¿Sabes que solo tienes una p*** vida?

“No te preocupes, ya tendremos otra vida para encontrarnos y quizás todo funcione“.

Es una de las preguntas que siempre hago a mis clientes:

¿Sabes que solo tienes una p*** vida?

Normalmente la suelo utilizar para parar la rueda de pensamientos que comienzan con la frase : “Y si…pero no porque”.

Una pregunta con la que intento que las personas se den cuenta, que solamente tenemos el presente, el ahora, para empezar a ser felices, vivir en paz o como quieras…

Pero sin embargo, lo único que nos pasamos el día haciendo es  posponiendo nuestra felicidad, posponemos nuestros sueños, siempre estamos posponiendo todo, porque no sé quien nos ha dicho, que seguro que hay tiempo para todo o que la ley de la atracción hará milagros por nosotros desde el sofá de nuestra casa.

No sé en qué libro lo debe poner, pero los seres humanos, se creen que tienen más vidas que un gato.

Creemos que tenemos tiempo para leer, para hacer nuestros sueños realidad, para decir TE QUIERO a esa persona que nos vuelve loco, para cualquier cosa…Pero ¿QUÉ ACABAMOS HACIENDO?

Haciendo lo estipulado como “deseado” por los demás, pero no lo conveniente para ti.

Estamos en un trabajo que no nos gusta, calentando la silla pensando qué haríamos si hiciéramos lo que siempre hemos querido hacer. Pedimos tiempo porque sabemos que volveremos a ser nosotros mismos, (¿A caer en la misma piedra de nuevo?). Gritamos al destino que nos deje de joder, pero nosotros repetimos una y otra vez las mismas acciones. Nos comprometemos con una pareja, que realmente lo hacemos para no estar solos y más a determinada edad, cuando realmente soñamos y echamos de menos a otra persona.

Situaciones de la vida real, cotidianas, en las que acabamos optando por los deseos de los demás,en las que gana el miedo a hacer algo a no contentar a los demás, que nuestra libertad, se imponen las expectativas que la sociedad tiene puesta en nosotros, más que nuestros propios sueños y deseos.

¿Y qué es lo que conseguimos? ENGAÑARNOS, PENSANDO QUE YA HEMOS CONSEGUIDO LA FELICIDAD. Ese premio que todos desean y que por fin tú ya has llegado a él.

¿Y por qué una pregunta así, fuerte causa tanto impacto cuando la lees?

Quedan muy bien en tu muro de Facebook o Instagram. Y no es son preguntas difíciles de responder. No hace falta que hayas estudiado un master en Harvard ni cosas así. Lo que pasa, que ver, sentir, poner sonido a esa respuesta te hará creer que quizá hayas perdido el tiempo, que has invertido tu vida en algo que en el fondo, sabias que no te iba a dar la felicidad, y todo por tener “contento” a los demás.

Pues quizá a lo mejor SI. Quizá te importó más la opinión de los demás, el qué dirían si dejabas una relación que no te hacia sonreír o un puesto “seguro” por vivir en la incertidumbre de un sueño .

Pero el pasado, ES PASADO. Y ahora estás viviendo en el presente.

Nos gusta utilizar momentos críticos de nuestra vida, para gritar a los 4 vientos; ¡¡HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO!!.

Una enfermedad de un ser querido, un accidente de tráfico, una muerte repentina de una persona muy querida, son las situaciones que nos hacen click en la cabeza y nos hacen preguntarnos, ¿Qué estoy haciendo con mi vida?

Creemos que tenemos más vida que Mario Bross, pero suele ser en esos momentos críticos de nuestra vida, en los que nos damos cuenta, que SÓLO TENEMOS UNA y HAY QUE APROVECHARLA. 

No te voy a instigar a que te lances a vivir la vida después de este artículo a tumba abierta. Que hagas lo que sientas, obviando lo que digan los demás a partir de ese momento. Porque los seres humanos somos de extremos, o te gusta el tomate o lo odias a muerte.

No te estoy diciendo eso. No te estoy diciendo que ahora vivas como si hoy fuera el último día de tu vida y des rienda suelta a todos tus deseos más ocultos.

Ni te estoy diciendo que te flageles al ver la vida que estas viviendo y todo por haber hecho caso a los demás, y no a tus sueños o intuiciones.

¡¡TAMPOCO TE ESTOY DICIENDO ESO!!.

Sino lo que te propongo es:

  • Deja de posponer tus deseos por miedo al qué dirán.

Los avances que disfrutas nacieron de sueños de otras personas. Las cosas que has conseguido en la vida, empezaron con un sueño. Todos estamos hechos de sueños realizados, intentados y fallidos.

Nuestra historia está hecha de sueños. ¿Y por qué nos tenemos que avergonzar por ellos?

Vivir es luchar por lo que sentimos, por nuestros sueños. Si los demás les da vergüenza expresarlos, darles una oportunidad, que hagan lo que quieran. Ya se lamentaran por las oportunidades rechazadas. Pero date un SI a ti, y vete a la cama con la sensación de haber hecho lo que tenías que haber hecho y sin dejarte nada en el tintero.

Te aseguro que dormirás mucho mejor todos los días desde ese momento.

  • Si están delante tuyo, dales una oportunidad. 

Si está delante tuyo ese sueño, esa oportunidad, es porque algo tiene que enseñarte. Saldrá bien o “menos bien”, pero te aseguro que serás una persona mucho más sabia que aquellas que miran a otro lado teniendo sus sueños delante de ellos.

  • Confía en la forma que desacostumbrada que tienes de ver la vida. 

Porque ella marcará el camino hacia tu paz/felicidad. Porque ella es tu marca, la que te distinguirá ante los demás.

  • Si eres uno Más, ERES UNO MENOS. 

Queremos gente diferente, queremos innovación, alegría, inspiración, pero todos acabamos haciendo más de lo mismo, siendo como los demás.

Vive, y te aseguro que no serás uno más, sino que te señalaran como uno que sabe lo que hace.

Así que, No sabes qué fecha tiene el billete para “allá arriba”, sólo tienes una vida, DISFRUTALA, EXPRIMELA, APRENDE DE ELLA y ÁMALA.

 

 

Anuncios

¿Cómo hacer que te pasen cosas buenas?

Las buenas cosas ocurren todos los días. Solo nos tenemos que dar cuenta de ellas” decía Anne Wilson Schaef

Desde que tenemos uso de razón, o eso creemos, tenemos un destino.

Queremos que nos pasen cosas buenas. Y como bien dice Marian Rojas en su libro , desde que nos levantamos hasta que nos acostamos estamos siempre preguntándonos :”¿Cómo hacer qué nos pasen cosas buenas?“.

Consideramos cosas buenas como tener una cuenta en redes sociales que aumente de seguidores de forma constante, que nos podamos ir por fin a New York o que la compañera de trabajo sea despedida.

Estamos preguntándonos todo el día, ¿Cómo hacer para que nos pasen cosas buenas?. Es decir, estamos todo el día pensando, en la forma de alcanzar, la felicidad.

Y si nos dan la manera más rápida posible para creer que la hemos alcanzado, ¿Dónde tenemos que firmar?

No hay una formula para la felicidad. No hay una formula para el éxito. ¡¡NO HAY FORMULA QUE TE LLEVE A TRAVÉS DE UN ATAJO A ESO QUE LLAMAN LOS DEMÁS, LA FELICIDAD!!.

Desconfia de todos aquellos métodos milagrosos y rapidos que te digan, que en el menor tiempo posible, te van a llevar  al éxito o a la felicidad, porque no es así.

Lo que pasa , es que creemos que los métodos que ha utilizado una persona, te van a servir a ti y aún con mejores resultados,  y acabas lamentándote porqué tras haber invertido tanto, no lo has conseguido.

PORQUE TU FELICIDAD, ES EL SENTIDO QUE LE DAS A TU VIDA. NO LA FELICIDAD LIGHT QUE TE VENDE ESE GURÚ.

Pero lo que nos han vendido y nos hemos tragado entero, es que la felicidad son los followers, el postureo y tener una familia, casa con un garaje en el que quepan 2 coches. Y no es así .

Pero cuando nos damos cuenta, que no somos felices, preferimos ocultarlo, respondiendo a los demás con rabia, ego, frustración y “mala uva”, que reconocer que estamos sufriendo.

Se nos ha enseñado que eso de mostrar tus emociones, está prohibido. Y más si son emociones que pueden utilizarse en tu contra ya que te verán débil.

La experiencia personal y con clientes, me ha dicho que expresar el sufrimiento ayuda mucho más que una noche de juerga por ahi.  Es una bofetada de realidad, en la que te demuestra que todos no son tan poderosos como nos hacen creer. O nuestro ego, mejor dicho.

Por lo tanto, nos damos cuenta, por el camino del sufrimiento, que ese concepto de felicidad que los medios de comunicación, los libros de la ley de atracción o “cómo ser feliz en 21 días”, no van contigo.

Felicidad consumida, que nos dice ” Serás feliz sólo si...”. Provocando frustraciones si no llegamos alcanzar ese nivel propuesto por la “industria”.  Haciendo lo que sea posible por alcanzarlo, porque sino seremos tildados de infelices, mediocres o demás…ya que no tenemos esa capacidad de esfuerzo y resultados para alcanzarla.

¿Y QUÉ HACEMOS? Te estarás preguntando.

¡¡DEJAR DE VIVIR PRE-OCUPADO POR LA CONSECUCIÓN DE ESA FELICIDAD!!.

No eres ni mejor ni peor por un número de seguidores, por dar más o menos conferencias que tus compañeros o no tener parjea a cierta edad.

¡¡ NO ERES NI MEJOR NI PEOR. DEJA DE VIVIR EN UN ESTRES CONTINUO!!. Porque aunque lo consiguieras, luego te estaría preguntado.: ¿Y esto es por lo que he estado peleando?.

Aún tras haberlo conseguido, no estás a gusto con ello, te defrauda…PORQUE NO ERA TU FELICIDAD, ERA LA DE LOS DEMÁS. Y les hiciste caso porque tenías miedo a descubrir qué habría detrás de esa curiosidad que tenías de la que olvidaste por contentar a los demás.

Sobrevivimos , tragándonos olas y olas de pensamientos tóxicos.  Intentando sobrevivir añorando el pasado y/o deseando que el futuro venga lo más rapido posible a nosotros, desde el sofa en el que nos quejamos de la vida perra que llevamos.

Miedos que en el 99% nunca ocurrirán y culpas por la situación que crees que te encuentras , que te hundirán.

Perdonate si así  te sientes y olbserva desde el exterior esa situación, en la que por una decisión te ha llevado a ese momento. Que yo sepa no puedes volver atrás, así que perdónate.

Cada día creo menos en la palabra felicidad, y si en la palabra paz. La felicidad no es lo que nos pasó, sino como gestionamos lo que nos pasa. Es estar en paz contigo mismo, aceptando los hecho como vienen y poniéndote manos a la obra en los que puedas influir.

En definitiva, ES VIVIR EN EL MOMENTO PRESENTE.

Esa es la definición para mi, de felicidad. La paz con uno mismo en el momento presente, en el ahora.

Toda realidad cambia, cuando cambias tu forma de pensar. Cuando es TU FORMA de pensar, no la que dicen los demás que tienes que llevar . Y para ello tienes que abandonar el papel de victima, y empezar a ser el dueño y señor de tu vida, de tus pensamientos.

Mucha gente que han pasado por el blog me ha dicho, “Hasta que no me di cuenta de quien era yo…Hasta que no me di cuenta que lo único que tenia, era el presente…Hasta ése momento en el que me di cuenta que la vida no era siempre lo negativo, que había cosas asombrosas…no empece atraer cosas buenas a la mia”.

Cuando;

  • uno se quita de encima, lo que creía que era y no le daba resultados. Es decir se permite conocerse.
  • Cuando dejamos de reprimir esas emociones y deseos que teníamos expresándolos a los 4 vientos ,
  • Empiezas a fijarte en las cosas buenas de tu vida, que habías dejado de lado, por la felicidad que te habían recomendado.
  • Gestionas emocionalmente quien eres, y sabes que en el equilibrio está la virtud.
  • Cuando emprendes el camino por ser mejor persona.
  • Cuando dejas a un lado dimes y diretes de los demás sobre tu persona..

Entonces empezarás a vivir en el presente. Y recuerda que es lo único cierto que hay en esta vida, que sólo vivimos en el presente.

Si quieres te pases cosas buenas:

  1. Responde a la pregunta: ¿Quién soy yo?
  2. Aceptate. Al no ser que tengas un hermano gemelo, y aún así, no hay nadie como tú.
  3. Lucha por tu pasión.
  4. Estate en modo Aprendiz continuo.
  5. Y que digan lo que quieran los demás, si tú sabes la respuesta al primer punto.

Se buena persona, se TÚ y te aseguro que te atraerás cosas buenas.

¿Por qué crees que no te ocurren cosas buenas en la vida?

 

 

 

¿Cómo conseguir el éxito en tus relaciones?

El éxito depende de la preparación previa. Sin ella seguro que llega el fracaso” decía Confucio

No eres tus títulos. No eres el dinero que tienes en tu cuenta corriente. No eres el número de seguidores que tienes. No eres nada de eso…

ERES LAS RELACIONES QUE TIENES. 

Estos días me daba cuenta desde que empecé este nuevo trayecto en mi vida, las relaciones que han ido quedándose atrás, las nuevas que han venido y las que se están yendo, el poder que han tenido en mi vida. Como me han cambiado, me han hecho ver quién era y quién no quería ser.

SOMOS NUESTRAS RELACIONES.

Todas las relaciones, acaban afectando a todas las áreas de nuestra vida. El amor al trabajo. Relaciones de trabajo en relaciones familiares. Relaciones de amistad en el amor.  Las relaciones son el principio y fin de nuestro éxito, de nuestra paz, de nuestra felicidad.

Pero no nos damos cuenta de ello. Las damos por supuesto. Sabemos que están ahí si son de amistad o de pareja de mucho tiempo. Pensamos que siempre estarán ahí. Que no se van a ir de nuestro lado. Que todo irá como siempre. O si nos están yendo mal las cosas, ni locos pensamos dejar una relación , ni creemos que será por esa relación que se está consumiendo, el motivo de cómo nos sentimos.

Siempre acabamos echándole la culpa a circunstancias exteriores, no queriendo ver la salud de nuestras relaciones con los demás, PERO TAMBIÉN CON NOSOTROS MISMOS.

¿Y qué hay que tener o no tener en toda relación, para que haya éxito?

1.- Complementan tu foco, tu propósito, tu estilo de vida. Y no lo hacen descarrilar.

Será duro, pero si ni siquiera respetan tus decisiones respecto a lo que quieres hacer con tu vida, ( al no ser que sea algo nocivo o vayas directo para Carabanchel), hazte una pregunta: ¿De verdad merece la pena estar junto a esas personas que no respetan tus decisiones?

A lo largo de muchos artículos lo he dicho, mucha gente que a día de hoy no está en mi vida, y llevaban años en ella, ya no están. ¿Por qué? Porque no querían me diera la oportunidad de hacer lo que sentía. Tenía que seguir un status. No tenía que salirme de lo establecido, de lo que el grupo consideraba como normal.

Cuando me di cuenta, que importaba más mi felicidad, el darme esa oportunidad de descubrir qué había detrás del miedo, el tiempo iba diciendo adiós a esas personas .

Ya no te digo que tienes que tener personas que sean “palmeros” de tus ideas , porque esas relaciones también acabarán siendo tóxicas. Sino personas que te alienten, apoyen, RESPETEN tus decisiones, porque sepan que la vida es una y hemos venido a exprimirla desde nuestros talentos y paz.

Piensa en toda aquella persona que ves que no son sinceros contigo, que dicen que te comprenden pero luego intentan boicotearte, que no están cuando los necesitas y sólo los ves cuando te van bien las cosas…TODOS ELLOS, MANDALOS A PASEO. 

Tu salud te lo agradecerá.

2.- Nunca te hacen sentirte usado.

En otros artículos, comentaba cómo es la amistad en tiempos de crisis.

Son los únicos tiempos, que aún no deseándolos, acabas agradeciéndolos porque te demuestra quién es quién DE VERDAD.

Una relación, del tipo que sea, si se basa en los intereses propios, durará hasta que otra persona le satisfaga más sus deseos en relación a contigo.

Una relación, tiene el propósito de dar, de darse a los demás. Si, seguro que estás pensando, “pero yo también quiero recibir algo“. Desde luego que si solo das y no recibes nada, eso no es una relación, eso se llama “yo me hago la victima y me aprovecho de ti”. Pero si te encuentras en esa situación, quédate con la conciencia tranquila, porque tú no habrás usado a nadie, te habrás dado a esa persona, y con toda la paz del mundo, dirás adiós a una persona, que solo piensa en usar a los demás por su propio beneficio.

Una relación en la que una de las partes se siente usada, no es una relación, es opresión.

3.- Todo comienza, con una buena relación contigo mismo.

A través de las sesiones con clientes e emails que recibo, la tónica es siempre la misma: “Es que los demás…Es que mi pareja…Es que la relación con mi jefe…Es que …”

Siempre cuando una relacion va mal, empezamos por echarle la culpa a los demás, a la parte contratante. ¿Pero qué pasa con nosotros? ¿No tenemos algo de culpa en dicha situación?

Siempre respondemos: “¿Yo? Eso si que NO, la culpa de todo la tiene él/ella

¿CÓMO TE LLEVAS CON ESA PERSONA QUE VES TODAS LAS MAÑANA EN EL ESPEJO?

Se sincero, ¿Qué te parece?

Ya puede ser una relación de pareja, amistad, profesional o lo que sea…pero si no empiezas por estar en paz contigo mismo, en creer en ti, en QUERERTE,…Me puedes explicar ¿CÓMO VAS A QUERER Y POR LO TANTO, TRIUNFAR EN LAS RELACIONES?

¡¡IMPOSIBLE!!

Se nos habla del éxito, de cómo llegar a ser un referente, pero no nos preocupamos del principio del comienzo para llegar a él, que son las relaciones que tenemos, cómo son y que emociones nos producen.

Muchas relaciones te limitan y lo sabes. Otras que son recientes, te alientan y motivan. De ti depende.

¿Mi consejo? Relaciónate con personas, que acepten quien eres a través de tu estilo de vida, de tu forma de ser, de tus excentricidades. ¿A las demás? les das las gracias por estar, pero no es tu camino. ¡¡Tú decides!!

¿Cómo son tus relaciones?

¡¡Nos mostramos como amigos, pero actuamos como espias!!

Vale la pena conocer al enemigo…entre otras cosas por la posibilidad de que algún dia se convierta en un amigo” decía Margaret Thacher

Después de la Navidad, viene San Valentín, para recordarnos a todos, los que nos queremos o nos debemos querer todos.

Ya puede ser una relación de pareja, de amigos o en el trabajo, el amor tiene que reinar entre nosotros. Y nos lo tenemos que demostrar.

Y quien no tiene pareja, sueña con tener una relación como la de sus padres, o las películas de Antena 3 el sábado por la tarde. De muchos años juntos, que se encuentran de forma sorpresiva y tienen una vida feliz , tranquila, hijos alrededor, sonriendo y un perro.

¡¡Cuánto daño ha hecho Disney a nuestra generación, POR FAVOR!!.

Cada día creo más que las relaciones, de cualquier tipo que tenemos, se dividen en dos:

  • INTERÉS SIMPLE
  • INTERES COMPUESTO.

¿De qué tipo crees que tienes tú las relaciones?

.- Interés simple

A día de hoy, a todo llamamos amigo. Cuando en realidad, muy pocos son quienes lo son.

Ves en las librerías que libros tipo “Como hacer amigos e influir en los demás” a pesar de los años, siguen siendo unos bestseller. Luchamos en todas las redes sociales porque nos siga el mayor número de gente. Acudimos a eventos y sentimos que hemos triunfado , cuando llegamos a casa y tenemos cientos de tarjetas de visita en nuestro bolsillo.

Y a eso lo llamamos, que tenemos una relación con un posible cliente, que tenemos muchos amigos que nos quieren y apoyan, o que nuestra relación de pareja va viento en pompa.

¡¡DEJEMOS DE DECIR TONTERIAS Y SEAMOS SENSATOS!!

Creo en el ser humano, pero también creo que tiene un lado oscuro, como Darth Vader.

Lo intentamos ocultar a través de abrazos, de gritos tipo “¡¡Cuánto te quiero!!, ¡¡Gracias por ser mi amigo!! o ¡¡Qué crack eres, da gusto escucharte!!“. O a través de situaciones, “Venga como tú me has agregado, yo también te agrego!!.

Toda relación que empezamos, tiene un propósito. ¡¡DEJEMONOS DE CHORRADAS, Y SEAMOS SINCEROS!!.

Toda relación comienza con un deseo que satisfacer propio.

Queremos hablar con esa persona para ver cómo nos la podemos “beneficiar“. Mantenemos la “amistad” con esa persona por los contactos que tiene y que nos pueden ayudar. Seguimos a esa persona que la consideramos como “amiga”, le vemos todas sus “historias” en Instagram, pero realmente no sabemos ni cuando es su cumpleaños. Por no hablar de las relaciones de parejas, que uno la tiene porque tiene miedo a la soledad, y él otro por comodidad.

¡¡Todo lo basamos en el interés propio!!

¿Pero qué ocurre cuando cambian las circunstancias? ¿Qué sucede cuando expresamos cosas diferentes a lo que venía siendo como habitual?

Nos dejan de seguir esas personas. Ya no nos ven las publicaciones de nuestras redes sociales o empiezan a despotricar de nosotros, a pesar que hace unos días nos ponían por los cielos.

¿Qué ha pasado?

QUÉ ACTUAMOS COMO AMIGOS, CUANDO EN REALIDAD SOMOS MEJORES ESPIAS QUE EL PROPIO JAMES BOND.

Cuando las circunstancias ya no son acordes a nuestras necesidades, jugamos con los puntos flacos de esa otra persona. Jugamos a hacerle daño, jugando con sus debilidades que nadie sabe.

Todo porque como niños que somos, al no hacerse las cosas como queremos o se han hecho hasta ahora , pataleamos y chillamos. Esperando que así vuelvan a como antes.

El ser humano es muy generoso, se da a los demás, como hemos visto recientemente con el caso de Julen, pero también muy cabrón. Y no creo que esté diciendo nada raro a través de este artículo, porque seguro a todos, alguna situación así nos ha pasado.

