¡¡Los 8 Influencers que debes tener en tu vida!!

“El problema no es dejarse influenciar. El problema es nos distinguir las buenas de las malas influencias”.

En mi época de pubertad, siempre te hacían preguntas como ¿Y de mayor a quién quieres parecerte? ¿Y quién es tu ídolo?..

Nos estaban preguntando por nuestros ídolos, quién queríamos ser o a quién nos gustaría parecernos.

A día de hoy, no hay ídolos, hay influencers.

Hablamos del nuevo video subido por tal o cual influencers. De la broma gastada por tal influencers, o cómo ahora se ha pasado a cantar tal influencers de YouTube o cómo ha conseguido tal persona estar en la lista de los más influencers en su campo profesional.

¡¡Son modas!!.

Algunos se quedarán entre nosotros , pero otros muchos ( ¿Quién se acordará de los concursantes de este año de O.T. dentro de 10 años?), nos olvidaremos de ellos tan rapido como dejen de salir en televisión.

Pero me gustaría hoy, hablar de los influencers que todos hemos tenido en algún momento de nuestra vida, y que nos han cambiado la visión de la misma, de lo que éramos capaces de hacer o conseguir.

A lo largo de más de 1.000 artículos y 300 entrevistas, muchas personas me comentaban quienes habían sido su inspiración, quienes y cómo habían sido esos amigos o personas que les habían influido para empezar a ser quienes son a día de hoy.

Si en algún momento de tu vida, te has preguntado ¿Por qué no consigo cosas diferentes en mi vida? y no has cambiado de amigos, no has dado oportunidades a gente diferente, ahí tienes la respuesta, ESTAMOS HECHO DE LAS PERSONAS CON LAS QUE NOS RELACIONAMOS. 

Si en tu grupo de amigos tienen miedo a hacer cosas diferentes. Si en tu grupo de amigos no aceptan que los integrantes puedan hacer cosas diferentes, relacionarse con otras personas, te aseguro que tu futuro será igual que tu presente, rutinario y limitante.

¿Pero qué tipo de influencers “del día a día”, tendrías que buscar en tu vida para que las cosas cambiasen?

1.- El qué cree más en ti, que tu madre y tú mismo juntos. 

Todos tenemos una persona que cree más en nosotros, que nosotros mismos. Ya habremos podido subir al Everest, ya habremos podido superar lo insuperable, que el ser humano , siempre duda de si mismo, sobre todo cuando va a comenzar a hacer algo que no esperaba y que no domina.

Es una persona que cree en ti, que te motiva, y alienta. Que está predispuesta a ayudarte aunque sea el reto más difícil jamás emprendido nunca.  Es una persona que cree en las personas. Que su experiencia personal le ha enseñado que el ser humano es mucho más de lo que sus pensamientos dicen que pueden.

Pero no creas que es un pelota o un adulador. Te lo dice de verdad. Cree en ti, no haga nada diciéndote nada que no puedas. Al revés, cree y sabe, que la fuerza positiva es más fuerte que cualquier impedimento.

2.- El que cuando habla, nos callamos.

Todos tenemos una persona así. Puede ser de nuestro circulo más cercano, algún conferenciante, … es una persona importante para nosotros. Nos enseña todo lo que sabe. Nos alienta a que seamos mejores. Y como todos nos caemos, no nos lo reprocha, sino que nos dice qué hemos hecho mal y nos alienta a preguntarnos, qué debemos hacer para que no se repita.

Todos tenemos una persona que cuando habla, nos callamos para escucharla.

3.- El que te da la patada que necesitas. 

Hace unos días con un cliente me lo comentaba, “Necesitaba una patada tuya para despertar y darme cuenta de quien era y qué podía hacer”. A veces necesitamos esa patada que nos impulse a dar un paso adelante. Porqué mientras tanto nos gusta dudar, pensar en datos, en ser adivinos y las oportunidades acaban marchándose.

4.- La más dulce que Winnie the Pooh.

Todos tenemos alguna persona a la que tras nombrarla la consideramos, como “es un amor”: Es aquella persona que la podemos llamar en medio la noche. Aquella persona que le puedes pedir un abrazo cuando necesites que alguien restituya tus huesos rotos.

5.- El cerebrito. 

A veces el impulso, las ganas de llegar, no nos hacen pensar. No nos hacen planificar bien el viaje que queremos emprender. Y ahí tenemos a la persona que siempre tiene todas las respuestas para nuestras dudas. No es un “sabelotodo” impertinente. Sino aquella persona, que es el mapa que necesitas en el camino a vivir.

6.- “Qué cabrón”.

Todos tenemos una persona así. Una persona que la denominamos así, porque sentimos envidia de su éxito. Una persona que se ha hecho así mismo. Que ha luchado tras haberse caído más veces de las que nosotros podríamos imaginar que podríamos aguantar. Es lo que consideramos un referente de éxito para nosotros, porque lo consiguió no haciendo lo mismo que los demás hacían, sino lo que él sentía que tenia que hacer .

7.- El ancla

En un mundo donde la necesidad de tener una marca personal que sea reconocida como influyente, conseguir el éxito antes que los demás y que aumenten nuestros seguidores a un ritmo vertiginoso , nos hace querer vivir en un mundo ideal como nos dirían las películas de Disney.

Se nos ha ido la cabeza, con el fin de ser considerados como referencia o influencer en nuestro campo. La envidia nos invade y nos hace creernos que todos los seguidores que tenemos, nos conocen y refrendan nuestro trabajo.

Tener una persona que nos pone los pies en la tierra. Que nos dice cosas que no nos gusta oír. Que nos recuerda que la vida es una y que el éxito es irse a dormir con la conciencia tranquila

Eso son los anclas que tienes que tener en tu vida.  Personas que te dicen que no sólo existe el trabajo, sino también tu familia y amigos. Personas que te dicen que como ha venido ese éxito, puede marcharse, y lo que hay que hacer es vivir con la conciencia tranquila siempre. En una vida en la que no todo vale.

8.-  El que sólo piensa en luchar, luchar y volver a luchar. 

