Javier Regueira: “Sin contenido, terminas divorciándote”.

Hoy dentro de “Conversaciones con…” para mí es un placer presentar a Javier Regueira.

En un mundo interconectado, donde a la publicidad se le llama comprar anuncios de Facebook, haciéndonos creer que es lo último. Donde un video de una persona bailando preparando una conferencia, nos dicen que es por el bien de nuestro Branding. Me preguntaba donde quedaba el contenido de verdad, que hacían las marcas de verdad que conseguían transformar el mundo.

Sin contenido no hay nada. Sin contenido seremos uno más, llegando otra marca, que empatice de verdad con nuestros posibles clientes, quedándonos nosotros para “vestir santos”. Y es lo que me confirmo Javier, en la conversación que tuvimos recientemente.

Autor de uno de los escasos blogs que sigo “No content. No Brand”, dirige la 1 agencia de Brand Content en España “Zond” (www.zond.tv). Autor de varios libros, además es el primer Doctor por una Universidad española en Branded Content.

GRACIAS JAVIER, por enseñarnos que la importancia en estos momentos, del contenido como forma de comunicación de nuestra marca. Podéis conocer más el trabajo de Javier a través de su Twitter (@javierregueira)

– ¿Quién es Javier Regueira?

Estudiando de publicidad y estudiante de emprendimiento. Aprendiz de todo y experto en nada.

Parece que dicho así, es falsa humildad. Pero es lo que creo, porque en un mundo digital como en el que vivimos actualmente, no dejas de aprender nunca

.- Si tuvieras a tu disposición una valla publicitaria, y en ella poner lo que quisieras. ¿Qué sería?

Tumbaría la valla publicitaria.

Intentaría comunicar el mensaje que la empresa quiere, no a través de una valla interrumpiendo lo que el conductor tiene que hacer, que es conducir

.- ¿Cuál es la mejor inversión que un ser humano puede hacer con menos de 50 euros?

Yo creo que la mejor inversión en ti mismo es conocimiento.

Yo te diría que una conexión a Internet, que es donde está la biblioteca casi infinita a tu disposición. Una conexión a internet de 1 mes y pegarme todo el mes leyendo

.- ¿Qué has aprendido de tus fracasos? ¿Cómo lo definirías a un fracaso?

Del fracaso es el tema que aborden en mi primer libro. El fracaso que es lo que sentí, cuando tuve que cerrar mi 1 empresa, fue el propósito del libro, queriendo sacar toda la experiencia que tuve.

Una experiencia más importante en el plano personal que en el profesional. El principal aprendizaje que obtuve, es que por ego o soberbia siempre va achancando a los factores externos de la situación surgida. Por ejemplo, nuestra empresa cayó entre el 2007 y el 2008, en la cumbre de la crisis. Y el consejo de administración, es lo que hacíamos, echarle la culpa a la crisis. Con el paso del tiempo, me he dado cuenta que fue un elemento externo, que no ayudo, pero que tampoco tuvo tanta influencia.

Yo creo que el peor enemigo del emprendedor, es el propio emprendedor.

Yo creo que en cualquier actividad humana, por un lado está el reto que tú te marcas y por otro la capacidad que tú tienes.

Pero el problema que veo, ya que además de emprendedor, soy profesor, los chicos tienen recalentada la cabeza con respecto a la hipercompetitividad laboral, con el sois los mejores, con el esfuerzo se llega al éxito..Cuando no tienes bien claro cuáles son tus limites, tú te pones el horizonte muy alto, con el final que te la pegas.

Yo me la pegue, por tener un grado de ambición muy elevado y una autoconfianza desmesurada que me llevó a pensar erróneamente que yo no podría fracasar. Y ahí es donde tu ego no admite que tengas que recular, que tengas que abandonar, acabas haciendo la huida hacia adelante.

El fracaso está relacionado con que no hayas encajado la dureza del reto con las capacidades que tienes.

.- ¿Qué relación hay entre el AMOR y una MARCA?

Total es la relación. Pero la relación actual es muy poca. ¿Hacía donde deberíamos caminar? Hacia eso, hacia el AMOR.

Dentro de los maremágnum de estudios que encontramos, en los que algunos no te ofrecen mucho aprendizaje, hay uno que se llama “Marcas con significado”. En él se dice que un 80% de las marcas, el consumidor las considera irrelevantes y no las echaría de menos, si dejasen de existir. De ese 20% restante, que son marcas que el consumidor reconoce que le aportan valor, el motivo es que son empresas que no le pretenden engañar ni dar por saco.

¿Qué el camino es el amor? Desde luego.

Sé que el amor tiene tintes ñoños. Pero para mí, significa SINCERIDAD, no engañar al consumidor y CERCANIA. En esta era digital, no tiene mucho sentido que le hablemos a los clientes desde el pulpito, quiere cercanía.

No creo que estemos en la época del amor, pero sí, el camino a andar

.- ¿Qué es el Brand Content?

Es un intento de hacer comunicación de marca ética y que aporte valor. Porque lo que se supone que aporta valor no interrumpe. El consumidor va elegir libremente seguir tu blog, tus contenidos.

Aunque no soy de palabros, tienes que utilizarlos para que la gente sepa de qué estás hablando, pero si quieres te lo resumo en una frase:

Es la comunicación de marca o publicidad, que el consumidor SI QUIERA EN SU VIDA. Porque la que no quiera, va a dejar de existir en breve. Por ejemplo, cuando los Milennials, no quieran una marca, con el poder que tienen, esa marca dejará de existir.

El camino que creemos muchos, es ofrecer comunicación interesante, que aporte un valor al usuario y que la busque proactivamente.

.- ¿Qué destacarías del Branding actual?

Al menos en la profesión, en el 2017, la gente siente que el Branding va mucho más allá del logo. Cuando yo estudiaba, ibas a una librería a pedir libros sobre Branding, y te daban libros de Diseño Grafico.

Pero desde diferentes libros, se empezó a promulgar que las marcas son valores intangibles. Valores que habitan en la mente de los consumidores mucho antes que lleguen incluso a los lineales de los supermercados, por ejemplo.

A día de hoy, los profesionales sabemos de qué va el Branding, pero lo que creo, es que en demasiadas ocasiones, las agencias de publicidad siguen siendo los grandes guardianes de la comunicación, de la esencia de las marcas, han buscado casi más el efectismo, la creatividad mal entendida que busca el aplauso, que la consistencia estratégica.

Yo por ejemplo que he trabajado durante más de 20 años en agencias de marketing, cada 24 meses, llega un director de marketing, que quiere imprimirle su propio sello. Incluso a veces despidiendo a la consultora que tenían. Produciendo que los valores que tenía dicha marca, se convierten en un ente esquizofrénico que cambia cada 18 meses y que nadie entiende.

Entendemos de qué van las marcas, pero todavía estamos en la fase de aprender a darles consistencia.

La consistencia nunca la va a conseguir nadie, que solo busca el aplauso de los festivales de publicidad

.- En una carta a una persona que confunde publicidad y Branding, ¿Qué le dirias?

Que se haga un buen máster en una escuela de negocios, porque lo que tiene en su cabeza, es una buena confusión.

De publicidad estamos hablando comunicación de marca, que es parte del marketing. Y el Branding es una disciplina mucho más nueva, que entra dentro del Marketing, pero que tiene que ver con la creación de marca y la gestión de valores de marca. Tiene que ver con la sociología, con la sicología, se alimenta del estudio de mercados

No hay posible confusión. La marca no se comunica solamente con publicidad. Los 4 vectores que la marca comunica, son la COMUNICACIÓN, como hemos hablado antes, pero también LAS PERSONAS, el PRODUCTO y el ENTORNO FISICO

En el futuro, la publicidad va a tener menos peso en la comunicación de marca y otros muchos elementos van a tener más. Y eso lo demuestra, exitazos de marcas como Mercadona o las empresas de Inditex, que no hacen publicidad, pero están magníficamente bien posicionadas.

.- Termina la frase… Sin contenido

Yo te diría que sin contenidos terminas divorciándote. Sin contenido no tienes nada de lo que hablar.

Igual que cuando una pareja se apaga cuando se termina la conversación. Si tú como marca, no le ofreces un tema de conversación interesante a un fan, se empieza por el distanciamiento, por el silencio y luego el divorcio.

Antes hablábamos del amor. El amor se termina cuando no hay conversación Y el contenido es un poco, la voz de la marca. Es proponer, una excusa, a tus usuarios para hablar contigo.

.- El mundo actual es la lucha entre la Creatividad y la Estrategia, ¿Qué piensas?

En absoluto una estrategia y la creatividad son lo mismo.

En las universidades nos enseñaron que la creatividad debería estar al servicio de generación de notoriedad. En un entorno saturado de publicidad, tienes que intentar ser notorio, gracias que el mensaje sea ocurrente.

Pero yo a mis alumnos, les explico que deberíamos dar un paso más .Como decía uno de mis primeros jefes, “si quieres ser notorio, sal a la calle con un gorro de plumas. Serás notorio pero también serás ridículo”.

La creatividad en sí misma, te puede convertir en un fantoche. Porque un día eres un hipster, otro día eres uno de la Generación Z, y otro día… Puedes ser lo que quieras, pero en este ámbito de mercado en el que estamos, lo importante es la estrategia que es la que de verdad te da consistencia, permitiendo que el consumidor te identifique y te diferencie.

.- ¿Estamos viviendo una burbuja con el emprendimiento?

Yo creo que habido poderes facticos interesados que la gente emprendiese a saco, y yo diría que hasta sin norte.

Todos los empresarios que he conocido, te hablan del emprendimiento con gran precaución. Hemos vendido mucho humo, por los 5 millones de parados que hemos llegado a tener. Y parecía que el autoempleo era la única vía que nos iba a sacar de ahí. Y el emprendimiento requiere muchas condiciones que no todo el mundo tiene.

.- ¿Nos tienen que preferir o nos tienen que recordar?

Pues las dos cosas.

Hay un modelo que explica el comportamiento humano, que se llama “Jerarquía de efectos”.

Nosotros trabajamos con él, pero aplicado en el mundo del marketing. La publicidad masiva, te va a dar notoriedad. Por ejemplo Tesla, necesita publicidad, para que sepan que existe. Al no ser que sea un producto muy original, siempre vas a necesitar una publicidad masiva.

A partir de ahí, cuando tú pones un anuncio en el aire, por repetirlo 54 veces, no consigues que aumente la deseabilidad del bien anunciado. Y ahí es donde entra en juego el contenido, que es lo que nosotros hacemos y que es el Brand Content.

El contenido si se ha conseguido demostrar, que es más útil, ya que provoca relaciones más fructíferas y duraderas con ese cliente

Notoriedad más Empatía, es lo que acaba derivando en la compra.

Sin contenido, una marca puede ser sustituida por otra perfectamente, ya que no empatizarás con los clientes, que es lo que te hace diferente a los demás, o esa preferencia, ya que está todo inventado.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad? ¿Y de marca de éxito?

Me estaba acordando ahora de la pirámide de Maslow. En la cúspide esta la autorrealización, una necesidad que el ser humano nunca satisface.

Yo te puedo decir que los momentos más felices de mi vida, son los momentos en los que más me he sentido autorealizado. Momentos que no equivalen a pasta, ni a poder, ni a nada por el estilo.

Como bien dice Mario Alonso Puig, estamos obsesionados con el tener. Pero para tener, lo primero hay que ser y después hay que hacer.

Creo que las marcas también cumplen un rolen ese mismo sentido. Las marcas son extensiones de nuestro propio yo que nos ayudan a autorealizarnos. Es algo consumista lo que acabo de decirte, pero quien conduce un Bmw no lo hace solamente por la motorización, sino también por la seguridad que le transmite salir del garaje con un BMW.

El éxito de las marcas, tiene que ver con también haber sabido dotar autorrealización a sus determinados targets.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Me resultaría difícil decirte solo una cosa, pero para mí es prioritario como todo padre, que es la educación de mis hijas. Para mí, en relación con la educación que hemos recibido de nuestros padres, que es la obsesión con el mundo académico. ¿Por qué? Porque terminas haciendo creer a los niños que cuando te esfuerzas siempre lo consigues, la vida te devuelve siempre el esfuerzo que tú le pones  y eso es una falacia.

Todos hemos estado enamorados de una persona y no nos han hecho caso. Todos hemos puesto esfuerzos en un sueño y no los hemos conseguido

Yo siempre digo que el esfuerzo está bien, que hay que trabajar, pero que eso no te garantiza nada. Igual o más importante está la preparación, la educación emocional que es la que te permite encajar los inevitables golpes de la vida que siempre van a estar ahí.

Anuncios

Ferran Ramon-Cortés: “El número de contactos de Facebook es para nuestro ego..”

 

Hoy dentro de “Conversaciones con…” tengo el placer de presentar a Ferrán Ramón-Cortes

¿Qué sería de un mundo sin redes sociales? ¿Qué sería de nosotros sin un Smartphone? ¿Qué sería de nosotros sin nuestros “contactos” de todo el mundo? ¿Sabríamos vivir sin Internet? ¿Sabríamos vivir sin estar pendiente de las estadísticas de nuestras Redes Sociales?

Son algunas de las preguntas que me hacía mientras leía “Más amistades y menos Likes” de Ferrán. Y durante unos días fui preguntando a la gente que me iba encontrando, dichas preguntas.

Las respuestas eran:” ¿Eh? Mientras creían haberme escuchado y estaban absortos en sus redes sociales…No sabría vivir sin mis “amigos” de todo el mundo, ellos me han hecho a mí.. Gracias a las redes sociales, tengo más amigos y soy más conocido de lo que me podría haber imaginado nunca…”

Eran alguna de las respuestas que recibía al respecto… ¿Por qué vivimos tan pendientes de nuestros likes y no los abrazos que recibimos? ¿Creemos que el número de seguidores importa mucho más que el poder que tiene una mirada durante una cena? ¿Por qué creemos que tenemos tantos amigos cuando en realidad sólo contamos con los dedos de una mano y nos sobran dedos con la confianza para contarle nuestros problemas?

De estas dudas y más, tuve la oportunidad de poder conversar con Ferrán Ramón-Cortés hace unos días.

Gracias Ferrán por ayudarnos a recuperar el verdadero valor de la amistad. En una época donde el termino está totalmente prostituido por rebozados como influencers, postureo y número de visitas. Gracias por recordarnos que una hora que perdemos en personas o situaciones que no entran dentro de nuestras prioridades es una hora que no invertimos en lo que SI nos importa, en quien SI consideramos amigo.

Podéis conocer más del trabajo de Ferrán a través de su Twitter (@FerranRamonC)

.- ¿Quién es Ferrán Ramón-Cortes?

Alguien que un día decidió dejar su carrera de ejecutivo con ínfulas por el estudio de la comunicación personal y las relaciones. (Y que lo hizo por necesidad propia).

.- ¿Cuál ha sido la mejor inversión que has realizado con menos de 50 euros?

Una cena con mi hijo en un momento complicado de su vida; fue la primera cena mano-a-mano. 44€ + propina. Guardo el ticket.

.- Si te digo amistad… ¿Qué me dices tú? ¿Se ha prostituido su significado así como el de “tengo una relación?

Si me dices “amistad” sospecho: ¿Qué quieres de mi?. Si te comportas como un verdadero amigo, ¡adelante!. El significado de amistad se prostituyó el día que Facebook llamó amigos a los contactos, y ahí seguimos. Y la expresión “tengo una relación” sugiere directamente un “rollo”. También se ha prostituido el significado.

.- ¿Somos el número de contactos en Facebook o con quienes tomamos un café? ¿Estar tan conectados nos ha desconectado?

Somos SIN NINGUNA DUDA!!!! Con quienes tomamos un café. El número de contactos de Facebook es para nuestro ego, para nuestra fantasía de popularidad y éxito. Pero no dice nada de nosotros. Crecemos con aquellos con quienes nos relacionamos de tu a tu, cara a cara, y eso necesita ese café. Estar tan conectados nos ha robado tiempo y energía para esos cafés, y por tanto nos ha desconectado de los amigos de verdad. Además… tomamos esos cafés mirando el WhattsApp, que tiene delito!

.- ¿Aguantamos lo inaguantable por miedo a la soledad?

O por dependencias psicológicas complicadas. Hay personas adictas al conflicto. Pero en general aguantamos más de lo que deberíamos porque no nos lo planteamos; no nos situamos ante cada relación y nos preguntamos qué nos aporta y qué energía nos da, que es lo que tendríamos que hacer más a menudo.

.- En este mundo interconectado, ¿Nos hace creer que somos unos relaciones publicas en potencia en las que queremos y deseamos que todas nuestras relaciones vivirlas con pasión e intensidad?

Si, es nuestra fantasía. Pero es eso, una fantasía, porque no tenemos ni el tiempo ni la energía para hacerlo. ¿Nos parecería razonable ver a un amigo una vez cada dos meses? Pues saliendo CADA DÍA, tu lista se reduce a 50. No más. Tus 1.000 amigos de Facebook van a esperar unos años en la cola…

.- Como en la pasión, ¿Es más importante la calidad que la cantidad?

Sin duda. Hay relaciones de mucha frecuencia de contacto que no valen nada, como hay relaciones de poco contacto que son sólidas como una roca. La profundidad de lo que compartimos marca la calidad de una relación, no las veces que nos vemos.

.- ¿Es el apego un virus potente de esta sociedad?

Si, y lo malo es que no sabemos que lo tenemos. Cuesta mucho darte cuenta de que te has infectado…

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

Mis amigos. O mis relaciones en sentido más amplio. Y no lo digo yo, lo ha dicho la Universidad de Harvard en el mayor estudio jamás hecho. Tras seguir a casi 800 personas durante 75 años han concluido que el único factor que explica las diferencias de felicidad entre unos y otros es la calidad de sus relaciones. Una terraza, una copa, una buena conversación, unas risas, y quizás alguna lágrima. Esto es el retrato de la felicidad para mi.

.- ¿Hay que hablar menos y hacer más?

Hay que hablar menos de hacer, y decididamente hacer. Y al hacer, entonces si hay que hablar.

.- ¿Por qué no queremos ver que un gran porcentaje de lo que hacemos, con quien hablamos son pura obligación?

Supongo que porque nos tiraríamos bajo las ruedas de un tren. Y porque socialmente la presión es brutal. Cualquiera nos encuentra, encontramos a cualquiera… llevarlo bien no es fácil, y a veces ignorarlo es la defensa inconsciente.

.- ¿Qué piensas de las personas, como yo, que todo 31 de diciembre, limpia su agenda del móvil?

Que sois unos cracks! Así de simple. (Siempre que acabes luego el nuevo año con una nueva agenda nutrida…).

.- ¿Crees que cada persona, por buena o mala, tiene algo que enseñarnos siempre?

Claro ¡!!! La persona más insospechada te puede dar una lección de vida… del mismo modo que sostengo que abandones relaciones que no te ayudan, defiendo que andemos con los ojos bien abiertos, que la vida nos cruza personas maravillosas muchas veces disfrazadas…

.- ¿Qué poder tiene una sorpresa en una relación?

Es un mensaje claro y contundente: he pensado en tí. Y en el caso de una sorpresa sofisticada, he pensado MUCHO en ti. Tiene un poder revitalizador en la relación y te brinda un poco de carta blanca para meter la pata de vez en cuando…

.- ¿Por qué cuando, no han satisfecho nuestras expectativas o deseos, decimos adiós con igual facilidad que si tirásemos de la cadena del WC?

Porque no vemos al otro. Nos miramos a nosotros. Si miramos al otro, no cabe la idea de defraudar o no mis expectativas, porque lo que es es lo que es, y es por definición maravilloso.

.- ¿La mejor cita que puede tener un ser humano es siempre consigo mismo?

A lo mejor no va a ser la más cómoda, o la más divertida, pero es la más importante.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Simple y básica: Las relaciones son nuestra vida. ¿No merece la pena cuidarlas un poquito?

Career Coaching: Incredulidad

La incredulidad resiste más que la fe, porque se sustenta de los sentidos” decía Gabriel García Márquez.

¿Cómo estás tras la Explosión?

Después de la onda expansiva, todo se queda en calma.

La carta de despido ya la tienes en tus manos. Has firmado todos los papeles que te desvinculan de esa empresa o te has marchado de casa, para pensar lo que te ha dicho tu ya ex pareja.

La situación se ha calmado.

¿Y ahora qué? No creas que las cosas ya se hayan solucionado y que todo seguirá como antes.

Nos limpiamos el traje de la “metralla” emocional y profesional que ha provocado la explosión de esta crisis en nuestra vida.

Miramos el paisaje que ha dejado a nuestro lado.

No queremos creérnoslo.

Nos encontramos en una INCREDULIDAD asombrosa.

No queremos creer que:

.- La empresa por la que hemos dado tanto, nos ha dado una patada en el culo

.- Que todo esfuerzo, tesón y días sin dormir, no han valido para nada.

.- Que esas formaciones insípidas, esas reuniones anuales donde hay que aplaudir al “supremo jefe” y considerarlo como un salvador, sólo han valido para tener una carta de despido.

.- Que muchos agradecimientos, muchos reconocimientos pero ni una simple reunión para comentarlos la situación que estaba viviendo. Mejor hacerlo a través de una consultora externa o un sobre en nuestro lugar de trabajo, sin dejarnos comenzar la jornada de trabajo.

Vivimos en plena INCREDULIDAD, preguntándonos una y otra vez:

¿Por qué? ¿Por qué a mí? ¿Me merezco yo esto?

Cuando vivimos en una de zona de confort, nos relajamos.

Creemos que hemos alcanzado todo aquello con lo que soñábamos. No el éxito, reconocimiento o el bonus anual en función de los resultados. En el fondo, el ser humano, eso es una consecuencia que alcanza, por la estabilidad, tranquilidad, que le da un puesto de trabajo, una relación, con la incertidumbre rodeándonos.

Y cuando nos lo quitan de las manos, no sabemos qué ha pasado o por qué ha sucedido. Estamos INCREDULOS.

Porqué:

.– Ha sucedido todo sin esperarlo.

Pero aunque queramos, las cosas pasan. Creemos dominar la vida. Dominar nuestro día a día a través de nuestra agenda. De que las situaciones se suceden como habíamos esperado. Y cuando de repente, sin esperarlo, pasa algo así, nos desbarata todo. No sabemos por dónde empezar, no sabemos por donde nos ha venido la situación ni por dónde empezar.

.– Con la tranquilidad damos todo por supuesto.

Ya que estamos tranquilos, el trabajo seguirá con nosotros. Ya que creemos que somos felices, nuestra pareja estará con nosotros hasta el final de los días. En la vida no podemos dar nada por supuesto, porque siempre vendrá, cuando menos nos lo esperemos y más falta nos haga, a decirnos a través de situaciones de este estilo: “¿Te acuerdas de lo que tenías? Pues es hora que empieces una nueva aventura…Seguridad fuera…”.

.– Con la “falsa seguridad” dejamos de esforzarnos, de superarnos.

La seguridad nos hace creer que ya tenemos todo hecho. No nos esforzamos por el trabajo, porque ya hemos conseguido el contrato fijo. Creemos que ya lo sabemos todo y no hace falta más. La tenemos todos los días a nuestro lado, ¿Para qué esforzarnos más?

Pero principalmente estamos INCREDULOS, por nuestro ego.

Lo han dañado. Estaba cómodo porque todo iba bien, teníamos estabilidad, tranquilidad, se sentía en sus anchas. Te hacía creer que todo iba bien y que estabas siendo un trabajador y persona modélica. Pero de repente, ya no es “dueño” de la situación, ya no domina tu vida, porque se lo han desbaratado todo a través de la Explosión de la crisis.

¿Qué debemos hacer en esta fase?

.- Empieza a creértelo

Te lo repetiré por activa, por pasiva o en el idioma que necesites. Ha pasado lo que ha pasado.

Deja de echarle la culpa a la empresa, a la consultora, al Gobierno, a la fusión que se ha producido, o a quien sea, HA PASADO Y PUNTO

.- Tus títulos y un contrato nunca te darán una seguridad al 100%

No creas que por tener un MBA en la mejor escuela de negocios, por haber hecho un curso impartido por el gurú de turno, ya tengas la seguridad de que todo irá perfecto, viento en popa a toda vela.

A la vida, le da exactamente igual eso. Si está ahí poniéndote esas pruebas, es porque ella cree que no estás haciendo lo que realmente has venido a hacer a este mundo.

Nada te da ninguna seguridad en esta vida. NADA

.- Y si estás en una situación novedadosa para ti, es porque algo tienes que aprender.

Sé que no te valdrá la pena lo que te diré ahora mismo, que lo que tú quieres es tu empleo, que vuelva tu pareja y que las cosas sigan como están. Te entiendo y te respeto.

Pero con el paso del tiempo verás que todo tenía un porqué. En ese momento no lo verás, te dará miedo. Pero te aseguro que es el principio del comienzo, de eso que hay dentro de ti, que siempre has querido sacar pero tenías miedo.

Estás negando lo que te ha pasado, no crees que sea justo ni que te lo merezcas… Pero no creas que la situación se ha calmado…No ha hecho más que empezar.

¿Estás preparado para convivir con la RABIA?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace

Career Coaching: Explosión

Lo más importante en la comunicación es escuchar lo que no se dice” decía Peter Drucker

Hablamos de crisis, y nos entra un miedo que ni hubiéramos visto a Freddy Kruger esperándonos en el portal de casa.

Crisis es la palabra por antonomasia que determina tu futuro, personal o profesional. De ti depende que te dejes llevar por el victimismo o sea el momento o decidas empezar a responder a esos golpes, moviéndote como un colibrí para llegar al último asalto y proclamarte campeón.

A través de muchos emails, me habéis pedido como que explicara cómo gestionar esos momentos de crisis, a los que nunca hemos estado expuestos y como salir victorioso de ellos. Unos podréis utilizar este camino a nivel personal, tras un desengaño personal y otros en forma profesional, tras un despido sabiendo que es el momento de ser feliz haciendo lo que se quiere hacer. ¿O quizá seguir haciendo lo que estábamos haciendo hasta la fecha, que era hacer feliz a otra persona, y no a uno mismo? Todo dependerá de ti.

¿Empezamos?

Todo comienza con una EXPLOSIÓN.

Muchas crisis en el fondo sabíamos que iban a pasar tarde o temprano. Sabíamos que había muchos cambios a nuestro alrededor. Que se empezaban a producir cuchicheos, que ya no estabas invitado a las reuniones en las que siempre estabas o que ya tu pareja no te hacia eso que tanto te gustaba a ti, cuando estaba cariñosa.

Otras vienen de un momento para otro. No esperabas que iba a ocurrir nada. Todo estaba ocurriendo como hasta la fecha. Y tú estabas tan feliz, porque era lo que querías y creías, que todo fuera normal. Y muchas veces, por dejarte llevar, por creer que las cosas estaban yendo bien, como dicen los padres “Viene el tío Paco con las rebajas”.

Y quieras o no, ha llegado la CRISIS a tu vida.

Por mucho que nos la “olamos”, nunca estamos preparados para algo que no podemos dominar y que hasta la fecha nunca nos había ocurrido.

Por mucho que intuyeras lo que iba a pasar, por mucho que sintieras que te iban a despedir, tras los años que llevabas en la empresa, por lo que habías hecho por ella, por las horas extras que te habías quedado sin remuneración alguna…NUNCA VAMOS A REACCIONAR BIEN ANTE UNA EXPLOSIÓN.

No estoy diciendo que cojamos un bate de beisbol y vayamos a por los jefes. Pero la cara de de incredulidad, de asombro, que se nos queda, cuando se produce la explosión delante de nosotros, de una crisis que producirá un antes y un después en nuestra vida, es para grabarla.

Nos preguntamos una y otra vez, si de verdad hemos vivido lo que hemos creído vivir. Si hemos escuchado lo que nos acaban de decir…Si realmente lo que estamos viviendo es un sueño o la mejor pesadilla que nos podríamos haber imaginado.

Deja de pellizcarte, y de preguntarle a las personas, una y otra vez, si de verdad, la carta que te han dado, si lo que te han dicho, es lo que crees que te han dicho, PORQUE ES LA VERDAD.

Lo que nos distingue a unos de otros, no es las crisis que hemos vivido, los libros que hemos devorado o el número de conferencias que hemos dado por toda España.

Si no es la actitud con la que afrontamos lo que la vida nos da. Ya sé que en esos momentos te hubiera gustado, que la vida te hubiera dado otra cosa, no saber lo que estaba pasando o un crucero a las Islas Maldivas con fecha de vuelta cuando ya hubiera pasado todo. Pero me parece que no suelen ocurrir así las cosas.

Patalea, llora, grita, acuérdate del árbol genealógico del jefe, del consultor que te ha dicho que en el plazo de un mes te vas a la calle o de esa pareja por la que bebías los vientos, pero que te han dicho que “hasta aquí hemos llegado”.

Hazlo, porque reprimir las emociones, te aseguro que luego acabarás somatizándolas en enfermedades que no sabes por qué te vienen. Hazlo, llorar, gritar, irse a correr, lo que sea que te ayude a desfogarte, es y será bueno para ti

No queremos vivir las emociones que la vida nos depara. Queremos seguir como estábamos hasta la fecha. Como niños pequeños, pensamos que pataleando, la historia será una pesadilla y al día siguiente, las cosas volverán a ser como eran antes.

¡¡NOOO!!

Créetelo o no, pero la explosión ya se ha producido. Te ha producido “heridas” y de ti depende, estar en el “hospital” para siempre, o empezar la recuperación, saliendo fortalecido de ella, como nunca antes nadie te había visto.

¿Qué hacer cuando se produce una EXPLOSIÓN PERSONAL o PROFESIONAL?

.- ACEPTARLA.

Quieras o no, es lo que ha ocurrido. No es un sueño ni una pesadilla. Es lo que hay

.- ACTITUD

Del hospital saldrás en “silla de ruedas” o corriendo, dependiendo de la actitud que tengas.

.- Recuérdate sin parar: “¿No querías que el momento llegará para un cambio?”.

Pues aquí lo tienes.

Pero no sólo con estas 3 recomendaciones, todo se va a terminar y vamos a correr por el bosque como Heidi… La siguiente fase de tu transformación, te convertirás en un INCREDULO.

¿Me acompañas hacia el siguiente paso?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

¡¡Vivimos pendientes de un Ranking!!

Un ranking te descubre qué nivel de ego tienes” David Asensio

Por favor, Respóndeme a esta pregunta:

¿Crees que tu Marca, necesita imperiosamente salir en un ranking? ¿O el mejor ranking es el que dicten tus clientes?

Yo creo que NO. Pero según lo que voy viendo en redes sociales, parece que si no sales en un Ranking no eres nadie en la vida, ni ya hablamos en el 2.0.

Llegan las Navidades, y nos encontramos cientos de ranking.

Los mejores artículos del año, los profesionales a tener en cuenta para el año 2018, los mejores blog para aprender sobre Branding, los nominados a los premios de mejor blog del año en el campo de…”

Lo único que hacen es destapar el frasco de las esencias “reales” de las personas.

Sé que muchos de las personas que se creerán identificadas en este articulo, (y si, vosotros me inspiráis, gracias), pensaran que estoy resentido porque no salgo en ninguno o no he sido nominado en alguno.

¡¡ESTAIS E QUIVOCADOS!!.

Siempre tengo la filosofía Bisbal. ¿Cuál es?

Prefiero quedarme segundo, trabajar apartado de los focos y conseguir como una hormiguita mis sueños, que no depender de lo que digan los demás de mí, para creerme alguien o sentir que todo esfuerzo está valiendo la pena.

Siempre digo que estoy en contra de la famosa frase de Jeff Bezos, que tiene sobre el Branding. Dice algo así como:” Tu marca es lo que otras personas dicen de ti cuando tú no estás en la habitación”.

Y con esto de los premios, lo llevamos al extremo.

Si no salimos entre los nominados, la liamos parda. Hasta en alguna situación mostramos actitudes “políticamente incorrectas” de un auto considerado “gurú”. Otras se llaman a las personas que ha realizado el listado, para comentarle de una forma “no educada” porque no salía en dicho listado. Y no son situaciones surrealistas, sino que están sucediendo a día de hoy.

El Branding, aquello que promulga el dar valor, el que seamos todos únicos, en el que para que te cojan en un puesto de trabajo tienes que hacer un book de fotos que ni las modelos de la pasarela de Milán, donde se promulga que hay que crear lideres, humildad y en el fondo esperamos que nadie nos lidere en la lista en la que anhelamos entrar.

¿Dónde se queda lo que promulgamos a los demás?

Todo queda en “aguas de borrajas” porque tenemos que ser considerados como el mejor blog, el mejor conferenciante o estar dentro de la terna de los mejores artículos del mes.

Depender de los resultados de un ranking es:

.- Depender de la opinión SUBJETIVA de una empres a o de una estadística, es no creer en lo que estás haciendo.

Creer que estar en una lista, es sentir que tu trabajo es reconocido, es expresar que todo lo que hacías, es por y para aparentar. Tienes que tener tu propio reconocimiento. El mayor éxito que una persona puede sentir, es irse a dormir sabiendo que ha hecho todo y más durante el día por y para su sueño. Lo conseguirá o no, pero sabe que ha dado todo por su propósito.

.- Querer ser un producto de masas y no especializarse, como se proclama.

Estar en una lista, es apostar por seguir las normas de la sociedad. Y que yo sepa el Branding, la disrupción, la autoestima,…no es lo que proclama. Una lista, nos está etiquetando, nos está diciendo que somos mejores o peores que otras personas. Las usamos para que vean que somos “alguien” ante los demás.

Conozco gente que nunca ha salido ni saldrá en una lista, ranking ni cosas parecidas. Que tienen sus clientes, su movimiento y que facturan mucho más de lo que muchos de nosotros nos podríamos imaginar.

Desmárcate de lo que digan los demás y sigue lo que dicta tu corazón. Te dará más resultados, te lo aseguro.

.- Es demostrar que solo das por aparentar y no por ser.

Sé que mucha gente pensara, que salir en un listado es la consecuencia al trabajo y esfuerzo realizado. La consecuencia del esfuerzo que hagas, tiene que ser irte a dormir feliz y si además sabes que has ayudado a una persona, ya te aseguro que se te caerá la baba en el almohadón. Cuando das a los demás, sin esperar nada a cambio, sin ningún propósito, te aseguro que conseguirás éxitos muchos mayores que los que la gente pelea por salir en una lista de esas.

El verdadero avance no se promulga, el verdadero avance no está

Y además podremos tener muchos amigos gracias a la salida en listas, pero una pregunta ¿Cuántos amigos tienes a tu alrededor que no les importa donde salgas y si quien eres?

.- Demuestra lo que es “bueno”, en un momento. ¿Pero alguien conoce una lista de lo que no nos gusta?

Sé que existe la lista de los Razzie, películas más “infumables” de Hollywood. Pero hace días preguntaba a un conocido de este mundo: ¿Tú serías capaz de hacer un listado de libros que no te han gustado durante el año?

Me contestaba que no. Que se liaría parda, que le dejarían seguir muchas de esas personas que le siguen pero que sus libros “son infumables” pero que no se ha atrevido a decirlo..

En un mundo donde se suicidan por perder una estrella Michelin o un comentario fuera de tono en redes sociales. Me pregunto: ¿Las marcas las creamos por ego o por qué realmente sentimos lo que hacemos y nos da igual lo que piensen los demás?

Por lo visto las marcas, son como las personas, adictas a “resultados inmediatos”, locas por aparentar y con ganas de refrotar a todo el mundo que somos consideramos como la marca, empresa más innovadora del año…

A través del estudio de empresas, para mi siguiente libro que saldrá el próximo febrero, he podido aprender de ellas:

.- El verdadero éxito es ayudar en la vida de los demás, a través de tus acciones y pensamientos. No a través lo que diga una revista o una clasificación.

.- Sólo tú, debes darte el premio del mejor en tu campo. Y se consigue siendo mejor que el día anterior, que el año anterior.

.- Es el verdadero valor el que marca un antes y después. El que sale de ti, el que das a los demás sin ninguna expectativa, el que te sale de tus entrañas, el que produce un verdadero cambio y demuestra que eres “diferente” a lo habitual. No el que lo hace por una estrategia, ni gracias a técnicas de SEO o marketing digital.

.- Si te “quema” no haber salido en un ranking, seguro que tu futuro no es muy halagüeño. Además de no estar realizando tu por qué en la vida.

.- Que sean los demás los que hablen de ti, no uno mismo el que sólo sepa hablar de sus “triunfos”. La gente no es tonta y acabaran cansándose de ti, por plasta.

Nunca olvides que no eres lo que digan los demás de ti y si lo que te esfuerzas por ser mejor que ayer y por dar más a tus clientes…

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

 

 

¡¡ Un Te quiero y un Adios!!

“Eres el adiós que nunca sabré decir”

Hace unos días me preguntaban:

¿A qué palabras has tenido miedo en tu vida?

Dije que a 2:

TE QUIERO y a un ADIOS.

Sin dilaciones, sin miedos al que dirían, salieron de mi boca como una bala sale de una pistola directa a su diana.

Creo que son las dos palabras más difíciles de pronunciar por un ser humano y las que más transformación producen.

Nos cuesta decir TE QUIERO.

A pesar que las películas de Disney, las de las 3 de la tarde los sábados y algún realilty que nos dicen lo bonito que es el amor, los vaivenes tan divertidos que viviremos y lo chulo que es pasar el domingo por la tarde en el sofá y una manta, tenemos un miedo atroz a decir, TE QUIERO.

Ya no estoy hablando de un Te quiero como una posible pareja, simplemente un te quiero como amigo, hermano o familiar.

Nos cuesta, y mucho.

¿Por qué?

Porque TENEMOS MIEDO.

Miedo a que nos miren raro, a ser rechazados, a que piensen que somos de otra orientación sexual, a que seamos “demasiado” sensiblones o vete a saber qué locura se le ocurrirá a nuestro cerebro como excusa para no dar el paso adelante.

¿Y mientras tanto? Una nueva oportunidad perdida de demostrar a esa persona cuanto sentimos por ella.

Sé que estarás pensando, “Pero yo lo demuestro de otras muchas maneras..No hace falta que diga nada, lo hago todo los días a través de diferentes acciones o con regalos en los aniversarios…”

¡¡ERROR!!.

A través del estudio realizado, tanto con hombres y mujeres, SI agradecían determinados hechos, sorpresas o situaciones que demostraban el amor que tenía otra persona por ellos., pero sin un te quiero de sus labios, sentían que faltaba algo.

Me viene a la mente una situación parecida para que la entendamos mejor.

Piensa en tu grupo favorito. Piensa que estas en su último concierto. Van a tocar tu canción favorita, ves como la tocan, como la sienten, como vibran, pero no oyes ni una sola letra de sus bocas. ¿Cómo te sentirías?

Así se sienten las personas cuando no oyen un TE QUIERO de esa persona. Tampoco te digo lo que uses como un mantra y rayes la cabeza de la persona, repitiéndoselo cada minuto. Pero SI cada cierto tiempo o en las ocasiones que sientas que corresponden.

Muchas veces te aseguro que tiene más valor un TE QUIERO que todas las sorpresas que le hayas dado a esa persona hasta entonces. Siempre deja más huella

Y déjame hacerte una pregunta: ¿Qué pasaría si nunca más pudieras decir a esa persona lo que sientes por ella? ¿A qué no te lo perdonarías nunca? ¿Entonces qué vas a hacer?

Vivimos con miedo al ADIOS.

Nos desvivimos en la desesperación de encontrar una seguridad. Seguridad en el trabajo, con las amistades, con la familia, con la pareja… Pensamos que si encontramos todo lo que nos dicen que tenemos que tener, y más a una cierta edad, ya seremos considerados “ciudadanos de 1ª”.

Y cuando lo conseguimos, parecemos Golum con nuestro anillo. Hacemos todo lo posible para que no se vaya de nuestro lado todo eso conseguido. Y cuando ya creemos que no se marchara de nuestro lado, llega el ADIOS.

Nos preguntamos el por qué, nos llevamos las manos a la cabeza, nos lamentamos, pero el tren está partiendo, queramos o no, es hora de decir adiós.

Tenemos miedo al adiós, principalmente por el apego. Nos hemos “encariñado” de esa situación, de esa persona o ese trabajo. Pensábamos que la vida iba a terminar junto a él, pero por lo visto no va a ser así.

No queremos imaginarnos cómo sería la vida sin esa persona. NO QUEREMOS. Nos preguntamos que será de nosotros, si podremos vivir en una situación nueva, diferente… Ni queremos imaginárnoslo.

Lloramos , pataleamos, y haremos lo legal e ilegal para que se vaya de nuestro lado..Todo porque tenemos miedo al adiós.

Un adiós supone incertidumbre, desconocimiento y dudas.

Supone que estamos “perdiendo” algo que teníamos. Que nos hacía sentirnos cómodos. Hacia algo que tendremos que ganarnos de nuevo para seguir viviendo esa “seguridad” tan soñada y anhelada.

Un adiós:

.- Enseña.

Te enseña todo lo que has vivido hasta ese momento. Los malos y buenos momentos. Lo que has hecho o no, por rutina, vagancia o miedo. Lo que creías que era imposible así como sensaciones únicas e inolvidables.

.- Aprendes a ver en qué has fallado.

No digo que te reboces en los fallos. Pero sí que aprendas de lo no realizado, de las caídas vividas y de la inanición sufrida. Porque en muchas ocasiones, ese adiós, es por “haber dado por supuesto”, que eso estaría ahí siempre.

Damos por supuesto que todo será para siempre, y la vida nos enseña que no es así. Que hasta nosotros tenemos una fecha de caducidad. Pero por no haber hecho las cosas como deberíamos haberlas hecho, por miedo, principalmente, el tiempo se ha agotado y es hora de decir adiós.

.- La vida es Hola, pero también Adios.

Somos seres humanos apegados que piensan que viviremos para siempre , con lo que tenemos y con las personas que nos rodean. Y la vida no es así. Todo lo que viene, se va. Nosotros también. La vida es cambio, es hola y también adiós. Pero aún creemos que seremos inmortales, que nada se irá de nosotros, porque ya que vienen, nunca se irán. Y las cosas tal como vienen, se van.

Aprendamos a vivir en el presente, a exprimir cada momento y a no dejarnos nada en el tintero. Porque no sabemos cuando será el adiós.

Son dos palabras que se encuentran tapadas detrás de nuestros labios. Escondidas no queriendo ser nunca llamadas a escena.

Un Te quiero, hacer descampar esta vida que vivimos llena de turbulencias. Así como un adiós, hace que salga el sol en un mundo tenebroso

Para mí son dos palabras, que muestran siempre el principio del comienzo de algo, mejor de lo vivido hasta la fecha

¿Cuántas veces has dicho te quiero hoy? ¿Por qué tienes miedo decir adiós a esa situación o persona?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla .Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

¿Cómo tratar un tema peliagudo?

La neutralidad acaba siendo el refugio de los tibios”.

Es una de las frases que acabo de leer y que me viene como anillo al dedo, para el tema del que me apetece hoy escribir.

LOS TEMAS PELIAGUDOS Y LA SOCIEDAD.

Vivimos unos momentos cruciales. Y son en estas situaciones, en los que tanto las personas como las empresas, nos demuestran de que palo están hechas, DE VERDAD.

En estas situaciones, hay dos factores claves, que para mí, determinan todo:

.- LA COHERENCIA

.- EL RESPETO.

La coherencia es una de las palabras, que caracterizan a las personas que dejan una huella de verdad en los demás.

Podrás estar de acuerdo o no en su forma de actuar, en cómo dice las cosas, en cómo te responde algunas veces, en cómo da las conferencias o cómo explica una situación…Podrás estar de acuerdo o no, pero lo “quieres”, porque es tal cual, sin ataduras, sin tapujos, a pecho descubierto.

¿O es que no conoces a nadie, que los demás, no tragan por su forma de ser, pero tú le conoces, y le quieres por eso, por su coherencia?

Seguro que sí.

Es bueno promulgar la coherencia, pero como he dicho, es en estos momentos, donde se ve, si es una coherencia de “vende humos” o de verdad.

¿Por qué?

En un mundo, donde importa más el número de seguidores que lo que expone, donde importa más el número de Likes que tienes respecto a tu competencia, que lo que quieres decir, la coherencia es algo que se está perdiendo a toda velocidad.

Os cuento dos casos:

Recientemente un “gurú” que promulga el amor hacia uno mismo, ponía en sus redes una foto en la que mostraba su apoyo a una situación política. Qué casualidad, que pasados pocos minutos, dicha foto, fue retirada.

¿Por qué? Si tú tienes unas ideas, ¿Por qué tienes que borrarlas? ¿No sería que tienes miedo a que algunos seguidores se marchen de tu lado? ¿No será que no quieres que tu “Marca” se vea manchada?

Hay una frase que dice: “O todos o ninguno”.

O exponemos todo en nuestras redes sociales o solo ponemos temas profesionales. Pero no juguemos al “meto la puntita”, y a ver qué pasa. O te haces un perfil profesional y otro personal, pero luego no te quejes de las posibles consecuencias.

Recuerda: O jugamos o no jugamos. Pero como bien decía la frase del principio la neutralidad acaba siendo refugio de tibios, aunque yo mejor la cambiaría, por refugio de Borregos.

En un mundo, donde se promulga tu Marca, para distinguirte ante los demás. ¿Por qué no mostramos lo que somos sin ningún tipo de miedos?

POR MIEDO A QUE SE NOS VAYAN DE NUESTRO LADO.

Si para ti, tu marca, está integrada también por lo que piensas, sientes y crees sobre determinados problemas sociales y personales, tienes que apostar todo al mismo número. No me vale “jugar con la filosofía” para transmitir tus ideas o “meter la puntita” para luego retirarla, porque te has dado cuenta de las posibles consecuencias.

Porque luego nos “lamentamos” de lo que ha podido ocurrir. Al igual que hay personas que puedan pensar igual que tú, hay otras que estén en el lado opuesto. Y como hablábamos en anteriores post, es su verdad contra la tuya, y para ellos, la inspiración que tenían contigo, lo que les hacías ser y sentirse, ha desaparecido, dejando de seguirte, dejando de comprar tus productos.

Y no valen campañas de “no sabía lo que estaba haciendo, perdón”. En este mundo, la gente no es tonta y menos les hagas sentirse tontas.

Si empiezas a pedir disculpas, por algo que has hecho, ya somos bastante mayores. No juguemos a dos bandas, o recuerda que toda acción tiene su reacción. Te guste o no.

Se coherente con tus IDEAS, y con tus ACTOS.

Optando por mostrar tus pensamientos personales o políticos, tienes que ante todo respetar a todas las personas que no piensen igual que tú. Porque por mucho que inspires a muchas personas, en eso están de acuerdo contigo, pero en otras ideas, seguramente no.

Tienes que aceptar lo que digan de ti, sus opiniones, acciones (siempre con respeto), tienes que aceptarlo, así como ellos tienen que aceptar que tu forma de pensar sea diferente a la suya, desde luego.

Porque durante estos días, he visto varias acciones, que tras mostrar sus ideas y ver la reacción de la gente, mostraban su lado “no tan ideal” rebatiendo y llegando a insultar a quienes eran sus clientes y seguidores hacia segundos.

Es en momentos críticos de la vida, cuando mostramos nuestra verdadera patita. Pero eso sí, luego no te quejes de las consecuencias.

Así que si tienes, recuerda:

.- Si tienes una marca profesional, y quieres hablar de temas que pueden generar controversia. Adelante, pero con todas las consecuencias.

.- Si se entra, se habla sin tapujos. No utilices “medias tintas”. Es lo que opinas, es lo que sientes, pues adelante. Pero déjate de medias tintas, que la gente no es tonta.

.- Respeta, porque esas personas antes que publicaras eso, eran tus seguidores, compraban tus libros, iban a tus conferencias…Eran los que te hacían ganar dinero, así que respeta.

.- Y tanto como con amigos, como en redes, si quieres hablar sin tapujos de lo que te dé la gana y no “fastidiar” tu marca, hazte un perfil personal y desfógate lo que te dé la gana. Allí solamente te leerán los que tú quieras y no afectará a tu marca.

¿O es que no sabemos con quién debemos hablar de unos temas y con quien de otros en relación a nuestros amigos?

Antes de lamentarte, mira a ver qué públicas, qué dices, porque las consecuencias se pagan. Y si vas a tumba abierta, se consecuente si tienes alguna que otra “perdida”.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” desde este enlace.

 

¡¡Whatsapp con Educación, por favor!!

El precio de la grandeza es la responsabilidad” decía Winston Churchill

Las redes sociales demuestran la personalidad de cada uno de sus integrantes.

No creas que te voy a hablar de cómo ser un gurú en Instagram, que te siga en Twitter el gurú que tanto te gusta o como llegar a 10k seguidores en Facebook, porque sinceramente, a pesar de tanto tiempo sigo sin tener idea de cómo hacerlo.

Sólo soy yo y punto. Hago lo que quiero y cuando quiero, en las mismas.

Pero SI te voy a hablar de cómo las redes sociales, demuestran de qué estamos hechos.

No voy a hablarte de los trolls ni cómo afrontar una crisis de reputación por haber puesto un Tweed que no debías haber puesto, porque tampoco sé cómo hacerlo.

Lo que quiero expresar con este post es algo que me ronda últimamente por la cabeza, que se resume en esta frase:

MENOS EMOTICONOS Y MÁS EMOCIONES.

Os comento varias situaciones que recientemente he vivido:

.- Hace unos días fue mi cumpleaños. Se agradece todas las felicitaciones que recibí. Algunas que no me esperaba, así como otras que no llegaron y que si me esperaba. Fue un día genial, muy bonito y todo precioso. Pero lanzo una pregunta al aire:

Si no llega a ser por Facebook, ¿Cuánta gente de la que te ha felicitado, lo hubiera hecho sin él?

Menos mal que el Facebook me lo ha chivado, que la verdad no me acordaba. Si no llega a ser por el Facebook se me pasa…” ¿Cuántas veces has oído o dicho tú mismo esta frase?

Se sincero, seguro que bastantes.

¿Qué demuestra? Que si no llega a ser por una app, nos olvidamos de las personas. Ya no de un día importante para ellos, sino de preguntarles como están o de cualquier cosa.  Se pasará el tiempo sin ocuparnos de ellos, como los tenemos en Facebook, no pasa nada…

Recuerda existe una opción que se llama “eliminar de tu lista de amigos”. Y normalmente lo hago con personas que pasado mucho tiempo ya no tengo ningún tipo de relación.

NUNCA DES NADA POR SUPUESTO.

AL IGUAL QUE A TU PAREJA TIENES QUE ENAMORARLA TODOS LOS DÍAS, A LOS AMIGOS, LOS DE VERDAD, TAMBIÉN.

Luego no te eches las manos a la cabeza porque esa persona no responde a tus emails o mensajes. ¡¡Quedas advertido!!.

Hace años se hizo famosa una frase que decía: “Lo que diga la rubia..” a día de hoy decimos “Lo que diga FacebookMira Facebook nos recuerda que hace 3 años nos unimos aquí

Durante mi cumpleaños, AGRADECÍ cada uno de los mensajes que recibí tanto por facebook como por Whatsapp, pero voy a ser sincero, fueron las llamadas que recibí las que más me emocionaron, las que más agradecí.

Fueron llamadas rápidas, cortas, pero con sentimiento, con ilusión de querer compartir el día con uno.

Dejamos la conciencia tranquila con un mensaje en el muro, con un mensaje en Whatsapp. Pensamos que “ya hemos quedado bien” en su día y podemos seguir orientados hacia nuestros intereses.

¿Dónde está el “ocuparnos” de verdad por la persona? Hemos pasado de las cartas, de las llamadas, de los abrazos, a un mensaje en Facebook, que me cuesta menos tiempo,  le pongo algún emoticono chulo y “a otra cosa mariposa”.

Las redes sociales, cada vez más, demuestran las mascaras con las que nos movemos en el día a día.

Ayer mismo, había quedado con una persona. Llevaba tiempo queriendo quedar conmigo. A día de hoy, no sé para qué quería quedar. Os cuento.

Tras 30 minutos de retraso, varios mensajes y llamada, recordándole que habíamos quedado y si iba a aparecer…a los 40 minutos, me manda un Whastsapp diciéndome que le había surgido una “historia” y que perdonara.

La verdad, quizá le hubiera podido surgir algo. ¿Pero no ha podido avisar antes? ¿Ni un mensaje de Whatsapp? ¿Ni un mensaje de voz? ¿No tenemos ni 10 segundos para quedar bien con la otra persona? Quizá no, todo es posible.

Pero lo que demostró que usamos como escudo las redes. NI se digno con una simple llamada a pedir disculpas, ni proponer otra fecha.

Yo no soy quien para dar perdones a los demás, pero si me demostró, que con un simple mensaje creemos que ya está todo hecho. Como “YO YA TE HE DICHO TODO, AHORA DEPENDE DE TI, CREERME O NO…” No quiero que se arrastren por mí, pero si me parecía de educación una llamada y decir, “mira lo siento, paso esto y por favor, volvamos a quedar de nuevo (si de verdad era tan importante)”.

Si estuviera esperando, antes me tocaba la primitiva, que acabase recibiendo esa llamada.

Por no contar los mensajes que he recibido proponiéndome dar una conferencia o presentar “Liderazgo Canalla” en diferentes lugares. Todo por Whatsapp, ni una llamada ni media. Cuando pedía me llamaran para comentar la organización, me contestaban o “no tengo tiempo, ya me dirás” o se difuminaba la petición lanzada esperando dicha llamada.

NO SOMOS UN NÚMERO MÁS EN FACEBOOK O WHATSAPP, SOMOS PERSONAS.

¿Qué nos demuestra estas actitudes y las redes sociales?

.- Quien nos importa lo demostramos de verdad, no a través de mensajes bonito y espectaculares

.- Nos llega más una llamada, un abrazo o un café de 10 minutos, que un “A ver si tengo tiempo y quedamos”.

.- Como escribía hace unos días, no me creo las razones y si las acciones.

.- El mejor “muro” en el que puedes escribir, es en el de su corazón de la persona que tienes delante.

Las redes están muy bien, puedes vender a través de ellas a todo el mundo, pueden pedirte pedidos de lugares recónditos para ti, unirte a personas que tenías repartidas por todo el mundo… SI ESTÁN GENIAL.

Pero primero:

.- MIREMOS A LOS OJOS DE LA GENTE QUE ES ASÍ COMO SE DEMUESTRA TODO. NO POR MUCHOS SEGUIDORES, TITULOS O TARJETAS DE VISITAS, TE VOY A QUERER MÁS.

.- SE PILLA ANTES A UN MENTIROSO QUE A UN COJO, Y TE ASEGURO QUE SERÁ UN LEGADO QUE NO PODRÁS QUITARTE DE ENCIMA UNA VEZ OCURRIDO.

.- QUE LA HIPERCONECTIVIDAD SE BASE EN EMOCIONES, NO EN MASCARAS.

¿Cuántos mensajes has mandado hoy “por quedar bien”? ¿Qué llamada o visita no has hecho por pereza? ¿Qué te hace más ilusión, un emoticono o un abrazo?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde a través de este enlace.

Risto Mejide, un canalla ¿Y la controversia?

El mundo es una controversia” decía Ramón María del Valle-Inclán.

La verdad que leyendo el titulo del post, parece que voy a contar un chiste, pero ya llevaba tiempo queriendo hablar de la CONTROVERSIA.

Ya leyendo la palabra, se que a muchos se os habrá puesto la piel de gallina o “apretado” el culillo.

La controversia, es como muchas otras palabras, que pienso que se han prostituido su significado.

Y cada vez creo más en el potencial transformador que tiene.

Hace unos días, nos dejaba David Delfín. En todas y cada una de las noticias donde anunciaban su marca, funeral o repercusión, siempre salía la palabra CONTROVERSIA.

El controvertido modisto…El controvertido diseñador… El controvertido personaje que revoluciono con sus primeras prendas…” Pero siempre acaban los comentarios respecto a él “Controvertido que ha dejado un antes y después en la moda española…Revolucionario que dejo su marca en la moda española…”

¿Qué está pasando?

Que cuando nos presentan, vemos algo a lo que nos estamos acostumbrados, ya lo rechazamos como los vampiros rechazan a los ajos.

Eso es controvertido, eso es imposible, no tendrá suerte, ¿A dónde va el loco ese? ¿Cómo se puede ir con un vestido hecho de trozos de carne? ¡¡ESTÁ LOCA, QUÉ PAREJA MÁS CONTROVERTIDA, ¿No les dará vergüenza?..” Y miles de pensamientos parecidos, cuando vemos algo a lo que no estábamos acostumbrados

Ya antes de que esa persona pueda decir algo, de que pueda expresar lo que siente, el por qué ha hecho lo que ha hecho…Antes de que abra la boca, nuestro cerebro y a posteriori nuestra boca, le acabará contestando:

¡¡QUE CONTROVERTIDO ERES, ¿Por qué has hecho lo que has hecho?!!

¿Y qué suele acabar ocurriendo?

Que esa persona, esa empresa, es la que acaba triunfando y dejando “huella” en nuestra mente.

A ver si empezamos a entender un poco mejor las cosas y expresarnos mejor.

CONTROVERSIA NO ES HACER LAS COSAS DE FORMA RARA O EXTRAMBOTICA, ES HACER LAS COSAS COMO UNO SIENTE QUE TIENE QUE HACERLAS. OTRA COSA ES COMO TÚ QUIERAS ENTENDERLAS.

Son los demás lo que tildan lo extraño, lo diferente como “controvertido” cuando en realidad, para su creador, le parece algo normal, habitual.

Son los demás, quienes a través de sus “miedos”, tildan la novedad como “controvertido”.

Hace unos días leí un artículo de Andrés Pérez Ortega, que se titulaba “Cuando lo diferente es lo normal”.

En él hablaba de que estamos obsesionados con lo disruptivo, con hacer algo diferente, mientras lo “normal” está siendo cada vez más raro de encontrar.

Estoy de acuerdo con él, que cada vez hay más “vendehúmos” que por unos focos, unas risas, la promulgación del “hippy love” o “toda vida es fácil con la Ley de la atracción”, se creen que están produciendo un antes y después en los demás, cuando en realidad están creando “vergüenza ajena”

Él decía que estaba cansado de la mediocridad dentro de la normalidad, que la sociedad no promulgaba el trabajo bien hecho. ¿Pero qué es la normalidad? ¿Lo que esperan los demás de ti? ¿Ir de traje al trabajo? ¿Tener una imagen impoluta delante de tus clientes?

¿ALGUIEN ME PUEDE DECIR QUE ES LA NORMALIDAD?

Porque luego cuando alguien, como David Delfín, como Risto Mejide, que ahora hablaré de él, hacen un trabajo impecable, basado en sus valores, con la verdad por delante, lo primero que hacemos es tildarlos de “locos, de incomprendidos, de raros”.

Señores de la marca personal, ACLAREMONOS:

.- Si se promulga la individualidad de la persona a través de la creación de tu marca personal( QUE YO SEPA, MARCA ES DEJAR HUELLA Y PERSONAL, SU ORIGEN ESTA EN LA PERSONA, EN SU ESENCIA ÚNICA ), y hace algo diferente, saltamos con que ahora la última moda es la disrupción, el ser diferente.

Hablamos desde el miedo, ya lo sé, pero en vez de investigar, rechazamos ya de antemano.

.- Para luego decir que hay mediocridad en lo “normal”.

¿Entonces qué queremos?

La gente que me conoce, sabe que Risto Mejide, me encanta.

¿Por qué?

.- Reconoció que hacia un “papel” durante Operación Triunfo. Lo reconoció abiertamente. ¿Me puede decir cuanta gente reconoce que depende con quien estemos y el lugar, utilizamos una máscara u otra?

.-Se guía por la coherencia. Tanto por sus conferencias, libros y su vida personal. Ha dicho y ha hecho lo que él sentía que tenía que hacer y decir, en todo momento. Si te gusta bien, y si no, también.

.- Ahora dicen que es controvertido porque se ha casado con una mujer más joven que él. ¿Quiénes somos nosotros para meternos en la vida de los demás? ¿Y si mañana nos pasa a nosotros, no nos tendremos que comer nuestras palabras? La vida son 2 días y 1 lo pasamos metiéndonos en la vida de los demás, ¿Quiénes somos nosotros?

Que duren lo que duren, si ellos sienten que son felices, ¿Por qué nos metemos en la vida de los demás cuando odiamos que se metan en la nuestra?

.- Y ahora dicen que es controvertido además, porque se ha vuelto “demasiado” osito dulce, porque está enamorado.

¿Alguien me puede explicar en qué quedamos? ¿Es Winnie The Pooh o un controvertido por naturaleza?

Sé que alguno me dirá tras leer este artículo, que he sido controvertido, porque “me he metido” con alguien al rebatirle las ideas que había escrito en uno de sus artículos y por ser la “eminencia” que es en su campo profesional.

¿Sabes qué? Si solo por expresar tus opiniones al respecto, fundamentada, ya soy un controvertido, GRACIAS POR ECHARME UN GRAN PIROPO

¿Por qué te debe encantar la palabra CONTROVERSIA?

.- Porque si te dicen que eres controvertido, sabrás que estás provocando un antes y después en el campo profesional donde estés focalizado. Porque estarás removiendo las conciencias de las personas.

.- La innovación sólo se produce rompiendo la rutina, la tranquilidad, las normas establecidas, “los peloteos de turno” y eso lo hacen las personas que aman la controversia. Que creen en ellos mismos.

.- La controversia es un gran piropo. Te están diciendo que estás haciendo las cosas de manera diferente, como ellos algún día les gustarían atreverse, pero no lo hacen. Te lo dirán con la boca pequeña pero dentro de ellos, les gustaría ser como tú.

Si no has hecho nada que los demás consideren controvertido, te aseguro que no habrás provocado en nada, en nadie una disrupción.

¿A qué esperas?

PD. RISTO, LLEVO AÑOS DETRÁS DE TI, ESPERANDO QUE ME DES UNA ENTREVISTA.  Si LEES ESTE ARTÍCULO, ¿CÓMO LO HACEMOS? TÚ DIRAS. ¿TE MANDO U NEMAIL?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

Oso, Tigre y Dragón en la empresa

O cambiamos de conducta o cambiamos de sueño. Anónimo.

Estoy rodeado de hienas, de osos perezosos, de marmotas, de comadrejas y de zorros astutos”.

Cuando me lo decía un amigo, no sabía si había a un programa de Frank de la Jungla o había pasado un mes en la selva. Pero estaba describiendo el día a día de su empresa.

¡¡Menudo zoológico!!

Hace unos días, terminé de leer el libro de Andrés Pascual y Ecequiel Barricart, “El oso, el tigre y el dragón. Los tres animales que habitan en ti. Y mientras me iba describiendo la fauna con la que convive, me acordé de él.

Leyendo libros, revistas de Management, conferencias y valores que hay en la sociedad, es normal que se conviva con este tipo de fauna o seamos devorados por ellas.

Estrategias para ser más competitivos, cómo hacer que tu empresa sea la líder del mercado, cómo llegar a ese puesto que tanto añoras, cómo conseguir ese título que todos tienen y tú no…”

Ante estos titulares reales y promociones de cursos, ¿Qué tipo de personalidades estamos desarrollando?

La de hienas, diablos de Tasmania y demás fauna salvaje.

¿Qué pasaría si todo se redujera a esos 3 animales que te he comentado antes?

Necesitamos ordenar nuestras emociones. No podemos abrir la puerta de la oficina y empezar a gritar sin haber dicho ni buenos días, y otro día que todo sea bonito, alegre y feliz. Un poco de equilibrio, de coherencia, por favor.

Un buen líder, una buena persona empieza liderando sus emociones. Y eso es lo que nos hace el OSO que todos llevamos dentro.

Somos emociones, somos sentimiento por mucho que esta sociedad, nos diga, que nos los tenemos que comer, ya que las emociones nos dicen que nos nublan en nuestro día a día, a la hora de tomar decisiones.

Pero desde que nacemos, nos instruyen desde el miedo. Miedo por desobedecer a nuestros padres, profesores, jefes… Miedo a las represalias, por no hacer lo que esperan y desean de nosotros…

Así que cuando llegamos el mundo laboral, sólo tenemos miedo en vez de motivación, ilusión, alegría o ganas de superación. ¿Por qué?

Porque sabemos si llevamos la contraria, NOS ECHARAN, porque si decimos lo que pensamos, NOS ECHARAN, porque si no hacemos horas extras, NOS ECHARAN… Y vivir en el paro, es lo más denostado y macabro que nos puede pasar…Así que por lo tanto, ocultemos nuestras emociones, ocultemos nuestros deseos, nuestra creatividad, y hagamos lo que nos piden y sin rechistar.

Todos los días cuando nos levantamos somos como Winnie The Pooh pero deprimido, sabiendo que tenemos que ir a trabajar.

¿Cómo hacemos para que ese oso se levante todo el día robusto y ruja?

Nos han dicho que el miedo es lo peor que nos puede pasar. Yo creo que no. Es una emoción con la cual nos tenemos que hacer amigos, como la frustración, rabia o la tristeza. Esto es como las heridas, cuando las dejas al aire, se cicatrizan mucho más rápido, pues con las emociones igual.

Cuando descubrimos porque nos pasa, empezamos a descubrir quién eres de verdad. No eres esas mascaras, esas apariencias o esos títulos que están detrás de tu despacho. Eres tú, alguien único.

Las emociones son la herramienta ideal para expresar quien eres, qué quieres, cómo sientes… ¿Por qué lo hacemos tan difícil ocultándolas o no dejándolas salir?

En este mundo, nuestro tigre, esta muriéndose de deshidratación, está famélico. El tigre quiere retos, que le hagan sacar su valentía. Pero el mundo nos pide que solo queramos la rutina, aunque por las noches desearíamos que nuestra vida fuera de otra manera. Que los valientes sean otros, que otros se arriesguen, y si lo consiguen que nos enseñen como lo han hecho.

Las únicas acciones que realizamos son las que nos pone nuestra agenda, y de ahí no nos salimos. ¿Así como vamos a alimentar a nuestro tigre? Más bien se querrá marchar con otro que lo cuide y quiera más que tú.

También están los profesionales, que tienen a su león más gordo que Michelin gracias a sus constantes iniciativas y su estrés.

¿Qué hacemos pues?

Preguntarte de forma sincera: ¿Qué quiero hacer en el trabajo?

Cuando lo tienes tatuado en tu mente, no te importan las circunstancias ya que sabes QUÉ, tu creatividad resurge ante las posibles dificultades. La disrupción es tu filosofía, ya que todos los días quieres ser mejor que el día anterior. Las metas siempre te impulsan a ser mejor, a querer conocer donde no están tus limites, aprender continuamente ya que sabes que no sabes nada.

Pero sabiendo QUÉ quieres, actúas desde la serenidad, desde la tranquilidad, porque sabes que estás en el camino correcto. Quizá no consigas crear esa empresa, quizá no llegues a liderar ese cambio con el que sueñas, pero sabiendo todo lo que te podría ocurrir, todo lo que tendrías que dejar a un lado, lo has hecho, desde la tranquilidad, y desde la coherencia.

Y ¿Qué hacemos con el dragón? ¿Para qué sirve?

Hace unos días preguntaba a un directivo. ¿Te sientes vacío a pesar de la vida que llevas? Su respuesta, con lagrimas en los ojos, fue que SI.

Somos mucho más que nuestras emociones, que nuestros títulos, acciones o retos. Somos mucho más.

Todos hemos venido a dejar algo en el mundo que perdure. No hemos venido a trabajar y hasta al día siguiente .Ya no te digo una huella en el mundo mundial, pero si en la gente nos rodea, o en nuestros clientes. Algo más allá que conseguir facturar todos meses más que el mes anterior.

Todos queremos volar, que nos reconozcan por nuestro vuelo, por nuestras alas. Pero si lo haces por ego, te aseguro que el vuelo será muy corto y con aterrizaje forzoso.

Para ello, tienes que estar en soledad contigo mismo. ¿A qué pica, verdad?

Acepta tus emociones. Acepta que no eres el contexto en el que estés viviendo, sino que eres mucho más.

Cuando empieces a volar, te darás cuenta, que hemos dado importancia a cosas que no la tenían, que hemos reaccionado a cosas de forma reactiva cuando tenía que ser de forma proactiva.

Eso es lo que hace un dragón, saber que tienes que volar mucho más que a ras de suelo, sabiendo que tienes un PORQUE que realizar, una misión.

Así que profesionales, empresas y demás organizaciones:

.- Amen a su oso, a cada uno de los osos que tienen en su empresa. Amándolos descubrirán lo autenticidad de cada uno de ellos, sacando adelante sus talentos sin necesidades de programas “fashion” de búsqueda de talento. NO contraten por C.v. contraten por el brillo de que transmiten los osos en sus ojos.

.- Den permiso que saquen las garras de tigre que todos tienen. Permitan que saquen sus ideas, que las pongan en marcha, que se confundan sin recriminarles por ello. Hagan un club de tigres y le aseguro que serán una empresa canalla.

.- Para volar, hay que tener un PORQUÉ. Un propósito mayor que una facturación o una expansión sin sentido. Y sobre todo cuando ese propósito te mueve, comenzarás a darte cuenta que como vienen las cosas, se van, descontextualizando todo lo que te ocurre.

Siempre habrá momentos, que a la hora de emprender un proyecto, haya un animal que destaque más que otro, pero siempre recuerda que tiene que haber un equilibrio dentro de ti, dentro de la empresa, recuerda alimentarlos en la misma medida

¿Cómo sería una empresa con estos 3 animales dentro de ella? ¿Cómo los alimentas tú? ¿Qué animal crees que no alimentas en tu vida?