¿O no has visto a personas que cuando se les ha acabado el “grifo” de tu cariño o generosidad, ya cambian de forma totalmente radical? ¿Verdad que si?

¿Un consejo para descubrir a este tipo de personas?

  • No te lances a los brazos de aquellos que te llaman amigo, sin haber pasado contigo por un mal momento. El tiempo lo demostrará si son amigos o qué son.
  • Si no se alegran por tus éxitos o avances en la vida, como si lo haría otra persona que te quiere…Empieza a oler a chamusquina.
  • Y ya no te digo, si hay otras personas que si les das los que ellos quieren. Empieza a borrarlos de tu agenda porque será raro que los vuelvas a ver. O hasta que se les acabe el chollo con la otra.

Este tipo de relaciones, que TODOS hemos tenido o vivido, en algún momento de la vida, demuestra que nos relacionamos a través de mascaras, con los demás en función de nuestras necesidades. En lo que predisponga nuestro Ego.

No nos interesa la persona, nos interesa lo que podemos ganar con esa persona para satisfacer nuestro EGO.

.- Interés Compuesto.

Son las personas y situaciones que pasan el proceso del interés simple.

Son aquellas personas que:

  • Que se dan a ti sin esperar nada a cambio
  • Solo quieren tu felicidad. Sin contraprestación alguna.
  • Amigos que se ocupan de ti y no solo cuando huelen que algo bueno viene a tu vida.
  • Que saben tus debilidades y que nunca jugarán con ellas.
  • Que viven el momento como si fuera el último, porque nunca lo sabremos cuando será así.
  • Que no se comprometen con palabras grandilocuentes y golpes en el pecho. Lo hacen a través de hechos y muchas veces, a través de acciones que no te esperabas, ni imaginabas.
  • Aún pasado tiempo sin verse, sabes que esa persona es como si no hubiera pasado el tiempo. Estará ahí como el primer dia.

No vivo ni en un mundo ideal ni  tampoco veo el mundo más negro que el carbón. Más bien me gusta observar el mundo y transcribir lo que veo, siento y la gente me comenta según lo ven.

Creo que uno de los grandes problemas que tenemos, es que vamos “tapados“.

No decimos lo que queremos, lo que sentimos ni deseamos de verdad. Y TODO POR MIEDO.  ¡¡Miedo a mostrarnos como somos y qué sentimos!!

Pensando que satisfaciendo nuestros deseos y no mostrándonos como somos, nos irá mejor; ¡¡que muestre su vulnerabilidad otro que yo estoy contento ya que he conseguido lo que quería!! ¿A que si?

¿Qué seres humanos somos si pensamos asi? ¿Psicópatas emocionales? ¿Egoístas sin remedio que no miran más allá de su nariz? ¿Relaciones sin futuro que solamente hacen perder el tiempo y la confianza en si mismo a los demás? ¿Por qué nos da tanto miedo la soledad? ¿Es miedo a conocernos a nosotros mismos?

Son algunas de las preguntas que me gustaría saber vuestra opinión al respecto de este post.

¿Y tú como llenas tu vida: de interés simple o interés compuesto?

 

 

 

¡¡Desayuno con Trolls!!

“Desayuna hoy, como si fuera el último día de tu vida”

Al igual que Audrey Hepburn, desayunaba con diamantes. Este año te propongo que desayunes con Trolls.

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, sólo queremos estar rodeado de diamantes. De la gente que queremos, de la gente que nos aplaude todas las gracias, de lo bueno , de lo bonito…

En definitiva, rodearnos de lo mejor y fuera de nuestra vista.

¿Y qué son los Trolls? Aquellas personas, que muchas sin razón aparente, odiamos con todas nuestras fuerzas.  Son aquellas personas que tenemos bloqueadas en nuestras redes sociales. Aquellas que siempre que vemos, ni les miramos a la cara y si les saludamos ya hemos hecho el esfuerzo del día. O aquellas personas que cuando sabemos que lo ha escrito esa persona, no queremos ni mirarlos.

En definitiva, toda aquella persona, que al comienzo del año, no está en nuestra lista de buenos propósitos.

¿Y si en vez de apartarla de nuestra vida, te propusiera que desayunaras con ella?

Sé que estaréis pensando mucho: “Ni borracho…Anda y que le den…Se cree el rey del mambo y no llega a bufón.. No voy ni a la vuelta de la esquina con esa persona…”

¿Pero por qué respondemos así? Porqué creemos que los odiamos.

Odiamos a los del partido político contrario al nuestro. Odiamos a quién nos dice las cosas que no queremos oír. Odiamos a quien escribe cosas diferentes a las nuestras. Odiamos a quien nos puede quitar el chiringuito que tenemos montado…Nos pasamos el día odiando a la gente. Bueno si quieres llamarlo, menospreciando a quién no piensa como nosotros, si crees que la palabra odio, es muy fuerte.  Pero tanto monta, monta tanto, seamos claros.

Nosotros odiamos a gente, pero tambien nos odian a nosotros. SI, no hace falta ser un influencer reconocido o una estrella de la televisión, para saber, QUE TODOS TENEMOS GENTE QUE NOS ODIA . Lo sabremos o no, se les notara en la cara o no. Te habrán bloqueado en sus redes por no sabes qué, pero todos tenemos gente que nos odia. Muchos o pocos, pero todos tenemos.

Entre la gente que nos odia, y la gente que odiamos. ¡¡Menudo estrés!!

¿Qué hacer en esa situación?

¡¡Hablar con esas personas!!. Si así como lo estás leyendo, HABLAR CON ESAS PERSONAS.

A todos, nunca vas a gustar. Por mucho que quieras. Por muchos libros que leas de influencia o persuasión. ¡¡A TODOS NUNCA VAS A GUSTAR!!.

Y hay que aceptarlo.

He observado que muchas de las personas a las que “no caigo” demasiado bien, es debido al miedo a lo nuevo, el miedo a enfrentarse a una persona que no les lleva la corriente o les aplaude las tonterías que llevan años diciendo que utilizan para atraer a la gente.

¿Por eso me tengo que dar mal? ¡¡NOOO!.

Cada uno somos como somos. Siempre con respeto debes tratar a los demás, como te gustaría te tratasen a ti. Pero llega un momento en la vida, como bien dice Risto Mejide: ” Que hablen bien o mal no importa, lo que importa es que hablen de ti”.

Le pregunté hace unos días a una persona, que por qué me odiaba. Se asustó cuando le lancé la pregunta. Empezó a rascarse como un perro que siente que tiene pulgas y me contestó: ” Fue un instinto al ver que eras diferente a lo que yo había visto y hablado hasta ahora”.

Vamos a hacer un juego: Se objetivo por favor. ¿Por qué odias a esas personas que odias?. La primera respuesta será que lo haces por impulsos. Ya que los demás lo hacen yo también , ya que es una moda, pues me uno a ella…Seguro que serán algunas de las respuestas que salgan a la luz.

¿Pero dónde queda la razón? ¿Dónde queda el testar antes a esa persona, el ser objetivos antes de etiquetarla?

¡¡En ningún lado!!. Creemos que tenemos la razón, y punto.

Odiamos a esa persona porqué no cree como nosotros. ¿Pero nos hemos parado a pensar, que también puede tener una parte de razón en el conflicto que tenemos con ella?.

¡¡NOOOO. Nosotros tenemos razón y punto!!.

Sé que soy una persona que tiene muchos errores. Y me encanta escuchar a las personas que me dicen en qué estoy equivocado. El grupo de mentores que tengo a mi alrededor, son las personas que más me han “metido el dedo en el ojo” pero que más me han hecho ver que hay otras formas de ver las cosas.  Me gusta conversar y más con personas, que con datos, hechos,

Cada vez vivimos en una sociedad dividida. Dividida por el odio. “Si no eres de los míos, eres de los que van contra mí. Y te voy a hacer la vida mártir…Si no eres del Barcelona, no te pienso hablar… SI no compartes mis artículos, ya no te voy a hablar..”  Son algunas de las lindezas que he oido últimamente.

¿Pero es que no te puede gustar como juega Messi, y ser del Madrid toda la vida? ¿Es qué es imposible creer que hay más caminos que el que dicta tu “gurú” para llegar hasta donde predica?

¡¡Hasta dónde estamos llegando..!!

No somos críticos con nosotros mismos. Creemos que somos seres pluscuamperfectos y nadie nos va a quitar la idea. de que es así.

Que no toquen nuestras creencias, que por ellas, como diría Belen Esteban: “Ma-to“.

Se nos impulsa a ser curiosos, a dejar los móviles y las redes sociales y a mantener conversaciones..Y claro que lo hacemos, pero con las personas que solamente piensan como nosotros.

Ni soy un happy flower,ni me h tomado nada, claro que tengo personas, que respeto, no que odie, pero que no comparto sus ideas. No tengo una lista “negra” muy extensa, pero la gente que tengo en esa lista, podría darte los datos por los que están ahí. Testado y verificado. Pero además hablado con ellos.  Que no quiere decir que con respeto hablemos si la circunstancia lo impone, pero no los considero personas que me aporten.

Y siempre les doy las gracias, porque me han hecho ver en qué fallaba yo, en conocerme más y en ser más empático. Pero si algo se te atraganta, con datos y siendo objetivo. ¿Por qué hacer el paripé de creer que sois algo que no sois?

Así que te recomiendo este ejercicio: ¡¡Queda con alguien que se te ha atragando y con apertura de mente, dime qué pasa después de ese café!!.

¿Con qué Troll vas a desayunar próximamente?

 

¿Perseguir tus sueños es de idiotas?

“El mundo está lleno de idiotas distribuidos estratégicamente para que te encuentres al menos, uno al día”

El mundo sigue adelante, según dicen basado en el principio de equilibrio.

A todos no puedes gustar. A todos no le gusta Messi, porque a otros les gusta Cristiano Ronaldo. A todos no le gusta tu bocadillo de Nocilla, porque otros son más de salado.

Unos te tildarán de valiente, con iniciativa por luchar por tus sueños, pero otros sin embargo, pensarán que eres un absoluto idiota.

Lo que es de idiotas, locos y no sigo más, es tener sueños, y “dormirlos” con pastillas para dormir, adicciones y menospreciando a los demás, porqué tú no tengas el valor de dar un paso adelante.

¡¡Eso si que es de idiotas!!.

Si que es una locura, seguir los pasos de los demás, sabiendo a ciencia cierta, que no es lo que quieres. Si no que sabes que lo podrías hacer mejor, de manera diferente. Sientes que a tu manera, podrías ayudar a mucho más gente. Pero prefieres seguir los pasos de los demás, no vaya a ser que se cumplan tus sueños, y no sepas cómo gestionarlos.

Son tus elecciones, y NO ELECCIONES, los que mejoran tu realidad. Pero ya no sólo tu realidad, sino quien eres, y quien podrías llegar ser.

Eres TÚ y no los demás, los que determinan tu felicidad, paz o éxito, como quieras llamarlo.

Por muchos libros que te leas. Por muchas conferencias a las que asistas. Por muchas tarjetas que recopiles en los eventos de Networking nunca sabrás de lo que eres capaz. Hasta que no empieces a caminar.

¿Cuántas veces echando la vista atrás, has pensado: “Pensé que no era posible y mira, ha superado hasta mis sueños más grandes“?

Todo porque empezaste a caminar. Todo porqué sentías que tenías que descubrir qué había detras de ése miedo que tenías , de la oportunidad que tenías .

El tren no espera a que te subas, cuando crees que estas preparado para vivir la aventura, ya que nunca lo estarás. Y luego te lamentarás por la oportunidad desechada.

Al destino se llega caminando, no esperando que llegue a ti o repitiéndotelo antes de dormir, creyendo que así las leyes de la naturaleza te lo otorgarán con un vaso de zumo y unas galletas en el sofá.

Queremos saber el CÓMO llegar a la meta antes de empezar a caminar.

La experiencia me ha dicho que es con el impulso del camino, con el esfuerzo de cada pisada, con las caídas, y focalizándote en el paisaje que está a tu alrededor , cuando el camino se empieza a despejar.

No quieras que las hojas que interrumpen tu camino se aparten , sin hacer nada.

Muévete, anda, pero eso si, recuerda: MÁS VALE PASOS CORTOS Y SEGUROS, QUE NO LARGOS Y CON MIEDO.

Aún a día de hoy, sé que hay gente que piensa que fui un idiota por escuchar lo que sentía que tenía que hacer.

Sin embargo, las bibilotecas están llenas de libros, que nos hablan de los avances que se han producido en la sociedad, en el deporte, en las empresas, gracias a personas que no creían en la palabra imposible. Que fueron considerados unos idiotas, locos, cuando empezaron.

Pero no sólo en dicha palabra, sino que sabían que ya era hora de dejar de escuchar a los demás y empezar a escucharse a ellos mismos.  A darse una oportunidad, cosa que no habían hecho hasta la fecha.

Te intentarán disuadir que las circunstancias que tienes en estos momentos no son las ideales. Te lo dirán o te lo dirás tú mismo, intentando quitarte la idea de la cabeza, que tanto te ilusiona.

Estás dejando que te limites. Estás limitando a ti mismo .

Si que es de idiotas creerte lo que dicen personas que no han intentando nada en su vida o viven en un despacho con contrato fijo, viviendo de las rentas de algo que hicieron hace años y que no han vuelto a hacer nada más.

De idiotas es creer que eres tu pasado. Y siempre lo seguirás siendo.

En el pasado he conocido personas tímidas que no se atrevían a hablar en público, que creían que nadie querría leer lo que ellos sentían, que ni ellos mismos creían que tenían habilidades para hacer lo que en el fondo sentían que tenían que hacer. Y a día de hoy, es verlos y ni imaginar cómo eran antes.

No eres tu pasado. Eres quien tú quieres ser a partir de estos momentos.

Sigo oyendo comentarios, que ir en búsqueda de tus sueños es algo “naif” e irreal. Que el único sueño es poder pagar una hipoteca todos los meses, hacer lo posible para tener una pareja a ciertas edades y un trabajo de 8 horas que te permita “subsistir”.

Que los únicos sueños que tiene que alcanzar el ser humano son esos. ¿Y lo demás? Es de locos, irrealistas o “hippies”.

¿Quiénes son los idiotas; tú que en el momento en que sientas que a lo mejor caminas por la calle desnudo , llevando al aire demasiado de tu corazón y de tu mente y de lo que hay dentro de su interior, enseñando demasiado de ti mismo. En ese momento sientes que tal vez estás empezando a hacer bien las cosas?

o

¿Aquellas personas que dicen que es imposible todo, que se quejan de todo, que se lamentan de la vida que tienen, se llenan de envidia por los avances de los demás, pero sin embargo no hacen nada por cambiar?

¿Quiénes son los idiotas y locos? ¿Tú o ellos?

Santi Balmes: “El éxito es bastante opiáceo”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” es un placer presentar a Santi Balmes.

Todos sabemos lo que es el hambre.

Ése ruido que nos hace las tripas, o creemos que nos hacen, cuando llevamos tiempo sin ingerir ningún tipo de alimentos.

Pero ¿Qué pasaría si te dijera que todos tenemos un hambre invisible y sólo unos pocos lo satisfacen? Es el hambre que te dice que te sientes vacío, que nada hasta ahora te llenará y que tienes que satisfacer tu hambre espiritual y/o personal, de otra manera.

Son aquellos que sienten que la vida es mucho más de lo que nos dicen que tendemos que conseguir a cierta edad. Un hambre que nace de crisis que nos hacen parar y darnos cuenta, que es hora de responder a preguntas que habíamos olvidado.

Santi, líder del grupo musical “Love Of Lesbian“, nos presenta en su último libro “El hambre invisible“, una novela, en la que nos cuenta el camino para satisfacer ese hambre.

GRACIAS SANTI por recordarnos el poder que tienen las preguntas en nuestra vida y la necesidad de responderlas. Así también el escuchar porqué tenemos “ése hambre” que nos dice que algo no está yendo como debería. Podéis conocer más del trabajo de Santi a través de Twitter e Instagram.

.-¿Qué tiene que llevar una mochila que nos acompañe en nuestro viaje interior?

Sobre todo necesidad de preguntas. Es indispensable de alguna manera veas una sincronía o una falta de sincronía entre tus impulsos, tu vida normal, tu sensación de culpa, tu sensación de impunidad . Y tu confrontación del Yo social con el Yo interno cuando entra en una debacle y en una planteamiento de P a Pa de todo, que parece que es cuando ocurren los 40 tienes que recapitular. Tienes que hacer algún tipo, no de regresión, pero una si una elaboración de un mapa psíquico. Es preguntarte ¿Dónde estoy? ¿Como me imagino por dentro? ¿Cómo estoy departamentado?. Y a partir de ahí empezar a sacar una ciertas conclusiones como mínimo. O al menos relativizar.

.-¿Qué ocurriría si los seres humanos nos enfrentáramos a los problemas antes que se hicieran más grandes?

Yo también creo, como tú piensas, David, que los súper héroes no existirían. Ya que no hay una reflexión previa a la actuación.

Generalmente tú actuas y no sabes porqué lo estás haciendo.

Últimamente estoy intentado como adivinar antes de actuar qué es lo que está a punto de surgir. Y a partir de ahí, con los vicios que puedas tener así como las tendencias, no quiere decir que no sucumbes a ellas, pero sí que sucumbes de una forma mucho más consciente. Que no dejándote llevar y preguntarte toda la vida ;”Me he dejado llevar por una corriente que tampoco sé si me ha perjudicado o no”.

No quería entrar en la duda si me había perjudicado o no, pero sí en ser más consciente de mí mismo. Es llegar a ese punto de consciencia.

.-¿Cuántas personalidades tiene el ser humano?

Depende de la simplicidad de la persona. De lo poco contradictorio que sea.

Cuando tú indagas en la vida de autores, de músicos, de genios …te das cuenta que hay una parte muy oculta y que gracias a ella y a esta contradicción, surge lo que es la obra artística de estas personas. Y algo que es indisoluble además.

.- ¿Qué poder tienen las expectativas en las personas?

Nos hacen demasiado.  Porque al final te llevan a la ira.

Hoy lo estaba hablando con mi mujer. Tenemos una persona que no sabes si es por Ego o porqué, es ingenua de la vida, espera mucho de los demás. Situación que solamente conduce a la ira continua, que mantiene con todo. Todo le decepciona, todo es un mundo que le falla en sus expectativas cuando en realidad no es así.

Yo cuando me levanto por las mañanas, ejerzo un pesimismo optimismo, pensando que no me va ir bien el día y todo lo que me venga es un puto regalo.

.- Somos cobayas mentales, ¿Cómo salimos de esa rueda?

Es difícil. Porque principalmente hay un problema físico que es la inercia  Y a partir de ahí, parar la oleada de dejar de fumar o dejar de meterte droga hasta las cejas, parte de una inercia que es muy difícil de parar.

Es quizá no darle más impulso, no darle más fuerza a la rueda. Es darle impulso a otras cosas que tienes abandonadas y que son mucho más positivas para ti.

.- ¿Qué es lo mejor que ha hecho la familia por ti?

Yo creo que muchas familias se basan en la figura de los abuelos. En mi caso fueron ejemplares, excepcionales y en el momento que hubieron caídas estuvieron ahí para recoger a la familia.

A partir de ahi, yo creo que hay una terrible injusticia del nieto adolescente con el abuelo o con la abuela.  Yo me acuerdo de mi abuela con 80 años que todavía iba a comprar. Me la encontraba cargada de bolsas y yo le decía que le ayudaba, pero ella no quería.  Había una sensación de sacrificio femenino de estar al servicio del marido, del hijo y luego del nieto.

Es algo que siempre me ha fascinado y creo que hasta cierto punto somos una generación bastante desagradecida en ese sentido.

.- ¿A qué es fiel Santi?

Soy leal.

Leal a lo que me vibra por dentro. No al impulso. A lo que me vibra de una manera más entera. No una vibración sexual sino que a visión que me hace ir hacia un lado y aunque haya errores o no, me llevará a un sitio diferente que no han llegado los demás.

A ponerme en peligro soy muy fiel .

.- Todos tenemos que hacer magia dentro de la rutina, ¿Qué piensas?

Desde luego que si.

Y no lo hacemos. Cuando era niño, el mundo me entraba en 360 grados, por todos los poros de mi piel. Y a día de hoy, cada vez es más difícil.

Tengo que hacer el jercicio de saber disfurtar de una tortilla de patatas. Y es el esfuerzo que tienes que hacer diariamente por seguir viviendo en un estado entre la consciencia y el sueño, que es un estado temporal y maravilloso.

A día de hoy estamos contando el tiempo todo el rato y me pone muy nervioso.

Yo de niño no contaba el tiempo. No queremos darnos cuenta que sólo tenemos el presente. Pero convertir ese presente en la eternidad es lo que tendríamos que hacer. Y no estar pensando en todas esas cosas que nos preocupan tanto.

A través de la meditación he logrado bastante pero cuesta un huevo, demasiado. Estar presente en el presente.

.- ¿Qué es peor: El hambre invisible o el hambre por no comerte una palmera de chocolate?

El hambre invisible.

Porque no puede verbalizarlo. Es una continua insatisfacción que tienes.

La palmera de chocolate es fácilmente subsanable y verbalizable.

.- ¿El éxito es el peor de los opiáceos?

Es bastante opiáceo. Es un sentimiento de impunidad como te he dicho antes, pero segundo que quizá a partir de que tienes un éxito desmesurado, empieza lo peor de tu obra.

Eres más condescendiente, crees que todo vale ya .Cuando partes de ese sentimiento de derrota, tus primeros trabajos son mucho más originales que los que vienen a continuación.  Es el triple esfuerzo el que tienes que hacer a raíz del éxito como para situarte en un contexto de los tuyos, pisando tierra.

Antes era muy fácil. A partir de ahí creabas un universo de cómo evasión a. Ahora estas viviendo en un universo muy bonito pero tienes que tener el esfuerzo de tener el otro pie de que es la vida formal de las personas para poder empatizar en ese sentido y seguir siendo creativo.

.- ¿Qué libro nos recomendarías?

Te recomendaría “El libro de la sabiduría: Los 7 puntos del entrenamiento mental” que es de Osho. Me lo leí hace poco y reconozco que me dejo bastante impactado.  Además en Netflix hay una serie que se llama “Wild Wild Country” también de Osho, que es muy interesante.