¡¡Deja de reinventarte y comienza a ser tú!!

La R.A.E, dice que la palabra REINVENTAR, no se encuentra en el Diccionario.

En cambio, si vamos a la palabra Inventar, dice: “Fingir hechos falsos“. Por lo tanto si uniéramos el prefijo re- a la palabra inventar, podríamos definir reinventar como ” volver a fingir hechos falsos”.

¿Verdad?

También podría decir, que sumando la definición de  ” descubrir algo nuevo o no conocido“, más el prefijo re- podríamos definir reinventar, como ” volver a descubrir algo nuevo o no conocido“.

Al igual que la palabra coaching, marca personal y otras, el proceso de reinventarse, está en boca de todos.. ” Tu proceso de reinventarse, ¿Como reinventarse en este mundo cambiante? Reinvéntate dentro de un mundo digital, Reinvéntate a través del diseño de tu marca personal ..”

¿Quién no ha visto algún mensaje de este tipo?

Tras ver mensajes así llamativos y si a eso le añadimos, libros que nos alientan a ser quien quieremos ser, a reiventarnos pasando del mundo del automovilismo al de la música, nos hace ver, que eso de reinventarse, es muy fácil y sobre todo si el guru de turnos, nos dice que gracias a reinventarnos, cabalgaremos sobre la ola estas nuevas novedades que estamos viviendo, solo nos sale de nuestra boca, una sola cosa: “¿Dónde hay que apuntarse?”

En la actualidad, reinventarse significa: “Puedes pasar de una profesión a otra, sin ningún problema, a través de mi curso exprés que yo te voy a cobrar un pastón a pesar de tus necesidades inminentes.“.

¿Me das tu definición de reinventarse?

Vivimos en unos momentos, en los que:

.- El que por aparentar algo que no somos, hacemos lo que haga falta.

.- Las necesidades económicas porque estamos en paro o no llegamos a final de mes.

.- Y en el que la felicidad y el éxito, son presas necesarias de alcanzar, como las salchichas para los perros.

Estas y otras características más de estos momentos, nos impulsan a reinventarnos cuanto antes y más rapido , mejor.

Todo porque si lo ha conseguido el vecino, si le supone esos ingresos que dice que tiene y se le ve tan feliz, yo también quiero. Y acabamos haciendo creyendo que un curso exprés nos dará los conocimientos y herramientas, para entrar en una profesión desconocida y ser de un día para otros los lideres del corral.  O pensando que es algo fácil y que yo también conseguiré como por arte de magia.

Principalmente nos encontramos las personas ante un proceso de reinvención, ante una crisis personal o profesional.

Nos ha dejado la parienta, ya no tenemos amigos o nos han despedido del puesto de trabajo en el que nos encontrábamos.

Ante esa situación, queremos dinero ya o felicidad inmediata , todo para olvidarnos de los malos momentos que estamos viviendo.

Tenemos dos opciones:

1.-  Es el momento de pensar qué ha pasado, porqué ha pasado y qué quiero hacer a partir de ese momento. Es decir ver el momento como una oportunidad, para conocerme, porqué hemos actuado asi o cómo han ocurrido las circunstancias y a partir de ese momento, qué hacer con nuestra vida.

2.-  O empezar a estudiar y ver que es lo que se lleva en ese momento, qué es lo que hace nuestro vecino que parece que le va tambien o el guru de turno que es lo que habla, para empezar yo hacer lo mismo. Da igual lo que hayamos estado haciendo hasta la fecha, nos sentimos hasta capaces de liderar a personas en la búsqueda de trabajo, aunque no sepamos ni que es una C.V.

Las necesidades, en muchos casos, aprietan , pero no ahogan. Pero es nuestro ego el que nos dice y hace creer que el tiempo corre y mientras que al vecino parece que le va de puta madre, tú estás ahi pasándolas putas. Asi que metete un petardo en el culo, y más vale aparentar que ser.

Hace unos días recibía un C.V. de un amigo en la que me pedía mi opinión de como presentarlo, ya que tenía formaciones de diferentes campos , totalmente diferentes y no sabía qué hacer. Le pregunté cuál era la motivación para tener formaciones tan diferentes, pensando que me diría que era una persona apasiona, con curiosidad y encaminar el C.V. desde esa vertiente. Me confundí. Me contesto: “Es que me dijeron que era lo que las empresas pedían y por eso lo hacia”.

Como dirían las madres: “Si tus amigos se tiran por el puente, ¿Tú también lo harías?“. Descubriendo

Como he comentado, no me gusta la palabra reinventarse. Cuando me dicen que me reinventé, siempre digo lo mismo: “Yo no me reinventé, ni me rediseñé como una marca, o como el logo de una empresa. Yo lo que hice fue descubrir en un momento crucial de mi vida, que me gustaba y aposté por ello. Sin esperar que fuera moda o si encajaría en las opiniones de los demás. Era yo y mi felicidad“.

Yo no soy un ejemplo de éxito , ni de reinvención. Pero observo a mi alrededor los efectos nocivos de la reinvención.

Focalizarte hacia una moda por el qué te dicen que te sacará del desempleo, te llevará al éxito inmediato o si lo ha hecho Pepe y le ha dado resultado, yo también, produce:

.- Frustración cuando a la 1º de cambio, no estamos consiguiendo los resultados que nos decían que conseguiríamos.

.- A nuestros posibles clientes, que vean que somos un fraude, porque lo único que nos interesa es nuestro éxito, seguridad económica y no el propósito de darnos a los demás desde nuestra pasion. Tendremos éxito, quizá. Pero no te auguro un éxito muy largo.

.- Perderemos la motivación, cuando veamos que estábamos viviendo en una nube o que el master que nos decía que nos sacaría del paro, era puro humo.

.- Dejaremos de intentar más cosas, porque si una cosa que pensábamos que nos daría el éxito, no lo ha hecho, ¿Qué más puede hacerlo?. Dudaremos de todo y todos a partir de ese momento.  Y todo por no tener un pensamiento critico con nosotros mismos y un compromiso con nosotros. Siendo el único con los demás y con una concepción falsa de éxito.

Son algunas de las sensaciones y comentarios que observo,  de los reinventados.

¿Cómo lo llamaría yo a este proceso?

EL PROCESO C.C.C.P ( el orden de los factores no altera el producto)

.- CORAJE

La gente que he ido entrevistado, en momentos críticos de su vida, han tenido el coraje de decir: !!HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO!!. Es un proceso de romper ataduras, miedos, vergüenzas y tonterías que sabes que hasta la fecha has aguantado porqué tú querías (aguantar 17 años haciendo algo que te frustraba, es porqué tu querias y te interesaba de algún otro modo).

Es tener el coraje de poner en tu calendario un circulo rojo y decir que a partir ese día, dejarás de ser la persona que los demás querían que fueras, que te interesaba ser por comodidad.  Y aunque no sabes a ciencia cierta, SI SABES QUIEN NO ERES. Y hasta aquí hemos llegado.

.- COMPROMISO CONTIGO MISMO

Has tenido el coraje de decir HASTA AQUI HEMOS LLEGADO. Ahora toca reafirmar ese coraje con un compromiso. El compromiso de ser uno mismo siempre en todo momento, pase lo que pase, ( siempre con educación, nunca lo olvides).

Ese contrato tiene que constar de un PORQUÉ. El porqué vas a hacer a partir de ese dia toda acción que tengas que realizar. El porqué no vas a hacer cosas que no estén dentro de tu propósito, de tu pasión, de tu foco.  Pensarás donde está el QUÉ y el CÓMO.

El Qué y el Cómo, te aseguro que siempre cambian . Pero lo que no cambia es el propósito que tienes en la vida. Puedes tener como propósito ayudar a los demás a través de los diferentes talentos que tienes. Podrás hacerlo a través de una consultora, a través de una asesoría, como coach de parejas, como coach financiero, como lo que sea. pero los qué y cómo son flexibles, pero no el PORQUÉ haces lo que haces.

.- CONSTANCIA 

¿Dudaras con todo proceso? Pero con todos y con éste también. ¿Querrás tirar la toalla? Desde luego, sobre todo porqué tu ego te lo estará diciendo al oido como un martillo pilón. Pero contra esos “agentes tóxicos” que querrán que abandones , la constancia es la mejor herramienta.

Cuando los demás tiran la toalla , la constancia  aunque sea solamente 1% más, te aseguro que te dará más resultados que el victimismo y el miedo.

.- PASIÓN. 

He conocido a mucha gente, que su gente no confiaban en él ante el proceso que emprendía . Pensaban que estaba loco, que abandonaría o le dejaron que se pegase la leche para luego decirle “Ya te lo dijimos”. Pero la pasión les distinguía , el compromiso que tenían consigo mismo y la pasión por lo que querían conseguir, investigaban o hacían, les acabo distinguiendo entre los demás, llegando a donde se propusieron.

Pasión o no distingue a las personas del éxito a la mediocridad.

Hablamos de reinvención como un paraguas hasta que amaine la tormenta de la crisis.  Claro que nunca es tardar para ser uno mismo , para darse la oportunidad de ser y no entrar en crisis existencial porque a nuestra edad no hemos creado un WhatsApp o hemos tenido una idea como la de McDonald desde nuestro puesto de trabajo de 8 horas.

El miedo siempre divide. Ser uno mismo , siempre multiplica

¡¡DEJA DE REINVENTARTE , DE BUSCAR UNA NUEVA ACTUALIZACIÓN, UNA NUEVA MODA Y EMPIEZA A SER TÚ!!.

 

Anuncios

¡¡Titulitis, Reinvención y Consultoras del montón!!

“Dime de qué presumes y te diré de lo que careces”.

¡¡Basta Ya!!

Veo a través de internet, miles de artículos de gurus de los “Recursos Inhumanos” de nuestro país, que todavía me quedo incrédulo cuando los leo.

Dicen algo así como:

Reinvéntate y trasládate a otro campo profesional…El poder de la reinvención, el mundo es tuyo…En un mundo digital, el mundo está a tus pies, se un líder digital…Se disruptivo en el liderazgo…”.

Pero a mí el artículo que me gusta más es : “Los nuevos RR.HH del siglo XXI”.

Señores, dejemos de decir tonterías, porque seguimos haciendo lo mismo de siempre.

(Que las grandes empresas puedan implementar nuevas actitudes, perfecto.,Pero el 95% del tejido empresarial no son grandes empresas)

No queréis que os presenten un C.V. a través de una infografía o un modelo en 3D, lo que queréis es que os presente la “baraja” de títulos que tiene cada uno de los participantes en el proceso de selección.

Hace unos días, los cromos de la nueva colección de futbol, ocupaban menos que algunos de los C.V. que he visto últimamente.

Nos encantan los títulos, nos ponen. Y cuantos más, mejor.

Pensamos así que al igual que el número de seguidores en redes sociales, cuántos más títulos tenga, MÁS INTELIGENTE SERÁ.

¡¡ERROR!!.

Las personas que más me han influido en mi vida y lo están haciendo a día de hoy, te aseguro que tienen la EGB y ya.

A ver si una vez se nos queda en la cabeza, que una cosa es haberse sacado unos títulos, tenerlos enmarcados y otra cosa totalmente diferente, es saberlos aplicar.

Seguimos pensando que los títulos nos estarán dando seguridad a la hora de contratar a la persona para dicho puesto.

¡¡LO ÚNICO SEGURO EN LA VIDA, ES QUE UN DIA NOS VAMOS A IR AL OTRO BARRIO.MIENTRAS TANTO, NO HAY NADA SEGURO EN LA VIDA!!.

También se hace por aparentar.

No es la primera vez y la última que oigo en corrillos: “Pues mi CEO lo contrate de la empresa de la competencia…Pues mi Director Financiero estudio en Harvard. Y el mío de RR.HH estuvo en Zara…”

Nos encanta contratar lo “mejor” en función de títulos porque luego en congresos y convenciones, podremos “fardar” delante de la competencia, de las últimas “adquisiciones” que hemos hecho para nuestra empresa.

A pesar que se nos llena la boca, con que hacemos cursos de creatividad, de espiritualidad , que nuestra empresa es muy “disruptiva”, casi siempre se acaba haciendo lo mismo:

.- Contratar por Titulitis

.- Y cuantos más títulos tengas, más podré “fardar” delante de la competencia.

