¡¡Las culturas se crean tras las puertas¡¡

La innovación no es cuestión de dinero, es cuestión de personas” decía Steve Jobs

Revolución digital, employer Branding, Management, Amistad, Felicidad, Gurú, Zona de confort, Motivación, propósito, misión… nos pasamos el día hablando de terminología, que simplemente de pensar en ella, se nos ponen los pelos de punta.

Si les preguntáramos tanto a profesionales, como a personas de a pie, que significan muchas de las palabras que utilizan, se encogerían de hombros y dirían: “Es que yo…”.

Señores, hacemos las cosas por imitación. Si nuestro amigo va a una conferencia, nosotros vamos, no vaya a ser que sea un puntazo y me lo pierda, aunque no entienda nada…Si la competencia se cambia el nombre del Departamento de Recursos Humanos, nosotros vamos detrás como un niño y un helado, a cambiarlo..

Pero si les preguntáramos, ¿Por qué lo hacen? Responderían: “Es que parece ser la moda…”.

Sin embargo, tras cerrar la puerta de nuestra casa, de nuestra empresa, todos amamos con locura a la burocracia, a la rutina, entrándonos urticaria cada vez que pensamos en innovación o de cambios.

Es tras cerrar la puerta, cuando realmente se descubre y descubrimos, cual es la cultura por la cual nos regimos, de verdad, no cara al público.

¿Cómo podemos hablar de una evolución de la sociedad, a través de la cultura, cuando la misma, las costumbres que se tienen no se quieren cambiar?

La R.A.E define la cultura como: “Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grados de desarrollo.. En una época, grupo social.”

Tras cerrar la puerta, escuchas que no piensan invertir dinero en ese invento nuevo del que habla todo el mundo, que las cosas siempre se han hecho de una manera y así se van a seguir haciendo, o estamos mintiendo a la familia, sólo para que las apariencias sigan intactas.

Seamos CLAROS, no nos gusta cambiar nuestros estilos de vida. Estamos muy a gusto con quienes somos, por mucho que gritemos a los 4 vientos que somos la revolución en nuestro campo profesional o que somos personas claras, limpias y profesionales.

Eso lo hacemos cara al público, para ganarnos a posibles talentos para nuestras empresas, para embaucar a la chica que tanto nos gusta, o para tener contentos a la familia.

En un mundo donde estamos interconectados, y la competencia nos puede llegar de cualquier lado inesperado, nuestra conducta siempre será de la imitación, “ No vaya a ser que surja efecto y nos retrasemos más… No vaya a ser que no me haga caso y la liemos…”

Pero en el fondo, el ser humano, es un animal de costumbres, que anhelas innovaciones, pero que les tiene pavor.

Es como Frank de la Jungla, él siempre va por delante en la búsqueda del tigre de bengala, mientras los cámaras lo intentan seguir grabando como pueden, sus peripecias.

Así somos los seres humanos, esperamos y deseamos que alguien del primer paso hacia esos avances que queremos, pero mientras tanto nos atrincheramos en nuestro despacho, viendo que sucede mientras tanto en su aventura. Porque si lo consigue, seguiremos su camino, y si no, estaremos viéndolo calentitos y con las zapatillas de estar por casa, riéndonos de él, diciendo : “Si ya te lo dije yo, que como mis métodos no hay nada mejor…”.

Es en la intimida del despacho de una persona, en el de su casa, cuando conoces de verdad, cual es la cultura que rige a esa organización o persona.

Si queremos cambiar de verdad, la cultura que nos rige, tenemos que empezar por transformar los valores que nos guían en este momento.

¿Por qué? Porque la cultura es uno de los pilares básico, en los que se asienta siempre una sociedad.

Una cultura es lo que diferencia a una empresa o persona, de salir más fortalecidos de una crisis, de impulsar a sus integrantes a ser creativos, innovadores, emprendedores o vivir en la envidia, frustración y negación

Asi que empecemos por ser COHERENTES. Dejemos atrás esas frases tan “guais” que cuelgan en nuestros despachos, en las que dicen que queremos lo mejor para nuestros trabajadores y en la que nos identificamos con las necesidades de nuestros clientes, cuando en realidad, no escuchas a nadie, excepto a ti mismo.

Deja atrás las buenas intenciones “copiadas” de otros, y describe las tuyas propias. Así la gente ya sabrá nada más empezar, con qué se enfrenta cuando te conozcan.

Nútrela de VALORES. Los valores son los bastones que necesitamos para caminar, para cuando tenemos un problema o cómo actuar ante una oportunidad.

En una sociedad, en lo que importa es la apariencia, subirse a los carros de la novedad aunque no vayamos a provocarlos, cuando surgen problemas, sálvese el culo quien pueda brilla de forma radiante, copio artículos como si fueran míos o títulos de conferencias de otras personas, compro seguidores para aparentar que soy un experto cuando luego nadie comparte mis contenidos, o las cosas se hacen como yo lo hago y tus ideas me las paso por ahí mismo… Los valores brillan por su ausencia

¿Cómo es una cultura empresarial y personal Canalla?

.- Los lemas solo surtirán efecto, si antes los hechos, están acordes con los mismos.

.-No cortes la cabeza de aquel que piensas que te puede superar, aliéntalo, motívalo. Porque seguramente acabarás trabajando para él, en cualquier momento.

.- No quieras aparentar algo que no quieres ni sabes que eres. Te pillaran antes que a un 600.

.- Las fotos en Facebook, la web súper cara que te has gastado, eso es imagen, no cultura empresarial. Sino pregúntale a tu secretaria como se siente cada vez que le das un bufido con tus contestaciones mientras hablas de que tu empresa se pre-ocupa por los trabajadores.

.- Comprométete a liderar una cultura fuerte  y flexible, porque cuando se esté resquebrajando y no hagas nada, para solucionarlo, te aseguro que por mucho que hables por tu boca, la gente no te hará caso.

.- Quieras o no, es hora de decir adiós a la burocracia, a los viejos métodos a la rutina y decir si, a los cambios, porque eso es la vida. CAMBIO. Únete a ellos o saldrás devorado por los mismos.  Deja de pensar que las cosas siempre se harán a tu manera, y piensa que hay detrás de ese miedo. Siempre hay más aprendizajes, beneficios que perdidas.

Si de verdad queremos una cultura nueva que nos rija, preguntémonos de verdad si la queremos a tumba abierta o tenemos miedo. Porque si de verdad, damos el paso adelante, los resultados serán mucho más rápidos y satisfactorios.

Tras la puerta de tu casa, de tu empresa, ¿Qué cultura nos encontraríamos?

El próximo día 23 de Marzo, estaré en Valencia, presentando Liderazgo Canalla, gracias a Esnie. Si queréis acudir, mandarme email.

 

 

Una de Amor Propio, por favor.

Sólo hay un amor para siempre: El amor propio“.

amor propioTen amor propio, por favor.

Se que ahora mismo, estarás pensando que nunca has sabido que es eso, o que lo tienes olvidado. Otros te dirán que nunca tenemos que tener eso de amor propio, que eso es de egoístas, de personas que te miran por encima del hombro….

Ya no sabes qué pensar, pero sí sabes una cosa, que las cosas, así no pueden seguir. Tienes que hacer algo. Y sabes que solamente puedes tú hacerlo.

Hay que tener un poco de amor propio, y coger las riendas de tu vida.

¿Qué es tener amor propio?

Tener un buen cociente de agallas como bien dice Mario Alonso Puig, o cojones, como bien nos decían nuestros padres, cuando no podíamos hacer algo y sabían que podíamos conseguirlo.

Rasmia, ovarios, valentía, arrojo, como tú quieras llamarlo, pero sabes que tienes que cambiar el rumbo de tu vida.

No te digo que será fácil. No te digo que todo el mundo te aplaudirá. No te digo que no te va a costar sudar y muchos lagrimas. Que te vayas a sentir solo, porque todo eso que te estoy diciendo, seguro que te pasará en algún momento u otro.

