¡¡Desde la Adversidad!!

“Hay que aprender a sonreír ante la adversidad pese a todo y si lo logra no quiere decir que estés bien, ni tampoco que no tienes ningún problema

La visitas inesperada en la vida, tiene forma de adversidad.

Hasta ese momento, pensábamos que éramos felices. Que estábamos cumpliendo con las expectativas que tenían puestos en nosotros, que estábamos siendo unos buenos ciudadanos de un lugar llamado mundo. Hasta considerábamos que habíamos alcanzado la gran cumbre, creyéndonos sentir felices o exitosos.

Pero la vida, esa compañera que creíamos que nos reportaba momentos alegres y de tranquilidad, nos envía por correo urgente, un paquete llamado adversidad.

Ya solamente su presencia, nos adentra en la incertidumbre. Herramienta que nos demostrará al final del viaje, de que estábamos hechos en realidad y de que estaremos hecho a partir de ese momento.

Sin abrir el paquete , nos enfrentamos a un gran dilema, aceptamos el miedo de saber que tenemos que vivir algo que no sabremos su resultado final. Algo que sabemos de antemano que no podremos dominar ya que hasta la fecha no nos habíamos enfrentado a algo parecido. Un miedo que nos paraliza y hará que la incertidumbre nos engulla como tiburón ante el pez chiquito.

Pero tenemos otra opción, entrar en conflicto. Adentrarnos en la guerra que sabemos que vamos a vivir. En caminar en un campo minado por montañas escarpadas y torrente de emociones hasta ahora nunca vividas, por acantilados con pendientes que nos mostraran que un paso en falso, puede ser quizá el game over y el volver a empezar. Sin embargo, estaremos avanzando más que si nos dejamos llevar por el miedo.

La adversidad muestra el carácter de las personas. Nos muestra si hasta la fecha hemos sido que hemos ocultado el mismo, por querer aparentar algo que nos daba más beneficios aunque lo detestábamos. O muestra que la valentía y el optimismo son compañeras con las que hemos vivido ya situaciones similares o incluso peores.

Todo depende de nosotros. Y es en estos momentos, en los que descubrimos que tenemos un don del que no habíamos hecho un buen uso hasta ahora, el poder de decidir.

Creemos que decidimos muchas cosas a lo largo del día, cuando en realidad lo que hacemos es dejarnos llevar por estereotipos, expectativas o miedos. Dejando el verdadero poder de la decisión oculto , por no querer mostrar quienes somos o nuestros verdaderos deseos.

El poder de decidir es el poder de la libertad.  Esa palabra que nos llena la boca pero que en el fondo tenemos de ella significado muy prostituido. Una libertad siempre que no hiera a los demás , pero que la decisiones muestren nuestra marca, esencia y que queremos vivir la vida desde nuestras verdaderas convicciones y anhelos.

Decidir es actuar pero también no actuar. Decidir es ponernos en acción o inanición.

Acción es empezar a vivir de verdad, (aunque la llamen adversidad, la vida sólo te ha puesto una prueba para que por fin te des cuenta de quién y de qué estás hecho, como buena amiga para que despiertes de una vez).

Porque hasta ahora estabas sobreviviendo, sobrellevando la vida como podías. Aferrándote a todo clavo que te pudiera dar una seguridad.

Vivir es empezar a sentir valores que creías que tenías olvidados y que libros repetían una y otra vez, pero tú creías que solamente eran una cualidad de “personas especiales”.

Descubrirás que con voluntad consigues más por ti mismo, que esperando que los demás lo hagan por ti. Descubrirás que el papel de victima a la larga te lleva a la mediocridad más infame.  Sin una disciplina a la primera caída , sabrás que querrás volver. Pero es un viaje de sólo de ida. Y la disciplina te hará se constante en tus pasos, en fijarte en los detalles.

Durante el camino, el estúpido del ego te dirá cosas como “Deja que los demás lo hagan por ti, si te olvidas del problema, seguro que desaparece. O no es para tanto, tú sigue tu vida que no pasa nada…”. Eso era tu vida anterior, ahora empiezas a adueñarte de tus pensamientos y quieres saber qué hay detrás del miedo que siempre te había atenazado.

El pasado es un lastre que no te hacia avanzar. Sabías que tenías que hacer algo, porque no te encontrabas a gusto con las ropas llamadas costumbres que te ponías todos los días.

