Mario Alonso Puig: ” El único tiempo real es el presente”

 

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a DR. Mario Alonso Puig.

 

“MindFulness” prestar atención a las cosas tal y como son. Y yo añadiría, no como tú quieres o crees que son.

A día de hoy, vivimos en una tempestad continua. No sabemos cómo reaccionaran nuestros amigos ante los cambios que estamos viviendo, no sabemos si tendremos trabajo mañana, guerras por todo el mundo, la calma es algo esencial para no dejarnos llevar por la locura e impulsividad.

Es en la incertidumbre cuando debemos tomarnos un respiro y mantener la calma. Y es lo que hace el Mindfulness.

Hace unos días tuve el placer de conversar con el Dr. Mario Alonso Puig, que recientemente ha escrito un libro que se titula ” Tómate un respiro. Mindfulness. El arte de mantener la calma en medio de la tempestad“.

Durante la misma hablamos como el mindfulness nos ayuda a transformar muros en fronteras y límites en posibilidades. Su beneficio para nuestro día a día y su implementación en las empresas.

GRACIAS Mario por recordarnos que el único tiempo verbal en el que tenemos que vivir es en el presente. Que seamos curiosos siempre ante los pensamientos, sensaciones y sentimientos como las herramientas para descubrir caminos nuevos hasta ahora insospechados.

Puedes conocer más el trabajo de Mario a través de Twitter.

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin

.- Cuando vieron la portada y ponía: ¡¡Tomate un respiro!! Me dijeron: “Yo no puedo ni siquiera pensar en eso”. ¿Qué les dirías a esas personas que piensan así?

Yo les diría que merecen vivir una vida que no esté marcada a todas horas por la presión, la ansiedad y el estrés. Les diría que el proceso de desacelerar, lejos de reducir su productividad, la va a aumentar significativamente. El exceso de presión perturba de forma muy clara la eficiencia con la que trabaja nuestro cerebro.

.- ¿Qué es el Mindfulness y que no es?

Es una práctica para comprender en profundidad la importancia que tiene estar atentos a lo que está ocurriendo aquí y ahora. Es un abrir los ojos para ver lo que normalmente no vemos. El mindfulness no es una religión disfrazada ni una forma de culto. Es un entrenamiento para ser dueños de nuestra atención.

 .- ¿Por qué nos dicen que hay que dejar la mente en blanco y realmente se traduce como “mente llena”, cuando en realidad es “atención plena”?

Mindfulness es la traducción más o menos adecuada al inglés de Sati, que en Pali, la lengua que hablaba Buda hace 2500 años, significa prestar atención para ver las cosas como realmente son. Nuestra mente condicionada no para de fabricar pensamientos porque es lo que sabe hacer. La práctica del mindfulness lo que hace no es evitar que se generen dichos pensamientos, sino evitar que dichos pensamientos nos arrastren al pasado o nos proyecten al futuro con todo el componente afectivo que esto conlleva.

.- ¿Qué beneficios tiene el mindfulness en nuestra vida? ¿Y en la cultura empresarial?

Mejora la salud, aumenta la productividad, la creatividad y la capacidad de aprendizaje. Nos hace mantenernos más serenos y confiados ante las dificultades que encontramos en nuestras vidas y mejoran las relaciones interpersonales al potenciar nuestra capacidad de escucha, nuestra empatía y nuestra compasión.

.- ¿Cómo juega la mente con nosotros?

Haciendo que nos veamos a nosotros mismos, a los demás y al mundo a través de una lente demasiado limitante. La mente nos hace creer que el mundo mental es el mundo real. Hace 500 años, el mundo mental imponía una Tierra plana y sin embargo en el mundo real, la Tierra era redonda.

.– ¿A mayor conocimiento, mayor conciencia, mayor compasión hacia nosotros, hacia los demás?

Yo diría que a mayor conciencia mayor comprensión y a mayor comprensión, mayor compasión.

.- Somos carpas que queremos ser dragones, ¿Cuál es el proceso para esa transformación?

Entender que ninguno de nosotros hemos sido llamados a la mediocridad, sino a la grandeza y, que el camino de la transformación pasa por cuatro fases que son Conocerse, Comprenderse, Superarse y Trascenderse.

.- ¿Por qué tenemos tanto miedo a hacernos preguntas? ¿Qué 2 preguntas nos recomiendas hacernos?

Nuestro miedo emerge de nuestra ignorancia al considerarnos separados del resto del mundo. Esto genera sentimientos profundos de soledad e indefensión.

Dos preguntas que considero importante hacerse son:

1-¿Qué es lo que realmente quiero en mi vida?

2-¿Qué me está realmente impidiendo ponerme en marcha?

Aquí la palabra realmente es la clave, ya que invita a una reflexión profunda. Nos daremos cuenta si hacemos este ejercicio, que hay algo que para nosotros tiene una especial importancia y que también hay algo dentro de nosotros que está impidiendo que nos pongamos en marcha.

.- ¿Qué es de verdad el éxito? ¿Y el fracaso?

Eso es algo que ha de definir cada persona. Para mí el éxito es desplegar todo tu potencial y el fracaso es que esto no suceda. Si utilizara una analogía, para mí el éxito de un gusano sería el convertirse en mariposa y el fracaso morirse como gusano sin ser consciente de que nació con la capacidad de volar.

.- ¿Nos puedes dar una definición de vida? ¿y cómo aprendemos a vivir?

Para mí la vida es un espacio de posibilidades ilimitadas y, aprendemos a vivir cuando empezamos a estar más cerca del mundo real que del mundo mental. Vivimos atrapados en nuestra idea de cómo son las cosas y no entramos en contacto con la realidad de esas mismas cosas.

.- ¿Cómo hacemos frente a las noches oscuras del alma?

Para poder salir primero hay que entrar. Mantenerse en el dolor, en la confusión sin resistirse, sin escapar y sin enfadarse, nos lleva a comprender aspectos fundamentales de la naturaleza de la mente.

.- Se nos ha enseñado que sólo tenemos corazón y cabeza. ¿Y qué hacemos con el cuerpo? ¿Por qué lo tenemos tan olvidado?

Porque en nuestra vida quien impera es el mundo mental. El mundo mental tiende a colocarse por encima del mundo real, representado por aquello que captan nuestros sentidos. Por eso, “la cabeza” muchas veces considera que el cuerpo está para pasearla.

.- Dice Santiago Álvarez de Mon, que somos en función de cómo gestionamos nuestra agenda. ¿Qué piensas al respecto? ¿Cómo podemos fabricar tiempo?

Creo que solo cuando ponemos algo en la agenda lo estamos considerando una prioridad. Las personas que tienen buenas intenciones pero no hacen nada al respecto, se sorprenden cuando no consiguen sus objetivos.

.- Ningún sitio al que ir y ningún sitio al que llegar..¿Sólo tenemos que vivir el presente?

El único tiempo real es el presente. El pasado y el futuro son creaciones de la mente. Si queremos vivir cercanos a la realidad, lo que hay que priorizar es el presente.

.- ¿Temes que el mindfulness se considere la píldora definitiva de la felicidad y contra el estrés?

Lo útil lo convertimos en utilitario. Me daría pena ver que aquello que pide entusiasmo, disciplina, compromiso y paciencia, se pueda llegar a presentar como una píldora mágica que lo soluciona todo sin pedirnos a cambio nada. Hacer esto sería desde mi forma de verlo, una gran falta de responsabilidad.

.- ¿Dónde debemos mantener siempre la atención?

En el aquí y en el ahora.

JP.Candela:” Soy un chico de la calle que ha cumplido su sueño”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a JP.Candela.

Lo vemos cerrar la famosa fiesta que tiene David Guetta en Ibiza todos los veranos. Recorrer el mundo con su caja de música,  ser imagen de marcas españolas mundialmente conocidas, ser aplaudido por miles de personas en los festivales que se organizan alrededor del mundo, productor de hits mundiales, como su último “Morenita”…

¿Pero cómo se llega hasta donde está él? ¿Es tan bonito como lo pitan, el éxito? ¿Qué obstáculos ha tenido que saltar para llegar hasta donde está ahora?

Esas y otras preguntas más, le realicé a JP.Candela. Uno de los grandes exponentes internacionales que  España tiene en la música electrónica.

GRACIAS JP por recordarnos que los sueños se hacen realidad a través de la pasión y perseverancia. Que no tenemos que depender sólo de la varita mágica de la suerte, aunque de vez en cuando se requiera. Por recordarnos que es la familia el pilar de todo y aprender en todo momento de nuestros mentores, queriendo ser siempre mejor que ayer y no esforzarte por un motivo efímero. Podemos hacer realidad nuestro sueño de convertir nuestra pasión en nuestra actividad diaria, y con la felicidad por compañera.

Puedes conocer más el trabajo de JP a través de Facebook, Twitter e Instagram

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin

.- ¿Quién eres?

Muy buena pregunta. Yo creo que soy un chico de la calle que ha cumplido su sueño.

.- ¿Y cómo se hacen realidad los sueños?

Para mí la constancia, el trabajo y la ilusión son básicos. Sin ellos no consigues los sueños.

Yo no creo que una “varita” haga realidad tus sueños, que hay algo más, detrás siempre.

La suerte es una pequeña parte que debe estar en tu vida. Pero como te he dicho, creo que la constancia, la ilusión, el trabajo son totalmente básicos.

.- ¿Qué le dirías a ese chico que empezó hace 20 años, si lo tuvieras enfrente de ti?

Le diría que aproveche cada momento, porque las cosas buenas no están siempre en tu vida y que hay que aprovechar todo lo que pasa para ser más feliz.

Por ejemplo este tour que estamos realizando junto a Seat, para mí es algo maravilloso. Creo que una marca española, apueste por españoles es lo que debería siempre en este país. Yo creo que falta mucho esto, Se apoya mucho al internacional y muy poco al nacional.

Me ha hecho muy feliz, que además BBF junto a Seat, tengan en su imagen a un artista nacional, Ya era hora.

.- ¿Qué has aprendido de tus mentores, con la gente que trabajas?

Para mí, el mentor real que tengo es David Guetta.

Para mí David guetta es muy humano. Para ser el artista más importante que ha dado la música electrónica, no lo tiene nada asumido. Es un tipo muy normal, muy ilusionado con su trabajo.

Que un tipo a las 3,30 de la mañana, en plena sesión suya, te pregunte a ti, sobre que sentía yo sobre la música actual y cómo era mi sentir, me dice que es un tipo que le importa lo que hace, tiene ilusión por lo que hace, aunque sea una persona que haga lo que haga, va a funcionar.

Y para mí el truco es ése, no creerte nadie, sino hacer tu trabajo.

Si estás ilusionado, si sigues trabajando fuerte, es mucho más fácil que si te crees alguien y te olvidas de esa motivación y trabajo hecho hasta entonces.

Es difícil llegar, pero ya mantenerte es lo más difícil de todo

.- ¿El éxito debe cambiarnos?

El éxito ayuda a que aumente la gente a la salas, que haya reconocimiento…Pero el éxito no debe cambiarte en tu vida normal. Debes seguir siendo Jorge en tu vida normal.

Eres JP.Candela, cuando son las 12 de la noche y vas camino del club. Pero siempre intento ser Jorge, todo el tiempo que puedo, sino es una locura.

Una vez, David Guetta, yendo de viaje me dijo: “Intenta ser el mejor DJ, el más bueno, pero no intentes ser una estrella de pop, porque se te acabará la vida. Yo pasé de ser DJ a estrella del pop y mi vida no es igual. Ya no puedo estar en ningún lado, es un agobio.”.

Es importante mantener tu vida personal y tu afán de superación siempre.

.- Cuando alguien te felicita por una creación o una sesión, ¿Qué piensas?

Lo que pienso es que lo que hago, vale para algo. El esfuerzo que estoy poniendo, las horas que invierto… valen la pena.

Un trabajo de oficina es de 8 horas, y no pasa de ahí. Pero el mío es de 8 a 8, en cualquier momento, te puede llamar un manager, se te ocurre una idea o tienes que salir de viaje.. Sé que no tengo un horario, son 24 horas pensando en mi trabajo.

Si, tiene una parte positiva, que estoy haciendo el trabajo que quiero. Reconozco que soy un afortunado, pero aunque a veces quiero desconectar, mi móvil suena igual.

Es una locura pero cuando alguien te da las gracias por una canción o una sesión, sé que todo esfuerzo vale la pena.

.- ¿A qué le das gracias todos los días?

Yo le doy gracias a mi familia y a mi pareja que me tiene que aguantar todos los días. Reconozco que no soy fácil y también a mi equipo. A mis hijos de los que no puedo disfrutar tanto como podría hacerlo cualquier otro padre.

Son al final el pilar de todo. Pero principalmente a mis padres.

Yo ahora mismo tengo 43 años, pero imagínate hace 23 años cuando les dije a mis padres que quería ser DJ. Me miraron y me dijeron que yo tenía que estudiar, que tenía que hacer algo serio. Yo les dije que DJ era algo serio. Les convencí para que me pagaran un curso de producción, un curso de sonido, que en esos momentos valía un pastón y dejándome hacer lo que quería.

Yo creo que ahora pueden estar orgullosos de mí, pero en esos momentos no entendían nada.

.- ¿Cómo nacen tus producciones?

Yo creo que es algo innato ya. Yo siempre digo que cuando estoy en el coche, oyendo música y oigo un simple sonido, comento que es la canción tal de hace 20 años.

Me pregunto cómo puedo recordar, canciones de 20 años, simplemente por un sonido, por una nota.

De tanto escuchar música, viene por ahí. La tienes metida en la cabeza. Te salen las ideas sin querer.

También tengo que reconocer que tengo a mí alrededor un gran equipo de música, de managers musicales que también ayudan mucho.

Hay días por ejemplo que estás en el estudio y no sale nada, y de repente haces BOOM. Tienes que llamar corriendo al músico, para que haga tal acorde y quedar al día siguiente con él.

Por ejemplo, mi última creación surgió escuchando canción popular colombiana, de la artista Camargo. Nos pusimos a trabajar en el tema, lo pulimos un poco con Robbie Rivera, productor de Miami y surgió.

Las buenas creaciones son en función del momento. Si estas en bucle, no salen,  con esa frescura de las buenas canciones.

.- ¿Qué quieres ser de mayor?

Quiero seguir siendo feliz.

Poder disfrutar del tiempo que no he podido con mi chica, mis hijos y mis padres. Vivir tranquilo.

Me he propuesto que con 50 años, cambiar el ritmo de trabajo a nivel tour. Y con esa edad, seleccionar muy bien, aunque ya lo hago, los sitios a donde voy. Par así disfrutar mucho más de todos de quien me rodeo

.- ¿Y qué crees que dice tu marca?

Eso lo tiene que decir los demás. La verdad que no sé que puede pensar la gente desde fuera.

Yo creo que la gente puede pensar que soy una persona bastante seria respecto al trabajo, que me gusta mucho elegir muy bien los lugares a donde voy. No me gusta ir por ir y esa forma de trabajo, de cuidar mucho donde voy, gracias a las recomendaciones de Marc mi manager, antiguo manager de Pacha, me ha hecho diferente dentro de mi estilo.

Si que al principio me hizo perder muchos trabajos, desestimando ofertas de lugares donde debería estar. Pero al final me ha venido bien porque he llegado a lugares donde otra gente no ha podido llegar.

No es que me considere un pijo, sino es la gestión de mi marca. Si quiero llegar a un club de Berlín, es más fácil que me vea a través de un club de Paris, que no en uno de una ciudad pequeña de España. Eso es lo que he intentado cuidar siempre.

La gente no cuida su marca, y creo que es esencial

Durante la conversación llegó su pareja, Kris, y estuvimos hablando cómo es estar con una persona tan reconocida.

.- ¿Cómo es estar con una persona de tanto prestigio?

O sigues su ritmo o sigues su ritmo. Tiene una vida que no para. Un día está en Barcelona, el otro en Ibiza, hoy en Zaragoza, mañana Madrid y al día siguiente Valencia.

Tienes que acoplarte a él. No es un trabajo normal de 8 horas en el que puedes acoplarte los horarios. Aquí eso, olvídate. Pero no pienses que en invierno se tranquiliza, porque en invierno se suele marcha a Asia.

Cuando puedes lo acompañas y cuando no, no. Pero tienes que dejar un poco de lado tu vida por él.

Yo hablando con mis amigos, dice JP, sé que es un poco jodido vivir mi vida, y no la suya. Esta dejando de realizar su sueños, por acompañarme. Y eso que ella también es DJ.

Apostilla Kris, pero ya no solo es seguirlo de viaje. Sino también las redes sociales, los contratos, las llamadas, los emails, su creatividad, los vuelos, la preparación antes de una sesión… Es un trabajo que de 24 horas. La gente piensa que todo es súper bonito, que todo el día estamos de fiesta, pero no ven o quieren ver todo lo que hay detrás de una relación así.

.- ¿Por qué se nos instruye en la consecución obsesiva del éxito?

La gente se cree que el éxito es una cosa y están totalmente confundidos.

La gente se cree que el éxito es salir en la tele, ser guapo o tener un coche de lujo. Creo que hay a día de hoy, mucha gente que es famosa, cuando en realidad es famosilla, famosa de 1 mes.

Es un personaje, que ha puesto sobre todo la tele, pero que no tiene ni oficio ni beneficio.

El famoso real es el que trabaja para llegar a algo. Es un cocinero, un actor, un escritor, .. Que trabaja en lo que le gusta, que no trabaja para ser famoso y si eso le llega es por su trabajo, constancia, no por querer ser famoso

El éxito es la consecuencia del trabajo. No te esfuerzas por ese propósito, sino por la superación tuya propia, porque cada día siempre luchas por ser mejor que el día anterior.

No considero a una persona famosa, porque vaya a la tele a buscar pareja. ¿Estamos tontos o qué? ¿O es que dentro 10 años me voy a acordar de ti simplemente por eso?

.- ¿Consideras que haces arte?

Eso espero, eso intento.

No sé si a los demás les gusta o no. Yo creo que la música es arte.

.- ¿Cuál es tu palabra favorita?

Libertad

.- Una reflexión para los lectores del blog.

Vive para ser feliz, trabaja en lo que te gusta, disfruta de tu gente y no creas que nada es imposible. Todo lo podemos conseguir si realmente quieres.

 

 

¡¡Activa los hábitos y activaras el éxito!!

