que malo por sentir.

Vale, quieres un cambio. Es una decisión firme, aunque no te lo crees ni tú.

Habrás noqueado a tus pensamientos una vez, pero recuerda que debes ganarles la batalla. Y para ello tienes que adueñarte de los pensamientos que produce tu cerebro.

Y para ello tienes que creer que NUNCA ES TARDE PARA TRANSFORMARTE.

Hace unos días leí el libro de Daniel Ramos, “Nunca es tarde”, y así lo creo.

NUNCA ES TARDE PARA CONSEGUIR LO QUE QUIERES.

Pero es que…” Sé que vendrán a tu mente  cientos de excusas que querrán que no des el paso.

Te doy la razón, no lo des.

¿Para qué? ¿Para sudar, para sentir que mucha gente que te apoyaba ya no está? ¿Para no saber a ciencia cierta si lo conseguirás? ¿Para descubrir que eres más de lo que imaginas?

Uff, mucho trabajo. Tienes toda la razón del mundo. ¿Para qué sufrir si se está mejor en el sofá?

Ahí le has dado, sigue así.

nunca es tardePero sabes que te lo digo con ironía. Las excusas te la tienen que bufar.

¿La edad? Que te la bufe, hay gente con más años que tú, que demuestran que si quieres puedes.

¿Los estudios? Lee, ve a conferencias, estudia por internet. Tienes toda la información que necesites a tus pies.

¿Los demás? Que digan misa. Si realmente te quieren, te apoyarán. ¿Si no? No vale la pena que sigas con ellos. Te querían por otras cosas que no fueras tú mismo.

Las excusas, son eso, EXCUSAS, para que los demás, hagan por ti, lo que TÚ tienes que hacer.

Siempre nos dicen que tenemos miedo a fracasar, y más si ya hemos hecho alguna intentona otras veces. Pero no has fracasado, lo has intentado y has sacado un aprendizaje al respecto.

Fracasar sería no hacer algo que sabes que tienes que hacer. No mover un dedo.

Lo que la experiencia me dice, es que tenemos miedo al éxito. Tenemos miedo a darnos cuenta que somos más de lo que nos imaginamos. Que dentro de nosotros hay un bosque de emociones, dispuesto a ser inspeccionado. Hay opciones soñadas y hasta ahora impensables, dispuestas a ser disfrutadas por nosotros,…

Pero para todo ello, tenemos que dar un paso adelante y romper con la creencia de que SERÁ TARDE… PORQUE NUNCA ES TARDE.

Como una vez me dijeron: “¿O es que quieres preguntarte en el hospital qué hubiera pasado si lo hubieras hecho?”.

Fue una pregunta que siempre me hago ante un reto, una transformación o algo que me da miedo.

Nunca es tarde para nada, PARA ABSOLUTAMENTE NADA.

Cuando pienses que es demasiado tarde para ser tú mismo, para sentir tu sueño, para decir un ‘te quiero’, recuerda:

.- Deja de quejarte y de hacerte la víctima. No has venido al mundo a durar, sino a vivir. Y la vida te pone delante esa oportunidad, ese sentimiento, para que lo vivas, no lo rechaces.

.- Escucha. Escúchate. Hagámoslo de corazón. Si sientes algo, HAZLO. ¿Sabes mañana que puede pasar? ¿Verdad que no? ¿Entonces?  Escúchate, y descubrirás a alguien desconocido hasta ahora para ti y que quiere lo mejor para ti. Ese alguien eres tú mismo, de corazón.

¿Qué piensas que es tarde para ti? ¿Por qué piensas eso?

NUNCA ES TARDE SI LA DICHA ES BUENA.