Creías que podías adivinar el futuro. Pero el futuro es eso, una gran interrogante que solamente tú puedes crear, desde el presente. Porque el presente es eso, la única realidad de la que somos conscientes.

Así que rie, ríete de él, Ríete de tus caídas, de tus torpezas, ríete de ti mismo por favor. Que con una risa todo es más fácil. El optimismo es capaz de curar enfermedades y tú tenías una muy fuerte, ” el creer que ya lo habías vivido todo y sabías quien eras”.

Pero intercala esos momentos de risas, con introspección y silencio. Porque hasta ahora oías más a los demás que a ti mismo. Tienes un corazón que das por supuesto que todas las mañanas hará su función, que vivas. Lo acallas con musica, miedos, modas y demás tonterías, porque sabes que si lo escuchabas te diría el camino que habias escogido no era el tuyo.

Estarás muy confundido si crees que esta guerra con la adversidad es ganarla, aplastarla y que nunca vuelva más a tu vida. Porque no volverá con esa forma, pero sí con otra distinta.

Tu misión es ser mejor de lo que fuiste cuando entraste. Es ser un poquito más excelente con cada paso.  Es progresar en tu desarrollo, porque aunque no te guste, la vida no sólo está hecha de dulces sabores, sino también de adversidades.

¿Qué has aprendido de tus adversidades? ¿Te encuentras en un momento así?

SI estás viviendo momentos adversos en tu vida, te recomiendo que si necesitas un bastón para tu corazón, leas el libro de Santiago Álvarez de Mon, “Desde la adversidad. Liderazgo, cuestión de carácter“. Que me acompaña en todo momento en mi vida. Os lo recomiendo, para mí sería el único libro que llevaría a una isla.

 

 

Anuncios

Mario Alonso Puig: ” El único tiempo real es el presente”

 

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a DR. Mario Alonso Puig.

 

“MindFulness” prestar atención a las cosas tal y como son. Y yo añadiría, no como tú quieres o crees que son.

A día de hoy, vivimos en una tempestad continua. No sabemos cómo reaccionaran nuestros amigos ante los cambios que estamos viviendo, no sabemos si tendremos trabajo mañana, guerras por todo el mundo, la calma es algo esencial para no dejarnos llevar por la locura e impulsividad.

Es en la incertidumbre cuando debemos tomarnos un respiro y mantener la calma. Y es lo que hace el Mindfulness.

Hace unos días tuve el placer de conversar con el Dr. Mario Alonso Puig, que recientemente ha escrito un libro que se titula ” Tómate un respiro. Mindfulness. El arte de mantener la calma en medio de la tempestad“.

Durante la misma hablamos como el mindfulness nos ayuda a transformar muros en fronteras y límites en posibilidades. Su beneficio para nuestro día a día y su implementación en las empresas.

GRACIAS Mario por recordarnos que el único tiempo verbal en el que tenemos que vivir es en el presente. Que seamos curiosos siempre ante los pensamientos, sensaciones y sentimientos como las herramientas para descubrir caminos nuevos hasta ahora insospechados.

Puedes conocer más el trabajo de Mario a través de Twitter.

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin

.- Cuando vieron la portada y ponía: ¡¡Tomate un respiro!! Me dijeron: “Yo no puedo ni siquiera pensar en eso”. ¿Qué les dirías a esas personas que piensan así?

Yo les diría que merecen vivir una vida que no esté marcada a todas horas por la presión, la ansiedad y el estrés. Les diría que el proceso de desacelerar, lejos de reducir su productividad, la va a aumentar significativamente. El exceso de presión perturba de forma muy clara la eficiencia con la que trabaja nuestro cerebro.

.- ¿Qué es el Mindfulness y que no es?

Es una práctica para comprender en profundidad la importancia que tiene estar atentos a lo que está ocurriendo aquí y ahora. Es un abrir los ojos para ver lo que normalmente no vemos. El mindfulness no es una religión disfrazada ni una forma de culto. Es un entrenamiento para ser dueños de nuestra atención.

 .- ¿Por qué nos dicen que hay que dejar la mente en blanco y realmente se traduce como “mente llena”, cuando en realidad es “atención plena”?

Mindfulness es la traducción más o menos adecuada al inglés de Sati, que en Pali, la lengua que hablaba Buda hace 2500 años, significa prestar atención para ver las cosas como realmente son. Nuestra mente condicionada no para de fabricar pensamientos porque es lo que sabe hacer. La práctica del mindfulness lo que hace no es evitar que se generen dichos pensamientos, sino evitar que dichos pensamientos nos arrastren al pasado o nos proyecten al futuro con todo el componente afectivo que esto conlleva.

