¿Una vida aburrida?

El aburrimiento se cura con la curiosidad. La curiosidad no se cura con nada” decía  Dorothy Parker

El mundo vive sumido en el aburrimiento.

Estoy aburrido con mi vida…Estoy aburrido con mi pareja…Estoy aburrido con mi trabajo…Estoy aburrido con lo que ponen en la televisión…

Y no hace falta que lo diga la gente, viendo la cara que tienen durante el día, ya dice mucho de ellos… Una cara donde la sonrisa brilla por su ausencia y donde la mirada expresa tristeza.

Cuando la gente me comenta: “Quiero hacer algo con esta vida tan aburrida que tengo”, para posteriormente preguntarme: “¿Qué harías tú?”.

Siempre contesto lo mismo: “Hacer de verdad lo que sientes que tienes que hacer”.

Instantáneamente pegan salto para atrás, como cuando los gatos ven el agua.

Cuando uno está en búsqueda de sus sueños, NUNCA ESTÁ ABURRIDO.

Estamos aburridos, PORQUE QUEREMOS.

Estamos aburridos, porque nos ha ganado la frustración y la resignación a la fuerza de voluntad.

Estamos aburridos, porque hemos dejado que el miedo nos gane frente a la posibilidad de descubrir qué pasaría si fuéramos hacia nuestros sueños.

ESTAMOS ABURRIDOS, ESTAMOS DESMOTIVADOS, ESTAMOS DESGANADOS, PORQUE NO TE DAS LA OPORTUNIDAD DE SER.

Ahora se sincero contigo mismo, por favor, ante esta pregunta:

Cuando haces lo que sientes que tienes que hacer, lo que tu corazón te impulsa… ¿Cómo se te pasan las horas? ¿Me dices cuantos momentos tenías de ilusión, de superación, de aprendizaje? ¿Me dices que pensabas que tu vida era aburrida?

Con tu cara sonriente, pensando en aquellos momentos, ya me estás diciendo todo.

Cuando estamos haciendo lo que sentimos que queremos y debemos hacer, por iniciativa propia, NO HAY ABURRIMIENTO.

Siempre lo digo y lo diré, si supiéramos los significados de verdad de las palabras, muchas cosas cambiarían.

Aburrimiento es “La sensación de fastidio provocada por la falta de diversión o de interés por algo”.

Vayamos por partes.

SI una persona tiene la sensación dentro de ella, y no hace nada para transformarla. ¿Por qué se queja luego de lo que está viviendo?

Nosotros somos los responsables de lo que nos pasa, de lo que no nos pasa y así como lo que nos gustaría que nos pasara.

Seamos un poco más coherentes con nosotros mismos, y empecemos a ser dueños de nosotros mismos, de nuestras emociones.

Si sientes que te falta diversión en tu vida, es el momento, no de ir a una fiesta, de largarte a pasar el verano a Ibiza, o de emborracharte para olvidarte de la vida que tienes. Es el momento de pensar QUÉ está pasando en tu vida, QUÉ te falta y lo peor de todo, aún sabiéndolo, ¿Por qué no haces nada al respecto?

Cuando sabemos qué NO queremos en la vida, sabemos qué SI queremos en la misma. Simplemente es transformar la frase negativa de “No quiero que…” por “Quiero que…”.

Si, ya sé que estarás pensando que es muy fácil ponerlo en papel, pero luego hay que llevarlo a la acción.

Vivimos a la pata coja, porque tenemos miedo de pisar en la vida, con los dos pies y fuerte.

¿Por qué?

TODO POR MIEDO. Al qué dirán, a no saber si eres capaz, a no saber si lo conseguirás… y mientras tanto, gritas y gimoteas a los 4 vientos que “TENGO UNA VIDA MUY ABURRIDA”.

BASTA YA , que aún sabiendo lo que tienes que hacer, lo que te pasa, no lo hagas, no tengas los santos webs de decir:” Hasta aquí hemos llegado, ahora es mi momento, ahora voy a por mi oportunidad”

DEJA DE QUEJARTE, Y PONTE MANOS A LA OBRA. PORQUE HAS VENID O A EXPRIMIR LA VIDA, A DISFRUTAR DE ELLA, Y AÚN SABIENDOLO, NO LO HACES. Si te quejas de los resultados que tienes, es porque TÚ quieres tener esos resultados, sabiendo que puedes darle la vuelta a la tortilla.

Así qué no más excusas.

Y si te sientes aburrido y todavía estás enfocándote en lo que te produce ese aburrimiento. ¿Piensas que caerá un meteorito que cambiara la situación por ti? Me parece que no.

Te estás interesando por algo que no te ilusiona, te motiva, o ya ha hecho su labor en tu vida. Sigues interesándote en esa situación o persona, por el qué dirán, no vaya a hacerle daño, no vaya a ser que se cree la 3 Guerra mundial… Pensamos en posibles consecuencias que pudieran provocarse por nuestra reacción a nuestra sensación de aburrimiento… Y siempre acabamos dando prioridad a los demás, no se vayan a molestar, que a nuestra felicidad, a nuestros sentimientos.

En un cabeza llena de aburrimiento, frustración e ira, nuestra habrá espacio para el éxito, la felicidad y la ilusión. Y para que sí lo haya, tienes que empezar a enfocarte en ello. Cueste lo que cueste.

Será romper creencias, será romper con gente que lleva tiempo contigo, será romper estereotipos en tu círculo de amigos, serán muchas cosas seguramente… Pero habrá un gran beneficio esperándote:

DIVERTIRTE TODOS LOS DÍAS DE TU VIDA, SIENDO, HACIENDO Y SINTIENDO LO QUE TÚ QUIERES, QUIEN TU ERES…

Y te aseguro que es una sensación increíble, que te hace afrontar los días con una sonrisa de oreja a oreja, a pesar de cualquier circunstancia que surja.

Pero también te voy a hablar, de otra cosa. Hay que tener tiempos durante tu vida, en los que estar aburrido.

Aburrido es NO HACER ABSOLUTAMENTE NADA. Es el contrapunto a esta sociedad en la que tenemos que estar haciendo constantemente cosas sino pensaran que seremos unos “despojos de la sociedad”.

Yo promulgo que durante la semana tengamos la sensación de estar aburridos. El cerebro necesita oxigenarse, parar, ser “amebas” que recuperan la energía gastada, ver donde nos encontramos, qué ha pasado por nuestra vida o que NO ha pasado hasta la fecha.

Estar aburrido es darle vía libre a nuestro subconsciente, eso que nos guía pero por “agendas, miedos y rutinas” no dejamos que hable.

Por favor, date más momentos para estar aburrido, tu vida te lo agradecerá.

¿Vas a permitir que el aburrimiento se apodere de tu vida? ¿Por qué estás aburrido? ¿Qué vas a hacer para transformar tu vida?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de Amazon.

He lanzado el workshop “Liderazgo&Disrupción” en el que recoge toda la formación y experiencias que engloban el nuevo Management Disruptivo que las empresas y profesionales de éxito imprimen. Podéis poneros en contacto conmigo a través de chocolaterojoconsulting©gmail.com

 

¡¡Evangelios, Influencers y Branding!!

Lo que construye la Marca no es el mensaje, es la experiencia que se vive con ella” dice Alex Pallete.

Nos quejamos de los símbolos religiosos, y cada vez que enciendo el ordenador, veo a más gente intentando evangelizarnos.

Pero ante eso, no decimos nada.

Ves mensajes del tipo: “ Promulga nuestra filosofía por todo el mundo, sólo obtendrás beneficios..Estudia con nosotros y podrás vivir como nosotros lo hacemos…Acude a nuestro evento y ya nada será lo mismo en tu vida”.

Sólo les falta poner de fondo el Aleluya de Haendel.

Nos están anunciando la buena nueva. Lo que todos los hombres hemos estado esperando, la llegada de su evento, de su producto,… que nos salvará la vida y ya podremos ser felices, comiendo perdices el resto de nuestras vidas.

Esta semana, mientras estaba realizando un proceso de transformación de la cultura organizativa, en dos empresas diferentes, me pidieron lo mismo: “¿Cómo podemos hacer que todo el mundo piense en nosotros y nuestro producto? ”

Es el sueño de toda empresa y profesional. Que cuando pensemos en un tipo de producto o servicio, No nos tendría que hacer falta nada, vendría a la mente nuestro producto, servicio, nombre..

También la palabra evangelizar, es otra palabra que prostituimos.

Evangelizar, es transmitir a quien te escucha, que una buena nueva, está a punto de aparecer.

