¡¡Quiero Amores Canallas!!

“Mi amor, dices que no hay amor a menos que dure para siempre. Tonterías, hay episodios mucho mejores que la obra entera”.

¿Y si transformáramos el amor de los príncipes y princesas de Disney por un Amor Canalla?

Seguro que estarás pensado en aquel Canalla que no te ha vuelto a mandar un mensaje tras una noche de pasión, aquella canalla que te dio el teléfono y acabó siendo el número de otra persona…

No estoy hablando de ese amor canalla.

Tampoco estoy hablando de impulsar la práctica “de cama en cama y ninguno se lo lleva”.

En una sociedad donde el hablar de lo que uno siente, de sus deseos o de lo que no quiere en frente de otra persona, está visto como “de raro”. La práctica de cama en cama, solamente nos está mostrando, lo vacía que tienes tu vida. Por no hablar del miedo que tienes a ser y a decir lo que sientes y quieres en tu vida, así como la falta de comunicación sincera, con la otra persona.

No estoy hablando de ese concepto de amor canalla.

No estoy hablando de un método para encontrar a la pareja perfecta para ti. No estoy hablando de un método para que solamente con una mirada caigan rendidos a nuestros pies.

El ser humano busca método para todo.

Método que nos lleve al éxito, en cualquier campo. Métodos que nos lleven a la cima, sin el menor esfuerzo y con el éxito asegurado. Y que no tengamos que mostrarnos lo que sentimos, lo que queremos, no vaya a ser que podamos mostrar algún síntoma de debilidad o de coherencia ante el mundo.

NO QUIERO MÉTODOS, YO SOLO ACEPTO EN MI VIDA AMORES CANALLAS.

Personas que por miedo a sus sentimientos están con otras personas, con otros trabajos cuando realmente sabiendo lo que desean, miran a otro lado esperando que su “locura” se acabé por pasar algún día.

La felicidad no es aparentar cumplir los dictámenes de la sociedad. La felicidad es cumplir tus valores.

Pasiones que solamente digan Si a todo tipos de emociones y situaciones. Porque estarán diciendo Si a la vida, estarán diciéndose SI a sí mismos. Toda situación está delante de nosotros por un algo, un motivo que no sabemos, un aprendizaje que necesitamos incorporar a nuestra vida y por miedo a las posibles consecuencias, acabamos diciendo NO. Creyendo principalmente, como excusa, que no era para nosotros

Situaciones que sintamos que adentrándonos en ellas, la vida será eso, VIDA. Pero como nos han dicho que “por ahí no debemos ir”, que nos atengamos a las consecuencias. Decidimos ser “buenos”, que no chicos “malos”.

Trabajos que no sean trabajos, sino diversión. Y solamente se cumplen cuando hemos dado el paso, anteriormente, de mirarnos al espejo y responder a la pregunta: ¿QUÉ QUIERO EN MI VIDA?

Trabajar no es esforzarse, llorar, “acordarnos del árbol genealógico” de nuestro jefe todos los días o “robar” material de la oficina. Trabajar es una herramienta que nos servirá para dejar esa huella que queremos dejar en el mundo. Ese algo, que cuando no estemos, haga que se acuerden de nosotros.

El trabajo no es algo de fichar, calentar y bolígrafos caído cuando es la hora en punta.

Un trabajo canalla tiene que hacerte evolucionar, tiene que divertirte y tiene que hacerte ser cada día más creativo y crítico con la realidad. Y no algo tedioso, que los domingos por la tarde en  vez de pasión produce pavor.

Quiero pasiones canallas, que me hacen sentir que he exprimido el día como si fuera el último. ¿Es que alguien sabe qué pasará mañana? Yo todavía no tengo el carnet de “adivino oficial”, así que exprimo el día como si fuera el último de mi “bono” aquí.

Pasiones que me hacen llegar a eso que creía que era mi “limite”. Que me hace ver cosas que no había visto y descubrir que los errores, solamente son situaciones en las que “todavía” no he conseguido llegar a la meta. Porque eso son los errores, “todavía” en los que no has llegado a tocar con toda la mano tu sueño.

Pequeños “Noes” que te dicen que sigas adelante, que estás en el camino correcto.  Pasiones que te han enseñado más durante el periodo que han durado que toda la escuela y universidad que hayas podido vivir.

Pasiones que me hagan ver el miedo no como un enemigo, sino como un profesor. Un profesor que te dice que sigas adelante, que saltes, que si estas en el camino, tienes que hacerlo, que no hay marcha atrás. Bueno si, a la oscuridad, al gris, y a ser uno más. Y sabes que no eres así.

Pasiones que me hagan sentir, que todo lo viejo, lo rutinario, puede llegar a ser siempre nuevo. Simplemente mirándolo con otros ojos, desde otra perspectivas. NO desde de la que nos dicen que debemos mirarlas, como así se ha hecho siempre.

El “para siempre”, tiene fecha de caducidad, teniendo la única certeza, que el ahora, es lo único que podemos vivir y exprimir.

Sólo quiero pasiones canallas en mi vida, que me hagan ver que venimos a vivir y no a sufrir.

Quiero pasiones canallas, que me hagan ser dueño de mi mismo y no victimas a través de un papel que nunca quise interpretar.

Quiero pasiones en mi vida, que me hagan ver, que soy mucho más que unas expectativas puestas en mí. Que me hagan ver, que tengo toda la vida por delante, para seguir asombrándome de lo que es capaz yo, como protagonista de mi vida.

Por favor, introduce más pasiones canallas en tu vida. Hemos venido a ser, no fotocopias hechas por el mismo patrón.

¿Y tú qué pasiones quieres en tu vida? ¿Hay pasiones canallas en tu vida? ¿Cuáles?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” en este enlace.

Anuncios

¿Qué quieres ser de mayor?

El mayor error del ser humano, es intentar sacarse de la cabeza , aquello que no sale del corazón” decía Mario Benedetti.

Como dice mi editor, me gusta ser un poco “malote”.

Creo que hay que “sacudir” a esta sociedad, y el único método para hacerlo, es hacerle pensar a través de las preguntas.

Después de la Universidad o del gran máster que hemos realizado, pensamos que ya no nos podemos hacer preguntas, porque ya sabemos todo.

Pero ahora me gustaría hacerte una pregunta:

¿QUÉ QUIERES SER DE MAYOR?

Seguro que tendrás ganas de responderme cosas como:

“Mira estoy muy contento como estoy para pensar en el pasado… No me hagas pensar que si pienso, seguramente no gustara lo que veo…Esa pregunta se la hago a mis sobrinos para que ver que sueños tienen, pero pobres ilusos, los sueños nunca se hacen realidad…”

¿Qué te ha venido a la mente con la pregunta que te he hecho?

Como hemos podido observar, en la edad “inmadura” cuando nos hacen esa pregunta, :

.- O contestamos: “Déjate de chorradas y sigamos adelante”.

.- O en la soledad de nuestro cuarto o despacho, nos acordamos de que queríamos ser de pequeños. Dándonos cuenta que eso quedo atrás y que la ilusión en la madurez, es para los locos.

En todo proceso de Brand o coaching, me gusta empezar la misma pregunta:

¿Qué quieres ser de mayor?

Me importa muy poco la posición que puede ocupar, su lugar de procedencia o los números de la cuenta corriente que tiene.

Dependiendo las caras que pone la persona, sé si está VIVIENDO o SOBREVIVIENDO en la vida, en su empresa.

Cuando la persona o empresa, responde: “Hombre teníamos el sueño de ser… pero era eso, un sueño… Ahora estamos haciendo…” La mayoría de las veces acaban confesando que no se sienten a gusto haciendo lo que hacen, o lo hacen porque querían “satisfacer” los deseos de alguien.

¿Y qué pasa cuando responden: “Era una persona que tenía la ilusión de ser….y aunque los demás me decían que era imposible o una locura…Lo intenté y aunque no lo conseguí estoy haciendo cosas parecidas o lo tengo como un hobbies”

En el 1 caso, es una persona que esta sobreviviendo mientras la 2, está viviendo la vida.

¿Qué estamos haciendo cuando pensamos que es una pregunta de locos?

.- Pensar que los sueños son imposibles de alcanzar.

.- Que los locos son eso, locos. Que piensan que lo imposible es posible de alcanzar, mientras no piensan que hay circunstancias con las que hay que lidiar. Y los sueños son eso, sueños.

.- Que más vale tener contentos a los demás, que no a uno mismo, porque las consecuencias son como mínimo el ignore..

(Nota: Nunca diré que puedas conseguir subir al Everest, con vértigos y 30 kg de más, pero SI, te des la oportunidad de ir hacia él, siempre siendo coherente con tus condiciones y el momento presente. Así como que no todos seremos Messi, no todos podremos ser Ferrán Adría ni ser tan graciosos como Matías Prats).

¿Pero que ocurre en las personas y empresas que se preguntan, que quieren ser de mayor?

.- Los sueños están en la vida por un PORQUÉ. Eso que no te deja dormir, que te pone nervioso cada vez lo nombras o lo ves, tiene un porqué. Pero para descubrirlo tienes que ir hacia él, no haciendo oídos sordos a sus cantos de sirena

.- Saben que somos personas en plena transformación. No estás etiquetado por los títulos que tengas, el puesto que hayas alcanzado o la situación que tengas. Todos los días ocurren cosas a tu alrededor que te hacen ser “diferente” a como eras el día anterior.

Esas situaciones te hacen descubrir cosas de ti, que no sabías. Talentos dormidos con los que realmente disfrutas y ayudas a los demás.

.- Saben que el miedo es un amigo y no un enemigo. Que la creatividad es ver la realidad desde diferentes perspectivas, no a través de un curso “exprés” o un “vendehúmos”.

Todos tenemos miedos, ABSOLUTAMENTE TODOS. Pero nos aleja de la excelencia, de la innovación…En definitiva de saber quiénes somos el miedo al qué dirán, el miedo no ser aptos para ese nuevo sueño.

Desde luego que haces caso al miedo, te aseguro que eso que piensas que no lograrás a pesar de todas las condiciones del mundo, para hacerlo, no lo harás.

Ser creativos para ellos, es ser uno mismo. Es decirse Si a lo que sienten, sueñan y quieren. Mandando a “freír espárragos” a la rutina, miedos y a los “qué dirán”.

¿Te das cuenta como una simple pregunta, que nos hacían de pequeños, puede determinar nuestra felicidad, éxito en la madurez?

Tanto personas como empresas, vivimos continuamente avergonzados.

Preferimos:

Mejor el miedo que el alma.

Mejor la rutina que la incertidumbre.

Mejor la infelicidad que la felicidad.

Mejor llorar en silencio que dar un paso adelante.

¡¡BASTA YA!!

A partir de ahora, el 1 de Enero transforma ese ritual de retos que el día 3 de Enero vas a desechar, por preguntarte, como en las revisiones trimestrales de objetivos de tu empresa:

¿QUÉ QUIERO SER DE MAYOR?

Y responder:

QUIERO SER CANALLA.

Porque ser Canalla:

.- Por muchos productos que tengas en tu empresa, sabes que siempre tienes que hacer más, para llegar a más. No puedes dormirte en los laureles. Siempre llegara alguien que lo haga mejor que tú.

.- Lo imposibles es una palabra que no cohíbe sino alienta a ser mejor que el día anterior.

.- La felicidad es ser uno mismo. Es irse a dormir sabiendo que has hecho y dado todo lo que había dentro de ti, no dejando nada en el tintero por miedo.

.- Es ser siempre un niño, con los ojos abiertos. Sin prejuicios ante lo que vive y siente. Sabiendo que has venido a vivir, no a sufrir. Que has venido a disfrutar haciendo lo que sientes, no a disgusto con lo que no quieres.

¿Y tú qué quieres ser de mayor? Date la oportunidad de intentarlo.

Deja de preguntártelo, y te aseguro que empezarás a morir en vida.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

¡¡La vida es como una montaña rusa!!

“Los momentos largos y costosos de subida son la antesala de que lo mejor está por llegar

Siempre he relacionado mi cambio personal y profesional, con la montaña rusa.

Desde pequeño siempre les tenía pavor. Veía a la gente divertirse, gritar, mojarse con las atracciones… Todo genial, todo muy bien, pero era superior a mis fuerzas.

No podía subirme a una de ellas.

A día de hoy, reconozco que con esa actitud estaba sobreviviendo, NO VIVIENDO.

Sigo sin montarme en una montaña rusa y el día que me monté en los troncos de agua, dejé a mi padre que estaba delante de mí sordo de los gritos que pegaba.

Pero emprendí un viaje alucinante, dirigir mi propia vida. Y con ello mi propio sueño.

Ya no estaba viendo sobreviviendo, creyéndome seguro de vivir sin sobresaltos y no las emociones que veía que disfrutaban los demás. Empecé a VIVIR.

Pero en este mundo tan “happy”, vemos a los demás disfrutar y pensamos que siempre será igual. Creemos como nos dicen las películas de la 4 la tarde o las revistas “fashion” que todo será de color de rosa, siempre gritando y con una sonrisa de oreja a oreja.

Lo que pasa, que no nos enseñan la trastienda.

La vida, como emprender un sueño, es una montaña rusa llena de emociones. Viaje que no sabemos dónde nos llevará ni que emociones nos encontraremos por el mismo.

Aunque hasta ahora todos los viajes que hemos realizado, han sido acompañados por nuestra pareja, amigos, familiares o compañeros de trabajo, este viaje, tenemos que subirnos al vagón, en SOLEDAD.

Nosotros tenemos que ser quienes vivamos el camino. Por el camino nos encontraremos gente, se bajaran del vagón, se llenará más que el camarote de los hermanos Marx, pero tenemos que ser nosotros mismos quienes pilotemos el vagón.

Nadie puede ni podrá hacer el trabajo por nosotros. Nadie podrá vivir lo que nosotros debemos y queremos vivir, desde el momento nos subimos al mismo.

¿Y ahora resulta que subiendo la cuesta para empezar el viaje empezamos a sentir MIEDO y PREOCUPACIÓN? ¡¡Esto no nos lo habían dicho!!

Y no creas que tras subir esa cuesta, ya desaparecerá esa sensación que tienes, siempre te acompañará.

¿Por qué?

Porque estás haciendo que hasta ahora no habías hecho. Tienes miedo a las consecuencias, a que no salga como tú esperas, a no llegar al destino soñado…

Aún a pesar de tener cualidades de sobra, para realizar el viaje, estás preocupado. Y si te falta alguna, durante el camino las aprenderás.

Te PRE-ocupas porque no sabes lo que te espera. Pero en el fondo es tu “ego” es el que te dice dentro de ti: “Déjate de locuras, que estabas muy bien como estabas antes”.

La PRE-OCUPACIÓN es el camino entre “lo calentito estaba en el sofá” y “ que bien estaré donde sueño estar”.

Y como llevabas tiempo, dejándote llevar “por la corriente llamada sociedad”, hasta ahora no habías sufrido ninguna caída ni sobresalto.

Ahora ya no están los demás, para levantarte, para decirte “tranquilo que tienes el puesto asegurado”. Has decidido no hacer lo que ellos esperaban de ti, así que te han dejado “ de lado”. Y eso produce una inseguridad, que hasta la fecha no habías sentido.

Antes de bajar la cuesta, ya quieres bajarte. No estás viviendo las emociones que te habían anunciado en el curso o en el libro, que ibas a vivir.

Antes de empezar “lo bueno” ya estás desanimado.

Se ha parado la atracción.

¿Qué ha pasado?

Que aún tienes la oportunidad de bajarte o de disfrutar de verdad, lo que hay detrás de esa cuesta. Todo depende de ti.

¿Qué hacer?

1.- Siempre recuerda tu PORQUÉ

Te has subido al vagón por un motivo.

Si es algo parecido a ser “influencer”, disfrutar los beneficios de un “speaker” de moda, un motivo que no sea provocar un bien a los demás, a través de tu talento, de lo que te apasiona, te aseguro, que te intentarás tirar del vagón cuando empiece a coger velocidad o haga una vuelta de 360 grados.

2.- Siempre COMUNICACIÓN.

Sobrevivimos porque no comunicamos lo que sentimos o queremos. Vivimos cuando no nos importa ni el qué dirán ante nuestras emociones.

El ser humano dicen que está hecho de agua y hueso. Pero yo creo que falta un ingrediente en esa mezcla, LAS EMOCIONES.

Queramos o no, sentimos. Y la vida son emociones.  Pensarás que habrá buenas y malas, pero todas tienen una cosa en común, nos enseñan QUÉ nos pasa y nos muestran la realidad.

Así que por lo tanto, siempre comunícate durante todo el camino, lo que sientes y no. Forman parte de ti. Una emoción te bloqueará o impulsará, todo depende de ti.

3.- Autocontrol.

Igual que los condones sirven para protegerse de posibles sorpresas, tú mismo tienes que ser tu propio condón ante las emociones, imprevistos, decepciones y éxitos inesperados.

Normalmente cuando conseguimos algo, nos dejamos llevar por la euforia. Que es el principio del comienzo de un ego desmesurado y del vivir de “las rentas”. Pero cuando pasa algo que creemos no poder liderar o digerir, el papel de víctima se nos da de maravilla.

Control. No estoy diciendo que nos volvamos fríos. Si no que siempre pisemos tanto en terreno fértil como en arena movedizas, lo hagamos con serenidad.

¿Dónde queda la confianza?, te preguntarás.

La irás encontrando en todo Si que te digas y digas. En cada respuesta que observes ante una situación novedosa. En cada paso que des cuando antes te hubieras bloqueado.

La confianza la irás encontrando en cada situación que superes.

Es ahora que la atracción siga su camino. Es hora de tomar una decisión.

De bajarte o seguir en el vagón esperando aprender y disfrutar de todo lo que el viaje te depara.

Estas son algunas de las emociones que te esperan si optas por VIVIR tu vida, por emprender tu sueño.

¿Por qué opción optas?

Puedes comprar “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

¡¡Si la envidia fuera tiña…!!

La envidia es el sufrimiento de los que nunca alcanzaran a ser nuestros verdaderos amigos

“Si la envidia fuera tiña… ¡Cuántos tiñosos habría!”

Una frase que he oído tras comentarle una mujer a otra sobre su moreno de piel y lo poco que se le veía últimamente.

En un mundo en el que parece que las emociones no existen. En los que hay que obviar al miedo, en los que la incertidumbre la vamos a salvar con una lista de “deberías hacer…”, en los que solamente nos debemos guiar por el amor,…. LA ENVIDIA EXISTE.

Todos lo hemos sido en algún momento de nuestra vida, TODOS.

Envidia de nuestros hermanos porque reciben más propinas que nosotros, envidia de nuestros primos por esos bocadillos que les dan, envidia de nuestros amigos que ligan más que nosotros o envidia de ese compañero de trabajo al que has ascendido y aún nos estamos preguntando qué ha hecho para alcanzar ese puesto de trabajo con el que nosotros soñábamos.

TODOS HEMOS SENTIDO ALGUNA VEZ  LA ENVIDIA…

Pero no podemos gritarlo a los 4 vientos, porque pensaran que somos malas personas, que menuda educación habremos recibido o cualquier cosa que le dé por decir a la persona que nos ha escuchado…

Así que por lo tanto, todos hemos envidiado alguna vez a alguien pero como en los documentales de la 2, nadie lo dice que lo ha sido.

Pero como bien dice el refrán, titulo de este post, si la envidia fuera tiña…ya te puedes imaginar que estampa veríamos todos los días por las calles…

Como toda emoción, tiene su lado negativo como positivo.

EL negativo, es:

.- El rencor.

.- El papel de víctima. Lanzando a todo aquel que te quiera oír, improperios, lloros, gritos y preguntas al aire, tipo: ¿Qué hecho yo para merecer esto?

.- Una energía que desperdicias y no enfocas donde deberías hacerlo.

Sé que ahora estarás pensando, “Venga David, dime por qué la envidia puede ser buena, porque no me lo creo”.

Para que una envidia produzca beneficios en nuestra vida, tenemos que empezar por ACEPTARLA.

Vemos a ese amigo con la chica que te gustaba, a esa “petarda” subiéndose a escenarios preguntándote qué ha hecho para conseguirlo, a ese vecino que tiene una racha de suerte que ni en una película de Disney…

Los envidiamos, los criticamos, pero eso sí, nunca aceptamos que tenemos envidia… NUNCA ACEPTAMOS QUE NOS ENCANTARÍA SER NOSOTROS QUIEN NOS GUSTARÍA ESTAR EN SU PAPEL.

Es mejor criticarlo, que dar un paso adelante reconociendo nuestras emociones y todo el camino que luego vendrá.

Me da igual que lo haya conseguido por lo legal o lo criminal (si hay alguna vez que no entiendes cómo lo ha hecho, pero ya ves, ahí está,), PERO aceptarlo supone que no has hecho todo lo que está en tus manos para llegar a ese sueño.

¿A qué pica? Lo sé.

La envidia es poner el foco en los demás, cuando tendríamos que ponerlo en nosotros mismos y reconocer: ¡¡PUES SI, NO ME HE ESFORZADO LO SUFICIENTE!!

Aceptar nuestras emociones, es empezar a ver la realidad desde OTRA PERSPECTIVA.

Es empezar a darnos cuenta, que si no hemos llegado hasta donde queríamos, (que a lo mejor no era el momento para ti), es porque no pusiste toda la carne en el asador.

Y no me valen: “Que lo hice, que lo intente… pero es que….”.

Si una persona ha llegado antes que tú, es que se podía hacer. Ha invertido mejor el tiempo que tú, o se ha movido mejor que tú… Lo que sea, pero lo ha hecho.

Aceptar que eres un envidioso, te ayuda a darte cuenta, que si de verdad querías, tenías que haber puesto más la carne en el asador.

Y después de ver la realidad, ¿Qué hacemos?

Leí hace unos días que había que dar las felicitaciones a esa persona que lo había conseguido. Seamos claros, ESO NO LO HARÁ NADIE. Y si lo hace, será con una sonrisa más falsa, que los billetes de 250 Euros.

Preguntándole a lo mejor te dice cómo lo ha hecho, te enseña alguna fórmula que no sabías o quizá te confirma que no ha llegado hasta esa cima “por método no éticos”.

Si no sabes, si no preguntas, la envidia irá en aumento, tu cabreo, rabia o frustración… Si sabes, como hemos visto, te abrirá los ojos tanto para ver cosas que no veías, como para confirmar cosas que sentías.

Así que tras aceptar que sientes envidia, que no es lo mismo que ser un envidioso, investiga como buen periodista a la pregunta: ¿Cómo lo ha conseguido?

Tras saber CÓMO, es la hora de ponerte en acción.

Si sabes qué tú también puedes llegar hasta donde ha llegado esa persona. Si sabes que puedes hacerlo aún incluso mejor y cómo lo ha hecho esa otra persona….

¿A QUÉ ESPERAS?

Es tu momento. Ya tuviste una oportunidad y la perdiste. Ahora la vuelves a tener de nuevo..

Todo depende de ti.

Como hemos visto, una emoción que todo el mundo, la ha sentido y siente, pero no lo reconoce, nos puede ayudar a alcanzar nuestras metas.

La próxima ya sabes, utiliza toda la energía que esa envidia te está dando y focalízala hacia tu meta y no hacia tu odio.

A ver si tras este artículo, transformamos el final del refrán:

“Si la envidia fuera tiña…todo nos iría mucho mejor”.

¿Te apuntas?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace

¿Cómo jugar mejor tus cartas de la vida?

Gran parte del dinero que ganarás al póquer no procederá de la brillantez de tu juego, sino de la ineptitud de tus oponentes” decía  Lou Krieger.

He aprendido más a través del póker últimamente que en algunos cursos o libros de referencias mundiales.

Creo que una buena clase de póker, nos enseñaría muchas cosas de nosotros y ayudaría en la vida, más que otras cosas que creemos que son imprescindibles en nuestra vida, y no sirven para nada.

¿Qué es el póker?

El croupier  (la vida), te reparte dos cartas, al igual que a todos tus compañeros. De ti depende como jugarlas. Durante la partida, la banca, te va dando nuevas cartas/situaciones, en las que si quieres ganar, tendrás que apostar.

Pero no estás solo, tienes a tus compañeros de mesa. En la vida pueden ser, tus compañeros de trabajo, amigos, o simplemente gente que lucha como tú, por un sueño.

Pero lo que distingue a este juego son dos cosas:

.- No es un juego de suerte, solamente.

.- Es un juego de constancia.

Podríamos pensar que al ser un juego de cartas, no ganaremos si no tenemos mejores cartas que nuestros rivales.

En la vida, nos han enseñado que tenemos que ser mejores que los demás, sacar mejores notas para alcanzar, tener los mejores títulos, lo mejor de lo mejor…

¿No conoces a nadie, que a pesar que las circunstancias decían que no era posible, con una sola carta, una sola acción, se llevó el éxito?

Seguro que si. Personas que dijeron SI, cuando los demás, por miedo, por no arriesgar, teniendo mejores cartas que ellos, no lo hacían, llegando a perder la oportunidad de alcanzar sus sueños a pesar de estar mejor preparados que el que dijo SI.

La vida muchas veces se gana y otras se pierde, por solo una carta.

No importa las ganancias a corto plazo cuando lo importante son las de largo plazo.

Somos personas, que si no alcanzamos el éxito al primer intento, tiramos la toalla. Pero si nos damos cuenta, en el póker, en una mano podemos perder un montón de fichas, pero en la siguiente recuperarlas con creces, llegando mano a mano, a la final.

Podrás perder una batalla, pero todavía no habrás perdido la guerra.

Nos hacen creer, que la vida, es un juego con información perfecta. Que no podemos tomar una decisión hasta que no tengamos todos los datos al respecto. Y hasta jugamos a “tarotista”, creyendo imaginar cuanto habremos facturado dentro de 5 años a través de un plan de negocios, o cuantos seguidores tendremos en nuestras redes sociales.

Y aunque nos digan que a través de ser empáticos, descubriremos cómo siente, como piensa, qué intenciones tiene nuestro contrincante…Te aseguro que NUNCA podrás saberlo al 100%. Quizá intuirlo, quizá con el paso del tiempo puedas saber, por experiencias anteriores, como puede actuar, pero siempre te puede sorprender.

Así que tanto en el póker como en la vida, nunca jugarás en tus manos con la información perfecta.

No lo harás, porque la vida es incertidumbre.

Y es en el miedo, en el no saber donde pisar, en qué hacer, donde desarrollamos habilidades como:

La paciencia.

Tan denostada en estos momentos de la vida, en la que si no consigues algo AHORA MISMO ya te consideras un fracasado. El póker, como la vida, te enseña, que todo llega cuando nosotros queremos, sino cuando tiene que llegar. La paciencia te ayuda a desarrollarte, conocerte, y disfrutar de un camino, que hacías hasta la fecha con el piloto automático puesto.

Foco y concentración.

Cuando estamos viviendo, que no sobreviviendo, estamos focalizados en lo que queremos hacer y sentir. Absolutamente concentrados en el camino, en la planificación así como recuperando la motivación cuando la hemos perdido

Cuando estamos a lo que es tamos, estamos focalizados y concentrados. ¿Y lo demás? Ya puede caerse una silla que ni nos enteraremos.

Así como la paciencia, el foco, concentración, la disciplina (se persistente y constante hacia un objetivo, cuando estamos jugando con nuestras cartas, tenemos que saber que la energía no es ilimitada.

Tenemos que saber que habrá días, que el cuerpo nos diga basta, y necesitemos recargar pilas. Es imprescindible hacer paradas, observar a tu alrededor, la perspectiva, y seguir adelante.

Y si, hasta en la vida, nos encontramos con faroles.

Pensamos que hay gente que tiene grandes cualidades, cartas en su haber, títulos o que nos ayudarán a resolver ese problema que tanto nos apesumbra, pero nos acabamos dando cuenta, que en el fondo son un “vendehúmos”.

No creas que con aparentar, tienes la vida resulta. Como te he dicho, podrás ganar una batalla, pero sabiendo los demás, que no eres lo que aparentas ser, el “chollo” se habrá acabado.

Si, en el póker también es un juego de suma 0, uno gana y el otro pierde, como en los negocios, o cualquier otro juego de cartas, pero no hagas lo que no te gustaría te hicieran a ti, como norma.

La vida, nos va dando cartas, y depende de nosotros el cómo jugamos con ellas.

El póker te enseña:

.- Que hasta con una sola carta, puedes ganar la batalla. No anheles el póker cuando quizá esa carta que tienes tumba a todos tus contrincantes.

.- El éxito es cuestión de foco, constancia y gestión de tu energía.

.-La empatía, el conocer los gestos de los demás, ayuda, pero nunca creas que podrás llegar a conocerlos al 100%. La vida siempre te da sorpresas.

.- Todo depende de ti. Todo depende de cómo uses tus cartas.

.- A qué no está todo perdido si has perdido una batalla, siempre quedará la guerra por vencer.

.- Necesitarás un poco de suerte, pero llegarás a la meta, con la maestría de la experiencia, del aprendizaje constante

Pero hay una cosa que me gustaría que no olvidare que el póker me ha enseñado. Habrá manos en las que sentirás que no jugaras, en las que no lo ves factible..Pero en la mano que sientas que SI tienes que hacerlo, LUCHA porque si no tendrás todas las papeletas para morir el 1º de todos.

Moraleja: No juegues en todas las manos de la vida, pero en la que juegues, hazlo para GANAR.

Os recomiendo el libro de Leo Margets: “Juega bien tus cartas. En la vida y en los negocios

¡¡El método A.T.P.C.!!

“Las más crueles mentiras son frecuentemente dichas en silencio” decía Robert Stevenson

Hoy tengo el honor presentaros un método innovador que la Nasa me ha nombrado como la persona responsable en todo el mundo que lo dé a conocer.

El método se llama A.T.P.C.

¿Cuál es su significado?

A Tomar Por Culo.

Seamos claros, TODOS, alguna vez hemos dicho o hemos deseado decirlo. Mandar  a alguien o alguna situación:

A TOMAR POR CULO.

O lo peor de todo, hemos querido hacerlo y por ciento de “excusas”, no lo hacemos.

A través de este método, que podrás aplicar en todos los ámbitos de tu vida, tanto personal como profesional, tiene un propósito en concreto:

LIMITAR EN TU VIDA, TODO AQUELLO QUE SABES QUE NO TE HACE BIEN.

Sabes que no nos gusta, que nos hace mal, que no podemos con esa situación, pero como te he dicho anteriormente, por el qué dirán, por el qué pasará…. Seguimos aceptando que este en nuestra vida, para luego estar quejándonos de la vida tan “mala” que tenemos.

Pues si queremos decir con la cabeza alta, sonriendo ( aunque los demás no se lo crean o crees envidias), que estas orgulloso con tu vida, como está yendo la misma, coge papel y bolígrafo:

.– Fijar límites

Fijar límites en tu vida, no es de una persona egoísta.

Simplemente sabes lo que quieres en la misma, y todo aquello que no esté dentro de esos parámetros, lo dejas fuera.

Si no ponemos, estaremos aceptando que los demás nos puedan dominar, que sus ideas son mejores que las nuestras, que sus “buenas intenciones” nos llevarán por donde ellos quieren y no por donde nosotros sentimos que tenemos que ir.

Fijar límites, es decirte Si a ti mismo.

.– Ajustar tu sistema de detección de señales

Porque es un amigo, nuestros padres o nuestra pareja, muchas veces, esos límites, esa intimidad, esos valores, son “mancillados”. Sea quien sea, por mucha amistad, amor que tengas, si intenta superar los límites, sus “inaceptables”, RESPETATE SIEMPRE Y DI “NO SIGAS POR AHÍ, NO TE VAYAS A LLEVAR UNA SORPRESA”.

Tus límites son tus límites, y sea quien sea, los tiene que respetar. Ser un defensor acérrimo de ellos y siempre alerta.

.- Cuidado con la búsqueda de aprobación.

“¿Tú crees que hago bien poniéndole limites? ¿Tú crees que he hecho bien? ¿No me abre pasado, verdad?”.

Cuando estamos haciendo algo por 1 vez, siempre hay dudas. Y cuando hay dudas, siempre preguntamos a nuestro círculo más cercano, si estamos haciendo bien.

¿Te digo un secreto? Es falta de confianza en ti mismo, en tus posibilidades en un ámbito nuevo. Es algo normal.

Pero los demás, como tu cerebro intentaran quitarte la idea de la cabeza. Querrán que sigas siendo el de siempre, y te dejes de tonterías.

Respétate y empezarán a respetarte. Respétate y solo necesitarás tu aprobación.

.– Bajar los niveles de tolerancia

Aceptamos casi de todo.

Aceptamos que nos griten, aceptamos que nos digan lo mal que vamos vestidos, aceptamos que nos digan que se metan con nosotros, aceptamos que no nos respeten… Pero todo porque no te respetas a ti mismo.

Se un acérrimo defensor de tus límites, de tus valores y no aceptes menos, del listón que tienes.

.- No dejarte intimidar

Como te he dicho, cuando vean que dudas, te intentarán “comer la moral”. Querrán que te olvides de tus valores, que no valen la pena, que estabas mucho mejor como estabas antes.

Has tomado una decisión, y se consecuente con ella. ES TU VIDA, TU FELICIDAD, ERES TÚ. Y a quien no le guste que no mire.

.- Evolucionar.

Cuidado con las comodidades peligrosas.

Porque tengas tus limites, porque tengas tus barreras, porque sepas lo que quieres y no lo que no aguantas, no quiere decir que si al cabo del tiempo, te encuentras “sólo”, sin “amigos” con los que hablar, sigas con las mismas rutinas.

Al o mejor has hecho algo mal.

.- Mantener la elegancia

Defiende tus valores, con elegancia.

Nunca te rebajes a los niveles de las personas que te quieren intimidar o que te olvides de tus NOES.

Más vale un desprecio a tiempo que un lamento por mucho tiempo.

.- Ignorar lo inútil y reír de lo serio

Siempre he pensado que reírse de una mismo, que tomar toda situación seria con ilusión, risa, se lleva mucho mejor el camino a recorrer.

Y lo que te parezca inútil en tu vida, ignóralo. Te aseguro que no has perdido el tiempo. Ahora eres tú y no te hacen falta en tu vida. Ignora y sigue.

.- Escoger un tipo de soledad particular y disfrutarla.

Con el método A.T.P.C estás escogiéndote.

En esta vida, donde esperamos que los demás nos elijan, estamos siendo nosotros mismos, quienes nos elegimos a nosotros mismos, como 1 opción.

Será un camino duro, la gente no te entenderá y habrá momentos de soledad.

Pero una soledad beneficiosa, porque te ayudará a conocerte, a disfrutar del presente, aprender del pasado y saber qué futuro quieres a partir de ahora en tu vida.

Una soledad, que será el principio del comienzo, de tu felicidad. Te lo aseguro.

¿Has querido incorporar el método A.T.P.C alguna vez en tu vida? ¿Por qué no lo haces? ¿Cuál es el apartado que más fallas? ¿Por qué?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” en este enlace.

¡¡10 Noes que tienes que decir en tu vida!!

“Todo lo que siempre has querido está al otro lado del miedo

En nuestro abecedario tenemos una palabra de 2 letras, que tiene el poder de ser la catalizadora de nuestra transformación.

¡¡N-O!!

Durante la infancia, es la palabra más repetida que todo niño oye:

No hagas esto, no hagas lo aquello, no respondas así, no trates así a tu hermana, no te toques los pies antes de comer, no vengas más tarde de las 8 que vienen visitas a casa…”

Tantos noes, ya no sólo durante nuestra infancia, como durante nuestra juventud (no fumes en el baño, no te encierres en tu cuarto, no me respondas así…) y durante la edad “inmadura” (no te vayas con los amigos, no digas eso delante de los amigos, no pienses eso de mis amigas…), hacen que nos sintamos retraídos, pensando que todo aquello que nos dicen que no hagamos, es lo mejor para nosotros, por nuestra salud personal y mental.

Cuando oímos NO, nos retraemos, sabemos que no tenemos que hacer eso que nos han dicho ya que las consecuencias serán nefastas para nuestro estatus dentro del “rebaño social”

Durante años siempre pensaba así. Todo aquello que me decían que no podía hacer, era malo para mí. Aceptar lo que ellos me decían y no querer ver más allá de lo que me decían, me reconducía, hacía un integrante de la sociedad “ejemplar”.

Pero aquél día que empecé a escribir este canal en el que hablamos los dos, empecé a usar el NO, no como los limites que los demás me imponían, sino como los limites que YO imponía.

Para empezar a quitarnos el disfraz de “ciudadano ejemplar” y empezar a usar nuestra “propia ropa” debemos a empezar nuestros propios límites, y para ello debemos integrar el NO, en nuestro vocabulario.

A continuación, te adjunto alguno de los NOES más importante que puse en mi vida desde aquel momento y que me han dado más beneficios que dolores de cabeza.

.- NO ME IMPORTA LO QUE DIGAN LOS DEMÁS

Ante toda acción, ya puede ser una decisión beneficiosa para nosotros, que nos “pre-ocupa” más lo que puedan sentir, creer los demás que nuestros propios beneficios. Tomando en la mayoría de la ocasiones, la decisión que más deje contento a los demás que a nosotros mismos.

Estamos escogiendo el camino que los demás quieren, que creen que menos daño nos haría, ¿Y nuestra opinión? ¿Nuestros sueños? ¿Nuestras ilusiones? ¿Dónde acaban? Saliendo por la ventana con nuestra confianza.

TÚ ESCUCHA A LOS DEMÁS, PERO LA ÚLTIMA DECISION TIENES QUE TOMARLA TÚ. ES A TI A QUIEN TIENE QUE SATISFACER, ES TU VIDA, NO LA DE LOS DEMÁS.

.- NO A LAS RELACIONES SIN NINGUNA PERSPECTIVA

Mira a tu alrededor. Y se sincero. No me creo que todas las relaciones que tengas, te alienten, te motiven y te hagan ser mejor. No me creo que todas las relaciones que tienes, de mucho tiempo, siempre rompan la rutina, siempre te sorprendan, siempre aprendas cosas de ellas.

Si tienes relaciones así, y aún cuando te llaman, sabiendo que son así, quedas con ellas. Es hora de decirles NO.

La vida es cambio, es progreso, es avance. Es gracias por los momentos vividos, guardarlas con cariño, pero hay otro tipo de personas te aportan más en estos momentos.

.- NO A LOS DICTADORES

Todos tenemos personas, que de forma victimista te decían:”Hazlo por mí, ya que me queda poco tiempo…Hazlo por mí, que soy tu familia… ¿Cómo no vas a venir? No sabes lo mal que me sentaría que no lo hicieras…Con lo málico que estoy, no me hagas este feo..Intenta ser como yo que ya ves que bien me ha ido…”

Personas que a través de la lástima, la compasión, de sus creencias (respetables), quieren dirigir nuestra vida, por soledad, para compartir con ellos su mala suerte o depresión..

ES HORA DE DECIRLES ADIOS. TÚ ERES EL ÚNICO QUE DIRIGE TU VIDA. SERÁS MÁS FELIZ SIN ELLOS, TE LO ASEGURO.

.- NO A LO PRECONCEBIDO

¿Quién dice que algo no se puede hacer? ¿Quién dice lo que está bien o mal? Pero luego bien queremos innovación en nuestras vidas, pero eso sí, no te salgas de lo establecido, de lo “normal”.

Lo establecido, lo estableció alguien hace muchos años. La vida cambia, las cosas se transforman, y para ello, tenemos que “deshacer” las normas, para avanzar, para alcanzar cimas no conocidas hasta la fecha.

Lo único que puedes establecer en la vida, es lo que tú quieres conseguir, lo que quieres alcanzar.

Lo preconcebido tiene que ser en función de TUS CREENCIAS, no de las de nadie que se cree con más poder que tú

.- NO A LA DESMOTIVACION.

Acepto y viene muy bien, que puedas tener un día de desgana, que te apetezca hacer como Homer Simpson tu marca en el sofá. Pero no digas que estas desmotivado nunca, lo que pasa que no estás enfocado en lo que sabes realmente que tienes que estarlo.

Nunca estarás desmotivado si estás haciendo lo que realmente quieres hacer.

.- NO A LOS “VENDEHUMOS”

No te dejes llevar por los “vendehúmos”, por aquellas personas que te regalan los oídos o te dicen que en 90 días “reformaran” tu negocio llevándolo al éxito.

¡¡TE LLEVARÁN SI, AL PRECIPICIO!!

Los milagros los creas tú, no bajan del cielo o están en el 4º Derecha.

.- NO A LA MENTIRA

¿Qué ganas mintiéndote? ¿Qué ganas sabiendo que te están mintiendo y siguiendo la relación? La vida son 2 días y 1 lo pasamos con quejas y lamentos. Basta Ya.

Basta de ya de aguantar ruidos del exterior cuando dentro de ti hay una sinfónica esperando que la escuches para tocar la mejor de sus piezas, tu vida.

.- NO AL PASADO NI AL FUTURO

Quieras o no tienes una cosa segura, que vives en el presente. Es en él donde comienza y termina todo. Todo depende de ti.

.- NO ERES UNA OVEJA BLANCA.

Eres tú, especial, único, con talento, con dones que nadie tiene más que tú. Pero tampoco te creas el rey del mambo, vale? Somos únicos, diferentes, y no por destacar, dejes de hacer las cosas como sientes que tienes que hacerlas.

No eres uno más, eres un lobo dispuesto a comerse el mundo.

.-NO al NO

Basta ya de poner limitaciones, basta ya de decirnos NO a nosotros mismos, por miedo a sentir, a ser nosotros mismos, a no darnos la oportunidad de vivir, cuando en realidad estamos sobreviviendo.

El NO “MALO” nos limita, nos hace seguir la estela de los “demás”. ¿Pero es qué nosotros sabemos que somos como los demás, o somos únicos?

El NO “BUENO”, te alienta, a romper los limites, a remover conciencias , a descubrir que hay detrás de ese miedo, a demostrar que las cosas se pueden hacer de otra manera .

Estos mandamientos se resumen en uno

.- Decirte SI a ti mismo.

Cuando dices NO a cosas que sabes que te limitan, bloquean o no te dejan avanzar, te estás diciendo SI A TI MISMO.

Te estarás dando el mayor regalo que un ser humano puede recibir durante su vida. Te lo aseguro.

¿Cuántos noes oyes al cabo del día? ¿A qué debes decir NO y siempre acabas claudicando? ¿Por qué?

Si queréis aprender a decir NO más a menudo, os recomiendo “El poder del No. Una pequeña palabra que te dará Salud, Abundancia y Felicidad”

 

JP.Candela:” Soy un chico de la calle que ha cumplido su sueño”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a JP.Candela.

Lo vemos cerrar la famosa fiesta que tiene David Guetta en Ibiza todos los veranos. Recorrer el mundo con su caja de música,  ser imagen de marcas españolas mundialmente conocidas, ser aplaudido por miles de personas en los festivales que se organizan alrededor del mundo, productor de hits mundiales, como su último “Morenita”…

¿Pero cómo se llega hasta donde está él? ¿Es tan bonito como lo pitan, el éxito? ¿Qué obstáculos ha tenido que saltar para llegar hasta donde está ahora?

Esas y otras preguntas más, le realicé a JP.Candela. Uno de los grandes exponentes internacionales que  España tiene en la música electrónica.

GRACIAS JP por recordarnos que los sueños se hacen realidad a través de la pasión y perseverancia. Que no tenemos que depender sólo de la varita mágica de la suerte, aunque de vez en cuando se requiera. Por recordarnos que es la familia el pilar de todo y aprender en todo momento de nuestros mentores, queriendo ser siempre mejor que ayer y no esforzarte por un motivo efímero. Podemos hacer realidad nuestro sueño de convertir nuestra pasión en nuestra actividad diaria, y con la felicidad por compañera.

Puedes conocer más el trabajo de JP a través de Facebook, Twitter e Instagram

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin

.- ¿Quién eres?

Muy buena pregunta. Yo creo que soy un chico de la calle que ha cumplido su sueño.

.- ¿Y cómo se hacen realidad los sueños?

Para mí la constancia, el trabajo y la ilusión son básicos. Sin ellos no consigues los sueños.

Yo no creo que una “varita” haga realidad tus sueños, que hay algo más, detrás siempre.

La suerte es una pequeña parte que debe estar en tu vida. Pero como te he dicho, creo que la constancia, la ilusión, el trabajo son totalmente básicos.

.- ¿Qué le dirías a ese chico que empezó hace 20 años, si lo tuvieras enfrente de ti?

Le diría que aproveche cada momento, porque las cosas buenas no están siempre en tu vida y que hay que aprovechar todo lo que pasa para ser más feliz.

Por ejemplo este tour que estamos realizando junto a Seat, para mí es algo maravilloso. Creo que una marca española, apueste por españoles es lo que debería siempre en este país. Yo creo que falta mucho esto, Se apoya mucho al internacional y muy poco al nacional.

Me ha hecho muy feliz, que además BBF junto a Seat, tengan en su imagen a un artista nacional, Ya era hora.

.- ¿Qué has aprendido de tus mentores, con la gente que trabajas?

Para mí, el mentor real que tengo es David Guetta.

Para mí David guetta es muy humano. Para ser el artista más importante que ha dado la música electrónica, no lo tiene nada asumido. Es un tipo muy normal, muy ilusionado con su trabajo.

Que un tipo a las 3,30 de la mañana, en plena sesión suya, te pregunte a ti, sobre que sentía yo sobre la música actual y cómo era mi sentir, me dice que es un tipo que le importa lo que hace, tiene ilusión por lo que hace, aunque sea una persona que haga lo que haga, va a funcionar.

Y para mí el truco es ése, no creerte nadie, sino hacer tu trabajo.

Si estás ilusionado, si sigues trabajando fuerte, es mucho más fácil que si te crees alguien y te olvidas de esa motivación y trabajo hecho hasta entonces.

Es difícil llegar, pero ya mantenerte es lo más difícil de todo

.- ¿El éxito debe cambiarnos?

El éxito ayuda a que aumente la gente a la salas, que haya reconocimiento…Pero el éxito no debe cambiarte en tu vida normal. Debes seguir siendo Jorge en tu vida normal.

Eres JP.Candela, cuando son las 12 de la noche y vas camino del club. Pero siempre intento ser Jorge, todo el tiempo que puedo, sino es una locura.

Una vez, David Guetta, yendo de viaje me dijo: “Intenta ser el mejor DJ, el más bueno, pero no intentes ser una estrella de pop, porque se te acabará la vida. Yo pasé de ser DJ a estrella del pop y mi vida no es igual. Ya no puedo estar en ningún lado, es un agobio.”.

Es importante mantener tu vida personal y tu afán de superación siempre.

.- Cuando alguien te felicita por una creación o una sesión, ¿Qué piensas?

Lo que pienso es que lo que hago, vale para algo. El esfuerzo que estoy poniendo, las horas que invierto… valen la pena.

Un trabajo de oficina es de 8 horas, y no pasa de ahí. Pero el mío es de 8 a 8, en cualquier momento, te puede llamar un manager, se te ocurre una idea o tienes que salir de viaje.. Sé que no tengo un horario, son 24 horas pensando en mi trabajo.

Si, tiene una parte positiva, que estoy haciendo el trabajo que quiero. Reconozco que soy un afortunado, pero aunque a veces quiero desconectar, mi móvil suena igual.

Es una locura pero cuando alguien te da las gracias por una canción o una sesión, sé que todo esfuerzo vale la pena.

.- ¿A qué le das gracias todos los días?

Yo le doy gracias a mi familia y a mi pareja que me tiene que aguantar todos los días. Reconozco que no soy fácil y también a mi equipo. A mis hijos de los que no puedo disfrutar tanto como podría hacerlo cualquier otro padre.

Son al final el pilar de todo. Pero principalmente a mis padres.

Yo ahora mismo tengo 43 años, pero imagínate hace 23 años cuando les dije a mis padres que quería ser DJ. Me miraron y me dijeron que yo tenía que estudiar, que tenía que hacer algo serio. Yo les dije que DJ era algo serio. Les convencí para que me pagaran un curso de producción, un curso de sonido, que en esos momentos valía un pastón y dejándome hacer lo que quería.

Yo creo que ahora pueden estar orgullosos de mí, pero en esos momentos no entendían nada.

.- ¿Cómo nacen tus producciones?

Yo creo que es algo innato ya. Yo siempre digo que cuando estoy en el coche, oyendo música y oigo un simple sonido, comento que es la canción tal de hace 20 años.

Me pregunto cómo puedo recordar, canciones de 20 años, simplemente por un sonido, por una nota.

De tanto escuchar música, viene por ahí. La tienes metida en la cabeza. Te salen las ideas sin querer.

También tengo que reconocer que tengo a mí alrededor un gran equipo de música, de managers musicales que también ayudan mucho.

Hay días por ejemplo que estás en el estudio y no sale nada, y de repente haces BOOM. Tienes que llamar corriendo al músico, para que haga tal acorde y quedar al día siguiente con él.

Por ejemplo, mi última creación surgió escuchando canción popular colombiana, de la artista Camargo. Nos pusimos a trabajar en el tema, lo pulimos un poco con Robbie Rivera, productor de Miami y surgió.

Las buenas creaciones son en función del momento. Si estas en bucle, no salen,  con esa frescura de las buenas canciones.

.- ¿Qué quieres ser de mayor?

Quiero seguir siendo feliz.

Poder disfrutar del tiempo que no he podido con mi chica, mis hijos y mis padres. Vivir tranquilo.

Me he propuesto que con 50 años, cambiar el ritmo de trabajo a nivel tour. Y con esa edad, seleccionar muy bien, aunque ya lo hago, los sitios a donde voy. Par así disfrutar mucho más de todos de quien me rodeo

.- ¿Y qué crees que dice tu marca?

Eso lo tiene que decir los demás. La verdad que no sé que puede pensar la gente desde fuera.

Yo creo que la gente puede pensar que soy una persona bastante seria respecto al trabajo, que me gusta mucho elegir muy bien los lugares a donde voy. No me gusta ir por ir y esa forma de trabajo, de cuidar mucho donde voy, gracias a las recomendaciones de Marc mi manager, antiguo manager de Pacha, me ha hecho diferente dentro de mi estilo.

Si que al principio me hizo perder muchos trabajos, desestimando ofertas de lugares donde debería estar. Pero al final me ha venido bien porque he llegado a lugares donde otra gente no ha podido llegar.

No es que me considere un pijo, sino es la gestión de mi marca. Si quiero llegar a un club de Berlín, es más fácil que me vea a través de un club de Paris, que no en uno de una ciudad pequeña de España. Eso es lo que he intentado cuidar siempre.

La gente no cuida su marca, y creo que es esencial

Durante la conversación llegó su pareja, Kris, y estuvimos hablando cómo es estar con una persona tan reconocida.

.- ¿Cómo es estar con una persona de tanto prestigio?

O sigues su ritmo o sigues su ritmo. Tiene una vida que no para. Un día está en Barcelona, el otro en Ibiza, hoy en Zaragoza, mañana Madrid y al día siguiente Valencia.

Tienes que acoplarte a él. No es un trabajo normal de 8 horas en el que puedes acoplarte los horarios. Aquí eso, olvídate. Pero no pienses que en invierno se tranquiliza, porque en invierno se suele marcha a Asia.

Cuando puedes lo acompañas y cuando no, no. Pero tienes que dejar un poco de lado tu vida por él.

Yo hablando con mis amigos, dice JP, sé que es un poco jodido vivir mi vida, y no la suya. Esta dejando de realizar su sueños, por acompañarme. Y eso que ella también es DJ.

Apostilla Kris, pero ya no solo es seguirlo de viaje. Sino también las redes sociales, los contratos, las llamadas, los emails, su creatividad, los vuelos, la preparación antes de una sesión… Es un trabajo que de 24 horas. La gente piensa que todo es súper bonito, que todo el día estamos de fiesta, pero no ven o quieren ver todo lo que hay detrás de una relación así.

.- ¿Por qué se nos instruye en la consecución obsesiva del éxito?

La gente se cree que el éxito es una cosa y están totalmente confundidos.

La gente se cree que el éxito es salir en la tele, ser guapo o tener un coche de lujo. Creo que hay a día de hoy, mucha gente que es famosa, cuando en realidad es famosilla, famosa de 1 mes.

Es un personaje, que ha puesto sobre todo la tele, pero que no tiene ni oficio ni beneficio.

El famoso real es el que trabaja para llegar a algo. Es un cocinero, un actor, un escritor, .. Que trabaja en lo que le gusta, que no trabaja para ser famoso y si eso le llega es por su trabajo, constancia, no por querer ser famoso

El éxito es la consecuencia del trabajo. No te esfuerzas por ese propósito, sino por la superación tuya propia, porque cada día siempre luchas por ser mejor que el día anterior.

No considero a una persona famosa, porque vaya a la tele a buscar pareja. ¿Estamos tontos o qué? ¿O es que dentro 10 años me voy a acordar de ti simplemente por eso?

.- ¿Consideras que haces arte?

Eso espero, eso intento.

No sé si a los demás les gusta o no. Yo creo que la música es arte.

.- ¿Cuál es tu palabra favorita?

Libertad

.- Una reflexión para los lectores del blog.

Vive para ser feliz, trabaja en lo que te gusta, disfruta de tu gente y no creas que nada es imposible. Todo lo podemos conseguir si realmente quieres.

 

 

¡¡Activa los hábitos y activaras el éxito!!

No te preguntes qué puede darte la vida, sino qué puedes dar tú a la vida” decía Viktor Frankl

Has decidido poner el contador a cero.

Has comprendido que cuando nace un nuevo día, el pasado se convierte en eso, en pasado. Que tienes por delante un nuevo día lleno de oportunidades que tienes que exprimir.

Has aprendido que no eres tu pasado, que eres tu presente. Y por lo tanto, has decidido emprender un nuevo camino, un sueño que llevaba tiempo dentro de ti.

Y has decidido que te vas a comprometer a ello, hasta las últimas consecuencias. Hasta la fecha te habías comprometido con muchas cosas, pero siempre acababan por no suceder o no llegar a ver si pudiera ser verdad o no.

¿Por qué?

Porque te has comprometido en función de los deseos de los demás o por no “salirte” de las expectativas que tenían los demás sobre ti.

Ahora las cosas han cambiado, te comprometes PORQUE ASÍ LO SIENTES TÚ.

Apuestas por ti, APUESTAS POR TU DON, POR LO QUE TE APASIONA

No te consideras un superdotado, pero te has dado cuenta, que hay algo que los amigos te piden que les ayudes.

ESTAS SOLUCIONANDO UN PROBLEMA A LOS DEMÁS

Eso es la verdadera concepción de emprender. No montar un holding que le quite el puesto a Amancio Ortega (si tiene que ser ese tu propósito, ya llegará), pero el verdadero propósito de emprender, es solucionar los problemas a los demás, AYUDAR A LOS DEMÁS. Ya que como tú nadie lo hace.

Te das cuenta, que el verdadero éxito empieza dentro de uno mismo, no acaparando followers, comprando locales o yendo a eventos a repartir tarjetas. El principio del comienzo empieza en ti. Al hacer las cosas de otra manera, tu actitud es otra.

Emprender es apostar por ti mismo. Otra gente has visto “caer” por el camino y no entendías por qué.

Es fácil, porque habían apostado por modas, por cosas que creían que les haría llegar cuanto antes al éxito a ganar un dinero que les hacía falta. Habían apostado por un éxito efímero y fugaz, cuando en verdad, si hubieran apostado por lo que sentían, por lo que mejor se les daba, hubieran conseguido mucho más de lo que se podrían haber imaginado.

Pero tú has elegido un camino distinto, has elegido TU CAMINO.

Has elegido lo que AMAS.

Es uno de los valores que te has dado cuenta que tenías escondido, la coherencia. Es lo que tú sientes, lo que tú quieres. Escuchas lo que digan los demás ante posibles retos, precipicios pero a partir de ahora vas a hacer caso a tu corazón, el más sabio de todos.

Desde que tomaste esa elección, todos los días tienes en mente TU PROPIA DEFINICIÓN DE ÉXITO.

¿Qué es el éxito? ¿Quién define qué es el éxito y que no lo es? Hasta ahora has intentado llegar a los cánones que la sociedad esperaba que alcanzases. Pero cada cerebro es un mundo y cada mundo tiene una concepción diferente de la vida, del éxito y del fracaso.

Sientes, sabes, lo notas, que quieres un estilo de vida propio, que no diferente, tu propio estilo. Que tienes y quieres hacer las cosas A TU MANERA, que crees que se pueden hacer mejor de cómo se han hecho hasta ahora. Pero sobre todo te has dado cuenta, que viviendo así, sintiendo así, te vas a dormir todas las noches, con la conciencia muy tranquila. Sabiendo que has hecho lo que tenías que hacer.

Quieres tu éxito, es tu coherencia, es tu forma de vivir la vida.

Echas la vista atrás y te das cuenta, que llevas tiempo sin quejarte.

Te levantabas y te quejabas por todo. Por el sol que hacía, por el frio que no hacía, por el café que te ponían o por la ropa que te tocaba ponerte.

Ahora la queja ha desaparecido de tu vocabulario, de tu cuerpo. Ya no lo haces. ¿Por qué? Porque sabes que todos los días son experiencias que hay que vivir, momentos que hay que exprimir, oportunidades que hay que lanzarse o de las que hay que aprender.

Te quejabas porque sabías que no te gustaba tu vida, que creías que había algo más allá de lo que hacías, y ahora que lo estás haciendo, viviendo, las quejas, las excusas, han desaparecido.

Y si te quejas, lo utilizas como un trampolín de investigación del por qué y para qué te pasa lo que te pasa.

Te levantas descansado. Has aprendido que tienes que descansar, porque si no, no habrá manera de rendir hacia el camino a tu sueño.

Al igual que sabes que tienes que descansar todas las noches y alguna buena siesta española, también sabes, que enfocarte demasiado tiempo en alguna acción, tu cerebro no dará mucho más de sí, así que cada cierto tiempo, te paras y te mueves.

El movimiento siempre produce más movimiento.

Y por mucho que estés loco de contento, no puedes ir como “pollo sin cabeza” hacia tu meta. Tienes que tener tiempo para parar y pensar. Por mucho que estés “andando” a tu meta, por mucho que creas que vas en el camino adecuado, tienes que pararte cada cierto tiempo, “subirte” a un árbol e ir viendo qué camino has recorrido, qué ha pasado por el mismo, que has aprendido, si te has desviado.

Así que durante el día, provoca paradas en tu agenda, para pensar, para crear y/o reorientar el camino.

Y cuando pienses, no pienses como lo hacen los demás. Tu experiencia hasta la fecha, has sabido que no te ha dado los resultados con los que soñabas. Tu experiencia está formada por opiniones de los demás, por miedos, por vergüenzas, por “no puedos”.

¿Qué pasaría si aprendieras a través de la imaginación que tienes? ¿A través de esos sueños que te mueven?

Esa imaginación es tu subconsciente hablándote, dale la oportunidad, que seguro que tiene que enseñarte más que toda la experiencia hasta ahora absorbida por ti.

Cada situación tiene una solución diferente, no la que siempre los demás le han dado.

Cuando haces las cosas según tu corazón y no tu miedo, empiezas a decir NO a muchas cosas a lo largo del día.

No a cosas que te roban el tiempo, no a reuniones inoperantes, no a personas que te roban la energía, no a cosas que antes decías si y te preguntabas: ¿Por qué he perdido tanto el tiempo en algo que ni me va ni me viene?

Decir NO es decirte Si a ti mismo, a tu sueño, a tu motivación.

Diciéndote Si a ti mismo, no estás siendo tu mismo. Luchas por ser mejor todos los días.

Si tienes que hacer limpieza de tu agenda, de la gente que te rodea, lo harás durante los días que haga falta. Porque aparte de querer trabajar con los mejores, quieres gente a tu alrededor, con tu misma locura, con tu misma forma de ver la vida.

Durante el día te equivocarás. Pero sabes que es la única forma de aprender. Haciendo y cayéndote, haciendo y cayéndote, no queriendo correr sin foco. Y no pensarás que eres un fracasado, sino que así es la antesala del éxito.

Irán pasando las horas del día y siempre con la misma filosofía de darte a los demás, sin esperar nada a cambio, porque sabes que ya has empezado a disfrutarlo cuando tomaste la decisión entre:

¿YO O MIEDO?.

¿Tu día a día de qué hábitos está formado? ¿Qué hábitos tienes que introducir en tu vida?

Si quieres conocer los hábitos de las personas de éxito os recomiendo el libro de Sergio Fernández y Raimon Samsó, Misión Emprender. Los 70 hábitos de los emprendedores de éxito”.

 

 

Oso, Tigre y Dragón en la empresa

O cambiamos de conducta o cambiamos de sueño. Anónimo.

Estoy rodeado de hienas, de osos perezosos, de marmotas, de comadrejas y de zorros astutos”.

Cuando me lo decía un amigo, no sabía si había a un programa de Frank de la Jungla o había pasado un mes en la selva. Pero estaba describiendo el día a día de su empresa.

¡¡Menudo zoológico!!

Hace unos días, terminé de leer el libro de Andrés Pascual y Ecequiel Barricart, “El oso, el tigre y el dragón. Los tres animales que habitan en ti. Y mientras me iba describiendo la fauna con la que convive, me acordé de él.

Leyendo libros, revistas de Management, conferencias y valores que hay en la sociedad, es normal que se conviva con este tipo de fauna o seamos devorados por ellas.

Estrategias para ser más competitivos, cómo hacer que tu empresa sea la líder del mercado, cómo llegar a ese puesto que tanto añoras, cómo conseguir ese título que todos tienen y tú no…”

Ante estos titulares reales y promociones de cursos, ¿Qué tipo de personalidades estamos desarrollando?

La de hienas, diablos de Tasmania y demás fauna salvaje.

¿Qué pasaría si todo se redujera a esos 3 animales que te he comentado antes?

Necesitamos ordenar nuestras emociones. No podemos abrir la puerta de la oficina y empezar a gritar sin haber dicho ni buenos días, y otro día que todo sea bonito, alegre y feliz. Un poco de equilibrio, de coherencia, por favor.

Un buen líder, una buena persona empieza liderando sus emociones. Y eso es lo que nos hace el OSO que todos llevamos dentro.

Somos emociones, somos sentimiento por mucho que esta sociedad, nos diga, que nos los tenemos que comer, ya que las emociones nos dicen que nos nublan en nuestro día a día, a la hora de tomar decisiones.

Pero desde que nacemos, nos instruyen desde el miedo. Miedo por desobedecer a nuestros padres, profesores, jefes… Miedo a las represalias, por no hacer lo que esperan y desean de nosotros…

Así que cuando llegamos el mundo laboral, sólo tenemos miedo en vez de motivación, ilusión, alegría o ganas de superación. ¿Por qué?

Porque sabemos si llevamos la contraria, NOS ECHARAN, porque si decimos lo que pensamos, NOS ECHARAN, porque si no hacemos horas extras, NOS ECHARAN… Y vivir en el paro, es lo más denostado y macabro que nos puede pasar…Así que por lo tanto, ocultemos nuestras emociones, ocultemos nuestros deseos, nuestra creatividad, y hagamos lo que nos piden y sin rechistar.

Todos los días cuando nos levantamos somos como Winnie The Pooh pero deprimido, sabiendo que tenemos que ir a trabajar.

¿Cómo hacemos para que ese oso se levante todo el día robusto y ruja?

Nos han dicho que el miedo es lo peor que nos puede pasar. Yo creo que no. Es una emoción con la cual nos tenemos que hacer amigos, como la frustración, rabia o la tristeza. Esto es como las heridas, cuando las dejas al aire, se cicatrizan mucho más rápido, pues con las emociones igual.

Cuando descubrimos porque nos pasa, empezamos a descubrir quién eres de verdad. No eres esas mascaras, esas apariencias o esos títulos que están detrás de tu despacho. Eres tú, alguien único.

Las emociones son la herramienta ideal para expresar quien eres, qué quieres, cómo sientes… ¿Por qué lo hacemos tan difícil ocultándolas o no dejándolas salir?

En este mundo, nuestro tigre, esta muriéndose de deshidratación, está famélico. El tigre quiere retos, que le hagan sacar su valentía. Pero el mundo nos pide que solo queramos la rutina, aunque por las noches desearíamos que nuestra vida fuera de otra manera. Que los valientes sean otros, que otros se arriesguen, y si lo consiguen que nos enseñen como lo han hecho.

Las únicas acciones que realizamos son las que nos pone nuestra agenda, y de ahí no nos salimos. ¿Así como vamos a alimentar a nuestro tigre? Más bien se querrá marchar con otro que lo cuide y quiera más que tú.

También están los profesionales, que tienen a su león más gordo que Michelin gracias a sus constantes iniciativas y su estrés.

¿Qué hacemos pues?

Preguntarte de forma sincera: ¿Qué quiero hacer en el trabajo?

Cuando lo tienes tatuado en tu mente, no te importan las circunstancias ya que sabes QUÉ, tu creatividad resurge ante las posibles dificultades. La disrupción es tu filosofía, ya que todos los días quieres ser mejor que el día anterior. Las metas siempre te impulsan a ser mejor, a querer conocer donde no están tus limites, aprender continuamente ya que sabes que no sabes nada.

Pero sabiendo QUÉ quieres, actúas desde la serenidad, desde la tranquilidad, porque sabes que estás en el camino correcto. Quizá no consigas crear esa empresa, quizá no llegues a liderar ese cambio con el que sueñas, pero sabiendo todo lo que te podría ocurrir, todo lo que tendrías que dejar a un lado, lo has hecho, desde la tranquilidad, y desde la coherencia.

Y ¿Qué hacemos con el dragón? ¿Para qué sirve?

Hace unos días preguntaba a un directivo. ¿Te sientes vacío a pesar de la vida que llevas? Su respuesta, con lagrimas en los ojos, fue que SI.

Somos mucho más que nuestras emociones, que nuestros títulos, acciones o retos. Somos mucho más.

Todos hemos venido a dejar algo en el mundo que perdure. No hemos venido a trabajar y hasta al día siguiente .Ya no te digo una huella en el mundo mundial, pero si en la gente nos rodea, o en nuestros clientes. Algo más allá que conseguir facturar todos meses más que el mes anterior.

Todos queremos volar, que nos reconozcan por nuestro vuelo, por nuestras alas. Pero si lo haces por ego, te aseguro que el vuelo será muy corto y con aterrizaje forzoso.

Para ello, tienes que estar en soledad contigo mismo. ¿A qué pica, verdad?

Acepta tus emociones. Acepta que no eres el contexto en el que estés viviendo, sino que eres mucho más.

Cuando empieces a volar, te darás cuenta, que hemos dado importancia a cosas que no la tenían, que hemos reaccionado a cosas de forma reactiva cuando tenía que ser de forma proactiva.

Eso es lo que hace un dragón, saber que tienes que volar mucho más que a ras de suelo, sabiendo que tienes un PORQUE que realizar, una misión.

Así que profesionales, empresas y demás organizaciones:

.- Amen a su oso, a cada uno de los osos que tienen en su empresa. Amándolos descubrirán lo autenticidad de cada uno de ellos, sacando adelante sus talentos sin necesidades de programas “fashion” de búsqueda de talento. NO contraten por C.v. contraten por el brillo de que transmiten los osos en sus ojos.

.- Den permiso que saquen las garras de tigre que todos tienen. Permitan que saquen sus ideas, que las pongan en marcha, que se confundan sin recriminarles por ello. Hagan un club de tigres y le aseguro que serán una empresa canalla.

.- Para volar, hay que tener un PORQUÉ. Un propósito mayor que una facturación o una expansión sin sentido. Y sobre todo cuando ese propósito te mueve, comenzarás a darte cuenta que como vienen las cosas, se van, descontextualizando todo lo que te ocurre.

Siempre habrá momentos, que a la hora de emprender un proyecto, haya un animal que destaque más que otro, pero siempre recuerda que tiene que haber un equilibrio dentro de ti, dentro de la empresa, recuerda alimentarlos en la misma medida

¿Cómo sería una empresa con estos 3 animales dentro de ella? ¿Cómo los alimentas tú? ¿Qué animal crees que no alimentas en tu vida?