Me encanta la incoherencia de la promulgación a los 4 vientos de un mundo digital, diferente..en el que se nos llena la boca hablando de la “reinvención” también en los RR.HH.

Quien me conoce sabe que no estoy de acuerdo con el uso indiscriminado y prostituido que se le hace al concepto de “reinvención”.

No existe “reinvención” sin un propósito, sin una coherencia que parta de dentro de la persona. Sin eso, para mí, estarás cambiando de campo profesional, por moda o por necesidad, no por reinvención con un propósito o coherencia.

Mientras se llenan cientos de páginas en las que se nos habla de “reinvención”, en la que se nos propone que nos “reinventemos” cada cierto tiempo,

¿Qué pasa en los procesos de selección de este país?

QUE LA REINVENCIÓN PRODUCE HURTICARIAS.

No lo he visto en una sola persona, sino en diferentes personas y de distintos lugares.

Personas que por pasión, por luchar por sus verdaderos sueños, mientras trabajaban, habían reforzado su CV con formaciones, experiencias de aquél campo que les motivaba, ilusionaba,.. se enfrentaban contra la extrañeza, rareza y mala cara de consultores de empresas de selección, ante un CV que destilaba reinvención.

¿No estamos hablando de reinvención? ¿No estamos hablando de sacar a la luz nuestros verdaderos talentos? ¿No estamos hablamos de ser disruptivos en nuestras vidas? ¿No estamos hablando de ser abiertos de mentes? Porque estas preguntas las he visto yo en muchos congresos y conferencias a los que he asistido de súper “gurús” de los RR.HH…

¿Y cómo acabamos actuando, Señores?

Diciendo NO aquella persona que lucha por desarrollarse en un campo que le inspira, motiva, que ha compaginado sus estudios con su trabajo, y todo porque NO TIENE EL TITULO ESPERADO. Y aunque lo tenga, le ponemos “morros” porque nos parece raro que una persona de otro campo, luche por un puesto de trabajo que no esperábamos su presencia para el mismo.

¿Pero no estamos promulgando el verdadero talento? ¿No estamos diciendo que no nos guiemos por las etiquetas? ¿No estamos diciendo que las personas felices son las más productivas?

¿Dónde queda todo aquello que se nos llena la boca promulgándolo?

Que nos lo pasamos por la M-30.

Pero ya no solo en el mundo de los RR.HH, sino también en el del Management, coaching, existe esta situación.

Y todo por el miedo a vivir las consecuencias de todo aquello de lo que hablamos.

Nos subimos a la moda. Hacemos los cursos más caros y que tienen los nombres más “cool”. Pagamos lo que sea, por asistir a los congresos más “fashion” para que nos vean que somos los más innovadores. Nos encanta hablar de felicidad y motivación.

Pero ¿A la hora de la verdad?

Que lo haga antes otro, no vaya a ser que lo que nos decían que podría ser bueno para todos, no lo sea tanto.

Así que mejor aparentar estar a la moda, pero seguir haciendo lo que nos han dicho que era lo habitual.

Señores de consultoras de mente “cerrada” y apariencias abiertas, empiecen a aplicar todo aquello que promulgan a través de “megáfonos”.

Porque son las personas las únicas transformadoras hacia esa sociedad que se les llama. Y si son ustedes quienes les ponen un caramelo en la boca y luego les dicen que no.

¿Qué estamos creando?

Basta ya de preguntar: ¿Y lo tuyo que es?”. No somos consultores, electricistas, contables o policías. Somos personas que queremos y quieren trabajar.

Somos personas que provocan actos, no títulos con piernas.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

 

Oso, Tigre y Dragón en la empresa

O cambiamos de conducta o cambiamos de sueño. Anónimo.

Estoy rodeado de hienas, de osos perezosos, de marmotas, de comadrejas y de zorros astutos”.

Cuando me lo decía un amigo, no sabía si había a un programa de Frank de la Jungla o había pasado un mes en la selva. Pero estaba describiendo el día a día de su empresa.

¡¡Menudo zoológico!!

Hace unos días, terminé de leer el libro de Andrés Pascual y Ecequiel Barricart, “El oso, el tigre y el dragón. Los tres animales que habitan en ti. Y mientras me iba describiendo la fauna con la que convive, me acordé de él.

Leyendo libros, revistas de Management, conferencias y valores que hay en la sociedad, es normal que se conviva con este tipo de fauna o seamos devorados por ellas.

Estrategias para ser más competitivos, cómo hacer que tu empresa sea la líder del mercado, cómo llegar a ese puesto que tanto añoras, cómo conseguir ese título que todos tienen y tú no…”

Ante estos titulares reales y promociones de cursos, ¿Qué tipo de personalidades estamos desarrollando?

La de hienas, diablos de Tasmania y demás fauna salvaje.

¿Qué pasaría si todo se redujera a esos 3 animales que te he comentado antes?

Necesitamos ordenar nuestras emociones. No podemos abrir la puerta de la oficina y empezar a gritar sin haber dicho ni buenos días, y otro día que todo sea bonito, alegre y feliz. Un poco de equilibrio, de coherencia, por favor.

Un buen líder, una buena persona empieza liderando sus emociones. Y eso es lo que nos hace el OSO que todos llevamos dentro.

Somos emociones, somos sentimiento por mucho que esta sociedad, nos diga, que nos los tenemos que comer, ya que las emociones nos dicen que nos nublan en nuestro día a día, a la hora de tomar decisiones.

Pero desde que nacemos, nos instruyen desde el miedo. Miedo por desobedecer a nuestros padres, profesores, jefes… Miedo a las represalias, por no hacer lo que esperan y desean de nosotros…

Así que cuando llegamos el mundo laboral, sólo tenemos miedo en vez de motivación, ilusión, alegría o ganas de superación. ¿Por qué?

Porque sabemos si llevamos la contraria, NOS ECHARAN, porque si decimos lo que pensamos, NOS ECHARAN, porque si no hacemos horas extras, NOS ECHARAN… Y vivir en el paro, es lo más denostado y macabro que nos puede pasar…Así que por lo tanto, ocultemos nuestras emociones, ocultemos nuestros deseos, nuestra creatividad, y hagamos lo que nos piden y sin rechistar.

Todos los días cuando nos levantamos somos como Winnie The Pooh pero deprimido, sabiendo que tenemos que ir a trabajar.

¿Cómo hacemos para que ese oso se levante todo el día robusto y ruja?

Nos han dicho que el miedo es lo peor que nos puede pasar. Yo creo que no. Es una emoción con la cual nos tenemos que hacer amigos, como la frustración, rabia o la tristeza. Esto es como las heridas, cuando las dejas al aire, se cicatrizan mucho más rápido, pues con las emociones igual.

Cuando descubrimos porque nos pasa, empezamos a descubrir quién eres de verdad. No eres esas mascaras, esas apariencias o esos títulos que están detrás de tu despacho. Eres tú, alguien único.

Las emociones son la herramienta ideal para expresar quien eres, qué quieres, cómo sientes… ¿Por qué lo hacemos tan difícil ocultándolas o no dejándolas salir?

En este mundo, nuestro tigre, esta muriéndose de deshidratación, está famélico. El tigre quiere retos, que le hagan sacar su valentía. Pero el mundo nos pide que solo queramos la rutina, aunque por las noches desearíamos que nuestra vida fuera de otra manera. Que los valientes sean otros, que otros se arriesguen, y si lo consiguen que nos enseñen como lo han hecho.

Las únicas acciones que realizamos son las que nos pone nuestra agenda, y de ahí no nos salimos. ¿Así como vamos a alimentar a nuestro tigre? Más bien se querrá marchar con otro que lo cuide y quiera más que tú.

También están los profesionales, que tienen a su león más gordo que Michelin gracias a sus constantes iniciativas y su estrés.

¿Qué hacemos pues?

Preguntarte de forma sincera: ¿Qué quiero hacer en el trabajo?

Cuando lo tienes tatuado en tu mente, no te importan las circunstancias ya que sabes QUÉ, tu creatividad resurge ante las posibles dificultades. La disrupción es tu filosofía, ya que todos los días quieres ser mejor que el día anterior. Las metas siempre te impulsan a ser mejor, a querer conocer donde no están tus limites, aprender continuamente ya que sabes que no sabes nada.

Pero sabiendo QUÉ quieres, actúas desde la serenidad, desde la tranquilidad, porque sabes que estás en el camino correcto. Quizá no consigas crear esa empresa, quizá no llegues a liderar ese cambio con el que sueñas, pero sabiendo todo lo que te podría ocurrir, todo lo que tendrías que dejar a un lado, lo has hecho, desde la tranquilidad, y desde la coherencia.

Y ¿Qué hacemos con el dragón? ¿Para qué sirve?

Hace unos días preguntaba a un directivo. ¿Te sientes vacío a pesar de la vida que llevas? Su respuesta, con lagrimas en los ojos, fue que SI.

Somos mucho más que nuestras emociones, que nuestros títulos, acciones o retos. Somos mucho más.

Todos hemos venido a dejar algo en el mundo que perdure. No hemos venido a trabajar y hasta al día siguiente .Ya no te digo una huella en el mundo mundial, pero si en la gente nos rodea, o en nuestros clientes. Algo más allá que conseguir facturar todos meses más que el mes anterior.

Todos queremos volar, que nos reconozcan por nuestro vuelo, por nuestras alas. Pero si lo haces por ego, te aseguro que el vuelo será muy corto y con aterrizaje forzoso.

Para ello, tienes que estar en soledad contigo mismo. ¿A qué pica, verdad?

Acepta tus emociones. Acepta que no eres el contexto en el que estés viviendo, sino que eres mucho más.

Cuando empieces a volar, te darás cuenta, que hemos dado importancia a cosas que no la tenían, que hemos reaccionado a cosas de forma reactiva cuando tenía que ser de forma proactiva.

Eso es lo que hace un dragón, saber que tienes que volar mucho más que a ras de suelo, sabiendo que tienes un PORQUE que realizar, una misión.

Así que profesionales, empresas y demás organizaciones:

.- Amen a su oso, a cada uno de los osos que tienen en su empresa. Amándolos descubrirán lo autenticidad de cada uno de ellos, sacando adelante sus talentos sin necesidades de programas “fashion” de búsqueda de talento. NO contraten por C.v. contraten por el brillo de que transmiten los osos en sus ojos.

.- Den permiso que saquen las garras de tigre que todos tienen. Permitan que saquen sus ideas, que las pongan en marcha, que se confundan sin recriminarles por ello. Hagan un club de tigres y le aseguro que serán una empresa canalla.

.- Para volar, hay que tener un PORQUÉ. Un propósito mayor que una facturación o una expansión sin sentido. Y sobre todo cuando ese propósito te mueve, comenzarás a darte cuenta que como vienen las cosas, se van, descontextualizando todo lo que te ocurre.

Siempre habrá momentos, que a la hora de emprender un proyecto, haya un animal que destaque más que otro, pero siempre recuerda que tiene que haber un equilibrio dentro de ti, dentro de la empresa, recuerda alimentarlos en la misma medida

¿Cómo sería una empresa con estos 3 animales dentro de ella? ¿Cómo los alimentas tú? ¿Qué animal crees que no alimentas en tu vida?

¡¡Sin Sentido Branding!!

El secreto para gozar de una imagen poderosa reside en una sola palabra: COHERENCIA“.

Si no tienes tiempo, y quieres saber en resumidas cuentas, de que voy a hablar, te lo digo:

SOMOS BORREGOS CREYENDO QUE JEFF BEZOS TIENE TODA LA RAZON DEL MUNDO, CUANDO NOS DICE QUE NUESTRA MARCA ES LO QUE LAS OTRAS PERSONAS DICEN DE NOSOTROS CUANDO NO ESTAMOS EN LA HABITACIÓN.

Pero como lo dice él, todos respondemos, sí señor. Y así nos va.

¿YA?

Creo que no es la primera vez lo digo en el blog, o al menos en mis conferencias sobre Branding, siempre lo remarco.

Sé que algunas personas se rompen las vestiduras cuando digo esto, y algunos auto-denominados “expertos” del Branding ponen el grito en el cielo cuando lo digo, y la verdad, me encanta. Ver como se ponen de distintos colores a lo largo de la conferencia.

