¡¡El enemigo solo está dentro de ti!!

Photo by Tony Schnagl on Pexels.com

Somos seres hipocritas.

Creemos o eso nos hacen creer que vivimos en un mundo ideal. Como dirían los Teletubbies, se cantaría a través de una canción de Disney o lo gritaría algún gurú de la motivación, vivimos en un mundo en el que nos ayudamos los unos a los otros, en el que nos unimos empresas para hacernos más fuertes y en el que una pandemia nos hará mas fuertes.

Dejémonos de “fumar” alguna cosa porque nos está haciendo mucho daño.

El día a día se centra en criticar al de al lado. Pero no con un buen feed-back, sino a joder, que no es lo mismo. En poner a caldo al compañero de trabajo en el grupo de Whatsapp pero al dia siguiente pedirle un favor por tu intereses. En el de criticar a la pareja de tu amigo porque estás viendo que se está aprovechando de él, pero delante de ella no le dices nada. En el de poner a parir a una de las madres del colegio de tu hijo porque se ha ligado a un “jovencito”, aún estando ella soltera.

Vivimos en un mundo lleno de envidias que lo único que nos hace ver en el día a día, no a personas sino a enemigos íntimos.

¿Qué avance va a tener la sociedad si estamos viendo a los demás como enemigos cuando lo que tendríamos que hacer es apoyarnos unos a otros hacia un fin común?

Pero eso si, mientras tanto las redes sociales se llena de “buen rollismo”, a la felicidad común, al bienestar de la sociedad, pero seguimos cagándonos de envidia en el vecino de enfrente.

Queremos la felicidad, el éxito, pero si lo consigue el del enfrente antes que nosotros, si nos dicen algo que no nos gusta oír aunque tenga razón, mandamos a tomar por c*** la felicidad, la compasión, el perdón y convertimos a esa persona en un enemigo.

A lo largo de los más de 1.000 artículos que ya están escritos entre los dos portales, sé que he ido generando muchos enemigos. Y alguno que otro sigo teniendo a día de hoy.

Sigo escribiendo el blog con el mismo propósito como aquel artículo que escribí “acordándome” de Infojobs. No lo hago para generar enemigos, no lo hago para que los demás generen mala sangre o me piten los oídos porque alguien se ha acordado de mí o algún familiar mio. Solo expreso lo que siento , lo que veo, lo que creo, con todo mi respeto.

Sé que tengo enemigos, pero no era mi intención. Es solo mi punto de vista respecto a los temas que trato. Con respeto, cariño y con ganas de ofrecer otros puntos de vista a los que siempre vemos.

Si alguien te considera su enemigo, es su problema, si tú no has hecho nada a mala fe. Algún problema tendrá la otra persona, tú si duermes con la conciencia tranquila, seguro que no.

Por lo tanto, tildamos de enemigos a toda aquella persona que nos puede “tirar” el chiringuito profesional o personal que tenemos montado, aquella persona que puede hacer que los demás piensen y vean que no somos como decíamos ser.. En definitiva, aquella persona que nos quite lo que deseamos o que nos puedan “desnudar” ante los demás, haciendo ver que no somos lo que decíamos ser.

¿Pero qué pasaría si quisiéramos a esas personas que se consideran enemigos nuestros?

Y no me he fumado nada ni me he metido en ninguna secta “Happy flower”. Ya no solo los que te consideren como enemigos, sino los que tú también consideras como enemigos, que te caen mal o lo que tú quieras…

QUIERELOS.

¿Por qué?

Porqué esos “enemigos” te están mostrando cosas de ti que deberían motivarte en vez de molestarte. Tus enemigos te están mostrando tus miedos, tus frustraciones, en definitiva.

Ser curiosos y preguntarles cómo lo han conseguido, con quién han hablado, cómo ha sido el proceso. Quizá hasta preguntarle porqué le pasa lo que pasa contigo,.. podrían ser algunas de las acciones que podrías realizar.

Otras veces te ayudan a darte cuenta lo que realmente NO quieres en la vida. Gente que te dice que te quiere mucho pero se pegan un año sin escribirte teniendo móviles a día de hoy. Personas que te proponen una cosa y cuando les dices que NO, ya dejan de llamarte y considerarte amigo… De situaciones así, conviertes a personas en enemistades tuyas, cuando en realidad lo único que sabes es que no quieres ese tipo de personas a tu lado y SI quieres otro tipo de personas.

Ya has aprendido otra cosa de la situación, que NO quieres en tu vida y que SI quieres. Si todo enemigo es una biblia de aprendizajes y no hacer tan mala “sangre”, que con la que cae nos hace aún más falta.

Ya le hemos dado la vuelta a la tortilla a la consideración de enemigos, son más bien una fuente de felicidad, aprendizajes y de foco que otra cosa.

Pero es que no nos damos cuenta de una cosa, los enemigos no están fuera , no están en el despacho del jefe o en la suegra, ESTÁN DENTRO DE TI.

Somos nuestros propios enemigos cuando no decimos lo que sentimos aunque no tengamos razón.. Somos nuestros enemigos cuando tenemos miedo a pedir ayuda sabiendo que nosotros solos no podremos salir del bache en el que nos encontramos… Somos nuestros propios enemigos cuando no decimos lo que sentimos a esa persona pensando que se van a reir de nosotros…

Nosotros mismos nos bloqueamos, nos limitamos, nos avergonzamos de nuestros sentimientos, nos da miedo nuestras ideas que se salen de lo establecido, pensamos que es una locura lo que deseamos…

Nosotros mismos somos nuestros peores enemigos. Y si a eso le juntamos la “lista negra” que tenemos de amigos, gurús, de políticos y de parientes…

VIVIMOS TODO EL DIA CABREADOS CON EL MUNDO Y CON NOSOTROS MISMOS.

Pero eso si, mientras hablemos de que uno solo no puede llegar tan lejos como si trabajase con todos juntos..

Utilicemos esa energía del odio, del enemigo y utilicémosla para ser mejores nosotros mismos. Si cambiáramos todos, entonces es cuando empezaría a cambiar el mundo.

Mientras tanto, estamos vendiendo humo. Y más en un mundo en el que vivimos, que hablamos de felicidad, de amor, de compañerismo, pero en el que si no aplaudes lo que hago, no compartes lo que digo o no me invitas a tu casa o a tus eventos, en definitiva por tonterías…., ya eres mi enemigo.

¿Dónde crees que están tus enemigos?

¡¡La única solución contra la incertidumbre!!

Photo by Andrea Piacquadio on Pexels.com

El futuro es incierto…pero esta incertidumbre está en el corazón mismo de la creatividad humana” decía Iliya Prigogine

La única herramienta contra la incertidumbre es LA CREATIVIDAD.

Cuando sabías que tenias que hacer cosas diferentes para encontrar un trabajo, ¿Qué pusiste en marcha? TU CREATIVIDAD.

Cuando sabías que tenías que llamar la atención de esa persona que te tenía loco, ¿Qué pusiste en marcha? TU CREATIVIDAD.

Cuando sabías que si querias superar ese reto que tenías delante de ti, tenías que hacer cosas diferentes a las hechas hasta la fecha, ¿Qué pusiste en marcha? TU CREATIVIDAD.

Deja de pensar en las circunstancias, deja de pensar que seguro que pronto las cosas pasan y que volveremos a la “normalidad”, PORQUE ESO YA NUNCA PASARÁ. Deja de pensar que en Semana Santa , volveremos a viajar, PORQUE QUIZÁ ESO NO PASE. Deja de pensar que tu trabajo repetitivo y seguramente “ideal” para que sea reemplazado por una maquina que lo haga mucho mejor que tú, no será sustituido por ninguna máquina con nombre chino, PORQUÉ ESO SI VA A PASAR.

