¿El mejor afrodisiaco? ¡¡TÚ!!.

El poder es el afrodisiaco más fuerte” decía Henry Kissinger.

afrodisiacoEstoy a mil.

Lo reconozco, y no es que haya visto la película de la Sombras de Grey, me haya terminado el libro o acabé de entrevistar a Elsa Pataky.

Me acabo de mirar al espejo y siento que yo, soy el mayor afrodisiaco que jamás probaré durante toda mi vida.

No estoy haciendo una oda al amor propio, al egoísmo ni cosas raras.

Sólo que nosotros somos debemos ser el mayor afrodisiaco que probaremos jamás.

Buscamos en libros la motivación que nos falta. Buscamos en los demás, el amor que no nos damos nosotros mismos, buscamos en una conferencia, la formula de la felicidad, que si no os habéis enterado, nosotros mismos la tenemos dentro.  Buscamos en un consultor, la solución a los problemas de nuestra empresa, en vez de mirarnos a nosotros mismos y empezar por ahí.

Buscamos fuera, lo que tenemos dentro de nosotros.

Tomando café esta mañana, oía a una chica al lado, que le decía a su compañero: “El chocolate es el mayor afrodisiaco que he tomado hasta ahora. Por favor, que bueno estaba”. Yo pensaba que iba a empezar a hacer la escena de cuando Harry encontró a Sally, pero no, no lo hizo.

Eso es lo que me hizo pensar que buscamos el placer, la felicidad fuera, en los demás, mientras nosotros mismos, ya podemos disfrutar del elixir que desprendemos.

SI EL CHOCOLATE ES UN AFRODISIACO, NUESTRO DÍA A DÍA, NUESTRO TRABAJO TAMBIÉN DEBERIA SERLO.

Pero en vez de disfrutarlos, de saborearlos, hasta la extenuación, hacemos como los niños, con las verduras, los repugnamos.

Y es lo que no pasaba, con nuestra vida, con nuestro trabajo, si podemos tomar algo que nos dé más placer, algo de fuera, que algo nuestro, mucho mejor.

No nos gusta crear nuestra propia felicidad, no nos gusta crear nuestro éxito,  no nos gusta crear nuestro propio placer. El que viene de fuera, seguro que será mucho mejor, menos problemas nos dará  y si no nos satisface, la culpa es de los demás, no de nosotros.

DEJA DE BUSCAR FUERA, TÚ ERES Y DEBES SER EL MAYOR AFRODISIACO QUE HAYA EN LA TIERRA.

¿Pero te apasiona todo lo que haces y vives a lo largo del día?

Es una de las preguntas que he llevo haciendo tiempo atrás a la gente.  No voy a hablar de estadísticas ni cosas así, porque no viene al cuento, pero si que he sacado una conclusión: LO UNICO QUE APASIONA A LA GENTE EN LA ACTUALIDAD ES REGODERSE EN EL SUFRIMIENTO PROPIO Y AJENO.

Llevo tiempo atrás diciendo en casa, que me gustaría una semana probar a no comer viendo el telediario. Y la respuesta que me dicen que hay que estar atentos a las noticias… Pero es que para estar oyendo, despidos, eres, debate del estado de la nación, muertes en guerras y demás, insultos, patadas y más… pues ha habido días que se me ha atragantado la comida.

En vez de darte información, muchas veces te dan cortes de digestión viendo los telediarios.

¿Y viendo esas cosas, puedes tener pasión por la vida, por tu trabajo, por ti? Más bien te da más pena el ser humano.

Prefiero estar viendo los Simpson, que me rio un rato o una serie, o hasta los documentales de la 2, que por los menos aprendo algo.

Luego la gente se regodea con su propio dolor. Juegan con la palabra “suicidio”, como si estuvieran comiendo un chicle, estiran el dolor hasta límites insospechados todo porque desean que los demás les tenga en lastima, les cuiden, se sientan protegidos, porque han tenido una caída y tienen miedo a una nueva.

afrodisiacoLo que les pasa es que no tienen pasión por lo que puede venir.  Más bien miedo. No saben o no quieren saber, que todo depende desde el lado que mires la situación.

No tener pasión por la vida, no tener pasión por ti mismo, es decidir quedarse en la cama quejándose por lo mal que está la situación y si puedes echarle la bronca al Gobierno,  ¿A QUÉ TE QUEDAS MEJOR?

Tú eres el maestro del afrodisiaco que desees en tu vida, del que quieras disfrutar todos los días…. pero de momento, con esa actitud, estas creando olor a estiércol y un futuro negro.

¿Quieres saber cómo descubrir el afrodisiaco que hay en ti?

1.- Conócete. Es el primer paso y el más difícil. Lo sé.  Sin saber de qué ingredientes estás compuesto, nunca podrá salir de ti las mejores esencias.

Tú lo sabes, estarás compuesto por esencias, que te gustaran su olor, pero te dará vergüenza mostrarlas por el qué dirán. ¿Qué ha pasado mientras has ido haciendo caso a los demás? Que la esencia que mostrabas, no te gustaba, pues ahora hazte caso a ti mismo, y sigue tu instinto.

También habrá esencias, que están en tu vida, que no te gustan, pero que te da miedo tirarlas, porque han estado muchos años junto a ti, y les has cogido cariño. Y así te ha ido. ¿Sabes qué hay que hacer?

¡¡A LA BASURA, YA!!.

Empezando por este punto, empezarás  a disfrutar del afrodisiaco más fuerte que puedes oler, el poder sobre ti mismo.

2.- Saber por qué camino quieres dejar tu afrodisiaco.  Te puedes conocer como el que más, pero si de verdad, no estás recorriendo un camino que es de tu agrado, que te apasiona, que te ilusiona, tu esencia se diluye.  Y es lo que pasa a las personas que se reinventan. Estaban caminando por un camino que no les motivaba, no les apasionaba, en el que no eran felices.

Cuando se pararon, se dieron cuenta quienes eran y qué querían en la vida, trazaron el camino que querían, su corazón les decía y su afrodisiaco, su esencia, les ha llevado a unos resultados impensables tiempo atrás.

3.- Eres el mejor afrodisiaco que nadie ha podido disfrutar ni sentir. No te compares con nadie, cada uno es diferente, no hay dos iguales. Dentro de ti está todo lo que puedes necesitar, para conseguir tus sueños. Dentro de ti hay confianza, pasión, alegría, superación, herramientas que jamás pensaba que tenías, dones que hay que descubrir. Dentro de ti hay muchas cosas, que no conoces, y que te podrán el modo “pasión” por el resto de tus vidas.

Tú eres el mayor afrodisiaco que hay en la faz de la tierra. Tu olor produce resultados allá donde vas, tu esencia deja un legado inconfundible allá por donde pasas, y tú mientras, solamente haces más que quejarte, compararte con los demás y desear cosas que piensas que son imposibles.

Tu trabajo, tu vida, tienen que ser el mayor afrodisiaco que tomes todos los días, pero solamente depende de una persona, de ti mismo.

Tú decides.

TÚ ERES EL MAYOR AFRODISIACO QUE VAS A TOMAR EN TU VIDA. DENTRO DE TI ESTÁ LA PASIÓN QUE PROVOCARÁ TODO LO QUE TU HAS SOÑADO. JAMÁS LA BUSQUES FUERA.

Descubrir la esencia que hay en mí, descubrir que soy yo mismo quien me tiene que apasionar por los retos, por la vida, por los días, me ha hecho poder decir a los 4 vientos, que soy feliz, que me apasiona la vida que estoy viviendo y más aún los retos que tengo por delante. Os iré informando.

¿Vas a descubrir la esencia que hay dentro de ti? ¿Por qué te da miedo destaparla? ¿Qué esencia crees que desprendes ahora?

Anuncios

¿Cuántas veces has dicho hoy, GRACIAS?

Gracias Dios por no dármelo todo, sino solo lo que necesito”.

AgradecimientoSiempre me acordaré cuando mi madre, me decía, de pequeño: “ David, ¿Qué se dice cuando te dan algo? ¿Te lo tengo que repetir siempre?, tienes que dar las gracias”. “Gracias, abuela por el bocadillo” y me iba corriendo a jugar con los amigos por el pueblo.

Todos queremos conseguir los mayores éxitos en la vida , la mejores posesiones, mejores títulos, lo mejor. La vida son cimas y valles, hoy estás aquí y mañana estás más abajo. Hoy estamos felices y mañana con “bajón”. Pero siempre hay una cosa constante en la vida de todo ser humano, HAY QUE SER AGRADECIDOS.

En estos momentos que estamos viviendo, de desesperación, desempleo, dudas, miedos, eso de dar gracias a lo que tenemos alrededor, cuando no vemos a la vida, como lo que es,  un viaje lleno de aventuras, pensamos que es algo de locos, eso de dar gracias, por la escasez que vivimos. O eso pensamos.

Cuando todo nos iba de “puta madre“, dábamos gracias por todo, hasta a la cajera del supermercado, por darnos las vueltas cuando pagábamos. ¿Ahora? Ni las gracias damos cuando el vecino nos ayuda a subir las bolsas o nos abren la puerta del ascensor.

¿Dónde están se ha quedado ser agradecidos?

Todos vivimos malos momentos. Todos cuando estamos en esa situación, solamente nos fijamos en lo mal que está todo, en lo solos que estamos porque no tenemos pareja, en que Infojobs no para de ponernos “descartado” o que el compañero de trabajo nos la ha vuelto a hacer. Es normal, yo también lo hacía, lo hago cuando están las cosas “mal”. Entramos en la rueda del pensamiento negativo, y sólo vemos la vida de color negro.

“¿Y ahora nos estás diciendo que aún en los malos tiempos hay que seguir dando gracias? ¿De qué? ¿De no tener trabajo?..” Me acordaré siempre, así de “chulo” le contesté a un conferenciante, que gracias a esa pregunta, somos amigos hoy.

Cuando vemos la vida, desde la escasez, del negativismo, de color oscuro, lo reconozco, hay que tenerlos “muy grandes“, para dar gracias cuando están yendo hacia el abismo. Pero hay que tenerlos, porque estar centrados en ese tipo de pensamientos, en sentirnos una víctima y que los demás, nos compadezcan,  y aunque eso nos gusta a todos, salir de ahí, es difícil, pero necesario e imprescindible.

Ser agradecido, con lo que tenemos, con lo poco o mucho que sea, no quiere decir que nos conformemos. “Virgencita que me quede como estoy…”, NO QUIERO DECIR ESO.  Todos tenemos que superarnos día a día, buscar siempre lo mejor para nosotros.

Pero ese “está todo mal” nos hace fijarnos en lo que nos falta en la vida, en el NO amor, NO felicidad, NO trabajo, NO dinero y mientras tanto, ¿Qué?

Estamos dejando de lado a personas que nos están ayudando en nuestro día a salir adelante, a personas que nos sonríen aún estando ellos peor que nosotros, darte cuenta que tienes un coche que te lleva ( de momento ) a dónde tú eliges, en comparación con otras personas.. Siempre nos comparamos con los que más tienen, ¿Y si te comparas con los que menos tienen? Creo que darías GRACIAS por muchas más cosas.

Los pensamientos negativos, catastróficos, nos hacen enfocarnos a lo que no tenemos, mientras que hacemos que pasen desapercibidos, cosas que si tenemos, por muy pocas que sean.

Cuando no nos focalizamos en lo que ya tenemos, estamos perdiendo aún más. Podemos sacarle máximo partido, a esas pocas pero buenas relaciones que tenemos, nos pueden ayudar, alentar a seguir, a superarnos. Ese coche, por muy trasto que este hecho, te lleva a dejar curriculums a las empresas, o ir a buscar a la persona que quieres.

Cuando nos estamos quejando, cuando no damos gracias por lo que tenemos, no le estamos sacando máximo provecho.

Pero es que ya no estoy hablando de darle gracias, a las cosas materiales que tenemos, hay que dar gracias por todo. Hoy cuando te has levantado, respóndete, ¿Has dado gracias por un nuevo día?.

Habrá gente que no habrá tenido la oportunidad de abrir los ojos y tener la oportunidad por delante, de 24 horas, para crear desde ese momento, un nuevo futuro.  ¿Y tú mientras quejándote?.

Gracias por los buenos días, de tu pareja, hijos o familia, gracias por abrir el grifo y baje agua, gracias a aquellas personas  que barren nuestras calles para que nosotros podamos pasear por ellas.

GRACIASNo damos las gracias a muchas cosas, con las que estamos bendecidos o tenemos en nuestro poder. Solo nos enfocamos en lo que nos falta, y no en lo que ya tenemos.

Tenemos algo que es lo más importante, que es la vida, y no damos gracias a ella, ningún día. Bueno cuando nos falla la salud, ahí es cuando la echamos en falta, y cuando nos recuperamos, damos gracias. Pero a los días, ya nos hemos olvidado.

Enfoquémonos en lo que sí tenemos a nuestro alrededor.  Si no apreciamos lo que ya tenemos, pensamos que no tenemos herramientas para salir adelante, y quizá, seguro, que serán muchas más , dando gracias por cada cosa que tienes, y las maximizarás.

No somos gratos con lo que tenemos, pensamos que es poco, pasamos de él, queremos más. ¿Y por qué los demás tienen que darnos lo que queremos si con lo que tenemos muchas veces, es más que suficiente?

Damos por sentado muchas cosas, hasta que las perdemos. No agradecemos a personas que nos ayudan, su labor por nosotros, las damos por sentado. ¡¡QUÉ PENA!!. Nunca olvidaré  a personas que me han ayudado hasta llegar donde estoy hoy, a ti lector,  o que me dieron su mano, sus oídos en mis peores momentos. Sería de desagradecido.

¡¡GRACIAS DESDE AQUÍ!!

Esta noche cuando te vayas a dormir , piensa en las cosas que te han sucedido, y seguro que habrá más de 1 , por la que tendrías que haber dado las gracias. Hazlo siempre antes de dormir, tu vida cambiara, serás más agradecido con las personas, con pequeños detalles que te sucedan, con tus posesiones, y empezaras a cambiar el foco en tu vida.

Empezaras a estar agradecido con lo que tienes y tu vida se transformará, te lo aseguro. Recuperemos de nuestro vocabulario, LAS GRACIAS. Pero digámosla de corazón, no por quedar bien.

¿A quién tienes que darle gracias que nunca lo has hecho? ¿Por qué tenías que estar agradecido en tu vida?

El Poder del Corazón

Me gusta la gente capaz de entender que el mayor error del ser humano, es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón” Mario Benedetti.

corazónMe gustaría empezar, haciendo una comprobación contigo. Coge tu mano derecha. ¿Ya?

Llévala a tu pecho, donde palpita esa cosa, que dicen, que es un corazón. ¿Ya? ¿Lo sientes?  Y ahora me gustaría preguntarte, ¿Hace cuanto no sentías sus latidos de forma consciente?

Tenemos un corazón que nos da la vida y no le hacemos caso. Bueno si, cuando nos empieza a fallar, pero mientras… pasamos de él.

Mientras éramos pequeños, hacíamos cosas que pensábamos que eran imposibles. Nos declarábamos a esa chica que tanto nos gustaba, aunque pensáramos que era inalcanzable, porque nuestro corazón nos decía que lo teníamos que hacer. Gracias a nuestro corazón hemos hecho muchas “locuras” de las que aún nos acordamos.

Pero a día de hoy, ¿Cuántas “locuras” sigues haciendo en función a lo que dice tu corazón?

Cuando llegamos a la madurez, “la edad del miedo”, la llamo yo, esa conexión que teníamos con el corazón, la desenchufamos. Si oímos a nuestro corazón, nos dirá: “Sigue tu instinto, sabes lo que quieres hacer, sabes que ella es tu pareja ideal, dile algo… sabes que tienes que dejar ese trabajo y dejarlo todo por tu pasión…”. Pero ¿A qué da miedo? Y mucho… Pero además de nuestro miedo, le añadimos un poco de “Eso es imposible, ¿A dónde vas? No me seas un crio… tú sigue como estás… y déjate de locuras…”. Pues la conexión con nuestro corazón, como pasaba, cuando éramos unos niños, desaparece, la enterramos, para nunca más quererla volver a oír  y  no te provoque problemas.

Te gustaría saber la respuesta a : ¿A qué he venido a este mundo?. Seguro que se te han abierto los ojos, ¿Me confundo? La respuesta ya la tienes. ¿Cómo? Vuelve a poner la mano en tu corazón y escucha lo que te dice. Ahí reside tu respuesta.

El corazón , es mucho más que un órgano vital. Es el centro de tus sentimientos. Es el centro de respuestas a esas preguntas, que crees que no tienen respuestas. Es el centro de emergencias al que tienes que acudir, cuando no paras de girar en la rueda de pensamientos negativos y catastróficos.

Cuando somos “mayores”, pensamos que nos realizaremos comprándonos una casa, teniendo un coche y la mejor pareja posible. Pensamos que así conseguiremos, el gran cáliz, LA FELICIDAD. Pensamos que eso nos llenará, y cuando no pasa, cambiamos de trabajo, de pareja o de casa. Pero aún así, seguimos sintiéndonos vacios.

Utilizamos placebos, como la comida, el sexo, las drogas, el alcohol, para evadirnos de esa sensación de frustración, de quererse evadirse de un mundo que no nos gusta.

Antes de que hagas eso, vuelve a poner la mano en tu corazón, y escucha lo que te dice.

Con 30 años, eso de escuchar a mi corazón, era de “happy flowers”, lo reconozco. Mi vida, o eso pensaba yo, estaba muy bien encaminada,  trabajo, dinero,  alguna que otra pareja… Eso del corazón, era para “raritos”.

¿Hoy? Doy gracias, por haber abierto mi corazón. Abrir tu corazón significa abrirte a una vida llena de sentido  y con un propósito. Situación que antes, era algo impensable.

Cuando abres tu corazón, eres más receptivo a la situación de los demás, a las oportunidades que la vida te ofrece, y que antes pasaban para ti, totalmente desapercibidas .Cuando abrí mi corazón, me di cuenta de quién era  yo de verdad y por qué estaba aquí.

¿Y tú lo sabes?.

Si nos dejamos guiar por la razón, nunca vemos más allá de la próxima esquina, pero mientras nos guiemos por el corazón, veremos a través de él, todo el trayecto.

El corazón, tiene un idioma, que has entendido muchas veces, y cuando te sientes “incomodo” con la vida, te sucede porque no lo escuchas. Se llama “intuición“.

Todos  hemos vivido momentos en los que hemos pensado: “No sé, pero siento que tengo que hacer tal o cual cosa…” Estábamos conectados con el corazón. Seguíamos sus dictámenes. Le escuchábamos. Y siempre, sentíamos que habíamos hecho lo correcto.

¿Por qué ahora ya no le escuchas? PORQUÉ ESTAS DESCONECTADO DE ÉL, DE TU CORAZÓN, DE TU SER. Sal de tu cabeza para poder escuchar la voz de tu corazón.

corazónEste año, lo he denominado coherencia, y es lo que pasa cuando escuchas a tu corazón. Estás en coherencia contigo mismo, con la vida. Tu ritmo cardiaco es siempre el mismo, vives en el ahora y eres más grande que tus pensamientos.

¿Quieres conectar con tu corazón? Es fácil, conecta con tu niño interior. Si ese que tienes dentro de ti, que le gustaría jugar más, que le gustaría hacer locuras, ese que le gustaría explorar otros caminos, no siempre los mismos. Ahora viene la navidad, y todos tenemos niños alrededor, cópiales, sígueles, ellos se mueven por su corazón.

Se dice que tenemos más de 60.000 pensamientos a lo largo del día, y más del 80% de los mismos son negativos.  TODOS anhelamos una vida,  con sentido, felicidad y éxito, pero ¿Con ese porcentaje de pensamientos negativos, crees que la podremos tener?. Una persona de corazón, ve la vida desde otra vertiente.

No estoy diciendo que son personas que “pasan” de todo, sino que aceptan lo que les viene, ya que saben que sobre muchas cosas no se tiene poder, y con el corazón, encuentran solución a la misma, son personas agradecidas a lo que tienen y agradecen lo que la vida les da.

Son personas que saben que la conexión entre corazón, vida y personalidad, es esencial a través de las emociones que viven para saber si están en el buen camino o no.

Estar conectado con tu corazón es recibir los mensajes, conocer a las personas que necesitas en esos momentos. Es lo que llama Deepak Chopra “sincronicidad”.  Son momentos que parecen que son una coincidencia, pero que detrás de ellos, hay mucho más.  Piensas que es un milagro haber encontrado la solución o la persona en esos momentos, que tanto lo necesitabas,  pero al estar conectado con  tu corazón, abierto a lo que la vida te da, se llena tu vida, de situaciones así y mejores.

Me he dado cuenta, que las personas que son de “corazón”, en cualquier tipo de relación que mantienen, atraen a personas que tienen el mismo sentimiento de seguridad en sí mismos. Todos buscamos a la “persona ideal”,  con el fin de llenar un vacío. ¿Qué pasaría si en vez de buscarla, nos buscáramos a nosotros mismos?

Si piensas que eres feliz, si te conoces, atraerás a ti personas con el mismo nivel de sentimientos. SI desconfías de ti, ¿Qué atraes? Personas, al igual que tú, que están buscando a otra persona para llenar su vacío. ¿Este tipo de relaciones quieres? Creo que no.

Creo que estamos viviendo unos momentos transcendentales, en los que nos estamos dando cuenta , que si queremos salir del atolladero, en el que nos ha metido la “razón”;  sólo hay una salida, volver a conectar con nuestro corazón.

Haz más caso a tu corazón que a tu razón. Si queréis conocer el poder que tiene el corazón, os recomiendo el libro ” El poder del corazón“, os cambiará la vida.

¿Y tú desde dónde vives tu vida? ¿Desde el corazón o desde la razón? ¿Cuándo fue la última vez que lo escuchaste?.

¡¡Luz en la sombra!!.

Querido David:

sombrasSoy un jubilado de muchos años. De esos que van a las obras a observarlas, lo reconozco.  Pero un día , investigando por esto de Internet, te encontré. Desde ese día , me has ayudado mucho en mis días de melancolía por un trabajo que ya no podía hacer, por no ver a mis nietos debido a la distancia o tristeza por ver en televisión, todo lo que nos estamos haciendo los seres humanos.

Te mando este email,  sin ninguna pretensión,   bueno sólo con uno, de agradecimiento, por todos  los buenos momentos que me haces pasar, leyendo tus artículos  y tus éxitos, que deseo que sean muchos más a lo largo de tu vida.

Este email, es mi granito de arena a todas esas personas que lo están pasando mal, como bien dicen a través de tus artículos.

No soy tan coqueto como una mujer, pero tengo muchos años, más de los que te puedes imaginar.  Viví la Guerra Civil en plena adolescencia y fue una experiencia que no he olvidado jamás.

Un momento así, histórico, te hace conocerte en todos los aspectos de la vida.  Y me ayudó a conocerme, a madurar de una forma rápida.  Pero hubo cosas de mí , que tuve y quise ocultar. Había aspectos de mi personalidad que tuve que ocultar por las posibles consecuencias.

En aquella época, había que integrarse en el grupo, sino pensaban que eras un radical de un bando u otro, y las consecuencias, ya te las puedes imaginar.  Debía ocultar muchas cosas de mí , a los demás, a los vecinos, a los amigos.

Tenía mucho miedo y me daba cuenta, que mientras tuviera miedo, la felicidad, eso que añoraba, no sería perfecta.

Vivía en una plena preocupación por lo que había hecho el día de antes,  para que no delatará muchas cosas que quería tener ocultas. No era vivir, era más bien arrastrarme por la vida con miedo.

Esas cosas que quería ocultar, también tengo que reconocer, que no las aceptaba,  ni yo mismo. Por mucho que la intentase ocultar en algunos momentos, siempre, de vez en cuando, cuando bajaba el “muro”, venía a hacerme la vida imposible o ponerme en apuros.

Deseaba que todo cambiara, lo deseaba con todas mis fuerzas. Poder tener una vida en la que no tuviera que ocultar nada, en la que me mostrara yo mismo.

Ahora vivo en el presente, me da igual el futuro. Con los años que tengo, mucho no tengo por delante, así que solo tengo el presente, porque el pasado, ya lo viví.

He conocido a muchas personas a lo largo de mi vida, pero reconozco que había algo que no me dejaba disfrutar de las mismas, la mascara que llevaba. No me mostraba como era yo. Y muchas veces, por nos mostrarme como era, me apegaba a ellas .Pensaba que ellas serían la única formula para llegar a eso que llamaba felicidad. Pero cuantos errores cometí haciendo eso.

Ahora se que la única felicidad, está dentro de ti.

Si no me quería a mi mismo, ¿Cómo podría querer a otras personas? Imposible.

Yo no me quería como yo era en mi totalidad, no aceptaba esas “cosas” que ocultaba a los demás, y a mi mismo.

sombrasPasaban los años y la vida seguía igual. No le veía ninguna salida, no tenía ninguna motivación, ni energía para seguir adelante. No tenía fe ni confianza en la vida.

Quería tener coraje, y aceptar quien era yo de verdad. Porque sabía que era el primer paso hacia esa felicidad. No podía pedir comprensión por parte de los demás, si yo mismo no me comprendía.

Ahora sé que la comprensión es la base del amor, con uno mismo y con otra persona.

Para cambiar, sabía que tenía que recomponerme. Me sentía como un puzle, pero para tenerlo terminado, tenía que poner las piezas en orden.

Ahora me doy cuenta, que eso que yo no aceptaba en mí, lo veía en los demás, pero multiplicado por 100. Por mucho que quería alejarme de ello, me lo encontraba siempre. Veía en los demás, los peores defectos y mientras a los demás , yo me mostraba impoluto, yo tenía lo mío por dentro.

