¡¡Saca el Outsider que hay en ti..!!

Deshazte de quien duda de ti, únete a quien te valora, liberate de quien te estorba y Ama a quien te soporta” dice Paulo Coelho

OUTSIDERSNunca me habían dicho nada tan bonito.

David, te felicito, eres un outsider. La sociedad necesitaría más gente como tú”.  No supe que responderle.  (Nota: No me lo dijo una chica, me lo dijo David Criado, uno de los grandes canallas de nuestro país).

Google dice que un “outsider” es aquella persona que está al margen o fuera de las tendencias más comunes.

 Al leer esta definición, me sentía como el Equipo A, al margen de la ley.

Me hizo que pensar, y durante estos días, investigar más en este tema.

¿Qué conclusión he sacado de esta investigación?

TODOS TENEMOS DENTRO DE NOSOTROS UN “OUTSIDER”.

Pero depende de nosotros mismos, darle permiso para que salga o no.

A unos nos gustan cantantes excéntricos como Bunbury o Raphael, profesionales como Risto Mejide o Simon Sinek, o emprendedores como Steve Jobs.

Todos seguimos a personas que una parte de la sociedad odia y otros aman.

Ellos son unos “outsider”.

No han nacido dentro de lo preestablecido por la sociedad o por el mercado.

Los odiamos porque vemos que tienen una personalidad marcada. Una personalidad que se desmarca de lo establecido, pero en el fondo todos la desearíamos.

TODOS DESEARIAMOS SER NOSOTROS MISMOS. TODOS QUEREMOOS MOSTRARNOS A LOS DEMÁS SIN TAPUJOS. TODOS QUEREMOS SENTIRNOS CON PLENA CONFIANZA EN NOSOTROS MISMOS Y EN NUESTROS PENSAMIENTOS. QUEREMOS CREAR NUESTRA REALIDAD Y NO SER TAN INFLEXIBLES CON LA MISMA….

TODOS QUEREMOS SER CANALLAS, TODOS QUEREMOS SER UN OUTSIDER.

Sé que estarás pensando que es muy fácil describir esto pero muy difícil hacerlo…

¿Cómo comienza un outsider?

.- Despertando ahora, no dejándolo para mañana.

Cuestionándose a sí mismo.

Desayunamos ya con nuestra amiga la rutina desde el punto de la mañana. Aceptamos nuestro futuro , la pareja que tenemos, el trabajo que desempeñamos… Lo damos todo por aceptado.

Pero lo peor de todo que sabes que estás donde no quieres estar. Te giras en la cama tapándote con la manta, pensando así que la vida no te verá y podrás siguiendo sin miedo y esfuerzos tu vida, que en el fondo no te gusta nada.

Despierta, porque todo ha cambiado. No en el exterior, sino dentro de ti. Ya no eres el mismo que fuiste ayer, y quieras o no, la vida te va a poner siempre ese pensamiento hasta que no des el paso adelante.

.- Desintoxícate.

Haces lo que sea y más, para no escucharte.

Haces cosas que no te gusta hacer, para no entrar en conflicto contigo mismo. No quieres dudar de todo lo que has hecho hasta ahora y pensar que todo ha sido una pérdida de tiempo.

Por eso cuando llegas a casa, lo primero que haces, es poner la televisión o discutir con tu pareja. ¡¡Eso es para ti es estar en la gloria!!. Aunque mientras tu subconsciente te diga: ¡¡ Tu verdadero paraíso te está esperando, está dentro de ti, sólo tienes que dejarlo salir!!.

Eliges la ruta más fácil y tonta para vivir tu vida.. Si sabes que eres un Outsider, ¿Qué vas a hacer al respecto?

.- Sabes pero no quieres. Es decir, tienes miedo.

Dudas de ti.

Rápidamente viene en tu salva y guarda, el ego diciéndote: “Déjate de locuras, te van a señalar, no tienes la experiencia, se van a reír de ti, nunca has sido bueno en nada…”

¿Cuántas veces te has dicho eso cuando ha venido un pensamiento nuevo a tu vida?

Y como crees que tiene razones todas esas EXCUSAS… te giras en la cama y a seguir durmiendo.

Acabarás muriendo de sueños, y lo que tú quieres es morir de recuerdos.

¿A qué si?

El sueño se quedará pero los recuerdos nunca existirán.. ¿Y qué hacer para que no ocurra?

HACER, HACER Y HACER…

Nada de excusas que no tienes dinero para aprender… EXISTE INTERNET.

Nada de excusas que no conoces a nadie que este haciendo lo mismo… SEGURO QUE SI HAY ALGUIEN.

Nada de excusas… si de verdad quieres, lo harás.

Herramientas hay miles, vida solamente UNA.

.- Transforma lo que no soportas.

Uno de los motivos que me impulso a seguir con el blog, es que no soportaba como gente hablaba de temas cotidianos desde sus despachos en el piso de una torre de oficinas. Manteniendo una gran distancia con la realidad.

Queremos una nueva vida, pero que nos la den hecha, y sin tocar nuestra zona de confort. Queremos nuevos resultados, pero sin esforzarnos.

Todo “outsider” que ha transformado la sociedad, la ha conocido desde dentro. La ha implosionado desde el centro de la misma.

Si algo te molesta, vívelo, aprende cómo te hace sentir. Da gracias a la frustración que te produce esa impotencia. Pero no dejes que te venza, al revés, que te impulse.

Los “Outsider”, se han enfrentado primero a lo que no soportaban y luego lo han transformado.

Guardiola transformo el futbol dentro de él. Risto Mejide desde su empresa, el mundo de la creatividad…

Tú también puedes hacerlo.

.- Adiós a los frenos, al tiempo y al GPS.

Vamos por la vida, con el freno de mano puesto.

Tenemos miedo a poner en marcha todos los conocimientos que tenemos, por el que dirán…

Todos los días nos estamos limitando a nosotros mismos.

Nos decimos que los sueños y milagros son imposibles… Y mientras tanto vemos en televisión a CANALLAS que están haciendo realidad nuestros sueños… ¿Tan imposible era?

Muchos de los Outsider que sigues, no han ido a la Universidad ni han estudiado en las escuelas de negocios de postín.

¿Y cómo han creado un nueva corriente de liderazgo o estilo de vida?

outsidersPorque ellos mismos crearon lo que creían. No hacía falta que un manual o un bestseller les dijera cómo tenían que hacerlo.

Quieren aprender con cada paso, habilidades, no teoría. Son personas de acción, no de esperar a que las condiciones les sean favorables.

No hay GPS que te lleve a tus sueños, tú eres ese GPS.

Eres un OUTSIDER, pero no esperes que nadie apueste por ti. TÚ TIENES QUE APOSTAR POR TI MISMO.

Tu mama, tu pareja, saben lo que vales. Tú en el fondo también, pero hasta que no te enfrentes a una situación desconocida en la que tengas que demostrar tu valor, no te reconocerás como un verdadero OUTSIDER.

Para empezar a apostar por ti mismo, tienes que dar hoy un paso hacia adelante. Tienes que hacerlo hoy, DESPERTARTE HOY, NO MAÑANA.

No te digo que saltes ya el Cañón del Colorado. Da un paso pequeño, escribe ese sueño que tienes y que nunca te has atrevido a verbalizar. ¿Hecho? Pero al día siguiente quiero que des otro nuevo paso. PEQUEÑO, no quieras correr.

Es la única manera de aumentar tu confianza, de verte en el espejo como un verdadero OUTSIDER.

Mírame a los ojos, ESTÁS PREPARADO.

Tienes todas las herramientas, el talento, la confianza, para ser el OUTSIDER que sientes que eres.

ESTÁS PREPARADO para dejar atrás esa situación en la que no quieres estar y a hacer todo lo que sea necesario para vivir la vida que siempre has soñado.

ESTÁS PREPARADO para unirte al mundo OUTSIDER. Para sentir con el corazón y no con la razón.

 Pero perdona, mejor dicho,  estás más que preparado para SER TÚ MISMO.

El piropo más bonito que te pueden decir es que eres un Outsider. No lo veas desde un lado despectivo, porque  es ser coherente contigo mismo.

¿En qué te sientes un OUTSIDER? ¿Lo muestras a los demás? ¿Cómo? ¿Te da miedo?.

¡¡Seamos como los lobos!!

Lánzame a los lobos y me verás liderando la manada…”

Manada de lobos liderazgoVivamos como los lobos lo hacen. Aprendamos de ellos. Nos iría mucho mejor.

No he cambiado la temática del blog, por la naturaleza de los lobos ni voy a hablar de Lobezno y los X-MEN.

Pero sé que habría un cambio muy importante si aprendiéramos de ellos en cómo gestionan su forma de vivir, en manada.

Vivimos en un mundo en los que ya están jubilados o están enfermos, los dejamos apartados. Sentimos que no podemos aprender nada de ellos , que ya no nos sirven. Los apartamos en un hospital, en un geriátrico o en un centro de día para que entre todos, se entretengan y nos dejen seguir el camino en paz, a nuestra bola.

¿Y qué pasaría si los pusiéramos delante de nosotros en el caminar?

Aprendizaje ante todo. ¿Crees que no te puede enseñar una persona con más experiencia que tú? Dirás que no, por su aspecto, pero sabe qué es la vida y qué no. Sabe como dirigir una empresa o a un equipo, y lo ha hecho mucho antes que tú.

Sabe más que tú, te abrirá la mente a lo mejor simplemente con una palabra o una situación que él vivió. .¿Y tú mientras tanto lo dejas apartado porque no concuerda con tus estándares de físico o de experiencia? ¿Qué pasa con los parados de 40 o 50 años?

Dejando atrás esas personas, los perderíamos de vista. Nosotros podemos ir más rápido, tenemos la mente “más lucida”, en alguna ocasión, podemos aprender mucho más rápido nuevas tecnologías, MBA y lo que nos propongamos. Y como ellos, no, los dejamos atrás.

No queremos que nos impidan conseguir nuestros sueños. Así si viene cualquier imprevisto, incidente, que nos impida seguir adelante, al estar ellos detrás de nosotros, serán las primeras victimas.

¿A qué SI?

¿Y qué crees que pasaría si esas personas que piensas que impiden tu camino, los pusieras delante de ti?

¡¡Eso es lo que hacen los lobos!!.

De la manada, los 3 primeros que encabezan el viaje, son los más ancianos o que se encuentran enfermos.

¿Por qué?

Porque honran a sus mayores, saben la experiencia, formación y lo que pueden aprender de ellos, en momentos que ellos no han vivido. Escuchan y están pendiente de ellos.  Por eso siempre los ponen delante del convoy de viaje.

¿Qué pasaría si ante el momento que estamos viviendo, el Gobierno pusiera delante de ellos, a personas con más edad, experiencia para liderar el país? ¿Qué pasaría si en tu empresa, tuvieras un consejo de gente jubilada, que les apoyara en la toma de decisiones? ¿Y si escucháramos más a nuestros abuelos?

Creo que la sociedad iría mucho mejor.

Los lobos se mueven en función del ritmo que marcan los mayores. ¿Y nosotros? Muchas veces en función de lo que dicen algunos insensatos o manipuladores.

¿Y dónde está el líder?

Todo a su debido tiempo.

Después de los “ancianos”, están los fuertes de la manada. Formado por 5 de ellos.

Pero no solamente están detrás de ellos, sino también detrás de la manada.

Son los espartanos del grupo. Son los que impulsan, los que defienden y creen en el equipo. Los que alientan a los demás, cuando se caen o cuando necesitan una mano.

Pero no solo están delante de la manada, sino como he comentado también detrás.

manada de lobosSon los lideres que no les hace falta ningún titulo. Los que siempre se les necesita, ahí están. Los que hay que hacer ese 1% para seguir luchando por alcanzar la cima. Son las personas que distinguen un proyecto ganador de uno mediocre.

Pensamos que un líder es el que tira del grupo. ¿Y los de atrás? Muchos se quedan por detrás, porque no se les pregunta qué sienten, qué les gustaría, o cual es su verdadera pasión.

SI lo hiciéramos, seguramente descubriríamos a muchas personas que podrían reemplazar a esos 5 que van delante y detrás de la manada. A pesar que cuando descubren su pasión, impulsan una transformación y resultados, hasta ahora inimaginables.

Despues de ellos 5, esta la manada.

Cada uno tiene su rol, y la manada, son los seguidores, son los integrantes del equipo. Ellos también tiene sus funciones. Y no menores que las de un líder, o de quienes tiran del carro.

Sin ellas, la maquinaria del equipo, no funcionaría. Son los pilares del equipo. Se les considera uno más, al mismo nivel que cualquiera otra persona que hace otras funciones. Si falla uno, están los demás para ayudarle.

Son un equipo, son una manada.

Como te he comentado antes, después de ella, están otros 5 lobos, que cubren la retaguardia de la misma. Por si alquilen se cae, están ellos levantándolo. No van a aceptar que nadie se caiga ni se quede retrasado. Todos a una hasta el final.

¿Y dónde está el líder?

Esta detrás de todos los demás. Si, así pasa.

¿Qué piensas si los lideres que tenemos ahora, no salieran en medios de comunicación para echarse los pegotes sobre resultados que han conseguido otros y si salieran los que se han esforzado de verdad para la consecución? ¿Qué piensas de un líder que se pone en la fila del comedor el último porque piensa que antes de él siempre tienen que comer los integrantes del equipo?

La verdad que nos parecería raro, casi inaudito.

Nos gusta ponernos las medallas por todo, menos para los fracasos. Si ha conseguido el equipo un reto, el líder el primero. Si ha se ha conseguido ganar, el entrenador el primero que habla. Si se ha conseguido un hito histórico, el líder el primero.

¿Y dónde está el equipo? ¿Quién habla del equipo?

¡¡NADIE, SE PIENSA QUE EL LIDER HA CONSEGUIDO TODO POR SI MISMO!! Pero sin el equipo no sería nadie, no se hubiera conseguido nada.

El líder de la manada, el gran líder, siempre va detrás, de todos los demás. Como bien dice Simon Sinek, es el último que come pero el primero que pone la cara por los demás.

¿Quién hace esto en estos días?

Observa desde el fondo, la situación que se está viviendo, quien cae, quien está fuerte, oportunidades ocultas, sueños a punto de alcanzarse o inconvenientes por venir. Y si eso pasa, él se pone delante,  pero mientras tanto, todo el éxito, se lo llevan los demás.  Él es uno más.

¿Qué crees que pasaría si los jefes de hoy en día, se pusieran los últimos en el día a día, a la hora de recoger premios? Diríamos que pecan de humildes, que tienen que salir ellos los primeros, que se lo merece lo que ha conseguido.

¡¡ERROR!!.

Seamos una manada de lobos, en la que los mayores nos lideren, pero entre nosotros, nos apoyemos unos a otros. Y los que tienen los títulos, estén detrás de nosotros, por si nos caemos o vamos mal encaminados. Aunque para liderar, no hace falta titulo alguno.

¿Qué crees que pasaría si adoptáramos esta forma de vida?

¡¡El único límite eres tú!!

El único limite a nuestros logros de mañana están en nuestras dudas de hoy” decía  Franklin D.Rooselvet.

LimiteEl único límite que tienes ahora mismo en tu vida, no es el Gobierno, tu pareja, tus padres o tu jefe.

El único límite que tienes en tu vida, ERES TÚ MISMO.

Pero David, es que toda la culpa de mis desgracias es…”

No sigas, vuelve a leer el 3º reglón del post… EL ÚNICO LIMITE QUE TIENES EN LA VIDA, ERES TÚ MISMO.

¡¡NI NADA ,NI NADIE MÁS, SÓLO TÚ!!.

Es muy bonito, pensar que la vida es luchar contra el mayor de los enemigos. Que todos los días nos van a “atacar”, que todos tienen pensamientos positivos, excepto tú.

Todo excusas, para no dar todo lo que tienes dentro de ti. Todo para no dar a los demás, ese talento que tienes.

Todo te viene bien, porque en realidad, tienes miedo a ser tú, a la felicidad. Por mucho que digas que es lo que quieres.

Si antes de empezar, ya estas integrando en ti, creyéndote los límites, las mentiras, que los demás te dicen,… Te aseguro que tienes el éxito asegurado, el éxito de no conseguir nada de lo que te propongas en la vida.

Nota: No estoy promulgando que los límites no existen. Me he metido unas buenas hostias, pensando que yo podía con todo. No quieras subir el Everest con 200 kilos de sobra, porque te aseguro que quizá ni te dejen subirte al avión hacia el Nepal.

Sabes que donde te encuentras ahora, en ese sofá, quejándote de la vida que tienes, no es donde quieres pasar el resto de tus vidas.

No paras de envidiar a la gente que te rodea. Ves sus redes sociales, y piensas que sus vidas son geniales, bonitas y alegres.

¿Te digo un secreto? La mayoría de ellos, están como tú, quejándose de todo, dudan de su vida y buscando eso que llaman felicidad, propósito en la vida…

Envidiar es de mentes cobardes. ¿Y tú eres así? Seguro que NO.

¿Cuándo te estás limitando tú mismo?

.- Dejas que arruine tu vida un idiota

Estas en el sofá, con varios kilos de más, porque otra persona te ha dicho que no puedes. No paras de quejarte, porque una persona te ha dicho que ese sueño que tenías era imposible. No paras de llorar, pensando que hubiera podido ser, si hubieras hecho caso a tu corazón y no a ese libro que te dijo que era imposible.

Por dejar las riendas de tu vida, en manos de las creencias de otros “idiotas”, mira cómo estás.

Por pensar que los demás son mejores que tú, ahí estás. Por creer que serían los demás, los que te llevarían al éxito, un futuro negro ves a tu vida.

Confía en ti, en tu intuición, en tus valores, en tu corazón. Tú eres el único dueño de tu vida, tú eres el único que debe tomar las decisiones.

.- Disfruta de cada caída

Al caer, y rebozarte en la “mierda” de una caída, te estás limitando. Al caer, y pensar que ya no podrás levantarte, te estás limitando.

Esas mentiras te las estas creyendo como algo inamovible en tu vida. Y es lo que ocurrirá, que hasta que tú, SÓLO TÚ, sepas que esas creencias, las puedes romper cuando tú quieras.

Te limitas cuando crees que no puedes aprender de cada caída. Que solo te enseñan miedo, frustración e impotencia.

Una caída viéndole el lado positivo de la misma, es más potente que el mayor de los éxitos.

Si no aprendes de una caída, te estás limitando.

.- Te crees que lo sabes todo

Por mucho que des conferencias por todo tu territorio, por mucho que hayas leído los libros de los “profesionales” de renombre, por mucho que hayas hecho el mejor de los Máster del Universo….. NO TE CREAS QUE YA LO SABES TODO EN EL MUNDO… ¡¡Bájate del burro!!

Todos los días están saliendo cosas diferentes, todos los días surge gente mejor que tú, con más experiencia, con ideas diferentes, que hacen mejor los procedimientos ya existentes…

Así que se humilde, flexible y no pares de aprender.

Si paras de aprender, empezarás a morirte, a limitarte tú mismo.

.- La perfección no mola

Quieres hacer las cosas, para tener contento a tus padres, a tus amigos o a tu pareja. ¿Y a ti quien te tiene contento? Estas dejando que las expectativas que tienen los demás sobre ti, te limiten. Lo harán con buena intención, pero es lo que estás haciendo.

Oprimiendo tu personalidad.

Nacimos y morimos solos. ¿Lo demás? Es circunstancial.

nunca te limitesQuieres ser perfecto para los demás, que estén contentos con “quien creen que debes ser” y lo que estás consiguiendo es que mueras de sueños, no de recuerdos.

La perfección no mola, y SI, ser uno mismo.

Cuando eres tú, vas a por tus sueños, tus retos. Te motivas, alientas… Cuando haces lo que dicen los demás, a la 1º caída, ya tiras la toalla.

.- Deja las suposiciones a un lado

Es que va a ser imposible… Es que ya lo ha conseguido esta persona y yo no tengo titulación… Es que va a doler… Es que tengo miedo….”

Supones cosas que no sabes si van a ocurrir o no. Al menos que seas un Tarotista de los buenos, no sabes que va a ocurrir. Lo que pasa es que tienes miedo, miedo al éxito, a no saber qué va a pasar tras la puerta que quieres cruzar.

Te estás limitando tú mismo. ¿O es que pensabas que las cosas buenas se consiguen de forma rápida y barata?

¡¡Ehm, NO!!.

Como ves, TÚ ERES LA ÚNICA PERSONA QUE IMPIDE QUE LLEGUES A TUS SUEÑOS.

Has nacido diferente, y tienes miedo a mostrarlo.

Mi madre, eso me dice: ¡¡ Qué guapo es mi niño, el más guapo del mundo!! ( Eso me decía hasta que llegaron mis sobrinos…)

Si tú también te consideras DIFERENTE, ESPECIAL, ÚNICO, me pregunto ¿Por qué coño haces cosas de personas normales? Si tú sabes que no eres así.

¿Me explicas POR QUÉ TE LIMITAS TÚ MISMO?

Lo normal tiene que ser lo que tú creas que es normal para ti. Ser tú mismo, crear lo que tú sientes, luchar por lo que tú quieres, decir TE QUIERO a quien tú sientes en el momento que tú sientes. Es ser dueño de uno mismo, de su futuro, de sus emociones.

Lo que es normal para ti, para tus padres, amigos o pareja, nunca lo será, por mucho se lo expliques.

Ser NORMALMENTE TÚ, es lo que no te debería costar, SER NORMAL para los demás, si te debería costar mucho esfuerzo.

Para empezar a romper las cadenas que te limitan, empieza por cambiar tu vocabulario.

No cantemos como David Bustamante: ” Cobarde por refugiarnos en nuestra soledad, por no ser sincero, por no luchar por lo que más queremos…”.

Si naciste diferente, ¿Por qué te limitas? ¿A qué tienes miedo?

¡¡Créelo. Provocas mucho en los demás!!

La insignificancia es siempre una garantía de seguridad” decía Esopo.

insignificanteAhora que te tengo delante, quiero hacerte una pregunta:

Recuerda todo lo que has hecho a lo largo del día de hoy…

¿Crees que tiene o ha tenido alguna importancia en la vida de los demás? ¿Crees que has producido algún cambio en la sociedad?

Sé que lo primero que vas a decir es: NO.

“¿Yo, un cambio? Lo único que he cambiado ha sido el cubilete de los lapiceros de lugar. He estado soportando al jefe y eso no es un cambio que produzca resultados, bueno si… un dolor de cabeza… Sólo he escuchado a mi amigo, eso no es un cambio en nada… siempre lo hago…”.

Pensamos que lo que hacemos no produce ningún resultado. Más bien no queremos creérnoslo.

Quizá crees que hacer las facturas para tu empresa, no produce ningún resultado ni en clientes ni en la empresa. Sólo es un trabajo.

Quizá crees que escuchar en un momento de “bajón” a tu amigo, no puede producirle un gran cambio. Solo lo estabas escuchando, como otras muchas veces y como con otros amigos.

Quizá crees que limpiar la mesa del despacho de las carpetas que se amontonan, no produce ningún cambio para nada ni en nadie, sólo es tu trabajo.

¡¡Quizá podemos estar muy confundidos!!

Pensamos que solamente personas como los Presidentes del Gobierno, los Directores Generales de las grandes empresas, Cristiano Ronaldo o Messi, o los participantes de Gran Hermano, son aquellas personas, organizaciones que tienen “algún” poder de transformación en nuestras vidas, en la sociedad.

¡¡ERROR!!.

Esas personas, producen cambios en la vida de muchas personas. Si, te lo compro. Pero la única diferencia contigo, es que cuando lo hacen, tienen medios de comunicación, mayores medios, que dan más repercusión a las acciones realizadas.

¿Pero por lo demás? Al igual que ellos, tú también produces cambios en la vida de los demás.

La principal dificultad es que no confiamos en nuestro poder. No confiamos en nosotros mismos, como para pensar que podemos transformar con un gesto la vida de alguien o cambiar un poco el trayecto de la sociedad.

Nuestro EGO, las directrices de la sociedad, nos dicen que el cambio tiene que ser ENORME, para poder decir, que tenemos un poder de transformación sobre los demás.

Si es pequeño, nos dicen, que no nos lo creamos, que no somos nadie, que no es para tanto.

Pasamos por la vida, pensando que el tamaño importa, que lo pequeño no sirve para nada. (¡¡MAL PENSADOS!!)

Que lo bueno es lo grande. Que es lo único por lo que nos recordarán, por cambios GRANDES, MEMORABLES.

Pero hasta entonces, pensamos que no somos nadie “Especial”. Que no tenemos ningún poder de nada.

Un administrativo más, un mando intermedio más, un emprendedor más, un amigo más…

Ése es el concepto que tenemos de nosotros mismos.

¡¡SOMOS UNO MÁS, QUE HACE UN TRABAJO MÁS!!

Vamos a empezar a desmontar esa creencia que tienes. ¿Por qué?

Porque lo que haces es muy especial y produce un cambio en los demás, que nunca llegarías a creerte lo agradecidos que están muchos de ellos por él.

¿Empezamos a derribar esa creencia?

1.- El trabajo que realizas tiene un PROPOSITO.

No eres un número más. Y si tu jefe te hace sentir eso, la culpa la tiene él, no tú.

insignificanteEres la persona encargada de realizar un propósito muy importante para la empresa, como para aquella persona que le das el servicio. Eres una persona muy importante para tus amigos.

Eres muy importante para ellos. Se te ha encomendado una MISIÓN.

Haces el pan para que se alimenten, haces una factura para que puedan desarrollarse sus empresas.. das abrazos que unen los huesos de nuevo….

Tu trabajo, sea cual sea, tiene un propósito. La de crear un estilo de vida diferente a las personas, la de abrir su mente, aumentar su motivación, o los transportas desde sus casas hacia sus sueños.

Tu trabajo tiene un propósito y tú eres el único encargado de realizarlo.

2.- Las misiones se encomiendan al mejor.

En las películas de James Bond, ¿A quién le encomiendan salvar a la Reina? ¿A James Bond o al fontanero que les hacen las chapuzas?

A James Bond.

Tú eres ese James Bond que te han llamado para hacer felices a tus clientes, a ese amigo que está pasando mala racha o a esa persona que no sabe cómo llegar a su meta.

Tú quieres y lo vas a hacer, que a pesar de las circunstancias, no pararas hasta que esa persona se vaya contenta de tu oficina. Hasta que ése amigo, se calme y vuelva a sonreír con el convencimiento que va a salir de dónde se encuentra.

Eres el James Bond de esa actividad.

De tu talento, eres el mejor. El que mejores resultados da. Todos te buscan a ti.

3.- ¿La situación tiene un PORQUE y lo hace el mejor? Seguro que provoca GRANDES resultados.

Si tienes motivación por lo que estás haciendo. Tienes iniciativa por el mismo, te surgen ideas para mejorar. Estas liderándolo. Sabes que se te da bien.

¿Me quieres decir que no produces resultados en los demás?

¡¡NO ME LO CREO!!.

Seguro que HOY los has provocado.

Una persona te ha dicho GRACIAS por tu atención. Un cliente te ha dicho UN PLACER trabajar contigo, así da gusto.. Un amigo ha vuelto ha sonreír desde hace tiempo solo porque le diste un abrazo de corazón, o tu jefe te estrecha la mano con un BUEN TRABAJO, tras presentarle un informe importante para la empresa.

Tenías un propósito, sabes que eres el mejor, y lo que provocas es un antes y después con tu trabajo.

Estas promulgando la excelencia allá donde vayas y con quien estés.

¿Y me dices que tu trabajo no es importante? ¿Qué no provocas un cambio en los demás?

¡¡A partir de ahora, jamás dirás que SI a esas preguntas!!

Sabes lo que hace tu trabajo, tus abrazos, tus favores en los demás. Sabes el talento que tienes para ello y lo agradecido están los demás.

No llegarás a ser Ronaldo, Messi o Alberto Chicote, con la repercusión que sus trabajos hacen.. Pero aunque tú creas que todo lo que hagas en la vida, será insignificante, sabes que es muy importante que lo hagas, porque nadie mejor que tú, lo va a hacer.

No hay un mañana, ni un pasado. Solo un PRESENTE, un AHORA.

Así que todo situación que entre en tu vida, por pequeña que sea, tienes un PROPOSITO EN ELLA. Aunque creas que no tienes las herramientas para su resolución, las tienes, porque TÚ ERES EL JAMES BOND, para esa situación. Y si, vas a conseguir un cambio, con tu actitud y aptitud.

Que no vuelva a oírte decir, que tu trabajo es insignificante, que no eres especial y que crees que no dejas un legado en los demás. Porque sabes que no es así.

¿Qué has hecho hoy que ha provocado una transformación en los demás?

¡¡Según te sientes…así te va!!

Solo uno mismo puede elegir entre sentir la felicidad y sumergirse en la tristeza“.

EmocionesHace unos días, Javier Iriondo, me dijo una frase, que me removió desde el primer momento que la oí. Es la siguiente: “Todo está en ti. Créelo y Créalo”.

No quiero hablar hoy de la ley de la atracción ni del secreto, sino de nuestros estados de ánimos. De nuestras emociones. Del poder que tenemos dentro de nosotros.

Eso que siempre decimos que es:” Que bien me encuentro y es gracias a que tú estás a mi lado, a que tengo trabajo…” o “Me siento lo peor porque me han dejado, no tengo trabajo y ni tampoco amigos…”

¿Dónde estás poniendo el foco? ¿Quién tiene el poder de tus emociones? ¿Tú o los demás sobre ti?

Pasamos los días esperando a poder decir que nos sentimos bien, que estamos felices, o que sentimos la alegría por nuestras venas.

Pero mientas que esperamos, la vida se nos escapa entre las manos.

¿Cuánto llevas diciendo que esperas poder gritar a los 4 vientos que te sientes bien?

Pensamos que nos ocurren las cosas en la vida, sin que nosotros tengamos nada que ver. Detrás de todo lo que estamos viviendo hay una elección por parte nuestra.

Si, no me mires así. ¿O es que por qué tu equipo de futbol haya perdido ya te consideras un infeliz?

Lo que pasa es que no quieres ser RESPONSABLE DE TU PROPIA VIDA.

¿Qué te pasa cuando no tienes una razón basada en el exterior para decir que ESTAS GUAY?.

Que no sabes qué decir ni qué hacer, bueno si.. Hacerte la victima…Porque creemos que tiene que ser las circunstancias del exterior, las que nos den el poder para decirlo, para bien o para mal.

Lo utilizamos,  el exterior, como escudo para no tener los SANTOS WEBS, y descubrir que nos está pasando y ponernos manos a la obra.

Tener un trabajo, tener una pareja, conseguir un éxito en nuestro trabajo, o perder 1 kg, son las circunstancias que les damos el poder para decir que somos felices, que estamos bien…

¿Te has dado cuenta? LES DAMOS EL PODER.

 Dejemos nuestras emociones, a otras personas o situaciones. ¿Y nosotros?  Pensamos que no tenemos ningún poder sobre nosotros. Más bien no queremos tenerlo.

Nos identificamos con lo que los demás piensan de nosotros. Ellos nos han inyectado sus emociones y pensamientos… para así nosotros, refugiarnos en ellas. Y cuando llega una nueva, diferente, nos refugiamos en el miedo, pensando que solo nos quiere hacer daño.

Cuando en realidad, nos está ofreciendo de primeras, descubrir nuestra verdadera identidad.

Pensamos que no somos capaces por nosotros mismos de generar oportunidades para gritar esas emociones que todos queremos. Pensamos que no podremos crear nuestros sueños. Que tienen que ser los demás, o que nos toque la primitiva, para poderlo gritar.

Y cuando creemos darnos cuenta que lo que creemos, que son los demás los que nos tienen que hacer felices, caemos en la frustración, en la negación de nuestro potencial, en la vergüenza… Nos sentimos desnudos.. Ya con el único pensamiento, que siempre seremos unos desgraciados y que jamás podremos conseguir nada en la vida.

Creemos que cuando no lo hemos conseguido a la primera, ya nunca más podremos gritar, que nos sentimos bien, que somos felices.

¡¡ERROR!!.

Estamos dando el poder al exterior, a las circunstancias de las cuales no podemos dominar.

¿Y sobre quien tenemos poder pues?

¡¡SOBRE UNO MISMO!!

Basta ya de dejar que lo de fuera, nos domine. Es el momento, de dominarnos a nosotros mismos. No podemos esperar a que todo salga como pensamos que tendría que salir para poder gritar que somos felices, o que hoy nos sentimos bien.

¡¡HOY ES EL PRINCIPIO DEL COMIENZO!!

¿Querrás saber cómo empezar, verdad?

Siendo lo más honesto que has sido en tu vida, hasta la fecha. Coge a una persona y dile que te haga esta pregunta:

¿ ( Tu nombre ), eres capaz de dejar atrás todo lo que crees que eres y has sido, para adentrarte en un proceso en el que vas a descubrir quién eres realmente y lo que puedes conseguir y sentir?

EmocionesSi empiezas con excusas, miedos, vergüenzas y demás… Seguirás siempre dándole el poder de tus emociones al exterior, a los demás.  Siempre volverá a ocurrir lo mismo… Esperaras a que las circunstancias sean como tú creas que son las mejores, para gritar que eres feliz, o lo que te de la gana.

Por muchas excusas que digas, como si escribes un libro entero de ellas, ninguna tendrá suficientemente peso como darte la razón que el exterior tiene el único poder para darte la felicidad.

No eres una campaña de publicidad andante, ni una campaña de branding, sino una persona con piernas que busca ser ella misma, no a través de los demás, sino de lo que hay en tu interior.

Has dado el poder de tus emociones, de tus pensamientos, a campañas de publicidad, a lo que dicen personas con “más experiencia” que tú, a modas pasajeras o a “expertos”…

¿Crees que ellos, esas cosas son más importantes que tú? ¿Por qué?

Si quieres un cambio en tu vida, gritar todos los días, a pesar de las circunstancias, “ SOY FELIZ, ESTOY BIEN..” Tienes que empezar a quitarles poder y asumirlo tú.

¿Qué sucederá cuando lo hagas?

Que por ejemplo cuando creas que las circunstancias que estás viviendo son adversas, no veas un futuro alentador, ¿A ti? Te da igual el exterior, porque confías en ti mismo, confías en tus posibilidades y sabes que eso que el “exterior” te está diciendo es algo eventual, no para siempre.

Cuando estes pasando un momento de nerviosismo, de miedo.. Recordaras la frase de Javier de . “Todo está en ti. Créelo y Créalo” Y sabrás que todo estado de ánimo, empieza por tus pensamientos. Transformándolos al instante, diciéndote que tú no eres ese miedo o esos pensamientos del pasado.

O sentirás que tú relación de pareja ha terminado, y en vez de estar meses, preguntando qué ha pasado, por qué, regodeándote en el “fango”, miras adelante, te acordarás de lo positivo vivido, lo agradecerás y seguirás adelante.

Cuando te das cuenta, que a pesar de las circunstancias que estés viviendo, sabes que puedes, que no te hace falta tanto para ser feliz, que tienes dentro de ti todo lo posible para salir adelante y cambiar la situación, sientes, que no eres lo que puedan decir o no la gente del exterior, sino que eres tú, sin etiquetas.

Conoces tu poder, a través de tus emociones.

Es decir, tienes la capacidad a pesar de las circunstancias, de seguir sintiéndote en paz contigo, de pensar que estas bien, y que actuar en coherencia con tus valores, aunque el exterior te este dando bandazos.

De ti depende como te quieras sentir en todo momento. Puede estar cayéndote la del “pulpo” y seguir sonriéndole a la vida.

¿Por qué?

Porque tú sabes que no eres esos momentos, tú eres confianza, ilusión, motivación, sabes quién eres, aprendes de lo que te pasa, sin que se “hunda” hasta el fondo del mar tu barco emocional.

Tú decides cual es siempre, el mejor escenario para vivir. Hay un estado emocional en el que sientes que puedes con todo, hasta con el gran temido Goliat. ¿Lo conoces? ¿Lo sientes en estos momentos? ¿Sí? Pues sigue con él y cuando lo pierdas, vuélvelo a invocar.

Hasta ahora quizás hayas vivido en tu peor escenario posible, y todo porque pensabas que la solución estaba en el exterior. Cualquier cosa que pasaba en tu exterior, te desestabilizaba.

 De ti depende qué quieres sentir en cada momento. SÓLO DEPENDE TI. Partiendo de cómo tú sientes, CREAS.

¿Qué emociones has elegido hasta ahora para vivir contigo? ¿Por qué?

Una de Amor Propio, por favor.

Sólo hay un amor para siempre: El amor propio“.

amor propioTen amor propio, por favor.

Se que ahora mismo, estarás pensando que nunca has sabido que es eso, o que lo tienes olvidado. Otros te dirán que nunca tenemos que tener eso de amor propio, que eso es de egoístas, de personas que te miran por encima del hombro….

Ya no sabes qué pensar, pero sí sabes una cosa, que las cosas, así no pueden seguir. Tienes que hacer algo. Y sabes que solamente puedes tú hacerlo.

Hay que tener un poco de amor propio, y coger las riendas de tu vida.

¿Qué es tener amor propio?

Tener un buen cociente de agallas como bien dice Mario Alonso Puig, o cojones, como bien nos decían nuestros padres, cuando no podíamos hacer algo y sabían que podíamos conseguirlo.

Rasmia, ovarios, valentía, arrojo, como tú quieras llamarlo, pero sabes que tienes que cambiar el rumbo de tu vida.

No te digo que será fácil. No te digo que todo el mundo te aplaudirá. No te digo que no te va a costar sudar y muchos lagrimas. Que te vayas a sentir solo, porque todo eso que te estoy diciendo, seguro que te pasará en algún momento u otro.

Siempre has pensado que los demás querían lo mejor para ti, que deseaban los mejores parabienes. Seguramente así ha sido.

Pero del amor propio que estoy yo hablando, no es esa definición, es la consideración que tenemos sobre nosotros mismos.

Haz la prueba. ¿Quieres a la persona que tienes delante de ti cuando te ves en el espejo?

Si la respuesta es Si y es de corazón… Ya puedes seguir haciendo otras cosas, felicidades, sigue así. Si la respuesta ha sido NO, la consideración que tienes hacia ti mismo, no es muy halagüeña que digamos.

¿Cómo hemos llegado a tener tan poco amor propio?

1.- Dependemos de la opinión de los demás

Si estamos pendientes de lo que dicen y no dicen los demás, si les caemos bien o mal, nunca llegarás a conocerte, a saber qué puedes hacer. Nunca sabrás apreciarte.

La opinión de los demás son eso, OPINIONES. Tú crees que hay hacerles caso, porque realmente no te quieres, porque crees que no vales ni un pimiento.

Los demás saben más que tú, tienen más experiencia que tú, … pues quítatelo de la cabeza, que seguramente en muchos campos no es así. Tú les ganaras en otros, seguro.

2.- No queremos que nos rechacen nuestras ideas y por eso las olvidamos.

No quieres te rechacen. No quieres sentir el punta pie de la sociedad y te digan loco. Pero luego tú quieres ser Steve Jobs o Elon Musk.

Ellos tenían y tienen amor propio. Creen en sus ideas o como los llaman los demás sus idas de olla.

Creen en si mismos. Saben que tarde o temprano lo van a conseguir.. Escuchan a los demás, sii, pero la última decisión las toman ellos mismos

3.- Un fanático del cómo , cuándo y por que

Queremos saber todo antes de empezar. ¿Por qué? Porque tenemos miedo a caernos.

Si creemos que tenemos todo a nuestro favor, entonces si daremos el paso para conseguir eso que pensamos que es imposible. Nos lo estamos creyendo. Pero aunque tengas el gps y te diga cuanto vas a tardar, a lo mejor no es así, porque no tienes tu “Gps actualizado” y no te dice los caminos y socavones que te encontraras.

Aprende, estudia, se la mejor versión de ti, pero deja una parte a la improvisación, a la flexibilidad.

4.- Apego a las cosas materiales y personales

amor-propioCreemos que si no tenemos el último aparatito tecnológico, no seremos nadie en la vida. Pensamos que si no tenemos pareja y estamos casados antes de los 35, seremos unos raros. O más bien nos consideraran raros por los demás.

Tú eres tú. No eres una posesión o no eres el número de seguidores en Redes sociales, ni el número de eventos a los que te invitan.

Somos mucho más que esas tonterías.

5.- Por no hablar, hemos perdido oportunidades.

Por la consideración que tenemos de nosotros, hemos dejado pasar muchas cosas en la vida. Teníamos miedo a decirle te quiero a esa persona, a proponer un proyecto o a decir SI a lo que queríamos.

Todo porque pensábamos que no valíamos, o eso creíamos.

6.- No escuchar a nuestro corazón.

Nuestra rasmia, como se dice en Aragón, orgullo, amor propio… está en nuestro corazón. “Estoy aquí, no busques la motivación en otro lado, la energía que buscas está aquí…”..Pero eso de escucharlo, de mostrarnos tal como nos dice que somos, no es “cool”. Así que lo que hacemos es ponernos los cascos en las orejas, y salir a correr. ¿Por qué? Porque sabemos que nos dirá algo que no nos gustará oír.

Escúchate, anda.

¿Qué tenemos que hacer para aumentar nuestro amor propio?

.- Si te dice que es imposible… responde: “Será en tu caso, pero yo tengo un plan para dominar el mundo, y verás cómo lo consigo”.

.- Si te dicen que no eres nadie sin el ultimo móvil…. responde: “Mira como me comunico, más y mejor, teniendo una conversación con la persona que tanto miedo te da”.

.- Si te duerme con la frustración, miedo y la vergüenza, mañana proponte despertarte con la felicidad, la pasión y la ilusión. Porque eso es lo que eres tú.

.- Si crees que no lo vas a dejar ningún legado a la sociedad… responde:” No llegaré a revolucionar el mundo, pero todo el mundo a mi alrededor, tendrá la semillita de quién soy yo y lo que puedo hacer por ellos”.

.- Si crees que el mundo ya está descubierto por ti… respóndete: “Eso es lo que se creen los demás, pero cada día voy a descubrir una cosa diferente en mi vida”.

Nos gusta compararnos con los demás, perfectos. Pues cuando vuelvas a compararte con otra persona que te mueres de celos por ella (pero no enfermizos) por lo que está consiguiendo, respóndete a ti mismo:

Si ese ha podido, yo puedo hacerlo y mucho mejor. Que se prepare”.

Ten rasmia, mi arma, que la vida son dos días, y uno lo estas gastando en un pensamiento que te dice todos los días: “Déjate de locuras que no lo vas a hacer”.

El otro día que tienes, ¿en qué lo vas a invertir a partir de ahora? ¿En quejarte o en crear tu revolución, eso que sabes que puedes y que el cuerpo te pide?

Bailemos con lo más feo de la fiesta

A nadie le importa si no puedes bailar bien. Levántate y baila. Los grandes bailaores son muy buenos por su pasión” decía Martha Graham.

bailar con la más feaTodos los días son una fiesta. Y tendríamos que celebrarlo.

No te estoy diciendo que te levantes en tu ciudad y acabes desayunando en Ibiza, simplemente porque la vida te da un día de 24 horas más.

Eso ya lo sabes hacer.

Yo te voy a proponer otra fiesta. Una que los “demás” digan que estamos locos, aunque todo se esté derrumbando.  En esta fiesta, bailaremos hasta que todo acabe, no nos importará lo que digan y menos lo que callen los demás . Que nos miren, que sientan, que se rían de nosotros.

En esta fiesta, será la última en la que cuando salgas, ya saldrás sintiéndote alguien. Ese alguien que tú eres y que has estado ocultando hasta ahora.

Pero para entrar en esta fiesta, antes tienes que responder a una pregunta. La respuesta te dará acceso a la fiesta:

¿Eres capaz de bailar toda la noche con las/los más feos de la fiesta?

Seguro que estarás pensando que NO. Que en tu vida siempre quieres lo mejor. Estar rodeado de los más guapos y guapas del lugar, los más famosos. Que no quieres que te relacionen con ese “tipo” de personas. Que no vale la pena sentirse señalado.

Pues si esa es tu respuesta, tengo que decirte que estás siendo muy incoherente.

Quieres que te inviten a la fiesta de la vida, del éxito y la felicidad. Y sigues pensando que es mejor, que tengas la mejor invitación para ello. ¿Cómo? A través de las mejores formaciones, viajes, posesiones, personas a tu alrededor…

Crees que eso es el mejor baile al que te pueden invitar, y que estará de anfitrión la vida, la gran vida.

¿Y por qué a dia de hoy, estás amargado pensando en que mañana tienes que “bailar” en una vida que no te motiva, alienta, con un jefe que no soportas, con una pareja que sientes que no va a ningún lado y unos amigos que no te hacen superarte?

Tienes delante de ti, a lo más “feo” de la fiesta. Estas rechazando su invitación para salir a la pista de baile y demostrarles todo lo que vales. Tus dotes como “bailarín”, como animador de la fiesta, como relaciones públicas, tus dones… Y tú mientras tanto, en esa “silla” quejándote de que sólo te sacan a bailar a la pista, lo más feo del lugar.

¡¡QUÉ CONFUNDIDO ESTÁS!!

Para ser el “amo” de la fiesta, de “tu fiesta”; tienes que empezar a bailar con los “más granado” del lugar, para luego llegar a poder en cualquier momento, hasta bailando con “esa circunstancia” que te pisa siempre los pies, que eres feliz, que te sientes bien.

Hoy, por ejemplo, no quieres “bailar” con ese jefe que te tiene preparado para mañana un listado de 5.000 referencias que controlar, o a tus amigos, que siempre te hablaran de lo mismo.

Te intenta sacar a bailar la VERGÜENZA. Pero no quieres.

No quieres pasar vergüenza con esa pasión que tanto te gusta y que los demás vean como lo haces. No quieres sentirte señalado por los demás, cuando te vean con ella y digan “¿A dónde va? Pero si eso es para otro tipo de personas,.. Sé cree que lo va a conseguir… Si parece un fantasma… está loco…”

No quieres oír esas palabras… pero sabes que es lo que quieres. Quieres provocar una revolución con tu pasión, con tu ser. Con tus pasos marcas sabes que vas a marcar un nuevo rumbo y dirección, pero sin embargo, la vergüenza, te gana la partida y no quieres salir a la pista de baile a demostrar lo que vales.

Después de la vergüenza, viene a por ti , la CRITICA.

Parece que todo el mundo se ha puesto en tu contra. Todo el mundo está criticándote. Nadie quiere comprenderte, y ya no hablemos de que te escuchen. Eso ya es imposible.

Ya acabas convenciéndote que vas contra corriente. Que el loco eres tú. Que quizá tengan razón todos y tú seas el “raro”. Pero dentro de ti hay “algo” que te dice: “Tú sigue, estás en el camino correcto. Para lo que has venido… ¿Lo que digan los demás? Te la tiene que bufar… Tú sigue..”

Pero hasta ahora siempre has seguido las indicaciones de los demás. Es la primera vez en tu vida, que quieres “saltar” a la pista, tu sólo, y eso te da miedo.

Así que decides mejor, ver la vida, como se divierten los demás, desde el sillón de tu zona Vip.

Y para más inri, después de decirle no, a la crítica, viene la IDENTIDAD, a preguntarte si quieres bailar con ella.

Tú respondes: “¿Qué te crees, que no sé quién soy? Claro que soy. Déjame, que seguro que vendrá la belleza y la felicidad a por mí, que es lo que me interesa…”.

Muy chulo, lo dices, pero en el fondo no lo piensas.

Si supieras quien eres de verdad, lo que quieres, serías coherente contigo mismo. Y hasta ahora sabes que no lo estas siendo.

¿Por qué?

bailar con la mas feaPorque si viene a sacarte a bailar la Identidad, le dirías que SI, aunque no fuera una identidad acorde contigo. Tú sabrías quien eres, tus emociones, tus pensamientos y viniera lo que viniera, no te “movería” los cimientos que te sustentan.

Y sin embargo, tienes miedo a salir a bailar con ella. ¿Por qué? Porque sabes que va a remover la “mascara” que tienes puesta. En el fondo sabes, que no te muestras quien eres de verdad, lo que sientes ni lo que quieres. Y cuando viene algo que sabes que podría desenmascararte, le dices que NO. No vaya a ser que te haga sentir vergüenza, miedo y nostalgia a lo que eras antes.

Durante el día, también nos intenta a sacar a bailar el MIEDO. Y también le decimos que NO. Después viene la Nostalgia de momentos pasados “felices… También la frustración, la rabia..nos intentan dar la mano para bailar con ellas en la pista de baile “vida”.

Pero las rechazamos, pensamos que sólo seremos felices , disfrutaremos, cuando bailemos con los mejores, las mejores posesiones .. Mientras tanto es mejor ver la vida desde nuestra butaca “VIP”.

¿Sabes qué?

Que los mejores “bailes” que he disfrutado en la vida y que disfruto, son con las situaciones más “feas” y “difíciles” que la vida me ofrecen.

¿Por qué?

Porque gracias a ellas, aprendo, sé que es de verdad la vida, la felicidad, quien soy y lo que quiero.

Me gusta bailar con las más feas de la fiesta, son las que mejores momentos te dan. Las mejores experiencias.

¿Y tú?. ¿Con quién te gusta bailar diariamente?

Utopía.

Todo parece imposible hasta que se hace” decía Nelson Mandela.

Utopia Aunque no queramos decirlo con la boca abierto, QUEREMOS EXPRIMIR LA VIDA A PESAR DE LAS CIRCUNSTANCIAS QUE ESTEMOS VIVIENDO.

Pero el problema, es que no sabemos por dónde empezar, qué hacer para conseguirlo.

Creemos que es una autentica UTOPÍA. Nos decimos “Será imposible, no sabré que eso de la felicidad, nunca descubriré quien soy…”.

Vivimos en una eterna pugna, entre el optimismo, la confianza de que acabaremos consiguiendo las respuestas a las preguntas que nos corroen , como el pesimismo de que nunca llegarán a nuestra vida

Queremos pero no sabemos. Nos hace ilusión, pero tenemos miedo.

Buscamos algo un amor, un trabajo, un propósito en nuestra vida, que sentimos que parece imposible de realizar, de alcanzar.

Vuelve a leer la última línea…” que parece imposible…” Parece imposible, tú crees que lo es , pero no.

¿Por dónde empezamos?

Utilizamos diversas herramientas, que normalmente no suelen darnos los resultados que nosotros deseábamos al principio.

Vamos a talleres que nos dicen que nos darán “trucos” para ser felices, de cómo ser un Community Manager en 3 horas o cómo alcanzar una Marca Personal de referencia internacional en solamente 4 horas.

Pensamos que nos darán las respuestas que buscamos. Y vamos, porque pensamos que así, no “viviremos el camino” que tendríamos que vivir, de introspección, de conocer nuestro “lado oscuro” y eso no mola… Pero además si todo sucede en 4 horas, ¿Qué más podemos pedir?

¡¡RAPIDO E INDOLORO!!.

Queremos que los demás, nos pongan una “mascara” que nos haga creer que somos diferentes, únicos, porque hemos ido a ese curso o a esa MasterClass..

Lo que estamos haciendo es crearnos un “personaje” más, que de verdad no nos representa. Un “personaje” que es igual que los 200 que han asistido contigo al curso…

En cambio, esa Utopía que sentimos, SI, porque sale dentro de nosotros. Nos muestra quienes somos.

Pero tú no quieres eso, NO QUIERES SER UNO MÁS. La Utopía te lo está diciendo, tú eres diferente.. tú quieres descubrirte quien eres, tú quieres alcanzar eso que sueñas, en definitiva, ser coherente contigo mismo.

Estas cansado de la lucha entre el bien y el mal, que reside en ti, que te hacen ver que todo será una utopía imposible de conseguir.

Pensamos que de nuestra vida, no podemos aprovechar nada en esos momentos.  Estamos equivocados…De los cerdos nos gustan hasta los andares, pues vamos a hacer nosotros lo mismo con nuestra vida,  enamorarnos hasta de nuestros andares

¿Cómo?

A través del método más fácil y difícil a la vez. Un método sencillo y que nos llevará al precipicio, para luego encontrar el sentido a la vida.

Las preguntas.

Estas preguntas, te ayudaran a crearte a ti mismo, a conocerte, …. ¿Me acompañas?

.- ¿Quién Eres?

Sé que lo primero que te vendrá a la mente, es yo soy Marta, David, o Fernando. No eres el nombre que tus padres te pusieron el día del Registro Civil. Eres mucho más. Ni tampoco eres solamente esos pensamientos negativos, que están divagando por tu mente en estos momentos.

Nos limitamos cuando decimos que somos coach, barrendero o ama de casa. Somos mucho más que un titulo o una ocupación.

Eres más de lo que en estos momentos, te crees que puedes y sientes.

.- ¿Qué Quieres?

Se lo más brutalmente sincero que has sido en tu vida. ¿Qué quieres en estos momentos? El amor de esa chica, ese trabajo que siempre has soñado, perder peso o perder

.- ¿Por Qué lo quieres?

Perfecto, quieres algo en tu vida, pero se sincero, ¿Por qué?. La razón por la cual quieres ese reto, tiene que salir de ti. Tienen que ser unas razones de peso. Si empiezas diciéndote que es una moda, que si lo tiene Juan, tú también lo quieres, te aseguro que no lo conseguirás…

.- ¿Cómo irás a por ello?

Sabes lo que quieres en la vida, y sabes por qué. Estás motivado, con iniciativa… Y ahora es el momento de dar el primer paso hacia ese reto. Si quieres entrar en esa empresa, tendrás que ponerte en contacto con el jefe de Recursos humanos, o mandarles un email. Si quieres perder peso, ir a un gimnasio o empezar a correr poco… Sabes lo que tienes que hacer, ¿A qué esperas?

.- ¿Por Qué no puedes conseguirlo?

UtopiaEsta es la pregunta clave de todo. Sabemos que queremos, sabemos porque lo queremos y como vamos a ir a por ello. ¿Pero por qué no lo conseguimos?

Crees que no puedes conseguirlo, porque está hablando por ti el miedo, tus inseguridades, no tu confianza o ilusión. Estarán hablando tus excusas y vergüenzas. No tus sueños.

Si eres objetivo, te darás cuenta que esos miedos, son irreales. Aún no has empezado a dar un paso adelante, y ya tienes miedo a conseguirlo.

Darte cuenta porque no puedes conseguir las cosas, te hace mirar a tus miedos pero también el reto de enfrentarte a él.

.- ¿Qué haces para conseguirlo?

Lanzarte a ello a tumba abierta. No tienes otra opción. Si empiezas con un plan detallado, si esperas a que las circunstancias sean favorables o haya un cambio de gobierno… ya puedes esperar y ver como ese sueño, desaparece por el horizonte.

El camino será largo, difícil , sinuoso, o quizá rápido.. Pero un plan detallado no te lo dirá, sólo lo podrás saber tú siendo el protagonista del mismo.

.- ¿Cómo afecta eso a tu relación con las personas que te rodean?

Pensarás muchas cosas… “Es que si doy el paso adelante se enfadarán… no me hablarán.. se reirán de mi…”

¿Sabes? No juegues a rappel porque no sabes lo que va a pasar. Bueno, Sí tienes la certeza de una cosa.

Que es tu propio proyecto, es tu sueño, tu reto, y quien no te apoye, ¿Tú crees que merece la pena que estés a su lado?

Son en los malos momentos, en los momentos de incertidumbre, cuando conoces a las personas que de verdad merecen estar a tu lado.

También afectará tus decisiones a amigos, parejas y familia… encuentra el equilibrio para una mejor consecución del mismo.

.- ¿Cómo te quedas al conseguirlo?

Por mucho que visualices como te sentirás, dependerá del futuro.

Podrá colmar tus aspiraciones ese sueño, esa transformación personal que quieres alcanzar, pero también puede salir al revés. ¿O no conoces deportistas, empresarios, que son infelices a pesar de haber conseguido sueños imposibles?

Sé que ahora, no te servirá de nada esta frase de los versos hacia Itaca, pero tenlos presente: “ Lo importante es el camino, aunque el objetivo sea llegar”.

Eso que piensas “que parece imposible”, como ves es posible, pero para ello tienes que empezar por estas preguntas.

La utopía es el principio de todo progreso y el diseño de un futuro mejor.

¿Empezamos a hacer realidad esa utopía soñada?

Depende de la perspectiva…

Puedes mirar una estrella por el agujero de una aguja. Esto se llama perspectiva“. decía Valeriu Butulescu

PerspectivaAl salir de cenar por ahí, he visto esto en mi coche:

Lavalo Guarro” Y una carita sonriente.

Uff, como me he puesto. Mi cabeza ya ha empezado a girar a 2.000 revoluciones.

“¿Quién habrá sido? Algún niñato que estará bebido y tenía que hacer la gracia delante de sus amigos… Menuda juventud.. O quizás peor, será algún madurito que querrá hacer la gracia delante de su ligue…¿Pero la gente de que va?..”

Pero lo que hizo que pararan mis pensamientos, fue la carita sonriente . Mi cara se transformó y mis pensamientos fueron al bando de : “ Seguro que ha sido una mujer… Anda que si es guapa, la conozco y ve mi coche, ya no tengo ninguna posibilidad de conocerla más… Claro que si, hay que ir por la vida, disfrutándola y diciendo las cosas de verdad, pero con cariño…”.

Tengo que reconocer que habían “herido mi orgullo“. No tengo un Ferrari ni mucho menos, pero me gusta conducir, esa libertad que te da un coche. Pero a la vez, casi había 1 cm de polvo encima de mi coche. Y eso de “guarro“, no me gusta nada que me lo insinúen, que me gusta oler bien, cuidarme…

¡¡Qué mezcla estaba corriendo por mi cabeza!!.

Esta situación me ha hecho ver las dos caras de una misma situación. Y todo gracias a la perspectiva.

Una perspectiva u otra, te hará ver la vida de forma positiva o negativa, te hará tirar la toalla con persona o seguir intentándolo, sentirás que tienes que retocar ese proyecto que te han dicho que no y que tanto confias en él, o tirarlo a la basura.

La perspectiva nos hace ver las cosas de una manera, y perdernos otras muchas.

Ver esta situación desde dos perspectivas diferentes me ha hecho darme cuenta que:

1.- Nos creemos en posesión de la verdad absoluta.

Cuando nos llevan la contraria o vemos algo que no creemos, saltamos como cuando nos sentamos en una silla caliente.

Queremos imponer nuestra postura. Nuestro Ego, viene corriendo hacia nosotros, a través de gritos, desprecios y lo que haga falta, acabemos ganando la partida.

¿Por qué?

Porque creemos que somos lo que pensamos, y siempre lo seremos. Y cuando vemos , sentimos una opinión contraria a lo que pensábamos que era lo “normal”; reaccionamos así, porque tenemos miedo, a que quizá pueda ser verdad esa nueva “versión” de la vida.

La realidad la creas a partir de tus pensamientos. Pero vuelve a leer la frase…. “ a partir de tus pensamientos…” Y lo que tu creas, no es lo que todo el mundo debe creer… Existen millones de opiniones diferentes a las tuyas, que te pueden hacer ver la realidad mejor de lo que tú te crees.

2.- Nos dejamos llevar por lo considerado normal, POR NOSOTROS.

Como te he dicho, no nos gusta que alguien o algo que no consideramos por nosotros “normal”.

Y cuando nos llevan a enfrentarnos a algo que desconocemos, nos defendemos a través de los gritos y reclamaciones.

