El Homo-Preocupatis.

Cuida tu cuerpo. Haz de él lo mejor que puedas. No te preocupes por los defectos…. NO pierdas el tiempo lloriqueando porque no nazcas con aspecto de dios. Recuerda que nadie es tan feo como se piensa que lo es..” Onassis.

PreocupaciónUn nuevo hombre se ha descubierto. La revolución ha llegado. Las excavaciones en las Cuevas de Atapuerca, se han parado.

¿Quién ha llegado?

El HOMO PREOCUPATIS.

Si, está entre nosotros. Y nos ha abducido para llevarnos a otro nivel de la humanidad. ¿A qué nivel?

AL DE LA PREOCUPACIÓN.

Decimos la palabra preocupación y ya empieza los síntomas de la nueva moda que recorre la humanidad, “inquietud, alarma, angustia, obsesión, nos desvelamos, nos impacientamos…”.

¿Quién no ha vivido estos síntomas en algún momento de la vida? Yo creo todos, hasta mi sobrino de 6 años.

Define la RAE, preocuparse” como ocuparnos antes o anticipadamente de algo”.

Y ahora tras leer esta definición: ¿Por qué te pre-ocupas  antes de tiempos pensando si vas a llegar o no a tiempo al trabajo por el atasco que se está formando? ¿Qué pasaría si antes de que empezaras a cabrearte, a cagarte en el familiar del taxista, todo el tráfico se empezara a disipar lentamente pero con eficacia? Que en vez de cabrearte, llegar al trabajo con una mala leche que no hay quien te aguante, estaría más relajado, y todavía acordándote  del buen fin de semana que has pasado.

Olvidémonos de la moda de los móviles , del Gran Hermano Vip o de con quién está o no Belén Esteban.. La moda que triunfa por todo el mundo, es el HOMO PREOCUPATIS.

Vivimos en plena pre-ocupación.

Empieza el día mal. Nos levantamos antes de que suene el despertador. ¡¡ Con lo bien que se estaba en la cama caliente…!! Y nos levantamos antes de tiempo, porque nuestro cerebro no ha descansado, no hemos parado de darle vueltas a la cabeza.

La única ocupación que tienes que llevarte a la cama es la de descansar y si tienes pareja, la de mimarla. Pero ninguna otra más.

Muchas veces nos llevamos a la cama, las preocupaciones por el trabajo, por los hijos, por el dinero, por la próxima conferencia, el próximo libro o el próximo artículo. Y si duermes acompañado por tu pareja, muchas veces en vez de 2, soléis ser 4-5 en la misma cama, si cabéis.

Pero el día sigue. Tienes que pre-ocuparte de que tus hijos desayunen, para que no pierdan el autobús al colegio. Pero a la vez tienes que pre-ocuparte de vestirte tú, de tener todos los papeles preparados para la reunión que tienes a las 9.00 de la mañana (te pre-ocupas de que los clientes sepan llegar a la oficina…) y mientras tanto, o la leche sale ardiendo del microondas, o tu hijo de 2 años ha aprendido a vestirse solo, porque tú no le hacías ni caso.

Y ya no digamos si hay que coger el coche para ir al trabajo. Rezamos antes de cogerlo, para no tener un atasco, porque si llegamos tarde, el jefe nos echará una bronca, que no apetece…

El trabajo, nos pre-ocupamos que todo salga bien, que no nos confundamos, que salgan los resultados…

Vivimos las 24 horas del día, con la moda del “Homo-Preocupatis” en nuestras venas… Y luego nos reímos de las fans de One-Direction. Pero si nosotros somos peor, si no nos pre-ocupamos por algo, nos pre-ocupamos, por lo que nos está pasando. Pensaremos que estamos enfermos o algo, por no estar pre-ocupados.

Y ahora de todas esas preocupaciones que has tenido y tienes a lo largo del día: ¿CUÁLES DE ELLAS SE HAN HECHO REALIDAD?

