¡¡Desayuno con Trolls!!

“Desayuna hoy, como si fuera el último día de tu vida”

Al igual que Audrey Hepburn, desayunaba con diamantes. Este año te propongo que desayunes con Trolls.

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, sólo queremos estar rodeado de diamantes. De la gente que queremos, de la gente que nos aplaude todas las gracias, de lo bueno , de lo bonito…

En definitiva, rodearnos de lo mejor y fuera de nuestra vista.

¿Y qué son los Trolls? Aquellas personas, que muchas sin razón aparente, odiamos con todas nuestras fuerzas.  Son aquellas personas que tenemos bloqueadas en nuestras redes sociales. Aquellas que siempre que vemos, ni les miramos a la cara y si les saludamos ya hemos hecho el esfuerzo del día. O aquellas personas que cuando sabemos que lo ha escrito esa persona, no queremos ni mirarlos.

En definitiva, toda aquella persona, que al comienzo del año, no está en nuestra lista de buenos propósitos.

¿Y si en vez de apartarla de nuestra vida, te propusiera que desayunaras con ella?

Sé que estaréis pensando mucho: “Ni borracho…Anda y que le den…Se cree el rey del mambo y no llega a bufón.. No voy ni a la vuelta de la esquina con esa persona…”

¿Pero por qué respondemos así? Porqué creemos que los odiamos.

Odiamos a los del partido político contrario al nuestro. Odiamos a quién nos dice las cosas que no queremos oír. Odiamos a quien escribe cosas diferentes a las nuestras. Odiamos a quien nos puede quitar el chiringuito que tenemos montado…Nos pasamos el día odiando a la gente. Bueno si quieres llamarlo, menospreciando a quién no piensa como nosotros, si crees que la palabra odio, es muy fuerte.  Pero tanto monta, monta tanto, seamos claros.

Nosotros odiamos a gente, pero tambien nos odian a nosotros. SI, no hace falta ser un influencer reconocido o una estrella de la televisión, para saber, QUE TODOS TENEMOS GENTE QUE NOS ODIA . Lo sabremos o no, se les notara en la cara o no. Te habrán bloqueado en sus redes por no sabes qué, pero todos tenemos gente que nos odia. Muchos o pocos, pero todos tenemos.

Entre la gente que nos odia, y la gente que odiamos. ¡¡Menudo estrés!!

¿Qué hacer en esa situación?

¡¡Hablar con esas personas!!. Si así como lo estás leyendo, HABLAR CON ESAS PERSONAS.

A todos, nunca vas a gustar. Por mucho que quieras. Por muchos libros que leas de influencia o persuasión. ¡¡A TODOS NUNCA VAS A GUSTAR!!.

Y hay que aceptarlo.

He observado que muchas de las personas a las que “no caigo” demasiado bien, es debido al miedo a lo nuevo, el miedo a enfrentarse a una persona que no les lleva la corriente o les aplaude las tonterías que llevan años diciendo que utilizan para atraer a la gente.

¿Por eso me tengo que dar mal? ¡¡NOOO!.

Cada uno somos como somos. Siempre con respeto debes tratar a los demás, como te gustaría te tratasen a ti. Pero llega un momento en la vida, como bien dice Risto Mejide: ” Que hablen bien o mal no importa, lo que importa es que hablen de ti”.

Le pregunté hace unos días a una persona, que por qué me odiaba. Se asustó cuando le lancé la pregunta. Empezó a rascarse como un perro que siente que tiene pulgas y me contestó: ” Fue un instinto al ver que eras diferente a lo que yo había visto y hablado hasta ahora”.

Vamos a hacer un juego: Se objetivo por favor. ¿Por qué odias a esas personas que odias?. La primera respuesta será que lo haces por impulsos. Ya que los demás lo hacen yo también , ya que es una moda, pues me uno a ella…Seguro que serán algunas de las respuestas que salgan a la luz.

¿Pero dónde queda la razón? ¿Dónde queda el testar antes a esa persona, el ser objetivos antes de etiquetarla?

¡¡En ningún lado!!. Creemos que tenemos la razón, y punto.

Odiamos a esa persona porqué no cree como nosotros. ¿Pero nos hemos parado a pensar, que también puede tener una parte de razón en el conflicto que tenemos con ella?.

¡¡NOOOO. Nosotros tenemos razón y punto!!.

Sé que soy una persona que tiene muchos errores. Y me encanta escuchar a las personas que me dicen en qué estoy equivocado. El grupo de mentores que tengo a mi alrededor, son las personas que más me han “metido el dedo en el ojo” pero que más me han hecho ver que hay otras formas de ver las cosas.  Me gusta conversar y más con personas, que con datos, hechos,

Cada vez vivimos en una sociedad dividida. Dividida por el odio. “Si no eres de los míos, eres de los que van contra mí. Y te voy a hacer la vida mártir…Si no eres del Barcelona, no te pienso hablar… SI no compartes mis artículos, ya no te voy a hablar..”  Son algunas de las lindezas que he oido últimamente.

¿Pero es que no te puede gustar como juega Messi, y ser del Madrid toda la vida? ¿Es qué es imposible creer que hay más caminos que el que dicta tu “gurú” para llegar hasta donde predica?

¡¡Hasta dónde estamos llegando..!!

No somos críticos con nosotros mismos. Creemos que somos seres pluscuamperfectos y nadie nos va a quitar la idea. de que es así.

Que no toquen nuestras creencias, que por ellas, como diría Belen Esteban: “Ma-to“.

Se nos impulsa a ser curiosos, a dejar los móviles y las redes sociales y a mantener conversaciones..Y claro que lo hacemos, pero con las personas que solamente piensan como nosotros.

Ni soy un happy flower,ni me h tomado nada, claro que tengo personas, que respeto, no que odie, pero que no comparto sus ideas. No tengo una lista “negra” muy extensa, pero la gente que tengo en esa lista, podría darte los datos por los que están ahí. Testado y verificado. Pero además hablado con ellos.  Que no quiere decir que con respeto hablemos si la circunstancia lo impone, pero no los considero personas que me aporten.

Y siempre les doy las gracias, porque me han hecho ver en qué fallaba yo, en conocerme más y en ser más empático. Pero si algo se te atraganta, con datos y siendo objetivo. ¿Por qué hacer el paripé de creer que sois algo que no sois?

Así que te recomiendo este ejercicio: ¡¡Queda con alguien que se te ha atragando y con apertura de mente, dime qué pasa después de ese café!!.

¿Con qué Troll vas a desayunar próximamente?

 

Anuncios

¿Perseguir tus sueños es de idiotas?

“El mundo está lleno de idiotas distribuidos estratégicamente para que te encuentres al menos, uno al día”

El mundo sigue adelante, según dicen basado en el principio de equilibrio.

A todos no puedes gustar. A todos no le gusta Messi, porque a otros les gusta Cristiano Ronaldo. A todos no le gusta tu bocadillo de Nocilla, porque otros son más de salado.

Unos te tildarán de valiente, con iniciativa por luchar por tus sueños, pero otros sin embargo, pensarán que eres un absoluto idiota.

Lo que es de idiotas, locos y no sigo más, es tener sueños, y “dormirlos” con pastillas para dormir, adicciones y menospreciando a los demás, porqué tú no tengas el valor de dar un paso adelante.

¡¡Eso si que es de idiotas!!.

Si que es una locura, seguir los pasos de los demás, sabiendo a ciencia cierta, que no es lo que quieres. Si no que sabes que lo podrías hacer mejor, de manera diferente. Sientes que a tu manera, podrías ayudar a mucho más gente. Pero prefieres seguir los pasos de los demás, no vaya a ser que se cumplan tus sueños, y no sepas cómo gestionarlos.

Son tus elecciones, y NO ELECCIONES, los que mejoran tu realidad. Pero ya no sólo tu realidad, sino quien eres, y quien podrías llegar ser.

Eres TÚ y no los demás, los que determinan tu felicidad, paz o éxito, como quieras llamarlo.

Por muchos libros que te leas. Por muchas conferencias a las que asistas. Por muchas tarjetas que recopiles en los eventos de Networking nunca sabrás de lo que eres capaz. Hasta que no empieces a caminar.

¿Cuántas veces echando la vista atrás, has pensado: “Pensé que no era posible y mira, ha superado hasta mis sueños más grandes“?

Todo porque empezaste a caminar. Todo porqué sentías que tenías que descubrir qué había detras de ése miedo que tenías , de la oportunidad que tenías .

El tren no espera a que te subas, cuando crees que estas preparado para vivir la aventura, ya que nunca lo estarás. Y luego te lamentarás por la oportunidad desechada.

Al destino se llega caminando, no esperando que llegue a ti o repitiéndotelo antes de dormir, creyendo que así las leyes de la naturaleza te lo otorgarán con un vaso de zumo y unas galletas en el sofá.

Queremos saber el CÓMO llegar a la meta antes de empezar a caminar.

La experiencia me ha dicho que es con el impulso del camino, con el esfuerzo de cada pisada, con las caídas, y focalizándote en el paisaje que está a tu alrededor , cuando el camino se empieza a despejar.

No quieras que las hojas que interrumpen tu camino se aparten , sin hacer nada.

Muévete, anda, pero eso si, recuerda: MÁS VALE PASOS CORTOS Y SEGUROS, QUE NO LARGOS Y CON MIEDO.

Aún a día de hoy, sé que hay gente que piensa que fui un idiota por escuchar lo que sentía que tenía que hacer.

Sin embargo, las bibilotecas están llenas de libros, que nos hablan de los avances que se han producido en la sociedad, en el deporte, en las empresas, gracias a personas que no creían en la palabra imposible. Que fueron considerados unos idiotas, locos, cuando empezaron.

Pero no sólo en dicha palabra, sino que sabían que ya era hora de dejar de escuchar a los demás y empezar a escucharse a ellos mismos.  A darse una oportunidad, cosa que no habían hecho hasta la fecha.

Te intentarán disuadir que las circunstancias que tienes en estos momentos no son las ideales. Te lo dirán o te lo dirás tú mismo, intentando quitarte la idea de la cabeza, que tanto te ilusiona.

Estás dejando que te limites. Estás limitando a ti mismo .

Si que es de idiotas creerte lo que dicen personas que no han intentando nada en su vida o viven en un despacho con contrato fijo, viviendo de las rentas de algo que hicieron hace años y que no han vuelto a hacer nada más.

De idiotas es creer que eres tu pasado. Y siempre lo seguirás siendo.

En el pasado he conocido personas tímidas que no se atrevían a hablar en público, que creían que nadie querría leer lo que ellos sentían, que ni ellos mismos creían que tenían habilidades para hacer lo que en el fondo sentían que tenían que hacer. Y a día de hoy, es verlos y ni imaginar cómo eran antes.

No eres tu pasado. Eres quien tú quieres ser a partir de estos momentos.

Sigo oyendo comentarios, que ir en búsqueda de tus sueños es algo “naif” e irreal. Que el único sueño es poder pagar una hipoteca todos los meses, hacer lo posible para tener una pareja a ciertas edades y un trabajo de 8 horas que te permita “subsistir”.

Que los únicos sueños que tiene que alcanzar el ser humano son esos. ¿Y lo demás? Es de locos, irrealistas o “hippies”.

¿Quiénes son los idiotas; tú que en el momento en que sientas que a lo mejor caminas por la calle desnudo , llevando al aire demasiado de tu corazón y de tu mente y de lo que hay dentro de su interior, enseñando demasiado de ti mismo. En ese momento sientes que tal vez estás empezando a hacer bien las cosas?

o

¿Aquellas personas que dicen que es imposible todo, que se quejan de todo, que se lamentan de la vida que tienen, se llenan de envidia por los avances de los demás, pero sin embargo no hacen nada por cambiar?

¿Quiénes son los idiotas y locos? ¿Tú o ellos?

Santi Balmes: “El éxito es bastante opiáceo”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” es un placer presentar a Santi Balmes.

Todos sabemos lo que es el hambre.

Ése ruido que nos hace las tripas, o creemos que nos hacen, cuando llevamos tiempo sin ingerir ningún tipo de alimentos.

Pero ¿Qué pasaría si te dijera que todos tenemos un hambre invisible y sólo unos pocos lo satisfacen? Es el hambre que te dice que te sientes vacío, que nada hasta ahora te llenará y que tienes que satisfacer tu hambre espiritual y/o personal, de otra manera.

Son aquellos que sienten que la vida es mucho más de lo que nos dicen que tendemos que conseguir a cierta edad. Un hambre que nace de crisis que nos hacen parar y darnos cuenta, que es hora de responder a preguntas que habíamos olvidado.

Santi, líder del grupo musical “Love Of Lesbian“, nos presenta en su último libro “El hambre invisible“, una novela, en la que nos cuenta el camino para satisfacer ese hambre.

GRACIAS SANTI por recordarnos el poder que tienen las preguntas en nuestra vida y la necesidad de responderlas. Así también el escuchar porqué tenemos “ése hambre” que nos dice que algo no está yendo como debería. Podéis conocer más del trabajo de Santi a través de Twitter e Instagram.

.-¿Qué tiene que llevar una mochila que nos acompañe en nuestro viaje interior?

Sobre todo necesidad de preguntas. Es indispensable de alguna manera veas una sincronía o una falta de sincronía entre tus impulsos, tu vida normal, tu sensación de culpa, tu sensación de impunidad . Y tu confrontación del Yo social con el Yo interno cuando entra en una debacle y en una planteamiento de P a Pa de todo, que parece que es cuando ocurren los 40 tienes que recapitular. Tienes que hacer algún tipo, no de regresión, pero una si una elaboración de un mapa psíquico. Es preguntarte ¿Dónde estoy? ¿Como me imagino por dentro? ¿Cómo estoy departamentado?. Y a partir de ahí empezar a sacar una ciertas conclusiones como mínimo. O al menos relativizar.

.-¿Qué ocurriría si los seres humanos nos enfrentáramos a los problemas antes que se hicieran más grandes?

Yo también creo, como tú piensas, David, que los súper héroes no existirían. Ya que no hay una reflexión previa a la actuación.

Generalmente tú actuas y no sabes porqué lo estás haciendo.

Últimamente estoy intentado como adivinar antes de actuar qué es lo que está a punto de surgir. Y a partir de ahí, con los vicios que puedas tener así como las tendencias, no quiere decir que no sucumbes a ellas, pero sí que sucumbes de una forma mucho más consciente. Que no dejándote llevar y preguntarte toda la vida ;”Me he dejado llevar por una corriente que tampoco sé si me ha perjudicado o no”.

No quería entrar en la duda si me había perjudicado o no, pero sí en ser más consciente de mí mismo. Es llegar a ese punto de consciencia.

.-¿Cuántas personalidades tiene el ser humano?

Depende de la simplicidad de la persona. De lo poco contradictorio que sea.