Siempre has pensado que los demás querían lo mejor para ti, que deseaban los mejores parabienes. Seguramente así ha sido.

Pero del amor propio que estoy yo hablando, no es esa definición, es la consideración que tenemos sobre nosotros mismos.

Haz la prueba. ¿Quieres a la persona que tienes delante de ti cuando te ves en el espejo?

Si la respuesta es Si y es de corazón… Ya puedes seguir haciendo otras cosas, felicidades, sigue así. Si la respuesta ha sido NO, la consideración que tienes hacia ti mismo, no es muy halagüeña que digamos.

¿Cómo hemos llegado a tener tan poco amor propio?

1.- Dependemos de la opinión de los demás

Si estamos pendientes de lo que dicen y no dicen los demás, si les caemos bien o mal, nunca llegarás a conocerte, a saber qué puedes hacer. Nunca sabrás apreciarte.

La opinión de los demás son eso, OPINIONES. Tú crees que hay hacerles caso, porque realmente no te quieres, porque crees que no vales ni un pimiento.

Los demás saben más que tú, tienen más experiencia que tú, … pues quítatelo de la cabeza, que seguramente en muchos campos no es así. Tú les ganaras en otros, seguro.

2.- No queremos que nos rechacen nuestras ideas y por eso las olvidamos.

No quieres te rechacen. No quieres sentir el punta pie de la sociedad y te digan loco. Pero luego tú quieres ser Steve Jobs o Elon Musk.

Ellos tenían y tienen amor propio. Creen en sus ideas o como los llaman los demás sus idas de olla.

Creen en si mismos. Saben que tarde o temprano lo van a conseguir.. Escuchan a los demás, sii, pero la última decisión las toman ellos mismos

3.- Un fanático del cómo , cuándo y por que

Queremos saber todo antes de empezar. ¿Por qué? Porque tenemos miedo a caernos.

Si creemos que tenemos todo a nuestro favor, entonces si daremos el paso para conseguir eso que pensamos que es imposible. Nos lo estamos creyendo. Pero aunque tengas el gps y te diga cuanto vas a tardar, a lo mejor no es así, porque no tienes tu “Gps actualizado” y no te dice los caminos y socavones que te encontraras.

Aprende, estudia, se la mejor versión de ti, pero deja una parte a la improvisación, a la flexibilidad.

4.- Apego a las cosas materiales y personales

amor-propioCreemos que si no tenemos el último aparatito tecnológico, no seremos nadie en la vida. Pensamos que si no tenemos pareja y estamos casados antes de los 35, seremos unos raros. O más bien nos consideraran raros por los demás.

Tú eres tú. No eres una posesión o no eres el número de seguidores en Redes sociales, ni el número de eventos a los que te invitan.

Somos mucho más que esas tonterías.

5.- Por no hablar, hemos perdido oportunidades.

Por la consideración que tenemos de nosotros, hemos dejado pasar muchas cosas en la vida. Teníamos miedo a decirle te quiero a esa persona, a proponer un proyecto o a decir SI a lo que queríamos.

Todo porque pensábamos que no valíamos, o eso creíamos.

6.- No escuchar a nuestro corazón.

Nuestra rasmia, como se dice en Aragón, orgullo, amor propio… está en nuestro corazón. “Estoy aquí, no busques la motivación en otro lado, la energía que buscas está aquí…”..Pero eso de escucharlo, de mostrarnos tal como nos dice que somos, no es “cool”. Así que lo que hacemos es ponernos los cascos en las orejas, y salir a correr. ¿Por qué? Porque sabemos que nos dirá algo que no nos gustará oír.

Escúchate, anda.

¿Qué tenemos que hacer para aumentar nuestro amor propio?

.- Si te dice que es imposible… responde: “Será en tu caso, pero yo tengo un plan para dominar el mundo, y verás cómo lo consigo”.

.- Si te dicen que no eres nadie sin el ultimo móvil…. responde: “Mira como me comunico, más y mejor, teniendo una conversación con la persona que tanto miedo te da”.

.- Si te duerme con la frustración, miedo y la vergüenza, mañana proponte despertarte con la felicidad, la pasión y la ilusión. Porque eso es lo que eres tú.

.- Si crees que no lo vas a dejar ningún legado a la sociedad… responde:” No llegaré a revolucionar el mundo, pero todo el mundo a mi alrededor, tendrá la semillita de quién soy yo y lo que puedo hacer por ellos”.

.- Si crees que el mundo ya está descubierto por ti… respóndete: “Eso es lo que se creen los demás, pero cada día voy a descubrir una cosa diferente en mi vida”.

Nos gusta compararnos con los demás, perfectos. Pues cuando vuelvas a compararte con otra persona que te mueres de celos por ella (pero no enfermizos) por lo que está consiguiendo, respóndete a ti mismo:

Si ese ha podido, yo puedo hacerlo y mucho mejor. Que se prepare”.

Ten rasmia, mi arma, que la vida son dos días, y uno lo estas gastando en un pensamiento que te dice todos los días: “Déjate de locuras que no lo vas a hacer”.

El otro día que tienes, ¿en qué lo vas a invertir a partir de ahora? ¿En quejarte o en crear tu revolución, eso que sabes que puedes y que el cuerpo te pide?

¿Quieres vencer a tus demonios?

El valor de un sentimiento se mide por la cantidad de sacrificio que estás preparado a hacer por él” decía J. Galsworthy.

Queridos Demonios:

vencer a tus demoniosLlevaba tiempo sintiéndome muy incomodo. No sabía qué pasaba, pero si sentí que no quería mirarme al espejo. El estar más presente en esta vida, hace darte cuenta, como uno mismo es quien se limita, y no las circunstancias.

¿Por qué?

Porque la persona que tenía delante de mí, era la causante de la frustración que estaba viviendo. Y eso, no mola.

Nos gustaría vernos en el espejo, como dueños de nuestra vida, como un frasco rebosante de energía e iniciativa. Sabiendo que nuestros sueños se han hecho realidad o se están haciendo.

Pero al mirarnos al espejo, solamente vemos la misma cara cansada, de tristeza y los ojos llorosos. Sin embargo sé que si quiero ser una persona de excelencia, tengo que dominarte “demonio” , tengo que dominar mi mundo interior.

Todavía no sé cómo te llamas, pero te visualizo de una forma horrorosa, por todo el daño que me estás haciendo.

Todos nos hemos enfrentado alguna vez algún diablo en nuestra vida, y esta vez es mi turno.

¿Por qué has venido a mí?

Porque he decidido dar un paso más allá en mi vida, y cuando eso pasa, siempre vienes tú, “a dar por saco“. Así que aunque me produzcas molestias, yo mismo te he alimentado con mis pensamientos negativos, de miedo, de duda al pensar que no podría conseguir ese sueño que tengo, de no tenía la experiencia o titulación necesaria.

Sé que si quiero ser esa persona que siento que soy, tengo que vencer la resistencia que hay dentro de mí a dar ese paso.

Es el momento de gritar BASTA YA contra los instigadores del miedo que han estado en mi vida, desde que nací, contra los precursores del no puedo, o es imposible.

Sé que a partir de ahora, sentiré cuando vienes a rugirme y a decirme que me olvide. A darme tu miedo. Pero como cuando un perro ladra y no le hacemos caso, eso haré yo contigo, NO HACERTE CASO . Ya han sido muchos años haciéndolo y he perdido mucho tiempo.

Es hora de descubrir quién soy y lo que soy capaz de conseguir. Y para vencerte, tengo que empezar a hacerme dueño de mis pensamientos. Es la  única espada que puede vencerte.

Ser dueños de nuestros pensamientos.

Durante mucho tiempo, la resistencia a ser yo mismo, a hacer lo que sentía que tenía que hacer, me provocaba muchas dudas.

Las dudas siempre vienen a nosotros cuando estamos luchando por algo nuevo en nuestras vidas, y ahora es lo que está pasando. Y la duda, para sobrevivir dentro de mi, lo que hacía, es que provocara que me quejara y haciéndose cada vez más fuerte, a través de las mismas.

Cada vez que repetía las mismas palabras: “ ¿Y si… no soy bueno… Y si… es imposible… Y si se ríen de mi…? , me estaba limitando yo mismo. Impidiendo un progreso real dentro de mi.

Y sólo con FE, puedo salir de tus garras.

Dando un paso y con la fe de que lo conseguiré, de que el ahora es siempre el momento propicio, de que es lo que quiero y siento…esas dudas , ese lenguaje con el que me hablaba, se que irán desapareciendo

Una fe para seguir aprendiendo durante todo el camino hacia nuestras metas y viviendo quiénes somos y lo que sentimos. Una fe humilde que diga que somos capaces de aprender de las cosas en todo momento y de solucionar las cosas que ocurran.

Así que todos los días, escribiré las cosas por las que debo y creo en mi mismo. Con humildad nos daremos cuenta que hemos sido capaces de muchas más cosas de las que en estos momentos pensamos. Aumentando mi fe en mi mismo, la duda empezará a hacerse cada vez más pequeña.  Y con ello nuestra fortaleza mental irá aumentando para posteriores luchas con la duda.

Con los pensamientos negativos que durante tantos años, diablo mío me has provisto, hacía que DEMORARA LA DECISIÓN que tenía que tomar. No tomaba la acción que esos momentos requería.

DemoniosTenía autentico pavor a dar el paso adelante. Me decías que podría sufrir, que los demás podrían hacerme daño al dar el paso, que yo podría hacerme daño y que era mejor, quedarme quieto, donde estaba.

Deseaba que la vida fuera a velocidad de crucero, pero gracias a la demora, a no querer dar el paso, no ocurría así. La demora en la toma de decisiones es lo que me había convertido en una persona de acción, de aventuras, en una persona apática.

Si la demora siempre toma la rienda de tus vidas, solo obtendrás frustraciones y miedos. ¿Por qué? Esperamos las condiciones idóneas para hacer esos sueños que tenemos. Y eso nunca existe, lo ideal lo creas tú, no llega cuando tú quieres del cielo.

Todos queremos el éxito, y yo el primero. Pero sin acción no llegaremos nunca a ese sueño, a esa meta.

Si hubiéramos estado esperando aún a los momentos “adecuados” estaríamos aún gateando a pesar de nuestra edad adulta o esperando a que alguien creara el fuego o la rueda.

La duda y la demora en la toma de decisiones, hacia que me separara de mi mismo. De mi esencia, del poder de descubrirme.

Separarnos de nosotros mismos, también nos hace separarnos de los demás. Responder de forma errática, iracunda. Separarnos de nuestra esencial, de nuestros talentos, hace que no nos amemos  a nosotros mismos. Y  sin amarte tú mismo, ¿Crees que podrías amar a los demás?… Me parece que es imposible.

Así que querido diablo que muchos años han estado estirándome hacia atrás, haciendo dudar e invitándome a una vida de miedo, quiero decirte, que ya tengo el VALOR que siempre quería para iluminar mi camino, mi vida.

Esas personas que elogiaba, que admiraba, que pensaba que eran súper héroes, porque conseguían cosas que yo soñaba, solamente tenían una cosa diferente a los demás:

¡¡ERAN VALIENTES!!.

No dejaban las cosas para más tarde. Confían en ellos y no demoraban las acciones a tomar. Sabían que estaban en la vida para transformar su vida a otros niveles y la de los demás.

Gracias por todo lo que has hecho por mí, pero a partir de ahora, voy a luchar día a día dominando mis pensamientos, dominando mi vida de forma activa, e impregnándola toda con amor.

¿Cómo vencer a tus DEMONIOS?

.- Ante la Demora, DECISIÓN.

.- Ante la Duda, FE.

.- Ante el Miedo, VALOR.

.- Y siempre todo con AMOR.

¿Cómo luchas ante tus miedos y demonios?

¡¡Las 6 personalidades de un Canalla!!

En la oscuridad, todos los colores se confunden” decía Francis Bacon.

Personalidad CanallaLa verdad que no hay semana que alguien no me diga: “La verdad que estas muy mal de la cabeza. Tendrían que llevarte al psiquiátrico. Siempre estás haciendo el tonto y feliz”.

Pienso que son ellos los que están locos, porque tienen una vida gris, sin motivaciones, alegrías y sin ganas por las que levantarse de la cama.

Soy Géminis, y como bien se dice, tenemos el “gemelo” en nuestra personalidad. Reconozco que aún sigue dándome “mal” de vez cuando, mi Jekyll and Hyde,  aunque intente dominarlos.

Pero desde que me considero un canalla, que hace lo que su corazón le dice que tiene que hacer y decir, un canalla que lucha por sus sueños, por su propósito en la vida, que es montar la revolución en las personas y empresas canalla, tengo que confesar, que creo que se han añadido 6 personalidades más.

Menos mal que muchos no sabéis donde vivo, porque sino ya sé que “ de buena fe” me mandaríais al loquero.

Pero me gustaría, comentaros a vosotros, que también sois unos “canallas” más, que personalidades están dentro de vosotros. Dentro de aquellas personas, que saltan al vacío solo con la fe, que están haciendo lo correcto, a lo que han venido a este mundo, a ser felices, a dar su talento a los demás y siempre tender una mano a los demás para que descubran. Pero no solamente en las personas podréis descubrir estas personalidades, sino también en empresas.

¿Quieres saber que Múltiples Personalidades tiene un “Canalla”? Allá vamos.

.-  El Observador.

Una vez viene en tu ayuda, el observador.

Son aquellos momentos, en los que no utilizamos el “dron” para sobrevolar nuestra vida, y pensar qué podríamos haber hecho bien y qué podremos hacer para las próximas veces. En esos momentos, aunque pensamos que lo que estamos haciendo, está bien, estamos distanciándonos de nuestra vida.

No nos estamos adentrando en la misma. No somos conscientes de nosotros mismos. No nos adentramos dentro de nosotros, viendo los pros y contras de toda situación.

Pensamos que sobrevolando nuestra vida, sacaremos las ideas y soluciones idóneas para el futuro. Pero lo que no hacemos, es con el “dron”, adentrarnos dentro de nosotros mismos.

Creemos que por escuchar una conferencia, leer un libro, ya tenemos la solución exacta y definitiva, para nuestros problemas. ¿Qué pasaría si nos pusiéramos delante del espejo todos los días y nos preguntáramos: “ ¿Por qué estoy haciendo lo que estoy haciendo?.

Eso es lo que hace un verdadero canalla, siempre. Mirarse bien adentro.

Solamente nosotros somos los mejores observadores de nuestra vida y para ello , tenemos que adentrarnos de verdad en nuestro interior, no sobrevolarlo, porque nos perderemos algo muy importante, a nosotros mismos, lo que sentimos y queremos en todo momento.

.- El Director

Un canalla crea su vida.

Sabe con qué personas cuenta para su película, llamada vida. Con qué presupuesto, con qué talentos tiene a su disposición y que final quiere conseguir.  Es el director de su propia vida.

Un canalla es quien debe tomar las decisiones sobre la película que se quiere montar y ver.

Un canalla quiere dejar a la sociedad, una película que muestre, de verdad, quien ha sido, qué quería y sobre todo por qué lo quería conseguir.

Eso es un canalla director de su vida.  Porque hasta ahora, yo y muchas personas, nos hemos sentido, “títeres” en la película que otros dirigían sobre nosotros mismos, teniendo siempre unos resultados, no muy buenos de “critica”.

Y que yo sepa, sólo tenemos una vida, y por eso, tenemos que ser nosotros mismos, quienes la dirigimos, no otros.

.- El Guardián

Todos tenemos un templo que, no solemos cuidar mucho. Tenemos un cuerpo y hasta que nos vayamos allá arriba, va a estar con nosotros.

Tenemos una vida sedentaria, en la que el ejercicio, es nulo o de “sábado” en “sábado”. Un cuerpo “no cuidado”, hace que la motivación, las ganas, se esfumen por debajo del sofá camino del Váter.

Cuida tu templo, cuida tu cuerpo. Pero no solamente eres un cuerpo. También eres una mente.

Ponemos la televisión, y solamente vemos noticias tristes. Ponemos la radio y solamente oímos canciones tristes, ponemos internet,  y vemos en nuestros muros fotos de perros apaleados, de gente desaparecida o de anuncios políticos.

¿Dónde está “alimentación positiva” que tendríamos que tomarnos todos los días? En ningún lado, porque nos encanta lo negativo de la vida y regodearnos en el dolor.  ¿Qué pasaría si leyéramos cosas positivas, si oyéramos canciones alegres, y viéramos películas de risas?

Seguro que nuestro cerebro, produciría más pensamientos positivos, y no tantos negativos.

.- El Guerrero

¿Dime que no te gustaría cambiar tu vida? ¿Dime que no te gustaría ser de otra manera? ¿Dime que no te gustaría tener otros resultados en tu empresa? ¿Dímelo?

Intuyo que has respondido a todas las preguntas SI. Y ahora respóndeme a esta: ¿Por qué no haces nada?

Personalidad canallaY no me valen EXCUSAS, porque te estoy viendo. Las excusas, me la bufan.

Un canalla, es un guerrero, en todo momento de su vida.

Lucha por lo que cree que se merece, se permite ir hacia ello, porque es lo que siente que tiene que hacer.

Un canalla no pierde el tiempo, tomando decisiones. Solo escucha a su corazón y a su intuición. Perdemos el tiempo pensando qué dirán, que pensarán, que les gustaría a los demás… Y mientras tanto la vida pasa y nosotros no somos felices.

Cuando tenemos un objetivo, entre ceja y ceja, sigue y sigue. NO TE PARES.

Si luchas por algo, que te motiva de verdad, tú lo has elegido, te comprometerás de verdad, hasta conseguirlo. ¿O cuando te apuntas al gimnasio en Enero, y lo dejas el día 7 de Enero, eres un guerrero canalla de verdad? No, lo que pasaba, que esa elección no la habías tomado tú, lo habían hecho otros por ti.

Es un Espartano obsesivo y focalizado, hacia tu meta. Es un canalla constante por tu sueño.

.-  El Amante

No seamos unos obsesivos compulsivos por nuestra meta, y nos olvidemos de la gente que tenemos alrededor. Sabes por qué haces lo que haces, pero ahora dime, “¿PARA QUIÉN LO ESTÁS HACIENDO?”

En este mundo de caos, de distracciones constantes, nos olvidamos de la gente que tenemos alrededor y solamente pensamos en nosotros y nuestra “pseudo – felicidad”. Y luego, nos echamos

Ha habido algún momento, que mis ganas de conseguir retos, me hacía olvidarme de la gente que me rodea, hasta de mi mismo. Hasta que me di cuenta de lo que pasaba, cuando gente que querías se iba de tu lado o no vivías el presente, con las sonrisas de tus sobrinos.

Tú y yo, y todos que estáis leyendo este artículo, hemos nacido del amor de dos personas. Tenemos el amor de nuestros padres, hermanos, familia o amigos.. ¿Y por qué vamos a despreocuparnos por ellos? ¿En qué cabeza cabe, tras todo lo que hacen por nosotros?.

.- El Líder.

Ves la televisión, lees libros, ves conferencias y todo el mundo, se pone el título de “LIDER”. Pueden hacer lo que les dé la gana, la verdad, pero cada vez creo más, que este mundo, necesita LÍDERES de verdad.

¿Por qué? Porque estamos en una sociedad que vive en la oscuridad y sus vestimentas son grises.

¿Quién es un líder de verdad? Aquél que inspira con sus actos, sin echarte de antemano ningún “pegote” por algo que va a hacer. Aquél que inspira a los demás, a darse cuenta que es posible, conseguir lo que se propongan, y que los límites están en nuestra cabeza, no en la realidad.

Un líder canalla, es aquel que a través de una voz, clara, decidida, motivado, con su visión de lo que quiere conseguir por bandera, da el paso adelante hacia algo que los demás piensan que es imposible.

Un canalla es una persona que quiere un nuevo rumbo en su mundo, y en la sociedad, y para ello coge, el “timón” y cambia de rumbo hacia su “costa” soñada.

Tengo que advertir, como los medicamentos, que no siempre, tendremos todas las personalidades con nosotros, pero SI hay que mantenerlas, para que no “mueran”.

Sé que te da “miedo”, pensar que un “canalla” tiene dentro de sí, todas estas personalidades, y que no quieres volverte más “loco” de lo que estás, pero te digo una cosa, YA LAS TIENES DENTRO DE TI.

No me mires así, es la verdad. ¿Qué tienes que hacer para que salgan de ti?

Ser un canalla, y luchar por tus sueños, como sabes que es lo que te gustaría hacer. Cuando así sea , ellas vendrán a ti, para ayudarte en el camino.

Te lo aseguro.

¿Qué personalidad tienes tú? ¿La que dicen los demás que debes tener? ¿Por qué? ¿Tienes una personalidad canalla ya?.

¿Provocas WOW allá donde vas?

Tú eres quien determina lo que vales sin necesidad de dar explicaciones a nadie. Y tu propio valor que es un hecho en sí no tiene nada que ver con tu comportamiento ni con tus sentimientos” dice Wayne Dyer.

WOW¿No te das cuenta que eres uno más? Si sabes que no es así, que tú eres especial  ¿Por qué haces lo que todos  están haciendo ahora mismo?  ¿O es qué te da miedo sobresalir?. Aclárate, porque mientras tanto la vida se consume y las oportunidades están pasando delante de tus narices.

Hasta hoy, has estado promocionándote durante todo el tiempo.  Es duro, pero es así.

Te promocionas delante de esa chica que tanto te gusta, para que simplemente te mire, porque hasta ahora está pasando de ti. Pareces un pavo real pero ella pasa de tu plumaje.  Hasta hoy, has intentado hacer lo que pensabas que había que hacer, has intentando destacar delante de tus compañeros,  para conseguir ese ascenso que siempre has soñado en tu empresa, o el trabajo que tanto deseas.

Hasta ahora siempre has estado promocionándote y no dando valor.  Haciendo lo que estabas haciendo ahora , era difícil sobre salir.

Hasta ahora has estado hablando de ti mismo siempre, pero no de lo que querían las otras personas. Eso es dar valor, eso provoca que seas diferente.

Promocionarte es hacer lo que sabías hacer, cómo hacerlo y qué hacer.  Es darte promoción a bombo y platillo,  pero no te has preocupado por lo que los demás quieren.

¿Cuándo das valor?

Cuando de verdad, investigas, te preocupas, porque lo que le gusta esa persona. Descubres que le gusta el cine subtitulado y la invitas a una sesión de cine de una película de ese estilo, cosa que no sabías mientras no parabas hablar de ti, pavoneándote. Estas dando valor, cuando descubres, tras una conversación, en la que tú escuchas, y no hablas todo el rato, que necesitan un producto que tú no querías venderles, porque no es tu producto estrella, pero es el que necesitan de verdad..

Estás dando valor cuando sabes lo que los demás quieren, no cuando estás dando lo que tú quieres.  Cuando te adaptas a las necesidades de los demás, no a las tuyas.

Me canso de ver Master, programas y formaciones basadas en Marca Personal en cursos, en cómo diferenciarte de los demás….tanto para profesionales como para empresas.  ¡¡Que error!!.

Todos queremos destacar por nuestra Marca Personal, por lo que hacemos, por nuestros productos,  todos queremos apuntarnos “al carro”, todos buscamos el éxito y más en estos momentos de “crisis”.

Quiero hacerte un regalo, quiero te ahorres dinero.

Con los cursos de Marca Personal, a los que todo el mundo se ha subido al carro, todos quieren promocionarse, todos quieren ser diferentes, todos quieren destacar, todos quieren el éxito… pero si les preguntas a cualquiera de los asistentes, ¿Qué te hace diferente a ti de los demás, cuál es tu propuesta de valor?  La callada por respuesta.

Además si vas a un curso en los que van 20,200 o 2000 personas , y quieren aprender a ser diferentes, ya seréis 2000 personas iguales, aprendiendo el mismo método.

A mí me han llegado a decir que no sabían cuál era, que solamente sabían que tenían que tener un Linkedin, Twitter, Facebook y un blog, como todos los demás, pero el porqué lo hacían, …

NI IDEA…por no decir una palabrota…

Todo por el éxito, todo por destacar, todo por un éxito efímero, y nada por un éxito duradero…

Uno de mis mentores, me dijo hace poco, una cosa que no olvidaré: ” La única forma de hacer WOW en tu vida, es “escribiendo” tu libro, no el libro de los demás, o el que te dictan los demás...”

Todos queremos ser “pavos reales“, y atraer el éxito a nosotros, pero sepamos porqué lo estamos haciendo y qué es de verdad lo que quieren los demás, no lo que queremos nosotros.

Dejemos de ser “chulos”, pensando que nosotros somos los mejores, que no tenemos competencia…, porque de momento no estas haciendo WOW a tus clientes, en tu pareja…. Escuchémonos a nosotros mismos primero y sepamos QUÉ nos gusta, QUÉ se nos da bien, QUÉ hacemos nosotros que ayuda a los demás, de forma diferente respecto a los demás..

WOWSé que alguien estará pensando: “David, ¿Pero es qué no sé en qué soy bueno, en qué soy diferente?”. Yo tampoco lo sé, pero si te ayuda esta pregunta que me hicieron a mí, será el principio del comienzo de todo: “ ¿Con qué disfrutas en la vida?”.

Un Tweet, una imagen, un post, eso dura muy poco tiempo, pero dejar un poso, tras tus servicios, tu actuación, tras escuchar a la otra persona y haberle dado lo que realmente quería, eso durará para siempre en sus mentes. Eso marca la diferencia.

Steve jobs, ¿Se promocionaba o daba valor?, Pau Gasol, ¿se promociona o da valor?, Rafa Nadal, ¿se promociona o da valor?, tu pareja ¿se promociona o te da valor respecto a las demás parejas que has tenido?.

Estoy cansado de ver post de personas que “recomiendan” a sus seguidores que le ayuden a subir su número de seguidores, porque les hace ilusión llegar a una determinada cantidad.

Esas personas ¿QUÉ VALOR ESTÁN DANDO A SUS SEGUIDORES , A SUS CLIENTES?

¡¡NINGUNO!!

Se promocionan. ¿Qué ofrecen esas personas?  Servicios iguales que los demás. Nada diferente, solo una lucha de egos, por tener más seguidores que los demás.

Dejemos de luchar por ser los más famosos, porque no estamos ofreciendo nada diferente, no estamos ofreciendo de verdad quienes somos, solo estamos buscando los aplausos, los “likes” o que te llamen para una conferencia, que luego no ofrecerá nada diferente, respecto a los demás conferenciantes.

Queremos que se nos reconozca por nuestros talentos, por nuestra gracia, o saber hacer, y en el fondo nos da miedo que así sea, y nos cobijamos en lo que todos hacen. Queremos el éxito, pero nos da miedo el qué dirán, el sentirnos señalados, las envidias.

SI DE VERDAD SABES QUE ERES DIFERENTE, ¿POR QUÉ NO LO DEMUESTRAS?

Si tienes claras tus metas,  si sólo piensas en “qué vas a hacer” para conseguirlo,  si pase lo que pase, vas a seguir intentándolo, ¿POR QUÉ, LECHES, HACES LO QUE TODOS ESTÁN HACIENDO?

Aporta lo que sabes que puedes dar, lo que te hace diferente, no lo que todo el mundo da.

Tus resultados, tus experiencias, tus fallos te definen, y por ahora, no estás consiguiendo lo que soñabas. Tus acciones están siendo como las de los demás, te definen como uno más….no estás consiguiendo ser quien sabes quien eres.

Haciendo lo que hacen los demás, te defines como uno más. ¿Y eso es lo que quieres? Yo creo que no.

Tú sabes quién eres, tú sabes que eres único, tú sabes que eres la mejor “propuesta” para esa empresa, para ese puesto, para esa persona que te tiene  tan loco…

La acción, los hechos , te llevan a los niveles en los que quieres jugar, y para eso tienes que dar valor a cada acción, a cada hecho.

Luchemos porque nuestras acciones, lleguen a la persona que llegue, perdure para siempre en su mente, pero también en la tuya , porque sabrás que estás dando valor, y no promocionándote.

¿Cuándo tu propuesta producirá WOW? Como bien dice el libroDiseñando la propuesta de valor

.- Cuando tu propuesta es difícil de copiar.

.- Cuando superas a la competencia

.- Porque va mas allá de lo que siempre se ha hecho y aborda emociones

.- Porque los “clientes” pagarían mucho dinero por ella.

.- Cuando eres más emocional que racional.

.- Cuando se centran en trabajos no solucionados, frustraciones no resultas y alegrías no obtenidas de tus posibles “clientes“.

¿Y tú te promocionas o das valor? ¿Quieres dejar una huella imborrable en este mundo? ¿A qué esperas? ¿Haces WOW o haces Pluff?

¡¡DA VALOR!!.

¿Dónde están tus valores?

Internet ofrece amplios conocimientos, pero no enseña valores,  y cuando se descuidan los valores,  se degrada nuestra misma humanidad, y el hombre con facilidad pierde de vista su dignidad transcendente” decía Juan Pablo II.

valoresHoy estoy que lo doy todo…¿Quién quiere el éxito inmediato? ¿Quién quiere la receta mágica para que tu vida sea magnifica, sin problemas y con todas las facilidades del mundo?.. Venga, levantar la mano, o quien me mande 1 email diciéndome porque quiere el éxito, le haré llegar como llegar a él, definitivamente y para siempre.

Sé que alguien pensará que es verdad, que he encontrado el Santo Grial, o me mandará un email esperando la buena nueva.

¡¡ASÍ NOS VA!!.

La verdad que he perdido la cuenta de libros, conferencias o artículos que habré leído ya. Unos me han ayudado más que otros, pero todos tienen una cosa en común, nadie ha hablado de los valores en la vida, o al menos los que yo he leído.

Entras en empresas, y nada más pasar por la puerta, ves en letras grandes, bonitas, los valores que reinan en la empresa. Los “valores” que han llevado a la empresa, a lo más alto, “según” los jefes. Pero cuando luego rascas un poco, solamente manteniendo una conversación , ves que esos valores, son pura fachada.

Que bonitos quedan en la puerta de la empresa, pero luego el único valor que rige es el ganar dinero ¿A qué ese valor no lo ponen?

Pero no solamente en empresas, sino también en el día a día. Hablas con personas, que han conseguido el éxito, que quieren conseguirlo, que luchan por sus sueños. Están contentos, emocionados, ilusionados por el paso que están dando, pero si les preguntas, si pudieran coger un “atajo”, para llegar a la cima, o “saltar” a sus contrincantes para llegar primero a la meta, si lo harían, son los primeros en responder, “¿Dónde hay que firmar?”.

¡¡ASÍ NOS VA!!.

Todos queremos el éxito, todos somos los mejores, todos queremos destacar, pero si te puedo “escachar “ la cabeza, lo pienso hacer.

¡¡Viva los valores que nos enseñaron nuestros padres!!.

Siempre nos han dicho que los valores morales, son aquellas cuestiones que llevan al hombre a defender y a crecer en su dignidad en cuanto persona,  llevándolo al bien moral, aquello que lo perfecciona, lo completa y lo mejora.

¿Un valor moral es “chafar” la cabeza a tu contrincante por un puesto de trabajo o por un ascenso? Me parece que no.

Dejando de un lado los valores que nos han enseñado nuestros padres, en la escuela, en la “madurez” los únicos valores que promulgamos, y de verdad, es “ Yo primero y si para ello, tengo que hacer lo que sea, lo pienso hacer”.

¡¡Qué pena!!.

Con esos valores, podremos conseguir llegar a nuestra meta, pero será un éxito efímero como alguna vez he hablado.

Vemos a Rafa Nadal levantando copas o a Pau Gasol triunfando a nivel mundial, y nosotros iluso de nosotros, pensamos que dándole más fuerte a la pelota que los demás, llegaremos a ser como ellos.

La parte física, la parte de formación son ingredientes esenciales para llegar a tu “cima”, pero nos hemos olvidado de los valores.

Nos hemos olvidado de la EXIGENCIA.

ValoresEso es para otros, eso para nosotros, no. Exigirnos todos los días levantarnos cuando se está tan bien en la cama, exigirnos todos los días leer sobre lo que queremos ser expertos, exigirnos todos los días dar un paso más cuando lo que tenemos ganas es de tirar la toalla… ¿Exigirnos todo eso? Eso para otros, nosotros no.

Nosotros queremos todo en la puerta de casa, y si es sin sudar, mejor.

La gente de éxito, que consigue esos sueños, que todo deseamos, se exigen así mismos.  Sé que estás ya sudando de pensar, que todos los días, si, también los domingos, tendrás que dar pasos hacia delante, hacia tus sueños, no solamente, de lunes a viernes y de 8 a 3. TODOS LOS DÍAS.

Si de verdad no te estás exigiendo ahora mismo, por eso que piensas que quieres conseguir, es que de verdad, es algo que no te motiva, es algo que de verdad, no quieres conseguir. Sé que ahora estarás diciendo en voz alta: “Si que quiero, quiero hacerles ver que soy capaz, que puedo…” ¿A quién quieres satisfacer, a ti o a los demás? Si quieres satisfacer a los demás, nunca lo conseguirás , por eso no te exiges todo lo que esté en ti, para conseguirlo.

Cuando te exiges de verdad, siempre quieres MEJORARTE. Si de verdad quieres ese “éxito”, todos los días será un principio y siempre será un final. Sabrás que cada día es una nueva oportunidad para aprender cosas nuevas, que no sabes todo lo que tienes que saber, para ser experto en tu campo. Si quieres el éxito, siempre querrás saber más, tendrás como bien decía Toni Segarra, dos palabras como bandera en tu vida, QUERER siempre dar un paso más allá de lo que estabas dando y APRENDER siempre más y más, siempre tener la sensación de aprendiz, a pesar que quizá seas ya una referencia.

Las personas de éxito, GESTIONAN LA ADVERSIDAD, de verdad. ¿Qué quiero decir? No hacen como nosotros, que cuando ya se han caído, o se han hecho un poco de “pupa”, ya tiran la toalla.  Saben que por el camino, se van a caer, que van a sufrir NOES por el camino.

Saben que el camino son ellos y sus circunstancias; y que también hay que gestionarlas.

Nosotros nos caemos ,ya  estamos llorando y llamando a nuestra “mama” para que nos cure. Eso nos hace FORJARNOS UN CARÁCTER de victimas, que a la primera de cambio, ya deseamos que el Gobierno, nuestro jefe, nos saque las castañas del fuego, de “ovejas” que no quieren salirse del rebaño.

Un carácter ganador, un carácter de éxito, es aquel, que tiene el foco en su sueño, que crea él las circunstancias y que se levanta ante las caídas, pero sobre todo, sabe que para conseguirlo tiene que provocar una fricción en su vida, porque se ha “cansado” de ser una oveja más del rebaño.

El éxito, incluye un valor que va en contraprestación con la vida que vivimos. LA SIMPLICIDAD.

Nos gusta, complicarnos la vida. Redes sociales, formaciones, reuniones, opiniones de los demás, conferencias,  miedos, vergüenzas, ¿Y si…?..

Pero ahora me gustaría hacerte una pregunta: ¿Qué es lo que quieres conseguir? ¿Por qué?

Es así de fácil y de simple. Vayamos a por lo que queremos, seamos simples.  Objetivos simples, Pasiones claras y directas,  palabras sencillas, entendibles, liderazgo empático… Dejemos de complicarnos la vida.

Como bien dice  Toni Nadal, todo se puede entrenar,  y es así, los valores también.

Cada día creo más que los valores no los puedes poner en una cartilla, o en un letrero. Lo que llamamos valores, son acciones que realizamos, comportamientos. Lo que denominamos “valor” no es nada en si…¿Por qué quien dice que su valor es la honestidad, lo es siempre?

¿Qué valores crees que te faltan para conseguir el éxito? ¿Qué valores hemos perdido? ¿Por qué?

 

 

Antonio Mateo: ” Todo lo que hoy haces, marca todo lo que serás en el futuro..”

Hoy dentro de la Sección ” Entrevistas motivantes para nuestro Desarrollo personal y profesional” es un placer presentar a Antonio Mateo.

Antonio MateoIr por la calle y vemos las calles sucias, mobiliario roto. Entras a los autobuses y no hay respeto por las personas mayores.. Ves la televisión y programas como “Hermano Mayor” nos hace ver que los valores, algo que se nos había inculcado desde pequeños, el respeto por los mayores, el dar, el perdón, las gracias…. está desapareciendo o ha desaparecido.

Buscamos la felicidad desesperadamente… Pensamos que cuanto más acaparemos, más felices seremos. Mayores resultados económicos, mejores oficinas, mejores coches, seremos más felices…. Pensamos que el TENER es la clave de la felicidad. Y a través de Helping by Doing, Antonio y su equipo nos recuerda que la claves es DAR Y SER, y no TENER.

Helping by Doing, nace como el nexo de unión entre las fundaciones sin ánimo de lucro y las empresas. Una fundación que promueve la felicidad dentro de las organizaciones empresariales, a través del ayudar a los demás.

A través de esta fundación, vemos un cambio en el PARA QUÉ, se crean las empresas. No para ganar dinero, sino para CREAR FELICIDAD EN LA SOCIEDAD, felicidad que repercute en todos los niveles empresariales, económicos y de motivación,  repercutiendo en un ambiente laboral más saludable.

GRACIAS Antonio  por recordarnos que el optimismo tiene que ser la materia prima que alimenta la ilusión ante los retos que la vida y que la felicidad consta, de momentos, de ahoras, no de futuros…. Podéis conocer más a Helping by Doing a través de su Web, en Facebook y Twitter .

¿Frustrado por qué no sabes cuáles son tus habilidades y pasiones? ¿Desesperado por qué no sabes qué asignaturas escoger o hacía donde encaminar tu vida? ¿Desempeñas un trabajo que no te gusta y solamente quieres ser feliz en un trabajo? ¿En desempleo y no sabes qué hacer con tu vida?  ¿Quieres un nuevo rumbo en tu vida y no sabes cómo hacerlo? Será un placer acompañarte en el camino que desees emprender. Juntos ascenderemos a cotas jamás imaginadas.  Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin

.- ¿Quién es Antonio Mateo?

Soy el segundo de seis hermanos, casado y padre de dos hijas. Nunca soñé con ser empresario, pero para poder dar mis pasos en la vida, no supe hacerlo de otra manera, más que ir constituyendo compañías. Hasta la fecha, he participado en la creación de 4 empresas y una fundación.

El mundo de los eventos ha sido para mí, como un libro abierto donde día a día, he ido aprendiendo de una manera experiencial casi todo lo que soy. Diría que soy un diseñador de experiencias las cuales han quedado repartidas por todo el mundo.

Me encanta escribir.  Mis ventanas son dos blogs: elblogdeloseventos.com y eventoblog.com En ellos intento racionalizar las experiencias de un marcado hombre de acción.

Todo esto está en mi haber, en el debe, sé que The Helping by Doing Foundation es mi oportunidad para dar gratis, lo que gratis se me dio.

.- ¿Por qué y cuando nace Helping by Doing?

29 de Marzo de 2000 en Masai Mara kenya, ese fue el día que me dije, “esto algún día será una fundación” mientras construíamos una escuela durante un viaje de incentivo.