Cuando dices que te costó aceptarte, que te costó darte cuenta que te gustaba escribir, hablar en público, que eras sensible, un romántico… me sentía identificado, porque era lo que me pasaba a mí. No quería ver en mi, aspectos que conformaban mi yo entero.

Ocultar quien era yo, me hacia consumir mucha energía. Que desperdicio, todo lo que hubiera podido crecer si hubiera dado el paso mucho antes. Pero llegó el día, que me puse delante del espejo, y como te lo digo, cogí un martillo y lo rompí. Desde ese día quería ser otra persona, y lo he conseguido.

Cuando creces interiormente, te das cuenta que sale dentro de ti energía que pensabas que ya nunca volvería.

El agotamiento ya no existe en mi vida, bueno por algunos achaques, pero no por mantener una máscara que no me definía de verdad.

Cuando acepté quien era de verdad, mi vida se transformó. Mi corazón acogió la tranquilidad. La alegría volvió a mi vida, y a toda la gente que tenía a mí alrededor.

Me di cuenta, que cuando aceptaba los miedos que tenía, esos “defectos”, muchos de esos “enanos” que me arrastraban por la vida, se hacían más pequeños y algunos hasta acabaron por desaparecer.

No me creo nadie con la potestad de decir a los demás lo que deben hacer, pero he visto a través de tu blog, que la gente sigue teniendo la enfermedad que tenía yo , NO SE ACEPTAN.

No te pongas ningún tipo de condición para quererte, para querer a los demás, para mostrarte a los demás. Quererme, aceptarme como tal era, hizo que esa “enfermedad” se transformará en una vida desde ese momento.

Estoy de acuerdo con un artículo que leí hace unos días, en los que decía, que el veneno del amor, no era el odio, sino el miedo. Cuánta razón tiene.

Por favor, respetaros todos, quereros tal cual sois, es la fórmula secreta que yo conocí para ser feliz, y que desde ese día,  no he dejado de tomarme.

No sé si a alguien le ayudará estas líneas,  haz lo que quieras con ellas. Pero quería lanzarme contándote que es y ha sido la vida para mí.  Y si alguien le ayuda, será mi legado para esas personas.

Gracias David por una comunidad que hace bien a más personas de las que tú seguro te imaginas.

SIEMPRE SIGUE ASÍ.

A.

¿Soy feo?

La persona más influenciable con la que hablarás todo el día eres tú. Ten cuidado entonces con lo que te dices a ti mismo

AutoestimaMe acabo de comprar una camiseta que me hacía mucha ilusión. El desempleo me ha ayudado, a gestionar mejor mis compras, elegir bien y en el momento en qué de verdad, lo necesito.

Me gusta llegar a casa, probármelo y ponerme delante del espejo. ¡¡SII, soy coqueto, ¿Qué pasa?!! Jajaj. Me miraba el espejo y pensaba, que si me quedaría bien con el o cual prenda que tenía o si tenía que comprarme otra más para acompañarla.

Pero me he dado cuenta de una cosa, tras verme en el espejo, NO lo bien que me quedaba la prenda, sino que feliz estaba viéndome delante de espejo.  Sonreía.

He pasado mucho tiempo de mi vida, sin quererme ver en el espejo, lo reconozco.

Me daba vergüenza hacerlo. Mi cabeza, mi barriga, mi todo… me daba vergüenza de mi mismo. ¿Qué conllevaba todo esto? Autoestima por los suelos, pensaba que era lo peor que podría existir en la faz de la tierra, lloros, y demás… todo ello unido al desempleo, me llevó a dónde me llevo.

Pensamos que solamente somos lo que vemos, y es lo que pensaba en ese momento. Lo que he pensado siempre. Pensaba que era un gordo con la cabeza enorme que no valía para nada.

Pero cada vez me doy cuenta que hay mucha más gente así. Que no quieren verse en el espejo, que se desprecian.

Ya están la navidades en los grandes supermercados. Tenía que comprar unas cosas, y ya estaban puestos los dulces de Navidad. ¡¡Qué tentación tan buena, por favor!!. Pero lo que más miedo me ha dado, ha sido cuando un chico de 14-15 años, le decía a su madre, cuando he pasado al lado: “Mama, me gustan los polvorones, pero no quiero comer, no quiero que en clase se rían de mí”.

¿Qué seres humanos estamos formando? ¿Qué sociedad hemos creado?

Nos da miedo comer porque en clase se pueden reír de nosotros, nos da miedo mostrarnos como somos de verdad, por el qué dirán los demás, por no sentirnos señalados.

Ves las revistas, los libros, los programas de televisión…¿Y qué tienen todo en común? Que se pone en el pedestal a personas por su imagen bonita… Me gustaría de verdad preguntar a algunos dueños de revistas, editores… ¿Qué leches ha hecho esa persona para estar ahí?. No sé donde lo vi recientemente, pero había unos niños americanos muy pequeños, casi bebes, que ganaban millones de dólares, por videos en los que salen retratados como si fueran famosos. ¿Qué valores, que formación tendrán esos niños? No quiero ni pensarlo.

Vivimos en una sociedad que se está transformando continuamente. Promulgamos mensajes de superación, de confianza, de valentía, de felicidad…. Y luego vemos en la revista, modelos ( que no digo que no es bonito verlo ), pero que promulgan una visión de la realidad, del cuerpo humano, que no es la real.

Ese chico que le estaba diciendo a su madre “ No quiero comer eso, aunque me encantaría”, seguro que tiene talentos increíbles, tiene dones que ni él mismo sabe, pero por miedo, le señalen y piense que para pasarlo mal en el colegio, mejor callarse y dejarse guiar por la corriente.

¡¡QUÉ PENA!!.

A día de hoy, aunque vaya al gimnasio, a cuidarme un poco, tengo que aceptar que me gusta el buen comer, que me gustan las chucherías y soy un fanático del chocolate. No me privo, pero con límites. Es algo contradictorio, pero es un vicio que tengo, y nunca lo había aceptado.

¡¡ ME LLAMO DAVID ASENSIO Y ME GUSTA COMER!! No digo que no a un buen solomillo con patatas fritas o un batido chocolate. La mujer que me quiera conquistar lo tiene fácil, la verdad.

Antes, comía a escondidas… cuando estaba pasando una mala racha.. Me daba vergüenza que me vieran… ¿Ahora? Viva la comida.

En Octubre, di una conferencia en Cartagena. Aparte del cariño que me dieron y de la buena acogida que tuvo la conferencia, hubo una cosa que me sorprendió mucho.

A día de hoy puedo decir, que me río de mí mismo. Y a mucha honra.  ( No acepto que se rían de mi, claro está )Me ha costado mucho, pero viéndome delante del espejo con la camiseta nueva, no me hubiera costado mucho, darle un beso al espejo, al igual que hacen los niños pequeños cuando se ven. Y durante la conferencia me reía de mi mismo, en varios episodios de la misma, y a la gente eso le sorprendía.. ¡¡No conozco a nadie que se ría de sí mismo y tenga delante a 500 personas.. !!me decían.

espejo¿Por qué tienen que importar las apariencias si lo que importa de una persona, de una conferencia es el mensaje que da esa persona? Yo soy así ,y muy feliz con ello.

Como yo me veía en muchos instantes, no es como era de verdad, ni como soy ahora. Somos mucho más de la imagen que vemos en el espejo.

Esas pequeñas personas, disfrutan de cómo son, no tiene prejuicios, no les afecta lo que digan los demás, simplemente son ellos. Besan el cristal, lo chupan, intentan abrazar a la persona que tienen enfrente, de todo.. Esa imagen nos tiene que recordar una y otra vez, que somos mucho más de lo que vemos, que las personas son mucho más que su imagen.

Pensamos que los amigos, la familia , la escuela, la vida, nos influyen para hacer cosas, pero cada vez creo que lo que hace que hagamos o no hagamos una cosa , es la apariencia que podamos dar tras hacerla o no.

¿Así vamos a mejorar como seres humanos? Creo que NO.

Esa baja autoestima, hace que bajes tu rendimiento en cualquier actividad. En los estudios, en el trabajo, con tu familia, con tu pareja.. Pero ya no solo afecta en todos estos campos, en la salud también. Mi baja autoestima, me hizo volver de Madrid con 20 kilos de más y pensar en otras cosas peores.

Estamos en momentos de crisis, que se alienta el emprender, la superación y nosotros sumidos en una depresión de autoestima. ¿Qué pasaría si nos aceptáramos cuando estamos delante del espejo? Que el potencial que cada uno de nosotros lleva en su interior, saldría hacia fuera … y los resultados que estamos viviendo, serían OTROS…

Por favor, recuerda siempre:

.- El cuerpo perfecto no existe. Acepta como eres. Acéptate.  Y si quieres cambiar, empieza a dar pasos. No valen excusas, no valen victimismos.