No te preguntes qué puede darte la vida, sino qué puedes dar tú a la vida” decía Viktor Frankl

Has decidido poner el contador a cero.

Has comprendido que cuando nace un nuevo día, el pasado se convierte en eso, en pasado. Que tienes por delante un nuevo día lleno de oportunidades que tienes que exprimir.

Has aprendido que no eres tu pasado, que eres tu presente. Y por lo tanto, has decidido emprender un nuevo camino, un sueño que llevaba tiempo dentro de ti.

Y has decidido que te vas a comprometer a ello, hasta las últimas consecuencias. Hasta la fecha te habías comprometido con muchas cosas, pero siempre acababan por no suceder o no llegar a ver si pudiera ser verdad o no.

¿Por qué?

Porque te has comprometido en función de los deseos de los demás o por no “salirte” de las expectativas que tenían los demás sobre ti.

Ahora las cosas han cambiado, te comprometes PORQUE ASÍ LO SIENTES TÚ.

Apuestas por ti, APUESTAS POR TU DON, POR LO QUE TE APASIONA

No te consideras un superdotado, pero te has dado cuenta, que hay algo que los amigos te piden que les ayudes.

ESTAS SOLUCIONANDO UN PROBLEMA A LOS DEMÁS

Eso es la verdadera concepción de emprender. No montar un holding que le quite el puesto a Amancio Ortega (si tiene que ser ese tu propósito, ya llegará), pero el verdadero propósito de emprender, es solucionar los problemas a los demás, AYUDAR A LOS DEMÁS. Ya que como tú nadie lo hace.

Te das cuenta, que el verdadero éxito empieza dentro de uno mismo, no acaparando followers, comprando locales o yendo a eventos a repartir tarjetas. El principio del comienzo empieza en ti. Al hacer las cosas de otra manera, tu actitud es otra.

Emprender es apostar por ti mismo. Otra gente has visto “caer” por el camino y no entendías por qué.

Es fácil, porque habían apostado por modas, por cosas que creían que les haría llegar cuanto antes al éxito a ganar un dinero que les hacía falta. Habían apostado por un éxito efímero y fugaz, cuando en verdad, si hubieran apostado por lo que sentían, por lo que mejor se les daba, hubieran conseguido mucho más de lo que se podrían haber imaginado.

Pero tú has elegido un camino distinto, has elegido TU CAMINO.

Has elegido lo que AMAS.

Es uno de los valores que te has dado cuenta que tenías escondido, la coherencia. Es lo que tú sientes, lo que tú quieres. Escuchas lo que digan los demás ante posibles retos, precipicios pero a partir de ahora vas a hacer caso a tu corazón, el más sabio de todos.

Desde que tomaste esa elección, todos los días tienes en mente TU PROPIA DEFINICIÓN DE ÉXITO.

¿Qué es el éxito? ¿Quién define qué es el éxito y que no lo es? Hasta ahora has intentado llegar a los cánones que la sociedad esperaba que alcanzases. Pero cada cerebro es un mundo y cada mundo tiene una concepción diferente de la vida, del éxito y del fracaso.

Sientes, sabes, lo notas, que quieres un estilo de vida propio, que no diferente, tu propio estilo. Que tienes y quieres hacer las cosas A TU MANERA, que crees que se pueden hacer mejor de cómo se han hecho hasta ahora. Pero sobre todo te has dado cuenta, que viviendo así, sintiendo así, te vas a dormir todas las noches, con la conciencia muy tranquila. Sabiendo que has hecho lo que tenías que hacer.

Quieres tu éxito, es tu coherencia, es tu forma de vivir la vida.

Echas la vista atrás y te das cuenta, que llevas tiempo sin quejarte.

Te levantabas y te quejabas por todo. Por el sol que hacía, por el frio que no hacía, por el café que te ponían o por la ropa que te tocaba ponerte.

Ahora la queja ha desaparecido de tu vocabulario, de tu cuerpo. Ya no lo haces. ¿Por qué? Porque sabes que todos los días son experiencias que hay que vivir, momentos que hay que exprimir, oportunidades que hay que lanzarse o de las que hay que aprender.

Te quejabas porque sabías que no te gustaba tu vida, que creías que había algo más allá de lo que hacías, y ahora que lo estás haciendo, viviendo, las quejas, las excusas, han desaparecido.

Y si te quejas, lo utilizas como un trampolín de investigación del por qué y para qué te pasa lo que te pasa.

Te levantas descansado. Has aprendido que tienes que descansar, porque si no, no habrá manera de rendir hacia el camino a tu sueño.

Al igual que sabes que tienes que descansar todas las noches y alguna buena siesta española, también sabes, que enfocarte demasiado tiempo en alguna acción, tu cerebro no dará mucho más de sí, así que cada cierto tiempo, te paras y te mueves.

El movimiento siempre produce más movimiento.

Y por mucho que estés loco de contento, no puedes ir como “pollo sin cabeza” hacia tu meta. Tienes que tener tiempo para parar y pensar. Por mucho que estés “andando” a tu meta, por mucho que creas que vas en el camino adecuado, tienes que pararte cada cierto tiempo, “subirte” a un árbol e ir viendo qué camino has recorrido, qué ha pasado por el mismo, que has aprendido, si te has desviado.

Así que durante el día, provoca paradas en tu agenda, para pensar, para crear y/o reorientar el camino.

Y cuando pienses, no pienses como lo hacen los demás. Tu experiencia hasta la fecha, has sabido que no te ha dado los resultados con los que soñabas. Tu experiencia está formada por opiniones de los demás, por miedos, por vergüenzas, por “no puedos”.

¿Qué pasaría si aprendieras a través de la imaginación que tienes? ¿A través de esos sueños que te mueven?

Esa imaginación es tu subconsciente hablándote, dale la oportunidad, que seguro que tiene que enseñarte más que toda la experiencia hasta ahora absorbida por ti.

Cada situación tiene una solución diferente, no la que siempre los demás le han dado.

Cuando haces las cosas según tu corazón y no tu miedo, empiezas a decir NO a muchas cosas a lo largo del día.

No a cosas que te roban el tiempo, no a reuniones inoperantes, no a personas que te roban la energía, no a cosas que antes decías si y te preguntabas: ¿Por qué he perdido tanto el tiempo en algo que ni me va ni me viene?

Decir NO es decirte Si a ti mismo, a tu sueño, a tu motivación.

Diciéndote Si a ti mismo, no estás siendo tu mismo. Luchas por ser mejor todos los días.

Si tienes que hacer limpieza de tu agenda, de la gente que te rodea, lo harás durante los días que haga falta. Porque aparte de querer trabajar con los mejores, quieres gente a tu alrededor, con tu misma locura, con tu misma forma de ver la vida.

Durante el día te equivocarás. Pero sabes que es la única forma de aprender. Haciendo y cayéndote, haciendo y cayéndote, no queriendo correr sin foco. Y no pensarás que eres un fracasado, sino que así es la antesala del éxito.

Irán pasando las horas del día y siempre con la misma filosofía de darte a los demás, sin esperar nada a cambio, porque sabes que ya has empezado a disfrutarlo cuando tomaste la decisión entre:

¿YO O MIEDO?.

¿Tu día a día de qué hábitos está formado? ¿Qué hábitos tienes que introducir en tu vida?

Si quieres conocer los hábitos de las personas de éxito os recomiendo el libro de Sergio Fernández y Raimon Samsó, Misión Emprender. Los 70 hábitos de los emprendedores de éxito”.

 

 

Oso, Tigre y Dragón en la empresa

O cambiamos de conducta o cambiamos de sueño. Anónimo.

Estoy rodeado de hienas, de osos perezosos, de marmotas, de comadrejas y de zorros astutos”.

Cuando me lo decía un amigo, no sabía si había a un programa de Frank de la Jungla o había pasado un mes en la selva. Pero estaba describiendo el día a día de su empresa.

¡¡Menudo zoológico!!

Hace unos días, terminé de leer el libro de Andrés Pascual y Ecequiel Barricart, “El oso, el tigre y el dragón. Los tres animales que habitan en ti. Y mientras me iba describiendo la fauna con la que convive, me acordé de él.

Leyendo libros, revistas de Management, conferencias y valores que hay en la sociedad, es normal que se conviva con este tipo de fauna o seamos devorados por ellas.

Estrategias para ser más competitivos, cómo hacer que tu empresa sea la líder del mercado, cómo llegar a ese puesto que tanto añoras, cómo conseguir ese título que todos tienen y tú no…”

Ante estos titulares reales y promociones de cursos, ¿Qué tipo de personalidades estamos desarrollando?

La de hienas, diablos de Tasmania y demás fauna salvaje.

¿Qué pasaría si todo se redujera a esos 3 animales que te he comentado antes?

Necesitamos ordenar nuestras emociones. No podemos abrir la puerta de la oficina y empezar a gritar sin haber dicho ni buenos días, y otro día que todo sea bonito, alegre y feliz. Un poco de equilibrio, de coherencia, por favor.

Un buen líder, una buena persona empieza liderando sus emociones. Y eso es lo que nos hace el OSO que todos llevamos dentro.

Somos emociones, somos sentimiento por mucho que esta sociedad, nos diga, que nos los tenemos que comer, ya que las emociones nos dicen que nos nublan en nuestro día a día, a la hora de tomar decisiones.