A día de hoy, la incertidumbre se ha instalado en nuestras vida. Bueno , siempre ha estado. Lo que pasa es que creíamos que tener la agenda llena de lunes a domingo, era tener a nuestra disposición el destino. La realidad, que estábamos viviendo en una mentira continua.

Todo es incertidumbre. No sabes cuando vas a irte al otro barrio. Si tu pareja te está poniendo los cuernos aunque te haya declarado amor eterno o ese amigo que dice que eres muy importante para él, por detrás te está poniendo a caldo.

NADA ES SEGURO Y TODO ES INCERTIDUMBRE. Lo que ocurre, que creer que saber qué tenemos que hacer en las próximas horas, que tenemos una persona en casa esperándonos para no sentirnos solos o que tenemos muchos seguidores en redes sociales (comprados), nos da seguridad, estabilidad, confianza, tranquilidad…

ERROR.

Luego pasa lo que pasa, que nos echamos las manos a la cabeza lamentándonos por algo que creíamos que ya teníamos seguro.

NO HAY NADA SEGURO EN LA VIDA, TE GUSTE O NO TE GUSTE.

Y no estoy siendo un cenizo ni pesimista, pero lo único cierto que hay en la vida es que un día todos la vamos a palmar. Mientras tanto, lo demás, es pura incertidumbre.

Y ante la incertidumbre, la única herramienta que da un poco de certidumbre, es la CREATIVIDAD.

Cuando tuviste que crear algo diferente para llamar la atención de esa persona que te volvía loco, no creías que era necesario ser como Ferrán Adría o como Steve Jobs en cuestión a la creatividad. Pusiste en marcha tu maquinaria mental, fuiste curioso, preguntaste, te pusiste en modo acción y desde tu visión de las cosas, quizá sorprendiste a esa persona y a día de hoy hasta es tu pareja.

Por lo tanto:

.- No hace falta ser Ferrán Adrià, para poner en marcha tu creatividad. Incluso hasta fuiste más creativo de lo que hubiera sido Ferrán en tu misma situación. Por lo tanto no te compares con nadie, tu creatividad es tuya. Y eso te hace único.

.- No hace falta ser un genio para tener ideas. A lo largo del día todos tenemos ideas. Pero cuando vivimos en momentos de certidumbre , pensamos que son ideas locas. Cuando son momentos de incertidumbre, ya no las vemos tan locas.

.- La creatividad no hace falta un método estandarizado para aprenderla, aplicarla y que de resultados. Es un proceso de prueba y error. Y eso lo has hecho siempre, “Si no es por aquí , vamos a probar por el otro lado..” Por lo tanto, creas cuando haces, no cuando esperas a que estén las circunstancias a tu disposición para ponerte en marcha.

.- Siempre has sido creativo. Ahora mismo estarás siendo creativo. Quizá estés pensando: “David, no soy creativo, no tengo ideas que puedan triunfar”. O pensarás “Mira por dónde, si hubiera hecho caso a mi idea, hubiera conseguido tal o cual cosa…” En ambos casos estás siendo creativo, porque a través de tus ideas, estás creando TU REALIDAD.

.- Con lo mucho o poco que tenías a tu alrededor, has creado cenas increíbles de la nada o te las lanzado a oportunidades que sabías que eran únicas para ti. Tú creaste tu realidad. Tú estabas siendo creativo en algún momento de tu vida. Y no tuviste que leer un libro que te decía como lo hacía tal o cual personal del siglo pasado o un curso exprés, fue tu inspiración, ganas, ilusión, que hicieron que crearas un momento que deseabas.

Nos dejamos llevar por las circunstancias y más si nos dan la sensación de seguridad. Viene un despido inesperado, una separación traumática o un bicho llamado Covid, y nos hace situarnos en una cuerda, que no sabemos como recorrerla.

Y solo es la creatividad, nuestra visión, nuestra actitud, la que hará que creemos un “vehículo” que nos haga mejor el recorrido por la incertidumbre o seamos nosotros mismos, quienes nos caigamos por la cuerda sin arnés de seguridad.

De ti depende.

¡¡Y ya no puedo más…Siempre se repite esta misma historia!!

Photo by Daria Sannikova on Pexels.com

¡¡Y ya no puedo más. Y ya no puedo más. Siempre se repite esta misma historia!!. (Vivir así es morir de amor. Camilo Sesto)

Después del “Resistiré” del Dúo Dinámico que tan famoso se hizo en Marzo, hemos pasado a otro hit que me gusta más, el estribillo de una de las canciones que hizo más famoso a Camilo Sexto: “Ya no puedo más. Siempre se repite la misma historia”.

Nos habíamos hecho ilusiones que el comienzo de año sería diferente y menos Ovnis, nos ha pasado de todo. Pensamos que las vacunas nos iban a desterrar de nuestro vocabulario las palabras confinamiento y toque de queda, sin embargo cada vez están más presentes entre nosotros.

Pensamos que ya se había acabado de hablar de ERES, ERTES y cosas así, pero se sigue alargando la situación.

A lo largo de nuestra vida, vivimos muchas situaciones en las que acabamos repitiendo, “que siempre se repite la misma historia”. Preguntándonos qué hacemos y por qué nos pasa lo que nos pasa.

Pero a día de hoy, cada vez es más palpable que la gente ya está desesperada por está locura e incertidumbre que estamos viviendo. La desesperación está ganando. Y la depresión empieza a hacer acto de presencia de forma más habitual

Queramos o no, es lo que es.

Podremos exigir que nuestros políticos se pongan de acuerdo de una PUTA VEZ y eso que promulgaban en elecciones del bien común y del país, por una vez se haga realidad. O al menos que lo parezca. Podremos exigir que nos digan la verdad con las vacunas, que no piensen que somos “tontos” cuando dicen una cosa y hacen otra. Podremos exigir responsabilidad de la gente ante los momentos que estamos viviendo..

Queremos que alguien nos de una respuesta a por qué nos pasa lo que nos pasa. Siempre focalizándonos en el exterior, nunca en nosotros mismos.

Podremos quejarnos, lamentarnos, hablarlo con la vecina de 5º o nuestro perro, lo que tú quieras.. Pero como diría Viktor Frankl: “Cuando ya no podemos cambiar una situación, tenemos el desafío de cambiarnos a nosotros mismos”.

Mientras unos eligen tirar la toalla y vivir el día a con resignación la situación que estén viviendo. Otros saben que pueden elegir a través de su actitud, lo único que no nos pueden arrebatar, ante lo que están viviendo.

Porqué siempre pensamos que no podemos hacer nada, que tenemos que esperar a que la situación cambie, para volver otra vez a la rutina. Y siempre pasa, que mientras los demás esperan hay otras personas que los pasan por el “carril izquierdo” creando ellos mismos sus propias circunstancias.

¿Qué han hecho?

Son personas que saben que el futuro se crea a través de las acciones diarias que todos realizamos. Porqué la adversidad siempre va a estar en nuestras vidas. Las circunstancias no van a cambiar de un día para otro, quizá hasta no vuelvan a la “normalidad” ¿Y qué vamos a hacer mientras? ¿Esperar?

Por mucho que idealicemos la vida de los demás en Instagram, por mucho que queramos la vida idílica de los personajes famosos que salen en televisión, la vida también consta de retos y adversidades que aunque no nos gusta afrontar, nos muestran que estaban en nuestra vida para mostrarnos qué somos más fuertes de lo que nos imaginábamos.