Y han pasado 14 años para que la misma se haga realidad, la fundación ha quedado oficialmente constituida el 1 de julio de 2014, ha sido un proceso necesario durante todos estos años, donde hemos comprobado que cuando realizas una actividad solidaria, la misma es con diferencia lo más destacado por parte de los participantes, incluir un fin solidario es ponerle alma a los eventos.

En nuestra labor de investigación de mercado, hemos tomado constancia de la gran dificultad que tienen muchas entidades sin ánimo de lucro a la hora de conectar sus objetivos, con los objetivos de las empresas y viceversa. En realidad ese no es el fin de dichas entidades benéficas, su fin es cuidar a sus beneficiarios.

Ese es el espacio de The Helping by Doing Foundation, generar Proyectos de Voluntariado Corporativo, poder conectar ambas realidades.

The Helping by Doing Foundation, nace como respuesta a la necesidad de crear Proyectos de Voluntariado Corporativo, como decimos en nuestra web : “Se necesita que el tiempo y talento de los empleados de las compañías se derrame en las entidades sin ánimo de lucro, se necesita que The Helping by Doing Foundation diseñe proyectos/eventos responsables capaces de conectar ambos mundos”.

Me encuentro a la orilla de los 50 “la juventud de la madurez”, se que es el mejor momento para comenzar con esta gran ilusión.

 .- ¿Cuál es la visión que tiene la fundación desde su nacimiento?

Nuestra visión esta definida como “una organización conectiva que diseña actividades responsables, orientadas a hacer solidaridad y a generar felicidad con la colaboración de empresas y de sus empleados”.

Una marca de marcada expansión internacional, con el objetivo de hacer el máximo numero de proyectos/eventos responsables en diferentes lugares del mundo.

Necesitamos hacer mucho esfuerzo, con una buena dosis de creatividad, para conseguir vincular los objetivos de estos tres grupos de interés: empresas, empleados y entidades no lucrativas (y sus beneficiarios), mediante proyectos responsables, capaces de unificar y multiplicar los beneficios para todas las partes.

La realización de dichos proyectos es para The Helping by Doing Foundation, nuestra razón de ser.

.-  ¿Qué beneficios reporta a una empresa, introducir el voluntariado?

Si hacer una actividad solidaria es ponerle alma a un evento, introducir el voluntariado en las empresas, es dotar de alma a las mismas.

El voluntariado siempre te sorprende, salta los limites que inconscientemente nos ponemos, superando todo tipo de barreras.

Hacer voluntariado en grupo genera unos vínculos emocionales entre todos los participantes, multiplicando el sentimiento de equipo y de pertenencia a una entidad.

En definitiva es un multiplicador de beneficios tales como: Motivación, mejora de imagen corporativa, orgullo de pertenencia, vínculos emocionales entre los participantes, captación/retención del talento, mejora del clima de la organización, desarrollo de capacidades de los empleados, difusión, fidelización de clientes, más eficiencia y competitividad, y desarrollo de valores corporativos.

Todo esto se hace realidad mediante Proyectos de Voluntariado Corporativo, la palabra “Proyectos” es nuestro valor diferenciador dentro del mundo del voluntariado.

 Helping by doing.- ¿Por qué emprender y orientarlo hacia lo social? La gente pensará por desgracia, que lo importante es ganar dinero en estos momentos y no como fundación.

Ser fundación es una manera de no solo hacer Proyectos de Voluntariado, sino también que el beneficio de los mismos obligatoriamente se repartan entre los beneficiarios.

Ser fundación es también ser parte del tercer sector, para entender y conocer mejor a todas las entidades beneficiarias y sus beneficiarios finales.

Ser fundación, es vivir en una empresa con corazón de voluntario, lo que te hace comprender mucho mejor el significado de todo lo que haces.

 .-  ¿Qué valores intenta la fundación recuperar con este proyecto, que ha perdido la sociedad?

La perdida de valores, nos ha llevado a que lo que antes nos parecía inaceptable, ahora forma parte de nuestras vidas.

Los valores que queremos transmitir en cada uno de nuestros proyectos son:

.- Trabajar para ilusionar
.- Felicidad para enriquecer 
.- Conectividad para ayudar 
.- Solidaridad para equilibrar 
.- Responsabilidad para actuar 
.- Optimismo para creer

Seis valores que son el sello de nuestro carácter. Muy especial es el valor de la conectividad, por algo nuestro logotipo lleva incorporado las bolas de Newton, por algo nuestro lema es:

Together we achieve more.

 .-  ¿Tenemos que hacer más regalos en vida? ¿Qué es Regalos de vida?

Son todos aquellos regalos que realmente dan vida a quien lo hace y a quien lo necesita. Dar vida es regalar una necesidad emocional o material soñada pero inalcanzable para el beneficiario.

Puede ser desde un viaje, una visita, cubrir una necesidad material, asistir a algún espectáculo… todo con los ingredientes de la sorpresa, la necesidad manifiesta y la participación por parte del voluntario, todo vinculado dentro de un proyecto responsable empresarial.

Un regalo de vida es un detalle dentro de la historia de una persona que faltaba por cubrir, es el resultado de un “premio” a la constancia en una ilusión o necesidad concreta.

Hay muchos regalos de vida por hacer, hay muchas necesidad concretas por cubrir.

Regalos de vida es uno de “nuestros servicios”, debemos ir aprendiendo a sensibilizarnos con los mismos en nuestro día a día, ¡que no nos queden regalos de vida por hacer!.

.-  ¿Qué supone para vosotros emprender un sueño como la fundación? ¿Qué elementos sustentan un proyecto?

Supone la continuidad de un camino de más de 25 años realizando eventos/proyectos en los cinco continentes. The Helping by Doing Foundation es el resultado de todo lo aprendido anteriormente, un camino en busca de la excelencia profesional en cada uno de sus proyectos.

Hay un elemento indispensable que es el actuar, la acción, el hacer… movilizar la voluntad

Este elemento se refleja muy bien en el manifiesto de nuestra marca:

“Hay muchas maneras de ser caritativo. El que da una limosna, lo es. El que extiende un talón con muchos ceros para una organización benéfica, también. Pero nosotros pensamos que, si bien dar es importante, es mucho más noble hacer solidaridad. Hacer, por uno mismo, cosas que ayudan e ilusionan a nuestros semejantes. Hacer que este planeta sea un lugar un poco más humano y responsable”.

El gran elemento diferenciador es el factor humano, la fundación esta constituida y respaldada por personas de un marcado liderazgo empresarial, sus patronos, son destacados profesionales cada uno en sus diferentes actividades y además, de grandes valores personales.

.-  ¿Es posible generar riqueza a través de la felicidad interior bruta? ¿Cómo?

La composición articulada de cada persona procede del difícil equilibrio entre los sentimientos, la voluntad y la razón.

Los Proyectos de Voluntariado Cooperativo son la herramienta que ayuda a coordinar nuestra inteligencia, con nuestras emociones y nuestras acciones.

La felicidad interior bruta se encuentra cuando alcanzamos dicho equilibrio, logrando sacar todo nuestro potencial.

.- ¿Acción es la fórmula secreta que nos sacará siempre de todo hoy donde nos encontremos?

Toda acción debe de ser el resultado de un equilibrio entre nuestros sentimientos y razón.

El verdadero legado de nuestra vida no será evaluado por lo que hemos pensado, ni por lo que hemos sentido, el verdadero legado de nuestra vida quedara reflejado por todo aquello que hemos realizado.

“Ayudar haciendo”, “Helping by Doing” así nos llamamos y es lo que sabemos hacer.

.-  ¿Somos rocío que ansiamos ser la lluvia de verano? ¿Debemos renunciar a nuestros sueños?

Renunciar a nuestros sueños es dejar pasar la vida sin vivirla a tope, sin empaparnos, sin sumergirnos de pleno en ella.

Somos lluvia de verano, y si renunciamos a nuestros sueños o nos perdemos por el camino, nos quedamos en el rocío de un solo amanecer.