Pero desde que nacemos, nos instruyen desde el miedo. Miedo por desobedecer a nuestros padres, profesores, jefes… Miedo a las represalias, por no hacer lo que esperan y desean de nosotros…

Así que cuando llegamos el mundo laboral, sólo tenemos miedo en vez de motivación, ilusión, alegría o ganas de superación. ¿Por qué?

Porque sabemos si llevamos la contraria, NOS ECHARAN, porque si decimos lo que pensamos, NOS ECHARAN, porque si no hacemos horas extras, NOS ECHARAN… Y vivir en el paro, es lo más denostado y macabro que nos puede pasar…Así que por lo tanto, ocultemos nuestras emociones, ocultemos nuestros deseos, nuestra creatividad, y hagamos lo que nos piden y sin rechistar.

Todos los días cuando nos levantamos somos como Winnie The Pooh pero deprimido, sabiendo que tenemos que ir a trabajar.

¿Cómo hacemos para que ese oso se levante todo el día robusto y ruja?

Nos han dicho que el miedo es lo peor que nos puede pasar. Yo creo que no. Es una emoción con la cual nos tenemos que hacer amigos, como la frustración, rabia o la tristeza. Esto es como las heridas, cuando las dejas al aire, se cicatrizan mucho más rápido, pues con las emociones igual.

Cuando descubrimos porque nos pasa, empezamos a descubrir quién eres de verdad. No eres esas mascaras, esas apariencias o esos títulos que están detrás de tu despacho. Eres tú, alguien único.

Las emociones son la herramienta ideal para expresar quien eres, qué quieres, cómo sientes… ¿Por qué lo hacemos tan difícil ocultándolas o no dejándolas salir?

En este mundo, nuestro tigre, esta muriéndose de deshidratación, está famélico. El tigre quiere retos, que le hagan sacar su valentía. Pero el mundo nos pide que solo queramos la rutina, aunque por las noches desearíamos que nuestra vida fuera de otra manera. Que los valientes sean otros, que otros se arriesguen, y si lo consiguen que nos enseñen como lo han hecho.

Las únicas acciones que realizamos son las que nos pone nuestra agenda, y de ahí no nos salimos. ¿Así como vamos a alimentar a nuestro tigre? Más bien se querrá marchar con otro que lo cuide y quiera más que tú.

También están los profesionales, que tienen a su león más gordo que Michelin gracias a sus constantes iniciativas y su estrés.

¿Qué hacemos pues?

Preguntarte de forma sincera: ¿Qué quiero hacer en el trabajo?

Cuando lo tienes tatuado en tu mente, no te importan las circunstancias ya que sabes QUÉ, tu creatividad resurge ante las posibles dificultades. La disrupción es tu filosofía, ya que todos los días quieres ser mejor que el día anterior. Las metas siempre te impulsan a ser mejor, a querer conocer donde no están tus limites, aprender continuamente ya que sabes que no sabes nada.

Pero sabiendo QUÉ quieres, actúas desde la serenidad, desde la tranquilidad, porque sabes que estás en el camino correcto. Quizá no consigas crear esa empresa, quizá no llegues a liderar ese cambio con el que sueñas, pero sabiendo todo lo que te podría ocurrir, todo lo que tendrías que dejar a un lado, lo has hecho, desde la tranquilidad, y desde la coherencia.

Y ¿Qué hacemos con el dragón? ¿Para qué sirve?

Hace unos días preguntaba a un directivo. ¿Te sientes vacío a pesar de la vida que llevas? Su respuesta, con lagrimas en los ojos, fue que SI.

Somos mucho más que nuestras emociones, que nuestros títulos, acciones o retos. Somos mucho más.

Todos hemos venido a dejar algo en el mundo que perdure. No hemos venido a trabajar y hasta al día siguiente .Ya no te digo una huella en el mundo mundial, pero si en la gente nos rodea, o en nuestros clientes. Algo más allá que conseguir facturar todos meses más que el mes anterior.

Todos queremos volar, que nos reconozcan por nuestro vuelo, por nuestras alas. Pero si lo haces por ego, te aseguro que el vuelo será muy corto y con aterrizaje forzoso.

Para ello, tienes que estar en soledad contigo mismo. ¿A qué pica, verdad?

Acepta tus emociones. Acepta que no eres el contexto en el que estés viviendo, sino que eres mucho más.

Cuando empieces a volar, te darás cuenta, que hemos dado importancia a cosas que no la tenían, que hemos reaccionado a cosas de forma reactiva cuando tenía que ser de forma proactiva.

Eso es lo que hace un dragón, saber que tienes que volar mucho más que a ras de suelo, sabiendo que tienes un PORQUE que realizar, una misión.

Así que profesionales, empresas y demás organizaciones:

.- Amen a su oso, a cada uno de los osos que tienen en su empresa. Amándolos descubrirán lo autenticidad de cada uno de ellos, sacando adelante sus talentos sin necesidades de programas “fashion” de búsqueda de talento. NO contraten por C.v. contraten por el brillo de que transmiten los osos en sus ojos.

.- Den permiso que saquen las garras de tigre que todos tienen. Permitan que saquen sus ideas, que las pongan en marcha, que se confundan sin recriminarles por ello. Hagan un club de tigres y le aseguro que serán una empresa canalla.

.- Para volar, hay que tener un PORQUÉ. Un propósito mayor que una facturación o una expansión sin sentido. Y sobre todo cuando ese propósito te mueve, comenzarás a darte cuenta que como vienen las cosas, se van, descontextualizando todo lo que te ocurre.

Siempre habrá momentos, que a la hora de emprender un proyecto, haya un animal que destaque más que otro, pero siempre recuerda que tiene que haber un equilibrio dentro de ti, dentro de la empresa, recuerda alimentarlos en la misma medida

¿Cómo sería una empresa con estos 3 animales dentro de ella? ¿Cómo los alimentas tú? ¿Qué animal crees que no alimentas en tu vida?

Gestión y Liderazgo. Tanto monta, monta tanto.

 

Gestión es hacer las cosas bien, liderazgo es hacerlas” decía Peter Drucker

A ver si nos queda claro:

GESTIONAR NO ES LO MISMO QUE LIDERAR.

Gestionar tu marca no es liderarla

Gestionar tu empresa no es liderarla

Gestionar tu vida no es liderarla.

Y a día de hoy sigo viendo carteles que ponen: “Creación y Gestión de tu Marca Personal, ¿Cómo gestionar tu empresa? Te enseñamos a gestionar tu vida…”

¿Alguien me puede enseñar a liderarla, por favor?

Gestionar no es liderar.

Si creo que, como iré comentando a lo largo del artículo, que ambas cosas tienen que estar en nuestra vida, la gestión y el liderazgo en cualquiera de los campos, pero principalmente sepamos distinguirlos.

No hacemos otra cosa que gestionar nuestra vida, como gestionamos nuestra agenda. No la estamos liderando.

No hacemos otra cosa que planificar nuestra vida.

A cierta edad haremos esto y lo otro, planificamos las ventas del año que viene , planificamos la reunión anual, planificamos con la familia las vacaciones de este año… Más y más planificación. Y eso sí, todo lo que no esté dentro de esa planificación, no lo tendremos en cuenta, porque puede trastocar nuestros planes y nuestro cerebro.

Al estar todo el rato planificando, sólo nos dedicamos a gestionar los marrones, que nos pueden sacar fuera de dicha planificación y no alcanzar los presupuestos creados.

Que el niño se ha puesto malo el día del viaje, que se nos ha caído un cliente que nos puede fastidiar el llegar o no a los niveles de facturación estipulados, tenemos que gestionar la reputación ante este evento ocurrido…

Mientras resolvemos “mierdas” que nos impidan llegar a lo estipulado, estamos dejando perder oportunidades que nos llevarían mucho más lejos que la estimación de un presupuesto.

Somos mucho más que un presupuesto, que una cifra que alcanzar o “el que todo salga según lo establecido”. Somos mucho más que eso y podemos ir mucho más lejos, pero no lo hacemos, porque solo gestionamos nuestra vida, no la lideramos.

Gestionar, como bien dice John Kotter, en su libro “Aquí no hacemos las cosas así”, es “hacer lo que sabemos hacer excepcionalmente bien para producir siempre resultados fiables y eficaces”

Y yo añadiría una frase más…” Y de ahí no me salgo, no vaya a conseguir el éxito que he soñado o consiga tener a toda mi gente en contra con envidias, desplantes y desprecios”.

Por mucho que hablemos de liderazgo, solo gestionamos. Por mucho que anhelemos la transformación, la disrupción, siempre deseamos “lo malo conocido que lo bueno por conocer”.

¿Qué ocurre cuando sólo gestionamos?

.- Que nuestra marca es una más, por mucho que sigamos lo estipulado por los “gurus”. No dando un paso más allá, no aportamos el valor que nos distinguiría entre tanta gente.

.- Que nuestra empresa vive en la resolución de problemas , está bien dirigida, pero la burocracia, los “aquí se hacen las cosas así y no se van a cambiar porque lo digo yo..”, hacen que vayamos más lentos que el oso perezoso

¿Sigues pensando que Gestionar es igual a Liderar? Gestionar es mantenerte en la pecera, liderar es salirte de ella.

Si habrá momentos en los que tienes que gestionar, labores de mantenimiento, pero con ellas, no esperes romper la “pana” como diría Estopa.

Si sólo gestionas, lo siento, pero estás condenado al más oscuro ostracismo. ¿Y eso es lo que quieres?

Como me imagino que no es lo que quieres en tu vida, en tu empresa, TOCA LIDERAR.

¿Y qué es liderar?

.-Salirte de lo preestablecido,

.- Es provocar lo que nadie provoca,

.-Es conocer lo que hay detrás de tu miedo,

.- Es descubrir lo que hay detrás de esos “ES IMPOSIBLE” que los demás te dicen

.- Es transformar el fracaso en una experiencia de aprendizaje positiva, no en el hoyo del que nunca podrás salir.

.- Es hacer aquello que no hacen los demás, por el que dirán o es una locura.

.- Liderar tu vida, liderar tu proyecto empresarial, tu marca, ES HACER LO QUE DICTA TU CORAZÓN Y LO QUE DIGAN LOS DEMÁS, POR UN OIDO TE ENTRA Y POR OTRO TE SALE.

Esto es liderar, y para eso no necesitas cursos de Liderazgo, ni libros que te hagan creer que liderar es de gente “extraterrestre o con un talento” increíble.

SI sabes y quieres que puedas conseguir más de lo que estabas consiguiendo hasta ahora, no sólo basta con la gestión que has hecho hasta ahora de tu “rutina”, sino que tienes que liderarla y para ello tienes que romper muchas “normas” que hasta este momento pensabas que eran inquebrantables.

Las empresas, profesionales que nos inspiran, están liderando sus campos profesionales. Nos enseñan que los límites no existen, que los resultados se pueden crear de diferentes maneras hasta las que ahora se han hecho.

Las marcas que lideran, los profesionales que lo hacen nos motivan. Nos enseñan emociones que teníamos retenidas porque la gestión así nos recomendaba. Nos enseñan que hay vida más allá de lo que los demás hacen. Provocan los avances que todos deseamos pero que el miedo nos retiene a hacer.

Si, también gestionan sus vidas, sus agendas, sus redes sociales. Las mantienen, las controlan, pero saben que su PROPOSITO PRINCIAL, ES LIDERAR SUS VIDAS, SUS EMPRESAS, SUS SUEÑOS.

¿Te acuerdas de alguna empresa que desapareció hace poco? Su filosofía era la gestión.

¿Te acuerdas de alguna empresa que esté rompiendo y provocando? Su filosofía es la gestión pero bañada con innovación, disrupción y motivación.

¿A qué no es lo mismo Gestión que Liderazgo? Pero eso sí, para llegar hasta donde sientes, nunca olvides la gestión por muy innovador que sea tu liderazgo.

Gestión y Liderazgo. Tanto monta, monta tanto si de verdad quieres una vida diferente, un sueño diferente

¡¡Las razones son basura!!

El tiempo es ese juez insobornable que da y quita razones” dice José María García.

Dame una razón…Quiero unas razones convincentes ante los hechos…Razóname lo que acaba de suceder… No hay razones para explicar lo que acaba de suceder…”

Vivimos en el mundo en el que depende creer o no, en función a las razones que nos den los demás, de las razones que demos a los demás.

Pues creo que una RAZÓN ES UNA EXCUSA BARATA PARA OCULTAR NUESTRO VERDADERO DESEO.

A través de ellas ocultamos nuestras verdaderas emociones, intenciones.

Escuchaba al lado mío una conversación de una pareja, que decía:

.- Dame una razón para entender por qué has hecho lo que has hecho.

.- Es que yo no quería

No sé cómo acabo la conversación, ni la relación, ya que entró la persona con la que había quedado, pero la sensación que tenía, era que cualquier cosa que le dijera, sería una EXCUSA.

Hagamos un ejercicio.

Preguntante a lo largo de esta semana, cuantas razones, cuantas explicaciones has tenido que dar a los demás, sobre tus acciones, tu comportamiento o no comportamiento. ¿Ya?

Y ahora siendo sincero contigo mismo, dime cuantas de esas razones que has vertido, eran verdad.

Sé que me dirás todas, que la culpa la tuvo el trafico, que fue el cliente el que hizo que no vendieras o que tu suegra es la que provoco te doliera el estomago…

Siempre utilizamos las razones, para dar prioridad a nuestro comportamiento. Siempre tenemos la razón nosotros, nunca daremos la razón a otras personas o diremos que nosotros tuvimos la culpa.

¿O es que alguna razón de las que diste esta semana, dijiste que tú eras el único responsable? ¿Tienes el valor de reconocer que no quieres ir a esa reunión o ver a esa persona, y no poner la excusa de llegar tarde?

Seamos sinceros, siempre que llegamos tarde a una reunión con amigos “pesados”, siempre que no queremos ir a casa de la suegra o llegamos “un poco” tarde al trabajo, siempre daremos razones, que nos “salvaguarde” la posadera, es por un motivo mucho mayor que un simple atasco o que has salido tarde de un reunión.

¡¡SEAMOS SINCEROS Y COHERENTES, POR FAVOR!!

Ése “la culpa la tuvo el trafico, es que no entendí lo que me pedía o no tengo tiempo para quedar.” tienen una característica en común. Somos seres humanos que vemos la realidad según nos interese.

No vemos el mundo como es, sino como nosotros CREEMOS QUE ES. Es decir, vemos el mundo a través de nuestras creencias, adquiridas y creadas. Por lo tanto, todo aquello que este fuera de nuestras creencias, creeremos que es algo imposible o que nunca llegaremos a verlo. Aunque realidad lo tengamos a nuestro lado.

Al ver la realidad según nuestras creencias, las razones que siempre expongamos estarán basadas en ellas. Y aunque estemos confundidos, lo rebatiremos hasta quedarnos exhaustos porque, porque nos hacen creer que si dudamos de nuestras creencias, nos empezaremos a preguntar quienes somos, y no está muy bien visto en estos momentos de edad “in-madura”.

Como podrás observar, son nuestras propias creencias, quienes nos detienen

Vamos con la familia porque aunque no nos apetezca por ahí, no vaya a ser que se enfaden…Vamos a ir al cumpleaños de esa pareja que no aguanto, porque si van todos, y no voy yo, se dará cuenta que nos los soporto…”

Nuestras propias creencias de “quedar bien ante los demás, de ir a un evento que no quieres, por el qué dirán, porque te puedan “excluir” del grupo o tachar de diferente. Así que cuando damos razones en muchas situaciones, suelen ser, como he dicho al principio del artículo, unas excusas muy bien pintadas, pero difíciles de creer.

Decimos lo contrario a lo que realmente sentimos.

Hace poco me decía una amiga, que opinaba igual respecto a las razones., que quedaba con una amiga por la “rutina” que se había creado años atrás, pero en realidad, a día de hoy, no le apetecía nada verla por esa “obligación” creada y no se fuera a enfadar, pero ya no era la misma situación.

Hacemos lo contrario a lo que en el fondo nos gustaría hacer, pero aún así gritamos a los 4 vientos, que somos libres de quedar y hacer lo que queremos.

Todo por miedo, todo por seguir haciendo caso a “creencias arcaicas” que nos limitan en vez de hacernos flexibles.

Durante todo el día tomamos acciones. Y las elegimos en razón a las razones que mejor vayan en nuestro beneficio o menos “daño” puedan hacernos a nosotros o a los demás.

¿Verdad?

Pero ¿Cuánto tardamos en tomar una decisión? Horas por no decir días, dependiendo de la decisión que tengamos que tomar. Aunque tengamos toda la decisión en nuestras manos, tenemos miedo a tomarlas.

“Y si escojo esta oferta…Pero y si la otra es la mejo…Pero si escojo esta, podré causar un daño a esta persona…” ¿Te has sentido identificado en algún momento?

Nunca sabremos cuál es la mejor decisión hasta que tomemos la opción de escogerla sin MIEDO AL FRACASO NI AL QUE DIRÁN.

Nunca lloverá a gusto de todos, nunca sabrás hasta donde puede llevarte o si acabarás consiguiéndolo, pero si sabes una cosa, lo que deseas de verdad a pesar de todas las circunstancias.

Si tuvieras que tomar una decisión, dos opciones y una bomba que en 10 segundos explotará si no la tomas en coherencia a lo que sientes. ¿A qué la tomarías rápido?

Dando razones a nuestros actos, decisiones, que en muchos casos ni nosotros nos las creemos, vamos por la vida de forma errónea

¿Mi recomendación?

.- Cuando damos una razón, suele complicar la situación. ¿O es que tu madre o pareja, no ha visto que le estabas mintiendo cuando estabas dando una razón que no era la correcta?

.- Si no nos gusta lo que está pasando en nuestra vida, ¿Por qué no hacemos lo que esté en nuestras manos, para cambiarlo? Ya no tendríamos que usar pretextos para hacer cosas sin ganas, obteniendo resultados mucho más satisfactorios

Sé que los gurús del coaching me dirán: “¿Cómo sería un mundo sin Por qué? Sería una locura”.

Habría un PORQUE, haríamos todo en función de lo que nosotros sintiéramos, no de lo que los demás esperasen de nosotros. Sin pretextos, sin expectativas, confiando en las acciones que tomemos, aprendiendo de ellas y las relaciones con los demás, seguro que serían más fluidas.