Que somos mucho más de lo que creíamos o nos hacían creer los demás.

Estos momentos seguro que te habrán ayudado a descubrirte, a ver a otras personas con otros ojos, a saber que eres capaz de hablar con tus padres sin discutir, a escuchar a tus hijos… A hacer cosas que pensabas que eran imposibles… Como decía estos días Margarita Álvarez, es en los momentos de incertidumbre, cuando la creatividad tiene que estar presente.

Y la creatividad solo estará presente si optas por ella. En definitiva, SI OPTAS POR TI por liderarte sin esperar a que los demás te salven “del naufragio” que dice el exterior que estás viviendo.

Cuando cambia tu actitud, estarás provocando que no veas de la misma manera las circunstancias que te rodean y con ellas puedas crear una nueva realidad.

Creemos que sabiendo lo que haremos mañana, ya somos dueños de nuestro destino. Y ha venido un bicho, para decirnos que eso no es nuestro destino. Que nuestro destino es en función de lo que hacemos todos los días con nuestra vida. Nunca podemos depender de los deseos de los demás.

Cuando estás apostando por ti, te estás empoderando. Te estás haciendo fuerte ante las adversidades, sabiendo que todas las herramientas que necesitas para salir fuerte de la situación están dentro de ti o a tu alrededor.

En definitiva, te tatúas a fuego lento, que NO ERES TUS CIRCUNSTANCIAS. Que tú tienes el poder de crear lo que quieres, digan lo que digan los demás o lo informativos.

¿O es que no han nacido proyectos empresariales en momentos de crisis? ¿O es que no has “renacido” de tus cenizas cuando estabas pasando malos momentos y pensabas que iba a ser imposible?

¡¡TE EMPODERASTE, COGISTE LAS RIENDAS DE TU VIDA, OPTANDO POR LA ACTITUD PROACTIVA Y NO REACTIVA ANTE LO QUE ESTABAS VIVIENDO!!

La canción de Camilo, para cuando volvamos a tener la oportunidad de ir a Karaokes o reunirnos con nuestros amigos. Pero ahora es momento de crear tu propia canción que te ayude a pisar fuerte y seguro ante la incertidumbre, a través de sus decisiones diarias y siempre con actitud de hacerle frente a la adversidad.

No lo olvides, CLARO QUE PUEDES MÁS, si no te dejas llevar por el desanimo de los demás.

¡¡La tendencia C.A.S. para tu vida!!

Photo by Ryutaro Tsukata on Pexels.com

No sigas las tendencias. Comiénzalas” decía Frank Capra.

Todavía me acuerdo cuando llegaban estas fechas, los programas de televisión siempre hablaban con “videntes” para que les hablasen de las tendencias , de los hechos que iban a ocurrir durante el año siguiente.

A día de hoy, ya no se ven esos espacios dentro de la televisión. Pero si que encontramos algo parecido y más actual, cuando los “gurús” del ámbito que sea nos dicen a través de su “bola mágica” cuáles son las tendencias que hay que seguir al año siguiente, para ser una persona de éxito, feliz y que tu empresa triunfe más que Google.

Tendríamos que echarle una “hojeada” a las tendencias del año pasado a ver quién acertó.

Y hoy me he levantado con ganas de expresar las “tendencias” que llevo ya unos cuantos años desarrollando en mi vida. Quizá no me hayan llevado a ser una persona de éxito, a tener miles de seguidores “comprados” o a salir en medios de comunicación, pero te aseguro que me hacen dormir como hacia años que no dormía

A esta tendencia la he llamado C.A.S.

CREATIVO.

Somos los mayores creativos que hayamos podido conocer hasta la fecha. Si tú, no me mires así.

Creas con lo que piensas, con lo que sientes, con lo que dices, con lo que no dices., con tus acciones y con tus inacciones.

Somos los mayores creativos de nuestra vida. Pero optamos a que lo sean los demás por nosotros.

Dejamos que sus opiniones pesen mucho más que nuestra imaginaciones y sentimientos. Dejamos que sus anhelos y frustraciones , tengan más valor para nosotros que nuestras propias ideas.

Nos quejamos de la vida que tenemos mientras por las noches soñamos qué pasaría si hiciéramos tal o cual cosa con la idea que tenemos.

Te quejas porqué das más poder a los demás que a ti mismo. Te lamentas de la vida que tienes, porqué piensas que tus ideas nos tendrán ningún poder, que son tontas o una locura.

Eres creativo. Y no pienses que hay que llegar al nivel de Ferrán Adrià o de Shakespeare para sentirte creativo. Es un error.

Déjate de compararte con los demás. Además muchos con los que te comparas, ni son creativos ni las ideas que tienen son suyas.

Luchas porque te reconozcan como especial, diferente, único, autentico…Y mientras tanto desechas tus ideas.

Hazle caso y estarás demostrándote, que quieres ser de verdad, quien sientes que eres.

AUTENTICO.

Nos pasamos la vida esperando a la oportunidad de dejarlo todo y mostrar al mundo quienes somos. Esperando que caiga del cielo ese momento en el que podamos quitarnos los miedos, vergüenzas y creencias que hemos adquiriendo con el paso del tiempo, para que los demás vean quienes somos y empezar a ser realmente felices.

Mira, esta situación que estamos viviendo, nos está diciendo entre otras cosas, que dejemos de hacer el subnormal y empecemos a vivir. Porque de un día para otro, quizá ya no estés. Y esa oportunidad que pensabas y exigías , no llegará.

Sabemos quienes somos. No lo que esperan los demás de nosotros, no lo que desearían los demás. Sino lo que sentimos de verdad, lo que queremos, deseamos y anhelamos. Y no hace falta a ir a alguno de esos cursos que se venden por Instagram que te enseñan a ser autentico.

No hay nadie mejor que uno mismo Pero lo que pasa que para quitarte toda esa “mierda” que llevas encima en forma de creencias, vergüenzas y miedos, tienes que adentrarte en un viaje muy especial, dentro de ti. Y eso no mola. Y como no mola, como no quieres descubrir cosas que creías que eran verdad y es otra la verdad, te escudas en tonterías de “ya vendrá la oportunidad” o “cuando los sapos bailen flamenco”.

Ahora es ese momento para empezar a ser tú mismo. Porque es que además, es a lo único que has venido a este mundo, A SER TÚ MISMO.

SIMPLE

Cada vez estoy más convencido que somos imbéciles. Y me apunto yo también.

Nosotros mismos nos complicamos la vida. Nosotros mismos nos jodemos la vida cuando la solución es mucho más fácil de lo que podríamos imaginar.

Nos complicamos la vida pensando que la felicidad es algo difícil de conseguir, cuando tú sabes que es lo que te hace feliz o te haría realmente feliz. Jodemos relaciones de años, esperando que la otra persona venga a nosotros por orgullo cuando sabemos que no hemos hecho nada por solucionar el tema. Creemos que ser creativo es crear cosas imposibles, cuando vemos los diseños de Apple y vemos que la creatividad es también simplicidad. O le damos vueltas a la cabeza en un tema amoroso, cuando una simple pregunta nos resolvería todas las dudas que tenemos.

Creo que está pandemia ha reforzado esta visión, de que todo es mucho más fácil.

¿Qué hay mucho más fácil que un te quiero, un gracias, un lo siento.. que resolvería tantos problemas que creemos sin solución?

Unos les llamaran tendencias, yo le llamo valores que son inherentes a mi personalidad. Y son los únicos que sigo hasta que no me presenten otros que me hagan mejor persona o me ayuden.