¿Qué es lo que nos decían que hacía Jesús y sus Apóstoles? Evangelizar explicando una nueva forma de vivir.

Tanto si nos fijamos en Jesús, como en Apple, no nos están “vendiendo” su producto, ESTÁN LLEGANDO A NUESTROS CORAZONES.

En la actualidad, evangelizar, es sinónimo de “SI PUEDO PISAR LA CABEZA A MI COMPETENCIA, LO PIENSO HACER”.

Si yo leo:” Ven con nosotros, y serás como yo” (Eslogan que vi hace poco, de un “gurú” del amor), no está evangelizando de ninguna manera, no está llegando a mi corazón, más bien me está dando miedo.

¿Con qué se está jugando?

Con el miedo que tiene las personas en estos momentos. Con la desesperación de saber que están mal y que quieren un cambio. Y ya si les ofrecemos luces de colores chulos, carteles de neón y palabras que quieren oír… Ya tenemos una persona que se unirá a nuestro bando…

Pero no por mucho tiempo, te lo aseguro… La gente no es tonta.

Pero en una sociedad en la que aparentar, en vez de ser, en la de comprar seguidores en redes sociales y no llegar al corazón, son leitmotiv de la misma, ¿Qué vamos a esperar?

Que si podemos “manipular” a los posibles clientes  para que compren nuestro producto, y así “adecentar” la cuenta de resultados… LO HACEMOS.

Siempre por el método rápido, no por el que produce los resultados de verdad.

¿Y por dónde se empieza?

Por los CORAZONES de los clientes.

Cuando llegan a tu corazón, DE VERDAD, sin trampas, no hace falta que les pidas un favor, tú te predispones a hacer lo que sea, por esa persona, por esa empresa.

¿Por qué?

Porque han sabido entender QUÉ necesitabas y PORQUÉ lo necesitabas.

No me cansaré de repetirlo, si no tienes un PORQUE, nunca llegarás a ser como esas marcas que llevan años y siglos en nuestra mente.

No quieren una “fortuna eventual”, sino que los clientes se sientan afortunados y caminen con nosotros en la vida de la empresa, porque lo que les inspira los productos, cómo se sienten, el estilo de vida promulgamos…

Los clientes hablan de cómo les beneficia esos productos, ese estilo de vida y la competencia, les importa un bledo. Sólo tienen ojos para ti, como estás enamorado.

Pero por muchas herramientas que tenemos para diferenciarnos de los demás, no sabemos cómo utilizarlas.

Vendemos … El mismo perro pero con diferente collar.

¿Quieres que tus clientes, evangelicen tus productos sin que tú les digas nada?

Haz que tus productos produzcan una diferenciación y un valor, respecto a los demás. Que produzcan ALGO, que remuevan cuando los veas, no algo parecido a: “Una copia barata más que se parece a …”.

Hacemos copias de lo que triunfa, y pensamos que así, también nosotros triunfaremos. Y estamos muy equivocados. Triunfaremos en lo que sea, cuando seamos nosotros mismos, cuando demos a los demás, 1% más de lo que dan la competencia. Cuando produzcamos un antes y después tras probar el producto, antes nunca vivido.

Solamente así, nuestros clientes, se convertirán en nuestros evangelizadores, porque mientras tanto, seremos uno más.

Haz productos maravillosos, con corazón y te digo que todo será más fácil.

Algunas empresas y profesionales me preguntan: “¿Pero qué pasa? Sé que mi producto se diferencia de los demás y tiene un valor incalculable… No lo entiendo”…

Dejemos de fijarnos en lo que pensamos uno mismo sobre nosotros y nuestros productos; y ESCUCHEMOS DE VERDAD, a los clientes que nos compraron y a los que nos podrían comprar.

Quizá aprendamos acallando el ego y escuchando a los demás.

Así que por favor:

.- Antes de pedir de evangelizar o que lo hagan, pregúntate si tu producto llega al corazón de los clientes.

.- Antes de pedir que evangelicen en tu nombre, pregunta si tu producto esta diferenciado y da valor, respecto a los demás.

.- No pienses que los clientes son tontos. Caerán 1 vez, pero no habrá una 2º, sino haberlos satisfecho de CORAZÓN, DE VERDAD, en la 1º. No vendas algo que ni tú mismo comprarías.

.- No hará falta que pidas que evangelicen en tu nombre, la cara de tus clientes, ya lo dirá por sí mismos.

.- Escucha siempre a tus clientes, seguro que aprenderás más que de tu Ego.

Y si no evangelizan tus clientes, nos sumamos a un influencer.

Nos unimos a personas, que por el número de seguidores que tienen en redes sociales, o Agencias de Comunicación, pensamos que nos van a llevar al Olimpo de la Fama y a la facturación constante por 10.

¿Qué pasaría si fuéramos nosotros los embajadores de nuestro producto y NO una persona, que ni lo conoce, ni lo ha probado ni sentido? ¿O es que por un número de seguidores, ya determina lo que es bueno o malo? ¿Es que esa persona va a tener más brillo en los ojos que nosotros, que lo hemos creado?

¡¡NOOO!!.

Y ahora para colmo han creado un curso de cómo tratar con influencers..NO COMMENT.

Para los influencer (seremos un negocio más, para algunos), dirán lo que creamos que deben decir, se harán la foto que necesitemos, pero como nosotros mismos, no expresaran lo que sentimos que hará el producto a la sociedad. Pero en una sociedad donde la imagen manda, donde el efecto halo, por juntarnos con quien la tiene más grande (hablo de seguidores), hará creer que somos los mejores.

Lo único que conseguiremos será una portada en revistas que dentro de 1 año nadie se acordará.

Si quieres una publicidad con resultados fuertes y constantes, SE TÚ MISMO EL QUE PROTAGONICE EL ANUNCIO. Nadie cómo tú será quien deslumbre más.

Así que recuerda:

Evangelizaras a todo el mundo, llegando al corazón de tus clientes. Serán tus clientes quienes, sin que tú digas nada, expandirán la buena nueva de tu producto. Y si ya eres el protagonista de toda acción publicitaria, te aseguro que tienes ante ti una marca, un producto, que dejará la huella que tú sabes que quieres dejar en todo corazón.

¿A qué esperas? ¿Eres el evangelizador de tu propia marca? Recuerda: Las Marcas NO se CONOCEN, SE SIENTEN.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” A través de Amazon y la tienda de Versos y Reversos.

¿Las sentimientos nos hacen débiles?

No dejes que personas que hacen muy poco por ti controlen tu mente, sentimiento y emociones” dice Will Smith

¿Crees que los sentimientos nos hacen más débiles? Es una de las preguntas que hoy, hablando con mi jefa de operaciones, ha surgido.

Estamos en una sociedad, en la que las palabras, como emociones, sentimientos, sensibilidad, están denotadas. No sé puede decir que tenemos sentimientos o que somos sensibles, porque la sociedad nos aplastara cuando queramos mostrarlos.

Los sentimientos te harán débiles, los chicos nos lloran, sólo deben pelear…Si lloras los demás se reirán de ti, si te muestras empático, tu jefe no te dará el ascenso que sabes que te mereces…. Tienes que pisar cabezas y ser el hombre más frio en la faz de la tierra”

Son algunas de las perlitas que oímos a lo largo de nuestra vida, en nuestros días a días.

¿Dónde están las emociones aquí? ¿Por qué está mal visto mostrar nuestras emociones ante una película, ante una noticia? ¿Por qué los hombres tienen que ser fríos? ¿Por qué en las empresas no puede haber emociones o sólo queremos robots como compañeros de trabajo?

Nos gusta ver como la sociedad avanza con la tecnología, vemos que nos ayudaran en innovación, productividad y miles de cosas más a la sociedad, creyendo que estamos a salvo de los mismos porque no tienen sentimientos.

¿Y cómo estamos educando nosotros a la sociedad?

¡¡COMO ROBOTS, SIN SENTIMIENTOS!!

Tampoco estoy promulgando ahora que demos rienda suelta a nuestras emociones sin límites, porque no estoy diciendo eso. Todo tiene su momento.

Lo que estoy diciendo que el ser humano no sólo es razón, sino también corazón. Pero nos han educado, desde pequeño, a través de exámenes, de castigos y miedos, con la razón.

Y de ahí no nos salgamos, porque las consecuencias, serán desastrosas para nuestra vida.