Somos nosotros mismos quienes nos detenemos ante un sueño, ante la vida. Nos damos muchas razones que nos llevan a intentar las cosas y no al hacerlas.

Todo por razones, que son excusas mejor vestidas.

¿Qué piensas tú al respecto? ¿Qué razones te das para no hacer algo? ¿Por qué?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

 

¡¡Deja de ir a la pata coja!!

No desperdicies el tiempo tocando una pared, esperando que se transforme en una puerta” decía Coco Chanel.

De pequeño nos enseñaban a jugar a la pata coja. Nos decían que era bueno para nuestra coordinación, para divertirnos mientras aprendíamos los números.

Y la verdad que así era. Pero a día de hoy, con la edad “in-madura” seguimos jugando a la pata coja.

Cuando en realidad, tendríamos que saltar, vivir, con los dos pies siempre en el suelo.

Sobrevivimos yendo por la vida a la pata coja.

A la pata coja cuando hablamos de cambios en nuestra vida, pero nos agarramos a la rutina que hemos estado viviendo.

A la pata coja, cuando sabemos que tenemos que dejar a una pareja, pero aún así esperamos que dicha persona cambie, cuando sabemos que no va a ser así.

A la pata coja, cuando sabemos que necesitamos un “lavado” en nuestro proyecto empresarial, pero seguimos aferrando a las “políticas” que seguíamos haciendo hasta la fecha.

A la pata coja, cuando creyendo que vivimos, lo único que estamos haciendo es “sobrevivir”.

Y aún cuando, ocurre algún milagro en nuestra vida, seguimos yendo por la misma a la “pata coja” porque pensamos que no nos lo merecemos o a partir de ese momento, van a ocurrir todas las desgracias en nuestra vida, por haber sido los agraciados con dicho “milagro”.

¿Por qué andamos a la pata coja?

.- Porque nos mueve el miedo, no la motivación.

Se nos llena la boca, hablando de que vamos a cambiar, que vamos a transformar nuestra empresa, que hemos visto que tenemos que hacer, que las cosas ya no van a seguir como hasta entonces…

Nos ponemos el mono de faena, tenemos todo planificado, sabemos qué tenemos que hacer, Cómo tenemos que hacerlo, pero a la hora de dar el paso, el que nos lleve a cruzar el umbral de resultados pasados a un nuevo destino, NO LO PASAMOS CON LOS DOS PIES.

Y donde dijimos que lo íbamos a hacer, que ya estábamos cansados de tantas tonterías, acaba convirtiéndose en frases como: “Es que aún no es el momento adecuado, Es que la culpa de que no dé el paso es de mi pareja…Es que aún no están las condiciones adecuadas…

Más y más “Es qué…” que se resumen en una sola frase: “NO CONFIO EN MI NI CREO QUE PUEDA CONSEGUIRLO”.

Me gusta oír a escritores que expresan que el ser humano el único miedo que tiene es al fracaso. No estoy de acuerdo.

TENEMOS MIEDO AL ÉXITO.

Miedo a darnos cuenta que podemos hacer más cosas de las que hemos hecho hasta entonces, miedo a darnos cuenta que hay características dentro de nosotros, que por miedo , no nos habíamos dado la oportunidad de desarrollar. Miedo a darnos cuenta que somos mucho más de lo que nos imaginamos o nos han hecho imaginar.

Si hasta ahora tu vida ha sido “gris”, no tienes miedo a que sea igual, sino a nuevos colores.

El miedo nos hace ir a la pata coja, haciéndonos creer que queremos algo, cuando en el fondo nos agarramos como los niños en el 1º día del colegio a sus padres, no queriendo entrar en una nueva etapa de nuestra vida.

.– Nos importa el qué dirán y lo demás, tonterías.

“Es que nadie lo hace pero tengo miedo a ser la 1º persona que lo haga…Es que en mi ciudad nadie ha roto los esquemas serios que hay y sé que hay que hacerlo, pero tengo miedo..”

Nos han enseñado que hay que es mejor ser un seguidor que no un líder. Nos enseñan que mejor ver, oír y callar, que no expresar tus opiniones, porque las consecuencias pueden ser terribles.

Sabemos que con nuestras ideas iría mucho mejor nuestra vida, la vida de los demás, pero la “presión” de la sociedad, de que el “gurú de moda” se moleste porque has entrado y rebatido las ideas que le han hecho famoso o que los “amigos de toda la vida” te vean y te pregunten “”¿Qué te pasa, estás malo?”, por tus ideas, acaba produciéndose que nos relacionemos con la gente, a la pata coja, sin mostrar nuestra verdadera personalidad, nuestros deseos, ideas.

Vamos a la pata coja, por miedo a un posible triunfo nuestro y por no “molestar” a personas con nuestras ideas “diferentes” nunca vistas.

¿Y qué pasa mientras tanto?

.- Pensamos que ha sido una locura tener esa idea. Nos preguntamos para qué vamos a intentarlo, para qué vamos a arriesgarnos con lo “tranquilo” que estamos hasta ahora…  Y lo que estamos haciendo es “ocultar” nuestro talento a los demás, perdiéndose la sociedad una transformación que seguro que daría muchos beneficios.

.- Nuestra autoestima, nuestra verdadera personalidad, somos nosotros mismos quienes lapidamos. Pero luego nos quejamos de los resultados que obtenemos, del jefe que soportamos o de las noches de insomnio que sufrimos.  Esperamos que alguien nos dé una oportunidad, cuando somos NOSOTROS MISMOS QUIEN NOS LAS TENEMOS QUE PERMITIR.

¿Cómo dejamos de ir a la “pata coja” para marcar cada paso con los 2 pies?

.- Sólo tenemos 1 vida, y si nadie te lo ha dicho, ya lo sabes.  Oportunidad que llegue, sueño que tengas, idea que realices, tienes que darle la oportunidad que eche andar. Si está en tu vida, es por un motivo.

Si permites que se vaya, te aseguro que no volverá y será otra persona quien si la aproveche de verdad.

Dándole el Si a ese sueño, a ese proyecto, te estás diciendo SI a ti mismo, reafirmando tu personalidad y confirmando que los éxitos son para aquellos que optan por la valentía, no por el miedo.

.- ¿Te gustaría levantarte todos los días pudiéndole sonreír a quien ves por las mañanas en el espejo? Empieza rompiendo las cadenas que te limitan dentro de ti y te aseguro que las cadenas exteriores empezarán a deshacerse de la misma manera, siendo tu vida mucho más feliz.

.- Si tienes una idea, que sabes que va a “sentar mal” a organizaciones o romper las “rutinas” que hasta ahora han guiado a la sociedad, VAS POR BUEN CAMINO. Y más si cuando la comentas, te quieren quitar la idea. Te trataran de loco, que es algo imposible, tranquilo, VAS POR BUEN CAMINO, es tu oportunidad, de pisar con los dos pies en el mundo.

Dejemos de ir a la pata coja por la vida, y empecemos a pisar con los dos pies. Dejemos de pisar solo con el lado racional dejando a un lado el emocional, somos el fruto de ambos lados del cerebro.

Has venido a dejar tu marca en este mundo, y se empieza pisando con los dos pies, no dejando a uno colgando. Ya no hay excusas para que pises fuerte allá por donde vayas.

¿Vas a la pata coja por la vida? ¿Por qué?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace

 

¡¡Dar valor, no es dar fotocopias!!

“Cuando el amor se reprime, el odio ocupa su lugar”  decía Havelock Elis

Por favor, repitan conmigo:

DAR VALOR A LOS DEMÁS, NO ES FOTOCOPIAR LO QUE HACEN OTROS.

Y por fotocopiar no digo, que ya cambiándole el formato de la letra del panfleto, ya sientas que es algo nuevo y novedoso. NO, no, no hablo de eso, hablo de copias absolutamente literales y aún así pienses que es algo tuyo, diferente e innovador.

Esta semana me han llegado dos situaciones de “proyectos fotocopia”:

.- Una persona, había lanzado a bombo y platillo un taller Premium, a base de PDF y sesiones de coaching con la persona responsable, sobre Autocoaching

Ya hace tiempo escribí un artículo en el que daba mi opinión sobre una moda que empezaba a despuntar, que era el Automentoring. No creo nada que comience con el prefijo Auto-

Si el ser humano, fuera su propio mentor, si el ser humano pudiera ser su propio coach, te aseguro que ahora no estaríamos hablando nosotros, no habría una industria de la felicidad, ni habría libros de coaching ni de motivación.

Apretaríamos un botón y ya sacaríamos un informe de la situación con la solución, la pondríamos en acción y ya todo solucionado. Pero me parece que hasta ahora las cosas no han ido así.

Pero hay una cosa que está entre nuestros hombros, que se llama cerebro que está diseñado para salvarnos el culo en determinadas situaciones.

¿O crees que cuando hay cambios en tu vida, tu cerebro te dice y alienta que los hagas? Me parece que no, más bien te alienta a que te tapes con la manta y esperes a que pasen.

El coaching es el acompañamiento de una persona para el desarrollo de tus habilidades. Si me dicen que voy a hacer un curso de Autocoaching, ¿Para qué necesito un profesor?

Voy a dejar de lanzar preguntas que empiezo a sulfurarme y con estos calores, mala es la combinación.