Cuando tú indagas en la vida de autores, de músicos, de genios …te das cuenta que hay una parte muy oculta y que gracias a ella y a esta contradicción, surge lo que es la obra artística de estas personas. Y algo que es indisoluble además.

.- ¿Qué poder tienen las expectativas en las personas?

Nos hacen demasiado.  Porque al final te llevan a la ira.

Hoy lo estaba hablando con mi mujer. Tenemos una persona que no sabes si es por Ego o porqué, es ingenua de la vida, espera mucho de los demás. Situación que solamente conduce a la ira continua, que mantiene con todo. Todo le decepciona, todo es un mundo que le falla en sus expectativas cuando en realidad no es así.

Yo cuando me levanto por las mañanas, ejerzo un pesimismo optimismo, pensando que no me va ir bien el día y todo lo que me venga es un puto regalo.

.- Somos cobayas mentales, ¿Cómo salimos de esa rueda?

Es difícil. Porque principalmente hay un problema físico que es la inercia  Y a partir de ahí, parar la oleada de dejar de fumar o dejar de meterte droga hasta las cejas, parte de una inercia que es muy difícil de parar.

Es quizá no darle más impulso, no darle más fuerza a la rueda. Es darle impulso a otras cosas que tienes abandonadas y que son mucho más positivas para ti.

.- ¿Qué es lo mejor que ha hecho la familia por ti?

Yo creo que muchas familias se basan en la figura de los abuelos. En mi caso fueron ejemplares, excepcionales y en el momento que hubieron caídas estuvieron ahí para recoger a la familia.

A partir de ahi, yo creo que hay una terrible injusticia del nieto adolescente con el abuelo o con la abuela.  Yo me acuerdo de mi abuela con 80 años que todavía iba a comprar. Me la encontraba cargada de bolsas y yo le decía que le ayudaba, pero ella no quería.  Había una sensación de sacrificio femenino de estar al servicio del marido, del hijo y luego del nieto.

Es algo que siempre me ha fascinado y creo que hasta cierto punto somos una generación bastante desagradecida en ese sentido.

.- ¿A qué es fiel Santi?

Soy leal.

Leal a lo que me vibra por dentro. No al impulso. A lo que me vibra de una manera más entera. No una vibración sexual sino que a visión que me hace ir hacia un lado y aunque haya errores o no, me llevará a un sitio diferente que no han llegado los demás.

A ponerme en peligro soy muy fiel .

.- Todos tenemos que hacer magia dentro de la rutina, ¿Qué piensas?

Desde luego que si.

Y no lo hacemos. Cuando era niño, el mundo me entraba en 360 grados, por todos los poros de mi piel. Y a día de hoy, cada vez es más difícil.

Tengo que hacer el jercicio de saber disfurtar de una tortilla de patatas. Y es el esfuerzo que tienes que hacer diariamente por seguir viviendo en un estado entre la consciencia y el sueño, que es un estado temporal y maravilloso.

A día de hoy estamos contando el tiempo todo el rato y me pone muy nervioso.

Yo de niño no contaba el tiempo. No queremos darnos cuenta que sólo tenemos el presente. Pero convertir ese presente en la eternidad es lo que tendríamos que hacer. Y no estar pensando en todas esas cosas que nos preocupan tanto.

A través de la meditación he logrado bastante pero cuesta un huevo, demasiado. Estar presente en el presente.

.- ¿Qué es peor: El hambre invisible o el hambre por no comerte una palmera de chocolate?

El hambre invisible.

Porque no puede verbalizarlo. Es una continua insatisfacción que tienes.

La palmera de chocolate es fácilmente subsanable y verbalizable.

.- ¿El éxito es el peor de los opiáceos?

Es bastante opiáceo. Es un sentimiento de impunidad como te he dicho antes, pero segundo que quizá a partir de que tienes un éxito desmesurado, empieza lo peor de tu obra.

Eres más condescendiente, crees que todo vale ya .Cuando partes de ese sentimiento de derrota, tus primeros trabajos son mucho más originales que los que vienen a continuación.  Es el triple esfuerzo el que tienes que hacer a raíz del éxito como para situarte en un contexto de los tuyos, pisando tierra.

Antes era muy fácil. A partir de ahí creabas un universo de cómo evasión a. Ahora estas viviendo en un universo muy bonito pero tienes que tener el esfuerzo de tener el otro pie de que es la vida formal de las personas para poder empatizar en ese sentido y seguir siendo creativo.

.- ¿Qué libro nos recomendarías?

Te recomendaría “El libro de la sabiduría: Los 7 puntos del entrenamiento mental” que es de Osho. Me lo leí hace poco y reconozco que me dejo bastante impactado.  Además en Netflix hay una serie que se llama “Wild Wild Country” también de Osho, que es muy interesante.

 

 

 

¡¡Libérate de las expectativas!!

La vida no tiene obligación de darnos lo que esperamos” decía Margaret Mitchell

Lo que nos pasa o no nos pase en nuestras vidas, está relacionado con las expectativas que tengamos al respecto.

Muchas de las decisiones las tomamos en función de expectativas. Sin datos reales y pensando que se van a cumplir si o si, porqué lo digas tú.

Todo lo basamos en función de las expectativas tengamos o se puedan generar al respecto.

Me explico:

.- No decimos lo que sentimos, porque tenemos la expectativa que si lo hacemos, se podría liar una gorda. Y seguro que las consecuencias son para nosotros, aunque no entandamos por qué.

.- No decimos que estamos haciendo , porque los demás tenían unas expectativas con nosotros que seguramente se le caerán cuando se lo digamos.

.- Vamos, aunque no queramos a sitios, porque las expectativas que tienen los demás sobre nosotros, es que como siempre hemos ido, ¿Por qué no vamos a ir esta vez?

.- Nos dicen que les hemos defraudado, porque tenían unas expectativas altas sobre nosotros. Y nosotros mientras tanto preguntándonos: ¿Qué hemos hecho?

Son algunas de las situaciones que hacemos y no hacemos, en función de las expectativas que hemos generado o los demás se han generado sobre nosotros.

Tenemos miedo a no satisfacer esas expectativas que tienen los demás sobre nosotros. Y por eso nos bloqueamos. Bloqueando entre otras cosas, nuestra creatividad.

Al tener miedo a las consecuencias, acabamos haciendo siempre lo mismo. Y tarde o temprano, te acaba frustrando.

Si, porque la creatividad es la muestra más importante del amor. Amor que tienes por ti mismo, por lo que haces, por lo que sientes.

Y si optas por mantener el mismo nivel de lo que estabas haciendo, por no “molestar” o defraudar a los demás, estás desencantándote a ti mismo y no viendo otros caminos que podrían darte más felicidad o éxito.

Pero no solamente estoy hablando en el plano profesional, sino también en el personal.

Tenemos miedo a decir que no queremos hacer lo mismo que nuestros hermanos, por no defraudar y romper las expectativas que tenían nuestros padres sobre nosotros.

Miedo a las represalias por no ir a un evento de nuestros amigos , que realmente, ni nos apetece ni queremos ir.

Miedo a decir lo que nos parece una acción de nuestros amigos, no vaya a sentarles mal.

¿Y mientras tanto nosotros?

Frustración, miedo, rabia , impotencia…Pero sobre todo dejamos de ser nosotros mismos. Y esa relación seguro que empezará a resquebrajarse .

Pero por culpa de los dos:

.- Uno por pensar, que siempre vamos a actuar como siempre habíamos actuado. O esperaba que íbamos a actuar.