.- ¿Qué beneficios tiene el mindfulness en nuestra vida? ¿Y en la cultura empresarial?

Mejora la salud, aumenta la productividad, la creatividad y la capacidad de aprendizaje. Nos hace mantenernos más serenos y confiados ante las dificultades que encontramos en nuestras vidas y mejoran las relaciones interpersonales al potenciar nuestra capacidad de escucha, nuestra empatía y nuestra compasión.

.- ¿Cómo juega la mente con nosotros?

Haciendo que nos veamos a nosotros mismos, a los demás y al mundo a través de una lente demasiado limitante. La mente nos hace creer que el mundo mental es el mundo real. Hace 500 años, el mundo mental imponía una Tierra plana y sin embargo en el mundo real, la Tierra era redonda.

.– ¿A mayor conocimiento, mayor conciencia, mayor compasión hacia nosotros, hacia los demás?

Yo diría que a mayor conciencia mayor comprensión y a mayor comprensión, mayor compasión.

.- Somos carpas que queremos ser dragones, ¿Cuál es el proceso para esa transformación?

Entender que ninguno de nosotros hemos sido llamados a la mediocridad, sino a la grandeza y, que el camino de la transformación pasa por cuatro fases que son Conocerse, Comprenderse, Superarse y Trascenderse.

.- ¿Por qué tenemos tanto miedo a hacernos preguntas? ¿Qué 2 preguntas nos recomiendas hacernos?

Nuestro miedo emerge de nuestra ignorancia al considerarnos separados del resto del mundo. Esto genera sentimientos profundos de soledad e indefensión.

Dos preguntas que considero importante hacerse son:

1-¿Qué es lo que realmente quiero en mi vida?

2-¿Qué me está realmente impidiendo ponerme en marcha?

Aquí la palabra realmente es la clave, ya que invita a una reflexión profunda. Nos daremos cuenta si hacemos este ejercicio, que hay algo que para nosotros tiene una especial importancia y que también hay algo dentro de nosotros que está impidiendo que nos pongamos en marcha.

.- ¿Qué es de verdad el éxito? ¿Y el fracaso?

Eso es algo que ha de definir cada persona. Para mí el éxito es desplegar todo tu potencial y el fracaso es que esto no suceda. Si utilizara una analogía, para mí el éxito de un gusano sería el convertirse en mariposa y el fracaso morirse como gusano sin ser consciente de que nació con la capacidad de volar.

.- ¿Nos puedes dar una definición de vida? ¿y cómo aprendemos a vivir?

Para mí la vida es un espacio de posibilidades ilimitadas y, aprendemos a vivir cuando empezamos a estar más cerca del mundo real que del mundo mental. Vivimos atrapados en nuestra idea de cómo son las cosas y no entramos en contacto con la realidad de esas mismas cosas.

.- ¿Cómo hacemos frente a las noches oscuras del alma?

Para poder salir primero hay que entrar. Mantenerse en el dolor, en la confusión sin resistirse, sin escapar y sin enfadarse, nos lleva a comprender aspectos fundamentales de la naturaleza de la mente.

.- Se nos ha enseñado que sólo tenemos corazón y cabeza. ¿Y qué hacemos con el cuerpo? ¿Por qué lo tenemos tan olvidado?

Porque en nuestra vida quien impera es el mundo mental. El mundo mental tiende a colocarse por encima del mundo real, representado por aquello que captan nuestros sentidos. Por eso, “la cabeza” muchas veces considera que el cuerpo está para pasearla.

.- Dice Santiago Álvarez de Mon, que somos en función de cómo gestionamos nuestra agenda. ¿Qué piensas al respecto? ¿Cómo podemos fabricar tiempo?

Creo que solo cuando ponemos algo en la agenda lo estamos considerando una prioridad. Las personas que tienen buenas intenciones pero no hacen nada al respecto, se sorprenden cuando no consiguen sus objetivos.

.- Ningún sitio al que ir y ningún sitio al que llegar..¿Sólo tenemos que vivir el presente?

El único tiempo real es el presente. El pasado y el futuro son creaciones de la mente. Si queremos vivir cercanos a la realidad, lo que hay que priorizar es el presente.

.- ¿Temes que el mindfulness se considere la píldora definitiva de la felicidad y contra el estrés?

Lo útil lo convertimos en utilitario. Me daría pena ver que aquello que pide entusiasmo, disciplina, compromiso y paciencia, se pueda llegar a presentar como una píldora mágica que lo soluciona todo sin pedirnos a cambio nada. Hacer esto sería desde mi forma de verlo, una gran falta de responsabilidad.

.- ¿Dónde debemos mantener siempre la atención?

En el aquí y en el ahora.

¡¡ Con ganas….GANAS!!

Porque contigo aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. Ahora tengo claro que la vida es una calle de sentido único”.

GANASPonle ganas, sigue adelante, más y más. No pares, aunque te duela, sigue adelante, más y más ganas….” No, no voy a volver a hablar de la importancia de los tamaños, tranquilos. Es una de las frases que me han dicho hoy en el gimnasio.

Me estoy enfrentando a un reto personal, y hoy tenía un nuevo ejercicio dentro de la preparación. El sudor, las ganas de dejarlo, me estaban ganando la partida, pero mi entrenadora (de la cual, me estaba acordando de su familia en esos momentos) me estaba alentando a que siguiera adelante, a que rompiera mis limites.

Como bien dice Santiago Álvarez de Mon, en su libro “Con ganas, ganas. Del Esfuerzo a la plenitud”, la vida es un partido interior que jugamos en todo momento, queramos o no. Y yo el mío, con el ejercicio, lo estaba perdiendo.

Vivimos en un momento, que no sabemos cómo responder a las bolas que la vida nos manda. Depresiones, la falta de trabajo, autoestima, soledad… Nos vienen las pelotas cuando menos las esperamos. Intentamos responder una tras otra, pero nos vienen muchas de ellas, de 10 en 10.. No podemos o no sabemos cómo responder a tantas pelotas .. Lo intentamos, corremos de un lado para otro, golpe tras golpe, pero las fuerzas, empiezan a fallar… y acabamos por tirar la toalla.

Desistimos. Que sigan tirando las bolas que quieran, que ya pasamos de esforzarnos.

No sentimos como un saco de boxeo, recibimos más y más golpes, pero no hacemos nada por devolverlos.

Te preguntas y otra vez, ¿De verdad soy bueno en algo? Porque piensas que no vales para NADA. Has intentado hacer cosas, conseguir retos que te hacían ilusión y la vida, ¿Cómo te ha respondido? Con más y más golpes.

Te resignas. Piensas que tu vida, a partir de ahora, solamente serán más y más golpes. Que tu misión será eso, recibir golpes de la vida.

¡¡PUES YA ESTA BIEN DE TONTERÍAS Y EXCUSAS!!

A todos nos gustaría que la vida fuera como nosotros hemos soñado, pero la verdad sería una mierda de vida, demasiado rutinaria, demasiado bonita.

Tu presente, no tiene porque ser tu futuro. Que te quede claro. Así que empieza a ponerte en pie, a la voz de ¡¡YA!!.

La vida, te seguirá lanzando bolas, pero deja de mirarlas como un sufrimiento y míralas como un reto.

Si empiezas a encuadrar la vida desde otra vertiente, empezarás a ver formas de responder a esas bolas.

Dentro de poco, echaras la vista atrás y verás que esas “bolas” que te parecían inalcanzables, ahora las respondes de forma rápida y seca. Pero para llegar a eso, tienes que levantarte.

Esas bolas, ahora mismo las estás viendo como la peor de las experiencias que puede vivir un ser humano. ¿Pero qué pasaría si dentro de ellas estuviera la semilla de un aprendizaje que te llevará a dónde querrías estar?

Si quieres ganar este partido, tienes dos armas en ti , que no habías usado todavía, ESFUERZO y DISCIPLINA.

Respondías a las pelotas, a las que llegabas. Esas que no te suponían esfuerzo, con comodidad, las llevabas al otro lado de la red. Pero cuando empezaron a ser pelotas enrevesadas, con fuerza, que te hacían ir de un lado a otro… bueno al principio aún respondías, pero luego ya como que NO.

Con ESFUERZO, te irás superando poco a poco. No llegarás a todas las bolas siempre, pero con el paso del tiempo, irás llegando a situaciones que pensabas que eran imposibles. Sudaras, dudaras por qué estás haciendo lo que estás haciendo, con lo bien que se estabas en el suelo, quejándote, lamentándote de la vida que estabas viviendo y los demás sintiendo pena por ti.

Esfuerzo y más esfuerzo, sin él, no llegarás a devolver  nunca , con tu revés la pelota de tu vida.

Tienes Esfuerzo, pero te falta DISCIPLINA. No puedes esforzarte durante 1 día y pensar que ya todo está bien. Porque las pelotas seguirán yendo todo el rato hacia a ti. Con DISCIPLINA, irás dando pasos hacia adelante. Un día un poco, otro, otro poco más. Cuando quieras tirar la toalla, (que solamente la vas a usar para secarte el sudor), la disciplina te hará ver, que es un proceso hasta llegar a la meta, que la impaciencia es uno de tus mayores enemigos.

Con el entrenamiento, irán aflorando en ti aptitudes que pensabas que eran desconocidas hasta la fecha.

Descubrirás que a lo mejor te sientes más cómodo respondiendo a la vida, con el revés de izquierdas, que con el de derechas. A lo mejor te gusta subir a la red en vez de jugar desde el fondo de la red..

Irás descubriéndote durante el viaje que vayas haciendo a tus adentros.

Es lo que te producirá el esfuerzo y la disciplina, ir descubriéndote por dentro. Talentos, que una vez descubiertos, con toda facilidad, trasladaras a tu mundo exterior.

Descubrirás en ti, cosas que son innatas, que no necesitas un título para disfrutar de ello, que se te pasan las horas sin darte cuenta realizándolas, y lo más importante, estarás ayudando a personas, a darse cuenta que se puede salir del hoyo, cómo tú has hecho.

El viaje a tu interior, te estarás dando respuestas y herramientas para empezar a responder de nuevo y de mejor manera, las pelotas que te envía la vida.

Pero lo más importante, lo que te llevará a responder a todos los golpes, a tener golpes ganadores, habrá sido una decisión que has tomado, sin darte cuenta.

GANASHas tomado por vivir la vida con ACTITUD PRO-ACTIVA, por echarle GANAS,  por levantarte y volverlo a intentar. Sientes que esas bolas que te hacían daño, no son tan grandes como pensabas, que tú podrías con ellas, y es lo que te ha hecho levantarte.

Te has dado cuenta, que con ¡¡GANAS, SIEMPRE GANAS!!. Te has conocido, has superado tus límites, llegas a ver antes de que salgan, muchas de las pelotas que la vida te mandaba, respondes con golpes diferentes… y cuando otra pelota te golpeaba, en vez de caerte y tirar la toalla, la usabas para limpiarte la cara y seguir adelante.

Con ganas, aprendemos el arte de vivir, de disfrutar de todo el partido y no solo cuando estamos ganando, aprendemos nuevas cosas, que si hubiéramos tirado la toalla, no hubiera pasado.

CON GANAS, SIEMPRE GANAREMOS.

Conocerás los placeres del alma, que tenía preparados para ti, valores olvidados vendrán de nuevo a ti, rebasaras limites que pensabas que eran imposibles….

Así que ya ves, en todo que emprendas, siempre ponle ganas, porque SIEMPRE, Ganaras.

Pero déjame que te de un último apunte, NO SIEMPRE HAY QUE RESPONDER A TODAS LAS BOLAS QUE LA VIDA TE MANDE. A veces hay que dejar pasar un bola llamada “envidia de los demás” “deseos negativos por parte del exterior” o bolas que tú mismo te mandas… ¿Qué pasaría si respondiéramos de verdad a las bolas que SI, influyeran en nuestro éxito, en nuestra felicidad?  Mantendríamos nuestro foco en lo que SI queremos y NO en todo, cansándonos menos y centrando nuestro esfuerzo en nuestras metas.

La vida es Reflexión-Acción- Reflexión-Acción. ¿Qué pasa si no implantamos éste proceso? Que sólo haremos y haremos cosas en la vida, pero no sabremos el por qué las hacemos

Esfuerzo y Disciplina en tu vida ante todo lo que quieras conseguir o emprender en tu vida,  pero siempre sabiendo que bolas quieres responder y cuáles no.  Siempre teniendo un por qué.

¿Tienes el esfuerzo y disciplina en tu vida? ¿Cansado de responder a todas las bolas que te manda? ¿ Qué actitud tienes ante los retos de la vida? ¿Tienes ganas de vida? ¿Te gana alguien en GANAS?