Es una persona que tienes que tener en tu circulo más cercano. Somos tan fuertes como nuestro eslabón más débil. Y si te rodeas de personas luchadores, que no creen en el imposible. Que sienten que una caída, es eso, un simple “todavía no” a la consecución de tus sueños,

No te estoy diciendo que tengas que tener uno de cada de este tipo en tu grupo de amigos. A lo mejor un luchador no irá con tu forma de ver las cosas en tu día a día, pero si será necesario a la hora de ser persistente con la consecución de tus sueños o necesites a una persona “amorosa” cuando sientas que las cosas no van como tú querias.

¡¡Pero allá tú!!. Recuerda que somos en relación a las personas que nos influyen.

¿De qué tipo de influencers te rodeas todos los días?

Anuncios

¿Cómo hacer que te pasen cosas buenas?

Las buenas cosas ocurren todos los días. Solo nos tenemos que dar cuenta de ellas” decía Anne Wilson Schaef

Desde que tenemos uso de razón, o eso creemos, tenemos un destino.

Queremos que nos pasen cosas buenas. Y como bien dice Marian Rojas en su libro , desde que nos levantamos hasta que nos acostamos estamos siempre preguntándonos :”¿Cómo hacer qué nos pasen cosas buenas?“.

Consideramos cosas buenas como tener una cuenta en redes sociales que aumente de seguidores de forma constante, que nos podamos ir por fin a New York o que la compañera de trabajo sea despedida.

Estamos preguntándonos todo el día, ¿Cómo hacer para que nos pasen cosas buenas?. Es decir, estamos todo el día pensando, en la forma de alcanzar, la felicidad.

Y si nos dan la manera más rápida posible para creer que la hemos alcanzado, ¿Dónde tenemos que firmar?

No hay una formula para la felicidad. No hay una formula para el éxito. ¡¡NO HAY FORMULA QUE TE LLEVE A TRAVÉS DE UN ATAJO A ESO QUE LLAMAN LOS DEMÁS, LA FELICIDAD!!.

Desconfia de todos aquellos métodos milagrosos y rapidos que te digan, que en el menor tiempo posible, te van a llevar  al éxito o a la felicidad, porque no es así.

Lo que pasa , es que creemos que los métodos que ha utilizado una persona, te van a servir a ti y aún con mejores resultados,  y acabas lamentándote porqué tras haber invertido tanto, no lo has conseguido.

PORQUE TU FELICIDAD, ES EL SENTIDO QUE LE DAS A TU VIDA. NO LA FELICIDAD LIGHT QUE TE VENDE ESE GURÚ.

Pero lo que nos han vendido y nos hemos tragado entero, es que la felicidad son los followers, el postureo y tener una familia, casa con un garaje en el que quepan 2 coches. Y no es así .

Pero cuando nos damos cuenta, que no somos felices, preferimos ocultarlo, respondiendo a los demás con rabia, ego, frustración y “mala uva”, que reconocer que estamos sufriendo.

Se nos ha enseñado que eso de mostrar tus emociones, está prohibido. Y más si son emociones que pueden utilizarse en tu contra ya que te verán débil.

La experiencia personal y con clientes, me ha dicho que expresar el sufrimiento ayuda mucho más que una noche de juerga por ahi.  Es una bofetada de realidad, en la que te demuestra que todos no son tan poderosos como nos hacen creer. O nuestro ego, mejor dicho.

Por lo tanto, nos damos cuenta, por el camino del sufrimiento, que ese concepto de felicidad que los medios de comunicación, los libros de la ley de atracción o “cómo ser feliz en 21 días”, no van contigo.

Felicidad consumida, que nos dice ” Serás feliz sólo si...”. Provocando frustraciones si no llegamos alcanzar ese nivel propuesto por la “industria”.  Haciendo lo que sea posible por alcanzarlo, porque sino seremos tildados de infelices, mediocres o demás…ya que no tenemos esa capacidad de esfuerzo y resultados para alcanzarla.

¿Y QUÉ HACEMOS? Te estarás preguntando.

¡¡DEJAR DE VIVIR PRE-OCUPADO POR LA CONSECUCIÓN DE ESA FELICIDAD!!.

No eres ni mejor ni peor por un número de seguidores, por dar más o menos conferencias que tus compañeros o no tener parjea a cierta edad.

¡¡ NO ERES NI MEJOR NI PEOR. DEJA DE VIVIR EN UN ESTRES CONTINUO!!. Porque aunque lo consiguieras, luego te estaría preguntado.: ¿Y esto es por lo que he estado peleando?.

Aún tras haberlo conseguido, no estás a gusto con ello, te defrauda…PORQUE NO ERA TU FELICIDAD, ERA LA DE LOS DEMÁS. Y les hiciste caso porque tenías miedo a descubrir qué habría detrás de esa curiosidad que tenías de la que olvidaste por contentar a los demás.

Sobrevivimos , tragándonos olas y olas de pensamientos tóxicos.  Intentando sobrevivir añorando el pasado y/o deseando que el futuro venga lo más rapido posible a nosotros, desde el sofa en el que nos quejamos de la vida perra que llevamos.

Miedos que en el 99% nunca ocurrirán y culpas por la situación que crees que te encuentras , que te hundirán.

Perdonate si así  te sientes y olbserva desde el exterior esa situación, en la que por una decisión te ha llevado a ese momento. Que yo sepa no puedes volver atrás, así que perdónate.

Cada día creo menos en la palabra felicidad, y si en la palabra paz. La felicidad no es lo que nos pasó, sino como gestionamos lo que nos pasa. Es estar en paz contigo mismo, aceptando los hecho como vienen y poniéndote manos a la obra en los que puedas influir.

En definitiva, ES VIVIR EN EL MOMENTO PRESENTE.

Esa es la definición para mi, de felicidad. La paz con uno mismo en el momento presente, en el ahora.

Toda realidad cambia, cuando cambias tu forma de pensar. Cuando es TU FORMA de pensar, no la que dicen los demás que tienes que llevar . Y para ello tienes que abandonar el papel de victima, y empezar a ser el dueño y señor de tu vida, de tus pensamientos.

Mucha gente que han pasado por el blog me ha dicho, “Hasta que no me di cuenta de quien era yo…Hasta que no me di cuenta que lo único que tenia, era el presente…Hasta ése momento en el que me di cuenta que la vida no era siempre lo negativo, que había cosas asombrosas…no empece atraer cosas buenas a la mia”.

Cuando;

  • uno se quita de encima, lo que creía que era y no le daba resultados. Es decir se permite conocerse.
  • Cuando dejamos de reprimir esas emociones y deseos que teníamos expresándolos a los 4 vientos ,
  • Empiezas a fijarte en las cosas buenas de tu vida, que habías dejado de lado, por la felicidad que te habían recomendado.
  • Gestionas emocionalmente quien eres, y sabes que en el equilibrio está la virtud.
  • Cuando emprendes el camino por ser mejor persona.
  • Cuando dejas a un lado dimes y diretes de los demás sobre tu persona..

Entonces empezarás a vivir en el presente. Y recuerda que es lo único cierto que hay en esta vida, que sólo vivimos en el presente.

Si quieres te pases cosas buenas:

  1. Responde a la pregunta: ¿Quién soy yo?
  2. Aceptate. Al no ser que tengas un hermano gemelo, y aún así, no hay nadie como tú.
  3. Lucha por tu pasión.
  4. Estate en modo Aprendiz continuo.
  5. Y que digan lo que quieran los demás, si tú sabes la respuesta al primer punto.

Se buena persona, se TÚ y te aseguro que te atraerás cosas buenas.

¿Por qué crees que no te ocurren cosas buenas en la vida?

 

 

 

¡¡8 Lecciones que he aprendido de caerme en la vida!!

“Fracasar no es caer. Fracasar es negarse a levantar”

No es que tengamos miedo al éxito, es que tenemos miedo a caernos.

Y es algo que lo venimos arrastrando desde pequeños.

Cuando nos caíamos, seguro que en algún momento teníamos a alguien, al matón del colegio o a nuestros padres que se reían de la caída que habíamos tenido tras intentar aprender ir en bici o como atarnos los cordones de las zapatillas.

Por eso ahora de mayores no intentamos nada nuevo. Porque nos importa más que si nos caemos , nos vean llorar, nuestra vulnerabilidad que el hecho de estar intentando conseguir nuestros sueños, cosa que la otra persona que se estuviera riendo de ti, no lo habrá hecho en su vida.

Claro que queremos hacer cosas nuevas, claro que descubrir nuevos caminos, pero tenemos un miedo atroz a caernos .

Por eso nos aferramos a métodos que nos dicen que llegaremos más rapido que nadie a la cima. Que perderemos esos kilos que nos sobran desde el sofá y que tendremos en 8 horas una marca más importante que la de Obama con un curso “Express”.

Amamos todo lo que nos digan que nos llevará al éxito de forma rápida , comoda y sin sudar.  Y si para colmo, nos creemos lo que nos dicen que para alcanzar el éxito, nos tenemos que quedar en bancarrota varias veces antes de ser millonario como ellos, pues ya no pensamos en las caídas, sino en el éxito.

Desde pequeños no nos han enseñado a caernos. Y es algo que se debería integrar en todos los ciclos formativos.

En la “madurez” tendríamos que ser como los especialistas de cine, aprender a caernos desde cualquier altura y que no nos pasara nada, porque supiéramos como debíamos caer, que supone caer y que podemos salir adelante tras caer.

A lo largo de 1.000 artículos , conferencias, congresos,  me han llevado a caerme más que los años restantes de mi vida. ¿Por qué? Porque hacia cosas que no conocía

Con el paso del tiempo, todavía sigo sorprendiendo y cayéndome en situaciones que pensaba que era algo impensable. Pero en otras situaciones, ya las ves venir , por experiencias anteriores, y lo que haces el bordearlas, para que quien quiera caiga, pero no tú.

1.- El fracaso es una cosa y una caída es otra.

El fracaso es no alcanzar el nivel de expectativas que tenías. Y no las has cumplido, porque las expectativas eran muy altas, quizá porqué tu ego no te ha dejado ver la realidad siendo un reto demasiado grandes para ese momento o porque no era el momento.

Nadie nace aprendido. Nadie sabe hablar en publico de la leche. Marc Marquez no se montó en su moto de repente y empezó a ganar Mundiales de motos asi de repente. Para adquirir la habilidad en algo, hasta en hacer tortillas de patatas, has tenido que hacer unas cuantas hasta que saliera una de forma decente.

Serás un fracasado si piensas que esa situación es para siempre, que es inamovible. Si sientes que las caídas forman parte del camino, serás de las personas que piensan que el fracaso es para los mediocres.

2.- Las caídas forman parte de la vida.

Pensamos que una caída es peor que tener antecedentes penales en nuestro historial. Que todo el mundo nos lo recordará y que ya estaremos estigmatizados para siempre.

Si cuando aprendiste a ir en bici, te daba igual las caídas, y esos valores de esfuerzo, superación, constancia, los adheriste a ti, porque viste que son buenos para tu vida, ¿Por qué sigues creyendo por una caída ya estarás estigmatizado para siempre por los demás?

Aprende lo que te ha enseñado la caída, y SIGUE.

3.- Únete al club de los caídos.

Los raros son aquellos que dicen que no se han caído nunca en la vida. Los que mienten son los que dicen que te llevarán al éxito sin conocer las caídas, las piedras y el sabor de las tierra que pisas. Los que hemos caído y nos reimos de ellos, somos un club privado en esta sociedad.

Lo que distingue a una persona de otra, es lo que hacen con lo que aprenden de la caída. Porque te aseguro que enseña más una caída, que una palmadita y agasajos tras haber alcanzado una meta.

4.- Caerte te enseña a pasar de la gente.

Si, cómo lees. Debemos pasar más de la gente. Quien se rie de ti por tu caída, seguro que no ha intentado nada en su vida. Seguro que es un frustrado porque una intentó algo, tirando la toalla a la primera de cambio.

Cuando te has caído, no criticas a las personas que lo intentan. Pasas de la gente que critica a los demás y ellos nos han intentado nada en sus vida. Apoyas y comprendes a los que lideran o quieren liderarla.  Te centras en lo que es importante para ti, y lo demás, TE LA BUFA.

5.- Me enseñó más 1 caída que los 2 Master que tengo.