Nos dicen que las emociones nos pueden causar daños físicos, que nos hacen perder el rumbo que el mundo lleva , que no puedes enfadarte cuando alguien o algo te dice que NO, porque estar enfadado, es mostrar tu debilidad ante los demás.

Hasta ahora, como podrás imaginar, cuando oigas la palabra emoción, o algo parecido a ello, tapate, ponte una máscara, no te vaya a infectar, porque puede ser lo último que hagas en la vida.

No podemos estar alegres, porque nos dicen que pensamos que no vemos lo dura que es la vida. Nos hacen dudar que sonreír es bueno, porque parecemos tontos cuando el mundo se está muriendo o matándose con guerras.

Todos buscamos la felicidad, como Indiana Jones en búsqueda del Santo Grial, pero eso si, no digas a los demás, que estas en un momento dulce de tu vida, porque empezarán a tener envidia, a no hablarte, o a preguntarte si lo has conseguido por el método “legal o por el criminal”.

Así que buscamos la felicidad, pero tampoco podemos mostrarla a los demás, no vaya a ser que se nos enfaden.

Nos dicen que tampoco nos podemos enfadar, porque el mal genio es el mayor de los virus que una persona puede sufrir. Si estas enfadado puedes perder a las personas de tu alrededor, decir cosas que no querías decir, o hacer algo que no querías hacer.

Así que tampoco nos podemos enfadar, no vaya a ser que la liemos.

¿Y qué decir de sentirnos o decir que estamos tristes?

¡¡DE ESO NADA!!

Si dices que estas triste, te dirán que no es para tanto tú situación, que hay otras personas que están peor que tú. En vez de alentarte, de preguntarte por qué te sientes así, habrá una competición a ver quien está más triste de los dos. No digas que estás triste, porque a lo mejor habrá gente que en vez de ayudarte, quieran aprovecharse de ti…

En definitiva, COMETE TUS EMOCIONES, PORQUE SIEMPRE POR UN LADO O POR OTRO, TE LAS PUEDEN CON LA MANO ABIERTA.

Así que lo mejor es tragarnos nuestras emociones, porque si no es lo peor que podemos hacer, expresarlas.

¿Pero qué pasa cuando no las expresamos?

.- Que cuando nos enfrentamos a cualquier situación, por pequeña que sea, no sabremos enfrentarla, derrumbándonos y haciendo de ella, la mayor de las catástrofes.

.- Que cuando seamos mayores, no sabremos expresar nuestras emociones ante nuestros amigos, posibles parejas o familiares. Nunca sabrán cómo nos sentimos, que queremos o que no queremos.

.- No expresar tus emociones, es crear un globo emocional que cuando explote, no sabremos manejar.

Por lo tanto, ¿Por qué tenemos miedo a las emociones?

Porque nos hace descubrir quienes somos, qué queremos, que NO deseamos y nuestros límites. Y en una sociedad en la que a través del miedo, nos dirigen, las emociones son como la Kriptonita para Superman.

Pero como he dicho antes, tampoco nos podemos dejar ahora llevar por las emociones a tumba abierta o por la intuición, porque os aseguro que se suelen confundir.

Una emoción nos puede confundir a la hora de tomar una decisión. Pensar que nuestras emociones, nuestras creencias, expectativas, son mejores que unos resultados que tenemos delante nuestro.

Una emoción nos puede bloquear la mejor decisión para nosotros, que no es lo que digan los datos o nuestro jefe, sino lo que nosotros sentimos que tenemos que hacer, lo que presentimos.

Bloquear las emociones nos puede hacer perdernos muchas cosas hasta ahora imposibles, como también cometer el mayor de los errores o el mayor de los descubrimientos.

Así que por lo tanto:

.- No podemos encerrar nuestras emociones, porque estamos hecho de ellas.

.- Si las encerramos, seremos robots liderados por las opiniones y deseos por los demás.

.- Cuanto más las ocultes, el globo será más grande, y cuando explote (siempre por cualquier tontería), tendrás mucho por gestionar retrasado.

.- Las emociones tienen que ser parte de la sociedad, de las empresas, del día a ´día, pero en equilibrio siempre con nuestra razón.

.- Una decisión siempre tiene que ser tomada con el equilibrio de Razón y corazón.

¿Dónde tienes tus emociones? ¿Sientes te hacen más débil?

Recuerda que puedes adquirir Liderazgo Canalla a través de Amazón y tienda de Versos y Reversos.

 

¿Cómo tomo la decisión adecuada?

“Justifica tus limitaciones y te quedarás en ellas” decía Richard Bach

Todo ser humano cuando lo vive, cree que es el momento más crítico de su vida.

No es saber qué ropa me pongo para que esa chica le haga caso, no es saber qué poner en la quiniela en el Pleno al 15, no es saber qué tal serán los nuevos vecinos de abajo…

ES SABER SI ESTAMOS ELEGIENDO BIEN ANTE LOS DOS CAMINOS QUE LA VIDA NOS PONE.

No sabemos si escoger una carrera u otra, no sabemos si decirle si a esa chica o sólo tenerla como amiga, no sabemos si mandar a tomar viento a nuestro jefe o esperar un poco más a que lo despidan… No sabemos QUÉ hacer, y como buenos futurólogos, nos gustaría saber qué decisión escoger.

Queremos adivinar qué opción escoger, porque lo que no queremos es confundirnos, lamentarnos de la opción tomada, no queremos sufrir más de lo que estamos sufriendo, no queremos sudar , en definitiva, que queremos una opción que restituya nuestro ego y alcancemos esa felicidad, que nos impulsan a encontrar.

En estos momentos, me encuentro ante la toma de una decisión importante para mí. Y echando la vista atrás a todas las decisiones, he aprendido que:

Por mucho queramos, NUNCA EXISTE LA DECISION PERFECTA.

Nunca acabaremos acertando al Pleno al 15. Pero es lo que deseamos todos.

¿Por qué pasa? Porque no dominamos muchas variables, porque no dominamos el destino, por mucho que queramos y porqué la vida, siempre es más lista que nosotros.

Creía que tomaba la decisión correcta, que iba a conseguir lo que siempre había soñado, que había optado por el camino que me llevaría a mi cima… y casi siempre, por X, Z o lo que sea, nunca me llevaba a donde yo quería.

Reprochas a la vida todo, maldices a todo el que te rodea, pero te aseguro que con el tiempo, la vida siempre te lleva a donde tienes que estar.

La decisión perfecta, no existe, porque siempre habrá cosas que no tengas en cuenta, siempre habrá personas que no estén de acuerdo con lo que has escogido o porque la vida no quiere que vayas por donde tú crees que tienes que ir.

La imaginación se dispara ante una decisión, haciendo que seamos POCO REALISTAS.  Cuando tenemos el arrojo y valor de optar por esa decisión, y antes también, nos dejamos llevar por los colorines y cantos de sirena.

Pensamos que yéndonos a vivir a otra ciudad toda será mucho más fácil, que esta chica será para siempre el amor de nuestra vida y todos los problemas se esfumaran por arte de magia… Para los pies pequeño, que no todo es de color de rosa. Como te he dicho anteriormente, no tenemos todas las variables en nuestro poder, no sabemos si no están mintiendo, si todo es tal cual nos lo pintan…

Así que por favor, siempre los pies en el suelo y aún así, siempre dudan. Que los pitufos no existen, recuérdalo.

Tienes que decidir tú, NO LA MODA QUE ESTE EN ESOS MOMENTOS EN AUGE.  Como bien dices las madres: “SI se tiran todos por el puente, tú también lo haces, ¿Verdad?”. Así somos los seres humanos ante las modas y por el miedo a no sentirnos partes integrantes del “rebaño” llamado sociedad.

Tienes que escoger tú, tiene que escoger la conexión entre tu corazón y tu razón. Y lo que digan los demás te la bufe. Te podrás confundir, claro que sí, pero te aseguro que descubrirás mucho más cosas de ti, que si hubieras seguido a la moda de turno. Pero sobre todo, habrás impulsado tu marca, tu legado.

Cuida y NO TE LANCES A TUMBA ABIERTA SIN SABER QUE AGUA HAY DEBAJO. He visto como gente se lanzaba a emprender, por desesperación, en ámbitos profesionales que no tenían ni idea. He visto personas como se endeudaban hasta las trancas, porque el “gurú” de turno les decía que así tenían que hacerlo, porque él así había empezado. No te dejes embaucar por las lucecitas de un posible “parque de atracciones” que puede ser en realidad un “cementerio”.