.- Y tú, por no ser coherente contigo mismo y decir lo que sentías y querías de verdad.

Hace poco le preguntaba a un escritor muy importante de este país:

¿Qué poder tienen las expectativas de los demás sobre tus obras?. Mira David, al principio sufría mucho cuando no llegaba a colmar los deseos y expectativas de los demás. Pero a día de hoy, lo siento pero me da igual. No es Ego ni tonterías. Pero somos muy hipócritas. Queremos innovación, cosas diferentes, avances, y cuando haces algo que se sale de lo establecido, ya dicen que nos has cumplido las expectativas, estás terminado o que un bodrio”.

Cuando no cumplimos lo que los demás piensan, que deberíamos hacer o superar el listón que tienen sobre nosotros, ya nos descartan. Creen que hemos fracasado o defraudado.

Por eso tenemos a conferenciantes, escritores de libros o amigos, que llevan más de 10 años diciendo lo mismo, escribiendo sobre el mismo tema o diciendo la misma “broma”, por miedo a salirse de lo que los demás creen que debería decir o hacer.

¿Pero qué es tener expectativas?

Según la R.A.E. “Esperanza de conseguir algo o hacer algo. Posibilidad razonable de que algo suceda. Posibilidad de conseguir algo, al ocurrir un suceso que se prevé.”

Por lo tanto vemos:

.- Si esa esperanza no se alcanza, nos frustramos. Pensando que somos unos fracasados, que ya nunca podremos ver un arcoíris por siempre jamás, que ilumine nuestro camino.

.- ¿Algo razonable? O mejor dicho., algo que satisfaga nuestros deseos y no lo que la vida nos depare. Porque quieras o no, ¿Cuántas veces has tenido la expectativa, creencia que iba a pasar una cosa y luego la vida te ha puesto otra delante?. No se trata de lo que tus deseos anhelen, sino de lo que toque en ese momento.

.- Hasta los “futurólogos” se confunden. Si de verdad acertaran, a día de hoy ya estaría casado, con hijos y habría dado varias veces la vuelta al mundo  Si tienen que ocurrir la cosas, van a ocurrir, No a lo mejor cuando nosotros queramos, sino cuando tienen que ocurrir. ¿Cabe una posibilidad? SI, pero no nos aferremos a ella, porque puede no  ocurrir, ya que no tenemos el poder sobre todas las circunstancias que rodean a esa situación.

Las expectativas son comparaciones.

Tenemos la expectativa de que ocurra algo, porque lo comparamos con la situación de la de donde venimos.

Tenemos la expectativa de que el trabajo nuevo salga igual que el anterior, ya que el otro fue un éxito.

Tenemos la expectativa que esta relación salga bien, ya que la anterior fue una mierda.

Así que:

.-  Deja de comparar futuro con el pasado, porque mientras tanto estas perdiendo el presente.

.-  Recuerda que se puede cumplir tus expectativas. Pero aún así te pueden defraudar, al no ser lo que realmente creías que querías. No por cumplir una expectativa , la vida ya será de color de rosa para siempre.

.- Tienes expectativas y a veces desmesuradas, porque no confías en ti. Si la vida te ha puesto en ese camino, confía. Tomamos la expectativa como una balsa de seguridad ante la incertidumbre. La única balsa tienes que ser tú mismo.

.- No tengas expectativas desmesuradas, sino realistas, con nada ni con nadie. Están hablando tus deseos, tus miedos, estás idealizando,. Ir con los pies de plomo es más seguro que darte cuenta que no había nada de lo que creías o te decían que había.

.- Sin expectativas,  damos la oportunidad a ver más allá a todo lo que la vida nos pone por delante. No etiquetamos, no comparamos, descubrimos que nos quiere decir. Vemos detalles que no veríamos si estuviéramos comparando con situaciones pasadas.

Con la única expectativa que deberíamos vivir, es que al dia siguiente, salga el sol.

¿Cuántas expectativas hay en tu vida ahora mismo?

 

Gustavo Picazo: “Identifica y acepta tus propias emociones”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” es un placer presentar a Gustavo Picazo

El mundo está mirando más allá de sus propias creencias. Se está dando cuenta, que la forma que tenía actual de gestionar su vida, la sociedad, no está siendo la correcta. O al menos no se obtienen los resultados que se esperarían con las circunstancias que tenemos.

Pensamos que la felicidad es el resultado a perseguir. Pero nos estamos dando cuenta que no es así.  Sino ir avanzando en nuestra paz interior.

Tenemos miedo a ver que hay dentro de nosotros . Por eso pensamos que amasando fortunas, posesiones o número de seguidores en las Redes Sociales, ya estará todo solucionado.

Kairós Zen. El poder de mirar y hacer”, libro de Gustavo , nos invita a un camino de crecimiento personal. Asomandonos a nuestro mundo interior, pensamientos y emociones. Sin juzgarlas, sin intentar cambiarlas, sin interpretarlas.

Eso que buscamos que nos dicen que se llama la felicidad, tiene que ser nuestra serenidad. Tener una mayor sensación de sentirnos plenos. Y con ello una mayor capacidad de tomar en tus manos las riendas de tu propia vida.

Gracias Gustavo, por hacernos ver que luchar contra nuestras emociones no es el camino. Que hacer cosas por quedar bien con los demás, no es el propósito de la vida. Que creemos que la vida es estar en constante es estar en constante conflicto con uno mismo y con los demás. Sino que nos ayudas a introducir en nuestra vida una combinación de atención y acción. Atención a lo que está pasando y a lo que estamos haciendo sobre el momento presente.

.- ¿Es Gustavo Picazo una persona que cree que ha conseguido la serenidad en su vida?

No. Yo entiendo la serenidad, no como algo que puedo “conseguir”, sino como algo en lo que puedo trabajar y entrenar día a día. Lo que sí puedo decir es que para mí, para mi forma de ver y vivir la vida, la serenidad es un valor muy importante.

.- ¿Qué diferencia hay entre la felicidad como la sociedad la tiene conceptualizada a día de hoy y el zen?

El zen es una llamada a la atención contemplativa, y ello incluye la capacidad de identificar mis emociones sin juzgarlas, sin luchar contra ellas. Mediante este ejercicio puedo incrementar mi nivel de paz interior. Esto es muy distinto a la felicidad conceptualizada como “alegría continua”, o como “esfuerzo por estar siempre contento”.

.- Felicidad y Zen, ¿Qué diferencias hay? ¿Hay similitudes?

La práctica de la meditación proporciona a muchas personas un efecto sedante, un efecto tranquilizador. Por otra parte, la capacidad de tomar en mis manos las riendas de mi propia vida me puede proporcionar una sensación de realización, una sensación de autoafirmación dentro de las dificultades. El resultado de todo ello puede ser un bienestar de fondo, una mayor identificación de la vida como aliciente y como estímulo. Pero esto es muy distinto de la pretensión de estar “feliz” todo el tiempo, o de vivir en un estado de alegría permanente.

.- ¿Como definirías el zen para mis sobrinos de 6 años?

A tus sobrinos de 6 años no les daría ninguna definición del zen, pero quizá les ayudaría a identificar y a aceptar sus propias emociones. Con frecuencia, las niñas y niños oyen mensajes como “no llores”, “no estés triste”, “no tengas miedo”… Estos mensajes, repetidos en el tiempo, pueden tener el efecto de hacer que les sea más difícil identificar sus emociones, aceptarlas, y manejarse con ellas.

.- ¿Cuál es tu palabra favorita?