Lo que es normal para unos, es totalmente diferente a otros.

Respeta.

3.- Eso de la empatía, como que no va con nosotros.

Cuando sentimos algo que no nos gusta, nos defendemos. En ese momento, ya estamos no queriendo saber nada, de esa persona o situación.  No queremos conocerla, no queremos saber porqué lo está haciendo, si le pasa algo, en qué se basa sus reflexiones.

“Deja, deja, no quiero me metan cosas raras en la cabeza…” Así es como nos defendemos ante la novedad que la vida nos presenta.

¿Qué pasaría si escucharamos a esa persona y sus Por qué? Veriamos, seguramente, cosas de nuestra personalidad que no conocíamos, veriamos un lado de la realidad que desconocíamos totalmente . Veriamos que todo es mucho más grande de lo que nosotros nos creemos.

Somos mucho más de lo que pensamos y creemos. Y nos daríamos cuenta, gracias a ser empáticos con las personas.

4.- Somos rígidos.

perspectivaSomos nuestros pensamientos o lo que creemos que son nuestros pensamientos. Somos nuestras formación recibida, somos lo que leemos, somos de quienes nos rodeamos, y de ahí no me saques, porque no queremos. Aunque en el fondo, es miedo a lo nuevo.

Ver la vida, desde la visión de otros ojos, te dará ver la belleza de la misma, que hasta ahora te estabas perdiendo.

Como hemos visto, la no perspectiva de las cosas, nos hace darnos cuenta que somos enemigos de la innovación, por mucho que la queramos.

Queremos cosas diferentes, una sociedad diferente, con unos valores que motiven, que alienten, que nos haga ser fuertes.

Todo eso es muy bonito, pero si en el fondo, nosotros no queremos cambiar, no queremos sentirnos señalados, eso de la innovación la dejaremos a otros.

Que innoven, y si surge resultado, nos sumaremos al carro, pero mientras tanto, más vale malo conocido que bueno por conocer.

No tener perspectiva de las cosas, nos hace perdernos los pequeños detalles, que son los que realmente importan en la vida.

Ver desde otra perspectiva, me dio la oportunidad, que eso que buscamos tan desesperadamente que es la felicidad, me lo estaba dando ese mensaje.

Cambia la forma en la que te miras, miras a los demás, las creencias que tienes, como crees que es la vida y descubrirás tesoros increíbles.

La vida no es como tú la pintas, tiene muchas más perspectivas y colores. El mundo es mucho más grande de lo que nosotros nos imaginamos.

Pd. Al día siguiente lavé el coche. No quería empezar a recibir mensajes en el capo y que pareciera una conversación de Whatsapp.

¿Desde que perspectivas ves tu vida?

El pasado ¿Te limita o te beneficia?

El pasado muere. El presente vive, el recuerdo queda. Y la vida sigue“.

PasadoEstaba viendo una película cuando de repente, surgió una pregunta que me lleva tiempo en mi cabeza:

“Conocer el pasado, ¿Nos limita o nos beneficia?”.

Si el pasado, según la Real Academia de la Lengua, nos dice que es “algo que ya ha pasado o sucedido”.

¿Por qué es tan importante en nuestras vidas si es algo que no volverá?

Leemos libros de historias, somos aficionados a biografias de personas que ya no se encuentran entre nosotros, aficionados a redes que recogen en forma de álbum nuestras fotos del pasado y para colmo, todos los días acabamos diciendo una frase como : ¿Te acuerdas de aquella situación, de aquel momento, de aquella personas que…?”.

El pasado siempre esta en  nuestro día a día.

¿Conocer el pasado nos limita?

Claro que nos limita, si le cogemos cariño. Claro que nos limita, si lo añoramos.

El pasado es un pensamiento que nosotros creamos, que traemos al ahora.

El pasado ya no está, ya no existe. Ya no podemos volver a él, ni podemos retrasar las agujas del reloj, para revivirlo en primera persona. Ya no podremos decir eso que teníamos miedo a decirle a esa persona, de subirnos a ese tren que nos llevaba a nuestros sueños.

El pasado es eso, pasado.

El pasado nos limita, si le tenemos apego y no nos damos cuenta que ya no volverá. Que nos estamos perdiendo el ahora, el mayor de los regalos que nos da la vida.

El pasado te limita si te regodeas en él, como un Shrek en su ciénaga con Fiona. Si piensas que ya no podras ser la persona que fuiste anteriormente, si piensas que ya no volverán tiempos mejores, o que perdiste por tu miedo o “estupidez”, oportunidades únicas en tu vida… el pasado te está haciendo una buena jugarreta en el devenir de tu vida.

Lo que pasó, pasó. Lo que fue, fue. Y lo que se marcho, en muy pocas ocasiones, vuelve.

¿Qué tenemos que hacer?

APRENDER.

Coge ése pasado y vas a revivirlo de nuevo. Pero no en primera persona. Eso ya lo haces todos los días cuando quieres traerlo de nuevo a tu vida. Vas a revivirlo como si estuvieras el concierto de tu grupo favorito o la ultima película de tu actriz favorita.

Lo vas a ver en 3 persona. Miralo con todos los detalles, pero de forma objetiva.

El pasado nos limita cuando lo vemos de forma subjetiva. Cuando nos dejamos llevar por las emociones que nos provoca y a las que estamos enganchados 7. “ Es que si hubiera hecho esto.. .Es que te das cuenta cómo ella respondió… Es que la culpa la tuvo la otra persona… Es que….”

El pasado nos limita cuando nos produce un papel de víctima cuando lo recordamos.

pasadoNo queremos aprender de él, y siempre lo vemos desde nuestra perspectiva. Siempre la culpa lo tuvo otra persona, o la tuvimos nosotros mismos.  Nos regodeamos en lo que hicimos y en lo que no hicimos, no paramos de preguntarnos ¿POR QUÉ? , no obteniendo respuesta, o al menos la que nos gustaría a nosotros.

Mira la película de ese pasado. Pero mira también a los demás participantes, intenta entenderlos y seguramente, verás PORQUE respondieron de esa manera.  Mira a esa persona que hace “tu papel” e intenta entenderla, saca conclusiones de todas las partes de forma más racional posible.

¿Ya las tienes? ¿Si? ¿Qué aprendizajes has obtenido?

Ver el pasado que nos limita, es tomar un café con tu lado oscuro, con tu padre “Darth Vader”. Es mirarlo y ver que pensamientos corrian por tu mente en ese momento, que a día de hoy no te gustaba que fuera así. En esos momentos , pensaba que era lo adecuado, lo correcto.

Perfecto… El pasado, como el presente es perfecto. Si pasó así, es perfecto. Tuvo una enseñanza en ti, pero YA ESTÁ.

Basta ya de regodearse en algo que ya no existe.

Tú ya no eres esa persona. Ya han pasado muchos años. Has pasado por muchas cosas, ¿Y esa situación no puedes superarla?

Simplemente ¡¡NO ME LO CREO!!.

Lo que pasa, que la culpa hacia los demás, cargar con tu culpa, quizá te haya dado más beneficios , que perdidas.

Si de verdad, quieres que el pasado, no te ciegue como lo ha hecho hasta ahora:

.- Mira ese pasado de forma subjetiva

.- Mira tu lado oscuro, lo que pensabas, sentías, y PORQUE lo hacias.

.- No eres tus emociones, eres tus pensamientos. En esos momentos eras esos pensamientos. AHORA YA NO.

.- Tienes miedo a ser tu mismo. A defraudar a esa formación que te dieron tus padres, tus amigos, profesores, que les das las gracias, pero tú sabes que no eres así.

.- Porque un día salió mal la cosa, no quiere decir que siempre vaya a salir mal. Tú creas lo que tú quieres sentir y vivir. Así que empieza a crear lo que tú quieres, y no regodearte en lo que no quieres se repita.

Si quieres saber lo que nos produce el miedo en nuestras vidas, te recomiendo te leas el cuento de Jorge Bucay sobre el elefante encadenado.

No creas que es un proceso , como quien ve una película y ya sabe la moraleja.

Vendrá en tu búsqueda, ese “EGO” para quitarte la idea de que quieres pensar de forma diferente. Te dirá que estás muy bien, pensando en ese pasado, que aunque te está limitando, te dice que es bueno para ti.

Tu dolor tiene que convertirla en tu fortaleza.

¡¡CUANDO LO ACEPTES!!.

El pasado te limitara o te beneficiara, ¿De qué depende?

De la perspectiva con la que veas la vida, con la perspectiva con la que te veas tú mismo. Que será de lo próximo que hablaré, tras un suceso que me ocurrió hace poco.

De ti depende que tu pasado te esté limitando o te beneficie a partir de ahora ¿Qué vas a hacer?.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 9.061 seguidores