Somos impacientes y queremos todo para antes de ayer. No queremos caernos, porque queremos llegar los primeros a la meta. Pero una caída me enseñó más en mi vida que los 2 master que tengo .

Me hizo ver realmente como había sido mi vida hasta la fecha, lo que quería de verdad a partir de ese momento. Y gracias a ella, estoy aquí hoy hablando contigo o muchos otros beneficios que me han traido las caídas, hasta un libro me trajo una caída.

6.- Caerte te muestra que manos tienes a tu lado y cuáles no.

Cuando todo va genial, todos somos geniales, buenas personas, ideales de la muerte y nos reimos de todo. Pero cuando vienen putas, pocos van a estar a tu lado. Me da igual que tengas una red de contactos impresionante, que si ya no puedes satisfacer sus necesidades por tus malos momentos, muchos se van a ir de tu lado.

7.- Un NO es algo indescriptible.

Un NO te enseña que quizá por ese camino no debes ir para ir a tu meta.

Un No te enseña que a todo el mundo no tienes que gustarle y enfocarte en quién SI quiere tus servicios.

Un NO te enseña a ser mejor profesional, a fijarte en los pequeños detalles que los demás los pasan por alto.

Un NO te enseña a tener la confianza, que algo mejor  te está esperando. Te lo aseguro.

Un NO hace que tu confianza en ti mismo y en lo que estás haciendo aumente. Porqué si realmente es lo que quieres, te esfuerzas, caminas a pesar de las caídas, aumentas tu confianza y siendo un maestro en esa habilidad con el paso del tiempo .

Un NO te ayuda a tu desarrollo personal. Te ayuda a ser más humilde. A darte cuenta que no sabes todo, por mucho que lo creías o títulos.

Ser honesto con uno mismo jode mucho al principio, pero te aseguro que te ayudará mucho con el paso del tiempo.

8.- Las caídas te ayudan a ver el mundo desde otras perspectivas.

Te ayuda a aumentar tu conocimiento  personal y profesional . A ver que el mundo es mucho más de lo que creías o te habían hecho creer. Que eres mucho más de lo que te hacen creer que eres . Y que todos tenemos nuestras luchas contra nosotros a las que tenemos que respetas, comprender y ser humildes.

Cae, vuelve a caer, que no pasa nada, DE VERDAD.

Serás del club selecto de los caídos pero que aprenden de la caída.  Nunca lo olvides.

 

 

¡¡15 cosas que me han enseñado 1.000 artículos!!

El cambio es siempre el resultado final de todo verdadero aprendizaje” decía Leo Buscaglia

En breves días , estaremos de celebración.

Vamos camino de los 2 millones de visitas totales. Estamos en más de 130 países todos los años y estamos a punto de llegar a 1 millón de visitantes únicos. Además del nacimiento de un nuevo blog, dedicado exclusivamente al mundo del Branding y del Management (Walking into a business)

Cifras impensables para mí el día que me comentó una amiga que empezará a escribir en redes sociales lo que sentía en esos momentos de desesperación por el desempleo.

Llegamos a 1.000 artículos. Cuando hasta el día del 1 artículo no había escrito ni una carta de amor a nadie, y eso de hablar en público me producía más miedo que ir a hacer la declaración de la renta.

1.000 artículos, más de 300 entrevistas, muchas de ellas exclusivas, que echando la vista atrás me han hecho ser diferente a quien era cuando empecé.

Os dejo una serie de reflexiones al respecto:

.- Disrupción. Forma desacostumbrada de ver la realidad.

Ahora  se habla de Disrupción como un movimiento nuevo, sacado de la Revolución digital. Cuando en realidad, gracias a los disruptivos, no seguimos viviendo en las cuevas esperando que los Dinosaurios nos ataquen.

Como bien dice Fernando Botella, la disrupción es una forma desacostumbrada de ver la realidad.  Y los avances de cualquier tipo se producen gracias a esa visión. Una visión diferente a la mayoría de las personas, a lo establecido, a lo que es considerado como “normal”:

Nos gusta hablar de innovación, de romper limites, pero tenemos miedo a los que nos presentan como nuevo, ni a exponer nuestras ideas nuevas , por el qué dirán.

Todos hemos sido disruptivos en algún momento de nuestra vida. Y gracias a ello conseguiste muchas cosas. ¿Por qué ahora tienes miedo a serlo?

.- De vez en cuando, cierra tus oídos. 

Siempre nos decían que había que tener las orejas bien limpias sobre todo cuando nos hablarán los mayores. A día de hoy, te recomiendo, por tu salud mental, que de vez en cuando, cierres tus oídos.

Oídos cerrados a personas que creen que no podrás. A personas que te limitan con sus comentarios. A oír el telediario y creer que el mundo se va a la mierda. Oídos cerrados cuando a pesar de ir consiguiendo resultados, no confían ni creen en ti.

Muchas veces, hacemos más caso a los demás que a nosotros mismos. La mayoría de las veces. y luego nos estamos preguntando qué hubiera pasado si hubiéramos dado un paso más allá que los demás.

Deja de escuchar a cenizos, miedosos y atacados de la vergüenza por gente que ha hecho lo que tú quieres hacer.

.- La felicidad no existe. Solo la tranquilidad de dormir a pierna suelta.

Sé que esto será una ofensa a la industria de la felicidad, pero la felicidad no existe. Eso de estar siempre sonriendo, de andar mientras cantas por la calle… Eso no es felicidad, más bien algo irreal que te producirá más frustración e incomprensión.

Este tiempo he aprendido, que por lo que tenemos que luchar, es por dormir todas las noches tranquilos sabiendo que hemos hecho lo que teníamos que hacer durante el día. No estoy hablando de tu agenda. Con 1 cosa que hagas durante todo el día, pero si esa cosa esta acorde con tu propósito, con el porqué de hacer lo que haces.

Si buscamos la felicidad, es porque nos sentimos infelices. Si buscamos la alegría, es porque nos sentimos tristes. Si buscas dormir tranquilo todas las noches, haz siempre todo lo que este relacionado con tus valores y propósito.  Al 99% de tus amigos se lo recomendarás.

.- Menos redes sociales y más congruencia. 

No creas tanto lo que ves, y si en lo que la realidad te muestra.  No todo lo que se muestra en las redes sociales es la verdad. Conozco a profesionales que aún teniendo redes sociales, no ponen nada de lo que hacen, no se muestran todos los días y cuando supieras lo que facturan, alucinas.

Cree lo que veas en el 1.0 y no tanto lo que te hagan creer en el 2.0, hasta que no lo pruebes tú.

.- Tu mejor Gps es el corazón.

¿Dónde queda la intuición en este mundo? Porque hasta para ir a la calle tal, tenemos que usar el Google Maps.

No nos dejamos llevar por nuestro corazón. Más bien hacemos todo lo posible por no escucharlo a través de gritos con nuestra pareja, alcohol, sexo o echar la culpa de nuestras desgracias al Gobierno de turno.

Te aseguro que te llevará a mejor lugar que en el estás ahora mismo si le haces un poco de caso.

.- La constancia y la disciplina son para los mediocres

No creo en la constancias y la disciplina. A través de las entrevistas con personas relevantes que han conseguido llegar al éxito, no me hablaban de constancia ni de disciplina, porque cuando estaban haciendo lo que sentían que querían hacer con su vida.

Para ellos no había disciplina, sino pasión por un sueño. Para ellos no había constancia, sino foco por sus metas.  No había unas horas determinadas para una cosa y para otras no, solo había una obsesión positiva, su sueño.

Recuerda cuando has sido disciplinado. Seguro que sería algo que no te gustaba. ¿Y acabaste consiguiendo resultados o tiraste la toalla? Haz lo que quieras, pase lo que pase, y te aseguro que no conocerás la disciplina.

.- Las modas son eso, modas. Haz buen uso de ellas. 

Nos encantan las modas, porque las vemos como la posibilidad de llegar al éxito, de sentirnos importantes dentro de un grupo y de que nos aplaudan si es encima de un escenario.  Cuando lo que tendríamos que hacer, es ser críticos primero con lo que vemos, sentir en qué nos puede ayudar a nosotros, y adecuarla a nuestras necesidades.

Tú tienes que ser no una moda para los demás, sino una tendencia. Quien marque un estilo diferente, no como el mismo que siguen los demás.

.- Date la oportunidad siempre que la tengas delante de ti. 

Tenemos delante de nosotros oportunidades, a las que dejamos pasar, por el miedo, el qué dirán o la vergüenza del qué pensarán. A través de los clientes de coaching lo observo, no es que tengamos miedo al fracaso, tenemos miedo a ser nosotros mismo, a mostrarnos cómo somos, a darnos una oportunidad de poderlo alcanzar. ese sueño por el tantos lamentos lanzamos al aire.

Si está ahí para ti, di SI. (Siempre que no hagas daño a alguna persona), porque aunque dicen que puede volver esa oportunidad o se repita, quizá no . Así que aprovéchala.

.- Todos somos creativos, y no hace falta ningún master.

La creatividad es mostrar a través de cualquier herramienta, como ves tú el mundo. Hasta con el famoso “Con un 6 y 4 hago la cara de tu retrato”, puedes mostrar ese lado diferente que te caracteriza.

La creatividad son las gafas con las cuales ves la realidad. Y tú sabes cuáles te sientan mejor para ti. Úsalas.

.- El éxito como nos lo comentan que debe ser, muestra más gilipollas que resultado impactantes.

Si crees que el éxito es tener miles de seguidores en redes sociales. Estar en todos los eventos, que todo el mundo te adule y lo que dices que haces, es residual para ti….Tú mismo.

.- Rodéate de personas mejores que tú.

Cuando te haces mejor profesional, mejor persona, es cuando te rodeas de personas con las que estás con la boca cerrada porque solamente quieres escucharlas y aprender de ellas. Si son peores que tú, si no tienes empatía con ellas, o no las respetas, eres un dictador, no un líder.  Y no quieres aprender, sino avasallar.

.- Escucha , escucha y vuelve a escuchar. Aprenderás más que hablando por los codos tú.

De TODO el mundo puedes aprender cosas que ni tú mismo te podrías imaginar. Si escuchas observarás pequeños detalles que te podrían llevar a una venta, a un nuevo amor o descubrir que esa relación incipiente de amistad no te va a llevar por buen camino.

Escucha más que hables, y te aseguro además de que la otra persona se sentirá importante para ti, aprenderás mas cosas de ella que ni ella misma sabia que existían.

.- Los locos son los demás.

A lo que tildamos de loco, es porque le tenemos miedo. Y si le tenemos miedo, es que nos atrae, nos produce morbo, pero no lo decimos, no vaya a ser que crean que somos como esa idea loca.

Locos son aquellos que teniendo sueños, queriendo hacer cosas , no lo hacen. Y aún peor creyendo que por leyes de la atracción, desde el sofa y sin esfuerzo lo conseguirán.

Cuerdos son aquellas personas que son congruentes. Que hacen lo que dicen que van a hacer. ¿Y tú cómo te consideras?

.- Como no lideres tu vida, los demás te la estarán liderando. 

Si no tomas las riendas de tu vida, son los demás quienes las están llevando por ti. Te guste o no, es así.

.- ¿Y si mañana no estas aquí? 

Te habrías quedado sin hacer muchas cosas, sin decir TE QUIERO a esa persona que te tiene loco, o ese beso que deseas dar desde hace ya tiempo

Esto se resume en :

1.- Ten un PORQUÉ, o no tendrás nada en la vida. 

Sin un propósito, sin unos valores indestructibles, sin un sueño que realizar, ¿Qué tienes en la vida?

2.- Si te siente no normal, EXPLOTALO.

Si todos somos diferentes, todos nos sentimos no normales. ¿Entonces a qué esperamos?

Durante estos días iré informando de colaboraciones que se producirán con motivo de esta celebración. Siempre gracias por estar ahí.

 

 

¡¡El mundo será liderado por frikis!!

“Hemos llegado hasta tal punto que podríamos ver Los Simpsons en Taiwanés y sabríamos perfectamente lo que dicen“.

Se habla de tendencias de liderazgo, de cómo serán los trabajos del futuro o de cuando serán las elecciones en nuestro país.  Se habla de muchas cosas, queriendo mostrar a los demás, que sabemos qué ocurrirá en el futuro, pero nadie habla de una realidad.