No tengo ninguna palabra favorita, pero un valor muy importante en el kairos zen es el respeto.

.- Filosofía y Economía. ¿Será posible ver y trabajar en empresas conscientes? ¿Es el zen la herramienta para este caos que vivimos y también empresarial?

No sé si el mundo en el que vivimos es un “caos”, o si el mundo empresarial es un “caos”. No estoy muy seguro de eso. Pero tengo la impresión de que la atención consciente, y la filosofía del kairos zen en general, no son incompatibles con el rendimiento laboral. De hecho, pienso que este tipo de filosofía puede ayudar a algunas personas a ordenar su vida, encauzando mejor su esfera laboral, y alcanzando un mayor rendimiento en este sentido. Por otro lado, también pienso que en personas cuya esfera laboral está sobredimensionada, el hecho de adoptar una filosofía como el kairos zen puede conducirles a reequilibrar las distintas facetas de su vida, dando más prioridad a su esfera personal, o al cuidado de su salud. En casos así, es posible que su rendimiento laboral se vea disminuido.

.- ¿Es posible no juzgar nuestros pensamientos o emociones aún viéndolos?

Es difícil. Se trata de un ejercicio continuo, un ejercicio para toda la vida. Cuando me doy cuenta de que estoy juzgando mis emociones como buenas o malas, entonces me felicito por haberme dado cuenta de eso, y me permito a mí mismo sentir la emoción que esté sintiendo en este momento, incluso aunque se trate de una emoción desagradable.

.- Paro y miro. Sigo y hago. ¿Frase que haría tambalear las creencias y forma de vida de una sociedad?

El kairos zen no viene a hacer tambalear nada. No es esa mi intención. Si el kairos zen puede transformar la vida de algunas personas, creo que será más bien de forma paulatina y silenciosa. Así fue en mi caso, cuando yo empecé a recibir estas enseñanzas, y así lo he visto acaecer también con otras personas. El kairos zen no pretende ser una revolución, sino en todo caso una transformación, una “transformación silenciosa”.

.- ¿Qué es la suerte?

La suerte es una categoría interpretativa: yo interpreto que un determinado suceso es “buena suerte” o “mala suerte”. Al hacer esto, ya estoy enjuiciando, ya estoy emitiendo un juicio. Por otra parte, la suerte puede ser también un elemento mágico en mi vida. Así sucede cuando confío en “tener suerte” y que se arregle mi problema, o cuando me quejo de que “no tengo suerte”, y pienso que es por eso que no consigo lo que quiero. Como elemento mágico, la apelación a la suerte me quita fuerza a mí, me separa de las riendas de mi propia vida, colocándolas en manos de ese factor externo y mágico. Por estas dos razones, el factor de enjuiciamiento y el factor mágico, la apelación a la suerte tiene poca cabida en el modo de vida en kairos zen.

.- ¿Qué hacemos cuando las expectativas fallan? Creo que es uno de los males actuales del ser humano.

Las expectativas pueden fallar, y con frecuencia fallan, porque el mundo está lleno de factores que yo no controlo. Ahora bien, lo que sí está en mi mano es revisar mis propias expectativas, para darme cuenta de si son muy rígidas, o son poco razonables, o para ver si yo me supedito a esas expectativas de una forma excesiva, sin considerar otras opciones posibles. Creo que por este camino puedo ir ajustando poco a poco mis expectativas, y mi relación con ellas, para que mi plan de vida pueda seguir adelante, aunque algunas de mis expectativas fallen.

.- Si pudieras escribir lo que fuera en una valla publicitaria, ¿Qué pondrías?

No pondría nada. Creo que quitaría la valla. Prefiero que se pueda ver lo que hay detrás directamente, sin la valla interpuesta.

.- ¿De que trata la vida, de reaccionar o de responder?

Mi vida la hago yo, día a día, y la puedo vivir a base de reacciones viscerales, o a base de respuestas más moderadas y equilibradas. Cuando yo me dejo llevar por mis emociones, o por mis pensamientos, y llevo a cabo el primer impulso que tengo en una determinada situación, estoy “reaccionando”. En cambio, cuando soy capaz de establecer una separación entre mis emociones y pensamientos, por un lado, y mis decisiones y mi conducta, por otro, entonces estoy “respondiendo”. Es esto último lo que más pone las riendas de mi vida más en mis propias manos, lo que mejor me encamina hacia una vida en equilibrio y en salud.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

Creo que el concepto de felicidad puede ser para muchas personas una trampa, en cuanto que es algo que, cuanto más intensamente la quiero lograr, más se me escapa. Por eso el kairos zen no va orientado hacia la felicidad, sino a la serenidad, y ello sin implicar un esfuerzo en el camino, sino como algo que va surgiendo muy poco a poco, sin forzar, a partir de la propia meditación y contemplación.

.- ¿Existen los superhéroes emocionales como así nos hacen creer?

Hay algunas personas, en efecto, que se presentan a sí mismas como ejemplos de “inteligencia emocional”, es decir, como capaces de desenvolverse por la vida sin experimentar dudas, temor, o angustia, y como capaces de sobreponerse a todas las dificultades que se les presentan, con eficacia y fortaleza absolutas. Con todo mi respeto hacia las personas que se ven a sí mismas de esta manera, y con todo mi respeto hacia las personas que se esfuerzan por vivir de esa manera, lo que propone la filosofía del kairos zen es una opción bien distinta. La propuesta del kairos zen no consiste en querer estar siempre bien, sino en aceptar que a veces no me siento bien, y que es humano no sentirse bien en determinados momentos. Lo que el kairos zen propone es que la rueda de las emociones (alegría, tristeza, rabia, miedo y preocupación) va a seguir girando en mi vida, tanto si quiero como si no, y que una buena forma de afrontar esa realidad puede ser aprender a aceptar esas emociones, tanto las agradables como las desagradables, y aprender a convivir con ellas.

.- Una reflexión para los lectores del portal

Una última reflexión que se me ocurre hacer en este momento es que no me gustaría que las personas que lean el libro tomen el kairos zen como una verdad absoluta, sino como una propuesta a considerar, bajo el prisma de su propia visión personal, y de su propia vivencia experiencial. Incluso prefiero que las personas que lean el libro, o las personas que lean estas líneas, no estén de acuerdo con todo lo que yo digo. Ello significará que mantienen bien abierta su propia perspectiva personal.

Daniel Ramos Autó: “El mayor reto en la vida es vivir de acuerdo a tu verdad interior”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” es un placer presentar a Daniel Ramos Autó.

Cuando oímos la palabra conciencia, salimos corriendo. No vaya a ser que nos hagan pensar y nos demos cuenta de algo que sentíamos pero que no queríamos verlo.

Nuestras madres, nos hayan dicho alguna vez “¿Es que no tienes conciencia de lo que estás haciendo o que?”.  Y aunque no sepamos que responderles si alguna vez hemos tenido nosotros algo de eso, todos tenemos conciencia.

Todos sabemos lo que es bueno o malo para nosotros. Otra cosa es que lo que hagamos sea para sentirnos integrantes del grupo aunque no este de acuerdo con nuestros valores.

Uno de los grandes problemas del ser humano, es que no queremos enfrentarnos cara a cara, con la realidad, con nuestras emociones, con nuestra conciencia. Y es lo que ha hecho Daniel a través de su nuevo libro “365 semillas de conciencia para una vida plena“, ponernos en el otro lado del cuadrilátero frente a ella, para mantener un combate siempre pospuesto.