Pero todo tiene un POR QUÉ.

¿Empezamos?

Si en todo momento dependemos de lo que opinen los demás de nosotros, ¿Dónde queda nuestra esencia?

En la basura.

Lees artículos, ves libros, acudes a congresos, ves empresas, te invitan a formaciones…y siempre sales con la misma sensación:

Más de lo mismo”.

Si el gurú de turno ha dicho que mañana la moda es el amarillo, todos escribirán del amarillo. Si el gurú de moda, ha dicho que para llegar a B, tenemos que seguir el método a la pata coja, que él siguió, todos a la pata coja.

Lo hacemos, porque creemos que será una forma “rápida e indolora” de llegar al éxito. Porque creemos que siguiendo los pasos que ha emprendido, llegaremos hasta donde él está. Y Cuando lleguemos, si llegamos, él ya estará en otra cima, mucho más alta de donde estemos nosotros.

Seguimos modas, porque queremos ser como los impulsores, queriendo llegar a sus niveles de fama, popularidad, pero nunca transformaremos nada, porque no estamos siendo nosotros mismos.

Somos puros acólitos.

Cuando seguimos modas, estamos diciendo NO a nuestra personalidad, a nuestra esencia, en nuestro potencial, decimos NO a nuestra intuición y creyendo que no podemos hacer las cosas mejores, como las hace esa persona.

Claro que puedes, pero tienes miedo a ser. Prefieres aparentar ,que ser.

A todo el mundo se le llena la boca diciendo que una marca es una huella, pero si haces lo que los demás hacen, ¿Qué huella estarás dejando?

Una que se disipará tan rápido como pasa el Ave por las estaciones.

Tener una marca no es desmarcarse, no es saltar de una pecera para ir a otra más cool, no es seguir las pautas que te diga el profesor de turno o los dictámenes de la asociación de turno creada ex proceso por la moda surgida….

ESO NO ES EL PROCESO DE CREAR UNA MARCA… ESO ES SEGUIR UNA MODA…ESO ES SER UNO MÁS, EN UNA CAJA LIMITADA POR LA SOCIEDAD, LIMITADA POR LOS MIEDOS.

Tener una marca es saltar de una cuna, llamada sociedad hacia un océano inhóspito, pero que te dará siempre más resultados que en un sitio delimitado.

¿Qué tienen en común David Muñoz, Monkey Garage, Rolling Stone y Apple?

Que HACEN LO QUE SABEN QUE TIENEN QUE HACER. Y ya puede ir a favor de corriente o en contra, QUE LES DA IGUAL, es lo que SABEN QUE TIENEN QUE HACER.

Es su marca, es su distintito, es su filosofía. Enarbolan el verdadero significado de disrupción, de ser diferentes, de saberse únicos.

No hacen las cosas para parecerse a alguien, no siguen los mismos métodos que sigue todo el mundo y solo se lanzan hacia una meta, cuando está en coherencia con ellos mismos.

La verdadera marca, la verdadera transformación en uno mismo, y en los demás, SOLAMENTE SE PRODUCE DE DENTRO A AFUERA, Y NO PONIENDONOS LA MASCARA DE MODA A TRAVÉS DE LIBROS, CONFERENCIAS O TALLERES.

Eso siempre acaba siendo un simple parche, que cuando se cae, se aireara la herida, escociéndonos como hasta ahora.

Cuando estas siendo tú mismo, cuando estás mostrando tus valores con coherencia, alguien me puede responder a esta pregunta:

¿Por qué tienes que tener miedo a lo que puedan decir de ti en Redes Sociales? ¿No tendría que darte igual, si siempre has sido tú, si tus seguidores sabes quién eres y lo que promulgas?

Es una muestra más, que se habla mucho de diferenciación, de impulsar nuestra singularidad, pero lo que tenemos es miedo a que nos puedan quitar de alguna manera, lo que hayamos podido crear… Seamos políticamente correctos, no vaya a ser que se nos vaya el chiringuito hasta la fecha.

Tampoco estoy impulsando, que seamos una metralleta de insultos, vejaciones y demás, pero sí, que si somos coherentes entre lo que decimos y hacemos, lo que piensen de nosotros, los demás, NOS LA TENDRÍA QUE BUFAR.

Tener una marca propia, COHERENTE, con humildad y pasión, es formar parte del mundo en el que vivimos, pero sabiendo que no somos uno más, sino aceptando nuestra individualidad. Y a quien no le guste que no mire.

Una marca no es un proceso que empieza a través de 1 pregunta, comprando seguidores o pensando que ya no necesitas un C.V. para encontrar trabajo. Empieza sintiéndote a ti mismo, con tus “no virtudes” y tus virtudes, con miedos y confianzas, con tus metas y caídas… Es el principio del comienzo.

Nunca podrás crear una marca, ni nada en este mundo, hasta que estés en coherencia contigo mismo. Mientras tanto, usarás herramientas, estrategias prestadas, para alcanzar algo, que está de moda, pero que en el fondo, al 99% no está en coherencia con quien eres tú.

¿O es que cuando te crean una marca, la vives con tanta pasión, estudias tanto, la disfrutas como si la hubieras hecho tú?

¡¡NO!!.

Una marca que triunfa, una marca que deja huella, nace y vive siempre de forma líquida. Es decir, vive en función de emociones internas, de sus deseos, sueños… no de las externas.

Así que por favor, si tu sueño es que tú, tu marca triunfe, MIRATE DELANTE DEL ESPEJO Y GRITA A LOS 4 VIENTOS:

MI MARCA COMIENZA EN LA COHERENCIA Y TERMINA HACIENDO LO QUE ME APASIONA.

¿Los demás? Que te la bufen

¿Los pasos a seguir? El camino te los mostrara.

Así se crea una marca de verdad.. ¿Y para ti?

 

 

 

Mikel Izal: “El éxito no es lo mismo que el reconocimiento público”.

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a Mikel Izal.

mikel izal

En una sociedad, en la que se nos enseña, que cuando estamos en la cima, tenemos que hacer lo que sea, para seguir en ella, en la que se nos dice, mientras dure, tú sigue aprovechándote de la situación.

