Morgan: “Hay que disfrutar del camino y no agobiarse con el éxito”

Hoy dentro de la Sección “Conversaciones con..” es un placer presentar a Morgan.

Recientemente Morgan fue la banda ganadora de los MIN, los premios de la Música Independiente. Se llevaron a casa 5 de los 6 premios a los que estaba nominados, que incluyen Mejor Álbum de Rock, Premio Evenbrite al Mejor Directo, Premio a la mejor producción, premio al mejor artista y premio al álbum del año.

Pensamos que para alcanzar esas cimas de éxito, tiene que ser una trayectoria larga, de muchos años. Morgan llevan 2 discos desde su nacimiento, “Air” y “North”.

Se encuentran por toda España con un triunfo incontestable, con sold out en muchas ciudad, con su fin de gira y hace unos días el placer de compartir Ekain, su batería, sobre el pasado, el presente y el futuro de la banda.  Una de las entrevistas, más a pulmón abierto y humildes que he tenido el placer de realizar.

Podéis conocer más el trabajo de ellos, a través de su Web, Facebook ,Instagram y Twitter

.- ¿Qué hay detrás de Morgan?

5 amigos, apasionados por la musica y que desde pequeños hemos tenido la musica como guía en nuestra vida. Los 5 por separados hemos hecho nuestro aprendizaje musical, con nuestras influencias, con nuestro entorno, cada uno entendiéndolo a su manera. Pero ha formado parte importante de nuestra vida.

Yo desde muy pequeñito sabia que me quería dedicar a tocar la batería. He estado en ciento de proyectos, pero siempre ha sido mi pasión. Pero al igual que yo, todos los integrantes de la banda.

No sé cómo pero hemos acabado los 5 juntos, montando una banda. Algo que a nivel personal, cuando nos subimos a un escenario, componiendo… se trasmite, y gracias al feedback de la gente, nos llega que sienten lo que pasa es algo real.

.- ¿Hacéis arte?

A mi la palabra artista me parece a otra cosa. Pero si me hablas que lo que hacemos ayuda e inspira a otra gente, si creo que hacemos arte.

Pero la verdad que a mi se me hace raro ponerle un nombre a lo que hacemos, ya que para nosotros hacemos música y trabajamos con los sentimientos de la gente, o con los nuestros por los menos.

Si las canciones que hacemos nos llegan a nosotros y a posteriori a la persona que tenemos delante, estamos haciendo arte.

.- Se mira al pasado, ¿Y qué observáis?

Todo ha ido muy rapido pero tambien sentimos que todo ha ido muy poco a poco. Hemos ido dando pasitos cortos a poco. Hemos pasado de ciudades en una primera visita de 150 personas, luego a 400 personas y luego a salas más grandes.

Un proceso que hemos hecho en todas las ciudades de esa manera. Muy poco a poco.  Sentimos que ha ido todo muy rapido, pero nosotros internamente sentimos que estamos dando los pasos que hay que dar, sin saltarnos ninguno.

Hemos ido ganando publico a base de conciertos, más que a base de campañas de marketing o en redes sociales exclusivamente.  Gente que ha traído por sus cumpleaños a 20 amigos y que al siguiente concierto , vuelven a repetir, a pesar de haber venido en el primero, obligados por su amigo. A ese tipo de personas nos gusta cuidar a muerte

Fidelizar, nos ha hecho tener un publico fiel y a largo plazo.  Sabemos que las buenas carreras hay que trabajarlas a largo plazo, por lo que no queremos coger ningún atajo, siendo una carrera con un ascenso natural.

.- ¿Da miedo que el éxito pueda influir negativamente en la banda?

¿Qué te voy a contar? Si nos hubiese pillado más jóvenes, a lo mejor hubiéramos tenido más tontería.  Si con 18 años sacas tu primer disco, lo petas, todo el mundo te dice lo bonito que eres y lo bien que lo haces y nadie te da una critica, supongo que como cualquier persona, sería lo más fácil dejarse llevar por el éxito.

Pero a día de hoy, nosotros venimos de un montón de discos que les ha hecho poca gente caso, algo que forma parte de nosotros y estar en esta situación. Cuando componemos una canción, pensamos en qué es mejor para la música sin pensar en otra cosa.

Todo lo que estamos viviendo lo estamos disfrutando un montón , pero la tontería no nos va a afectar en nada.

.- ¿Cómo se vuelve tras una noche de reconocimiento ante el público a casa?

Por suerte, los conciertos de las dos giras han sido buenos, sin problemas y sin ningún drama de ningún tipo. Entonces las vueltas los domingos o los lunes, solemos estar como un jugador de fútbol que llega a casa cansado pero que ha ganado el partido. Con la sensación del trabajo bien hecho.

Con una sonrisa interna, de tus amigos se lo han pasado bien, que has hecho un buen concierto y la gente que ha venido a verte ha disfrutado.

.- ¿Cuándo os disteis cuenta de que las cosas estaban cambiando?

Si te soy sincero, todavía creo que no somos conscientes. Cuando llenamos los dos teatros Price de Madrid, sigo sin hacerme la idea.

Cuando veo bandas que llenan sitios que llenan salas increíbles, me alegro mucho y ojala, piensas que te gustaría llenar esas mismas salas. Pero a día de hoy estamos ahí , está pasando, pero tengo la sensación que no está pasando.

Es una sensación rara de explicar.

Alucinamos cuando agendamos conciertos con salas muy grandes y flipamos cuando vemos que las hemos llenado.

.- ¿Un consejo que os han dado? ¿Qué aprendéis de otras bandas?

Seguir nuestro instinto. Ha habido algún par de personas, que nosotros sabíamos lo que queríamos y que teníamos que seguir esa filosofía de ser nosotros mismos. Que siguiéramos la intuición que teníamos y seguir para adelante.

Y hemos aprendido de otras carreras, que las carreras son a largo plazo. Las bandas que ahora están liderando muchos carteles llevan muchos años detrás peleando para estar ahí. Y una vez que se está ahí, todavía hay que trabajar más duro para mantenerse y no relajarse.

Hay que tomarse las cosas con calma y filosofía. Hay que disfrutar del camino y no agobiarse con el éxito, es un camino largo que hay que disfrutar.

.- ¿Cómo se afronta la creación de un nuevo disco, tras el éxito que lleváis con estos dos primeros?

No lo sabemos todavía muy bien. El 1 y el 2 han sido un mismo viaje. El 2 ha sido una consecuencia del 1. El fin de gira lo hemos planteado como al comienzo de aquellos conciertos en 2016, a lo largo del concierto pasamos del 1 al 2 disco, acabando con el Morgan que somos ahora. Es una forma de despedida de los dos cds.

Terminada la gira, nos pillaremos unas vacaciones, el tiempo que necesitemos. Y un día nos organizaremos, pero tengo que decirte que no hay nada, perdona , una canción. No tener planes de ningún tipo, obligaciones,… nos juntaremos sin agenda , viendo a ver qué pasa, sin saber el tiempo que necesitemos.  Pero cuando sintamos que lo tenemos, es cuando nos meteremos al estudio.

.- ¿A qué dais gracias?

A que la gente nos deje ser libres. Nos apoye y nos de libertad. Agradecemos que la gente venga al concierto y nos apoye, ya que gracias a ese apoyo, nos da mas fuerza para seguir haciendo las cosas como las estamos haciendo.

Es seguir la intuición, a tu manera, sin pensar en qué dirán, sin saber qué espera la gente de Morgan. El apoyo de la gente nos hace hacer las cosas como hacíamos en el 1 cd, ya que nadie esperaba un cd nuestro, nadie sabia de nuestra existencia.

Nosotros solo nos juntábamos en el local a terminar las canciones que traía Nina, nuestra voz,  y tras terminar el disco, no pensábamos en nada más.

Esa filosofía nos ha llevado a donde estamos ahora.

 

 

 

 

 

¡¡En la derrota siempre hay cosas que se hicieron bien!!

“El arte de vencer se aprende en las derrotas” decía Simón Bolívar.

Nos cansamos de leer siempre lo mismo.

” Para alcanzar el éxito, hay que fracasar“:

Eso quiere decir, que cuanto más te arruines, cuantas mas veces te caigas, nos dicen que antes llegaremos al éxito.  ¡¡O eso dicen!!. Porqué siempre hay alguno que se encariña con la piedra con la que tropieza y nunca llega al éxito anhelado.

Se habla de que tenemos que fracasar, para llegar al éxito. Que es el único camino que tenemos que recorrer para llegar a la cima.

Y si has leído libros de desarrollo persona, biografías o historias de motivación, verás como hasta alcanzar ciertas metas, la gente se había caído unas cuantas veces hasta alcanzarla.

Así que si nos lo dicen los demás, nosotros lo creemos. Creemos que tenemos que pasar por muchos fracasos para llegar al éxito. Pero la impaciencia, la envidia , la gana de dar en los morros a los demás, nos hace que queramos para antes de ayer el éxito y los fracasos para otros.

Pero si intentamos algo por primera, lo primero que obtendremos es el FRACASO. Siempre. Porque si lo consigues a la primera de cambio, ya me dirás qué formula has utilizado y aplícala a todo, si a partir de entonces, todo te sale a la primera.

Estudiamos los fracasos cuando se ha alcanzado el éxito. O eso decimos, lo que realmente decimos es que lo hemos pasado mal, pero nos olvidamos de las caídas y lo único que queremos hacer es disfrutar del éxito que hemos conseguido.

¡¡No seamos hipócritas!!. En qué fallamos ya no importa, importa el éxito en ese momento.

¿Pero qué pasaría si estudiáramos los éxitos cuando hemos fracasado?

Mi vida está llena de muchos fracasos, caídas, NOES, …como tú quieras llamarlos.

Expectativas no cumplidas. Sueños que me iban a llevar al éxito y a poder tocar los sueños que llevaba tiempo anhelando. Con ilusión, ganas y esfuerzo me ponía en marcha, pero por diversas circunstancias y en otras, yo mismo, la respuesta es NO.

Cuando fracasas o no alcanzas las expectativas creadas, no crees que haya un éxito en ningún lado. Te flagelas, te rebozas en la mierda que es lo único que crees que has conseguido e intentas que los demás no te lo recuerden mucho.

¿Pero y si hubiera éxito en el fracaso que has conseguido? Y creo que hay mucho más del que nos imaginamos.

La gente que me conoce, sabe que no soy un “Happy flower” ni que obvio la realidad a través de pensamientos positivos aunque me estén metiendo cuchilladas por detrás. No soy así.

Pero echando una vista atrás con toda la colección de fracasos en mi vida, y los que me quedan, estudiándolos, he alcanzado más éxitos y principios de éxito a través de las caídas, que con los éxitos alcanzados.

¿Por qué?

Como te he comentado, cuando alcanzas el éxito, no piensas en el pasado, solo quieres disfrutar del presente, pavonearte y seguir avanzando. No aprendemos del camino recorrido y luego cuando nos preguntan cómo lo hemos hecho, respondemos “Ni idea, la verdad que el pasado es pasado, ahora sólo importa el presente..”

Cuando fracasas, nos focalizamos en el resultado y no en el proceso. No creemos que hayamos conseguido nada, bueno si, crees que seremos el hazme reir de los demás y el señalado como fracasado hasta el resto de nuestros días.

¡¡EN LA DERROTA SIEMPRE HAY COSAS QUE SE HICIERON BIEN AUNQUE NO LO CREAS!!

¿Qué éxitos hay en un fracaso?

  • Has avanzado más que si estuvieras viéndolas venir. 

Te has quitado la pereza. Has estudiado. Te has esforzado, has luchado. Te has adentrado en un campo que no conocías y querías conocer.

Has hecho mucho más que las personas que añoran una vida mejor pero se dan al alcohol, sexo o drogas, para que se vayan de su mente y no pensar en ellos.

Has tomado las riendas de tu vida, cosa que hasta ahora era el sofá quien tenía el destino de tu vida.

Habrás recibido un “todavía No” o un “por aquí no es el camino correcto”; pero te digo que habrás avanzado mucho más que añorando algo por el que no das un paso adelante.

  • Siempre habrás obtenido resultados. 

Un resultado no es positivo ni negativo en función de si se ha conseguido una expectativa o no. Sino que es subjetivo.

Para unos creerán que tu fracaso, es eso, el mayor de los fracasos. Para otros, verán que has conseguido mucho más de los que ellos creen que podrían conseguir en su vida.

Si piensas, seguro que habrás alcanzado pequeñas metas. ¡¡SEGURO!!.

Estúdialas, mira qué has hecho bien. Qué has obtenido con esa acción. Investiga hacia dónde podría llevarte esa acción realizada.

Te aseguro que no habrás llegado a meta, pero seguro que habrás superado otras pequeñas metas que no pensabas alcanzar y que te llevarán a esa meta, o quizá a otra mejor.

  • Inspiración y Liderazgo

Podrás haber hecho el mayor de los fiascos, la mayor cagada para ti, pero  te aseguro que para mucha gente serás inspiración. No para ser carne de Memes o cotilleos, sino para ver que gente como ellos han dado un paso adelante y han luchado por una meta soñada por ellos también.

No habrás conseguido la meta, pero seguro que habrás conseguido ser inspiración para otras muchas personas.

  • Le has puesto cara al miedo. 

Creo que una de las cosas mas importantes es esta. Estamos liderados por el miedo.

Miedo a salirnos de lo establecido, a ser señalados por diferentes, miedo a no conseguir lo que queremos, miedo a conseguirlo… Más y más miedo, que nos hace querer algo pero no hacer nada al respecto.

El miedo nos hace creer que no somos dignos de nada, que no tenemos talento, que no valemos para nada, así que decidimos seguir lo establecido, lo que desean los demás para nosotros. Dejando a un lado para siempre nuestros sueños y metas.

Te das cuenta cuando le plantas cara al miedo, que es TODO UNA INVENCIÓN TUYA. Claro que hay incertidumbre en algo que no sabes qué va a ocurrir, pero tu ilusión, motivación, ganas, lo combate y acabas dándote cuenta, de que eres capaz de muchas más cosas de las que te imaginabas.

Enfrentarte al miedo, te hace encontrarte con tu esencia, con tu marca, con quien eres de verdad. Y eso es uno de los éxitos más importantes que siempre recordaré.

Estas son algunas de los éxitos que hay en los fracasos que he tenido en mi vida.

¿Y tú qué éxitos has alcanzado en tus fracasos? ¡¡Seguro que muchos!!

 

Fernando Botella: “En 200 años seremos nosotros prehistoria”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con...” es un placer presentar para mí a Fernando Botella. 

Hablar con una persona con más de 20 años de experiencia directiva, que trabaja en lo que le apasiona, se divierte y se siente identificado con cada una de sus obligaciones, ilusiona ver su mirada, disfrutas con su conversación y se convierte en inspiración para ti.

Hace unos días tuve el placer de compartir con Fernando botella, que considera su profesión, como una parte esencial de su vida, que le hace sentirse vivo personal y profesionalmente.

CEO y fundador de la empresa Think&Action, es para mi uno de los pensadores y conferenciantes más importantes de la actualidad en nuestro país, que nos recuerda en cada una de sus conferencias y libros, que la vida es pura magia. Y que vivirla despiertos es nuestra tarea.

Es autor de los libros ¡¡La fuerza de la ilusión!!, ¡¡Atrévete!! y ¡¡El factor H!!. Recientemente ha publicado Bienvenidos a la Revolución 4.0. Todo lo que necesitas para saber triunfar en la era digital.  Libro en el que nos ayuda a entender que esta transformación digital, que genera tantos cambios y por lo tanto incertidumbre , nunca impedirá que sigamos siendo humanos.

Gracias Fernando por recordarnos que nunca podremos atravesar el mar, simplemente mirando el agua. Y que siempre hagamos todo aquello que nos divierta, porque es la única forma de conectar con el Universo. Podéis conocer más del trabajo de Fernando, a través de Twitter ,LinkedIn y su Web.

¿Quién es Fernando Botella?

Ante todo, un tipo muy normal. Un alicantino de Aspe al que le gusta la música, la cocina, la buena lectura y pasar tiempo con mi familia y mis amigos. Biólogo de formación, profesor de vocación, consultor y humanista de profesión. Siempre me ha “perdido” (en realidad, me ha salvado) el que creo que es el mejor “defecto” que una persona puede tener: la curiosidad. Curiosidad por las personas, por el mundo y por la vida en general. Esa curiosidad y esa vocación de aprendiz continuo son las que me han llevado a ser la persona que soy hoy. Es lo que me ha llevado a dirigir mi propia empresa, a escribir cinco libros y a muchas otras aventuras personales y profesionales.

La curiosidad es el motor que mueve a la humanidad, requiere cierta audacia y tomar algunos riesgos (controlados). Pero ¿qué sería la vida sin ellos?

¿Qué pondrías en una valla publicitaria si pudieras?

Un mensaje muy corto y sencillo: “¡Vive!”. Vivir consiste en consumir tiempo. El tiempo es lo único que realmente tenemos. Está siempre ahí para nosotros, pero no espera. Por eso hay que elegir muy bien lo que hacemos con él. Cómo empleamos las 24 horas de las que disponemos cada día; es la gran decisión a la que nos enfrentamos en cada instante. Vivir es elegir, decidir qué hacemos con nuestro tiempo, por lo tanto priorizar, poner lo importante por encima de lo que no lo es.

¿Qué sería el ser humano sin ilusión?

Sería un ser “no humano”. La ilusión es la pulsión vital que nos ayuda a seguir vivos, lo que los hace perseguir nuestras metas. Sin ella, nos faltaría gasolina, y nos detendríamos. La Fuerza de la ilusión, titulo del libro que escribí junto al mago Jorge Blass, es la energía que nos mueve. Se recarga con el entusiasmo. Con la visión positiva de la realidad.

 De las palabras que usamos actualmente, ¿Cuántas se han prostituido o decimos saber su significado y no tenemos ni idea qué estamos diciendo?

Muchas. Hay palabras que ahora son mainstream, como “transformación”, “innovación, “digitalización”, y todos se nos llena la boca con estos conceptos. Todo el mundo parece que está gestionando cambios y haciendo innovación. Pero ya se sabe que del dicho al hecho… A la hora de la verdad se dice mucho y se hace poco. A veces, no porque no se sepa, sino porque no se ejecuta, tan sólo se queda en la idea. Yo soy más del “hacer” que del “decir”. Ya lo decía Woody Allen: “Cuando lo haces, ya lo estás diciendo”. El legado personal nunca lo dejaremos con lo que sabemos, sino con lo que hacemos. Si quieres dejar tu sabiduría como legado tan sólo tendrás dos opciones: hacer lo que dices o dejarlo por escrito, …o ambas cosas.

 Se nos lanza la pregunta, ¿Qué harías si no tuvieras miedo? Pero que yo sepa, siempre vamos a tener miedo ante lo desconocido. ¿Cómo rediseñamos esta situación?

Aquí es importante hacer una distinción lingüística, la diferencia entre “miedo” y “temor”. El miedo no es algo negativo en sí mismo. Todo lo contrario. Es un mecanismo de defensa que traemos de serie y que es, en gran medida, responsable de que el ser humano haya llegado hasta aquí. Tenemos que darle ese crédito. El miedo es natural, consustancial al ser humano. Nos hace estar alerta y nos ayuda a desarrolla nuevas respuestas ante los desafíos que se nos presentan en la vida. Es más, el miedo nos hace valientes. Porque la valentía no consiste en no tener miedo, sino en aprender a superarlo. Sin embargo, el “temor” es un tipo de miedo tóxico que no nos conduce a ningún sitio. Es, a diferencia del miedo, algo que solo tenemos los seres humanos, no existe en el mundo animal. Es una predisposición negativa hacia el futuro, es sentir miedo hacia algo que no ha sucedido todavía y que, además, podría no llegar a suceder nunca. La sensación, totalmente irracional e infundada de que algo malo nos va a ocurrir. Debemos tener miedo al temor y aprender a superarlo.  

¿A que no se ha atrevido todavía Fernando Botella?

¡A tirarme en paracaídas! (aunque lo he intentado y no es un proyecto totalmente descartado). Como comentaba al principio de la entrevista, soy un animal curioso, y esa curiosidad me empuja a probar cosas nuevas y a adentrarme en terrenos desconocidos con la ilusión de un niño. Por eso he escrito un libro sobre tecnología sin ser un experto en entornos tecnológicos, o me he llevado a magos y a artistas a trabajar conmigo en entornos aparentemente ajenos a su mundo como son los contextos empresariales. ¡Que atrevido!

 ¿La felicidad se ha convertido en una industria igual que la de los cereales y los dulces?

En cierta medida sí, se ha convertido en una industria. Esto tiene una parte positiva, ya que quiere decir que la felicidad de las personas es un tema que importa e interesa, que hay una creciente consciencia de la importancia de que los seres humanos persigamos la felicidad como un propósito fundamental en nuestra vida. La parte negativa de esta industrialización es el peligro de que la felicidad se banalice y se convierta en un producto de consumo. Y no lo es. La felicidad no se puede paquetizar como si fuera un box experiencial de los que se venden en los grandes almacenes. La felicidad hay que practicarla, sentirla, vivirla, …y esto tiene que ver más con nuestra capacidad para entender la realidad y ajustarla a nuestras expectativas.

Como decía Eduardo Punset, “la verdadera felicidad vive en la antesala de la felicidad”.

En mi modesta opinión, la felicidad no necesita ser comercializada. Se demuestra y vive en gerundio, “andando”

 – ¿Por qué se estudia tanto el liderazgo y hay tantas definiciones de liderazgo?

Porque, a fin de cuentas, hablar de liderazgo no es otra cosa que hablar de relaciones humanas y de la capacidad de influencia entre las personas. Y no existe un tema que nos importe más a las personas que el modo en que interaccionamos con los otros seres humanos que habitan el planeta. Por esa razón los mecanismos de generación de influencia se vienen estudiando desde la época aristotélica. En cuanto a la abundancia de definiciones, la razón es que hay numerosas escuelas que han estudiado el liderazgo, cada una con su propio enfoque, y muchos de ellos, muy válidos. Para mí, la esencia del liderazgo se centra en tres aspectos. En primer lugar, hacer que las cosas sucedan; un buen líder hace que las cosas ocurran. En segundo lugar, gestionar buenas conversaciones con sus colaboradores, conversaciones que sean verdaderamente transformacionales y que provoquen cambio de hábitos. Por último, un buen líder ha de generar inspiración a su alrededor, ese estado de inquietud positiva que hace que las personas nos cuestionemos el statu quo.

 Eso de la retención del talento me parece más bien a un anuncio de retención de líquidos a ciertas edades. ¿Qué opinas tú?

Estoy de acuerdo, no debería llamarse así. Es un término que se ha consolidado en las políticas de Recursos Humanos, pero que le hace un flaco favor a las empresas que lo utilizan porque, si lo piensas, es un completo sinsentido. Que una empresa “retenga” sugiere que está obrando en contra de la voluntad del “retenido”. Lo peor que le puedes hacer al talento en encerrarlo, constreñirlo… Porque así nunca te va a dar lo mejor de sí mismo. El talento necesita sentirse libre para brillar, necesita expandirse, desarrollarse, compartirse… Estamos en la era de la inteligencia conectiva, y en ese marco, retener es un concepto caduco. Al talento no hay que intentar retenerlo, sino, en todo caso, fidelizarlo, que a mi me gusta llamarlo “fedilizarlo ” ; es entonces cuando no se va.

Voluntad, disciplina y humildad, claves en el liderazgo. Algo básico pero que no abunda en esta sociedad. ¿Son las patas que les falta a esta sociedad para su progreso?

Son tres patas del banco, pero en realidad no dejan de ser la misma. Están unidas. En mi libro “El Facto H”, decía que la humildad tiene más que ver con estar en continuo estado de esfuerzo que con la modestia. También es el verdadero origen de la palabra. En cuanto a la disciplina, es el esfuerzo repetido en el tiempo. Por último, la voluntad es la manara en que gestionamos esa disciplina. Es determinación. Intención llevada a que el suceda hecho. Así pues, hay una conexión directísima entre los tres conceptos. A esto yo añadiría que, frente la corriente de opinión que eleva a los altares a la motivación como palanca que mueve al ser humano, yo considero que es mucho más importante la voluntad. Hay mucha gente muy motivada que no obtiene resultados porque le falta voluntad. Así que no son disciplinados ni, desde luego, nada humildes.

Con ganas, ¿Siempre ganamos?

No! Las ganas son necesarias -imprescindibles, diría yo-, pero no suficientes. Decirle a la gente que “querer es poder” es contarle una verdad a medias. Se precisan otros elementos como talento, entrenamiento, práctica, suerte… Yo puedo estar super motivado para ganarle al tenis a Rafa Nadal, pero luego la realidad me va a poner en mi sitio. Es algo que conecta con el concepto de felicidad ligado a la comprensión de la realidad en relación a las propias expectativas. Esto no quiere decir que haya que resignarse. Conocer nuestros límites actuales nos ayudará a trabajar sobre ellos para acercarnos a esa realidad deseada.

 VUCA, DISRUPCIÓN, algo a lo que tenemos miedo pensando que ha sido esta revolución digital quien nos las ha puesto…¿Pero el mundo no era ya disruptivo y ha sido Vuca siempre?

Si, es verdad. Lo ha sido siempre, desde el comienzo de los tiempos. Probablemente mucho más que ahora: antes salías de tu cueva y no sabías si volverías, si serías devorado por una fiera o matado por un enemigo. La Edad de transformación pedestre ya era VUCA. Cuando dejamos de ser cazadores nómadas para convertirnos en agricultores sedentarios fue una época muy VUCA. Claro que hemos vivido épocas tan inciertas o más que la actual, lo que ocurre es que nosotros, los actuales seres humanos, no las vivimos, por eso nos parece que la época actual es excepcional.

¿Cuándo tu vida no fue volátil, ambigua, incierta, cambiante?

 Me encanta la definición que diste de Disrupción, ¿Somos todos disruptivos? ¿Por qué nos da miedo mostrar ese lado no “acostumbrado de ver la realidad?

Para mi ser disruptivo es ser capaz de ver la realidad de una manera desacostumbrada. Y esa capacidad nace de la creatividad. ¿Podemos ser todos disruptivos? ¡Claro! Porque todos somos humanos y la creatividad es una cualidad intrínsecamente humana. El problema es que muchas personas mantienen esa capacidad metida en un cajón, a obscuras.

 ¿La inteligencia artificial es el nuevo Dios de estos tiempos?

Yo no la llamaría “dios”. Para mí la inteligencia artificial tiene mucho más que ver con un nuevo cerebro (exo-cerebro) del ser humano. Esto nos abre una puerta inédita en la historia de la humanidad: vamos a poder disfrutar de dos cerebros: uno en nuestra caja craneal y otro fuera de la misma, en la nube o en un dispositivo.

¿Qué supone esta nueva realidad? Que, amparados en los algoritmos tecnológicos, vamos a evolucionar social, política y económicamente de una forma exponencial y a una velocidad vertiginosa. Hasta el punto de que en 200 o 300 años, todo lo anterior y, por supuesto, nosotros, seremos prehistoria.

¿Quién es un ciudadano Beta? ¿Cómo vive el ciudadano Beta?

El ciudadano beta es una persona inquieta, curiosa, humilde, valiente, conectada… Es alguien que vive en permanente estado de revisión y aprendizaje, que se cuestiona el statu quo de su entorno y hasta sus propias creencias. Que no vive de los éxitos pasados, sino que aprende de los fracasos, que se atreve a probar y a equivocarse. Que aprende rápidamente y aplica lo aprendido más rápidamente aún. Y que sabe que el talento real no es individual sino colectivo y conectivo. Es alguien que está en continuo estado de desarrollo y crecimiento. Una persona conectada con el mundo y con sus semejantes y que se siente viva precisamente porque vive permanentemente en versión beta.

¿El futuro es posible sin nosotros?

No. Absolutamente no. El futuro sigue perteneciendo a las personas. Más allá de la revolución tecnológica que vivimos, no podemos olvidar que es una revolución hecha por y para personas. Somos el centro de todo el cambio y seguiremos siéndolo en el futuro. Si un árbol cae en el bosque pero no hay ningún oído cerca para escucharlo derrumbarse contra el suelo, no habrá ruido; se necesita el oído humano o de un ser vivo, para que el ruido exista. El futuro solo existe porque nosotros lo diseñamos y estamos con el oído atento para escucharlo llegar. Depende de nosotros, de nadie más.

 ¿Qué está re-pensando últimamente Fernando?

Pues, como siempre, en muchas cosas al mismo tiempo . En eso soy muy Leonardo ”, muy renacentista, muy polímata, me interesa el mix cultural.

Actualmente pienso en nuevos modelos creativos y de contenidos para incorporar a mi trabajo acompañando a empresas y directivos, en nuevas formas de aportar valor a nuestros clientes, en nuevos modelos de liderazgo redárquico, en digitalización, en música, en arte, en escribir…

Realmente pienso en nuevas formas de sorprenderme a mi mismo.

 ¿Es esencial crear vacas purpuras en este mundo beta y no copias baratas de gurús que están de moda?

Sí, el mundo beta necesita muchas de esas vacas purpuras que reclama Seth Godin. Las necesitamos para ayudar a las empresas y a los profesionales a diferenciarnos. Y más que nunca, además, debido a dos elementos decisivos que caracterizan los tiempos que vivimos: el sentido de urgencia y la ubicuidad. Hoy el mercado está allá donde mires y de manera instantánea. La nube, en sentido genérico, nos ha convertido en una enorme aldea global donde todo sucede “ahora” y “en todas partes”. En ese contexto, las vacas púrpuras pacen en un prado ubicuo y universal, por lo que cambia el paradigma. Aumentan las variables y aumenta la complejidad.

 Una reflexión para los lectores de “El principio de un comienzo”.

Dos: Huye de la excusa, porque nunca la excusa te hizo ser ganador. Y diviértete, porque todo aquello que te divierte te conecta con el Universo.

Los Zigarros: ” Lo que más me llena en la vida, es vivirla”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con...” es un placer presentar a Los Zigarros. 

“El rock se aúpa al número 2 de las listas de ventas oficiales en España“. Ver una noticia así , aunque algunos se tiren de los pelos o no lo entiendan, demuestra muchas cosas.

En esta entrada número 1.000 quería entrevistar a  Los Zigarros.  Grupo con una forma de ver la realidad “desacostumbrada” y canalla, que se ha hecho así mismo y que están viviendo de lo que les apasiona, el Rock and Roll.

Grupo formado por los hermanos Tormo. Comenzaron su andadura en 2013, con su primer trabajo, con nombre homónimo , recorriendo las pequeñas salas de nuestros país. Han sido teloneros de las satánicas majestades, los Rolling Stones, en su concierto de Barcelona. Recientemente con su último trabajo “Apaga la radio“, han alcanzado dicho puesto en la lista de ventas, girando por grandes salas de nuestro país con gran éxito de críticas.

Hace unos días, antes de su concierto en mi ciudad, tuve el placer compartir una conversación con Ovidi Tormo, vocalista y guitarrista del grupo. En él , hablamos de sus comienzos, de cómo han llegado hasta dónde se encuentran en la actualidad y cómo se vive dicho reconocimiento.

Una conversación que se podría resumir en esta frase: ” lo único que nos va a salvar es la cultura y el amor”. Podéis conocer más su trabajo a través de Facebook, Twitter e Instagram. 

.- Entrar al número 2 de ventas en España la semana que habéis sacado vuestro trabajo, ¿Todo esfuerzo vale la pena?

Hemos dejado todo realmente.

Nosotros llevamos tocando desde que tenemos 13 años, pero hasta llegar aquí ya te puedes imaginar lo que hemos dejado. Hemos dejado familia, hemos dejado trabajos normales…hemos dejado todo.

Entonces formamos Los Zigarros. Empezamos a gustarle a la gente, porque le gustaban nuestros conciertos. Nosotros no hemos tenido ayudas de ningún tipo, más que a la gente le encantaban nuestros conciertos. Y le encantaban los discos que hemos ido sacando, con lo cual estoy muy orgulloso, porqué ése 2 en las listas quiere decir que es un reconocimiento al durísimo trabajo que hemos hecho.

.- En todo comienzo hay personas que no creen en uno, que no conseguiremos llegar a ese sueño que tenemos, ¿Qué les dices a ellos ahora?

La verdad que nada. No me importa esas personas que no creían en nosotros y ahora si.

.-  ¿En qué os inspiráis para crear vuestras letras?

Yo cuando hago una canción me puede salir en cualquier sitio, inspirada por varias cosas. Puedo tener una historia personal muy cercana que me haga crear el primer verso. Puedo estar viendo una pelicula y oír una frase que abra una puerta poética. Puedo soñar con imágenes, como siempre se ha hecho en el Rock and Roll.

Todos los grandes siempre han dicho que “Hay que copiar, pero copiar bien”. Es como si cogieras el testigo, porque al final el Rock and Roll es una música que tiene muy pocos elementos y se trata de darle la vuelta todo el tiempo, pero son siempre los mismos elementos.

Yo creo que el Blues también tiene mucho que ver. Ya que creo que todos los grandes temas de Rock and Roll, se basan en un reef blusero. Como te he comentado hay muchas maneras, pero básicamente las que te he comentado.

.- ¿La fama emborracha?

A mí no, porqué no me agrada. No tengo la suerte de ser tan famoso para volverme enfermo. Es una parte de mi oficio que no cultivo. La que tengo, la tengo porque es una consecuencia de mi trabajo, pero no voy a presionar ninguna tecla para que se haga más grande.

Tengo la suerte de lo que me llena más en la vida es vivirla. Vivo en un pueblo de pescadores en Alicante y lo que más me gusta es estar aquí. Con mi chica, mis amigos, con mi familia, viendo el mar y la montaña. Cocinando, caminando por los valles y por la playa, viendo la naturaleza.

Cuando tocamos y vamos a las grandes ciudades, tenemos los focos encima nuestro, es agradable pero también muy raro. Es agradable pero no es algo que me interese. Además es que tampoco me interesan los demás,

Además es que si te fijas David, a día de hoy para ser famoso, sólo hace falta ser tertuliano en un programa de mierda en la televisión. No se ha hecho nada bueno para merecerlo

.- ¿Qué se piensa 5 minutos antes de entrar en un escenario?

Antes de un concierto, pienso en concentrarme para que no se me olviden las letras, para tocar bien, para tener contacto con el público. Poco más la verdad.

.- ¿En qué piensa un grupo, a corto , medio o largo plazo?

Mis pensamientos para la banda , son para esta gira, para este año. No pienso más allá. Pienso como mucho hasta diciembre.

.- Somos una sociedad de hablar, hablar y ¿lo que hacemos realmente es berrear?

Unos berrean, otros hablan y otros no saben escuchar.

Yo fíjate que soy de los que cuando hay mucha gente no me gusta hablar. Es como que me cohíbo. Prefiero escuchar. Pero lo que pasa es que los que hablan mucho al final, son los que quieres que se callen.

Soy una persona que me gusta bastante el silencio.

.- ¿Qué pondrías en una valla publicitaria si tuvieras el permiso?

Que lo único que nos va a salvar es la cultura y el amor

.- ¿Cuál crees que es la marca que deja vuestros trabajos o conciertos en las personas?

A mi cuando voy a un concierto de Rock and Roll que me gusta u oigo una canción que me gusta, en definitiva, cuando algo me emociona , es el objetivo de toda acción.

Emocionarlas de la manera que sea, tanto positivamente como negativamente. En definitiva el propósito es emocionarlas, que le mueva. Que la música mueva a la persona que la está escuchando.

Que esa canción le haga sentir libre. Que nos haga olvidarnos de la política, de las relaciones humanas y todas esas mierdas, que no son más que mierdas. Son problemas que nos ponemos nosotros, que realmente no existen

Yo creo que el Rock and roll, te tiene que hacer ser libre y salvaje.

.- ¿Qué libro recomendarías a una persona que está leyendo la entrevista?

Ahora mismo me estoy leyendo El Quijote. Y el último que me leí fue Drácula.

Drácula es una maravilla y El Quijote, es una obra maestra.

.- ¿Cuál es la mejor formula para salir de la rueda del “No sé qué me pasa”?

Para mí la música es esencial en mi vida. También me gusta emborracharme. Porque es una bendición que pueda existir una situación en la que te puedas tomar 3 copas de vino y te pones un disco que te gusta, todo cambia.

Así que, pues eso.

.- ¿Cómo definirías la relación entre el Rock y el Amor?

Yo creo que es total. El Rock and Roll es muy pasional . Creo que somos personas muy sensibles, que vivimos las cosas de forma muy intensa. Necesitamos de esa intensidad para escribir, para vivir. La música en si misma, es una manera de vivir, muy alocada. Ya que siempre estás arriba, abajo, abajo , arriba,

El Rock and Roll es amor por muchas cosas. Amor por tu libertad, amor por escapar, por la rebeldía, por tu chica…

.- ¿Qué le dirías a una persona que quiere emprender sus sueños?

Yo la verdad que no sé cómo aprende una persona a vivir , pero yo creo que una de las formulas del éxito, es localizar lo que te hace feliz y hacerlo. Ya sea ser jardinero, cajera del supermercado, director de un banco o mochilero por la India.

Hay que localizar lo que te hace feliz y lo que NO.  Lo que no podemos hace es estar siempre cargándonos de cosas que nos impiden avanzar. Pensar que la vida en algún momento nos dará un respiro y que nuestros hijos se irán de casa, que nuestro marido o mujer que no soportamos algún día cambiará y que nuestro trabajo que es una puta mierda, algún día me jubilaré.

Yo hace muchos años descubrí que con mi guitarra podría alimentar y no tener jefes. Y sé que jamás voy a volver a tener ningún jefe. Si el grupo no funcionase, tocaría en bares todas las noches para comer de lo que me gusta hacer.

No tener jefe y hacer lo que a mí me da la gana, es lo que a mí me llena. Cosa que voy a hacer toda la vida, hasta que me muera.

Por lo tanto, el secreto del éxito, es hacer lo que te gusta .

.- ¿Hay que vivir dentro de la Ley de cada uno o de la Ley que nos recomiendan los demás?

Desde luego que dentro de la ley de cada uno, no de la que nos recomienden los demás. Es un poco ampliando la pregunta anterior.

.- ¿Cuál es tu palabra favorita?

Espaguetis. Es que es mi comida favorita, por lo tanto mi palabra favorita.

.- Una reflexión para los lectores del blog.

Me gustaría que todo el mundo apagase la televisión, los móviles, dejáramos de leer los diarios y todo el mundo se pusiera a hacer lo que realmente siente que tiene que hacer.

Ponernos a hablar con el de al lado y a disfrutar, que realmente se parase el mundo. Que se parase la bolsa, que se parase todo.

 

¿Cómo afrontar el camino a recorrer?

“Escoger un camino significa abandonar otros. Si pretendes recorrer todos los caminos posibles acabarás no recorriendo ninguno” Brida. Paulo Coelho

Amamos el éxito.

Queremos hacer las mismas cosas que hace esa persona que seguimos. Devoramos el libro de la persona que nos inspira, y pensamos que nos gustaría escribir un libro como él. Queremos ganar el mismo dinero que esa persona y sobre todo, que las cámaras, luces nos bañen con minutos de interminables de aplausos y gritos.

Adoramos el éxito. Pero eso si, no queremos saber y/o nos olvidamos de lo que hay detrás del mismo.

Detrás de esa foto, de ese libro, de ese trofeo, existe un camino para llegar hasta allí. (Excepto que haya habido tongo o alguna cosa siniestra).

Nos encanta la frase de “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Pero cuando la pensamos, ya nos entran sudores fríos al pensar que nos tenemos que poner a caminar hacia nuestra meta.

“¿No hay nadie que nos lleve de forma rápida y sencilla? ¿No hay una manera de saltarnos todos los pasos” Son algunas de las preguntas que lanzamos al aire esperando que sean recogidas por algún alma caritativa y nos lleve a dónde queremos.

La experiencia me ha dicho, que si no disfrutas del camino, el éxito nunca sabrá igual.

Adoramos los libros, conferencias y artículos en los que nos promulgan como llegar a hacer amigos de forma rápida, cómo alcanzar el éxito antes que tu vecino o cómo ligarse a esa chica antes que el cachas de la televisión te la quite.

Todo lo que signifique, el menor esfuerzo posible con el mayor resultado posible, ALLÁ VAMOS. Todo, porqué eso de ponernos manos a la obra, caminar, no ver el horizonte que queremos alcanzar y ya ver que el vecino lo ha conseguido, que lo sufra otro, que nosotros queremos el éxito a la mayor brevedad posible.

Si de verdad quieres una cosa, ¿Por qué optamos por la amargura, el miedo, la frustración y la rabia como emociones para que nos acompañen durante el camino? Y lo peor de todo ¿Por qué las elegimos de compañeras de viaje antes de empezar?

¿O es que cuando emprendes el viaje para ver un concierto, el nacimiento de tus sobrinos …vas deprimido? ¡¡Me parece que no¡¡. Eliges la ilusión, la emoción, las ganas, la motivación para que te acompañen.

Ya antes de empezar, vamos mal.

SI ya piensas que va a ser el camino peor de tu vida, que te vas a cansar, que dudas que lo vayas a conseguir y demás…Claro que no te apetece nada empezar, claro que te entrará pereza…Claro que no lo conseguirás.

No estoy diciendo que será fácil si lo coges con más actitud, quizá no lo consigas. Pero lo que si te aseguro, que lo gestionarás mejor.

Creemos que la felicidad solo será cuando lleguemos a la meta. Que solamente lloraremos cuando hayamos pasado roto la cinta que nos dice que hemos llegado. Porqué creemos que el camino, será duro, arduo, coñazo..

Vivimos en tensión. Queremos todo para ya. Porque nos importa nuestro estatus, nos importa llegar a la meta el primero y sobre todo, ponerlo en redes sociales que lo hemos conseguido, para dar envidia.

Por esa tensión, por mantener ese estatus, creemos y nos hacen creer, que tenemos que tener miedo a la oportunidad que tenemos delante de nosotros. Que tenemos que enfrentarnos a ella con respeto y con muchas dudas. Porque si las tomas con alegría, ganas, ilusión, pensarán que estás más loco que las maracas de machín.

Cuando cambiamos el foco, las cosas cambian. Cuando dejamos de pensar de forma negativa, a ver las cosas desde otra perspectiva, las cosas se transforman. Ya no son como creíamos que eran. Ya empezamos a ver una salida a esa espiral donde nos habíamos metido. Ya no es lo mismo.

Pero seguimos pensando que el camino tenemos que vivirlo con sufrimiento, dolor y lagrimas. Que alguna habrá, que esfuerzo vas a tener que echarle, pero ¿sería mejor cambiar la actitud durante el camino? ¿No sería más llevadero?

Porque una actitud diferente a la de los demás ante los retos, hace que:

  • Te focalices más en tu meta y delegues todo aquello que te lastra en tu objetivo.
  • Te das cuenta de que los pequeños detalles, son los distinguen el éxito del fracaso.
  • Las caídas, las afrontas con más animo, hasta con risas. Aprendes de ellas y sabes que no tienes que volver a repetir.
  • Te levantas por la mañana con ganas de seguir hacia adelante y no seguir en la cama lamentándote de la vida que tienes.
  • No estás siendo irresponsable por afrontar la rutina , los retos con una sonrisa. Sino que sabes que gran % del éxito vendrá determinado por tu actitud.

Se nos habla de estar motivados, pero a la vez, que eso de sonreír a la vida, de tener ilusión, con la que está cayendo es de “raros”:

Cuánta más actitud le pongas a las cosas, más motivación tendrás. Es asi de simple la ecuación de la motivación.  Pero eso si, no sonrías, que no se te iluminen los ojos, no cantes, no bailes,… se una persona seria, ten modales…¿Y así como vamos a superar retos? Más bien les vamos a tener miedo hasta a una hormiga.

La suma de tu visión y tu pasión, da como resultado el éxito o el fracaso ante el reto que tienes por delante. Simple y llanamente.

Siempre siéntete valiente porque te ayudará a conocer donde no están tus limites.

Siempre confía , porque si está delante de ti, algo te tiene que enseñar de ti, de la vida, y que hay algo que te está esperando después del camino, seguro.

Agradece lo que tienes, agradece lo que vives, agradece todo, porque el camino te está enseñando mucho más de ti, de la vida, que aquellas personas que se quejan de su futuro pero que aun teniendo un camino por recorrer, no lo hacen.

Recuerda: HASTA ALCANZAR CUALQUIER COTA, TIENES UN CAMINO POR RECORER. Siempre lo hay, y quien te diga, que te lleva por un atajo, no lo creas. NO EXISTEN SI DE VERDAD QUIERES QUE SEA ALGO DURADERO.  Y siempre con ACTITUD, por favor.

TODOS recorremos caminos. La diferencia entre la gente de éxito y la mediocridad, es la actitud con la que afrontas dichos caminos.

¿Qué eliges?

 

 

 

¡¡Importa primero el QUIÉN para luego pensar el QUÉ!!

“No es tan importante quién comienza el juego, sino quién lo termina” decía John Wooden

¿Quieres formar un equipo que dure y fuerte?

Empieza primero por el QUIÉN y luego busca los QUÉ.

Si es lo que siempre hemos hecho, pero a día de hoy, nos dicen que lo importante es la meta, y luego decidir las personas que nos acompañaran en el camino.

¡¡PERO SI NO ES COMO LO HEMOS HECHO SIEMPRE!!.

Pongámonos en situación:

.- Te dice un amig@ que si vais a ver una pelicula. Y aunque te apetece el cine, las excusas nacen de tu boca con el único propósito de no verlo.  Pero sin embargo, te llama tu mejor amigo, y no importa los planes que te proponga, si hace frio, llueve o venga un huracán a tu ciudad, tú vas raudo y veloz a verlo.

.- Te llama la persona que te gusta. Te dice que si te vas con ella a pasar un fin de semana a la montaña. A domir a raso, a perderte entre bosques de pinos y a ver amanecer en lo alto de la montaña. Ya puedes ser el más cosmopolita del mundo, que odies las chinches y los mosquitos, que no te importará. Allí te tendrá a tu lado y los inconvenientes, los convertirás en mínimos tras ver su sonrisa todo el día junto a ti.

¿Qué ocurre cuando vives situaciones así?

.- Las circunstancias no te importan. Te da igual si estás trabajando en un “co-working” financiado por Google como si estás en una choza en un monte perdido. Te importa el ahora, que es lo único que tienes.

.- Las caídas no son tan fuertes como las que sufrirías si no estuvieras con la persona adecuada.

.- Los lazos entre los integrantes del equipo, son mucho más fuertes. La confianza está más fortalecida entre todos los integrantes desde el principio, porque cada uno de ellos quiere estar con el otro. Se conocen más y gestionan mejor el equipo, que si tuvieran un jefe impuesto para el proyecto en común.

.- Muchas veces, la resolución de las incidencias se resuelven con una mirada a los ojos. No con una amonestación o un posible despido.

.- Se consiguen resultados más significativos, que si se hubiera planificado de antemano una meta a la que llegar. ¿O es que no has conseguido superar y alcanzar más cosas con personas que había una relación sin normas preestablecidas, sin metas a las que llegar que con personas que de antemano lo habías hecho?

A los seres humanos, aunque vivamos en un mundo deshumanizado, conseguimos los mejores resultados de nuestra vida, junto a la gente que queremos, nos comprende y nos alienta.

Es decir, un equipo siempre se distinguirá de los demás por la conexión emocional que hay entre los integrantes.

He conocido muchos equipos con metas muy ilusionantes. Integrantes con unos CV que pudieran dar solamente con ellos, para escribir un libro. Equipos que podrían haber reescrito una parte muy importante de la historia, ya no sólo de sus vidas, sino también de las de muchas otras.  Pero por diversas circunstancias y entre ellas, el compromiso emocional entre los integrantes, no llegaron a alcanzar las metas que se le suponía que iban a hacer.

Recientemente, hablando con los integrantes de Vetusta Morla, me hizo pensar en el kit de la cuestión de este articulo.  Decían que no vivían más allá del ensayo que tenían esa misma semana antes del gran éxito que tienen, pero a día de hoy tampoco lo hacen.

Ellos querían dar rienda suelta al talento , que juntos, sentían que tenían. Sólo importaba el disfrutar, y nada más. ¿El futuro? Era cuando quedar para el próximo ensayo.

¡¡NADA MÁS!!.

Lo importante era QUIÉNES eran cada uno de ellos. Para luego gestionar el QUÉ hacer juntos. Y me parece que no les va nada mal como se han gestionado.

En un mundo donde queremos todo para antes de ayer, la VELOCIDAD se ha impuesto a la PACIENCIA.  Ya no sólo el trabajar, sino el convivir con ese equipo o tu compañero, requiere paciencia, reajustes continuos y darles tiempo a que fructifiquen. Y otra vez volverlos a reajustar si así no son.

Nos preguntamos muchas veces, fijándonos en el mundo del futbol, como un equipo con todo a su favor, el entrenador es despedido a los 5 partidos y va a otro equipo, donde no se le supone nada, y acaba consiguiendo resultados increíbles.

La unión de verdad de todo el equipo y la paciencia, serán factores indiscutibles en ese éxito.

Como vemos, los equipos de éxito, empiezan fijándose en el QUIÉN para luego determinar el QUÉ.

Se nos enseña a través de escuelas de negocios y libros, que hay que tener una misión como equipo, empresa o profesional. Sin ella irás sin rumbo, y ante la primera caída, tirarás la toalla, ya que no querrás vivir lamentos y sufrimientos.

Y estoy de acuerdo sin un rumbo nunca llegaremos a nada. Estaremos haciendo las cosas por hacer o porqué la “moda” de turno, nos dice que lo hagamos de una manera u otra.

Tener una meta, ya determina un camino a seguir. Y no conseguirla, es la semilla a la frustración y a creerse un fracasado.

Situación que vemos día a día. “Si empiezo y no consigo determinados resultados en determinado tiempo, me consideraré un fracasado.. Si no alcanzamos una meta de ventas, tendré que empezar a despedir a gente…”

Nos importa más la meta, que la gente. Nos importa más la consecución que la gestión. Queremos más el éxito a corto que la paciencia a largo plazo.

¿Y dónde quedan las personas?

Se tratan como números. No hay tiempo para escucharlas, empatizar con ellas ni nada parecido que no sea conseguir lo establecido en el tiempo determinado.

Cuando vivimos pendientes del QUE, y no del QUIEN, las normas se vuelven rigidas y tenemos fobia a la flexibilidad. Contratamos a gente que creemos están dentro del QUÉ olvidándonos que ése QUIEN quizá nos pueda llevar mucho más lejos que con nuestro QUÉ rigido e inflexible.

Así que la formula secreta para los equipos personales o profesionales de éxito es:

Empieza determinando con QUIEN quieres hacer QUÉ, en lugar de QUÉ hacer con QUIEN sea.

Te aseguro que las cosas serán diferentes.

 

¡¡La felicidad en el trabajo!!

Buscamos la felicidad, pero sin saber dónde, como los borrachos buscan su casa, sabiendo que tienen una” decía Voltaire.

¡¡SOLAMENTE PODRÁS LLEGAR A SENTIRTE FELIZ CON TU TRABAJO, CUANDO HAYAS SIDO FIEL A TI MISMO!!.

Mientras tanto, lo demás, serán puras mentiras que no servirán para nada.

Fin de la cita.

Una de las premisas del ser humano siempre ha sido la búsqueda de la felicidad. Aunque no supiera que es eso de la felicidad, tenía que buscarla, no iba a ser menos que los demás.

Felicidad que queremos que impregne cada uno de los rincones de nuestra vida. Felicidad que disipe los miedos, que elimine las caídas de nuestra vida y nos lleve en “palmitas” hasta el éxito jamás imaginado por nosotros. Eso si, sin el mayor de los esfuerzos posibles, por favor.

Antaño, bueno no hace tanto tiempo, se confundía motivación con felicidad. Se pensaba que cuánto más nos pagaran , mas felices seríamos y más produciríamos. Estando contento la empresas y nosotros por el sueldo que nos llevaríamos.

Aunque costó, se dieron cuenta que los seres humanos son mucho más que un sueldo y un bonus a final de año.

A día de hoy se nos dice, que tenemos que primero a la hora de emprender un sueño, ocuparnos por el propósito, la visión, la meta…del mismo, en definitiva, del PORQUÉ, y a posteriori ir a por el CÓMO y con el con QUIÉN.

Cuando en la vida real, no hacemos eso.

Primero nos importa con QUIÉN nos vamos de viaje, con QUIÉN vamos a vivir esa experiencia y luego ya decidiremos DÓNDE nos vamos. Da igual la meta, disfrutamos del camino, de la compañía, pero sobre todo, estamos en paz, porque somos nosotros mismos, nos respetan y quieren por como somos. No creen que porqué nos ofrezcan unas maquinas recreativas, un futbolín o poder comer en sillones blancos, vamos a ser más felices gracias a esas herramientas, y olvidándonos de ser nosotros mismos.

¿Qué ayudan esas cosas? ¡¡DESDE LUEGO!!.

Pero creo que todavía no se va al fondo de la cuestión

Mucha gente, siempre desde fuera, se “tira de los pelos” cuando observan a personas que dicen que no están motivadas en sus puestos de trabajo. Puestos de trabajo que están rodeadas de todo tipo de ayuda, tecnológicas y no tecnologicas, que la misión que tienen es la ayuda en la gestión de la vida de la persona, para que se sienta más feliz.

Pero que yo sepa gestionar el día a día , no es igual a sentirse feliz/fiel con uno mismo.

Se cree que cuánta más fácil sea la vida para todos, más feliz será, más productivo, más motivado y todo en mayor beneficio para todos.

Y cuando les dicen que se quieren marchar de trabajos así, la gente no lo entiende. Creen que están locos desaprovechando una oportunidad así.

Yo me fui de una empresa “innovadora”, porque realmente sentía que no estaba siendo yo. Y en vez de preguntarme qué me estaba pasando, la gente se echaba las manos a la cabeza, por la decisión que tomaba.

Estoy de acuerdo que ir al trabajo, tiene que ser un juego. Yo considero que me divierto, sino ya te digo que no haría lo que hago y las horas que le meto.  Porque sino es un suplicio. Si crees que te lo estás pasando bien ,que te ríes, eres mucho más creativo tanto en los buenos como en los malos momentos. Y el tiempo se pasa mucho más rapido.

Las circunstancias ayudan, impulsan.

¿Pero una máquina de café me hará ser feliz?. ¿Jugar al futbolín hará que sea más creativo o saque la rabia que llevo dentro?

En muchas ocasiones, se está utilizando, el tema de la felicidad como una moda a la que subirse, para tener “tranquilos” a los trabajadores, cuando en realidad, cuando se cierra la puerta, no se cree en ella para nada, apostando siempre, a como se hacían las cosas en antaño. No generalizo pero sé casos de primera mano. O se crean formaciones en felicidad en el trabajo, y tendrían que preguntarse primero si son fieles a ellos mismos, para formar en felicidad.

La verdadera felicidad, tanto en tu vida personal como en la profesional, empieza por SER FIEL A TI MISMO.

Ser fiel a ti mismo, no quiere decir que se te “cierren” los oídos para siempre ante las opiniones y recomendaciones de los demás. ¡¡PARA NADA!!.

Ser fiel a ti mismo, es no desviarte de tus valores, de tus sueños ,de tus ilusiones o motivaciones.

Siempre me gusta pregunta a la gente con más experiencia en la vida, una recomendación que nunca debemos olvidarnos. Y todos tienen en común una frase que dice así: “Se fiel a lo que sientes, a eso que no te deja dormir, porque es una parte esencial de tu vida”.

Ya te pueden poner la PS4 a tu lado, el mejor capuchino del mundo a tu disposición o poder trabajar en tu casa con el fibra óptica, que si no estás siendo fiel a ti mismo, no creo que te haga más feliz, ni rindas más.

Ser fiel a ti mismo, no quiere decir tampoco que solamente pueden ser felices aquellas personas que están trabajando en su pasión, en lo que les gusta, en el desarrollo de su talento. Desde luego que cuando estás trabajando en lo que te gusta, el desarrollo es mucho más fácil. Uno se implica más, no necesita motivaciones exteriores y el aprendizaje continuo sabe que debe ser su bandera.

Pero conozco también que siendo fieles a si mismos, están trabajando en trabajos totalmente opuestos a sus sueños y anhelos. Lo aceptan como algo circunstancial de lugar, pero luchan mientras tanto por llegar a ese puesto de trabajo que sienten que les daría el poder de desarrollo que sienten y quieren.

Otros podrían pensar que es una fuente de frustración esa situación, el hacer algo que sabes que no quieres o que estás quitando el puesto de trabajo a una persona que podría dar más en ese trabajo. Y estamos muy confundidos. Esas personas, saben que las circunstancias las construye uno. Que quizá no será tan fácil como cabría esperar, pero que en esos momentos, en ese trabajo, está ahí para aprender, desarrollarse, como catapulta a su sueño. Pero siempre siendo fieles así mismos.

Son las empresas, las que no ven que esa persona podría dar mucho más en otros puestos, provocando un mayor impacto para todos.

Pregúntate:

¿Cuando estás enfocado y en coherencia con lo que quieres y eres, te da igual las circunstancias que te rodean, si estás un hotel de 5 estrellas, tu jefe es un gran guru o estás en un garaje trabajando, porque sabes que estás siendo fiel a ti mismo?

Así que :

.- La felicidad en el trabajo es posible. Pero empieza en ti.

.- Si no eres fiel a ti mismo, ya te pueden poner el mejor café, que te parecerá de lo peor del mundo.

.- Ser fiel a uno mismo, es la mayor fuente inagotable de motivación, creatividad e ilusión, que jamás hayas podido conocer.

.- No sólo son felices las personas que trabajan para sí mismos o desde su pasión, también puedes ser feliz y fiel dentro de una empresa.

¿Y tú te consideras feliz en tu trabajo? ¿Por qué crees que no lo eres?.