Cuando decidimos, siempre están presentes nuestras CREENCIAS. Y por hacerle caso, porque creemos que la vida, es así, como ellas nos dicen, no damos la oportunidad al resto del mundo. La vida no es lo que tú crees que es, lo que te han dicho que es, HAY MUCHO MÁS. Así que dales la oportunidad, porque seguro que te descubrirán cosas que no sabías.

Siempre digo que lo que piensen los demás de ti, de tus decisiones te la tiene que bufar. Pero siempre digo también, que hasta cierto límite. Si alguna de tus decisiones, puede afectar seriamente alguna persona, a tu empresa, o alguien que quieres, ESO SIEMPRE DEBES TENERLO EN CUENTA antes de lanzarte al agua.

Pero también te digo, que te la tiene que bufar lo que digan los demás, lo que quieran imponerte, porque si vas preguntando a todo el mundo, lo que ellos harían, lo único que conseguirás es volverte loco y quedarte paralizado.

SI haces caso a todo el mundo, NUNCA TE HARAS CASO A TI MISMO.

No hacerte caso a ti mismo, no quiere decir que tu intuición siempre acierte. Reconozco que soy una persona muy intuitiva, y cada día más. Y también reconozco que alguna decisión he tomado creyendo que mi intuición era la leche, que siempre acertaba…LLEVANDOME UNA BUENA LECHE a posteriori.

Haz caso a tu intuición, pero también a tu razón, y en el equilibrio ahí está la solución.

Y eso si, después de haber tomado una decisión, tienes que PONERTE MANOS A LA OBRA A LA VOZ DE YA.  Llévate a tu miedo de juerga como bien digo en Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde, que siempre te va  acompañar y se valiente con la decisión tomada. Y nada de TRAMPAS.

Escribiendo estas líneas, ya he decidido que camino escoger, pronto lo sabréis.

¿Y tú qué decisión vas a tomar? ¿Cómo escoges tus decisiones?

El nombre marca la diferencia..

Mi voz dirá tu nombre e iniciales de dulzura caerán sobre mi pecho” decía Armando Uribe Arce

¿Sabes qué? No me importa que puesto tengas, como es tu pareja, qué casa tienes o si estas vacaciones te vas a ir a Ibiza a darlo todo.

NO ME IMPORTA NADA DE ESO. Eso son consecuencias EXTERIORES de tus acciones. Y eso, como otras cosas de nuestro cuerpo, suelen acabar sufriendo el efecto de la gravedad y desaparecer.

ESO NO ME IMPORTA. No me vas a impresionar más o menos.

¿Sabes cómo lo harás?

A través de tu nombre y lo que demuestre el mismo.

Un nombre marca la diferencia.

En un mundo donde somos creativos, innovadores, disruptivos, el poder que tiene un nombre, lo hemos olvidado o tirado a la basura directamente.

La principal etiqueta, no la usamos.

Desde pequeños, estamos nombrando a todo y a todos. Nos dicen que ese bicho que nos lame la cara, es un “gua-guau”, que esa persona con barba que nos hace reírnos desde nuestra cuna, es nuestro “papa”, y que si queremos estar felices solo tenemos que decir “teta” y mama nos calmara.

No pensamos porque ese bicho tiene ese nombre, o eso que nos metemos en la boca liquido y transparente se llama agua. No nos lo preguntamos, porque hacemos caso a nuestros padres, que nos han dicho que las cosas son así y punto.

Utilizamos los nombres para homogeneizar todo, para etiquetarlo y tenerlos controlados.

Si esto es una palmera de chocolate, no puede ser una naranjada. Si te llamas Juan, ¿Por qué dices te llamas Paula?

De los nombres que les ponemos a las cosas, no nos movemos. No vaya ser que se produzca un cortocircuito en nuestra cabeza, y la liemos.

Al homogeneizar todo, estamos desperdiciando el poder que tiene un nombre.

Nos enseñan que nos tenemos que enamorar de una marca por un logo, de un producto a través de una campaña de marketing, por la cual tenemos que caer rendidos.

Que lo que está de moda es que se enamoren de tu esencia, de tu talento, aunque sea una fachada.. ¿Y dónde queda el nombre de la persona, empresa o producto?

“Puf, eso lo dejamos siempre para el final” Me dijeron hace poco una empresa. “Le pondremos un nombre que guste a todos y ya está”.

¿Y qué pasa si invirtiéramos el proceso?

Es un proceso que hacemos, pero nos olvidamos de ello. Os cuento.

Cuando queremos tener un hijo (yo no tengo, que yo sepa), antes de ponernos manos a la obra, ya estamos pensando en los nombres de los futuros bebes.

Elegimos nombres, obviando por temas familiares, que nos inspiren algo. Desde fuerza, el compromiso que supone su nacimiento para la pareja,….siempre ponemos a nuestros hijos, un nombre que nos inspire algo.

Ese nombre ya marca la diferencia. El nombre ya dice todo. No hace falta procesos “químicos”, marketing, ni pócimas secretas, para hacernos creer los valores que queremos que transmita.

Muestra una coherencia, un PORQUÉ.

UNA RAZÓN DE SER.

Un nombre marca un destino.

Pero nos han hecho pensar, que el destino es comprar seguidores en Internet, pisar cabezas, crear leyendas,..En definitiva, aparentar algo que no somos, para llegar cuanto antes a la cima, para alcanzar una “felicidad” efímera. Y al llegar a la misma, como King Kong, darnos golpes en el pecho, para que todo el mundo sepa, que estamos aquí para “dominar” el cotarro.

Ya a posteriori, veremos que nombre nos ponemos, o como denominamos al proceso creativo. Pero antes el éxito, y luego ya todo lo demás.

Un nombre, como bien se explica en el libro “El nombre de las cosas” de Fernando Beltrán, despide muchos aromas; como por ejemplo:

Expresión

Expresa emociones, expresa qué nos vamos a encontrar, con qué valores vamos a enfrentarnos.

Identidad

No eres otro nombre, no eres un nombre más, eres ÉSE nombre. Marca una individualidad dentro de la homogeneidad que existe.

Espejo

Quien se ve en un nombre, ve que hay detrás de él. Muestra una realidad.

Motor

Un nombre es la palanca de la acción, de la revolución, de la superación, del esfuerzo.

Posicionamiento

Cuando recuerdas un nombre, ya estás posicionando a esa empresa o persona en un lugar cumbre de tu mente, sientes que es una persona referente en su campo personal o profesional.

Con todo lo que dice un nombre, ¿Y aún así crees que no es importante?

Hace unos días le pregunté a una persona que estaba en un proceso de Branding, con otro profesional:

¿Qué supone para ti tu nombre?”. Le pregunté. Y pensando que me contestaría algo como “Un orgullo, me lo puso mi padre o mi tía, para mí recordar quien soy o de donde vengo”.

Pues con una cara lánguida y de pena me contestó: “No sé, un nombre”. Pero eso si, cuando el profesional le había prometido todo el “oro del mundo” con su plan de Branding, se le cambió la cara.

En un mundo donde nos impulsan a que el éxito es hacer lo que todos hacen, donde si te sales de la lista de “a uno”, te señalan prediciendo para ti, los peores presagios o donde sino tienes miles de seguidores en internet, no eres “influencer”.

¿POR QUÉ NO EMPEZAMOS DISTINGUIENDONOS DE LOS DEMÁS A TRAVÉS DE NUESTRO NOMBRE?

Porque luego todas las herramientas que utilicemos para distinguirnos, para darnos a conocer, las utilizaremos mejor, dando mejor resultado, PORQUE PARTIREMOS DE LA COHERENCIA.

No buscaremos herramientas que nos den una estrategia, sino utilizaremos herramientas con la única estrategia de ser nosotros mismos.

Con un nombre, ya todo lo demás será más fácil, te lo aseguro.

¿Qué dice tu nombre? ¿Es coherente con quien sientes que eres?

El próximo día 7 de Abril estaré en Teruel hablando de “Liderazgo Canalla”. Fechas próximas será, firma de libros en Zaragoza y Barcelona, el día 23 de Abril. Y el 27 de Abril en Madrid.

¡¡Lo mejor que harás en tu vida, tu 1ª vez!!

La primera vez en todo, nunca se olvida

En una sociedad donde nos enseñan que tenemos que llegar al status quo que nos rige a través de sueños, ilusiones y esfuerzo, … ANDA Y QUE LES DEN…

Lo que tienes que hacer tú, es crear tu propio Status Quo.

Tú nunca llegaras a ser Steve Jobs, Karlos Arguiñano o Leo Messi. No porque no puedas, no porque no puedas tener sus conocimientos o llegar a parecerte algo en sus condiciones físicas.

Lo que pasa, es que TÚ ERES TÚ, y Leo Messi, es Leo Messi.

Al querer llegar a ser como….estás perdiendo tu identidad. Estas perdiendo tu esencia, estás perdiendo eso que te hace único.

Porque todos los somos, todos somos únicos. Nadie ha nacido igual a otro, y aunque me digas que los gemelos si lo son, ellos mismos son diferentes en muchas cosas.

Y tú mientras tanto, te quieres parecer a no sé quien, porque quieres parecerte a él. Que te inspire a superarte, que veas en él, un modelo de vida, (nunca olvides sus valores), me parece genial. Pero nunca quieras ser como…PORQUE TÚ ERES ÚNICO, NO ERES UNA FOTOCOPIA DE NADIE.

Cuando nos dicen que tenemos que alcanzar un determinado nivel de éxito, sino seremos considerados como “fracasados”, ya antes de empezar, nos están dirigiendo hacia lo que la sociedad cree que es “normal”.

Y que yo sepa, tú de normal no tienes nada, ERES UN ANORMAL. Algo que se sale de lo establecido, que es inaudito, una especie en extinción.

¿Y para qué quieres parecerte a alguien?

Porque tienes miedo a mostrarte como eres realmente. Tienes a decir al mundo, yo soy así y no hay nadie como yo. Porque tienes miedo a que te puedan expulsar del rebaño si te sales de lo pre-establecido.

Recuerda: SÓLO TIENES UNA VIDA, Y SIEMPRE TIENES QUE HACER LO QUE TÚ SIENTAS, NO LO QUE LOS DEMÁS DIGAN QUE TIENES QUE SENTIR.

Tampoco das el paso adelante, porque crees que las oportunidades, el momento en el que vives, no es el “idóneo”, para hacerlo. Piensas que necesitas la ayuda de los demás para llegar a donde quieres llegar, pero no desde el principio.

Quieres que te lleven de la “manita” hasta la cima. Lo que quieres es no hacer ningún tipo de esfuerzo, y si no saliera como tú esperabas, tienes la excusa, de decir, que la culpa la tiene otro, y no tú.

Déjate de miedos, excusas y tonterías, lo que tienes que hacer es EMPEZAR. Y no empezar a lo grande, montando una tienda más grande que el Nou Camp o invertir en una web, todo el dinero que tengas. Te aseguro que si empiezas así, el futuro no será muy halagüeño y no creo que veas esos resultados con los que soñabas.

Empezar es darse la oportunidad de saber que hay detrás de ese reto. Descubrir en quien te vas a convertir al llegar a la cima, y durante el camino. Es saber que el miedo está en la cabeza, y no tiene forma de ogro con 3 cabezas.

Detrás de todo reto que tengas por delante, está quien eres de verdad. Te encontrarás contigo mismo, no con una fotocopia de nadie.

“Si David, doy yo el paso, pero ¿Cómo empiezo? Es que…

Ni es que ni nada… Seguro que desde donde estés, la situación que tengas, puedes dar un paso, por pequeño que sea, hacia esa cima. Ir a preguntar a esa persona, crear el nombre de tu empresa, leer un libro del tema que te apasiona, lo que sea…Pero hazlo.

¿Pero por qué no lo haces? ¿Por qué ese miedo te invade?

PORQUE NO NOS COMPROMETEMOS CON NOSOTROS MISMOS.

Se nos llena la boca hablando de compromiso con los refugiados, con las guerras, con causas…pero si empezáramos a comprometernos con nosotros mismos desde el principio, muchas de estas cosas no pasarían.

Eso de la constancia no va con nosotros. Si podemos dar 20 euros para alguna causa y así sentimos que nuestra conciencia está tranquila, para olvidar que no hemos ido al gimnasio durante 1 mes, o ese sueño que teníamos, lo hemos dejado por imposible por nuestra dejadez, lo hacemos. Todo por limpiar nuestra conciencia intranquila.

CUANDO NOS COMPROMETEMOS CON NOSOTROS, CON ALGO, ES CUANDO EMPEZAMOS A COSECHAR RESULTADOS EN LA VIDA… ¿MIENTRAS TANTO? SÓLO FRUSTRACIONES.

Basta ya pensar que son los DEMÁS, los únicos que pueden ser referentes en tu vida, que sólo los puedes elegir a ellos, para tu inspiración, confianza y motivación.

¿Qué pasa si te eligieras a ti mismo, como tu propio ejemplo de superación?.

Deja de pensar, que hasta que no venga el Gurú de turno o un libro, no serás capaz de sentirte “capaz” de hacer nada en este mundo.

Ese gurú, ese libro, ese curso, son herramientas, que te acompañaran en el caminar, pero lo que necesitas es la gran estrategia, que te impulsara a ese camino, hasta ahora para ti, inhóspito.

No te estoy asegurando, que lo vayas a conseguir. Porque yo me he lanzado hacia retos que no han acabado como yo deseaba, pero echando la vista atrás, he ganado mucho más , en todos los sentidos, que si me hubiera quedado en el sofá esperando a ser elegido o cayera del cielo.

Siempre que caminamos, siempre que nos caemos, siempre que tropezamos, siempre que corremos…SIEMPRE GANAMOS MÁS QUE SI ESTUVIERAMOS QUEJANDONOS.

¡¡Te lo aseguro!!

Pero es que tengo miedo a fracasar…”. ¿Sabes lo que te voy a contestar, verdad? ¡¡ME LA BUFA!!.

No sé en qué situación te sientes un fracasado, pero déjate de tonterías. Lo intentaste, pero no lo conseguiste. De acuerdo… ¿Y cuanto recorriste desde que dijiste adelante hasta que te dijeron Stop? Seguro que mucho más largo que tu compañero de piso, que no hace nada que sea más allá de su sofá.

Así que sonríe, siéntete orgulloso, porque has hecho mucho más que cualquier persona que siempre está quejándose del mundo que tiene.

Basta ya de quejas, de volar bajo, sabiendo que eres un Ferrari que vas por carreteras comarcales.

Empieza a andar y no pares hasta conseguirlo.

QUE TODOS DÍAS HAGAS ALGO, QUE SEA TU PRIMERA VEZ PARA TI. Y DISFRUTALA. NO SE VOLVERÁ A REPETIR.

Ahora que has leído el artículo, ¿En qué te comprometes conmigo? ¿Qué paso vas a dar hoy hacia tu sueño? Me gustará saberlo.

Venga, ¿Quién es el primero que se compromete? ¿Quién va a crear desde hoy un nuevo status?

La Religión Canalla.

Todas las religiones, artes y ciencias son ramas del mismo árbol” decía Albert Einstein.

Religion CanallaTodos somos una religión con piernas.

Y más leyendo la definición de la R.A.E, que tiene de Religión: “Conjunto de creencias o dogmas…de sentimientos de veneración y temor hacia ella, de normas morales para la conducta individual y social y de prácticas rituales…”.

¿No somos un conjunto de creencias? ¿No tenemos miedo a algunas cosas en concreto? ¿No tenemos una conducta individual y social?

TODOS, INDIVIDUALMENTE, SOMOS UNA RELIGION CON PIERNAS.

Pero no solamente las personas somos religiones, sino también las empresas, las marcas.

Toda persona, emprendedor, que empieza a caminar hacia una meta, quieres convertir su producto, servicio, en pura veneración para sus compradores.

¿O es que nadie que empieza un sueño, le gustaría que sus clientes se convirtieran en feligreses como son los clientes de Apple, Harley Davidson o que antes de sacar un libro, ya se hubieran vendido 3 ediciones sin haberlo puesto a la venta?

Me parece que a todos nos gustaría y mucho.  Que nuestras vidas, nuestras empresas, tuvieran un sentido.

Como bien dice Ecequiel Barricart “hacer de nosotros mismos una religión sexy que motive nuestra existencia e inspire a los que nos rodean”.

¿Y por qué estoy hoy tan religioso?

Recientemente he terminado de escribir mi 2º libro, que en unos meses saldrá a la venta. Tras leerlo una persona, me dijo: “¿Sabes que has creado una religión? ¿Sabes que has estado evangelizando a tus  seguidores, con una filosofía de vida diferente e incompatible con lo establecido?”.

La verdad que no supe que responderle. Pero me hizo que pensar.

¿Qué características tienen las grandes empresas, que no crean clientes sino feligreses de su estilo de vida, con las religiones? ¿Qué características tiene la Religión Canalla? Y aquí están las respuestas.