Lo peor de todo esto, es que la gente se dedica a ayudar a la gente, y con estas acciones, dan a entender que la gente es “poco lista”.

Me parece bien que todos queremos comer y pagar nuestras facturas, pero por favor, UN POQUITO DE POR FAVOR.

.- He recibido por whatsapp que una editorial importante, publicaba con el mismo nombre que había publicado hace un par de años una gran amiga, un libro que lo publicitaban como algo novedoso e innovador.

¿No saben mirar si había algo así ya en el mercado? ¿No han investigado y han visto que esa marca ya estaba registrada? La persona que lo ha escrito lo publicita como algo nunca visto, cuando sabía desde hace años, que la otra persona tenía un formato con el mismo nombre, la misma metodología y el nombre del libro era ése.

¿Sigo?

Me encanta leer los libros de emprendimiento y marca, sobre todo los españoles.

Todos hablan en algún apartado de sus libros o de las conferencias, que tenemos que dar valor, ser diferentes a los demás, si realmente queremos triunfar en la vida, en el campo profesional que hayamos elegido.

Cada letra, cada frase, nos impulsan a que nos salgamos de lo establecido, que impulsemos nuestra marca, que pensemos más con la imaginación que con la experiencia, que digamos NO, ya que es el preludio del éxito…

¡¡Qué bonito todo, como nos motiva, que chulo debe ser salirse de lo establecido…”!! comentamos para nuestros adentros.

¿Y qué acabamos haciendo?

Haciendo fotocopias de lo que creemos que nos puede dar dinero, ya que ha triunfado antes. Y esperamos que a nosotros, en su justa medida, nos pase también.

La innovación, la creatividad…que la hagan otros que yo quiero ser el número 1 en ganancias económicas.

Están muy bien las “Marcas blancas” en los supermercados, pero si eso es lo que estamos impulsando, digámoslos, cuando yo creo que lo que estamos impulsando a través de libros y conferencias, que nos convirtamos todos en “Marcas Gourmet”.

Nos apropiamos de términos de personas que tuvieran los “dos valores” de salirse de lo establecido y crear aquello en lo que creían. Nos apropiamos de nombres que triunfan e inspiran a miles de personas que lo pensaron durante días y noches, Nos apropiamos de métodos que han ayudado a personas,  con esfuerzo, tesón y constancia.

Pero nosotros nos apropiamos de todo eso, y decimos que es nuestro, que somos los creadores de algo diferente, innovador y que va a resolver la vida de muchas personas.

¿DE QUÉ VAMOS?

Promulgamos la innovación, ser diferentes, ya que es la única forma de progresar, de crear cosas, y lo único que hacemos es FOTOCOPIAR a los demás.

Seguro que ahora alguien estará lanzándose ideas así: “Es que no somos creativos, es que eso del talento es para algunos elegidos, es que no sé crear ideas...”

¿Sabes lo que pasa? Todas esas personas a las que se copian, no son más creativas que tú, no son más valientes que tú, no tienen más talento que tú, lo que pasa es que FUERON VALIENTES Y DIERON UN PASO ADELANTE, SE COMPROMETIERON CON ELLOS MISMOS, CON SU PROYECTO Y NO PARARON HASTA CONSEGUIRLO.

Así es como se consigue el éxito, eso que se nos enseña que tenemos que conseguir, siendo valientes, y diciéndonos SI a nosotros mismos.

Diciéndote Si, las ideas surgen dentro de ti, ves la realidad de otra manera, creas cosas que hasta ese momento pensabas que eran imposibles para ti, luchas por tus sueños, das a los demás tu esencia, CREES EN TI… Y todo eso siempre se repercute en los demás, en tu negocio, en tus sueños.

Si haces lo que los demás hacen, NO DARÁS VALOR, DARAS MÁS DE LO MISMO. Y que yo sepa eso no es lo que quieres que piensen los demás de ti, ¿Verdad?

Basta ya de tonterías, y hagamos lo que promulgamos. Es la única forma de que haya un progreso de verdad y no ficticio.

Y no pasa porque copies en un campo profesional, y no consigas resultados. A lo mejor si probarás en otro, verías que en él, eres tú y si das el valor que te diferencia respecto a los demás.

¿Cuántas fotocopias ves a lo largo del día? ¿Aprendes de los mejores o de marcas blancas?

Podéis adquirirLiderazgo Canalla. Libera tu lado más rebeldea través de este enlace.

 

Fernando Beltrán: “El nombre es un motor, orgullo,un compañero de viaje..”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a Fernando Beltrán.

Mira a tu alrededor, ¿Qué ves? Seguro que me dirás que una cortina, una silla, una televisión o el nombre de una persona.

Todo las cosas tienen un nombre. ¿Pero qué importancia le damos al nombre? Pero la cosa que tiene un mal nombre, tiene por delante una difícil existencia.  ¿O es que nunca hemos dicho una frase así como: “La verdad que no te pega el nombre, Creía que te llamarías Daniel o David”? Todos hemos vivido una situación así.

El nombre es más importante de lo que imaginamos, pero nos centramos más en el proceso de crear una marca, de cuantos metros tendrá el local o de qué días tenemos para “hacer” a nuestro hijo.

El nombre marca la Diferencia

Y de ello estuvimos hablando hace unos días Fernando y yo. Creador de nombres como Amena, Faunia, Everis, Rastreator o Qé entre otros, es autor del libro “El nombre de las cosas” en los que remarca como un nombre marca el destino de una marca o producto.

GRACIAS  Fernando por recordarnos que el nombre es el punto de partida hacia el éxito o al abismo, y que no lo tomemos tan a la ligera. Puedes conocer más el trabajo de Fernando a través de Twitter, y  en su Web.

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin

– Fernando Beltrán…¿Qué dice tu nombre?

Nombra a una persona tenaz de carne y hueso -real y accesible, por tanto, precisamente por ser nombrable, y a un latido de carne y humo -poético y terrenal al tiempo- que intenta estar a la altura de su vocación, sus tareas y sus sueños.

– ¿Qué es un nombre?

Un punto de partida -ambicioso, exigente, ilusionante-, un punto de apoyo y un compañero de viaje en todos los proyectos que fijen previamente los valores, atributos y objetivos que deseen comunique su identidad verbal. Y por encima de todo, un impulso, un orgullo, un motor, un código de acceso, un salto hacia delante…

– ¿Por qué un nombre debe llegar a marcar la diferencia?

Porque se trata de identidad, pero también de consistencia, credibilidad y personalidad: Marcar un territorio -producto, concepto, propuesta comercial, proyecto…- que sólo al ser compartido tiene sentido, y que debe transmitir seguridad y diferenciarse de quienes proclaman un mismo beneficio.

– ¿Cómo es el proceso de crear el nombre de un producto o empresa?

Necesité trescientas páginas en mi libro “El Nombre de las Cosas”, y no sé si lo conseguí del todo, imagínate en unas líneas…. Porque, además, cada proyecto es un mundo que te obligar a alterar, simplificar, profundizar o modificar de algún otro modo los pasos convencionales. Un proceso que parte de un briefing inicial del cliente que incluya una tabla de valores y atributos a comunicar. Y a partir de ahí, determinar los campos de búsqueda léxica y semántica desde los que vas a trabajar, analizar sus respectivas áreas de connotación, y aplicar finalmente las técnicas de declinación, arquitectura verbal y las distintas validaciones eufónicas, territoriales y jurídicas.

Este sería el proceso canónico, pero también podría decirte que hay que empaparse del producto, la empresa, el proyecto a nombrar. Llegar a saber más incluso que aquellos que te lo encargan. Vivir en ello, en definitiva, porque la experiencia me ha demostrado que el nombre está ya dentro de lo que hay que nombrar; lo que hay que hacer es encontrarlo, escucharlo, pronunciarlo en alto, sacarlo a la superficie…

– ¿Por qué creamos una marca y pensamos que el nombre es lo último? Anunciamos con trompetas y tambores la creación de una marca y no de su nombre, ¿Por qué?

Esto está cambiando, afortunadamente. Pero quedan aún muchas inercias de aquel pasado reciente en el que, aunque parezca mentira, hasta los manuales más importantes de Identidad Corporativa no mencionaban siquiera la existencia de los nombres. Tuvimos incluso que crear el concepto de Identidad Verbal.

– ¿Cuál es tu nombre favorito?

En lo personal, LLOVIEDO, en lo práctico emocional AMENA que nos cambió la vida, en lo social, FAUNIA, un auténtico fenómeno de masas, en lo más estrictamente comercial, , cambio de la marca anterior Bollylandia de Panrico y subida de las ventas un 27%, en lo artístico el TEA, el Museo de Arte Contemporáneo de Santa Cruz de Tenerife, un trabajo precioso, y en lo inesperado RASTREATOR, un nombre que ha cambiado el modo de nombrar en el sector de los seguros… Y… No sé, podría decirte estos u otros muchos ejemplos según mi estado de ánimo, hemos creado más de setecientos, muchos años ya en esta bendita especialidad…

– ¿Por qué crees que la gente no sabe distinguir entre Marketing y Branding?

Porque se han explicado de un forma muy incompleta y sesgada casi siempre. Generalmente nos ocupamos mucho más de seccionar y competir desde compartimentos estancos que en sumar lo que cada uno de ellos puede aportar a lo que realmente es importante, que al final es que las cosas -las comerciales también- vayan mejor

– ¿Qué sería del Branding sin el naming?

Renunciar o no prestar atención al mayor activo de una compañía. Una ocasión perdida… Una marca que no se puede ni nombrar, ni oír, ni transmitir, ni …

– ¿Por qué tenemos que estar orgulloso de los nombres que ponen en nuestro DNI?

No tenemos que estar necesariamente orgullosos, pero sí a gusto y en armonía con ellos, y si no es así, cambiémoslos, Una vez escuché en la calle decir a alguien no fui yo hasta que cambié de nombre… La frase es tremenda, pero creo en lo que dice…

– ¿Quién es un nombrador? ¿Todos podemos serlo?

En nuestras vidas privadas, sí, porque cometemos muchos errores por no acertar con el nombre de las cosas que nos pasan, y reaccionamos por ello de manera incorrecta… En nuestra vida profesional, quizás mejor recurrir a un profesional, como todos podemos hacer cosas en nuestra casa, pero a veces hay que llamar a los que se dedican a ello…

– Si te digo Liderazgo Canalla… ¿Qué dice para ti ese nombre?

Algo distinto, un enfoque que pone mala letra a lo que se nos ha dado ya hecho. Y en el mundo del marketing hay mucho miedo a decir las cosas de otra manera, nadie da el primer paso, aunque, eso sí, luego se copia y adapta rápido y nos encanta lo que otro ha hecho, dicho, puesto de moda, impuesto… Un nombre valiente, con riesgo, un acierto que, eso sí, te obliga a estar a la altura…

– ¿Qué quieres ser de mayor? ¿Te consideras una persona que hace arte?

Poeta y Nombrador. Me basta así. Y está bien.

– Cuando gritas Eureka tras encontrar el nombre para un producto o empresa.. ¿Qué sientes?

Una felicidad inmensa, y un respeto muy grande hacia ese producto, esa empresa, ese cliente que confió en nosotros… y a partir de ese momento, sentir que ¡Ese nombre ya es suyo, no nuestro!

– ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

Esos breves momentos inesperados en los que sentado en cualquier lugar del mundo sientes de pronto que los relojes y sus agujas se han olvidado de ti un momento, para ser, paradójicamente, sólo tú y a solas contigo mismo, acompañado por tanto de todo y todos los que quieres…

¿Una vida aburrida?

El aburrimiento se cura con la curiosidad. La curiosidad no se cura con nada” decía  Dorothy Parker

El mundo vive sumido en el aburrimiento.

Estoy aburrido con mi vida…Estoy aburrido con mi pareja…Estoy aburrido con mi trabajo…Estoy aburrido con lo que ponen en la televisión…

Y no hace falta que lo diga la gente, viendo la cara que tienen durante el día, ya dice mucho de ellos… Una cara donde la sonrisa brilla por su ausencia y donde la mirada expresa tristeza.

Cuando la gente me comenta: “Quiero hacer algo con esta vida tan aburrida que tengo”, para posteriormente preguntarme: “¿Qué harías tú?”.

Siempre contesto lo mismo: “Hacer de verdad lo que sientes que tienes que hacer”.

Instantáneamente pegan salto para atrás, como cuando los gatos ven el agua.

Cuando uno está en búsqueda de sus sueños, NUNCA ESTÁ ABURRIDO.

Estamos aburridos, PORQUE QUEREMOS.

Estamos aburridos, porque nos ha ganado la frustración y la resignación a la fuerza de voluntad.

Estamos aburridos, porque hemos dejado que el miedo nos gane frente a la posibilidad de descubrir qué pasaría si fuéramos hacia nuestros sueños.

ESTAMOS ABURRIDOS, ESTAMOS DESMOTIVADOS, ESTAMOS DESGANADOS, PORQUE NO TE DAS LA OPORTUNIDAD DE SER.

Ahora se sincero contigo mismo, por favor, ante esta pregunta:

Cuando haces lo que sientes que tienes que hacer, lo que tu corazón te impulsa… ¿Cómo se te pasan las horas? ¿Me dices cuantos momentos tenías de ilusión, de superación, de aprendizaje? ¿Me dices que pensabas que tu vida era aburrida?

Con tu cara sonriente, pensando en aquellos momentos, ya me estás diciendo todo.

Cuando estamos haciendo lo que sentimos que queremos y debemos hacer, por iniciativa propia, NO HAY ABURRIMIENTO.

Siempre lo digo y lo diré, si supiéramos los significados de verdad de las palabras, muchas cosas cambiarían.

Aburrimiento es “La sensación de fastidio provocada por la falta de diversión o de interés por algo”.

Vayamos por partes.

SI una persona tiene la sensación dentro de ella, y no hace nada para transformarla. ¿Por qué se queja luego de lo que está viviendo?

Nosotros somos los responsables de lo que nos pasa, de lo que no nos pasa y así como lo que nos gustaría que nos pasara.

Seamos un poco más coherentes con nosotros mismos, y empecemos a ser dueños de nosotros mismos, de nuestras emociones.

Si sientes que te falta diversión en tu vida, es el momento, no de ir a una fiesta, de largarte a pasar el verano a Ibiza, o de emborracharte para olvidarte de la vida que tienes. Es el momento de pensar QUÉ está pasando en tu vida, QUÉ te falta y lo peor de todo, aún sabiéndolo, ¿Por qué no haces nada al respecto?

Cuando sabemos qué NO queremos en la vida, sabemos qué SI queremos en la misma. Simplemente es transformar la frase negativa de “No quiero que…” por “Quiero que…”.

Si, ya sé que estarás pensando que es muy fácil ponerlo en papel, pero luego hay que llevarlo a la acción.

Vivimos a la pata coja, porque tenemos miedo de pisar en la vida, con los dos pies y fuerte.

¿Por qué?

TODO POR MIEDO. Al qué dirán, a no saber si eres capaz, a no saber si lo conseguirás… y mientras tanto, gritas y gimoteas a los 4 vientos que “TENGO UNA VIDA MUY ABURRIDA”.

BASTA YA , que aún sabiendo lo que tienes que hacer, lo que te pasa, no lo hagas, no tengas los santos webs de decir:” Hasta aquí hemos llegado, ahora es mi momento, ahora voy a por mi oportunidad”

DEJA DE QUEJARTE, Y PONTE MANOS A LA OBRA. PORQUE HAS VENID O A EXPRIMIR LA VIDA, A DISFRUTAR DE ELLA, Y AÚN SABIENDOLO, NO LO HACES. Si te quejas de los resultados que tienes, es porque TÚ quieres tener esos resultados, sabiendo que puedes darle la vuelta a la tortilla.

Así qué no más excusas.

Y si te sientes aburrido y todavía estás enfocándote en lo que te produce ese aburrimiento. ¿Piensas que caerá un meteorito que cambiara la situación por ti? Me parece que no.

Te estás interesando por algo que no te ilusiona, te motiva, o ya ha hecho su labor en tu vida. Sigues interesándote en esa situación o persona, por el qué dirán, no vaya a hacerle daño, no vaya a ser que se cree la 3 Guerra mundial… Pensamos en posibles consecuencias que pudieran provocarse por nuestra reacción a nuestra sensación de aburrimiento… Y siempre acabamos dando prioridad a los demás, no se vayan a molestar, que a nuestra felicidad, a nuestros sentimientos.

En un cabeza llena de aburrimiento, frustración e ira, nuestra habrá espacio para el éxito, la felicidad y la ilusión. Y para que sí lo haya, tienes que empezar a enfocarte en ello. Cueste lo que cueste.

Será romper creencias, será romper con gente que lleva tiempo contigo, será romper estereotipos en tu círculo de amigos, serán muchas cosas seguramente… Pero habrá un gran beneficio esperándote:

DIVERTIRTE TODOS LOS DÍAS DE TU VIDA, SIENDO, HACIENDO Y SINTIENDO LO QUE TÚ QUIERES, QUIEN TU ERES…

Y te aseguro que es una sensación increíble, que te hace afrontar los días con una sonrisa de oreja a oreja, a pesar de cualquier circunstancia que surja.

Pero también te voy a hablar, de otra cosa. Hay que tener tiempos durante tu vida, en los que estar aburrido.

Aburrido es NO HACER ABSOLUTAMENTE NADA. Es el contrapunto a esta sociedad en la que tenemos que estar haciendo constantemente cosas sino pensaran que seremos unos “despojos de la sociedad”.

Yo promulgo que durante la semana tengamos la sensación de estar aburridos. El cerebro necesita oxigenarse, parar, ser “amebas” que recuperan la energía gastada, ver donde nos encontramos, qué ha pasado por nuestra vida o que NO ha pasado hasta la fecha.

Estar aburrido es darle vía libre a nuestro subconsciente, eso que nos guía pero por “agendas, miedos y rutinas” no dejamos que hable.

Por favor, date más momentos para estar aburrido, tu vida te lo agradecerá.

¿Vas a permitir que el aburrimiento se apodere de tu vida? ¿Por qué estás aburrido? ¿Qué vas a hacer para transformar tu vida?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de Amazon.

He lanzado el workshop “Liderazgo&Disrupción” en el que recoge toda la formación y experiencias que engloban el nuevo Management Disruptivo que las empresas y profesionales de éxito imprimen. Podéis poneros en contacto conmigo a través de chocolaterojoconsulting©gmail.com