¡¡EL MUNDO SERÁ LIDERADO POR FRIKIS!!.

Pensamos que los frikis son aquellas personas que coleccionan muñequitos que a cierta edad ya deberías tenerlos escondidos. Son personas que son los primeros en comprar entradas para el estreno de la saga de películas que rigen su vida. Son aquellas seres, que pasan horas y horas, con tal que su escritor favorito le firme el número 1 del comic que le lanzo al éxito.

Pensamos que los frikis, son aquellas personas que viven en un mundo aparte. Sobre todo porque a su edad, deberían vestir de traje y corbata, tener familia  y no disfrazarse en convenciones en los que los más mayores suelen ellos.

SI, son personas, que la “teoría” que a cierta edad, no están haciendo lo que se debería estar haciendo, que porque tienen una pasión y la muestran a los demás sin tapujos y miedos, SON RAROS, FRIKIS, DIFERENTES, y a los que nos dejarías que tus hijos se acercaran, …

¿Pero si te dijera que TODOS somos FRIKIS en algo?

Para ti los tildarás así, pero para mí, son los que nos liderarán próximamente y deberían estar liderando el mundo.

¿Por qué lo creo?

.- La pasión y la ilusión es el motor del mundo.

Tú mira a una persona que consideres frikis en un tema. Y dime que ves en sus ojos. Verás pasion, ilusión, verás como le cambia su cuerpo, como salta solamente hablando de su tema favorito, como no le callas ni debajo del agua.

Dará igual la hora que sea, si tenía sueño segundos antes de empezar de hablar del tema. Da exactamente lo mismo, es su pasión, es la ilusión que les hace levantarse de la cama todos los días.

Los tildarás de raros, de especiales, pero mientras tú, los domingos por la tarde estarás llorando porque al dia siguiente tienes que ir a trabajar haciendo algo que no te gusta.

¿Crees que te dedicarás a tu pasión, (pasión que tienes), lo llamarías trabajar o disfrutar de la vida?

.- Sin curiosidad , seguiríamos viviendo en cuevas con miedo al fuego. 

Cuando algo nos interesa, somos curiosos. Queremos saber más de esa persona, de esa cosa que hemos descubierto. Leemos todos los libros que caen en nuestras manos sobre ello. Acudimos a todos los eventos que podemos respecto al tema en cuestión.

La curiosidad nos lleva a limites que pensábamos que no podríamos superar. A conocer nuestros talentos y a ver que somos mucho más de lo que creemos . A descubrir que la creatividad, eso que tanto se demanda, es una forma de expresión de cómo somos nosotros, lo que sentimos y cómo vemos el mundo.

Todo eso, que pensábamos que nunca viviríamos, situaciones que hacen asombrarnos de lo que somos capaces, descubrir cosas hasta entonces ocultas para nosotros,…esos cambios los provoca la curiosidad que los frikis le ponen a su pasión.

.- Duermen tranquilos todas las noches. Se muestran como son. Y lo que digan los demás, se la bufa.

Cuando haces lo que sientes que tienes que hacer, duermes a pierna suelta. Cuando eres congruente contigo mismo, haces lo que dices que vas a hacer, los sueños siempre serán más profundos que yéndote a dormir sabiendo que no has sido ético en el trabajo.

Mostrarse como es uno, es empezar a dejar de darle importancia a lo que puedan pensar los demás. Tú eres así y sabes que solamente hay una vida. Vida a la que has venido a darte a los demás, desde tus convicciones, pasiones y valores. Y a quién le guste bien, y a quién no….mañana hará un año.

.- Trabajan en equipo con la gente que sienten sus valores, por su tribu.

Conozco a muchos frikis y da gusto trabajar con ellos.  Saben lo que quieren cuando están trabajando en equipo. Todos van hacia un mismo objetivo, basado por una pasión o propósito.  Nadie es más que nadie, sino lo que importa es la pasión que tienes, y la excelencia que les alienta.

Un egoísta tambien es un friki. Es un apasionado de si mismo. ¿Y tú crees que podrías trabajar con él?

Los frikis, se mueven por la afiliación, por sentirse parte de un grupo y avanzar juntos. Por apoyarse unos a otros. Por alentarse cuando las dudas se integran en el grupo.

Un friki de si mismo, solo piensa en la dominación de los demás. En su beneficio propio. Y no tiene más miras.

.- La excelencia es su estilo de vida. 

Me da igual que estemos hablando de comics, de muñecos de PlayMobil o de nuevas tecnologías, no importa de lo que sea, pero lo que importa es la excelencia.

Quieren saber todo lo relacionado con el tema en cuestión. Quieren saber cosas que nadie sabe. Investigan y van hasta donde haya que ir, por encontrar la información que necesitan sobre el tema en cuestión.

Viven por y para su pasión.

¿Y tú vives para sobrevivir o por tu pasión?

.- Aceptación, Respeto y Humildad. 

Aceptan que no son buen vistos por la sociedad. Que son diferentes, raros o considerados como estrambóticos. Pero lo saben, se aceptan como son. Saben que es lo que les gusta, luchan por ellos, es su felicidad, es su congruencia, es su Felicidad.

Al aceptarse ellos mismos, aceptan que hay gente que no puede comprenderles. Que hay gente que aun queriendo ser como ellos, no lo hacen por miedo al qué dirán. Respetan a todas las personas y comprenden sus circunstancias.

Y por lo tanto, son personas humildes. No se creen más que nadie, porque los demás creen que son diferentes. Sólo quieren su paz, tranquilidad y disfrutar de los demás así como de su pasión.

.- Lideran sus vidas. Mientras que los demás se dejan llevar por las opiniones de los demás. 

En definitiva, unos frikis, lideran su vida. ¿Y tú crees que la lideras porque haces lo que los demás te dicen que debes hacer?

Lideran su vida, digan lo que digan los demás. Es su vida, es su pasión, es su marca, es pura congruencia.

Luchan por lo que quieren y sienten.