.- Nada de compararse con los demás. Tú eres único, has venido al mundo a cumplir tu misión, tu por qué, no para superar a los demás, sino para superarte a ti mismo.

.- Deja de juzgar a las personas por lo que ves, y júzgalas por lo que son.

.- Pon en un pedestal a las persona por su esfuerzo, su constancia, por su coraje, pero NO por su forma de vestir o por su cuerpo.

Si de verdad queremos marcar una diferencia en este mundo, dejar un mundo mejor a nuestros hijos, a una próxima generación, “idolatremos” a las personas que se esfuerzan, que sudan por lo que quieren, que emprenden sus sueños, y no a aquellas personas que son “conocidas” por sus cuerpos.

Y JAMÁS SE TE OLVIDE, QUE ERES MUCHO MÁS DE LO QUE VES DELANTE DEL ESPEJO.

Por favor, ves al baño, a dónde tengas un espejo. Sonríe a la persona que tengas delante y dale un buen beso.

¿Hace cuánto no besas a la persona que tienes delante del espejo? ¿Con quién te comparas? ¿Por qué lo haces, por su cuerpo o por tu esfuerzo? ¿Te consideras fe@? ¿Te quieres?

Se Necesitan: ¡¡Líderes!!

Cuando el objetivo te parezca difícil, no cambies de objetivo, busca un nuevo camino para llegar a él” decía Confucio.

liderazgoLiderazgo dentro de una empresa, liderar el cambio en un equipo deportivo, liderar un grupo político, liderar unas negociaciones de paz entre varios países, liderar la sociedad..” .. Son algunas de las frases que he oído hace un rato en el telediario de al medio día.

Más y más liderazgo. Parece que cuando están las cosas mal, nos da por preocuparnos por saber qué es eso de liderar y aprenderlo. Mientras tanto, lo pasamos por alto.
Como bien se dice en El liderazgo según Confucio, “Sin un líder, las aves no llegan muy lejos“. Y así nos ha ido hasta ahora. Un líder es aquel que muestra a otros el camino que va a emprender para que se unan a él en el viaje.

Todo funciona cuando esos líderes, de cualquier estamento, tienen ese algo innato en ellos. Si no, las consecuencias, no son muy halagüeñas. Cuando ese líder, sentimos que nos llevara a metas soñadas, retos impensables, confiamos en sus conocimientos, les seguiremos siempre contra viento y marea.
Cuando nos encontramos a una persona así y nos dice delante de nosotros: “¿Vamos?”. Lo haremos. Caminaremos junto a él por el mismo camino, dando igual lo pedregoso que sea. Confiamos en él.

El líder es un ejemplo, y todos los ejemplos, tanto los buenos como los malos se contagian. Si los hechos y las palabras de esa persona que seguimos no van unidas, no será un buen ejemplo a seguir, no habrá coherencia.
Los retos no se consiguen de un momento para otro, todo lleva su tiempo, y para ello necesitaremos planificación y ejecución. No podemos conquistar el Everest sin antes saber cómo, cuándo y en qué circunstancias hacerlo. Pero eso si, esas decisiones llevan su tiempo, pero no las podemos dilatar.

No podemos depender del “¿Y si..?” y si del paso adelante. Todos conocemos “lideres” que su frase favorita es : “Las cosas siempre se han hecho así y no van a cambiar”. Así les va, así nos ha ido.
La vida es cambio, puro cambio y a diario lo vivimos. Un líder tiene que ser flexible, adaptarse a los cambios y muchas veces esos nuevos caminos nos llevan más rápido a la meta.
Una de las características que siempre detecto y agradezco de un líder es que te hace superarte más y más. Te habrá llevado a una meta impensable para ti, pero tras conseguirla, te estará animando para que consigas una mayor.

Pero un líder, solo, no es un líder. El trabajo en equipo, el fusionar talentos de cada uno de los integrantes del equipo, es una de sus labores. Por muy bueno que ese líder sea, por su experiencia o vivencias, si no estamos de acuerdo con la misión que nos ha encomendado, no querremos estar en el grupo.. y esa expedición fracasará mucho antes de empezar.
Una meta común, tatuada en la piel de cada uno de los integrantes y el trabajo en equipo, lo llevará a su consecución, de forma rápida y coherente.

El líder tiene que escuchar. Tiene que conocer a cada uno de los integrantes del equipo y alentar las cualidades de cada uno de ellos, lo que provocará, potenciar el equipo, su conexión y el sentimiento de pertenencia al mismo.

¿Conoces a una persona que cumpla estos requisitos? ¿Quién conoces que no los cumple y debería?

Si me fijo en los líderes de éxito y los que no lo son, hay una cosa que los distingue. Una cosa que los lleva a unos al éxito y a otros no, el ENTUSIASMO. Dan ejemplo a sus seguidores, los animan, imprimen entusiasmo en cada paso que dan y sobre todo dan ejemplo, dan confianza. Siempre están dando ejemplo.
Un líder que predica algo que no hace pues… ¿Cuántos hemos conocido así? ¿Cuántos lideres has conocido que sean honesto de verdad?

lideresLos habrá, claro que sí, pero escasean últimamente. Estas personas, las cuales tienen una honestidad que brilla por su ausencia, son personas que no tienen un interior firme, sólido, basado en convicciones y valores sólidos. Cuando por dentro, estamos bien, sólidos, confiados, por fuera los mostraremos y nos repercutirá, en el respeto que nos muestren.
Un líder es fácil de descubrir si es o no bueno, en cómo trata a los desconocidos. Por muy bueno que sea en el ámbito en el que dirige, pero si en el día a día, trata mal a los desconocidos, o no se distingue por un buen corazón… mal vamos.

Ha habido muchos “lideres” que nos han llevado a desastres mayúsculos en todos los ámbitos. Un líder tiene que conocer sus limitaciones y ser humilde. La arrogancia, la codicia, el poder suelen ser un caldo de cultivo, con un resultado bastante mal oliente.
Unos resultados que los hace creer que son semidioses, y así nos ha ido hasta ahora. Así no habrá progreso de ninguna parte, solo retroceso.

No sé cuanto durara la moda del liderazgo, del líder coach y demás. Veremos cuanto empecemos a remontar esta crisis, todo se habrá olvidado, pero como bien decía Confucio, “sin un buen líder, las aves no llegaran muy lejos“. Y de momento así nos va.

Un buen líder es una persona que:

.- Entusiasma
.- Que escucha a los demás
.- Los alienta
.- Conoce sus limitaciones
.- Y para mi, es esencial, una persona humilde.

Pero no confundas líder con jefes.

He conocido personas que se podrían incluir en cada de las definiciones. Pero un líder, es aquél que se centra en las personas,  huye de la “titulitos”. Es aquel que se preocupa por cada uno de los integrantes del equipo que lidera y sobre todo, es aquel que se siente responsable de los errores de su equipo.

Por favor, Lideres que decís que nos llevaréis a nuevas cotas, ser ante todo buenas personas. No sustentéis vuestras acciones en la provisionalidad, agradecer, delegar y recompensar. Estaremos más contentos con vosotros. Hay pocas cosas más importantes que la calidad y credibilidad de los líderes Miremos más allá de discusiones banales.

¿Qué es para ti un líder? ¿Qué aspectos te harían seguirle? ¿Estamos falta de líderes?

 

¡¡VIVE LA VIDA!!

¡¡Qué bonita  la vida!!, es una canción que estoy oyendo ahora mismo de Dani Martín.

VIDAHoy me han dado la noticia del fallecimiento de un familiar muy querido por mí. Estaba muy enferma desde hacía ya un tiempo, y por su lucha, pundonor, que siempre nos ha mostrado a toda su familia, ha estado con nosotros mucho más de lo que nos imaginábamos.

La verdad que es una perdida muy importante para toda la familia, el nexo de unión entre todos los componentes de la misma.

Allá donde estés, de mi parte, quiero decirte gracias por todo lo que has hecho por mi, por todos nosotros, por tus sonrisas, tus arroces con leche y tus patatas fritas siempre que iba a visitarte, hacías para mí . Gracias por hacer de mi padre, un ejemplo a seguir, de superación, constancia y esfuerzo.

Es en estos momentos, en soledad, echando la vista atrás,  es en los que te das cuenta que muchos días, meses e incluso años, pasamos por la vida, de puntillas. No nos damos cuenta de lo bonita que es la vida.

Estamos pensando en el trabajo, o la falta de él, las 24 horas del día. Preocupados, que no es lo mismo que ocupados, por temas, que si los vemos desde otra vertiente, son una nimiedad comparado con dificultades que están pasando, por ejemplo personas de África, o en este mismo país, con temas de desahucios, mismamente.

Vamos con el piloto automático puesto. Nos levantamos y ya lo ponemos en marcha. Y hay veces, que hasta soñamos con lo que tenemos que hacer durante todo el día siguiente. Nos da miedo, que un momento a otro, una situación, que no tenemos controlada, se adueñe de nuestra vida y no sepamos hacerle frente.

Queremos siempre lo que conocemos, queremos siempre la misma gente, queremos siempre hasta oír descalificaciones de gente que dice que nos quiere, porque no sabemos qué pasaría en nuestra vida, si rompemos con todo ello.

Y mientras la vida sigue pasando.

Exigimos nuestros derechos, exigimos que nos den felicidad, exigimos que nos den lo que sentimos que nos merecemos y mientras tanto la vida sigue pasando.

Es en estos momentos de la vida, con una noticia triste, cuando te das aún más cuenta, que tenemos que quitarnos el piloto automático desde ya .  Y ser dueños de nuestra vida.

Dejemos de quejas, dejemos de lamentarnos de que nuestra vida no es aquello con lo que soñábamos de pequeños, dejemos de echar la culpa a los demás  de que ellos son los culpables de que no seamos felices.

¡¡BASTA YA DE LAMENTOS, POR FAVOR!!.

¿Haces algo para transformar todo esos lamentos en cosas positivas? Mientras no sea así, no te quejes.

Lloviera, nevara, tuviera mucha comida en el frigorífico o estuviera llena de dolores, siempre tenemos  todos ,alrededor una persona, que aún pasándolo peor que nosotros, siempre nos contesta con una sonrisa. Se ocupan que estemos bien cuando estamos con ellos , que dan lo poco que tienen para que cuando estemos con ellos, sea un momento único.

Pero aún así, hay momentos que solamente pensamos en nosotros, mientras otras personas se desviven porque seamos felices, aunque sea con una simple sonrisa.

Dejemos el egoísmo ya de una vez. No vivimos solos en este mundo, ahora no sé cuantos millones de personas somos, pero muchos. Así que no pienses que estás solo y que te mereces para ti solo, el tesoro de Alibaba.

Estamos en esta vida, para mucho más que satisfacer nuestras necesidades. La misión de esta vida, es la de ayudar a los demás con lo que sabes hacer, la de hacerlos felices con esas cualidades que tienes.

Pensamos que la vida juega con nosotros, que nos quita en un momento aquello que sentimos de lo que somos dueños, que nos robo de nuestro lado a esa persona que tanto queríamos. Persona que pensamos que sin ella no seremos felices.  Pues tienes dos opciones: o hundirte en el barro y estar siempre quejándote, o a pesar de las circunstancias, seguir siendo aquella persona que tú sabes que eres.

VIDAA pesar de las circunstancias, sabes que vales, que eres feliz ya por ser tú mismo, por existir, que todo lo que existe a tu alrededor, es porque has pensado en ello.

Todos tenemos un pase para el otro mundo, no sabemos cuándo, pero mientras tanto, estamos quejándonos, llorando, lamentándonos por miles de cosas. Y mientras tanto, la vida pasa.

Pasa la sonrisa de tus familiares, esos abrazos que te hacen sentirte único, ves la naturaleza crecer, o como con esfuerzo, esos sueños que pensabas imposibles, se acaban haciendo realidad.

Pero el egoísmo, nos hace no ver esos que nos dan los demás desinteresadamente, esos aprendizajes que pensamos que son ínfimos, pero en un momento determinado de la misma, son un gran bastón en el caminar.

Nuestro “ yo-yo y yo…” nos hace perdernos muchos grandes aportes que a veces nos dan personas que solamente están un día en nuestra vida. Pensamos que la vida es malvada, porque nos quita esos mimos que tanto necesitamos.

¿Pero hemos dado nosotros mismos sin ningún por qué a alguna persona que  en el fondo los necesitaba?.

Demos más y dejemos de exigir tanto.

Exigimos que los demás sean nuestros, y cuando se van, gritamos a la vida que malvada es. ¿Y por qué no enfocarnos en recordar todo lo bonito que hemos vivido con ella? Nadie somos de nadie, todos acabaremos yéndonos de aquí, pero mientras tanto seamos felices y sonriamos siempre, por favor.

Ya vale de malas caras desde el punto de la mañana.

Malas caras que nos hacen solo ver la tristeza, la perdida y el lamento que pensamos que nos da la vida.. Y mientras tanto la vida pasa perdiéndonos amaneceres, sonrisas, alegrías, pequeños momentos que nos hacen ver que la vida es más bonita de lo que pensamos.

Allá donde estés, gracias por todo lo que he aprendido de ti y del yayo. Nunca lo olvidaré.

Gracias por enseñarme a vivir la vida con una sonrisa en la boca a pesar de la que este cayendo. Gracias por siempre recordarme que la felicidad está dentro de nosotros y no fuera.

Gracias por enseñarme que la vida está en los pequeños momentos y no en las posesiones.

Allá donde estés.  Nunca te olvidaré.

GRACIAS.

DEMOS MÁS LAS GRACIAS, DIGAMOS MÁS TE QUIERO, SONRIAMOS MÁS POR FAVOR.  SEAMOS MÁS VALIENTES. VIVAMOS LA VIDA. QUIZÁ MAÑANA NO ESTEMOS AQUI. DEMOS MÁS DE NOSOTROS MISMOS Y EXIJAMOS MENOS DE LOS DEMÁS.

 

¿Qué es para ti, el amor?

El amor es como los fantasmas, todo el mundo habla de él, pero pocos lo han visto”.

LOVELlevo un par de semanas, oyendo la misma frase, “David, estoy enamorado”. Esto va por épocas, unas oigo que el amor es lo peor, que nunca nos enamoremos y ésta es la del amor.

Cuando intentamos definir que es el amor, entran en juego nuestras experiencias personales, las emociones que hemos vivido con él. Unos dirán que es lo más bonito que nos puede pasar, otros que es lo peor que te puede ocurrir, que mejor es estar solos. Los dos dimos nuestra definición de amor en los momentos que estábamos viviendo.

Definición que ha ido cambiando durante todos estos años.

¿Y cómo definirías tú el amor?

Para todos el amor es algo muy importante, pero también es algo que no comprendemos. Algo que nos gustaría controlar, pero no podemos. Estuvimos hablando y sacamos varias conclusiones.

Vemos a gente que llevan pocos meses e incluso días saliendo y les preguntas si están enamorados y te contestan con un SI rotundo. La sexualidad es algo importante para todos, pero eso no es amor. La pasión es algo eventual, que ocurre en un tiempo determinado, más corto o largo. El sexo es la recompensa, el premio. Amor es pensar en la otra persona, ocuparse de ella.

El amor es algo que se establece en el tiempo, no es el tiempo que dura la pasión.  El amor hace que te ocupes de la otra persona, tanto en los buenos como en los malos momentos.

Ves a la gente que llevan muchos años juntos y te das cuenta que los dos se han convertido en tienen una conexión profunda, producida por el tiempo que están juntos. Esa conexión no se produce por una noche de lujuria.

Pero esa conexión para que llegue a ser fructífera, tiene que haber una voluntad por ambas partes. Las parejas que llevan mucho tiempo se les nota. Se abren a la otra persona, se apoyan , que tienen la voluntad de esforzarse para superar cualquier situación juntos. Cuando estas con ellos notas que fluyen los sentimientos positivos, los dos se ocupan por el otro. Van desarrollando en el día, esa capacidad de amarse.

Pero esa capacidad, depende de cada uno. Si nos mostramos déspotas, enfadados, no cariñosos, no la escuchamos, el “falso amor” se acabara pronto. Pero si te muestras con cariño, con gratitud, la respetamos, la espiral de positivismo que se genera, fortalecerá ese amor.

El amor no es darle a la otra persona la “mochila” que llevas con dificultades o emociones no expresadas durante años para que cargue con ellas. Eso no es el amor, además ese “amor” acabará pronto.

¿Te sientes seguro, sabes vivir contigo mismo y confías en ti? Eso se mostrara y ese amor será sano.

El amor es contagioso. Te ayuda verlos, te eleva y alienta a querer vivir tú también esa atmosfera de positivismo y amor. Pero ese amor no es algo para siempre por mucho que nos gustase.

Si día a día lo dejas, no lo vas cultivando, no le dices cosas bonitas, ¿Qué crees que pasará?. Que se morirá.  Hay que comprometerse de verdad a su mantenimiento. ¿Compromiso? Sé que en estos momentos que vivimos es algo insospechado y que produce temor, pero si quieres algo, es lo que tendrás que hacer.

Ten voluntad de mantenerlo y que crezca, porque si no los días estarán contados.

Y nos dábamos cuenta que cuanto más amor había en nuestra vida, mejoraban las relaciones con los demás, uno era más empático.

Estos días me he estado fijando mucho en las parejas que conozco que están enamorados y en mis experiencias, e intentado descubrir qué hacen para cultivar sus amores:

1.-  Se dan gracias. Aún con amigos de mucho tiempo, cuando nos hacen un favor o alguna sorpresa, muchas veces se nos olvida dar las gracias. Lo damos por supuesto. NO DEMOS NADA POR SUPUESTO. Me he fijado que ante cualquier hecho, por pequeño que sea, se dan las gracias. ¿Y tú agradeces lo que hace la otra persona por ti? ¿O la tratas como un esclavo?

2.- Se sorprenden. Y es así. Todos queremos novedades, queremos nos sorprendan. Pues si quieres algo, primero empieza a darlo tú para luego recibirlo. No hace falta que le invites a cenar a París, con creatividad, puedes sorprender a la otra persona y sobre todo recibir el mayor de los regalos, su sonrisa

3.- Reservaros vuestro tiempo. Llegamos a casa, y queremos nos escuchen, explotar por el mal día que hemos tenido. ¿ Y te preocupas por el día de tu pareja? ¿Sabes que ha hecho? ¿Por qué das por hecho muchas cosas? ¿Sabes si mañana le gustaría hacer una cosa diferente?. Ocúpate de ella, hablar de vosotros, escúchala.

4.- Haz cosas que no te agraden. ¿No quieres bajar la basura por la noche? ¿Y mientras tu pareja se ha esforzado por una cena romántica, porque cuando llegues a casa tengas todo hecho, se intenta esforzar por hacerte feliz todos los días? ¿Pero de qué vas? Haz aquello que no te toca, y verás una nueva sonrisa de tu pareja.

5.- Confía en ella pero dale su espacio.  Esta muy bien que al despediros por la mañana, sepáis cada uno, el día que os espera, vuestras reuniones o gestiones. Pero no la agobies. Hay que dar espacio, que cada uno tenga su vida, que cada uno esté con sus amigos, tenga tiempo para estar consigo mismo. Tu pareja es mayor, no la trates como un bebe.

Son acciones muy pequeñas, pero puedes ser la diferencia entre estar soltero o estar en una relación feliz.

Cada pareja tiene sus propias reglas, para ser  felices. No existen unas reglas estándar, claro está. Para unos a lo mejor, la felicidad es hacer cosas juntos pero para otros, es hacer cosas diferentes. Otros pensaran que si hay que discutir es mejor antes de irse a dormir u otros al despertarse… Situaciones hay miles, tantas como personas.

Pero sobre todo, todo lo que vale la pena merece un esfuerzo.  ¿Quieres vivir una buena relación de pareja? ¿Un bonito amor? Esfuérzate aún más por cultivarlo, por hacer feliz a la otra persona, por sorprenderla. Cuánto más lo cuides, mejores flores saldrán.

¿Y qué es para ti el amor? ¿Qué no es para ti el amor? ¿Cultivas el amor que hay en tu  vida? ¿O lo podas?

¡¡ Un poco más..!!

Una mente llena de dudas no se puede concentrar en la victoria” decía Arthur Golden.

ÉxitoAcabo de volver de unas gestiones que tenía que hacer. Me gusta mientras voy caminando fijarme en la gente, (cuando me focalizo, porque reconozco que soy despistado), escuchar de qué hablan mientras se espera a que el semáforo se ponga verde.

En muchas ocasiones he aprendido cosas inimaginables. Pero la conclusión que he sacado del día de hoy, ha sido lamentable.

Ponemos la televisión o vemos en prensa, titulares como: “Reinvéntate, podemos, juntos lo conseguiremos, esfuerzo, con pasión lo conseguirás...”. Y mientras iba caminando, me daba cuenta que la gente iba andando muy lento por la calle. Parecía que no querían llegar a  su destino. Siempre con la cabeza baja y rechazando la mirada de la persona que se cruzaba con ellos.

¿Crees que con estas características, una persona llegará a conseguir cualquier meta que se proponga?

A eso hay que añadirle la conversación que he escuchado a las personas que tenía delante mientras esperaba a mi turno: “Que tarde, lo que quiera. Pienso llegar a trabajar tarde. Yo ya he hecho el trabajo que me habían encomendado. No pienso hacer más. Mi responsabilidad, por mucho tiempo ya está cubierta”.

¿Ya he hecho lo que tenía que hacer? ¿Con lo justo nos conformamos? ¿ Y aún así nos quejamos por qué no alcanzamos nuestras metas? ALGO HAY QUE HACER.

Y ese algo es muy fácil, se llama: “UN POCO MÁS”.

Ya vale de caer en la trampa del que rinde poco. Ya vale, de decir que no tienes fuerzas, de impotencias, de pensar que no eres bueno o que no tienes los suficientes estudios para dedicarte a lo que siempre has soñado. Ya vale de justificaciones y ponerte excusas a la hora de aceptar porque no has conseguido tu meta.

Has nacido por un por qué y tienes que mostrarlo a los demás. Si no conseguimos algo a la primera, ya estamos tirando la toalla a la primera.

¿Quieres conseguir esa meta? PRACTICA, PRACTICA Y SIGUE PRACTICANDO.

A la primera, nunca sale nada bien. Vemos por la calle o por la televisión, gente que consigue eso que tanto nosotros añoramos.

¿Qué nos diferencia a uno de otros? Solamente un verbo, ACCIÓN.

Son personas que van andando por la calle, con determinación, con ganas de llegar a su destino y ponerse manos a la obra. Son personas que su tiempo está orientado hacia sus objetivos, no hacia sus excusas.

¿Hacia dónde está orientado tu tiempo?

Las madres, con el paso del tiempo, te das cuenta de la importancia de escucharlas para el devenir de nuestra vida. Ahora que no me lee, le doy la razón a mi madre. Siempre me dice: “cuánto haces, tanto vales”. Estas personas de éxito debían hacer caso a sus madres desde pequeños. Y es así, estas personas siempre hacen UN POCO MÁS de lo que se espera de ellos.

Aportan a su trabajo, calidad y cantidad, más de lo que esperan los demás que hagan.

¿Y tú haces más de lo que esperan de ti? O ¿Siempre lo justo y lo necesario?

Si David, pero las oportunidades en estos momentos escasean, se que pensara alguno leyendo estas líneas. Pero creo que las oportunidades siempre llegan y que sobre todo no hay que dejarlas pasar.

Estoy ya cerrando un congreso en Zaragoza, Despierta, que se celebrará en Enero. Y pocos días antes de comenzar a gestionarlo, estaba leyendo un libro. Hubo una frase que me transformó: “Tu éxito en la vida estará en proporción directa a lo que hagas después de hacer lo que se espera que hagas”.  

La gente que sabía mi idea, conocía los primeros planes que tenía al respecto. Pero esa frase, la llevo desde ese día como un mantra. Hoy, sin haberse celebrado, ya es considerado como uno de los mayores congresos de España en motivación y desarrollo personal. Es totalmente diferente a mi primera idea. Con ponentes, apoyos que nunca habría podido imaginar al principio. SOLO POR HACER UN POCO MÁS.

Haz ese poco más de lo que esperan de ti, ese 1% de más y te digo, que las consecuencias, serán increíbles.

Pensamos que hacer un buen trabajo, es cumplir con las expectativas establecidas por “contrato”. “ Más no pienso hacer, para lo que me pagan.. Ni una hora extra, que me aumenten el suelo…”. Son frases típicas de este tipo de personas que solo hacen lo justo y necesario. Jamás darán un paso más de lo convenido, paso que le podría llevar directo a ese sueño que siempre había anhelado.

Esas personas que veo andar lento, sin ganas, desmotivados, sin alegría en los ojos, no creo que acumulen durante sus viajes muchas experiencias que los impulsen a seguir soñando,  más bien, los hacen estar en el mismo sitio en el que están.

Todo lo contrario en toda persona que hacen ese poco más, aprenden, ganan en experiencias y llegan más rápidamente a sus metas.

¿Qué marcha tienes puesta hacia tus sueños?

Nos quejamos que no tenemos tiempo, que jamás será posible conseguir eso tan soñado. ¿Pero en qué y cómo inviertes tu tiempo?

Todos tenemos 24 horas al día para hacer lo que queramos con ellas, pero depende cómo las inviertas, conseguirás llegar o no a la meta.

Sin energías, nunca conseguirás nada. A tu sofá no llegará tu meta, tocara al timbre de tu casa y te dirá: ¡¡ Hola, ¿Qué haces?¡¡. Hace falta energía para ponerse en marcha, lo se, pero luego ya no necesitarás tanta, porque los pies ya no te dejarán parar.

¿Quieres alcanzar tus metas, con tu compañero o tu vecino? Ya sabes lo que tienes que hacer. Dar un poco más de ti, un poco más de lo que esperan que hagas y seguro que los igualaras o superaras.

¿Qué metas quieres alcanzar? ¿Por qué crees que no la alcanzas? ¿Qué pasaría si dieras UN POCO MÁS de ti en su consecución? ¿O siempre haces lo justo y necesario? El éxito está relacionado con la acción, así que ya sabes si quieres conseguir éxito…

 

¡¡Esto es la VIDA!!

Cuando la vida te presenta razones para llorar, demuéstrale que tienes una y mil más para reír”.

Lección de vidaMe acaban de dar una noticia terrible según desde dónde lo mires.

Ya tengo mi billete para emprender viaje para el otro barrio. Sé que mucha gente cuando lea estas líneas, pensaran que soy una persona fría, que todavía no he aceptado lo que me acaban de decir. Pero ya lo presentía, llevaba tiempo que no me encontraba muy  bien.

¿Pero sabes una cosa? Voy a emprender el viaje, feliz. Si, es así de duro, pero es la verdad. Además ya he vivido demasiados años, no quiero ser un lastre para mi gente. Yo pienso quien ha encontrado eso que todos anhelamos, el sentido de su vida, el por qué ha venido a esta vida, se puede ir feliz.

Me pegué muchos años preguntándome por qué estaba en esta vida, y un día, encontré esa pasión. Y he sido desde ese momento el hombre más feliz del mundo. ¿Cuál ha sido? Es lo de menos, pero todavía me acuerdo de todas las personas que he ayudado con ese talento que descubrí un día por causalidad.

Lo que quiero con estas líneas que te estoy escribiendo, David,  es que me da pena, ya no solo en la televisión, sino  viendo a la gente por la calle, y a pesar del buen tiempo que ya hace, están tristes, alicaídos. Las palabras que más oigo, son depresión y miedo.

Pues yo no tengo miedo, a todo nos darán el billete, y unos emprenderán el viaje con miedo y otros, como yo, lo haremos felices. Felices porque encontramos el por qué de nuestra venida a este mundo tan maravilloso, el por qué de muchas cosas que me han pasado, he dado todo lo que sentía que tenía que dar, a las personas, a mis familiares, a mis amigos. Me iré feliz.

Me gustaría dejarte unos principios que he ido aprendiendo durante todo este tiempo, que llamamos vida, y que si crees conveniente, publícalo en tu blog, como un regalo a todos tus lectores, que sé que son muchos.

Un legado para que vivan la vida con más felicidad, entusiasmo, con más motivación y que cuando les envíen  el último billete, sientan que se han dejado la piel viviendo cada instante de su vida, cada instante junto a los demás y que han descubierto de qué realmente estaban hecho, de algo más de lo que se pueden imaginar en estos mismos momentos.

Nunca había sido coherente conmigo mismo. Lo reconozco.  Siempre había acallado eso que muchos llaman intuición. Pensaba que era de locos, que tenía que seguir lo que me decían los demás, me gustara o no, no me fuera a salir del “rebaño”. Tenía miedo a escucharme y guiarme por lo que dijera mi interior.

Hasta meses después de conocer lo que realmente me gustaba, todavía no me lo creía, pensaba que era un hobbie, aunque esa vocecilla me decía que tenía que dejarlo todo y encaminarme hacia ella. Y por fin lo hice, y fue de lo mejorcito que he hecho en toda mi vida.

Así que por favor, SER COHERENTES CON VOSOTROS MISMOS. Guiaros por vuestra intuición, no por los gustos de los demás. Por favor, si sentís que tenéis que hacer algo, hacerlo. Sé que perdí al amor de mi vida, por no decirle lo que sentía de verdad y si hice a cambio, lo que otros me recomendaron. 

Si sentís que tenéis que hacer algo y es algo coherente con vuestros valores, con vuestro corazón, allá donde yo esté, allí estaré dándoos ese último empujón.

Ser una persona coherente, es para mí, ser una persona además QUE NO TIENE NADA DE LO QUE ARREPENTIRSE.  Y como te he comentado, al no decir muchas cosas, tiempo después seguía arrepintiéndome y mucho. Me volvió a pasar cuando encontré el por qué estaba en este mundo. Intentaba acallar ese murmuro que tenía en mi cabeza y lo aplaqué durante un tiempo, pero hasta que un día dije ¡¡ BASTA YA!!. No quería que me pasara como con esa persona, no quería arrepentirme, me lancé.

Jamás te arrepientas de una cosa que sentías que tenías que hacerla. Puede salir o no según tenías previsto, pero jamás estarás preguntándote, que hubiera pasado si…

Desde que conocí mi pasión, VIVIA EL MOMENTO. Cuando estas centrado en un tema, solo vives para y por él. Ya no solo en temas profesionales, sino también personales. Cuando vivía en pareja, no había nada más alrededor, estaba con y para esa persona. La escuchaba, la intentaba comprender, la quería, en ese momento solo existía ella y nadie más. 

Por favor, vivir el momento, absorber el instante que la vida os ofrezca, dejaos de pensar en el pasado o en el futuro, vivir el momento con vuestros amigos, con esa chica os gusta, o con vuestros padres, quien sabe si se volverá a repetir.

Ahora en estos que vivimos, todos exigimos más de lo que damos. Exigimos que todo venga a nuestros pies, ¿pero ir nosotros hacia ello?, JAMÁS.  Es muy fácil lo que voy a decir, pero DA SIEMPRE MÁS DE LO QUE RECIBAS. Unos me dirán que voy de santo, otros que soy un tonto, pero es lo que he ido aprendiendo a lo largo de mi vida.

Ver sonreír a mi familia por un simple detalle que hago, sin que haga falta que sea una fecha determinada, ayudar a un amigo sin que te lo pida, cuando sabes que está mal, o un simple “te quiero” a tus hijos, amigos o demás, eran y son pequeños detalles que yo sabía que les animaba, motivaba, les sacaba una sonrisa en malos momentos. ¿ Y qué te hace más feliz que verlos a ellos felices? Verlos sonreír me llena a mí de más energía y felicidad.

Por favor, dar más de lo que recibáis siempre, os será devuelto con millones de intereses, os lo aseguro.

Se que mucha gente pensara, que es demasiado mayor para estas cosas, que su vida está  resuelta y que no van a cambiar, aunque en el fondo sientan que es algo que deberían hacer. Transforme mi vida con estos principios, cuando ya asomaban canas por mi pelo. Quien sabe que hubiera pasado si los hubiera conocido antes, y si … Dejémonos de “ Y si..” hoy es el momento para cambiar si sientes que tienes que hacerlo, da igual tus circunstancias, tú eres el líder de tu vida, nadie más.

NUNCA ES DEMASIADO TARDE.

He descubierto que una persona importante de mi vida, te lee también y por eso he querido dejarte estas líneas, como un regalo tanto para ella, como para todos tus seguidores. Se que le has ayudado mucho en momentos críticos de su vida. No soy ningún gurú ni quiero se me tome como tal, sólo es mi concepto de vida, lo que yo he ido aprendiendo. Por favor dejaos ya  de negativismos, e ir hacia vuestros sueños, ser coherentes y vivir el momento. Es lo que hice, y te digo, que es de lo mejor que he hecho.

Me gustaría deciros dos cosas más, por favor, dejaros de comparar con los ricos, con las personas que salen en televisión o con las modelos de las revistas como hacen mis nietas. Ese acto solo produce frustración. ¿Qué pasaría si os comparáis con los que menos tienen? ¿A qué te sentirías mejor? ¿A qué serías más feliz?¿A qué pensarías que no estas tan mal?  Dejémonos de comparar siempre con los que más tienen y miremos hacia atrás, con los que menos tienen, el sentimiento será diferente. Dejémonos de envidias.

Y por favor, no seáis como mis amigos, que con cada año que hacen, se amargan más. La vejez no impide la felicidad, si hay salud, podemos crear cosas, seguir conservando a nuestros amigos o familiares, disfrutando de lo que la vida nos ofrece. ¿Qué más queremos?. 

Ser felices es posible, allá dónde esté, estaré ayudándoos todo lo que pueda. La vida puede ser maravillosa o una mierda, sólo tú tienes el poder de elegir qué opción quieres tomar. La vida es sencilla, sólo somos nosotros quien nos la complicamos, no hagáis como hice yo.  

Una lección Magistral de qué es realmente la vida. Gracias allá dónde estés. Nunca olvidaré tu email. Un gran legado.