Gracias Daniel, por recordarnos que la vida es efímera, pero que los días pueden ser inmortales si tenemos nuestra conciencia como guía. Podéis conocer más el trabajo de Daniel a través de su Web, Facebook y Twitter.

.- ¿Cómo explicarías a un niño de 6 años qué es la conciencia?

Ni puñetera idea (risas). Probablemente utilizaría alguna parábola donde entraran en acción de una manera simbólica la luz y la oscuridad, donde la oscuridad es la ignorancia que nos mantiene esclavos, dormidos, ciegos, y la luz representa la liberación, la conexión con nosotros mismos, nuestro entorno y la vida. Tendría que darle una vuelta más (risas).

 .- ¿A día de hoy qué beneficios tendría vivir en función de nuestra conciencia?

Creo que hay tres aspectos de la conciencia, la conciencia del yo, la conciencia del nosotros y la conciencia del todo, por simplificar al máximo porque puede ser un tema de extrema complejidad y no quiero dar mucho el coñazo (risas).

Estos tres niveles de conciencia nos hablan de nuestra relación con nosotros mismos, nuestra relación con nuestro entorno y nuestra comunidad, y finalmente nuestra relación con la vida. Por tanto, vivir con mayor conciencia nos permite conocernos mejor, identificar nuestras fortalezas y nuestros puntos de mejora, nuestros anhelos y necesidades, y por ende vivir de una manera más armoniosa con nosotros mismos. También nos permite ubicarnos respecto a nuestro entorno, identificar la calidad de los vínculos que establecemos en nuestras relaciones, las dificultades que experimentamos en la interacción con nuestra comunidad, y por tanto, nos lleva a vivir y a comunicarnos de una manera más sana con lo que nos rodea. Por último, nos permite trascender la idea del yo y del nosotros para conectar con una entidad mucho mayor, que es la vida. Cómo nos posicionamos, por tanto, respecto a la vida, si vivimos en paz con la esencia de cambio, impermanencia, incertidumbre y transformación que ésta nos propone en cada momento o vivimos en conflicto con todo ello.

Para resumir, la conciencia nos permite vivir con mayor paz interior, ecuanimidad y libertad, pero siempre unida a otras cualidades como la sabiduría, el coraje, la acción y la compasión. 

.- El mundo del Branding y la conciencia, para mí está muy relacionado. ¿Qué piensas?

Sin duda hay una relación directa. Siempre digo a mis clientes que en el Branding, en realidad, no hay que crear nada, sino más bien es un proceso de autodescubrimiento, de arrojar luz sobre lo que ya hay, pero que ha quedado sepultado por ideas preconcebidas, creencias que nos han transmitido, personajes que representamos para ser aceptados por el entorno, verdades que no discutimos porque nos aterra salir de nuestra zona de confort o causar cierta incomodidad a los demás.

En ese sentido, la conciencia nos desnuda, nos pone frente a un espejo en el que vemos aquello que somos, nuestras miserias por supuesto, pero también aquello en lo que brillamos, aquello que nos hace únicos y especiales, aquello para lo que hemos venido a este mundo.

Sin embargo, hay un tipo de Branding que lo que intenta es maquillar y disfrazar lo que somos. Yo abogo por un Branding con alma y desde el alma que sea una transmisión de nuestra autenticidad, llegue a quien llegue y guste a quien guste, lo demás es una perversión del Branding. En ese sentido, deja que recomiende tu libro Mofeta Branding, sin duda uno de los mejores libros de Branding que he leído y donde creo que coincidimos en muchas cosas.

 .- ¿Es posible un capitalismo consciente?

No sé si es posible, lo que sí sé es que es absolutamente necesario. El capitalismo salvaje que hemos conocido hasta la actualidad ha provocado enormes desigualdades, la explotación infame de seres humanos, el deterioro alarmante del medio ambiente, conflictos bélicos para la explotación de recursos naturales. Y de algún modo todos hemos sido cómplices de este sistema porque hemos crecido y hemos sido adoctrinados para perpetuarlo. Hacerse consciente significa, entre otras cosas, reconocer que nuestras acciones diarias, nuestros hábitos de consumo, contribuyen y nutren este sistema y que para satisfacer nuestras ‘falsas necesidades’ generadas por el sistema, estamos causando un daño a nuestro planeta y un gran sufrimiento a otros seres humanos en otros lugares del mundo. Pero la conciencia no es suficiente, hace falta traducirlo en cambios de actitud, en abandonar hábitos nocivos y comenzar a afianzar nuevos hábitos más respetuosos, más humanos. Conciencia más acción, incluso cierto activismo, son la clave. Creo que cuando uno aumenta sus niveles de conciencia se vuelve antisistema en un sentido constructivo, es un proceso natural, es la única manera de generar auténticos cambios y dejar el mundo un poco mejor de lo que lo encontramos.

 .- ¿El peor fracaso que puede vivir un ser humano es no saber quién es de forma consciente?

 Creo que el mayor reto no es solamente adquirir un mayor nivel de conciencia, sino vivir de acuerdo a tu verdad, la verdad de tu ser. La conciencia por sí misma no obra milagros. Es necesario también el coraje para actuar. La conciencia no es un chollo. La conciencia sin acción puede llevarte al sufrimiento. Te pongo un ejemplo: un día despiertas y te das cuenta de que vives una vida sin sentido, de que hasta el momento has vivido para satisfacer las expectativas de otros, que en realidad te sientes profundamente insatisfecho y deprimido. Le das una vuelta más, y te das cuenta de que años atrás tenías un sueño, un ardiente deseo de desarrollar proyectos de vida muy diferentes. Sabes que puedes ofrecer mucho más al mundo. ¿Qué haces entonces? Si no actúas, si tu miedo a cambiar es un bloque de hormigón imposible de atravesar, la frustración y la insatisfacción te acabarán consumiendo.

Por eso, además de a la conciencia, apelo al coraje, para traspasar barreras, para transitar lo desconocido y hallarte a ti mismo de verdad.

.- ¿El aburrimiento es una forma de no estar satisfecho con tu vida?

Creo que el aburrimiento es necesario, o más que el aburrimiento, la tolerancia al aburrimiento. Vivimos instalados en una especie de cultura del divertimento, del hedonismo fácil, del placer hueco e instantáneo. En definitiva, la cultura de la evasión constante. ¿Evasión de qué? De nosotros mismos. Porque si paramos, si dejamos de evadirnos, tal vez descubramos que nuestra vida no es tan bonita, que no estamos viviendo la vida que en realidad queremos vivir, que no somos felices, y eso es aterrador. Parar es percibido inconscientemente como una amenaza a nuestra somnolencia tranquilizadora que nos mantiene anclados en nuestra cómoda incomodidad. Hay que parar necesariamente y observar lo que hay, así, a pelo, aceptar que las cosas ahora son como son y aprender a vivir en paz con ello, pero no desde la resignación, sino desde la aceptación activa que se pone manos a la obra para mejorar, avanzar, crecer. Si siempre estás distraído no puedes tomar conciencia de quién eres y cuál es tu papel en este mundo.

Y no estoy haciendo apología del aburrimiento, creo que el ocio es necesario, pero un ocio que sume, que aporte, que nos llene de vida y nos ayude a crecer. Lo otro, son píldoras huecas que nos alejan de nuestro ser verdadero, que nos desconectan de nuestra verdad interior.

 .- ¿Por qué nos cuesta tanto dar un primer paso en la vida?