Pero lo peor de todo, es que TODOS SOMOS FRIKIS en algo en la vida. Pero nos da vergüenza exponerlo, reconocerlo. TODOS TENEMOS UNA PASIÓN QUE NOS VUELVE LOCO y por la que pasamos horas y horas, sin pensar que es hora de la comida o tenemos que ir a casa de la suegra.

Hemos visto los beneficios de ser un friki, y si todos somos friki en algo, ¿POR QUE LOS RECHAZAMOS? ¿Por qué nos parece gracioso lo que hacen pero luego los criticamos por detrás pensando que no han madurado?

Los friki lideran el avance, la transformación y la curiosidad en el mundo. Tú también has di Y si preguntas a esa persona que te inspira en cualquier campo que sea de la vida, te aseguro, que también se considerara un friki de su tema. ¿Y a ellos los rechazas?

¿Qué pasaría si en tu empresa estuviera un friki por jefe? ¿Qué amigo consideras friki? ¿Por qué? ¿En qué te consideras un friki?

 

¡¡Coherente no es lo mismo que Congruente!!

La congruencia de un líder siempre se nota, la gente no hace lo que tú le dices que hagan sí no lo que te ven hacer” decía Edgar Bravo.

Últimamente mi vida, ha estado relacionada con estas dos palabras, la coherencia y la congruencia.

Coherencia se denomina a algo que resulta lógico y consecuente respecto a un antecedente.

Congruencia es conveniente, oportuno. También se dice que es coherente.

Como no creo que congruente y coherente sea lo mismo. vamos a centrarnos en las definiciones de conveniente y oportuno.

Hace poco me ofrecieron hacer una aportación en un evento con el que no estaba de acuerdo.

¿El por qué? Es lo de menos.

Si hubiera sido coherente, es decir lógico y consecuente respecto a los antecedentes anteriores, hubiera dicho que si. Ante una petición, como las que antes había aceptado, la persona esperaba que dijera que si.  Y más siendo para el evento que era, con la repercusión que podría producirse al respecto, es lo que esperaba y deseaba.

Pero mi cuerpo me decía que NO. Que había que ser congruente con lo que había dicho tiempo atrás en el que expresaba mi no ante dicho evento.

¿Por qué no es lo mismo ser coherente que congruente?

  1. Hubiera sido coherente, si hubiera seguido aceptando sin pensar en cómo me sentía ante esa petición. Hubiera dicho que si, por contentar a las otras personas y me hubieran visto encima del escenario.
  2. He sido congruente, conveniente tomar esa decisión en función de mis deseos, valores y propósito. Si hubiera aceptado, hubiera transgredido mi forma de pensar y sentir. Me hubiera mentido a mi mismo. ¿Qué reputación hubiera tenido a partir de entonces?

Como bien decía Ana Morcillo en su Instagram, hace unos días, NO es lo mismo, ser coherente que ser congruente.

Una persona coherente está junto a la herencia. Es Co- herente. Es decir, hace lo que la rutina, la experiencia, los demás harían en esa situación. Está con la herencia.

Es definitiva, no se sale de lo establecido, de lo que es considerado como “normal”.

Estar con – la herencia, es tener amigos con los que salir los fines de semana. Estar en co- herencia es tener una pareja e hijos a cierta edad de la vida. Es tener un trabajo de 8 horas y quejarte de él todos los días….Eso es co-herencia.

Hacer lo mismo que hacen los demás.  Lo que se venía haciendo hasta la fecha. En definitiva, no salirte de lo establecido.

Porqué si quieres o al menos lo piensas salirte de lo establecido, sabes que serás señalado y tildado de “diferente” “loco” o rarito para arriba.

Así que mejor seguir la co-herencia, y no ser considerados como “diferentes”.

¿Qué hacemos en este caso?

MENTIRNOS A NOSOTROS MISMOS en el caso que en el fondo sabíamos que nos hubiera gustado hacer otra cosa.

Y todo por no ser congruentes con lo que pensamos.

Si no estas de acuerdo con algo, ¿Por qué haces lo contrario a lo que estabas pensando? ¿Qué marca vas a dejar en los demás? ¿Qué van a opinar de ti?

¡¡Qué giras más que una veleta!! Será lo más bonito que te podrán decir en esos momentos.

A unas personas les dirás una cosa y a otras lo contrario, haciendo ni una cosa ni otra.  ¿A quién creer? Tendrán miedo a ver por donde salen y tu palabra poco valor tendrá.

Ser congruente, es hacer lo que piensas. Es realizar lo que has dicho que ibas a realizar. ¡¡PERO DE VERDAD!!

Sin miedo, sin dudas.

Te has comprometido contigo mismo, que NO es NO. Digan lo que digan los demás, aunque el miedo mas atroz atenace tus músculos.

Te has comprometido a no hacer algo, a decir lo que sientes, a realizar tus sueños a pesar del qué dirán y de las consecuencias.

¡¡ERES CONGRUENTE!!

Y a posteriori serás co-herente con tu historia, con tu tradición. Porque a partir de ese momento , eres consecuente que lo que piensas, lo pones en práctica.

Pero ser congruente en este mundo, aunque se habla mucho en el liderazgo, en las relaciones de pareja, dentro del desarrollo personal , son pocos quienes lo hacen.  Y no me considero un ejemplo a seguir a ningún nivel por esta situación.

Ser congruente es:

  • Confiar en uno mismo, como nadie ha confiado en ti hasta la fecha.
  • Vivir en la incertidumbre. Ya que no sabes qué pasará por tu acción.
  • Romper tus esquemas pre-establecidos, como los de los demás. Ya que estás haciendo algo que no esperaban.
  • Es darte permiso de descubrir quien eres y empezar a liderar tu vida. Dejando a un lado el pasado y el qué dirán.

Como vemos, ser congruente, es vivir al otro lado de lo establecido por esta sociedad.

Es no dejarte pisotear como hasta ahora por los demás, y empezar a dejar tu huella en el suelo firme. Que para eso es a lo que has venido a este mundo.

Se habla mucho que las personas, las marcas, tienen que ser coherentes.  La coherencia como hemos observado, se fragua con el paso del tiempo. Porque acompañas a la herencia que has ido dejando con el paso del tiempo.

SEAMOS CONGRUENTES DE PRIMERAS. Hagamos lo que decimos que vamos a hacer siempre y con el paso del tiempo nos ganaremos el título o la marca de coherentes.

Más congruencia y menos coherencia.

¿Te consideras coherente o congruente?

 

 

 

¿Tendencias para toda una vida? ¡¡La locura!!

“El corazón es como un manicomio, siempre hay espacio para una locura más”.

Hasta el día de hoy, ¿Cuántas veces has leído un titular parecido a esto: “Las tendencias en el mundo de la moda, de los recursos humanos, en la sociedad…. para el año venidero“?

Seguro que unas cuantas.

Nos encanta predecir las cosas. Y más creernos en las cosas que nos dicen que van a ocurrir. Porque así:

  • Creemos que estaremos a la moda. Seremos los “cool” del grupo.
  • Y estaremos al cobijo y al paro de las modas. Seremos uno más del grupo.

Me viene al recuerdo una frase que hace poco leí, que decía algo asi:

¿Qué es eso de normal? ¿Un programa de la lavadora?

Siguiendo las tendencias, queriendo conocer lo que vendrá y lo que está pasado de moda, la única tendencia que estamos siguiendo, sea el campo que sea, es la del Corsé.

Si, encorsetamos todo y a todos.  Hasta a nosotros mismos, nos estamos encorsetando.

Nos encorsetamos, ya que una moda, lo que hace es mostrar un lado de nosotros bonito, ideal, happy y súper ante los demás, mientras que nuestras debilidades, las oculta.

¿Qué hacemos cuando decidimos comprarnos el abrigo de moda, y no llevar el abrigo que siempre nos ha gustado y con el que nos sentimos más cómodos?

Gastarnos el dinero, que quizá no tenemos para sentirnos parte del grupo, aparentar algo que no somos. Pero sobre todo ocultar nuestra debilidad, el ser diferente a los demás, el mostrarnos quienes somos y cómo somos.

Vivimos en una sociedad, que tildamos de loco a quien se muestra cómo es. Que no se deja encorsetar por el qué dirán, por las expectativas o “caer bien” a un grupo determinado.

¿Y si quizá la única formula del éxito, fuera defraudar a los demás?

Y cada día lo creo más así. Defraudar, no quiere decir que si das tu palabra en un tema, no la cumplas. Para nada.

Defraudar es no seguir las expectativas de los demás ni los deseos. No son los tuyos, son los de ellos. Si les has defraudado, que se pregunten ellos porqué. Porqué tú simplemente, has seguido tus ideas, tu pasión, tu corazón,.. No tienes su corazón, tú tienes el tuyo. Y el tuyo decía que hicieras eso.

Muchas de las personas que he entrevistado, me lo han dicho así: ” No seguí tendencias, seguí lo que sentía. Muchos me tildaron de loco, por mostrarme cómo sentía. Me decían que era sensible y se reirían de mi, que no llegaría a ningún lugar. Sé que sentían defraudados por no seguir la estela familiar, pero era mi felicidad, era yo, era mi vida…”

Y te aseguro que les está yendo en todos los sentidos muy bien en la vida.

Te propongo, la única tendencia que tendrías que seguir en esta vida, LA LOCURA.

En estos momentos, como te he comentado, la locura se podría definir, tener la osadía de mostrar a los demás tal como eres, sin miedos ni reparos. Dejando a un lado las modas que en ese momento, estén siguiendo los demás.

Todos tenemos debilidades que no mostramos a los demás, por miedo. Por miedo a que nos encorseten, como raritos, especiales, o vete a saber cómo.

Como bien dice Ray Dalio en su libro “Principios“, “Piensa de forma diferente, ya que lo común siempre viene de serie, desde que nacemos”.

Esa locura para los demás, es lo que nos distingue de la mayoría. Esa debilidad para los demás, que se tirarían los pelos si hablásemos sobre ella en público, es lo que nos hace diferente a los demás. Pero como nos gusta más una tendencia, el seguir al rebaño y no ser considerados “raros” por los demás , la ocultamos y se la contamos por la noche a nuestra almohada o al psicólogo preguntándole .”¿Somos raros por qué nos gusta tal o cual cosa?”.

Ayer viendo el programa de Risto Mejide, ocurrió una cosa, que podría tildarse, “para tirarse de los pelos”: Comentó que iba a hacer un programa sin seguir ningún guion y quería que los colaboradores también lo hicieran. Que quería ser coherente consigo mismo y con los telespectadores, haciendo lo que iba a hacer.

Al instante las redes, lo tildaron de loco, se echaron las manos a la cabeza. Terminó el programa diciendo que había sido el programa qué mejor se lo había pasado, y así lo reflejaron muchos de sus seguidores.

Lo que los demás pensaron que era una locura y un “suicidio profesional”, para él y sus seguidores había sido una de las mejores experiencias que habían visto en televisión.

Muchas personas aún a día de hoy, piensan que estoy loco escribiendo lo que escribo aquí, las conferencias que hago o cómo me expreso. Pero es que soy yo, no me pienso encorsetar en algo que no soy, por unos seguidores de más o me compartan los artículos la “cuchipandi” de turno.

SI te produce felicidad, coherencia y además te da para vivir, grita conmigo: ¡¡VIVA LA LOCURA!!.

Así que recuerda:

  • Todo aquello que crees que te hace débil y diferente ante los demás, ES LO QUE TE HACE DIFERENTE Y ÚNICO RESPECTO A ELLOS.
  • La locura tendría que ser seguir los dictámenes que todos siguen y aún así esperar que te reconozcan por lo diferente que eres a los demás….¡¡Creo que nunca lo conseguirás asi!!.
  • SI no defraudas a nadie, es que estás siguiendo los dictámenes de ellos y estás desechando tu esencia, tu talento, tu coherencia. Defraudar a alguien, es descubrir más mundo que el que todos creen que hay.
  • Date la oportunidad. Muestra lo que creen que son debilidades, porque verás que serán las catapultas que te llevarán a tu felicidad, a tu tranquilidad.
  • Y lucha porque te llamen loco, cuanto más lo hagan, más pronto estarás de llegar a la meta del éxito que te hayas propuesto.

¿Qué tendencia vas a seguir a partir de ahora?. ¿La de la locura o la de ser cómo los demás digan?