¿Y cuales son las tendencias que sigues tú todos los años?

El poder de lo Cuqui y del Brilli Brilli.

Adelante. Cae. El mundo se distinto desde el suelo” dice Oprah Winfrey.

Recientemente me encontraba en una librería un libro que se titulaba “El poder lo cuqui“.

¿Por qué estamos en una sociedad en la que se promulga los filtros de Instagram de lacitos rojos? ¿Por qué estamos en una sociedad en la que se promulga, exalta y aplaude el mundo del brilli brilli? ¿Por qué estamos en un mundo en el que nos hace gracia las palabras en diminutivo y apostamos por una felicidad impuesta?

Eran algunas de las preguntas que me han surgido mientras ojeaba el libro. Porque la verdad nos encontramos en una sociedad así. Pero ya no solo en una parte de la sociedad, sino también lo vemos en el mundo empresarial.

¿Por qué nos encanta todas estas tonteriitas?

PORQUE NO NOS GUSTA VER LA REALIDAD COMO ES.

La verdad que ver a gente de mi edad y a veces mucho más mayor, decirme que tengo que brilli brilli durante todo el día para iluminar mi camino de la vida, me da mucho miedo. A la vez que me inquieta hacia donde va la sociedad.

Toda esta jerga nos hace volver a esa niñez que muchos tienen olvidada. A esa jerga con nuestros amigos en los que se nos pasaban los días jugando a polis y a cacos, diciéndonos cosas que ahora mismo nos daría vergüenza decir y hasta con solo pensarla, nos pasa.

Volver a una época en la que las preocupaciones eran solamente a qué hora nos tocaba merendar y qué día íbamos a comer macarrones con tomate. Cuando a día de hoy, la preocupación es a ver si el cabrón del cliente me paga ya de una vez un trabajo que le hice hace 4 meses que llevo esos 4 meses comiendo macarrones con tomate.

Esta jerga, nos quiere volver “infantiles” no queriendo ver que ya tenemos 40 años y las cosas no son como nos las habían dicho.

¿Qué están graciosas los jerseys y camisetas de Pluto y del Pato Donald? Desde que luego que si. Yo soy fan acérrimo del Pluto y del monstruo de las galletas. ¡¡ARRIBA CON ELLOS!!. Pero ya hablar con una terminología de niños de 4 años a personas de 40 años, ya me parece, otra cosa totalmente opuesta.

Somos seres humanos, que aunque no te guste, no vas a poder volver a los 5 años cuando hablas así, TE GUSTE O NO TE GUSTE. Podrás hacer una gracia un día con tus amigos, (por favor que sean los íntimos y siempre diciendo que es una broma,  porque tu reputación está en juego), pero que veas una conferencia en la que se me impulse a hablar así, en una filosofía de vida del brilli brilli, de hablar a gritos y estar siempre alegre aunque mi vida sea una puta mierda, POR AHÍ NO PASO.

Luego está el meterte en redes sociales y encontrar artículos en los que se nos impulsa a través de tips a brillar en la empresa. Pero lo que no nos dicen, ante la desesperación de las personas en dichos momentos, que no a todos gustarán tus ideas, que no a todos gustará tu presentación, que lo que te ha ayudado a ti quizá a otra persona por sus circunstancias no le sirva…Pero seguimos haciendo creer que ir a trabajar, la misión única y exclusiva, es que tenemos que brillar como bombillas halógenas.

Luego están las ofertas en redes sociales, en las que se ofertan como  el mejor brilli brilli que te puedes encontrar para tu empresa. ¿De verdad? Si, de verdad. Ahora se pelean y todo por ver cuál es el mejor brilli brilli , el autentico. Como las denominaciones de origen en los productos,…En fin.

Déjate de querer brillar. Porque tanto deslumbre en vez de atraer, acabarás siendo rechazado por los demás. Ese brillar, significa la necesidad de aparentar, de ser algo que no somos, de que nuestro EGO necesita marcha, y todo por el éxito, por la necesidad de reconocimiento.

¡¡QUÉ PENA!!

¿QUIERES BRILLAR? DÉJATE DE COPIAR A LOS DEMÁS Y EMPIEZA A SER TÚ MISMO. Ya te aseguro yo que brillaras mucho y no necesitarás brillis brillis artificiales.

Soy una persona que me encanta todas las películas de Toy Story, que me encantan las chucherías, pero cuando estoy con personas ya sean amigos o personas con altos cargos empresariales, las trato como me gustaría me tratasen a mí, como personas que somos , no como niños que ya llevamos barbas y pelos en el sobaco.

Nos preocupa la educación de los milennials, de su falta de empatía, de cómo integrarlos al mundo laboral y ahora a nosotros ¿vamos a hablar como si tuviéramos 5 años?

¡¡DIOS MIO!!.

Mucha gente podrá decir: “David no seas tan radical, es simplemente un capricho estético. Una moda que se pasa como las demás…” Es una moda, pero te aseguro que conozco gente que va así por la vida pensando que como dice Frozen: “Estamos en un mundo ideal“.

Pero lo mejor cuando rebates con estas personas, su forma de ver la vida, te tildan de revolucionario, de mala persona o que eres negativo.

SEÑORES QUE YA TENEMOS EDAD PARA DEJAR DE  HABLAR COMO LOS TELETUBBIES.

Me he fijado que este tipo de personas, son personas que tienen miedo al cambio. Y que yo sepa el cambio es constante en la vida, TE GUSTE O NO. Pero ahora con la revolución digital, el mercado laboral, en vez de estar motivados, con ganas de descubrir qué es lo que nos depararán estos avances, realmente estamos cagados y con ganas de poderlos dominar. Pero como no podemos, lo que hacemos, es dominar algo que si podemos, ser niños con 40 años.

Yo no me meto si el brilli brilli o lo cuqui, es algo bueno o no para la moda. Si sienta bien o no, sino lo que representa.

Por lo que veo y he comentado anteriormente, no solamente está invandiendo también las redes sociales. Memes con Hello Kity, los blogs que hablan de ropa con Mickey Mouse, por no hablar de las marcas que tienen nombres Cuquis, como Apple o Secuoya.

Todo es muy cuqui. Y no te salgas del guión, porque si no estarás chafando el mundo ideal del mundo mundial.

Vemos lo cuqui como algo sagrado. Algo que es nuestro y que nadie nos podrá quitar. Algo que no nos será robado por los avances tecnológicos ni por el malvado ogro del guru de turno. Todo es cuqui.

Hablamos de una sociedad madura y mientras tanto nosotros con tartas de Hello Kitty. ¿De verdad?

No queremos comprometernos. No queremos comprometernos que somos NOSOTROS quienes creamos nuestra marca personal, que no por decir “brilli brilli” eres ya único o único, bueno si, lo serás porque la gente saldrá corriendo de ti.

La inocencia ya pasó. Tampoco te estoy diciendo que te vuelvas un cabrón. Pero un punto intermedio, POR FAVOR.

Estamos creando una sociedad infantil, sin firmes cimientos, en las que ningún ser es estable emocionalmente o ¿qué?

Esta muy bien reírnos de la vida, de lo serio. Pero creo que ya la gente se está empezando a cansar de las cursiladas, chorradas infantiles.

Esto es una forma de poder, de dominar las mentes de los demás, aunque lo rebocen de una forma infantil. Es una forma de atraer la consciencia infantil de las personas, para vender sus productos, servicios o formas de ver la vida. ¿Una forma legal de ventas? Desde luego, pero que está produciendo daños en las mentes de las personas, TAMBIÉN.

No me meto con las camisetas de Pluto, con las gorras de Miky Mouse o si te pones brillis en las pestañas, pero por favor, MADURA QUE ERES ES UN SER HUMANO CON VALORES y LA INFANCIA YA LA DEJASTE AÑOS ATRÁS.

 

 

No hay expectativas de nada.

“Las apariencias no engañan. Lo que engañan son las expectativas”

¿Qué sería de nuestra vida si no viviéramos a través de las expectativas?

Porqué todas nuestras decisiones, enfados, relaciones, las basamos en función de las expectativas que tenemos o creemos que podemos conseguir a través de la misma.

¿No es verdad?

Según la R.A.E., expectativas es “la posibilidad razonable de que algo suceda

Vivimos en un mundo en el que hacemos las cosas con un fin, con un intereses, con la posibilidad de que algo suceda para nuestros intereses tanto personales como profesionales.

¿No compartes las fotos de las publicaciones de ése gurú con las expectativas de conseguir algo de él? ¿No te reúnes con esas personas que no aguantas, con la expectativa de ganar algo de esas reuniones? ¿No le haces la pelota a esa persona, con la expectativa de que puedas tener una noche pasional con ella?

Seamos sinceros, tomamos nuestras decisiones en funciones de las expectativas de lo que podamos conseguir. De los sueños que podemos alcanzar.

¿Y qué pasa cuando esas expectativas no se cumplen?

Que empezamos a echar la culpa a los demás por nuestra infelicidad, que echamos en cara a la otra persona que creíamos que estaba enamorada de nosotros o que los gurús de turno, lo único que querían eran llenarse los bolsillos con nuestro dinero y no con nuestro trabajo y amistad.

Las expectativas acaban generando frustración, sobre todo si están relacionadas con tu estatus o tu ego.

Cuando hay expectativas de por medio, hay una cosa que no queremos ver y que juega un papel muy importante, la vida, las casualidades, las inclemencias.

Cosas que no sabías que podrían ocurrir y acaban ocurriendo. Bueno eso que no sabías que podrían ocurrir, mejor dicho no es así. Más bien, estabas enfocado, obsesionado con tu proyecto, con tu objetivo y no creías que nada ni nadie te podría quitar de las manos.

Este mundo de la felicidad y del “happy flower” nos está haciendo mucho daño. Nos hace creer que somos capaces de todo, y que todo lo que intentamos nos los merecemos, sea lo que sea.

Eso hace que todos vivamos con unas expectativas altas. De que somos capaces de todo, que nos merecemos todo y que la vida, en definitiva, va a ser justa y agradecida con nosotros, solamente porque nosotros así lo creemos.

Muchos de mis enfados con la vida, han sido a través de la no consecución de expectativas que tenía con personas o situaciones que había emprendido.

Vivir con unas expectativas altas, te hace perderte lo que te ofrece la vida. Nos convierte en niños pequeños que pataleamos, gritando y llorando a quién nos quiera escuchar, que la vida es muy perra.

Te puede estar diciendo que AHORA NO, que si lo  rediseñas de otra manera o ves otro camino que no estabas viendo por el momento, quizá si lo consigas. Pero que por ahora NO. Sin embargo eso no queremos verlo, lo único que vemos, es que no han sido satisfecho nuestros deseos y necesidades.

En definitiva que nuestro Ego, se siente lastimado.

Durante 7 días he querido vivir sin expectativas. Quería saber qué me estaba perdiendo y que iba aprender después del experimento y aquí están mis conclusiones:

.- Las expectativas nos hace enfocarnos en la meta y no en el proceso. 

Tenemos la única obsesión de alcanzar la meta. No nos importa el camino. Y aún menos las herramientas que tenemos que utilizar para conseguirlo. Queremos alcanzar el éxito sea como sea, porque nos los merecemos, porque nos hemos esforzado y nos lo debemos.

Sin expectativas de nada, disfrutas del camino, de las caídas, de los éxitos alcanzados, de las personas encontradas, y sabiendo que pase lo que pase, te sentirás satisfecho contigo mismo , porque has hecho lo que sentías que tenías que hacer.

.- Nos hace ser más idealistas y menos realistas. 

Las expectativas te hacen vivir en un mundo ideal, como se cantarían en las películas de Disney. Vas a vivir en un ideal, todo el mundo te va a conocer y esa persona es la ideal en tu vida. Cuando ves que eso con lo que soñabas, no es la realidad, la ostia que te das, es de órdago.

Vivir sin expectativas, es vivir el presente, el momento.  Esto es lo que hay y no esperes más, con lo que tienes, es con lo que tienes que hacer, que es vivir y seguir adelante.

.- Nos hace guiarnos más por el Ego que por el corazón. 

Las expectativas te hacen depender de tu ego. Como te he dicho, estás en búsqueda de tus sueños guiados por tus intereses, no quieres sorpresas, quieres lo que te han dicho o con lo que sueñas.

Sin expectativas, vives desde el corazón, vives a pecho abierto, esperando y aceptando toda situación sin problemas, sabiendo que tienen que enseñarte algo, que debías aprender.

.- Deja que la vida te sorprenda y te lleva por lugares insospechados. 

No nos dejamos sorprender. Queremos que ocurran las cosas tal como las habíamos diseñado o soñado. No queremos sorpresas, queremos que se cumplan los plazos y si pueden ser para antes de ayer, aún mucho mejor

No queremos sorpresas, y cuando he dejado la que vida me sorprendiera, me ha llevado a lugares que hasta la fecha no me imaginaba, mucho mejores que los que había planificado.

.- Te hace ver a la otra persona como es, no como te gustaría que fuera.

No esperas nada de las personas, y cuando te sorprenden, las sorpresas son mucho más fuertes y con impacto que las que habías planificado.

Hablar con una persona sin las expectativas de qué te pueden reportar , es hablar de corazón a corazón. Determinadas personas con un estatus alto, lo agradecen, porque no lo ven como una fuente de ingresos o de contactos, sino como una persona como lo que son. Te lo aseguro.

También te aseguro que ver a las personas sin expectativas, te darás cuenta de cómo has idealizado a los demás. Y alguna que otra sorpresa te llevarás.

La gente pensará que claro que hay que vivir con expectativas, que te hacen superarte, esforzarte,… Desde luego, como los egos, siempre hay buenos y malos.

Preguntante porqué no has vuelto a intentar nada en tu vida. Quizá las expectativas en el anterior intento eran desmesuradas, pensando que podrías conseguirlas en un solo intento.

Piensa en grande, desde luego. Pero empieza en pequeño y sin expectativas.

¿Cómo te relaciones con las expectativas?

 

 

Marcos De Quinto: “Solo hay una vida…”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” es un placer presentar a Marcos de Quinto.

Es uno de los ejecutivos españoles que más alto ha llegado en el mundo de las grandes corporaciones globales. En 2015, tras 33 años en la empresa, fue nombrado Vicepresidente ejecutivo y Director Mundial de Marketing de The Coca-Cola Company. Para ello, trabajó en distintos paises de Europa y del sudeste y oeste de Asia, en las áreas de Marketing y Dirección General. Siendo artífice entre otros muchos proyectos, el último relanzamiento de la marca a través de la One Brand Strategy y la campaña Taste the feeling.

Una personalidad arrroladora, rebelde y poco convencional, con un estilo valiente, audaz y directo, es autor del libro “Notas desde la trinchera” su visión de la vida y la empresa.

Hace unos días tuve el placer de mantener una conversación con él. Una entrevista que rompe tabúes y se rie de los convencionalismos.