Porque nos aterra perder, nos aterra equivocarnos, porque nos cuesta horrores abandonar terrenos conocidos y adentrarnos en lo incierto y desconocido que es elegir un camino no trillado, porque la inercia es muy poderosa, y porque nos han educado para asumir la seguridad como forma de vivir. Pero la seguridad tal como la entendemos no existe. Si me centro en mi experiencia, por ejemplo, no siempre he tenido una inclinación hacia el riesgo, hacia la aventura, pero afortunadamente la vida me ha traído grandes crisis que han sido catalizadoras de grandes transformaciones interiores. Las crisis me han sacado a patadas de mi zona de confort, y me han invitado a aceptar grandes retos. Sin ellas, no habría tenido la fuerza de carácter ni el empuje para perseguir mis sueños ni luchar por la vida que realmente quiero vivir.

 .- ¿Qué pondrías en una valla publicitaria si pudieras?

Deja de pensar la vida y experiméntala de verdad.

 .- ¿Qué es ser responsable en la vida?

Hacerte cargo de tus deseos y necesidades, acogerte a ti mismo amablemente con tus luces y sombras, con tu parte más brillante y tu parte más cafre, sin exigencias y sobredemandas hacia los demás, sabiendo que, desde la conciencia y la aceptación, puedes comenzar a cambiar, a desaprender viejos límites y reaprender formas más ecológicas de vivir contigo mismo y con los demás. Es, en definitiva, asumir tu papel de guionista, director y actor de tu película y ser consecuente.

 .- ¿Es fácil descubrir nuestro propósito, el por qué hemos venido a esta vida?

Creo que es difícil si buscas tu propósito en el lugar equivocado, y conecto con la pregunta que me hacías al comienzo en relación a la conexión Branding-Conciencia. En realidad, no hay que buscar nada, y mucho menos allá fuera, lo que hay que hacer es quitarse capas de cebolla, liberarse de corazas, de prejuicios, de ideas preconcebidas, de creencias adquiridas que nos limitan. Es todo un curro. No es sencillo, es un trabajo quizás de años. Pero a medida que te vas desprendiendo de aquello que no eres comienza a aflorar tu esencia de una manera natural, comienzas a contemplar posibilidades que antes te parecían imposibles.

Existen muchos libros que hablan de este tema, con numerosos consejos y sugerencias, pero en mi opinión no van al meollo de la cuestión. Y es que hay que hacer primero una limpieza interior, una depuración de todo aquello que no eres, pero tú has creído que sí. Solamente desde esa conciencia es posible encontrar un camino con corazón.

 .- ¿Es el miedo el mayor enemigo del ser humano?

Creo que el principal enemigo del ser humano es la ignorancia. El miedo ha sido una emoción muy denostada, como la tristeza o la rabia. Todas ellas, todo ese abanico emocional es lo que nos ha permitido sobrevivir y adaptarnos. Las emociones son necesarias, no podemos elegir no sentir, es un proceso natural, lo que sí podemos elegir es la gestión que hacemos de ellas, la actitud con la que vivimos nuestros procesos emocionales. Administrar nuestras emociones con sabiduría nos ayuda a vivir con mayor armonía y libertad. Sin embargo, la ignorancia, nos mantiene ciegos, intolerantes, rígidos, desconectados de la realidad, esclavos de la inercia y las respuestas automáticas.

 .- ¿Es el corazón el oráculo que tiene las respuestas a nuestras dudas?

Sí, sin duda. Hace unos años pensaba que el intelecto me llevaría a conquistar grandes cimas. Sin embargo, después de haber obtenido grandes logros sobrevenía una especie de vacío, de sinsentido, porque esos logros buscaban satisfacer a mi ego y no a mi ser. Ahora siento que es el corazón un oráculo muy certero que nos indica hacia dónde debemos dirigirnos y no al revés. El intelecto solamente es una herramienta de la que se vale un corazón sabio y limpio para ir en la dirección correcta.

 .- Queremos ser auténticos, que se nos reconozca por ello pero tenemos miedo a las consecuencias, ¿Por qué?

Porque dependemos en exceso de la aprobación y la validación de los demás. Todos buscamos ser aceptados y acogidos por nuestro entorno, nos aterra sentirnos señalados, apartados, juzgados. Sin embargo, una excesiva dependencia de lo que opinen los demás nos aboca a una existencia más orientada a cumplir con ciertos estereotipos, a satisfacer las expectativas ajenas, a poner en primer lugar lo que se espera de nosotros dejando desatendidas nuestras propias necesidades. Siempre habrá alguien que te amará por lo que eres, otros que sin entenderte te apoyarán y te respetarán, y otros que te detestarán por los mismos motivos por los que otros te adoran. Creo que hay que desapegarse de la idea de gustar siempre a todo el mundo, a todas horas y en todo momento.

 Mi experiencia me dice que cuanto más auténtico soy, más respetado soy. Cuanto más amo y abrazo lo que soy, más reales y auténticas son mis relaciones con los demás. Cuando transmito mi verdad a través de mis palabras y acciones, más admiración despierto. Pero también tengo claro, y lo asumo hasta las últimas consecuencias, que cuando te muestras sin disfraces, cuando te expresas desde lo que eres y no desde lo que a los demás les gustaría que fueras, te expones a ser criticado y algunas de tus relaciones pueden desvanecerse. Bien, es el precio a pagar por darte permiso para vivir libremente lo que eres, pero vale mucho la pena.

.- ¿Por dónde nos tendríamos que meter el orgullo?

Yo distinguiría entre dos tipos de orgullo. Existe un orgullo sano, nutridor, energizante, ése que nos ayuda a autoafirmarnos, a autovalidarnos, a coger las riendas de nuestra propia vida y que está íntimamente ligado a una sana autoestima. Ese orgullo nos empodera, es motor y energía, es fuerza y acción y nos impulsa a mostrarnos sin subterfugios conectados de manera profunda con nuestra autenticidad.

El orgullo insano, por otro lado, nos sume en el engreimiento y la arrogancia, creando una ilusión de falsa superioridad que está, en realidad, íntimamente ligada al miedo. Así, guiados por este orgullo insano, vamos dejando cadáveres por el camino.

Así que, orgullo sí, ése que nos ayuda a desarrollar y mostrar nuestro valor y nuestro potencial.

 .- ¿Cuál es la frase de tu vida que nos recomendarías para emprender un sueño? ¿Y para empezar los lunes? ¿Y para sacarnos una sonrisa?

Creo que hay muchas, pero citaré tres que me resuenan mucho:

Para emprender un sueño: “No sé cuál es la clave del éxito, pero sé que la clave del fracaso es intentar agradar a todo el mundo.” Ten en cuenta que no puedes gustar a todo el mundo, ¡ni falta que hace!

Para empezar un Lunes: “La vida que has llevado hasta ahora no tiene por qué ser la única vida que tengas.” Siempre existe la posibilidad del cambio. Cree en tu cambio, persiste, y los frutos llegarán.

Para sacarnos una sonrisa: “No se tome la vida demasiado en serio; nunca saldrá usted vivo de ella.” Tiene un punto de humor negro, ¿cierto? Pero nos recuerda que en la vida hay que jugar más, aligerar, apelar al espíritu lúdico y quitar gravedad al asunto porque al final palmamos.

 .- ¿Cómo definirías a una persona que vive en función de su conciencia?

Una persona que vive conscientemente es ante todo:

.- Una persona con una mirada más ecuánime, más amplia y más abierta, sin tanto juicio limitador hacia uno mismo, los demás y la vida.