Mikel Izal, cantante y compositor del grupo Izal, junto a su grupo han decidido despedirse de los escenarios españoles hasta 2018, para expandirse internacionalmente y crear nuevos trabajos.

Autor de himnos como “La mujer de verde”, “El baile” o “Pánico Práctico”, con un estilo propio, desmarcándose de clones, y en la que su lema es que todos se apoyen en todos. Tuve el placer de hablar hace unos días con Mikel como con Alejandro (batería), sobre cómo viven todo el reconocimiento al trabajo bien hecho, las sensaciones de hacer por lo que siempre han sentido pasión y que nunca hay que tirar la toalla cuando sabes que estás haciendo lo que sientes.

GRACIAS  Mikel y Alejandro por recordarnos que la suerte es quien para la trabaja constantemente y que el éxito no es lo mismo que el reconocimiento público.. Podéis conocerlo más a través de  Facebook, Twitter e.

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin .

.- ¿Quién es Mikel Izal?

Compositor del grupo, cantante y cara. Un compañero único e irremplazable, como los otros 4 componentes que forman Izal.

.- ¿Cuál es el principio para hacer realidad un sueño?

El trabajo duro, la constancia y por supuesto la confianza. Siempre hemos creído en estos valores y los hemos defendido por encima de todo.

.- Para quien no conozca Izal, ¿Qué le dirías?

Que es una propuesta sincera, honesta y que empezaron formando 5 personas que creían en lo que hacían convirtiéndose en una pequeña gran familia.

.- ¿Qué dejas atrás al salir al escenario?

Los camerinos! Y los miedos. Durante el tiempo que estamos en el escenario disfrutamos cada minuto como si fuera el último siendo consciente de que vivimos, como decías antes, un sueño.

.- ¿Qué quieres ser de mayor?

Cada uno teníamos nuestros sueños supongo cuando éramos pequeños. Ahora nuestro sueño es nuestra realidad. Yo personalmente de pequeño quería ser inteligente, así de mayor podría ser lo que quisiera (sí, un poco estúpido).

.- ¿Qué sentirás cuando terminéis el último acorde de esta gira?

Por supuesto mucha nostalgia, y después nos centraremos en el siguiente paso, no hay que perder demasiado tiempo echando de menos cuanto tenemos otras tantas cosas maravillosas por delante.

.- Echa la vista atrás… ¿Pensabas que ibais a conseguir todo lo que estáis consiguiendo?

Creo que ninguno pensábamos mucho en esto, luchábamos por ver hasta donde podríamos llegar y seguimos en ello. Nos centrábamos siempre en el siguiente paso, y así seguimos.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad? ¿Y de éxito?

izalEstar en paz con uno mismo haciendo lo que te apasiona. Creo que es difícil no ser feliz viviendo lo que estamos viviendo la verdad. El éxito si es más relativo… a veces se confunde con el reconocimiento público, y en nuestro caso creemos que no es necesario.

.- ¿Para quién es la suerte?

Para quien trabaja sin descanso. La suerte jamás nos pillará sentados en el sofá. A nosotros nos pillo migrando a otra ciudad (en caso de Gato, a otro país) y buscándola mediante esfuerzo.

.- ¿Qué no harías sin todo el equipo que tienes detrás de tuya?

El 80% de lo que hago ahora. Sin ellos sólo tocas. Con ellos puedes dar un show como el que trabajamos y que defendemos gracias a una multitud que se nos escapa de las manos. Es maravilloso contar con gente tan profesional como grande a nivel personal.

.- ¿Qué piensas cuando te levantas y sabes que ese día tenéis concierto? ¿Y el día que no?

Se asemeja a cuando eres pequeños y es el día de reyes. El día que no valoras el descanso y la rutina. Cuando haces lo que te gusta a todo le puedes encontrar la parte positiva.

.- ¿Qué te inspira el mundo?

A menudo encuentras miles de injusticias y hechos tristes, pero afortunadamente otras veces contrasta con otras tantas por las que merece la pena vivir. Al final hay que encontrar qué puedes sacar de cada hecho y exprimirlo al máximo.

.- ¿Pensasteis alguna vez tirar la toalla? ¿Todos tenemos una mujer de verde a nuestro alrededor?

Es curioso pero aunque si nos vimos al límite muchas veces jamás pensamos en rendirnos, no lo tuvimos nunca como opción. Quizá si fue porque teníamos a una mujer de verde guardándonos.

.- ¿Cuál es el mejor consejo que te han dado y nunca olvidas?

Pase lo que pase en tu vida, aunque todo vaya mal, aunque pierdas todo, siempre te quedará la música.

.- Una reflexión para los lectores del blog.

Que nunca falte esa música que siempre te salva.

¿Es posible un mundo canalla?

La única lucha que se pierde es la que se abandona” decía Che Guevara.

un mundo canallaEl ser humano vive en la imperiosa necesidad de crear un mundo ideal en todo momento, y no vivir en el presente.

Creemos que dentro de 5 años, el mundo laboral será de una manera, que actuaremos de otra totalmente diferente a la que hacemos ahora, que tendremos relaciones en nuestro trabajo más con ordenadores y mientras tanto , trabajamos, pensando que el mundo será así..dentro de un tiempo determinado.

Ponemos etiquetas a posibles movimientos, que no sabemos si ocurrirán o no. ¿Qué pasaría si tuviéramos una crisis de nuevo, que trastocará nuestras previsiones? Que todo lo que hemos previsto, planificado, nunca llegaría a ocurrir.

Creamos modas, para no vivir en el presente. Presentamos la Moda de primavera- verano, en otoño del año anterior. ¿Y qué pasa mientras tanto durante ese tiempo presente? Que vivimos en un futuro, que quizá nunca llegue a existir.

Mientras vivíamos en el futuro, ¿Qué hacían las personas de éxito para llegar a donde nosotros soñábamos?

Fue una de las preguntas impulsoras, que me hizo descubrir y estudiar a los Canallas.

Son personas que no les importan las modas ni las tendencias, que estén en ese momento. La única moda que siempre seguirán es la que les dicta su intuición, su coherencia, su corazón.

Son personas que saben que todo No es el preludio de un SI alto y claro. No piensa que ha invertido el tiempo en algo que no le va a llevar a ningún sitio, al revés. Se levanta y cambia el rumbo de su energía.

Se nos llena la boca hablando de futuro, y ¿Qué hacemos en el presente? Oír lo que nos dicen los demás, no escuchar. ¿Qué pasaría en el mundo si escucháramos más que habláramos? Aprenderíamos y descubriríamos mucho más a las personas, llegando a conocerlas más de lo que pensamos que las conocemos.

Escuchando y dejando que la otra persona se exprese, aumentamos la comunicación con ella. Si, aunque creas que solo hay un emisor. Para posteriores veces, la comunicación será mucho más fluida, sin impedimentos y con mucha más claridad a la hora de expresar lo que se quiere.

Y cuando hay confianza entre dos personas, no hay límites. Solo hay diversión, la creatividad fluye y los resultados llegan más pronto que tarde. ¿Crees que en la actualidad hay gente que en vez de ir a trabajar, dicen que van a pasárselo en grande?

¡¡LAS HAY, SON LOS CANALLAS!!:

Vivimos en un mundo en el que creemos que es imposible, ser uno mismo. Por las presiones que recibimos de los demás, de creencias que tenemos implantadas durante muchos años, sentimos que es mejor movernos a través de mascaras, que usaremos dependiendo de la situación o persona con la que nos relacionemos.

¿Te imaginas un mundo en el que las personas sean ellas mismas, sin tapujos, ni tabúes? ¿En el que la única máscara que usáramos fuera la de la autenticidad?

No hay que esperar a 5 años adelante, ya está pasando. Son los canallas.

¿Te imaginas un mundo en el que todos nos ocupáramos de los demás, de verdad, de corazón? Los problemas que tuviéramos en esos momentos, se convertirían en dificultades, en la que todos juntos la superaríamos más fácil, porque los problemas de los demás, serían también los nuestros.

Liderazgo CanallaAnte una decisión, nos importan mucho más las opiniones de los demás, no vaya a ser que si tomamos la que nosotros sentimos que tenemos que tomar, les vaya a sentar mal o se enfaden.

Tenemos que escuchar la opinión de los demás, pero siempre sabiendo que la última decisión, tanto consigamos resultados positivos como no positivos, es nuestra decisión. Es nuestra felicidad, son nuestros sueños, aún sabiendo que no gustará a todos esa decisión

¿Quién crees que toma las decisiones así? LOS CANALLAS.

Este es parte del mundo de los Canallas, que durante más de 3 años he estado estudiando. Y con él, nace “Liderazgo Canalla. Saca tu lado más rebelde”, que se encuentra a la venta en España a partir del día 20 y en el resto del mundo, próximamente en Amazón..

Un libro que no habla de una tendencia que desaparecerá a la vuelta de la esquina, ni de una tendencia, promovida por una cadena musical. Sino de una realidad que está presente desde hace tiempo en nuestras vidas.

La realidad de aquellas personas que vemos a través de la televisión, en medios de comunicación, que han llegado a transformar un mundo que pensábamos que era imposible de mover ni de romper las reglas que lo regían.

Bienvenidos al mundo canalla, bienvenidos a la realidad.

Muchas gracias a cada uno de los entrevistados, a cada uno de vuestros mensajes, a cada una de vuestras recomendaciones, porque gracias a ellas, cada uno de nosotros somos más canallas, somos más coherentes y confiamos más en nosotros mismos.

Espero veros pronto, con  la gira “Canalla Tour” , para daros las gracias en persona, porque todo esto no hubiera sido posible sin vosotros.

Canallas, bienvenidos a vuestro mundo. Canallas bienvenidos a la realidad.

 

 

Luis Rojas Marcos: ” La felicidad es una sensación placentera de contentamiento estable”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mi es un placer presentar a Luis Rojas Marcos.

luis rojas marcos

“Sólo quienes se arriesgan a ir demasiado lejos, encuentran lo lejos que se puede llegar”. Fue de las primeras frases que leía y estaba en boca de Luis, en una entrevista. Frase, desde aquel día,  que me acompaña en todo reto que emprendo.

Dedicado en cuerpo y alma, a la  medicina, psiquiatría y a la salud pública, es profesor de Psiquiatría de la New York University. Autor de libros “Nuestra felicidad”, “La fuerza del Optimismo”, “La autoestima” o “Corazón y mente” junto a Valentín Fuster

Hace unos días, tuve el placer de hablar con Luis, Una conversación intensa en la que me quedo con que los seres humanos somos más resistentes y flexibles ante las adversidades, mucho más de lo que nos imaginamos.

GRACIAS  Luis  por recordarnos que la importancia del pensamiento positivo. Sus beneficios en la salud física, y mental, en las realciones con los demás, pero sobre todo su importancia a la hora de afrontar retos y adversidades. Podéis conocerlo más a través de su WEB.

Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin .

.- ¿Por qué debemos perdonar, perdonarnos y nos aferramos al odio y rencor?

Resistirnos a perdonar a quienes nos dañan intencionadamente es una respuesta muy normal. Por eso, la cuestión de perdonar se convierte a menudo en un arduo dilema que tenemos que resolver antes de recomponernos. La predisposición a perdonar varía de persona a persona; depende de la explicación que le demos a la injuria, de la huella que dejó en nosotros y del apoyo o solidaridad que recibimos de las personas de nuestro  entorno. Sin duda, el olvido ayuda a perdonar. Se suele decir que los sabios perdonan pero no olvidan, yo creo que sin una dosis de olvido es muy difícil el perdón. El olvido natural que produce el paso del tiempo disminuye la intensidad de las imágenes y las emociones vinculadas a los agravios y desengaños que sufrimos, alivia la rabia y el rencor que guardamos contra quienes nos ultrajan y facilita el retorno de la paz interior.

Se acostumbra a pensar que el perdón requiere un intercambio personal entre el agresor que expresa pesar y arrepentimiento y el agredido que lo absuelve. Sin embargo, en la gran mayoría de los casos la decisión de perdonar nace en la mente de la víctima; es subjetiva, privada, y consiste en un proceso de introspección. No exige la participación de los culpables, no les exime de su responsabilidad ni disminuye la gravedad de la ofensa. El objetivo principal de este perdón es liberarnos de la enorme carga opresiva que suponen el resentimiento enquistado y la identidad de víctima, recuperar la armonía emocional y concentrarnos con entusiasmo en nuestra vida. Igualmente, perdonarnos a nosotros mismos por nuestros errores y desvaríos es fundamental para proteger nuestra autoestima. Aunque no lo reconozcamos abiertamente, para todos los mortales lo más importante del mundo es uno mismo.

Numerosos estudios demuestran que perdonar y pasar página no solo beneficia nuestro equilibrio emocional, sino que también es saludable para el corazón, la presión arterial y el sistema inmunológico protector. Como decía Desmond Tutu, “Sin perdón no hay futuro”.

.- ¿Qué es lo que más te ha sorprendido del ser humano? ¿La resiliencia que tiene?

La capacidad que tenemos para resistir, adaptarnos y recuperarnos de todo tipo de adversidades abunda en las personas mucho más de lo que nos imaginamos. Y si reflexionamos, la verdad es que es lógico. De no ser así, resultaría difícil explicar el hecho de que cada día seamos más en el mundo y vivamos más. Todos nos enfrentamos en algún momento a desgracias y reveses que nos conmocionan, pero los efectos suelen ser pasajeros. Y no pocos en su lucha descubren algo valioso sobre sí mismos. En mi profesión hablamos de “crecimiento postraumático” para definir la experiencia de personas que perciben cambios positivos como consecuencia de haber afrontado desgracias. ¡Ah! Y no mezclemos el sufrimiento con la lucha por vencerlo. Esta distinción es importante porque el crecimiento postraumático no es fruto del sufrimiento en sí, sino de la lucha por vencerlo. Así pues, a la hora de lidiar con peligros y desdichas los finales buenos son mucho frecuentes que los malos, aunque pasen desapercibidos, no sean noticia. Y es que los ingredientes básicos de la resiliencia son bastante elementales y universales. Por ejemplo, las relaciones afectivas gratificantes, la autoestima saludable, o la aptitud para localizar el centro de control en uno mismo y pensar con confianza y optimismo que podemos hacer algo para superar los retos, en lugar de ponernos en manos de la suerte, del destino o del que “sea lo que Dios quiera”.

En efecto, la mayor sorpresa que me ha proporcionado el estudio de la naturaleza humana es que la resiliencia –la mezcla de resistencia y flexibilidad- sea algo tan natural, tan común,  tan normal.

.-  ¿Qué es la felicidad? ¿Por qué la tratamos como algo inalcanzable?

 Cada uno definimos la felicidad a nuestra manera. Hay personas que explican la felicidad como una emoción intensa que las invade súbitamente: por ejemplo, cuando experimentan una pasión repentina o se enamoran. Otras la definen como un estado de embelesamiento ante una imagen bella o una melodía impactante que les llega al alma. Algunos Luis Rojas Marcosilustran la dicha con ejemplos de situaciones muy gratificantes, en las que se sienten triunfantes al haber conseguido una meta muy deseada que les exigió grandes dosis de esfuerzo. Tampoco faltan los que eligen estados de ánimo conectados con la libertad, la creatividad o, incluso, experiencias de carácter místico.

Sin embargo, para muchos, y yo me incluyo entre ellos, la felicidad es una sensación placentera de contentamiento estable. Cuando estudiamos la felicidad la solemos medir a largo plazo, me refiero al sentimiento agradable y apacible de satisfacción con la vida en general. Este concepto de felicidad no depende de un momento dado o de un hecho determinado, sino que consiste en un estado de ánimo positivo y persistente que acompaña a la perspectiva favorable de la vida y alimenta la idea de que vivir merece la pena.

En general, las personas felices que he conocido suelen tener una perspectiva positiva de las cosas y suelen buscar esperanzados las circunstancias que les proporcionan un estado de bienestar subjetivo. Tienden a valorar la autonomía y poseen una buena dosis de confianza en sí mismos. Se trata de personas que disfrutan mucho las relaciones afectivas con los demás y se sienten muy contentas cuando aplican sus aptitudes o talentos a las ocupaciones y actividades cotidianas. Saben aprovechar las oportunidades y gozar de las pequeñas cosas que les ofrece el día a día. Son hombres y mujeres flexibles que se adaptan a los cambios y vicisitudes que les plantea el paso por el mundo, y aceptan las reglas imperfectas del juego de la vida sin amargarse.

.- ¿Por qué las empresas deben contratar a quien sonríe?

 En las profesiones en las que se trabaja con el público en general o con personas que requieren servicios, incluyendo la medicina, la sonrisa es una expresión muy efectiva que favorece la conexión con los clientes y con el equipo de trabajo. Pienso que es importante emplear personas que tengan la capacidad de llevar bien a otras personas aunque estas estén preocupadas, estresadas o sean difíciles en el trato. Por ejemplo, los profesionales de la salud utilizamos la sonrisa como un gesto genuino de bienvenida y comprensión que nos une a nuestros pacientes. Con una sonrisa saludamos y comunicamos amabilidad. Además, con la sonrisa hacemos frente mejor a los avatares del mundo laboral y proyectamos una disposición abierta y confiada, particularmente en ocupaciones que requieren relacionarse con consumidores y trabajar en equipo.

Se dice que la cara es el espejo del alma. En este sentido, la sonrisa irradia un sentimiento de alegría y cordialidad hacia los demás. De hecho, la sonrisa es un poderoso mensaje positivo y también contagioso. A través de la sonrisa nos conectamos y nos relacionamos con otras personas. A menudo esta conexión es como la reacción química entre sustancias que al ponerse en contacto las dos se transforman.  Y es que la sonrisa tiene el poder no solo de afirmar nuestra forma de sentir, sino también de moldear positivamente el estado de ánimo y la actitud de quienes la reciben.

Charles Darwin y el médico español Gregorio Marañón ya hablaron de lo saludable que es la sonrisa y cómo esta expresión facial vigoriza nuestro estado mental y físico. Al mismo tiempo que movemos los 12 músculos de la cara que participan en la sonrisa se estimulan sustancias en el cerebro, como la serotonina, que provocan en nosotros emociones positivas. Esto explica el que cuando sonreímos de forma artificial, a los pocos minutos se nos alegre de verdad el corazón.