.- Si nos encontráramos dentro de 5 años, ¿Qué te gustaría decirnos?

Que The Helping by Doing Foundation mediante su proyectos responsables vinculados al voluntariado corporativo ha generado felicidad interior bruta en miles/millones de personas de los cinco continentes.

Será una enorme satisfacción además el presentar esto con datos cuantitativos y cualitativos de cada uno de los proyectos.

Y por encima del éxito profesional, estará el éxito de haberlo logrado transmitiendo  nuestro espíritu, “que la efectividad no mate el espíritu”.

.-  ¿Somos personas fascinadas con nuestras ideas, pero distraídas a la hora de ponerlas en marcha? ¿Por qué?

El mundo se encarga de querer apartarnos de nuestras metas, de dificultar cada vez más la realización plena de cada ser humano, cada día recibimos miles de mensajes que nos invitan a confundirnos.

Pero a la vez, la vida esta más llena que nunca de oportunidades para diferenciarnos y luchar por lo que uno cree. #SiSePuede

.- ¿Cuál es el concepto de felicidad de la fundación? ¿Y el tuyo?

El de la fundación:

Si al compromiso hubiera que ponerle una marca profesional para aquellas personas y empresas que donan su tiempo y talentos en favor de los más necesitados, a esa marca o profesión, la llamaríamos VOLUNTARIADO CORPORATIVO

The Helping by Doing Foundation

El mío:

Trabaje durante un año como responsable de los voluntarios internacionales para la Jornada Mundial de la Juventud que se celebro en Rio de Janeiro, y recuerdo que en un momento dado le mande esta frase a los miles de voluntarios que estaban a punto de llegar, que muy bien podría resumir mi concepto de felicidad:

Amar hasta que duela y cuanto más duela seguir amando” creo que la Madre Teresa había escrito algo igual o parecido.

.- ¿Qué le diríais a las personas que piensan que no hay futuro?

Que todo lo que hoy haces, marca todo lo que serás en el futuro. Que todo lo que hoy des, será un banco de bienes para tu futuro y el de esas personas que se cruzaron en tu camino. El futuro no es más que el resultado del presente.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Hacer, vinculando la acción a tu inteligencia y tus emociones, da como resultado una vida llena de momentos, y como decía Neruda: “por si no lo saben, de eso está hecha la vida, solo de momentos; no te pierdas el ahora”.

10 minutos, 10 meses, 10 años.

Cuando quieras creer en alguien, sólo cree en ti”.

Llevaba tiempo haciéndome una pregunta. No me dejaba dormir. Me exasperaba no saber qué hacer. Preguntaba a una persona, me decía una cosa. Iba a otra  persona, esperando que me dijera lo que quería oír por un lado pero por otro me daba miedo escucharlo… Me decía otra cosa totalmente contraria a lo de la otra persona.

Ya no podía más. No me dejaba dormir. Tenía que tomar una decisión y cuanto antes, mejor. Las consecuencias se estaban haciendo más y más perjudiciales para mí.

Tenía miedo, era una decisión importante para mi vida. Lo sabía y cuando sentimos que estamos ante una decisión de ese tamaño, buscamos todo tipo de reflexiones de la gente, las hacemos nuestra, de dónde sea, todo por dilatar la toma de decisión y sentir que es la decisión correcta. ¿Y qué pasa si no lo es? Echamos la culpa al “dueño” de la idea, y nosotros nos “lavábamos” las manos.

Pero las cosas no son así.

Había leído para esas fechas el libro “10 minutos, 10 meses, 10 años” de Suzy Welch.(Ed. Alienta).

La autora, explica, como a través de una situación crítica en su vida, aplico este método a la situación y desde entonces, explica cómo se puede ir aplicando a todos los ámbitos y decisiones de la vida.

¿Y por qué no aplicarlo a la situación que estaba viviendo yo? Otra reflexión más, no me podría hacer daño, quizá me podría ayudar.

Me metí de lleno en el proceso.

Tenía que tomar una decisión, había descartado muchas opciones, pero ya habían quedado dos, en “la final”.

¿Qué pasaría si tomaba parte por una, a los 10 minutos? ¿Y a los 10 meses? ¿Y a los 10 años?

Recopilé toda la información que pudiera pasar. Cogí papel y bolígrafo, escribía todo lo que me venía a la mente, TODO.

Volví a hacer el proceso, con la otra “finalista”. ¿Qué pasaría si optaba por esta decisión, con el paso del tiempo?

Llené 3 hojas con la información que me venía a la mente sobre las consecuencias si tomaba por una u otra opción.

¿Y ahora qué decisión tomaba?

Creo que tomamos una decisión, en función de la combinación de  dos cosas, del tiempo y de los impulsos, pero no optamos por la más importante, a mi parecer.

Muchas veces, creo que la mayoría de ellas, dilatábamos la toma de decisiones y si es el último día, mucho mejor. Cuánto más tarde mejor.Y mientras dudamos si la hemos hecho bien o no.

Y De los impulsos. Sin tiempo, con prisas y muchas veces mal, decidimos por una, y nos decimos: “Qué sea lo que tenga que ser”.  Nos la jugamos a cara o cruz o por la menos mala.

¿Pero quién toma sus decisiones en función de sus valores? Yo creo que muy poca gente.

Al ver toda la información que tenía, opté por una opción. Y ahora al cabo del tiempo, me he dado cuenta, que es la opción más acorde con mis valores. Pero no sólo con esta decisión, sino con otras más, que he ido tomando, con el proceso descrito en el libro.

Veía la situación con perspectiva, la comprendía de verdad lo que pasaba y lo que quería de verdad.

¿Y tú ves la situación con perspectiva a la toma de una decisión? ¿La comprendes? ¿Realmente sabes lo que quieres?

Es un método simple, pero a la vez muy potente. Me he ido dando cuenta que te provoca muchos miedos, sorpresas, alegrías y deseo que a lo mejor nunca habías hecho frente, por el famoso que dirán. ¿Por qué? Cuando volví a utilizarlo en un tema personal, me dí cuenta de cosas, que no quería ver aunque los demás me lo hubieran dicho por activa y pasiva.

Cuando tomamos una decisión, miramos por el momento presente, ¿Y el futuro? Nadie lo sabe, claro está, pero también hay que tenerlo presente en dicha toma.

¿Crees que vale la pena seguir con esa relación, con ese trabajo, a 10 años vista, que tú mismo te has dado cuenta, que no te lleva a ninguna  parte? ¿Qué no está de acorde con tus valores?

Nos ayuda a diferenciar si vale la pena o no, seguir invirtiendo tiempo y energías, en esa meta que había sido para nosotros importantes. Siempre se dice que más vale tarde que nunca, ¿si?.

Puedes tomarlo como una forma más en la manera que tomes las decisiones, pero pienso que no es una pérdida de tiempo, sino una inversión para la elección de la decisión correcta.

En unos momentos en los que las decisiones se toman por instinto, este método fácil y sencillo, creo que nos hace pararnos a pensar, a descubrir de verdad lo que realmente tenemos que hacer, nos lleva por la senda correcta, la de nuestros verdaderos valores.

Seguro que alguien estará preguntándose qué ha pasado con mi decisión, cómo la estoy viviendo, sí era la decisión acertada. La verdad que no lo sé. Dentro de 10 años , en el cuál ya haya pasado todo el proceso, podré decir a ciencia cierta, si tomé o no la decisión correcta. Pero hoy ya han pasado más de 10 días, desde dicho momento. Y la verdad, siento que ha sido la decisión acertada. Mi relación con la “decisión” es buena, la gestión de la misma, es fácil de llevar y sobre todo, es lo que yo sentía que quería, aunque no quisiera verlo. Dentro de 10 meses, os diré que tal me esta yendo, pero de momento, muy bien.

¿Y en base a qué tomas tus decisiones? ¿Por valores o por instinto? ¿Dilatabas hasta el último momento la toma de decisiones? ¿Qué decisión tomarías, teniendo en cuenta 10 minutos, 10 días y 10 años?