.- Sentido de pertenencia.

Un Canalla siempre quiere sentirse parte de una comunidad donde le entiendan. Los “Anormales” somos considerados como raros. Y si no entras en los cánones establecidos por la sociedad, o mueres al palo, o te sacaran del “rebaño”.

Un canalla se siente a gusto entre los que piensan lo mismo que él. Sienten que son rebeldes pero con una causa, liderando sus vidas desde la intuición y la emoción.

¿A dónde sientes que perteneces tú?

.- Narración.

Somos lo que nos contamos. Y aceptamos como verdad, lo que concuerdan con nuestros valores, con nuestros pensamientos, con nuestras creencias.

Todas las religiones, narran una historia. Sobre todo exponen en dichas cuentas, un estilo de vida, que vivirán aquellos que se adentren en la misma.

Los canallas se narran, que la vida es pura incertidumbre. Y hay que disfrutarla como lo que es, un gran regalo que tenemos entre las manos, pero que despreciamos porque no nos da lo que queremos en el tiempo que lo queremos.

Una vida canalla es una vida llena de ilusión, de fuerza de voluntad, y siempre dejando en cada paso, tú marca, tu esencia.

¿Y que narra tu religión? ¿En qué religión te zambullirías por su narración?

.- Rituales.

Un canalla se distingue de los demás, cuando hay enfrente de ellos hay un reto. Les hace frente, sabe que tiene dentro de él todo lo necesario para superarlo.

Cierra los puños, como un ritual de confianza en sí mismo y en sus capacidades. Gritan diciendo SI, cuando consiguen algo importante para ellos o lloran de emoción si así lo sienten…Se enfrenta a todo, a pecho descubierto. Pero sobre todo, sea cual sea la circunstancia y la situación que está viviendo, sonríen. Porque no sabemos porque el pájaro canta, pero si canta, nosotros también.

¿Y qué rituales tienes en tu religión?

.- Símbolos

Nuestras tribus se distinguen por los símbolos. Unos por las camisas de una marca determinada, por el coche que llevamos o a que gimnasio vamos.

Un canalla tiene por símbolo, todo aquello que produzca daño a la vista de la sociedad, y que sienta que está en coherencia con él mismo.

Puede llevar camisetas para ir a trabajar cuando todo el mundo lleva batas… barba cuando todo el mundo va afeitado, el pelo en cresta cuando está en un lugar, que no está bien visto… Una moto ruidosa cuando en su vecindario es tranquilo… Todo lo que haga decir a su llegada: “Ya ha llegado el canalla”.

Por símbolos así los conoceréis. Símbolos que representan a quienes son de verdad, su esencia, sus valores.

¿Y qué símbolos tienes tú en tu tribu?

.- Visión Clara.

Toda religión, toda tribu, tiene una visión clara de su propósito.

Sea cual sea, en una frase, se podría resumir la visión que tienen de la vida, del presente y sus sueños.

La visión de un canalla es que la vida esta para disfrutarla. Que los milagros que tanto deseamos, no bajan del cielo, sino que somos nosotros quienes los tenemos que crear, con nuestra fuerza de voluntad, insistencia y confianza, focalizándonos siempre en lo que queremos, dejando atrás opiniones y miedos.

Sabiendo en todo momento, que al día siguiente tienen que dar 1% más de lo que dieron el día de antes.

La visión de un canalla es lo que quiere y siempre disfrutando del camino hasta llegar a él.

.- Atractivo Sensorial.

No te adentras en algo que no te parece atractivo para ti. No haces cosas que no te parezcan atractivas, no sientes cosas, que no te atraigan.

Religion CanallaLa Religión Canalla te ofrece la sensación inigualable de poder ser siempre tú. Sin tapujos, sin miedos, sin limitaciones. Mostrarte en todo momento, como sientes que eres y hacia donde quieres ir. Sentirte como eres, ver que puedes conseguir eso que te propones y que tú eres el dueño de tu futuro, y escuchar palabras de aliento, confianza y motivación, no siempre el NO SE PUEDE, ES IMPOSIBLE.

Una de las cosas que la Religión Canalla está en contra, es eso que dicen que las religiones obtienen poder de los enemigos.

Cada uno somos como somos. Y siempre hay que respetarlo. Un canalla no obtiene poder de los demás. Se empodera a sí mismo. Respeta las cualidades, opiniones y creencias de los demás,

Si para una persona, algo es convencional, se respeta si quiere seguir en esa compostura. Un canalla sigue adelante con el convencimiento de romper las normas que para otras personas, consideran inamovibles.

.- El Misterio.

No sabemos cómo lo consiguen. No sabemos cómo se realizan esos milagros. Queremos saber, pero no nos dan las respuestas para nosotros poder controlar. Tenemos que confiar, tener fe, vivir el camino a través no de las doctrinas, sino a través de nuestras emociones…

Ser un canalla es un misterio. Siempre estas con los ojos abiertos, esperando que te dé la vida, descubriendo qué quería decirte, las personas que acuden a tu vida, las oportunidades que nacen de situaciones impensables.

La vida es un misterio y ser un canalla también.

.- Evangelizador.

Cuando estás en una tribu, evangelizas a toda persona que no está en ella. Les comentas como te sientes, los beneficios que has sentido, como ha cambiado tu vida…

Está muy bien, pero date cuenta que siempre acabas cansando a la gente que te rodea. Como cuando enseñas el álbum de bodas, como si fuera ayer, aun habiendo pasado 4 años de la boda.

Un evangelizador canalla, NO HABLA, ACTUA.

Hablemos menos y hagamos más.   Es la filosofía de un canalla.  Porque mientras tanto la vida se nos va por las manos.

Los lideres actúan, no hablan.

Pero una religión, tribu, o como quieras llamarlo, siempre llama a la GRANDEZA de cada uno de nosotros.

Sentirnos parte importante de algo, en la que se reconoce nuestra grandeza, nuestro talento, quienes somos.

La religión canalla, ya sabe que eres GRANDE, no hace falta que tengas que hacer nada, no hacer ningún máster, ni pasar pruebas para entrar, ya saben que eres INMENSO y aceptándolo por tu parte, ya eres parte de la misma.

¿QUIERES EMPEZAR A SER CONSCIENTE DE QUE TÚ TAMBIÉN FORMAS PARTE DE LA RELIGIÓN CANALLA?

.- Conquístate

.- Descubre tu talento

.- Dale uso

.- TRABAJO, TRABAJO, TRABAJO Y MÁS TRABAJO.

Me gustaría recordarte una cosa,  nunca pertenecerás a los Canallas, si tu intención, es aparentar, subirte a la “moda. Los canallas son, no aparentar ser.

¿Qué características crees que tiene que tener una religión, tribu para tú entrar en ella?

¡¡Se fiel a tu perfume..!!

Tu marca es lo que dicen de ti cuándo no estás presente” dice Jeff Bezos, fundador de Amazón.

marca personal perfumeEs la frase por antonomasia que en toda conferencia o artículo de Marca Personal se cita. Y todo el mundo como buenos “burros” que somos, aplaudimos y hacemos caso a esta frase.

Pues yo NO ESTOY DE ACUERDO.

¿Por qué nos preocupamos más de lo que dicen de nosotros, que lo que pensamos nosotros de nosotros mismo? Pero no solamente a nivel profesional , sino también a nivel personal.

Me parece una incoherencia total.

Y te voy a decir PORQUE:

Si hablamos que nuestra marca es lo que dicen de nosotros cuando no estamos…

¿En qué acabaremos convirtiéndonos? En unos “ALCAHUETES” en potencia.

“ ¿Qué ha dicho de mí cuando me he ido? ¿ Qué piensa de mi?, ¿He actuado bien? ¿Tú que piensas que pensará?…¿Lo habré conseguido?…”

Ponemos el foco de nuestra actitud, de nuestros actos y no actos, en el exterior.. En lo que piensan los demás.

¿Así se convierte una Marca Personal? Lo respeto pero no lo comparto.

Si vivimos pensando en lo que piensan los demás de nosotros, y que eso va a determinar nuestro futuro, nuestra posible contratación… Seguimos en una sociedad apegados que decimos con la boca pequeña, que queremos cambiar.

Como Anormal que soy, como Canalla, como David Asensio o como tú quieras, lo que piensen de mí , personas que no conozco, que no son importantes para mí… sinceramente… me importa poco..

¿Por qué?

Porque  cuando tienes confianza en ti mismo, te conoces, sabes hasta donde puedes llegar y donde no..,  no  crees que solo la opinión de los demás , será la que determine tu futuro.

¿Y tú donde quedas en esa situación?

En la de un titerete de madera, que son los demás los que mueven tus hilos, tu futuro, tu vida.

Son las empresas, las que determinan tu futuro, son los demás los que dirigen sus sueños sobre ti, y tú mientras tanto, cada vez vas dejando de lado tus verdaderos sueños y motivaciones.

Me encanta las frases que dicen: “ Con la Marca Personal, marcaras la diferencia”….

La única diferencia que marcas en la vida, en siendo tú mismo.

¿Qué piensas tú?

Desde pequeño, nos dicen nuestras madres, que nos tenemos que mostrar tal cual somos. Nos llevan a sitios para descubrir nuestros talentos y siempre dicen: “Sólo quiero que seas feliz. Haciendo lo que tú quieras hacer, lo importante es que seas tú mismo”.

Y luego llega el señor de Amazon, nos dice que nos tenemos que distinguir, pero que tenemos que depender de lo que digan los demás de nosotros.

perfume marca pesonal¿Dónde queda eso que nos hace ANORMALES a todos? ¿Lo tienen que reconocer los demás si no, no vale?

Muchas de las personas que sigues en tus redes sociales, les importa muy poco lo que piensen de ellas.

¿Por qué?

Porque saben que solamente tienen que responder ante una sola persona todas las noches cuando se van a dormir, ASÍ MISMOS.

¿Por qué?

Porque saben que todo depende de ellos mismos. Ellos son los responsables de sus emociones, de sus decisiones, fracasos y éxitos.

Son coherentes. Son, no aparentan ser.

Pero sobre todo ellos saben que el éxito, depende de una cosa:

del DAR

Eso si, sin esperar que te llegue todo lo que has dado multiplicado por 100. Lo hará, pero no exijas cuando, porque las cosas no son así.

Saben que el único propósito en la vida, es dar a los demás todo lo que tienen dentro de ellos.

Simplemente y llanamente.

Muchos de ellos han dejado de hablar con familia, amigos o parejas, porque a pesar de los vínculos emocionales, sabían que esas personas intentaban dirigir su futuro hacia un destino que ellos sabían que no iban a ser felices, que no iban a ser ellos mismo.

Les daba absolutamente igual la definición de Jeff Bezos de Marca Personal, sabían que la única definición que les debía importar es la de ser siempre ellos mismos, a pesar de las circunstancias.

Ellos sabían que tenían el poder para crear las circunstancias que querían.

Tampoco estoy diciendo que te pases por el “Arco del Triunfo” todo lo que digan los demás… Párate y escucha a aquellas personas que te importan de verdad… pero las que ni te conocen ni saben de qué pies cojeas…¿ Por qué les das el poder que no se merecen sobre ti?

Si tanto queremos que nos contraten las mejores empresas para demostrarles todo nuestro talento y hacerlas crecer, si realmente queremos desmarcarnos, porque sabemos nuestro talento es diferente al de los demás… si queremos dar a los demás lo que somos y tenemos dentro de nosotros…

¿Realmente te importa lo que piensen los demás de ti si sabes quién eres, tu potencial y creatividad?

Que lo que digan los demás de ti, sin tu presencia, se convierta a partir de ahora, como una leve brisa de mar.

Si tú sabes quién eres, lo que vales y lo que das a los demás…, ¿Qué te tiene que importar lo que piensen los demás de ti?

Eres un ANORMAL y eso solamente tiene que provocarte sonrisas en ti, no miedo.

Como bien dice Ecequiel Barricart:” Las verdaderas marcas, las que transforman el mundo, salen del corazón“.

¿ Y tú, desde donde creas tu Marca? ¿Desde el interior o del exterior? ¿Qué dice tu corazón?

 

Tú también vendes..

“¿Quieres pasar el resto de tu vida vendiendo agua azucarada o quieres tener la oportunidad de cambiar el mundo” decía Steve Jobs.

venderA lo largo del día, estamos vendiendo. Todos lo hacemos.

Y no sólo te hablo en tu trabajo, sino también en tu vida personal. Estás vendiendo tu talento, tu cariño, tu capacidad de amante ante la otra persona, tu amistad.. Siempre estamos vendiendo.

Y aunque te creas Brad Pitt, Cristiano Ronaldo, Elsa Pataky o el Ceo de Apple, porque crees que no tienes que vender, que todos vendrán a ti, estas muy equivocado. Hasta ellos venden en todo momento.

Todos vendemos a lo largo del día.

Pero vender, no es imponer la idea de que tú eres la mejor opción para ese proyecto o para esa persona. Eso se llama manipulación. Algunos caerán en tus triquiñuelas, pero el éxito será efímero.

Vender es que la otra persona, elija libremente tu producto, te elija a ti.

Cuando me dijeron que yo también vendía todos los días, rechace la idea. Nunca me imaginaba vendiendo, sentía que no se me daba bien. Que sería un trabajo que no me gustaría.  Pero cuando me dijeron que vender, es simplemente:

UNA CONVERSACION BIEN DIRIGIDA, como bien dice Alejandro Fernández en su libro Vender es fácil, si sabe cómo.

Cuando no estas trabajando en lo que te gusta, cuando no te sientes a gusto contigo mismo, ¿Cómo son las conversaciones que mantienes? Sin sentido, sin ganas, nada motivantes. Si la gente no sale corriendo tras hablar contigo, ya vas bien.

Cuando no crees en tu producto, cuando no crees en ti, la imagen con la que se quedará esa persona que te gusta, ese posible inversor, o profesor que tiene que determinar tu nota… no será muy positiva que digamos.

¿Y cómo empezamos a vender?

A través de la conversación. Y una conversación, consta de preguntas y respuestas.

Sin una pregunta no sabremos de verdad que quiere la otra persona. Y si intentamos “venderle” algo que no quiere, ya sabes cómo acabara la relación. MAL.

No es lo mismo responder a una pregunta en la que te sientes a gusto, que intenten obligar a comprar una cosa. NO es lo mismo poder expresarte largo y tendido a través de una pregunta que te han hecho que solamente tengas que responder un SI o un NO, sin argumentar tus respuestas.

Una respuesta afirmativa, es una muestra de una necesidad de la persona. Mientras que digas que escuchas a los demás sus necesidades, pero tu cesta, no esté llena de peces… algo estás haciendo mal.

¿Por qué no escuchamos más a los demás? ¿Por qué no nos enseñan a hablar menos y escuchar de corazón?

Quien domina una conversación siempre es quien escucha y no quien habla. Recuerda.

Descubriremos como satisfacer sus necesidades más satisfactoriamente. Y quizá descubriremos dentro de nosotros, la posibilidad de cubrir las necesidades de esa empresa o persona, de una manera, que no pensábamos y que podemos hacer.

Escuchemos hasta que el “arbitro” diga basta, hasta el último segundo de la conversación, porque nos dirá que necesita de verdad esa persona.

Una conversación de verdad, es entre subconscientes. No entre EGOS ni apariencias algunas. Y el subconsciente habla de emociones. Cuando más hables a la otra persona desde tus emociones, le llegues a sus emociones, más posibilidades tendrás de “venderle” lo que tú quieres.

Si a la chica que te gusta, le hablas de tus Ferraris, de tus Máster, pero no le hablas de ti… Ya sabes que seguramente la próxima vez la vez con otro que no seas tú…

La gente olvida lo que les dices, pero jamás olvidarán cómo les hace sentir.

Todos los productos que compras, todo lo que adquieres, te ha emocionado antes, si no.. has acabado pasando de ello.

venderTodos queremos aparentar.. Ser como los “cachas” de Hombre y Mujeres, como el “guru” de turno en tu campo profesional, pero si no activas la emoción a tu público, ves dedicándote a otra cosa, majete.

Y aunque hayas escuchado más que hablado, aunque sepas qué quiere de verdad el cliente y cómo dárselo. Nunca presupongas nada.

Pero no todo es tan bonito, cuando la otra persona, solamente piensa en negativo sobre ti o tu producto.  No hay pensamiento positivo y sin él, no tendrás venta.

¿Cómo mandar el pensamiento negativo fuera de su cabeza? Con una pregunta, que le haga resurgir su pensamiento positivo.  Ocupando su parte consciente lo positivo, la emoción.

En toda conversación, las palabras no tienen que distanciar a unos de otros, sino unir. Recuérdalo.

Tus palabras tienen que ser siempre para expresar, no para impresionar o manipular a la otra persona.

Y así se cierran las ventas, solas. Cuando conectas con la otra persona a través de las palabras , no de los hechos o de los Power Point que te han costado horas terminarlos.

Para cerrar un proyecto, siempre tienes que ser una persona empática. No ir de simpático. ¿Por qué?

Porque un verdadero vendedor, no piensa que la única imagen que rige la realidad es la suya. Sino que siempre, sabe que hay muchas, como personas en el mundo. Y para ello, tiene que conocer “la otra realidad”.

Ofrécele la otra realidad, pero también ofrécele más.

Vivimos en un mundo, que si nos piden un vaso, les damos un vaso. ¿Los vasos no se rellenan de algo? Demos a los clientes, más de lo que se pueden esperar de nosotros.

Dejemos a un lado la ley del mínimo esfuerzo y demos siempre valor a todas personas que estén a nuestro lado.

No queremos clientes que vienen un día y se vayan. Queremos clientes que sean fan aferrimos de nosotros, que nos den la mejor publicidad que nos hayamos podido imaginar .Así que siempre les demos lo mejor, lo impensable, porque como un buen árbol, si no lo riegas, se acaba marchitando.

Vender no es un profesión, como has visto. Todos vendemos. Hasta nos vendemos a nuestras madres, para que nos hagan el postre que tanto nos gusta.

Vender es un estilo de vida.

Si no te vendes, ¿Cómo sabrá la gente lo que sabes hacer?

 

 

 

¡¡El único límite eres tú!!

El único limite a nuestros logros de mañana están en nuestras dudas de hoy” decía  Franklin D.Rooselvet.

LimiteEl único límite que tienes ahora mismo en tu vida, no es el Gobierno, tu pareja, tus padres o tu jefe.

El único límite que tienes en tu vida, ERES TÚ MISMO.

Pero David, es que toda la culpa de mis desgracias es…”

No sigas, vuelve a leer el 3º reglón del post… EL ÚNICO LIMITE QUE TIENES EN LA VIDA, ERES TÚ MISMO.

¡¡NI NADA ,NI NADIE MÁS, SÓLO TÚ!!.

Es muy bonito, pensar que la vida es luchar contra el mayor de los enemigos. Que todos los días nos van a “atacar”, que todos tienen pensamientos positivos, excepto tú.

Todo excusas, para no dar todo lo que tienes dentro de ti. Todo para no dar a los demás, ese talento que tienes.

Todo te viene bien, porque en realidad, tienes miedo a ser tú, a la felicidad. Por mucho que digas que es lo que quieres.

Si antes de empezar, ya estas integrando en ti, creyéndote los límites, las mentiras, que los demás te dicen,… Te aseguro que tienes el éxito asegurado, el éxito de no conseguir nada de lo que te propongas en la vida.

Nota: No estoy promulgando que los límites no existen. Me he metido unas buenas hostias, pensando que yo podía con todo. No quieras subir el Everest con 200 kilos de sobra, porque te aseguro que quizá ni te dejen subirte al avión hacia el Nepal.

Sabes que donde te encuentras ahora, en ese sofá, quejándote de la vida que tienes, no es donde quieres pasar el resto de tus vidas.

No paras de envidiar a la gente que te rodea. Ves sus redes sociales, y piensas que sus vidas son geniales, bonitas y alegres.

¿Te digo un secreto? La mayoría de ellos, están como tú, quejándose de todo, dudan de su vida y buscando eso que llaman felicidad, propósito en la vida…

Envidiar es de mentes cobardes. ¿Y tú eres así? Seguro que NO.

¿Cuándo te estás limitando tú mismo?

.- Dejas que arruine tu vida un idiota

Estas en el sofá, con varios kilos de más, porque otra persona te ha dicho que no puedes. No paras de quejarte, porque una persona te ha dicho que ese sueño que tenías era imposible. No paras de llorar, pensando que hubiera podido ser, si hubieras hecho caso a tu corazón y no a ese libro que te dijo que era imposible.

Por dejar las riendas de tu vida, en manos de las creencias de otros “idiotas”, mira cómo estás.

Por pensar que los demás son mejores que tú, ahí estás. Por creer que serían los demás, los que te llevarían al éxito, un futuro negro ves a tu vida.

Confía en ti, en tu intuición, en tus valores, en tu corazón. Tú eres el único dueño de tu vida, tú eres el único que debe tomar las decisiones.

.- Disfruta de cada caída

Al caer, y rebozarte en la “mierda” de una caída, te estás limitando. Al caer, y pensar que ya no podrás levantarte, te estás limitando.

Esas mentiras te las estas creyendo como algo inamovible en tu vida. Y es lo que ocurrirá, que hasta que tú, SÓLO TÚ, sepas que esas creencias, las puedes romper cuando tú quieras.

Te limitas cuando crees que no puedes aprender de cada caída. Que solo te enseñan miedo, frustración e impotencia.

Una caída viéndole el lado positivo de la misma, es más potente que el mayor de los éxitos.

Si no aprendes de una caída, te estás limitando.

.- Te crees que lo sabes todo

Por mucho que des conferencias por todo tu territorio, por mucho que hayas leído los libros de los “profesionales” de renombre, por mucho que hayas hecho el mejor de los Máster del Universo….. NO TE CREAS QUE YA LO SABES TODO EN EL MUNDO… ¡¡Bájate del burro!!

Todos los días están saliendo cosas diferentes, todos los días surge gente mejor que tú, con más experiencia, con ideas diferentes, que hacen mejor los procedimientos ya existentes…

Así que se humilde, flexible y no pares de aprender.

Si paras de aprender, empezarás a morirte, a limitarte tú mismo.

.- La perfección no mola

Quieres hacer las cosas, para tener contento a tus padres, a tus amigos o a tu pareja. ¿Y a ti quien te tiene contento? Estas dejando que las expectativas que tienen los demás sobre ti, te limiten. Lo harán con buena intención, pero es lo que estás haciendo.

Oprimiendo tu personalidad.

Nacimos y morimos solos. ¿Lo demás? Es circunstancial.

nunca te limitesQuieres ser perfecto para los demás, que estén contentos con “quien creen que debes ser” y lo que estás consiguiendo es que mueras de sueños, no de recuerdos.

La perfección no mola, y SI, ser uno mismo.

Cuando eres tú, vas a por tus sueños, tus retos. Te motivas, alientas… Cuando haces lo que dicen los demás, a la 1º caída, ya tiras la toalla.

.- Deja las suposiciones a un lado

Es que va a ser imposible… Es que ya lo ha conseguido esta persona y yo no tengo titulación… Es que va a doler… Es que tengo miedo….”

Supones cosas que no sabes si van a ocurrir o no. Al menos que seas un Tarotista de los buenos, no sabes que va a ocurrir. Lo que pasa es que tienes miedo, miedo al éxito, a no saber qué va a pasar tras la puerta que quieres cruzar.

Te estás limitando tú mismo. ¿O es que pensabas que las cosas buenas se consiguen de forma rápida y barata?

¡¡Ehm, NO!!.

Como ves, TÚ ERES LA ÚNICA PERSONA QUE IMPIDE QUE LLEGUES A TUS SUEÑOS.

Has nacido diferente, y tienes miedo a mostrarlo.

Mi madre, eso me dice: ¡¡ Qué guapo es mi niño, el más guapo del mundo!! ( Eso me decía hasta que llegaron mis sobrinos…)

Si tú también te consideras DIFERENTE, ESPECIAL, ÚNICO, me pregunto ¿Por qué coño haces cosas de personas normales? Si tú sabes que no eres así.

¿Me explicas POR QUÉ TE LIMITAS TÚ MISMO?

Lo normal tiene que ser lo que tú creas que es normal para ti. Ser tú mismo, crear lo que tú sientes, luchar por lo que tú quieres, decir TE QUIERO a quien tú sientes en el momento que tú sientes. Es ser dueño de uno mismo, de su futuro, de sus emociones.

Lo que es normal para ti, para tus padres, amigos o pareja, nunca lo será, por mucho se lo expliques.

Ser NORMALMENTE TÚ, es lo que no te debería costar, SER NORMAL para los demás, si te debería costar mucho esfuerzo.

Para empezar a romper las cadenas que te limitan, empieza por cambiar tu vocabulario.

No cantemos como David Bustamante: ” Cobarde por refugiarnos en nuestra soledad, por no ser sincero, por no luchar por lo que más queremos…”.

Si naciste diferente, ¿Por qué te limitas? ¿A qué tienes miedo?