.- Una persona que vive con mayor presencia, mayor conexión con el aquí y ahora, con la vida que se manifiesta de manera inmediata, sin tanto apego al pasado y sin tanta proyección hacia el futuro.

.- Una persona que tiene una comprensión más profunda de quién o qué es, que se relaciona de manera más armoniosa y amable consigo misma, que es capaz de acoger la imperfección propia y ajena, que es capaz de relacionarse con la vida de una manera más equilibrada.

.- Una persona que comprende la esencia impermanente y de cambio constante que es la vida y que ha aprendido a vivir en paz y con naturalidad esos procesos.

.- Una persona, que aparte de pensar en sí misma es capaz de salir de la ‘cárcel’ de su pequeño yo para integrarse en algo que le trasciende, su comunidad y la vida.

.- Una persona, en definitiva, más viva, más libre, más conectada, más real, más auténtica y más flexible y adaptable.

¡¡Los 5 segundos que cambiarán tu vida!!

El pasado nos limita, pero el futuro nos atemoriza. El único lugar seguro es el presente” decía Isaac López.

Nos han enseñado, que la vida empieza en el segundo 1 en el que nacemos, y así vamos sumando segundos a la cuenta.

La vida empieza, cuando hacemos la cuenta desde 5 a 1, y nos ponemos en ACCIÓN.

¿Pero qué pasa si te dijera que estamos equivocados? ¿Qué pasaría si te dijera que la vida empieza cuando comenzamos la cuenta atrás?

Cuando empezamos a contar desde el 1 en adelante, nos podemos pegar horas. Horas es lo que nos pegamos ante la toma de decisión que tenemos que tomar y que no tomamos. Ése es el símil entre la procrastinación y los números.

Pero vamos a hacer un juego. Cierra los ojos y cuenta desde 5 hasta el 1. ¿Qué ocurre cuando llegas al 1? ¿A qué ya no es la misma sensación? ¿A qué te entran como prisas? ¿A qué ya no te queda otra que tomar una decisión?

Es de lo que habla el libro “El poder de los 5 segundos. Se valiente en el día a día y transforma tu vida” que recientemente estuve trabajando en él y poniéndolo en practica

Vemos por la televisión, en libros, en conferencias, personas que las tildamos de “especiales”. Pensamos que nos gustaría ser como ellos, pero que nunca llegaremos ni siquiera a parecernos a ellos, porque los tildamos de únicos, de elegidos.

Lo único que te diferencia de ellos, es la VALENTIA.

Y déjate de excusas, de ponerlos en un pedestal o que están tocados , porque son igual que tú y que yo. Lo único que te distingue de ellos, es que a la hora de tomar una decisión fueron VALIENTES.

Valientes es no postergar la decisión que sabes que tienes que tomar. Ser Valientes, es dejar de hacer caso por fin al miedo y al aburrimiento de la vida que tienes, y hacerte caso a ti mismo.

Eso ser valiente.

Porque te estás quejando de la vida que tienes, pero cuando tienes que tomar una decisión, utilizas cualquier medio para no hacerlo o mirar hacia otro lado.

Ser valiente, es aumentar la confianza en uno mismo.

El miedo te ha impedido ser valiente. Cuando has tenido una decisión delante de ti, que sabias que iba a provocar un antes y un después en tu vida, el miedo te ha dicho que te olvidarás, que no podrías, que sería imposible, que no eres el “elegido” para dicha misión.

Eso hace que se menoscabe la confianza en ti. Optando por creer lo que dice tu miedo y sobre todo lo que dicen los demás. Los demás , que hablan como si fueran valientes, como si el miedo no estuviera con ellos, pero si les preguntas si han conseguido realizar sus sueños, si viven en paz, te aseguro que empezarán a tartamudear o te dirán antes de contestar, que tienen que irse corriendo.

El miedo es el amigo del aburrimiento de vida que sientes que llevas. Si sabes que quieres desperezarte y sacarte las polillas que oprimen tus movimientos, ya sabes, empieza a contar desde 5 a 1, y luego ACCIÓN.

Hablamos de innovación, de superación, que tenemos que romper limites. ¿Pero cuantos de vosotros tenéis los arrestos de dar el paso cuando veis que ser valientes, es vivir en la incertidumbre, levantarse antes que los demás, estudiar cuando no tienes ganas o irte a correr cuando llueve…cosas por tu propósito o sueño?

¡¡MUY POCOS!!.

Eso es ser verdaderamente curiosos . Y no hace falta ser un aventurero del National Geographic para considerarse curioso o irse al Amazonas.

Cuando entras en acción, no sabes lo que te espera. No dominas una situación hasta ahora nueva para ti. Y como lo sabemos, optamos por seguir en el sofa quejándonos de la vida que tenemos. Pero cuando la acción, impulsa a que seas curioso, que descubras que hay detrás de ese miedo que tenías:

  • Aumenta la confianza en ti mismo. Sabes que puedes hacer más cosas de la que imaginabas. Te das cuenta que el miedo es una invención de nuestra cabeza, que siempre tiene razón. Bueno cuando venga un tigre o un atracador a por ti, si, hazle caso. Pero en el 99% de los casos, siempre te estará confundiendo.
  • La curiosidad no sólo te lleva a ver que hay detrás del miedo, sino a desnudarte y descubrirte tú mismo. Descubres de lo que eres capaz, de lo que te gusta y pensabas que era imposible. De talentos que tenías dormido.

¿Y todo con esta técnica de “Los 5 segundos”? ¡¡Desde luego!!.

Unos le llamaran de los 5 segundos, otros la técnica de “Si él ha podido yo también” u otros la de “¿Cómo que no puedo?”. Puedes llamarla como tú quieras, pero siempre recuerda que de la mediocridad a la excelencia personal, solo hay una palabra de distancia, y se llama ACCIÓN.

No hay otra, de verdad.

Muchos emails recibo preguntándome cómo encontrar eso que llama pasión, cómo lo hice yo. Ahora tras haber trabajado el libro, quizá aplique a mi manera ese día cuando escribí el primer artículo de este artículo. Pero lo que si me hizo darme cuenta, que nadie conoce sus talentos, su pasión, hasta que no se da el permiso de descubrirla, de probar.

Método sencillo y directo, ¿Verdad? Pero sin acción, sin permitirte vivir el viaje sin expectativas, nunca lo descubrirás.

Ser Valiente, que no creo en esa palabra, sino más bien diría, siendo COHERENTE, el estado de ánimo se transforma.

Te levantas sabiendo que tienes por delante 24 horas de oportunidades para conocerte y descubrirte. Porque uno siempre se descubre durante toda su vida, si es curioso. La motivación e ilusión, viene dentro de ti, cuando saltas el aburrimiento y el miedo que tienes. Pero sobre todo te distingues de la vida rutinaria y gris, que no querías y que estabas viviendo por miedo.

¿A qué son más beneficios que perjuicios aplicar esta técnica?

Pero no solamente en tu vida personal puedes aplicarla. También en la profesional.

¿No te han dado la oportunidad de hablar delante tus compañeros y tienes miedo? Recuerda 5 segundos. ¿Sientes que tienes que dar un cambio profesional y llevas postergando la decisión? 5 segundos. En tu vida profesional, seguro que tienes situaciones que estás postergando. Ahí tienes tu herramienta.

La vida no cambia en momentos determinados enfrentándote a Ogros y a Gigantes, cambia todos los días, cuando tomas la opción de la acción  y viviendo desde tu coherencia.

Recuerda: 5,4,3,2,1… y tu vida cambiará. Te lo aseguro.

¿En qué vas a tomar esta herramienta?