Podéis conocer más el trabajo de Marcos a través de su Twitter.

Gracias Marcos, por mostrarnos que solo hay una vida y que hay que vivirla como uno mismo.

.- Si fueras a una entrevista de trabajo, ¿Cómo te definirías ante el reclutador?

Indefinible.

.- ¿Cuál es el principio de todo sueño?

El cepillo de dientes y el pijama.

.- ¿Qué nunca olvidas qué has aprendido de los mejores?

Se aprende tanto de los mejores como de los peores. De estos últimos uno aprende lo que no hay que hacer.

.- ¿Qué no sabemos los españoles potenciar, que desde el extranjero sí se vé?

A España (y a los españoles) le falta autoconfianza. Probablemente es el resultado de toda la propaganda anti-española con la que los anglosajones nos han bombardeado. Somos mejores de lo que nos han hecho creer.

.- ¿Cómo combatir la falta de confianza que tenemos en nosotros mismos?

Leyendo más sobre nuestra historia y entendiéndonos mejor como país.

.- Rebelde y poco Convencional, te tildan personas que luego reclaman avances. ¿Qué le dirías a esas personas que tienen miedo a ser ellos mismos y sólo se quejan?

Que solo hay una vida y siempre es una pena intentar demasiado tarde a vivirla como uno mismo.

.- Inquieto y curioso. ¿Qué sería el ser humano sin la curiosidad?

Solo la curiosidad trae progreso. De no haberlo sido, aún estaríamos para descubrir el fuego.

.- Si echas la vista atrás, ¿Cómo definirías todo el camino realizado?

Duro e intenso. No querría volver a caminarlo.

.- ¿Qué practicas, valores, formas, te llevarías desde la empresa a la política?

Muchísimas. Creo que la política debería aprender bastante de la capacidad de organización y gestión de las empresas.

.- ¿Conoces eso que tanto se nos reclama alcanzar , cómo el éxito?

El éxito solo habita en los ojos de los demás. La gente envidia las medallas que luces en el uniforme, pero ignoran las cicatrices que ese mismo uniforme cubre.

.- Al igual que en el management , con el liderazgo, que se busca una definición constantemente, ¿Qué definición darías de marketing?

Marketing es todo. Bueno, casi todo.

.- ¿Qué te gustaría dijeran sobre ti, cuando no estés?

Que fui íntegro y que nada me doblegó.

.- ¿Qué valores hemos olvidado y deberíamos recordar todos los días?

La buena educación. Cada vez la creo más necesaria.

.- ¿Qué conversación transformó tu vida?

La silenciosa mirada de mi hija recién nacida se que me va a transformar la vida.

.- A la cima se llega…¿Con qué palabra acabarías la frase?

Es falso. Nunca se llega.

¡¡No te cruces en tu propio camino!!

“De tanto correr, de tanto tropezar y caer, de tanto herirme, hoy camino lento…pero llego más pronto” decía Victor Hugo Menacho Moreno.

Durante todo el día siempre nos estamos cruzando con cosas y personas.

Nos cruzamos siempre con esa persona al salir hacia el trabajo. Nos cruzamos con el kioskero los domingo cuando salimos a comprar el pan. Nos cruzamos con los amigos siempre camino del partido del futbol.

Siempre se entrelazan personas y situaciones durante nuestros días a días. Algunas serán positivas, otras mejor olvidarlas nada más llegar a casa.

Pero hay un cruce que no sabemos que podemos evitarlo por las consecuencias que puede traer y sin embargo, lo atraemos en los momentos cruciales de la vida.

Y es que NOSOTROS MISMOS, nos cruzamos en nuestro propio camino.

Nosotros mismos entorpecemos nuestro futuro, éxito o como tú quieras llamarlo.

Y no es porque seas torpe, es que aún sin haber dado un paso adelante, tú mismo quieres ponerte la pierna, para caerte y no seguir adelante.

Hace unos días me acordaba cómo la gente me preguntaba, cómo conseguía que mucha gente “reconocida”, me diera a una entrevista. Para algunos ” a un mindundi como yo”. Y siempre decía la respuesta y sigo diciendo la misma respuesta: “Pidiendo”.

Como dicen las madres: “Por pedir que no quede”. Sin embargo, me acuerdo que cuando empezaba a elevarse la calidad de las entrevistas, aumentaba el miedo en mí. Soñaba con poder entrevistar a una persona, sentía que se aprendería mucho con ella, pero ya simplemente el hecho de pensarlo, yo mismo me estaba entorpeciendo el camino con pensamientos tipo ” Pero sí tú eres un mierdas, ¿Quién te crees quién eres tú para que te de una entrevista?. Déjate de tonterías y quédate como estás, que estás muy bien…Deja de soñar y no te muevas de donde estas”.

Uno mismo siempre se está poniendo la pierna encima para que no levantes cabeza, sobre todo cuando la ilusión viene a tu vida de la mano de una nueva idea, proyecto o cómo quieras llamarlo.

SI optas por la opción de hacer caso a esos comentarios, te aseguro que después vendrán los lamentos, las quejas, las frustraciones y las rabias. Rabia porqué veras que otra persona si lo ha conseguido. La duda de qué hubiera pasado si lo hubieras intentado. La queja por la vida de rutina que llevas  y lo lamentos por estar viviendo una vida con la que nunca habías soñado.

Y todo porqué TÚ te cruzaste en tu propio camino.

Ponemos las excusas por delante antes de dar un paso hacia nuestros sueños o felicidad. Nos volvemos los más racionales del mundo pensando, ” que si nadie lo ha conseguido, ¿Por qué voy a conseguirlo yo? Si no da entrevista a nadie, ¿Quién soy yo para conseguirlo? Si durante tanto tiempo no me ha hecho caso, ni ha dado un paso adelante, ¿Por qué me va a decir si a mí?…”.

Las excusas , en la mayoría son puras pajas mentales que nos hacemos.

Anteponemos las excusas porque:

  • Tenemos miedo a saber la respuesta a la duda que tenemos.
  • No sabemos cómo gestionaremos si la respuesta es afirmativa.
  • Porque tenemos más miedo a nuestra propia felicidad o éxito que al rechazo. Algo que ya estamos acostumbrados si tenemos unos años.
  • Porque tenemos miedo a lo que digan los demás tras la consecución de nuestros sueños.

Todos hemos conocido a personas, que han antepuesto sus excusas a su felicidad. Y en algunos momentos nosotros mismos, por el miedo que creemos que viviríamos detrás de esa oportunidad.

Quiero decirte una cosa, por si todavía no te has enterado. Ven acércate. ¿ya? Te lo voy a decir bajito pero espero que se te quede tatuado ya para siempre. ¿Ya? .

¡¡ESTÁS VIVO!!.

Las excusas son la consecuencia de intentar imponerse al corazón. Racionalizamos, como nos han dicho que tenemos que hacer ante una nueva situación. Exponemos la situación, los problemas que creemos que tendremos y cuando tenemos toda la información , decidimos qué hacer o no hacer.

Y casi siempre gana, la razón. ¿Dónde dejamos al corazón, a eso que tienes en el lado izquierdo de tu cuerpo?

¡¡OLVIDADO!!

Y esperando que no nos vuelva a dar ninguna ilusión, porque no queremos nos arruine la vida que tenemos hasta la fecha.

Nos cruzamos en nuestro propio camino, porque creemos que la razón tiene más argumentos que el corazón. Cuando realmente, ni le hemos dado una oportunidad ni para que se explique ni ver qué pudiera pasar.

Cuando haces caso a tu corazón:

  • Aparecen las formas de alcanzar tu sueño o al menos caminos, que la razón no te enseñaba que podrían llevarte a él.
  • La razón solamente te pone un “NO PASAR” en cada una de las ideas que tuvieras y en las que te inventases, también.  Cuando el corazón te está diciendo, PRUEBA.
  • Podrás conseguirlo o no, pero te aseguro que te irás a dormir sintiendo que has hecho todo lo que tenías que hacer.
  • La curiosidad nace del corazón. Así como la creatividad. ¿De la razón? El miedo y la frustración.
  • Lo conseguirás o no, pero te aseguro que aprenderás mucho más que aquellas personas que por creer en un dato, no den un paso hacia sus sueños.
  • Te enseña que el intelecto es un dato inerte. Mientras que el corazón, es un ser viviente.

Sólo nosotros nos cruzamos en nuestro camino. Sólo nosotros somos capaces de tirar adelante o pararnos y llorar por lo que pudo haber sido y no fue.

Sólo nosotros.

 

 

¡¡A tí que te sientes diferente!!

“En nuestra sociedad lo opuesto al coraje no es la cobardía, sino la conformidad” decía Rollo May

A ti que te sientes diferente:

Te has escondido entre la muchedumbre. No quieres que te encuentren. Porqué sí así lo hicieran, crees que te señalarían como el raro, el especial, el “loco”.

Durante mucho tiempo no entendiste nada. No sabías porqué la gente reaccionaba así. Sólo estabas siendo tú mismo. Pero te correspondían con risas, menosprecios, señalándote y diciendo a los demás, que eras raro, que no se acercaran a ti.

Preguntaste a mucha gente, “¿Qué es lo que estoy haciendo mal?. Sólo estoy siendo yo mismo. ¿No es lo que la sociedad dice que tenemos que ser? “

No entendias nada. Creías que no estabas haciendo nada malo a nadie, ni tampoco hacia nada. Pero lo único que conseguias era más y más rechazo. Fue el primero de ellos, el que te puso en alerta. Y dijiste, no me vale la pena seguir siendo yo mismo, si las consecuencias van a ser estas.

Has seguido hasta la fecha haciendo y diciendo lo que se presuponía que tenías que hacer para tu edad, para tu estatus. Lo que se esperaba de ti.

Has tenido una vida “normal”, que intentabas que tuviera dormido aquello que te hacia sentir único. Eso que sabías que hacías, querías, pero que tiempo atrás ocultaste.

Te ries cuando la gente quiere intentar hacer cosas diferentes a lo que estaba haciendo hasta la fecha. En vez de querer ayudarlos a que consigan aquello que tú no conseguiste, intentas disuadirlos diciéndoles cosas como ” Es imposible, olvídate, es muy complicado”.

En el fondo, cuando en realidad deberías estar comentándoles tu experiencia, lo que estás haciendo, es quitándoles la poca ilusión sobrante que el miedo les quita en esos momentos

Todo porque te acabaste creyendo por la presión de los demás, que salirse de lo establecido, era más perjudicial que beneficioso para ti. Pero tu subconsciente, tu esencia, siempre que bajabas las barreras de la conciencia, venia a tu encuentro a decirte y recordarte que te pasaba cuando vivías tu sueño.

Si, eso es lo que te pasa cuando crees que necesitas pastillas para dormir o lloras por las noches cuando nadie te ve. Estás sintiendo que algo va mal en tu vida, a pesar de haber conseguido , en muchos casos, lo que los demás habían predispuesto para ti.

Es tu conciencia, la tuya, la única, la verdadera, la que te dice, “Hasta que no te des cuenta, que debes pensar cómo hacías antes, sentir cómo cuando te sentías único y vivir cómo cuando nadie ni nada te importaba, excepto descubrir qué había detras de esos miedos, te seguiré dando el coñazo , llorando y poniéndote triste”.

En un mundo donde nos dan de antemano el mapa marcado con una X muy grande para que lo veas y la brújula que solamente marca la dirección hacia el destino marcado, aquellas personas que pensamos de forma diferente, nos sentimos perdidos.

Pensamos que ser diferente, tener pensamientos distintos a la mayoría, ver la vida de una forma a veces opuesta a la mayoría , en vez de ser algo de lo que tendríamos que estar orgulloso, está muy mal visto. Y como no queremos ser señalados, denostados por los demás, repudiados.

Cuando en realidad, una sociedad que te admitiera sin complejos ni miedos, es aquella que es flexible, respetuosa y alienta la diferencia, el pensamiento critico y la creatividad.

Porque siempre lo dire, eso que  tanto se anhela que es la creatividad, es simplemente la visión que tiene cada uno de la vida o sobre su campo profesional.

Simple y llanamente, eso es la creatividad.

Te estarás preguntando, muy bien David, perfecto, ¿Pero qué hago? Asi no puedo seguir viviendo.

.- No eches ni la culpa a ti ni a los demás. Lo único que no has sabido ha sido gestionar quién era ni lo que estaba pasando.

El pasado es lo que es. Pasado. Y como dice el título del nuevo libro de Francisco Alcaide: ” Tu futuro es hoy”.

.- Siéntete agradecido por el don que tienes.

Pensarás que estoy como una cabra. Pero te aseguro que ser diferente es mucho mejor que ser uno más o seguir los dictamenes de los demás.

En un mundo donde la mediocridad, o como digo yo, las marcas blancas nace como setas. Ser diferente, pensar diferente, siempre dejara una huella más profunda en el mundo que callarse o seguir las modas correspondientes.

Es tu marca, es tu esencia, es tu talento, eres tú. ¿Por qué no estar orgulloso de eso que te hace diferente?

.- No quieras que todo el mundo te acepte. 

Al igual que mucha gente del mundo espiritual y no espiritual, intenta “captarte”, haciéndote o intentando haciéndote ver que sus ideas son las mejores para tu salud.

No quieras ni intentes que todos vean que lo mejor para ellos es aceptarte como eres, las ideas que tienes, lo que quieres hacer. NO LO HAGAS.

Cada uno te aceptara, si lo hace, a su debido tiempo. Habrá gente no lo haga, otros no tendrán problemas. Pero sobre todo, abrirás un nuevo camino, a conocer nueva gente al recorrer el camino que quieres emprender.

.- No necesitarás foco que te ilumine, tú ya serás quién lo haga.

Nos dicen que tenemos que estar enfocados para conseguir algo en la vida. Pero lo que no nos suelen decir antes, que si no sabemos qué queremos, quienes somos, no conseguiremos nunca nada que soñemos.

Tú eres el foco que te iluminara el camino hacia tu sueño. Tu ilusión saldrá sola. Las ganas de luchar ante las inclemencias estarán dentro de ti, ya que no tiraras la toalla como hacías antes a la 1 de cambio.

.- Llevabas la felicidad ya encima, pero no te dabas cuenta. 

Felicidad, paz, coherencia, tranquilidad, como tú quieras llamarlo está dentro de ti. Y hasta ahora crees que no la habias alcanzado, porque estas permitiendo que otro mapa, que no era el tuyo, te dijera donde estaba esa felicidad.

Te enseñaba una felicidad, pero no TU FELICIDAD.

Aceptarse es el principio del comienzo de la mayor relación que nunca olvidarás, contigo mismo y tu felicidad.

¿A qué esperas para ser tú mismo?

 

 

¡¡Sincericidio!!

“La sinceridad del ser humano se muestra a través de los hechos, no de las palabras”

¿Por qué tenemos tanto miedo a los sincericidios? ¿Por qué deseamos relaciones en los que la sinceridad brille pero luego nos da miedo ser sinceros hasta con nosotros mismos? ¿Por qué rechazamos a las personas que expresan su verdad sin miedos? ¿Qué quiere decir la frase “Cuanto más se aleja la sociedad de la verdad, más odiaremos aquellos quién la proclama”?

Son algunas de las preguntas que últimamente rondaban mi cabeza.

Vamos a ver si entre todos, viralizamos, este nuevo challenge que me he inventado, LOS SINCERICIDIOS. 

¿Qué es un Sincericidio?

Dícese del momento que aunque creas que las consecuencias serán más nefastas que si te hubieras callado, tienes que decir, siempre con educación y respeto lo que sientes , quieres y deseas.

Prefieres antes perder cualquier oportunidad, que expresar tu verdad.

El primer sincericidio, tienes que provocártelo a ti mismo.

Nos mentimos demasiado. Nos creemos muchas mentiras que nos dicen los demás, así cómo otras que nos decimos a nosotros mismos.

Nos creemos que haciendo lo que nos dicen los demás, conseguiremos la felicidad tan anhelada. Cuando la felicidad no es algo que se piensa, sino que se vive.

Nos mentimos a nosotros mismos cuando creemos que una relación de pareja perfecta es aquella en la que nunca discutes.

Nos creemos muchas cosas que nos dicen en conferencias o en libros, a pies juntillas, sin una pizca de pensamiento critico, antes de poner en marcha lo que nos están diciendo que será bueno para nuestra salud o economía.

Nos mentimos a nosotros mismos cuando nos creemos expertos en un tema, por habernos leído un libro o hacernos la foto con el que si es un experto de verdad en el tema.

Nos mentimos en los sentimientos que decimos que no tenemos respecto a esa persona y luego nos la encontramos con otra persona y la seguimos a ver qué relación tiene con la otra persona.

Nos mentimos cuando pensamos que tenemos una vida ideal pero cuando nos vamos a dormir , volvemos a pasar la misma noche de siempre una y otra vez, llorando con ataques de ansiedad sin creer saber qué nos está pasando.

Preferimos mentirnos, porque es mejor seguir la vida que creemos que tenemos , que no ver qué hay detrás de esos miedos y mentiras que nos decimos.

Provocarte un sincericidio es mantener una conversacion sin tapujos contigo mismo. Mejor que nadie sabemos lo que nos pasa, otra es que queramos darle el poder a otra persona de solucionarnos los problemas. Pero nosotros somos suficientemente listos, para saber con todas las letras, porque estamos como estamos.

Manten una conversacion en voz alta contigo mismo, (Los demás que piensen lo que quieran si te ven hablando contigo mismo, ellos seguro que están peor que tú después de la conversación). Escribe lo que sientas hasta que no te quede nada más que decir. El método me da igual, me importa las consecuencias.

Provocarte un sincericidio no es darte el permiso de flagelarte, frustarte, mostrar a los demás la vida que has llevado hasta ahora y convertirte en una victima de la “sociedad”.

Provocarte un sincericidio, es darte la oportunidad de ser, dejando a un lado el parecer que hasta la fecha estabas viviendo. Es aceptar las decisiones que has tomado hasta la fecha o las que no, y a partir de ese momento darle un giro correcto y acorde con tu vida, con tu valores.

Pero no solamente hay que provocarse uno mismo un sincericidio, sino también en las relaciones que tienes en la vida.

Pasado un tiempo, nos dormimos en las relaciones. Nos “comemos” lo que nos sienta mal de las actuaciones de la otra persona, no vaya a sentarle mal. No decimos lo que sentimos no sea que no vaya a llamarnos ya más y no tengamos con quien salir. No decimos lo que sentimos a la otra persona, por miedo a sus reacciones.

Nos acomodamos en las relaciones. Y aún sabiendo que hay cosas que nos “pican” de esa persona, no decimos lo pensamos, sentimos o creemos ver, no vayamos a montarse la de “Dios es cristo”.

Creo que es esencial provocar este sincericidio tambien en las relaciones.

Se nos llena la boca hablando y escribiendo de relaciones sanas, sinceras, con confianza en el uno y en el otro. De equipos de trabajo en los que la sinceridad tiene que reinar para fortalecer el compromiso hacia una meta.

Cuando en realidad, si rascaramos un poco y fueramos sinceramos, nos acabaríamos preguntando: “¿Pero por qué sigo hablando con esta persona? ¿Qué me aporta? Si no me aporta nada, y no estoy siendo yo mismo, porque sino empieza a llorar…”

Estamos en un mundo basado en los intereses. Y luego nos preguntamos, ¿Qué nos pasa? ¿Por qué lloramos tanto si la vida nos va bien? ¿O por qué mis contenidos no llegan a la gente si hago lo que me dicen?

En los que nos interesa hacernos la foto con el “experto”, para que los demás crean que nos relacionamos bien. En los que nos interesa estar en tal grupo , por los intereses que se generan. Que siempre suelen ser intereses económicos o profesionales, y no de real amistad. En un mundo en el agregamos a todo el mundo en redes sociales, para enterarnos qué está haciendo para luego criticarla por detrás.  En el que decimos que somos expertos en algo, en lo que realmente nunca hemos trabajado. Estamos en relaciones de pareja para tener alguien en casa cuando venimos del trabajo, cuando en el fondo de nosotros, sabemos que le tenemos cariño, pero no le amamos.

Por no hablar de personas que con una copa de más, critican a la persona que minutos antes han estado trabajando con ellos en equipo.

Es necesario un sincericidio general. Tranquilizaros, no estoy diciendo que apoye la anarquía radical, sino la sinceridad y con ella la congruencia.

Se nos habla de una sociedad igualitaria, innovadora, con empresas que den oportunidades a todos, de relaciones de igual a igual, de mirarnos a los ojos…Se nos habla de un mundo ideal, ¿Y por qué no está ya aquí? Porque no somos sinceros con nosotros mismos ni con los demás.

Vivimos en un mundo de aparentar, en el que te encuentras con una persona que te dice lo que piensa, siempre con educación y respeto, y siempre respondemos con dos opciones:

  • ¿Qué intereses ocultos tendrá esta persona sobre mi?
  • No me creo nada, seguro que me está mintiendo o haciéndome la pelota por algún motivo oculto.

No creemos en la verdad. La pedimos, pero cuando la tenemos en frente , la rehuimos. Cuando nos la encontramos, le buscamos 3 pies al gato, cuando realmente no los hay.

La sociedad crea personas que no son capaces de decirnos realmente la verdad, para no hacernos daños. Duele la verdad, pero es el mejor antídoto ante la inacción y el no progreso.

Creo que estamos en un momento, en el que estamos “demasiado sensibles” y es la verdad con educación, la única que nos hace progresar.

La verdad no es buena o mala, todo es en función de lo que hacemos con ella. La verdad nos tiene que desafiar, no nos tiene que hundir. 

Creo que un sincericidio colectivo haría:

  • Personas más congruentes.  Sabríamos a lo que nos atendríamos desde el 1 momento.
  • Personas más apasionadas con su vida, más lideres de si mismo y menos dependientes de los demás.
  • Relaciones más sinceras, sin tapujos, ni miedos desde el principio.
  • Seguro dejaríamos un mundo mejor a nuestras generaciones
  • Dejaríamos de seguir modas por ser uno más, y empezaríamos a ser nosotros mismos por fin.
  • Y la critica dejaría de existir, porque seriamos más felices siendo nosotros mismos .

¿Hace cuánto no te provocas un sincericidio en tu vida?