Porque hasta nos pre-ocupamos que el semáforo rojo tarde tanto en pasar a verde, casi gritándole para que cambie, porque pensamos que no vamos a llegar a tiempo a la cita.

preocupacionNos pre-ocupamos de muchas cosas, que luego no se hacen realidad.. Acabamos llegando a tiempo, nuestros hijos son más eficientes que nosotros  y desayunan más rápido y mejor, el jefe hoy llega de buen humor, nuestra pareja no está enfada y solamente nos quería dar una sorpresa… Muchas cosas de las que tenemos miedo, de las que nos pre-ocupamos, antes de tiempo, no se hacen realidad.

¿Y mientras tanto que pasa?

¡¡QUE GASTAMOS UNA ENERGÍA INCREIBLE Y PERDEMOS ALGO MUY VALIOSO POR EL CAMINO!!.

Gastamos una energía increíble en algo que no ocurrirá seguramente. ¿Qué pasaría si esa energía, esos pensamientos los dedicáramos a algo más productivo?

La transformación que tendría nuestra vida, sería espectacular.

Pero también nos perdemos algo muy importante. EL PRESENTE.

Estamos pre-ocupando y mientras tanto el día a día, la vida, se nos está yendo por los dedos.

Nos preocupamos que vaya bien la reunión del trabajo, nos preocupamos de cómo le habrá sentado a nuestra amiga, la conversación de hace 1 semana .. Nos preocupamos por como vendrá el jefe hoy, nos preocupamos porque salga bien una evento … ¿Y el ahora?

No nos gusta vivir el ahora. Nos da miedo.

Nos da miedo darnos cuenta de la vida que llevamos quizá no es la que nos gustaría llevar de verdad. Nos da miedo darnos cuenta, que esa relación de pareja no es la adecuada para nosotros, que no avanza… y por eso nos preocupamos de que este bien, de que se sienta a gusto con nosotros… de no tenerlo enfadado… Nos preocupamos de lo que piensen de nosotros los demás, simplemente porque dijimos lo que pensábamos… o muchas veces nos preocupamos demasiado por hacer bien las cosas, extremadamente bien…

¿Por qué nos preocupamos? ¿Pasaría algo si no nos pre-ocupáramos de nada y viviéramos el día a día? ¿Qué pasaría si nos  quitáramos todas esas preocupaciones? Seguro si a alguien le dices que no tienes preocupaciones, te dirían que eres un desarmado, un vago, un perro flauta.. que así no se va por la vida.. Que hay que estar preocupado, hasta por cuando sale Belén Esteban de la casa de Gran Hermano..

Señores… ENTRE PRE-OCUPACIÓN Y PRE-OCUPACIÓN, SE NOS VA LA VIDA.

Que quede claro que no estoy impulsando una vida sin preocupaciones… lo que estoy impulsando es una vida de OCUPACIONES.

Con las pre-ocupaciones nos ocupamos de cosas que quizá no ocurran. Cuando nos ocupamos de lo que la vida nos da, nos pone por delante, lo hacemos viviendo en el presente, que es lo único que tenemos. Y es desde él, desde donde podemos únicamente crear el futuro.  No desde ningún otro lado.

Puff, me estaba pre-ocupando por la duración del post, pero sabéis ¿QUÉ? Me estoy ocupando de escribirlo, de sentirlo y disfrutarlo, que es lo que importa.

La vida es acción, cambio, transformación, y es presente, ahí es donde se vive, donde se genera todo, no en el futuro o en el pasado.  Todo pasó y todo está por llegar. Pero mientras tanto ocúpate de la misma, no te pre-ocupes.

¿Qué te preocupa? ¿Por qué? ¿Qué has perdido por el camino de tus preocupaciones?

Anuncios

4 Responses to El Homo-Preocupatis.

  1. Reblogueó esto en Sociedad. Personas y Organizaciones. y comentado:
    Un buen post para comprender nuestras propias autolimitaciones para ser felices cada día

  2. carinamellit says:

    David tu artículo #HomoPreocupatis me llega en el momento ideal. Estoy justo en etapa de evolución a #HomoDisfrutatis jaja
    Gracias, me lo imprimo y leeré cada día durante proceso 🙂

  3. Pingback: El Homo-Preocupatis. | Dalequedale.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: