¡¡Tú mismo!!

Para ser irreemplazable, uno debe buscar siempre ser diferente” Oscar Wilde.

marca personalComo diría una persona a la que le tengo mucho cariño, “L´enfant terrible ataca de nuevo”. Pero es que es verdad, y mira que soy un hombre tranquilo, pero me enerva lo que acabo de ver en redes sociales.

Me “encanta” ver como promulgan cursos, talleres de todo tipo de modalidades sobre el mundo personal y empresarial. Es bueno, que se ayude a los demás y esencial, eso para mí, es mi concepto de felicidad. Pero lo que no aguanto es la falta de coherencia.

Con la llegada de la marca personal, nos han dicho que todos tenemos una “marca” de nacimiento. Que todos somos diferentes los unos a los otros en algo. Que uno sabe escribir y que otro sabe montar fiestas en la universidad. Que todos tenemos un talento y tenemos que darlo a los demás, convertir esa pasión en profesión.

Estoy totalmente de acuerdo.

Pero lo que no estoy de acuerdo, que ese proceso, se envase como la leche en cartones de tetrabrik. En otro tipo de aprendizajes, lo podría entender, pero en el tema de marca personal, NO.

Nos dice que todos tenemos que ser diferentes, que todos  somos únicos, y el método para descubrir quiénes somos y cómo conseguir esa originalidad, ¿lo convertimos en algo enlatado, repetitivo y sin sustancia?

¡¡Mal vamos!!.

Con un proceso así, saldrán los asistentes como en el colegio, todos sabiendo la lección pero sin ponerla en acción.

Si nos piden que seamos diferentes, tendremos que usar el otro lado del cerebro que no usamos nunca, el emocional.

Cuando entramos a trabajar en una empresa, nos “aleccionan” en los valores, en las formas de hacer que han estado haciendo las cosas desde sus comienzos. Así que eso de ser “diferentes”, de pensar de manera diferente, de ser creativos, como que nos vayamos olvidando de esas cosas..

Pues esto pasa con estos cursos, todo el mundo sale con las mismas ideas, con las mismas sensaciones, con las mismas preguntas que hacerse.

Pero si todos somos diferentes,  con un proceso así, ¿Reforzará nuestra individualidad? Creo que no, como bien me han dicho y como he vivido en primera persona.

Y ya no hablamos de quienes lo imparten. Hay una cosa que nunca olvidaré y que aprendí gracias a un mentor muy importante para mí: “Para liderar a los demás, primero tienes que liderarte a los demás”.

He tenido la oportunidad de revisar 3 cuadernos de 3 cursos diferentes de marca personal. Sé que quienes lo impartían no se conocían de nada. Pues el 90% del temario es y era “exactamente igual”.

Señores, si queremos aprender a ser diferentes, si queremos distinguirnos de los demás,… ¿Así se hacen las cosas?

Todos en el fondo, nos sentimos diferentes, únicos, nos decimos que somos la leche delante del espejo, pero no lo decimos claramente, porque nos dirá que somos unos egocéntricos, qué a dónde vamos, que nos dejemos de tonterías…

Como bien dice Ecequiel Barricart , en su libro “Tu eres Dios”…cada uno de nosotros somos DIOS. SI, ES ASÍ, NO ME MIRES RARO. YO TAMBIÉN LO CREO.  ¿Por qué eres Dios? Porque todo lo que tienes a tu alrededor, existe porque TÚ lo has hecho, creado, o has atraído, como tú quieras llamarlo.

Si eres DIOS, me pregunto, ¿Por qué vas como borrego a un curso enlatado y en el que solo promulgan tu lado racional? Eres dios, y tu marca, es una combinación de tu lado racional , pero también de tu lado emocional.

Tú mismo¿A qué huele el Macdonals? Cuando entras a esa tienda moderna que tanto te gusta, ¿A qué ciudad te recuerda al entrar?… ¿ Qué tipo de hombres y mujeres hay en el hotel dónde te gusta hospedarte?.. ¿Qué tacto tiene la ropa de la marca que siempre te compras? ¿Qué sensaciones te produce conducir una Harley?

Recuerdos emocionales, como el olor, a qué te recuerda una marca, a qué ciudad, a qué sabría, marcaran la diferencia entre tú y los demás, a la hora de promover tu marca .

¿O poner tu perfil en todas las redes sociales, como bien se dice en esos cursos, nos hará diferentes a unos de otros?   Todo eso, lo sabemos y todos lo hacemos… PUES HAGAMOS COSAS DIFERENTES, QUE MARQUEN LA DIFERENCIA ENTRE UNOS Y OTROS. Sí tú sientes que eres diferentes, no hagas lo que hacen lo demás, porque conseguirás los mismos resultados que obtengan los demás… y ¿A QUÉ ESO NO ES LO QUE QUIERES?.

Un experto te puede orientar, pero tu marca tiene que tener  tu sello, tu forma de ser de forma innata, tiene que ser lo que te hace feliz, NO lo que te digan los demás que tienes que hacer. Tiene que salir de ti, no de los demás.

Sabes que quieres que ser como Macdonals, Coca-cola o todo el mundo te recuerde como Harley Davidson porque les das libertad y confianza cuando prueban tu producto… Si es lo que quieres, ¿Por qué no eres capaz de tatuarte tu marca en la piel?

Lo que pasa es que nos da miedo ser diferentes, ser únicos, especiales, aunque así nos sintamos, aunque así sepamos que somos. ¡¡QUÉ PENA!!. Y hacemos cosas que todos hacen, por miedo al qué dirán, a no ser diferentes, y es lo que estamos buscando.

Como bien dice Ecequiel, si todos actuáramos desde nuestra verdad interior, el mundo sería diferente, daría gusto vivir en él.

Dentro de ti hay una historia, dentro de ti tienes unas vivencias que quieres y debes contar, dentro de ti, hay algo, que cuando lo muestres al exterior, marcará la diferencia. Es una historia atractiva, épica, inspiradora, y retadora, ¿y vas a dejar que los demás no la conozcan? NO ME LO CREO.

En un momento de crisis como estamos, todos buscamos llegar a final de mes. Buscamos clientes, que nos hagan cuadrar las cuentas. Pero tú no quieres clientes, eso lo quieren todos. Tú quieres SEGUIDORES, FIELES A TU RELIGIÓN.

Fieles que promulguen tus valores allá donde vayan, que lleven tu marca en sus ropas, sin que tú les obligues, todo porque ellos quieren dar a conocer tu marca, que vean que están orgullosos de probar tus productos… Esos son quienes de verdad cuadraran nuestras cuentas, no los clientes.

Tienes dentro de ti un arma de destrucción masiva, el amor. Tienes amor por y para los demás, tienes el foco en “tu mercado”.

Quieras o no, ERES UNA MARCA. No todos servimos para trabajar por nuestra cuenta, eso lo sé. Pero dentro de tu empresa, puedes crear cosas diferentes, emprender proyectos que ayuden a la empresa en su día a día. Pero que se te quite de la cabeza, que vas a jubilarte en esa empresa. ¿Eso? Si es un sueño imposible. Y mientras estarás llevando la “marca” de tu empresa, y la tuya estará “oculta” u “oprimida” por el miedo a destacar de tus jefes.. Y cuando te despidan… ¿Qué?

 Pero hay otro tipo de personas, que quieren emprender, montar su propio sueño… Todos tienen algo en común, son una marca,  queramos o no.

Tú eres DIOS y tu marca personal, tu religión. Cree en ti, crea tus propias leyes, defiende tu marca  y defiende el valor que ella promulga, se coherente entre lo que dices y haces….. sabes que tienes que hacer cosas diferentes si quieres resultados diferentes y sabes cómo conseguirlos… Eres un Dios de tu actividad, de “tu mercado”, de tu pasión…

¿A qué esperas a abrir con tu talento las aguas y dejar que tus fieles lleguen a ti?

Anuncios

2 Responses to ¡¡Tú mismo!!

  1. jegarch says:

    Me ha gustado mucho tiene mucha fuerza el post. Hay que confiar en uno mismo y apostar por ese puntito que nos diferencia, no todos lo verán pero quien lo vea lo disfrutará, seguro . Además en una búsqueda de oportunidades hay que ser diferente sintiéndose a gusto con uno mismo.
    Saludos Jesús Mari

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: