¡¡Activa los hábitos y activaras el éxito!!

No te preguntes qué puede darte la vida, sino qué puedes dar tú a la vida” decía Viktor Frankl

Has decidido poner el contador a cero.

Has comprendido que cuando nace un nuevo día, el pasado se convierte en eso, en pasado. Que tienes por delante un nuevo día lleno de oportunidades que tienes que exprimir.

Has aprendido que no eres tu pasado, que eres tu presente. Y por lo tanto, has decidido emprender un nuevo camino, un sueño que llevaba tiempo dentro de ti.

Y has decidido que te vas a comprometer a ello, hasta las últimas consecuencias. Hasta la fecha te habías comprometido con muchas cosas, pero siempre acababan por no suceder o no llegar a ver si pudiera ser verdad o no.

¿Por qué?

Porque te has comprometido en función de los deseos de los demás o por no “salirte” de las expectativas que tenían los demás sobre ti.

Ahora las cosas han cambiado, te comprometes PORQUE ASÍ LO SIENTES TÚ.

Apuestas por ti, APUESTAS POR TU DON, POR LO QUE TE APASIONA

No te consideras un superdotado, pero te has dado cuenta, que hay algo que los amigos te piden que les ayudes.

ESTAS SOLUCIONANDO UN PROBLEMA A LOS DEMÁS

Eso es la verdadera concepción de emprender. No montar un holding que le quite el puesto a Amancio Ortega (si tiene que ser ese tu propósito, ya llegará), pero el verdadero propósito de emprender, es solucionar los problemas a los demás, AYUDAR A LOS DEMÁS. Ya que como tú nadie lo hace.

Te das cuenta, que el verdadero éxito empieza dentro de uno mismo, no acaparando followers, comprando locales o yendo a eventos a repartir tarjetas. El principio del comienzo empieza en ti. Al hacer las cosas de otra manera, tu actitud es otra.

Emprender es apostar por ti mismo. Otra gente has visto “caer” por el camino y no entendías por qué.

Es fácil, porque habían apostado por modas, por cosas que creían que les haría llegar cuanto antes al éxito a ganar un dinero que les hacía falta. Habían apostado por un éxito efímero y fugaz, cuando en verdad, si hubieran apostado por lo que sentían, por lo que mejor se les daba, hubieran conseguido mucho más de lo que se podrían haber imaginado.

Pero tú has elegido un camino distinto, has elegido TU CAMINO.

Has elegido lo que AMAS.

Es uno de los valores que te has dado cuenta que tenías escondido, la coherencia. Es lo que tú sientes, lo que tú quieres. Escuchas lo que digan los demás ante posibles retos, precipicios pero a partir de ahora vas a hacer caso a tu corazón, el más sabio de todos.

Desde que tomaste esa elección, todos los días tienes en mente TU PROPIA DEFINICIÓN DE ÉXITO.

¿Qué es el éxito? ¿Quién define qué es el éxito y que no lo es? Hasta ahora has intentado llegar a los cánones que la sociedad esperaba que alcanzases. Pero cada cerebro es un mundo y cada mundo tiene una concepción diferente de la vida, del éxito y del fracaso.

Sientes, sabes, lo notas, que quieres un estilo de vida propio, que no diferente, tu propio estilo. Que tienes y quieres hacer las cosas A TU MANERA, que crees que se pueden hacer mejor de cómo se han hecho hasta ahora. Pero sobre todo te has dado cuenta, que viviendo así, sintiendo así, te vas a dormir todas las noches, con la conciencia muy tranquila. Sabiendo que has hecho lo que tenías que hacer.

Quieres tu éxito, es tu coherencia, es tu forma de vivir la vida.

Echas la vista atrás y te das cuenta, que llevas tiempo sin quejarte.

Te levantabas y te quejabas por todo. Por el sol que hacía, por el frio que no hacía, por el café que te ponían o por la ropa que te tocaba ponerte.

Ahora la queja ha desaparecido de tu vocabulario, de tu cuerpo. Ya no lo haces. ¿Por qué? Porque sabes que todos los días son experiencias que hay que vivir, momentos que hay que exprimir, oportunidades que hay que lanzarse o de las que hay que aprender.

Te quejabas porque sabías que no te gustaba tu vida, que creías que había algo más allá de lo que hacías, y ahora que lo estás haciendo, viviendo, las quejas, las excusas, han desaparecido.

Y si te quejas, lo utilizas como un trampolín de investigación del por qué y para qué te pasa lo que te pasa.

Te levantas descansado. Has aprendido que tienes que descansar, porque si no, no habrá manera de rendir hacia el camino a tu sueño.

Al igual que sabes que tienes que descansar todas las noches y alguna buena siesta española, también sabes, que enfocarte demasiado tiempo en alguna acción, tu cerebro no dará mucho más de sí, así que cada cierto tiempo, te paras y te mueves.

El movimiento siempre produce más movimiento.

Y por mucho que estés loco de contento, no puedes ir como “pollo sin cabeza” hacia tu meta. Tienes que tener tiempo para parar y pensar. Por mucho que estés “andando” a tu meta, por mucho que creas que vas en el camino adecuado, tienes que pararte cada cierto tiempo, “subirte” a un árbol e ir viendo qué camino has recorrido, qué ha pasado por el mismo, que has aprendido, si te has desviado.

Así que durante el día, provoca paradas en tu agenda, para pensar, para crear y/o reorientar el camino.

Y cuando pienses, no pienses como lo hacen los demás. Tu experiencia hasta la fecha, has sabido que no te ha dado los resultados con los que soñabas. Tu experiencia está formada por opiniones de los demás, por miedos, por vergüenzas, por “no puedos”.

¿Qué pasaría si aprendieras a través de la imaginación que tienes? ¿A través de esos sueños que te mueven?

Esa imaginación es tu subconsciente hablándote, dale la oportunidad, que seguro que tiene que enseñarte más que toda la experiencia hasta ahora absorbida por ti.

Cada situación tiene una solución diferente, no la que siempre los demás le han dado.

Cuando haces las cosas según tu corazón y no tu miedo, empiezas a decir NO a muchas cosas a lo largo del día.

No a cosas que te roban el tiempo, no a reuniones inoperantes, no a personas que te roban la energía, no a cosas que antes decías si y te preguntabas: ¿Por qué he perdido tanto el tiempo en algo que ni me va ni me viene?

Decir NO es decirte Si a ti mismo, a tu sueño, a tu motivación.

Diciéndote Si a ti mismo, no estás siendo tu mismo. Luchas por ser mejor todos los días.

Si tienes que hacer limpieza de tu agenda, de la gente que te rodea, lo harás durante los días que haga falta. Porque aparte de querer trabajar con los mejores, quieres gente a tu alrededor, con tu misma locura, con tu misma forma de ver la vida.

Durante el día te equivocarás. Pero sabes que es la única forma de aprender. Haciendo y cayéndote, haciendo y cayéndote, no queriendo correr sin foco. Y no pensarás que eres un fracasado, sino que así es la antesala del éxito.

Irán pasando las horas del día y siempre con la misma filosofía de darte a los demás, sin esperar nada a cambio, porque sabes que ya has empezado a disfrutarlo cuando tomaste la decisión entre:

¿YO O MIEDO?.

¿Tu día a día de qué hábitos está formado? ¿Qué hábitos tienes que introducir en tu vida?

Si quieres conocer los hábitos de las personas de éxito os recomiendo el libro de Sergio Fernández y Raimon Samsó, Misión Emprender. Los 70 hábitos de los emprendedores de éxito”.

 

 

Gestión y Liderazgo. Tanto monta, monta tanto.

 

Gestión es hacer las cosas bien, liderazgo es hacerlas” decía Peter Drucker

A ver si nos queda claro:

GESTIONAR NO ES LO MISMO QUE LIDERAR.

Gestionar tu marca no es liderarla

Gestionar tu empresa no es liderarla

Gestionar tu vida no es liderarla.

Y a día de hoy sigo viendo carteles que ponen: “Creación y Gestión de tu Marca Personal, ¿Cómo gestionar tu empresa? Te enseñamos a gestionar tu vida…”

¿Alguien me puede enseñar a liderarla, por favor?

Gestionar no es liderar.

Si creo que, como iré comentando a lo largo del artículo, que ambas cosas tienen que estar en nuestra vida, la gestión y el liderazgo en cualquiera de los campos, pero principalmente sepamos distinguirlos.

No hacemos otra cosa que gestionar nuestra vida, como gestionamos nuestra agenda. No la estamos liderando.

No hacemos otra cosa que planificar nuestra vida.

A cierta edad haremos esto y lo otro, planificamos las ventas del año que viene , planificamos la reunión anual, planificamos con la familia las vacaciones de este año… Más y más planificación. Y eso sí, todo lo que no esté dentro de esa planificación, no lo tendremos en cuenta, porque puede trastocar nuestros planes y nuestro cerebro.

Al estar todo el rato planificando, sólo nos dedicamos a gestionar los marrones, que nos pueden sacar fuera de dicha planificación y no alcanzar los presupuestos creados.

Que el niño se ha puesto malo el día del viaje, que se nos ha caído un cliente que nos puede fastidiar el llegar o no a los niveles de facturación estipulados, tenemos que gestionar la reputación ante este evento ocurrido…

Mientras resolvemos “mierdas” que nos impidan llegar a lo estipulado, estamos dejando perder oportunidades que nos llevarían mucho más lejos que la estimación de un presupuesto.

Somos mucho más que un presupuesto, que una cifra que alcanzar o “el que todo salga según lo establecido”. Somos mucho más que eso y podemos ir mucho más lejos, pero no lo hacemos, porque solo gestionamos nuestra vida, no la lideramos.

Gestionar, como bien dice John Kotter, en su libro “Aquí no hacemos las cosas así”, es “hacer lo que sabemos hacer excepcionalmente bien para producir siempre resultados fiables y eficaces”

Y yo añadiría una frase más…” Y de ahí no me salgo, no vaya a conseguir el éxito que he soñado o consiga tener a toda mi gente en contra con envidias, desplantes y desprecios”.

Por mucho que hablemos de liderazgo, solo gestionamos. Por mucho que anhelemos la transformación, la disrupción, siempre deseamos “lo malo conocido que lo bueno por conocer”.

¿Qué ocurre cuando sólo gestionamos?

.- Que nuestra marca es una más, por mucho que sigamos lo estipulado por los “gurus”. No dando un paso más allá, no aportamos el valor que nos distinguiría entre tanta gente.

.- Que nuestra empresa vive en la resolución de problemas , está bien dirigida, pero la burocracia, los “aquí se hacen las cosas así y no se van a cambiar porque lo digo yo..”, hacen que vayamos más lentos que el oso perezoso

¿Sigues pensando que Gestionar es igual a Liderar? Gestionar es mantenerte en la pecera, liderar es salirte de ella.

Si habrá momentos en los que tienes que gestionar, labores de mantenimiento, pero con ellas, no esperes romper la “pana” como diría Estopa.

Si sólo gestionas, lo siento, pero estás condenado al más oscuro ostracismo. ¿Y eso es lo que quieres?

Como me imagino que no es lo que quieres en tu vida, en tu empresa, TOCA LIDERAR.

¿Y qué es liderar?

.-Salirte de lo preestablecido,

.- Es provocar lo que nadie provoca,

.-Es conocer lo que hay detrás de tu miedo,

.- Es descubrir lo que hay detrás de esos “ES IMPOSIBLE” que los demás te dicen

.- Es transformar el fracaso en una experiencia de aprendizaje positiva, no en el hoyo del que nunca podrás salir.

.- Es hacer aquello que no hacen los demás, por el que dirán o es una locura.

.- Liderar tu vida, liderar tu proyecto empresarial, tu marca, ES HACER LO QUE DICTA TU CORAZÓN Y LO QUE DIGAN LOS DEMÁS, POR UN OIDO TE ENTRA Y POR OTRO TE SALE.

Esto es liderar, y para eso no necesitas cursos de Liderazgo, ni libros que te hagan creer que liderar es de gente “extraterrestre o con un talento” increíble.

SI sabes y quieres que puedas conseguir más de lo que estabas consiguiendo hasta ahora, no sólo basta con la gestión que has hecho hasta ahora de tu “rutina”, sino que tienes que liderarla y para ello tienes que romper muchas “normas” que hasta este momento pensabas que eran inquebrantables.

Las empresas, profesionales que nos inspiran, están liderando sus campos profesionales. Nos enseñan que los límites no existen, que los resultados se pueden crear de diferentes maneras hasta las que ahora se han hecho.

Las marcas que lideran, los profesionales que lo hacen nos motivan. Nos enseñan emociones que teníamos retenidas porque la gestión así nos recomendaba. Nos enseñan que hay vida más allá de lo que los demás hacen. Provocan los avances que todos deseamos pero que el miedo nos retiene a hacer.

Si, también gestionan sus vidas, sus agendas, sus redes sociales. Las mantienen, las controlan, pero saben que su PROPOSITO PRINCIAL, ES LIDERAR SUS VIDAS, SUS EMPRESAS, SUS SUEÑOS.

¿Te acuerdas de alguna empresa que desapareció hace poco? Su filosofía era la gestión.

¿Te acuerdas de alguna empresa que esté rompiendo y provocando? Su filosofía es la gestión pero bañada con innovación, disrupción y motivación.

¿A qué no es lo mismo Gestión que Liderazgo? Pero eso sí, para llegar hasta donde sientes, nunca olvides la gestión por muy innovador que sea tu liderazgo.

Gestión y Liderazgo. Tanto monta, monta tanto si de verdad quieres una vida diferente, un sueño diferente

¿Las sentimientos nos hacen débiles?

No dejes que personas que hacen muy poco por ti controlen tu mente, sentimiento y emociones” dice Will Smith

¿Crees que los sentimientos nos hacen más débiles? Es una de las preguntas que hoy, hablando con mi jefa de operaciones, ha surgido.

Estamos en una sociedad, en la que las palabras, como emociones, sentimientos, sensibilidad, están denotadas. No sé puede decir que tenemos sentimientos o que somos sensibles, porque la sociedad nos aplastara cuando queramos mostrarlos.

Los sentimientos te harán débiles, los chicos nos lloran, sólo deben pelear…Si lloras los demás se reirán de ti, si te muestras empático, tu jefe no te dará el ascenso que sabes que te mereces…. Tienes que pisar cabezas y ser el hombre más frio en la faz de la tierra”

Son algunas de las perlitas que oímos a lo largo de nuestra vida, en nuestros días a días.

¿Dónde están las emociones aquí? ¿Por qué está mal visto mostrar nuestras emociones ante una película, ante una noticia? ¿Por qué los hombres tienen que ser fríos? ¿Por qué en las empresas no puede haber emociones o sólo queremos robots como compañeros de trabajo?

Nos gusta ver como la sociedad avanza con la tecnología, vemos que nos ayudaran en innovación, productividad y miles de cosas más a la sociedad, creyendo que estamos a salvo de los mismos porque no tienen sentimientos.

¿Y cómo estamos educando nosotros a la sociedad?

¡¡COMO ROBOTS, SIN SENTIMIENTOS!!

Tampoco estoy promulgando ahora que demos rienda suelta a nuestras emociones sin límites, porque no estoy diciendo eso. Todo tiene su momento.

Lo que estoy diciendo que el ser humano no sólo es razón, sino también corazón. Pero nos han educado, desde pequeño, a través de exámenes, de castigos y miedos, con la razón.

Y de ahí no nos salgamos, porque las consecuencias, serán desastrosas para nuestra vida.

Nos dicen que las emociones nos pueden causar daños físicos, que nos hacen perder el rumbo que el mundo lleva , que no puedes enfadarte cuando alguien o algo te dice que NO, porque estar enfadado, es mostrar tu debilidad ante los demás.

Hasta ahora, como podrás imaginar, cuando oigas la palabra emoción, o algo parecido a ello, tapate, ponte una máscara, no te vaya a infectar, porque puede ser lo último que hagas en la vida.

No podemos estar alegres, porque nos dicen que pensamos que no vemos lo dura que es la vida. Nos hacen dudar que sonreír es bueno, porque parecemos tontos cuando el mundo se está muriendo o matándose con guerras.

Todos buscamos la felicidad, como Indiana Jones en búsqueda del Santo Grial, pero eso si, no digas a los demás, que estas en un momento dulce de tu vida, porque empezarán a tener envidia, a no hablarte, o a preguntarte si lo has conseguido por el método “legal o por el criminal”.

Así que buscamos la felicidad, pero tampoco podemos mostrarla a los demás, no vaya a ser que se nos enfaden.

Nos dicen que tampoco nos podemos enfadar, porque el mal genio es el mayor de los virus que una persona puede sufrir. Si estas enfadado puedes perder a las personas de tu alrededor, decir cosas que no querías decir, o hacer algo que no querías hacer.

Así que tampoco nos podemos enfadar, no vaya a ser que la liemos.

¿Y qué decir de sentirnos o decir que estamos tristes?

¡¡DE ESO NADA!!

Si dices que estas triste, te dirán que no es para tanto tú situación, que hay otras personas que están peor que tú. En vez de alentarte, de preguntarte por qué te sientes así, habrá una competición a ver quien está más triste de los dos. No digas que estás triste, porque a lo mejor habrá gente que en vez de ayudarte, quieran aprovecharse de ti…

En definitiva, COMETE TUS EMOCIONES, PORQUE SIEMPRE POR UN LADO O POR OTRO, TE LAS PUEDEN CON LA MANO ABIERTA.

Así que lo mejor es tragarnos nuestras emociones, porque si no es lo peor que podemos hacer, expresarlas.

¿Pero qué pasa cuando no las expresamos?

.- Que cuando nos enfrentamos a cualquier situación, por pequeña que sea, no sabremos enfrentarla, derrumbándonos y haciendo de ella, la mayor de las catástrofes.

.- Que cuando seamos mayores, no sabremos expresar nuestras emociones ante nuestros amigos, posibles parejas o familiares. Nunca sabrán cómo nos sentimos, que queremos o que no queremos.

.- No expresar tus emociones, es crear un globo emocional que cuando explote, no sabremos manejar.

Por lo tanto, ¿Por qué tenemos miedo a las emociones?

Porque nos hace descubrir quienes somos, qué queremos, que NO deseamos y nuestros límites. Y en una sociedad en la que a través del miedo, nos dirigen, las emociones son como la Kriptonita para Superman.

Pero como he dicho antes, tampoco nos podemos dejar ahora llevar por las emociones a tumba abierta o por la intuición, porque os aseguro que se suelen confundir.

Una emoción nos puede confundir a la hora de tomar una decisión. Pensar que nuestras emociones, nuestras creencias, expectativas, son mejores que unos resultados que tenemos delante nuestro.

Una emoción nos puede bloquear la mejor decisión para nosotros, que no es lo que digan los datos o nuestro jefe, sino lo que nosotros sentimos que tenemos que hacer, lo que presentimos.

Bloquear las emociones nos puede hacer perdernos muchas cosas hasta ahora imposibles, como también cometer el mayor de los errores o el mayor de los descubrimientos.

Así que por lo tanto:

.- No podemos encerrar nuestras emociones, porque estamos hecho de ellas.

.- Si las encerramos, seremos robots liderados por las opiniones y deseos por los demás.

.- Cuanto más las ocultes, el globo será más grande, y cuando explote (siempre por cualquier tontería), tendrás mucho por gestionar retrasado.

.- Las emociones tienen que ser parte de la sociedad, de las empresas, del día a ´día, pero en equilibrio siempre con nuestra razón.

.- Una decisión siempre tiene que ser tomada con el equilibrio de Razón y corazón.

¿Dónde tienes tus emociones? ¿Sientes te hacen más débil?

Recuerda que puedes adquirir Liderazgo Canalla a través de Amazón y tienda de Versos y Reversos.

 

¡¡No riesgo, no victoria!!

En un mundo que cambia realmente rápido, la única estrategia en la que el fracaso está garantizado es no asumir riesgos” dice Mark Zuckerberg

Se nos llena la boca con palabras transformación, reinvención, superación, motivación,…Y cuando hablamos de riesgo, nos metemos debajo de la cama, hasta que haya pasado el “coco”.

¿Qué nos pasa?

Vemos títulos de congresos y cursos, que me encantan: “Aprende a vivir en 1 semana…”, “Congreso para la conversión en un referente”…”Se diferente y que te acepten”….”Cómo ser tú y que no te rechacen los demás”… son algunos de ellos que he visto últimamente.

Se nos llena la boca, diciendo que vamos a leerlos, que vamos a acudir. Nos reímos cuando los nombramos, porque nos sentimos más intrépidos que Cristóbal Colon antes de emprender el viaje hace las Américas.

En el fondo, de RIESGO tiene lo mismo que yo de boxeador, NADA.

¿Por qué?

PORQUE VIVIR, ES TOMAR RIESGOS. PORQUE VIVIR, ES IR SIN CUERDA NI RED QUE NOS PROTEJA.

Tampoco estoy promulgando que nos tiremos por las ventanas, sin nada que nos espere abajo del impacto, que vayamos diciendo las verdades a nuestros suegros o que dejemos el puesto de trabajo, diciéndole a nuestro jefe la mala persona que era, dejándole un recuerdo de nuestro paso con la mano en su cara…

¡¡TRANQUILIDAD!!.

Yo lo que estoy diciendo, que queremos vivir, pero con un red de seguridad.

Yo lo que estoy diciendo, que queremos vivir, sabiendo CÓMO vivir, y eso es sobrevivir, lo que hemos hecho hasta ahora.

Queremos saber CÓMO se consigue llegar a la cima, CÓMO podemos perder peso, CÓMO emprender un negocio sin tener perdidas, CÓMO conseguir escribir un libro y que sea un bestseller, CÓMO liderar y que nuestro equipo no tengo fisuras, CÓMO esa persona ha creado un evento y copiárselo, tras el éxito que ha cosechado.

Queremos saber CÓMO, para alcanzar el éxito, pero eso sí, sin esfuerzos, sin tener que dar nosotros un paso que alguien no haya dado ya antes. Porque aunque queremos conseguir el éxito, estar a la moda, preferimos que sean otros quienes hayan dado el paso adelante, y nosotros seguirlos, que ser nosotros quienes seamos los 1 en haberlo dado.

Se nos llena la boca hablando de innovación, de creación, y lo único que sabemos hacer, es hacer lo mismo que han hecho otras personas. ¿Dónde está aquí el riesgo?

¡¡EN NINGUNA PARTE!!

Y eso no es vivir, eso no es tomar riesgos, eso es APARENTAR que estamos tomando riesgos, que estamos liderando nuestras vidas, pero teniendo todos los posibles riesgos controlados.

¿Y qué resultados esperamos optando por este camino?

Ser diferentes, conseguir resultados que nadie habría conseguido hasta la fecha , reconocimiento, ése éxito que todos añoramos…

Pero en el fondo, si conseguimos algo, será igual o parecido a lo que ya han conseguido los demás.

¿Dónde está el riesgo aquí? ¿Dónde está el poder descubrirnos? ¿Dónde está la creatividad? ¿Dónde está la innovación? ¿Dónde están los resultados diferentes a lo hasta ahora hemos conseguido?

¡¡NO HABRÁ!!

Cuando hablamos de riesgo, de algo nuevo en nuestra vida.., antes de saber de qué se trata, ya estamos diciendo palabras como: “No, eso es para locos…yo tengo mucho miedo..mejor me quedo aquí…esas cosas son para otros, no para mí…”.

Ante una novedad, ante algo que nos puede enseñar, ante algo que nos puede llevar a donde queremos… antes de “probarlo”, ya estamos diciendo NO, antes de ni siquiera pensarlo.

Vivimos en un cuadrado formado por: Quiero ser diferente- Quiero saber Cómo serlo-Tengo miedo a serlo-Dame herramientas para serlo con el menor esfuerzo posible.

Un cuadrado en el que el riesgo, no queremos forme parte, además porque hará saltarlo por los aires, haciéndonos ver que nuestra realidad es diferente a lo que nos imaginábamos.

Defino sobrevivir, que es lo que hacemos la mayoría de la sociedad como:

Aún sabiendo que el miedo está ahí, voy a intentar rodearlo a través de cualquier método, que no me haga tener vértigo y alcanzar la meta en el menor tiempo posible, con el menor esfuerzo y sin sudar, por favor”.

Eso es lo que hacemos, buscamos los CÓMOS antes que los PORQUE, buscamos antes los CÓMO, creyendo que estamos diciendo un SI rotundo a la novedad, a la incertidumbre, cuando en realidad estamos diciendo, “SI, pero NO, por si acaso, los esfuerzos para otro..”

En nuestro día a día, el RIESGO está vetado como el picante en algunas comidas.

¿Pero qué pasa si empiezas a introducirlo en tu dieta?

.- Descubres que el miedo está en tu cabeza, PORQUE TÚ LO HAS CREADO. No estoy diciendo que no vayamos a tener miedo después de introducir el riesgo en nuestra vida, pero SI, que nos llevaremos mejor con el miedo. Porque el miedo, sólo somos nosotros quienes lo construimos o dejamos que entre en nosotros.

Tenía miedo a muchas cosas que la vida me ha puesto por delante y me sigue poniendo. Pero cuando me lance a por ellas, descubrí que no era para tanto. Que todas las “pajas mentales” que tenía, eran nada, cuando iba caminando hacia la meta

.- Descubres que eres más que tus pensamientos. Tus pensamientos dicen que no puedes, no debes o cualquier limitación que tú mismo te has impuesto. Saltar hacia el vacío, vivir desde el riesgo (siempre controlado, por favor), darte cuenta que por miedos, por el qué dirán, no has hecho cosas que te hacen disfrutar, talentos dormidos, descubrir personas increíbles. Descubres que eres más que un pensamiento.

.- Descubres que te quedan muchas cosas por aprender. Detrás del miedo, hay unas experiencias esperándote. Sé que estarás pensando que algunas malas. Quizá de resultados no esperados, pero con aprendizajes increíbles para futuras oportunidades.

.- Sin riesgo, no hay beneficios. Del tipo que sea, sin riesgo no hay nada. Bueno si, SER UNO MÁS. Arriésgate, y siempre ganaras. (Eso sí, no te hipoteques en un negocio que no conoces, no te tires por un barranco sin cuerda, por favor)

RECUERDA, NO ESTAS EN ESTE MUNDO PARA QUEDARTE SENTADO EN LA BARRA DEL BAR ESPERANDO QUE LLEGUE TU COPA, ESTAS PARA SALTAR LA BARRA E IR A POR ELLA.

SENTIR EL RIESGO ES SENTIRSE VIVO.

¡¡Corre riesgos, siempre ganaras!!

¿Por qué llegas tarde a todo?

“Es mejor llegar tarde en este mundo, que temprano al otro mundo..”

Es que siempre llego tarde a todo, ¿No sé como lo hago?”.

Todos nos lo hemos preguntado alguna vez en la vida…Y en vez de poner solución a la dificultad que nos entorpece nuestro día a día, una y otra vez, sevuelve a repetirse la misma situación.

¿Qué pasa?

Sé que estarás pensando que la culpa de ese retraso, la ha tenido la línea de autobús, que te han llamado por teléfono, que estabas ocupado con el último videojuego o “jugando” con tu pareja… Ciento de excusas que lo único que intentamos con ellas, es eximirnos de las posibles responsabilidades que hubiera por nuestra tardanza.

Pero la situación se suele complicar, cuando al llegar TARDE, vemos que otra persona ha conseguido lo que nosotros esperábamos que estuviera para nosotros, llegáramos tarde o no.

Jo, él ha conseguido lo que yo quería…Era la última entrada y la tiene ella…Por llegar tarde hemos perdido la oportunidad de entrar y lo ha conseguido él…”

Ahora unimos que hemos llegado tarde a la sensación que hemos perdido una oportunidad soñada, porque hemos llegado fuera de tiempo. Con lo que conlleva que nuestro enfado con la sociedad, que no con nosotros mismos, aumenta a niveles insospechados.

Es que nada me va bien en la vida, es que los autobuses han tenido la culpa que no consiga nada en mi vida…dichosa llamada, hizo que no llegara a tiempo…ya nada será igual..Con las ganas que tenía y había puesto…y por un segundo no lo he conseguido…”

¿Qué tienen en común todas estas reflexiones?

¡¡QUE ESTÁS EVADIENDO TU RESPONSABILIDAD!!

Déjate de tonterías. ¿Qué culpa tiene el número 33 de autobús que hayas llegado tarde? ¿Qué culpa tiene tu madre de haberte llamado cuando hacía 3 semanas que no la llamabas?

NADIE TIENE LA CULPA DE QUE HAYAS LLEGADO TARDE. ¡¡NADIE!!.

Se podría acabar el post rememorando una frase que toda madre dice, para darte la solución a tu problema:

¡¡PUES HABERTE LEVANTADO ANTES!!

Y es así.

Pensamos que cuando tenemos una oportunidad delante de nosotros, un evento, ya que ha llegado a nuestra vida, siempre va a estar ahí para nosotros. Para cuando nosotros queramos, dar el paso y poderlo disfrutar.

Tal como vienen las cosas se van. Nada es para siempre, como bien dice una canción.

Ves desde la otra acera, como tu vecino ha podido elegir las entradas que tú querías. Como por tardar, no aceptan más CV para ese puesto de trabajo que tanto te ilusionaba…POR LLEGAR TARDE YA NO PUEDES ELEGIR, YA NO PUEDES ESCOGER.

Y de bueno volvemos al bucle de defendernos y excusarnos por nuestros actos.

¿Sabes qué te diferencia de esa persona que ha llegado antes que tú? No que haya cogido el autobús antes, sino que empezó antes que tú, el camino hacia su sueño.

Hace unos días me dijo una persona: “Mira por poco no llegué a conseguir una entrada, el límite era el miércoles para recogerlas y por momentos no llegué”.

Le pregunté: ¿Desde cuándo lo sabías que podías ir a recogerlas? Desde hace 2 semanas.

¡¡LO QUE PASA QUE POR DESIDIA, VAGUEZA, MIEDO O VERGÜENZA, NO DAMOS EL PASO HACIA ALGO QUE QUEREMOS AÚN SABIENDO QUE ESTÁ AHÍ ADELANTE… Y LUEGO CUANDO LO DAMOS…LO VEMOS MARCHAR SIN PODERNOS SUBIR A ÉL!!.

Al éxito, le pone la acción. Le ponen los emprendedores, los que dicen SI antes que la oportunidad ha terminado de presentarse en su casa, los que dan pasos por pequeños que sean y no esperan hasta el último momento a darlos, esperando a ver si tienen algo de suerte.

LA SUERTE SE CREA, NO SE ESPERA.

Esto es como cuando hacíamos los exámenes. Esperábamos hasta el último momento para estudiar, porque mientras tanto teníamos los dibujos de las 5 de la tarde, habíamos quedado con los amigos, nos apetecía no hacer nada o era mejor ver pasar la gente por la ventana que empezar a estudiar un examen que era importante.

¿Qué solía pasar?

Que algunas veces aprobábamos con un 5 raspado, resoplábamos y pensábamos:”Por los pelos”, pero la mayoría de las veces…SUSPENSO.

Y de mayores eso nos pasa…

Ni por vagueza, desidia, ni leches, sino por MIEDO, no nos ponemos manos a la obra. Aún sabiendo que tenemos que hacer las cosas, sabiendo que si andamos antes que los demás, llegaremos antes que ellos, ni por esas…esperamos al “A VER SI TENGO SUERTE EN EL ÚLTIMO MOMENTO”.

Nos quejamos de las malditas prisas, pero somos nosotros, quienes nos dejamos llevar por ellas.

¿Y qué hago? Seguro que estarás esperando a que te dé el cómo para transformar tu situación.

A todas las citas que has acudido tarde, se sincero contigo mismo: ¿Realmente querías ir? ¿Has ido por aparentar o sinceramente has llegado tarde por algún motivo en concreto?

Muchas de las citas que llegamos tarde, es porque realmente hacemos cosas que no queremos hacer de verdad. Ése retraso suele mostrar nuestra incoherencia entre lo que hacemos y lo que realmente queremos hacer.

Pero sin embargo si quieres llegar el 1º, no tienes que esperar a que la oportunidad salga, tienes que ir tú a por ella. Las oportunidades se crean, él éxito llega a las personas que hacen las cosas antes de que sean necesarias, no cuando es el último remedio.

¿Quién crees que triunfará, una persona que emprende un camino por ilusión, por motivación, sin importarle las circunstancias, los miedos, el momento que vive sino porque lo siente así o una persona que emprende algo por pura necesidad?

No esperes a que te llamen de esa empresa para dejarle tu CV, no esperes a que salga una subvención para emprender tu sueño empresarial, no esperes a que pongan a la venta las entradas para el concierto soñado, para hacer cola desde ese día en taquillas, no esperes…

El refrán dice: “Quien espera, desespera”… Dale la vuelta a la tortilla y que tu lema sea: “El que desespera es porque siempre espera y no se adelanta”

Basta ya de esperar oportunidades, de esperar que nos elijan para ser felices, de que caigan cosas para empezar a emprender nuestros sueños,

BASTA YA, DESOBECEDE a todas esas mentiras y empieza por ti mismo, LLEGARAS ANTES QUE LOS DEMÁS, TE LO ASEGURO.

 

Alberto Joven :”Luchar, esforzarse, caer, levantarse, y volverse a caer. Es la vida.”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a Alberto Joven

alberto jovenAlberto, es uno de esos jóvenes disruptivos, que no son reconocidos por la calle por sus apariciones en televisión, sus libros o sus extravagancias. Pero es uno de las referencias que tiene nuestro país en el mundo de la empresa y en el de las gestorías de las mismas, principalmente. reconocido por su buen hacer profesionalmente y en su día a día, con quienes lo conocemos.

Podríamos pensar, que es una de esas personas, que teniendo un puesto de trabajo, su vida es tranquila, sin sobresaltos, con sus 8 horas de trabajo, y el resto a la familia. Pero no es así. Así no llegan las oportunidades, así no llega el éxito, la felicidad, el descubrir donde están sus limites.

Alberto, tras trabajar años en una gestoría, ha dado el salto al vacío. Al miedo hay que tenerle respeto, pero nunca dejar que te bloquee, frase que rige su vida. Montó su propia tienda así como también formar parte de una gestoría revolucionaría en Zaragoza, que está triunfando desde el principio. Pero no sólo eso, se da siempre a´los demás, a través de acciones que producen resultados en su entorno, impulsando valores como la solidaridad, trabajo en equipo y transformación allá donde va.

Hace unos días hablé con una persona, que todos los días deja su poso en la sociedad a través de sus acciones y sueños.

GRACIAS  Alberto  por recordarnos que hagamos lo que hagamos, siempre lo disfrutemos, siempre sonriamos, porque siempre acabaremos sacando un aprendizaje de dicha situación, por negativa que fuera.. Podéis conocerlo más a través de  Web, Facebook y Twitter.

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin .

.- Ante una oportunidad en la vida… ¿Qué hacer?

¿Qué es una oportunidad? ¿La buscamos o se nos aparece?

Sea como fuere… Si.

¿Te he contestado? Creo que sí, somos similares.

.- ¿Qué legado te gustaría dejar a la sociedad cuando no estés?

¿Quién es nadie para dejar un legado a los demás? ¿Quién es nadie para decir a otro como debe de hacer las cosas?

La palabra legado, me parece excesiva.

¿Un recuerdo? Una sonrisa, cuando alguien esboza una sonrisa al pensar en ti, es lo máximo que puedes obtener de nadie. Una sonrisa interna o externa… nada más.

La gente te recuerda por cómo eres, no por quien eres, ni lo que has sido.

No obstante, al final me vas a hacer contestar… me gustaría que me relacionasen con el esfuerzo en la vida

.- Con actitud, ¿Cómo se ve la vida?

Como en una montaña rusa (supongo porque no me he montado nunca). De todas formas, solo pienso lo triste que debe verse sin actitud.

.- ¿Qué es emprender? ¿Y qué no es?

Emprendedor… la palabra de moda.

Emprender es levantarse por la mañana y tener la cabeza llena de ideas, llena de proyectos, para ti y para los demás

Emprender es tener fiascos y desilusiones y volver a pensar en crear algo unas horas después.

Emprender es luchar por cambiar tu vida, luchar por vivir de un modo distinto que te sirva para ti y para los tuyos

Emprender es estar de copas y pensar cuantas copas salen de una botella de ron y cuantos hielos caben en una bolsa

Emprender es estar en modo ON todo el día

¿Qué no es emprender? Paso palabra, creo que sería muy duro y me gusta ser claro.

Solo voy a decir una cosa… no confundan ser Autónomo con Emprendedor. Gracias.

.- Cuando ves tu tienda abierta… ¿Qué ves?

Ilusión, satisfacción, reconocimiento interno… ganas de mejorar.

Mi tienda ahora es parte de uno de los quesitos de mi vida. Si no fuera emprendedor, mi tienda sería un punto final, pero se ha convertido en un punto y seguido.

¿Sabes cuál es la mayor satisfacción que me da mi tienda? Saber que tengo una persona allí trabajando que es feliz, y que estoy consiguiendo (Creo) tratarla como a mí me hubiesen gustado que me tratasen en su día.

.- ¿Qué le dirías a una persona que quiere caminar hacia sus sueños?

Que solo se vive una vez. Fin de la cita.

.- ¿Cuáles son los ingredientes para el éxito?

No sé lo que es el éxito. No me gusta el éxito, porque parece que el éxito es un final, y a mí no me gustan los finales.

El éxito para mi es levantarme cada día con la idea de poner en marcha nuevos proyectos, conocer nueva gente, compartir, colaborar…

.- ¿Qué no nos dicen que es emprender?

Ir a la Seguridad Social a por tu tarifa plana de 50 euros y abrir una tienda de cigarrillos electrónicos.

Eso nos dicen que es emprender, pero eso, no es emprender

.- ¿Cómo te gustaría te definieran?

Hombre… sobre todo como una buena persona.

A partir de ahí, tengo mis rarezas y mis “radicalismos”. Lamentablemente, a veces soy de “o blanco o negro”, pero vamos, siempre argumentando el por qué. Soy cabezudico, lo reconozco.

Me voy a mojar un poco más, que contigo hay confianza.

“Un luchador” así me gustaría que me definieran.

.- ¿Qué valores crees que hemos perdido y son indispensables para vivir?

Respeto, no existe. Si tú no piensas como yo, ya no vale lo que piensas, y encima, te insulto.

Educación, estamos cambiando su significado. A medio largo plazo, nuestros hijos tendrán un problema debido a la sobreprotección a la que les estamos sometiendo

Cultura del esfuerzo, se está perdiendo por completo.

Cultura empresarial… si algún día existió para algunos, se les debió olvidar debajo del felpudo de su casa.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad? ¿Y tu palabra favorita?

Ufff… David, que duro.

No sé lo que es la felicidad. No puedo describirlo… te mentiría si fuese capaz de describírtela.

Mi palabra favorita… llámame pesado. Esfuerzo.

.- ¿Cómo se viven los fracasos? ¿Tenemos que jugar también con las expectativas?

Los fracasos no se viven, se sufren. ¿Cómo? No hay ningún manual…

Si tú te pinchas con una aguja, sabes que te va a doler, pero nunca reaccionas de la misma forma al dolor, no sabes cómo reaccionarás… ni tu cuerpo ni tu mente.

Las expectativas, es un intangible. Hay que tenerlas en cuenta… pero no obsesionarse con ellas.

Si yo te preguntara… ¿qué es el infinito? Es lo mismo que una expectativa… nada y todo

.- Después de un sueño… ¿Qué viene?

Otro sueño, ¿qué aburrimiento si no verdad? La vida son sueños, reales.

Objetivos, misión y visión.

Y que la vida siga dando vueltas

.- ¿Es un arte empezar el caminar hacia un reto?

Es un arte terminar ese reto para empezar otro.

Montarnos en un coche sabemos todos… conducir, algunos… llegar al destino, algunos menos. ¿Pero si llegas al destino y no te mueves, para que has ido?

.- ¿Cómo sabemos en lo que somos buenos?

Me haces ser demasiado directo.

Porqué los demás no nos dicen que nos hemos equivocado. Así de sencillo.

La gente no te dirá que eres bueno en algo, te dirá en lo que te equivocas.

.- Una reflexión para los lectores del blog.

“Lo más fácil que hay en la vida, es dar consejos a los demás”

Yo jamás doy consejos, porque lo que a mí me ha funcionado, puede que para otro sea un desastre. No hay dos personas iguales, no hay dos momentos idénticos.

Trabajar, luchar, esforzarse, caer, levantarse, y volverse a caer. Es la vida.

¿Quieres un ejemplo? Los Ñus cruzando en el Masai Mara. Eso es la vida.

 

¡¡Basta ya de rodeos…al grano…!!

Fe es dar el primer paso, incluso cuando no ves toda la escalera” decía Martin Luther King.

eufemismosEstamos sufriendo una gran lacra  y nadie dice nada.

No es que no consigas seguidores para tus redes sociales, no es que la chica que te gusta, sepas que está con otro chico y pase de ti, no es que no te haya aceptado esa solicitud en Linkedin el gurú de turno, que tanto te apasiona.

Por esas cosas nos morimos, dejamos de comer, lloramos, pataleamos como cuando éramos pequeños y no conseguíamos que nos compraran ese juguete que todo el mundo tenía.

En el día de hoy, cosas como esas, para nosotros son la mayor catástrofe que podemos sufrir.

¿Y qué pasa si te dijera que ése es un problema mínimo con lo que realmente nos pasa?

Seguro, que estarás pensando : “No hay nada peor que esa chica con la que estoy todos los días, no me haga caso..No hay nada peor que no consiga superar el número de seguidores o de Likes en Instagram… No hay nada peor a eso, David..”

Si, y lo peor de todo, que los seres humanos lo sabemos, pero preferimos mirar a otro lado.

¿Qué nos pasa?

Que somos seres con patas, que nos relacionamos a través de EUFEMISMOS.

¡¡Y ASÍ NOS VA!!

Eufemismo es “Palabra o expresión suave o decorosa con que se sustituye otra considerada tabú, de mal gusto, grosera o demasiado franca”.

En definitiva, miedo a deletrear lo que queremos o sentimos.

SERES QUE TENEMOS MIEDOS A SENTIR Y A SER.

No estoy diciendo que viviendo sin eufemismo, todas nuestras dificultades desaparecerían, pero sería un gran principio para ello.

Estoy enamorado de ti, pero mis amigos tengo miedo al qué dirán, así que será lo mejor que lo dejemos… No me salen las palabras, no sé cómo expresar lo que me está pasando.. Así que mejor lo olvidamos…Hoy tengo ganas de sentirte toda la noche… Siento que necesito un cambio laboral…”.

Son algunos de los eufemismos que he ido oyendo y recuperando a lo largo de esta semana.

Lo que las personas en realidad querían decir era:

Estoy loco por ti, pero las apariencias y las creencias que tengo me dicen que no tengo que estar contigo porque eres totalmente diferente hasta lo que ahora había vivido y no quiero me rechacen en mi grupo de gente…Tengo miedo a expresar con palabras lo que sé que es así, que tengo miedo a sentir, a dar el paso hacia adelante, porque sé que es nuevo para mí y no sé si podré dominar la situación…Hoy me apetece hacerte el amor toda la noche como si no hubiera mañana y acabemos muertos.. Estoy hasta los webs de mi jefe y siento que no me tiene en cuenta, además siempre he querido montarme por mi cuenta y es lo que pienso hacer..”

¿A qué hay diferencia entre lo que decimos y lo que realmente sentimos? ¿A qué en la 1 situación nos vamos por los cerros de Úbeda y en la siguiente somos más claros que las aguas de las Islas Vírgenes?

¿Y por qué no vivimos en función de la 2 opción?

Porque nos han educado en un mundo basado en la burocracia, en los límites, en el aparentar, que el sentir es de sensibles, tenemos que ser fríos como el hielo; y en el que sabemos que si nos salimos de lo establecido, tendremos un castigo.

¡¡BASTA YA DE ESA EDUCACIÓN, ESOS FORMALISMOS Y DE UNOS LIMITES QUE NO EXISTEN DE VERDAD!!

eufemismosCon esos eufemismos, perdemos la gran oportunidad de sentir, DE VIVIR DE VERDAD, de respondernos esa pregunta que todos nos hemos hecho alguna vez y que cantaba Siniestro Total:

¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos?.

Cuando vamos con eufemismos:

.- Nos perdemos oportunidades de descubrir que hay detrás del Rey Miedo que sentimos. Descubrir talentos que tenemos ocultos, situaciones a experimentar. Un capítulo entero que dedico a él en “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde”.

.- Por aparentar, nos ponemos más mascaras encima, para nunca saber quiénes somos de verdad. Hasta el día que explotemos (si lo hacemos) como Hulk rompiendo la camisa de fuerza que nosotros mismos nos hemos dejado ir poniendo a través de creencias, miedos y demás tonterías, porque era mejor que indagar, expresar nuestras emociones y/o deseos.

.- Perdemos la oportunidad de vivir en el presente, que es lo único que tenemos. Vivimos esperando un “premio” de los demás en un futuro, porque estamos siguiendo las “pautas” que nos recomiendan” y mientras tanto ¿Qué estamos haciendo? Sobreviviendo en el presente.

No te creas ni tú, que estás viviendo ideal si sigues las “pautas” de los demás, porque no lo haces. SOBREVIVES.

.-Somos unos “Finolis- hipócritas que disfrazamos la verdad”. ¿Es que nadie se cabrea como una mona en el mundo? ¿O es que todo el mundo dice que le han elevado la sangre? ¿Es que nadie siente que le apetece tener sexo con esa persona como si no hubiera mañana? ¿O todo el mundo dice que quiere sentir a esa persona?. De pequeños nos enseñaron que por la vida hay que ir siempre con la verdad por delante, y ahora en la “in-madurez”, no lo hacemos.

¿Por qué tantos rodeos a nuestra felicidad y sueños? ¿Por qué tenemos miedo a ser claros?

.- Hacemos la vida más complicada de lo que realmente es.

Sé que muchos mundos creados “artificialmente” se rasgarán las vestiduras con lo que acabo de decir, pero es lo que pienso.

Me llegan emails de muchas partes del mundo, en los que me cuentan, que aún habiéndose “reinventando profesionalmente” no han conseguido los resultados que esperaban o le prometían.

Porque ésa reinvención, es un proceso “químico” como los demás, nos ponemos una máscara más, nos subimos a una moda,  como si fuera un  “bote salvavidas”, y más en momentos de crisis. Pero la pena, que si miráramos dentro de nosotros, si nos quitáramos de mascaras adheridas durante años, si miráramos más dentro que fuera, si miráramos un poco más allá que de nuestro ombligo, veríamos que al lado de ese “bote” tenemos un transatlántico esperándonos, en el cual, la felicidad, la pasión, el vivir, los sueños hechos realidad, la fuerza de voluntad, la motivación son tripulantes del mismo.

Tú eliges.  Pero lo que pasa que no escudamos en los eufemismos, porque en realidad lo que tenemos miedo es al éxito, a la felicidad, a descubrirnos, por mucho que promulguemos esa búsqueda.

¿Cuántos eufemismos rigen tu vida? ¿Por qué? ¿Por qué tienes miedo a ponerle nombre a lo que sientes y quieres?

 

 

¡¡Conviértete en una Marca Pandemia!!

Las epidemias han tenido más influencia que los gobiernos en el devenir de nuestra historia” decía George Bernad Shaw.

vendettaSeamos claros. Cuando vemos en televisión, que hay una nueva pandemia de gripe, pensamos: “Ojala mi empresa se extendiera igual que la gripe…Lo que daría porque mi marca la nombraran en todos los lados, como el Madrid o el Barcelona..”

Todos soñamos con que nuestra marca o empresa, esté algún día en  boca de todos.

¿Pero cómo lo consiguió Pokemon Go o cuando pensamos en comernos una hamburguesa, al instante nos viene a la mente Macdonals?

Son lo que yo llamo, las MARCAS PANDEMIA.

En mi época estudiantil, siempre me acordaré, que el éxito de una empresa, de un producto, se determinaba por:

.- Precio atractivo

.- Y una publicidad diferente.

Pero en los momentos que estamos, tanto los precios como la publicidad, no explican los éxitos fulgurantes de muchos productos, en este mundo interconectado.

Y todavía la gente sigue pensando que son los únicos condimentos necesarios para tener éxito….Porque aunque tengas miles de seguidores en Internet, que es lo más cool en estos momentos… si no entra dinero en tu caja, no se expande tu marca, no se habla de ti, ya puedes ir pensando en dedicarte a otra cosa, mariposa, porque no lo conseguirás.

Por mucho que estemos todos enganchados a Internet, el factor más importante, para expandir tu marca, como una epidemia, es y siempre será, EL BOCA A BOCA.

Pero todas estas cosas que estoy hablando, no solamente se pueden aplicar a empresas, sino también a personas.

Porque internet, Facebook, Instagram, son tecnologías, olvidando que lo que nosotros necesitamos son estrategias, para “infectar” a todo el mundo, con nuestra marca.

Me encantan los libros y personas, que nos “enseñan” a cómo crear un video o una marca viral. Ya puedes creer tú, que tu marca ha nacido para ser más famosa que Donald Trump, que si no la haces viral, que esté en boca del mayor número de personas, por mucho que creas que ha nacido para ello, no lo conseguirás.

La viralidad se provoca, no hace.

A través del estudio que realice para “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” y el siguiente libro que estoy escribiendo, he ido perfilando las características de las MARCAS PANDEMIA.

¿Quieres saber cómo inyectar tu marca en todo el mundo?

1.- Una imagen de producto que los clientes hagan se sientan dignos de tenerlo.

Si tener tu producto no provoca, que los clientes se sientan en otro estatus, olvídate del asunto. Serás uno más siempre. La gente comparte con los demás, las cosas que le hacen aparentar ser diferente a los demás. Te aseguro que no hablarán de tu producto, si lo consideran uno más dentro de la gama de productos que haya en tu campo. Porque lo que la gente quiere, es sentirse diferente. Y en un mundo tan interconectado, lo que hay que hacer son productos, marcas, que produzca asombroso, que sean originales.

Hay que romper los esquemas, que para hacer copias, ya tenemos las fotocopiadoras. Pero seguro que pensarás que no todo, se pueden convertir en asombroso; perfecto, ya tú mismo estás desconfiando de ti y de tus posibilidades.

Rompe esquemas, crea controversia, crea un producto escaso, y empezara la gente a hablar de ti.

2.- Cuánto más piensas en una cosa, más se habla de ello.

Ahora que llega San Valentín, es lo que pasa. Cuanto más piensas en esa chica, que te gusta. ¿De qué estás hablando siempre? De ella. Pues eso es lo que queremos provocar en la mente de nuestros posibles clientes.

Pero estamos muy confundidos, anhelamos tener un éxito con millones de visitas en Youtube, porque creemos que es la única manera de llegar a todo el mundo y alcanzar el éxito. ¿Alguien se acuerda del éxito del Gangma Style después de su baile del caballo? Yo no..

Tenemos que alcanzar un éxito, una viralidad continuada, no eventual. Queremos que hablen de nosotros y si hablan mal, TAMBIÉN. ¿Quién no ha comprado un libro que lo han criticado o han visto un programa de Risto Mejide, tras hablarle una persona de lo cab..on que era? TODOS.

Provoquemos que hablen de nosotros, aunque sea mal.

3.- Compartimos lo que nos importa. Lo que no, lo olvidamos.

marcas pandemiaCompartimos con los demás, lo que nos ha provocado una emoción. Ya puede ser un contenido nefasto, que si para nosotros nos ha supuesto un “NO SE QUÉ”, lo difundiremos en todos los lados, para que toda nuestra gente lo conozca. Compartimos las cosas que nos han provocado una emoción, una excitación o sobrecogimiento.

Seguro que estarás pensando que para provocar emociones, tienes que contratar a un neurólogo, a una agencia de comunicación y a la mano derecha de Facebook… ¿Me puedes decir que no te emociona los GRACIAS que te dan tus clientes? Ahí lo tienes y son gratis.

Provoca emociones en los demás, y verás como correrás como la espuma entre su gente.

4.- Uno empezará y los demás lo imitaran.

Buscando un restaurante en la carretera, ¿Has acabado entrando en el que había más camioneros?. Seguro, porque pensabas que te daría más seguridad y confianza en todos los sentidos.

Somos seres humanos que actuamos por imitación. Si a esa persona le ha ido bien, vamos a imitarla, que no hay problemas. Hemos iniciado una conducta pública, pero hemos pensado en privado.

Ahí es donde tenemos que ir con nuestra marca, a los pensamientos de las personas. Porque cuanta más gente haga lo que soñamos que haga, más normal será considerado el acto y más se expandirá nuestro “virus”.

Se nos proclama y deseamos la libertad, pero acabamos haciendo lo que hacen los demás. Convirtamos los deseos privados de las personas, en anhelos mundiales.

5.- Da valor práctico.

Ya puedes creer que tienes un producto que es la caña, pero si no se diferencia de los demás en algo, sino lo hace diferente. Y esa diferencia, es algo que ayuda a la sociedad…Date por vencido. Si tu producto no ayuda de verdad a los posibles clientes, vete pensando a que dedicarte después que cierres la persiana.

Dar valor a una marca o producto, impulsa a hacer lo que quiere hacer el cliente o animarla a hacer lo que debería. Si no se distingue tu producto, lo único que producirá será aburrimiento. Si no destacas entre la confusión que hay de productos, nombres, colores..Que hay en la actualidad… No te aseguro un futuro muy prometedor.

6.- Envuélvelo en una historia.

Todas las noticias que has visto en el informativo, son historias. Los anuncios de televisión, son historias. Cuando hablas con alguien, siempre sale la frase: “Te voy a contar una cosa que me ha pasado…”

Todo son historias. Y tu marca, tu producto, tienes que envolverlo en una historia. Cuando nos cuentan una historia, prestamos atención e interés. ¿Y es lo que quieres, verdad? Hemos aprendido más de las historias de nuestros padres y abuelos, que de los libros de textos. Una historia tiene más poder de lo que creemos.

Así que recuerda, si quieres expandir el virus de tu marca por todo el mundo, haz algo que los clientes se sientan dignos de tenerlo, envuélvelo en una historia en el que sientan que tienen un valor que los diferencia de los demás productos, que tus clientes los compartan con sus amigos y que haga que todos imiten al 1 comprador.

¿Te atreves a crear la próxima marca pandemia? ¿No quieres contagiar con tu esencia cuando están contigo?

El próximo día 20, sale mi 2º libro “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde“. Si quereis saber más os invito a leer esta  entrevista que me realizaron así como poderlo adquirir. Muchas gracias amigos por seguir el camino juntos.

¡¡El Abecedario del Branding..!!

En esta sociedad en constante cambio, las más poderosas y duraderas marcas se construyen desde el corazón. Son reales y sostenibles. Sus fundamentos son más fuertes porque se construyen con la fuerza del espíritu humano, no a través de una campaña publicitaria..” decía Howard Schultz

brandingAl igual que de pequeños, nos enseñaron el abecedario, para con él, empezar a unir letras, y decir, “La C con la A, CA, la L con la I, LI,…”, creo que tenemos que empezar a juntar letras, cambiar el significado de palabras, para aprender a romper con ellas, los límites que tenemos instalados en nuestro cerebro, que nos limitan en nuestro branding personal como profesional. Haciéndonos ser marcas comunes y no únicas, como somos todos nosotros.

¿Empezamos la usar las letras?

A de Anormal

Eres un anormal. Y tu marca tiene que ser anormal. Basta ya de ser copias baratas del borrego mayor del reino, del guru de turno.

Todos somos anormales. Todos pensamos de manera diferente, todos soñamos de forma única, pero no lo vemos. Vemos marcas, que solo cambian una letra en relación a la marca de moda, que en vez de negro, ponen blanco al logo de moda… Y esa diferencia, ese dar valor, se queda en nada..

Se anormal en todo lo que hagas, en cómo te expreses.

B de Borregos

Ni sigas las indicaciones del gran guru, como borregos, y ni quieras que te sigan borregos. Somos personas, que sentimos, que soñamos y por querer destacar, pensamos que tenemos que seguir como borregos, las indicaciones de personas que han llegado a donde queremos. Pero por nuestra ansia de poder, no queremos que nos sigan personas, sino borregos. Que digan a todo lo que les proponemos Si, sin ninguna contraindicación, sin ningún reparo.

Somos personas, que sentimos, no ovejas que balamos a lo que nos diga el pastor. No estarás liderando sus vidas, los estarás manipulando.

Piensa en personas, no en ovejas.

D de Disrupción

No me cansaré de repetir, que disrupción no es querer matar a Apple, con nuestra web, no es querer destruir a Ford con nuestra idea…Disrupción es ser y querer ser mejor 1% más que el día de antes.

No te puedes dormir en los laureles ni tampoco tirar la toalla cuando no has conseguido lo que querías.

Tienes que ser 1% mejor atendiendo a tus clientes, mejorando tu branding, tu storytelling, tu producto…porque no puedes estar viviendo de rentas ni de fracasos imaginarios.

C de Corazón

El branding tiene que tener corazón. ¿Quieres tener fanáticos de tu marca, como Harley Davidson o Apple? ¿Cómo hacen para que hagan colas días antes del lanzamiento de sus productos? Porque les llegan a su corazón.

Dan amor a sus clientes, saben que quiere su corazón, no su razón.

Da amor, da tu corazón a tus clientes, y ellos te responderán.

E de Escucha

Si tienes un departamento de Atención al cliente y acaban yéndose después de cómo los has tratado, si cuando quedan contigo los amigos para les des tu opinión, haces que les escuchas… Te aseguro, que no hablarán muy bien de ti, cuando se marchen. Y eso sí, no volverán.

Escucha de corazón, sabrás qué necesitan, que quieren en sus vidas, cómo puedes ayudarles y cómo todo ello, te lleva a donde tú quieres.

Escucha y calla a tu ego.

F de Fingir

Mira, no finjas algo que no eres. ¿Por qué? Porque la mentira tiene patas muy cortas. Y en un mundo interconectado, no vayas de algo que no eres, porque te valdrá para un tiempo…pero acabará descubriéndose tu mentira.

Antes se pilla a un mentiroso que a un cojo, nunca lo olvides.

H de Hacer

¿Qué tienes una idea? Pruébala, hazla, lánzate.

Si sabes que puedes hacerlo mejor, aportando más valor de lo que lo hacen los demás…DÉJATE DE HABLAR y HAZ.

G de el Punto G

Todos tenemos un Punto G. Y sueles pensar, que nadie lo tiene donde tú lo tienes, que a nadie le pone a mil, lo que te pone a ti, que eres un raro y mejor no mostrarlo… ¿Sabes qué? Hay mucha gente que le pone lo mismo que a ti. Así que déjate de tonterías, que no eres un rarito.

Tienes que dar a los demás lo que te pone, es tu especialización, es tu pasión..Te aseguro que no eres un bicho raro.

I de Incomoda

Mira, si sabes que quieres romper los límites, vas a incomodar. Porque la gente, no está acostumbrada, ni quiere, la gente se salta del “tiesto”. Pero tú no eres como los demás, tú sabes lo que quieres, a donde quieres llegar, lo que quieres provocar.

Ves de frente, rompe moldes. La gente no quiere rutinas, no quiere lo mismo de siempre, quieren que les dejes con la boca abierta, que griten “Eso es lo que quería”…Así que si te dicen que estás incomodando, mi experiencia dice, que vas por buen camino.

No quieres romper moldes, y no querer fastidiar a nadie..Eso nunca lo conseguirás.

J de Junta

¿Te parece juntar el Canalla con el management? ¿Te parece imposible crear una idea, con un carne y un vestido? ¿Piensas que las vacas purpuras, no triunfarían en el mundo?

Son ideas, que nadie pensaría al unirlas, y que pensaríamos que sería un fracaso antes de empezar… Pero si es lo que sientes, si es cómo eres, si lo estás soñando repetidas veces esa unión…. ¿A qué esperas?

Si es lo que sientes, lo que quieres, lo que sabes que va a ayudar…QUE LOS DEMÁS DIGAN MISA.

K de Kiwi.

Dicen que el Kiwi es bueno para perder peso. Pues eso tienes que hacer tú, con tu Branding. Depura.

Depura a los clientes que solamente te dan mal y no rentabilidad. Depura a los pelotas que tienes alrededor que solamente te dicen lo que haces bien mientras tu facturación no aumenta, depura a los compañeros de trabajo que no concuerdan con la cultura empresarial, depura todo que no sea excelencia y la revolución que quieres provocar

L de La Lambada

Si, no me mires así. Si para ti, todo lo que haces, no disfrutas tanto como bailando la lambada…ESTÁS SIENDO UNO MÁS. Si no sientes que te diviertes dando una conferencia, si tus empleados no sonríen…estás bailando una marcha fúnebre, no la lambada.

M de Miedo

brandingMiedo vas a tener. Miedo al lanzar un producto, al presentar una propuesta empresarial, al escribir un post..Miedo siempre vas a tener al hacer algo que nunca habías hecho, que sabes que te va a llevar a la incertidumbre, a no dominar los posibles resultados..

Abraza el miedo, eso es que te estás superando, que quieres ser mejor, que quieres dar lo mejor de ti, de tu cultura a los demás… Así que hazte amigo del miedo y que te enseñe que hay detrás de esa incertidumbre que te quiere traer a tu vida.

N de No al Compartir.

Por favor, si se te ha pasado por la cabeza pedirle a tus seguidores que compartan tus publicaciones, con un POR FAVOR, COMPARTE, pensando que es lo más… Mira a las personas que tienen millones de seguidores y mira si les piden que hagan eso.

¡¡NO LO PIDAS, ESO ES DE MEDIOCRES!!.

O de Ostentación.

Deja la ostentación atrás, déjate de emperifollar tu marca, tus productos, tus servicios, déjate de tonterías…PORQUE MENOS, SIEMPRE ES MÁS. E ilusiona y motiva.

P de PALMEROS DEL ROCIO.

Cuando empiecen a decirte lo maravilloso que eres, que todo lo haces de muerte, que grande eres, y creas que es cierto, y mientras no has lanzado un nuevo servicio en 4 años…Deshazte de los palmeros del roció que tienes a tu alrededor…solo hacen impedir tu crecimiento, tu superación, tu creatividad… Haz que aplaudan a otro y rodéate de gente que te meta el dedo en el ojo en todo momento.

Q de Qalidad.

Que tu única meta, sea siempre dar calidad, excelencia en todo lo que hagas.

R de Revolución

Como decían Los Héroes del Silencio: “¿Estáis preparados para la avalancha?”. Al igual que todo acto que realices, tiene que estar impregnado de calidad, también tiene que ser una revolución en relación con el anterior, con lo que hace tu competencia…

S de Sapos de controversia

Me encanta la controversia. Es un signo de que vas por buen camino. ¿Qué les “pica” lo que estás haciendo? ¿Qué dicen que es diferente? ¿Qué no lo ven claro? ¿Qué te critican?

¡¡SIGUE, VAS POR BUEN CAMINO!!. Rompe las normas, como tú creas que tienes que hacerlo, no como los lideres dicen.

T de Trolls

Amalos. Son feos, te copian los títulos de las conferencias, los artículos, hasta quieren hacer un blog igual que el tuyo. Son feos, huelen mal, te encantaría llevarlos a “Cámbiame” por las ropas que visten…Pero hacen su función, están ahí para decirte, sigue, que la envidia es el deporte nacional hispano

U de ¿U qué?

¿Para qué hemos venido? ¿Para hacer realidad tus sueños o el de los demás? ¿Nos ponemos a dejar nuestro legado u qué?

V de Valores

Tu marca tiene que tener unos valores. Sin valores, serás como un pollo sin cabeza, siguiendo los dictámenes de los demás, y no de tus valores. Y si los has perdido, recupéralos, por favor. Así te va, como te va.

W de WHAT´s THAT FUCK

¡¡SI, qué coño hice, eso significa!!…Como bien dice Guy Kawasaki, siéntete avergonzado de la 1 versión de tu producto o servicio. Lánzala como éste, dala a probar a tus posibles clientes..Pero no esperes a que estén las condiciones idóneas para lanzar el producto, PORQUE NUNCA LO ESTARÁN..Salta al vacio y mientras vayas cayendo, ve mejorando.

X de XXXX

Crea morbo. Que se tapen los “puritanos” los ojos con las manos, al ver tu servicio, pero entreabran los dedos, para ver como es. Excita a la gente con tus presentaciones. Que griten de placer al probar tu producto, que quieran probarlo de todas las maneras posibles y de lo más indecente hasta la fecha.

Crea algo prohibido, que cree una relación de placer con tus clientes….y a disfrutar.

Y de ¿Y qué?

Sólo tenemos una vida. Si sabes qué quieres, si sabes que quieres dejar tu marca en el mundo..¿Y qué importa lo que digan los demás?

¡¡ADELANTE!!.

Z de Zzzzzz

¿Sabes cuándo dormirás bien? Cuando dejes todos los días tu marca en el mundo. Mientras tanto estarás pensando..¿Qué hubiera pasado si..?

¿Le falta alguna de estas características a tu marca? ¿Cuáles?

 

José Luis Sambeat :”Seguro que siempre hay algo mejor más allá de donde estás”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a José Luis Sambeat.

Jose Luis SambeatEmpezamos el año, con el pie derecho, con la ropa interior roja, y con cientos de propósitos que queremos conseguir…Ahora dime, de los del año pasado, ¿Cuáles has cumplido?

Todo el mundo de cómo cumplir con los propósitos, pero nadie habla, reconoce que ha fallado en el intento. Y uno de esos grandes retos que todos tenemos, es perder peso.

¿Y cuanto dura la dieta? ¿La fuerza de voluntad? ¿Cuántas veces lo has intentado? ¿Por qué esta vez tendría que ser la definitiva? Son algunas de las preguntas, que nos hemos hecho alguna vez, cuando queremos perder peso.

Hace unos días, tuve el placer de hablar con José Luis, nutricionista referente y autor del libro “Coaching Nutricional para tener éxito en tu dieta“. En él recoge a través de su propia experiencia, y la de miles clientes en su Clínica , el método para tener éxito en nuestro reto

GRACIAS José Luis  por recordarnos que para llegar al verdadero éxito, se alcanza con hábitos. Y que antes de empezar un reto, aprender de los errores cometido, para no volverlos repetir.  Podéis seguir su trabajo a través de su Web, Twitter y Facebook.

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin .

.- Si le preguntase a un amigo tuyo, ¿Quién es José Luis?, ¿Qué crees que dirían? ¿Y si se lo preguntase a un cliente?

Si el amigo estuviese delante de mí, diría que soy un pesado, que continuamente estoy buscando cosas distintas para hacer. Que no paró con la cabeza quieta. Que soy cansino.

Pero sí se lo preguntas cuando yo no esté delante, me gustaría que dijesen que siempre estoy buscando acciones y actividades nuevas para pasar un buen rato, y para que la relaciones entre todos nosotros, el grupo de amigos, sean más enriquecedoras. Que generalmente soy callado, hasta que sacan un tema que me apasione y que en ese momento me transformo, a partir de ahí no hay quien me calle. También me gustaría que dijesen que me preocupo por ellos e intento ayudarles en todo lo que pueda.

Los clientes, si son solamente de dieta, creo que dirían que soy un médico que entiendo lo que les pasa y que intentó adecuar mis dietas a sus circunstancias personales, porque él (yo) también soy mi propio paciente, -tengo que cuidarme continuamente para no engordar -. Ahora, sí son pacientes de Coaching, entonces supongo que dirían que muchas veces me comporto como un poco borde, porque no hago más que tocarles las narices hasta que consigo arrancarles un compromiso.

.- Si te digo dieta…¿Qué me dices tú?

Te digo que todos, todos, todos, estamos continuamente a dieta. Todos tenemos que preocuparnos por lo que comemos, aunque no tengamos problemas de sobrepeso. Porque el estar a dieta, es saber cuál es la forma más sana de comer para cada uno de nosotros y es crucial para poder llevar una existencia satisfactoria. Otra cuestión es que unos tengan un problema distinto a otros, como por ejemplo el sobrepeso. En este caso, cuando no queda más remedio que preocuparse de comer para perder esa grasa, es importante intentar que la dieta sea lo más cómoda posible; si tienes que hacerlo, sufre solo lo imprescindible, o mejor aún: disfruta lo máximo que puedas con todo lo que hagas.

.- ¿Es esencial unir corazón, cuerpo y mente?

No es que sea esencial, es que es inseparable. Aunque muchas veces no nos demos cuenta de que las tres van unidas. Muchas veces intentamos cuidar uno de ellos sin reparar en los otros dos y ahí es donde surge el fracaso. Cuando hablas de corazón en esta pregunta, me imagino que te referirás al espíritu y/o a la emoción. Para mí el espíritu es el terreno. Si no  tenemos un terreno perfectamente trabajado, acondicionado  y predispuesto a que en el crezca algo positivo, por mucho que sembremos, nunca conseguiremos una cosecha satisfactoria. Por favor no nos olvidemos de atender a esa zona. Te puedo asegurar que si partimos de un buen estado del espíritu, el tiempo que tardaremos en solucionar cualquier otro problema de los otros dos componentes, cuerpo y mente, será mucho más corto y los resultados más potentes.

.- ¿Qué descubrimos cuando pasamos nuestros límites?

Esta pregunta me trae a la mente una frase que me encanta, la dijo un día Michael Jordan en una entrevista, y creo que era algo parecido a esto: “Cuando un jugador dice que juega al límite,  es porque se pone un límite”. Evidentemente cuando sobrepasamos uno de nuestros límites, nos damos cuenta de que éste  estaba en nuestra cabeza; que nosotros mismos éramos los que nos habíamos querido poner ese freno. A mí, en lugar de límites, me gusta llamarlo metas u objetivos intermedios, que vamos alcanzando y que nos sirven para pararnos y pensar cuál va a ser nuestro próximo objetivo intermedio y qué es lo que vamos a hacer para lograrlo; y llegar a él para de nuevo pararnos para volver a pensar cuál será el próximo objetivo intermedio, y alcanzarlo para pararnos ahí y pensar, etc. Etc. Etc.. Ya te he dicho antes que si preguntases a un amigo mío te diría que soy un cansino.

.- Antes de dar el 1 paso, ¿Qué tenemos que tener presente ante un reto?

Evidentemente, hacia donde lo vamos a dar, en qué dirección vamos a iniciar el camino. Pero por mi experiencia te diré que lo bueno del tema es que casi nunca acabo en el lugar hacia el que me dirigía en el primer paso. De hecho cuando monté mi primera consulta, ésta estaba orientada hacia el tratamiento de enfermedades reumáticas, y hoy vente años después, no trató absolutamente nada de enfermedades reumáticas y hago exclusivamente tratamientos de nutrición. Pero lo más importante es que di ese primer paso. Fue muy duro, me costó  desperezarme, y quitarme de encima la modorra para empezar a caminar, pero si no lo hubiera hecho ahora no estaría donde estoy. Lo verdaderamente importante es empezar a caminar, la vida te llevará donde tengas que ir, pero eso sí disfruta del camino y aprende de cada cambio de dirección que te obligue a dar.

.- ¿Por qué tenemos miedo a aceptarnos y vamos por la vida con máscaras?

Supongo que será por el daño que nos han hecho cuando éramos más inmaduros. Sobre todo en la segunda infancia y en la adolescencia que es el periodo de nuestra vida en la que somos más vulnerables, porque vamos por ella como patos sin cabeza. Somos todo sentimiento, todo altruismo, vamos buscando algo, supongo que la felicidad, pero no sabemos ni que es eso, ni dónde está. Y la relación con los demás es difícil y acaba hiriéndonos. Por eso aprendemos a ponernos las máscaras, para protegernos. Pero yo creo que la verdadera madurez, o el síntoma que te indica que ya eres maduro, es que eres capaz de quitarte ese antifaz cada vez con más frecuencia, porque tu carácter y tu personalidad ya son tan fuertes que es más difícil que te hagan daño cuando te muestras tal y como eres.

.- Con ganas, ¿Qué ganaremos siempre?. ¿Sólo la motivación es importante para llegar a la meta?

Si por supuesto la motivación es lo más importante para llegar a una meta. Pero la motivación te viene como consecuencia de muchos otros factores que se aúnan, y que juntos te dan esa patada en el trasero para que inicies ese trayecto maravilloso hacia tu objetivo. Esos otros factores son, el conocimiento, la capacidad de emprendimiento, el inconformismo, el deseo, y sobre todo la pasión que seas capaz de poner en aquello que inicias.

.- ¿Qué le dirías a ese “antiguo José Luis”, que era comedor compulsivo?

Jajaja. Ya me gustaría a mí, ya, que hubiese dejado de ser un comedor compulsivo. No, sigo siendo un comedor compulsivo. Me gusta comer, y mucho, quiero decir que me gusta mucho comer y que me gusta comer mucha cantidad. Pero a ese José Luis qué sigue siendo adicto a la comida, y que ha conseguido, a pesar de ello, perder todos los kilos para encontrarse actualmente en su peso perfecto, le diría, y le digo: Enhorabuena tío. Has sido capaz de lograrlo – aunque tú creías que no podrías- tan solo tenías que encontrar las herramientas adecuadas para poner tu mente en predisposición a llegar a tu meta. Aprende de todo ello y por supuesto  no abandones la lucha de mantener ese estado de salud tan espléndido en el que te encuentras ahora mismo.

.- ¿Qué nos lleva a tirar la toalla ante la 1 caída en un reto?

La falta de fe. Considerar que no somos capaces de llegar hasta donde nos hemos propuesto. Muchas veces por la gente que nos rodea, pero en la mayoría de los casos por ese pequeño tirano auto boicoteador que tenemos dentro de la cabeza, que nos viene de serie, al nacer, a todos y cada uno de nosotros y cuya única misión en la vida es frenar todos los intentos que iniciamos para abandonar nuestra zona de confort y de esta forma alcanzar un estado superior de lo que sea. Es incómodo esforzarnos, y esa frase que todo el mundo ha dicho alguna vez en su vida, pero que muy pocos se paran realmente a cuestionar y desmentir su significado  “más vale malo conocido que bueno por conocer” es toda una filosofía de los perdedores.

.- ¿Qué es lo que realmente nos debe motivar para perder esos kilos de amor que nos sobran?

Jose luis sambeatEl amor a nosotros mismos por supuesto. Hay mucha gente que no se quiere nada, es más yo creo que se odia. Que odia toda su vida, y todo lo que la rodea. Son víctimas, pero siempre van a seguir siendo víctimas, porque es lo que les gusta. Están continuamente echando la culpa a los demás de todo lo malo que les sucede. Cuando me encuentro a alguien así en mi camino siempre les digo “Si no te gusta el  mundo, pues a que estás esperando para hacer algo que lo haga cambiar”

.- Cuanto más te das a los demás ¿Qué recibes?

Agradecimiento. Sobre todo agradecimiento. Siempre he pensado que ayudar a los demás, en el fondo es una forma de egoísmo, porque la emoción que te devuelven te hace sentir fantástico. Desde el punto de vista estrictamente personal cuando eres capaz de hacer algo que pueda cambiar en positivo, aunque sea mínimamente, la vida de otro ser humano, mejorándola, realmente lo que sientes es que eres útil, que sirves para algo y que no estás puesto aquí por la “autoridad” simplemente para verlas pasar. Para mí esto es una forma increíble de dar sentido a tu vida. Yo creo que siempre recibes mucho más de lo que das.

.- ¿Cuál es tu palabra favorita? ¿Y tu concepto de felicidad?

Inconformismo. Nunca debemos conformarnos con lo que somos, con lo que tenemos, con lo que nos rodea, si nos conformamos nos acomodamos, y si nos acomodamos, estamos muertos. El otro día hablando con una amiga, salió en la conversación el tema de las prejubilaciones y hablamos del cambio de vida que han experimentado nuestros conocidos que se han acogido a esa situación. Los dos coincidimos en que, aun siendo personas jóvenes todavía, aquellos que se han acomodado y no han buscado ninguna otra inquietud de tipo intelectual han ido poco a poco deteriorando su aspecto y sobre todo su mirada de una forma alarmante. Hablas con ellos y ya no ves en sus ojos esa chispa que asomaba cuando su vida tenía algún sentido, aunque su trabajo les quemase, pero entonces ansiaban por lo menos el objetivo de jubilarse y disfrutar tranquilamente de su existencia. Pero a mí me da la sensación de que, curiosamente, los que ya lo han logrado y no han buscado otra meta en la que volcarse han envejecido prematuramente.

Mi concepto de felicidad es estar rodeado de gente feliz. Tengo un hijo estudiando en Barcelona, otro de Erasmus en Holanda; hace dos días vinieron a casa de nuevo para pasar estas fechas. Comimos todos juntos, sin televisión y sin móviles. Hacía cuatro meses que no estábamos todos. En un instante determinado de la comida, mientras ellos seguían hablando y contando sus experiencias y haciendo risas de todo lo que les había pasado, fui pasando la mirada de uno a otro de los miembros de mi familia y comprobé lo felices que eran en ese preciso y precioso momento. Ahora sólo de recordarlo tengo los ojillos un poquito chisposos, jejeje siempre seré un sentimental. Aquella comida fue un “chorreton” de felicidad, y no por lo que comimos, que también estaba muy bueno –no olvides que soy un comedor compulsivo- sino por las emociones agradables que todos estábamos lanzando a los demás.

.- ¿Qué pregunta debe tener presente una persona, antes, durante y después de un reto?

En el libro  incluyo dos dinámicas para que los pacientes las hagan al principio, antes de comenzar el proceso de pérdida de peso, y para que las repasen y lean  todas las semanas mientras estén inmersos en él. Son dos listas de 20 respuestas a dos preguntas que les hago y que ellos deben rellenar, y que son: ¿Para qué quieres perder peso? Y ¿Qué conseguirás cuando pierdas ese peso? Ante cualquier reto las preguntas serían las mismas. Primero ¿para qué quieres iniciar ese camino, que va a suponer sacrificios? Y sobre todo ¿Qué vas a conseguir cuando alcances tu objetivo? Yo además les recomiendo que se visualicen constantemente, siempre que puedan, como va a ser su vida una vez que han logrado lo que se propusieron.

.- ¿Qué has aprendido de los mejores?

Cuando veo, o leo la vida de los mejores, de los triunfadores, en lo que más me gusta recrearme es en los momentos en los que, a lo largo de su trayecto hacia el éxito, se han caído. Y sobre todo descubrir la determinación de la que han hecho gala para levantarse de nuevo, aprendiendo de esa caída y buscando nuevos recursos para seguir hasta conseguir su meta final. Es un ejemplo importante. Pero también aprendo de los peores, de aquellos que no son capaces ni siquiera de levantase de la silla y dar un primer paso, de aquellos que se acomodan, que se conforman. Aprendo lo que no se debe hacer porque siguiendo un poco su trayectoria al final te das cuenta de lo triste que es muchas veces su existencia.

.- ¿Qué importancia tiene el foco y las distracciones en la consecución de un sueño?

Es que yo creo que si el sueño es lo suficientemente importante eres incapaz de alejar tu mente y tu foco de él. A veces llega a ser algo incluso obsesivo. Es cierto que a veces el cansancio, o las circunstancias personales y necesarias de tu vida, o de tu trabajo te hacen momentáneamente apartar tu mente de tu ilusión, pero yo estoy convencido que todo triunfador permanece todo su tiempo, o todo el tiempo del que disponga, centrado en cómo va a salvar los obstáculos que se va a encontrar en su recorrido hasta llegar a su sueño. Si no es así creo que el sueño no es lo suficientemente importante como para merecer la pena ese esfuerzo.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Apasiónate con lo que haces. No te conformes. Seguro que siempre hay algo mejor más allá de donde estás. Es cierto que ahora puede que tu circunstancias sean muy agradables, muy bien, disfruta de ellas pero que eso no te lleve a quedarte anclado ahí; siempre podemos mejorarlas.

Intentar ver la vertiente positiva de todo lo que nos ocurre y disfruta de lo que te rodea. Uno de los ejercicios con los que “obligo” a los lectores de mi libro que siguen el proceso  es la de concluir todos y cada uno de sus  días escribiendo  en sus páginas cada noche, antes de acostarse, algún hecho que les haya sucedido durante esa jornada y que le recuerde porque ese día ha merecido la pena vivir. Algo que, cuando transcurran unos años y se acuerden de este momento de hoy,  les producirá, pasado ese tiempo,  sin que ellos sepan cómo, un movimiento en la comisura de sus labios,  haciendo que cada una de ellas se desplace hacia arriba levemente. En resumidas cuentas acordarse de ese momento  les hará sonreír.