¡¡No borres tus errores!!

Libérate de la obligación de ser perfecto, tienes derecho a cometer errores, tantos como necesites para ir aprendiendo las lecciones de la vida”.

ErrorTodos los días cometemos errores. Pero por la sociedad en la que vivimos, los ocultamos.

Preferimos vivir en silencio, la autoría del mismo, que sentirnos señalados por los demás.

Vivimos en una sociedad en el que el error se paga muy caro.

¿Qué conlleva un error?

Que los demás sientan que los hemos deshonrado. Que nos señalen como los culpables de un gran error, sintamos vergüenza de nosotros mismos por lo que hemos hecho y que nos flagelemos sin parar, aun habiendo pasado tiempo de los sucesos acaecidos.

Si nos pudieran poner una letra en la frente, al igual que marcamos a los novatos con el coche y la L, también nos lo harían.

Pero sin embargo, luego perdemos los papeles por los el “gurú” de turno o el líder de “moda”, que ha cometido más errores, que años que tiene. Pero a ellos se les perdona todo, pensamos que son inmaculados…, pero a tu pareja, o hermano, eso de perdonar, ni por todo el oro del mundo.

Lo que últimamente estoy aprendiendo, es que prefiero tener una vida de acción, de iniciativa, de impulso, que no una vida esperando a que me den permiso para hacer lo que siento que tengo que hacer.

Queremos una vida de acción, que haya novedades, que nos sorprenda la vida a cada instante, que consigamos nuestros sueños, que el amor caiga del cielo siempre que lo deseemos… pero eso si, nada de sufrir, caernos, llorar, ni frustrarnos… De eso, nada.

Pues si queremos todo eso y más, tenemos que dar un paso adelante hacia nuestros miedos y vivir la experiencia que la vida nos pone por delante.

Mola ver a gente arriesgarse, luchar por sus sueños, por abrir su empresa… Los adoramos, los admiramos, y desearíamos ser nosotros los protagonistas de esa historia. Pero cuando nos preguntan: ¿Y tú por qué no te arriesgas? Al instante contestamos: “Puff, es que yo… es que ahora no es el momento adecuados…. Es que….”.

Ni es que ni es cas ni nada, como dirían las madres. Lo que te pasa, es que eso del riesgo, te  da mucho miedo. Tienes miedo a ser feliz, a conseguir lo que sueñas, miedo a creerte que puedes .

No tienes miedo a caerte, tienes miedo a conseguirlo.

Sabes que eres diferente, que podrías aportar mucho más a tu trabajo, a la sociedad, a tu relación de pareja, pero no quieres arriesgar, por el “No vaya a ser que meta la pata… No vaya a ser que no sea como yo lo creo… No vaya a ser que de verdad sea feliz…”

Por los ES QUE y por los NO VAYA A SER… vivimos en una sociedad mediocre y que acaba por no dar el valor diferencial que cada uno de nosotros tiene.

No hacemos nada, así no nos equivocamos. No nos equivocamos y así no tenemos miedo. No tenemos miedo y así no nos señalan. No nos señalan y así no nos hacen sentirnos diferentes…

Moraleja: Acabas pensando que tienes un fracaso de vida.

Desde pequeño, nos han enseñado que el error es igual que el fracaso.

“No te salgas de la línea que tienes que pintar, porque si lo haces habrás cometido un error y la ficha será todo un fracaso”.

No nos dejan caernos, darnos leches contra el suelo, desde pequeños.

¿Y luego de mayores quieren que seamos innovadores, creativos y genios? Pues mal vamos desde el comienzo.

Volvamos a nuestra niñez.

Recuerdo cuando aprendí a abrocharme los zapatos. Creo que me pasé 2 horas, sudando la gota gorda (Si, soy un poco torpe para las manualidades).

Pero no me salía, y lo volvía a intentar. No salía y volvía otra vez. Hasta que lo conseguí.

Claro que hubo momentos en los que quieres tirar la toalla, pero me empeñe y hasta que lo conseguí, no paré.

Quiero decir que no estoy haciendo una ODA a todo tipo de errores. Hay algunos que no tienen nombre. Los buenos errores te ayudan a aprender, los malos, los hechos a conciencia, pues camino de la reprimenda o de la oficina del Inem, seguro que irás.

¿Qué hacer para pasar de una sensación de miedo cuando cometes un error a darle las gracias por la experiencia vivida?.

.- No empieces echando la culpa a los demás.

ErrorMírate al espejo y preguntante ¿Qué he hecho mal?. Sé que dirás que nada, que la culpa la tienen otros, que tú lo estabas haciendo bien, que sabías lo que estabas haciendo….

Si has cometido algún error, alguna causa habrá habido. SI o SI. Empieza siendo responsable de tus actos de una vez y una buena cura de humildad, te ayudará.

Pero no pienses que te librarás de las “reprimendas” del exterior, también debes tenerlas , para que te hagan ver qué has podido hacer mal desde otra vertiente.

Sin embargo, por favor, nunca te olvides, que un error, es solo un paso más hacia tu meta.

.- Abre bien los ojos.

Si. Has cometido un error, y solamente ves un futuro negro. Mira a tu alrededor. No habrás conseguido unos resultados , pero seguro que habrás conseguido crear cosas que antes nos estaban en tu vida. Quiza por un error no llegaste a la meta, pero descubriste algún talento tuyo o actitud que desconocías.  No está todo echado a perder.

Muchos proyectos que tenía en mente no se hicieron realidad, pero me abrieron puertas a otros que si han llegado a buen puerto.

ABRE LOS OJOS.

.- Vuélvelo a reescribir.

Actualmente es lo que me está pasando con mi 2 libro, del que próximamente os iré hablando, y con mi vida.

Me caigo, me levanto y sigo con insistencia. Sería de locos, seguir el camino con el mismo mapa. Si me he caído, será por algo. Quizá haya que redefinir el viaje con el GPS pero sin olvidar hacia dónde quiero encaminarme.

Reposa tus emociones, mira el mapa que llevabas, y míralo desde otra vertiente. Y síguela si sientes que te llevará a tu meta.

Quizá el error, te ha ayudado a darte cuenta que no era una meta para ti. Pues FELICIDADES. Llegarás aún más rápido a ese destino, sabiendo ya donde enfocarte.

Nadie tiene desde que nace la fórmula del éxito sin esfuerzo, caídas ni lloros. NO EXISTE NI NADIE LA TENDRÁ.

El éxito o como tú quieras llamarlo, está basado en fracasos, errores, caídas y lloros. QUERAMOS O NO.

Dejemos de callarnos y esperando que la tempestad pase, sigamos haciendo cosas que no nos gustan, haciendo oídos sordos a nuestra intuición, por miedo al error.

Gracias a muchos errores, has conseguido cosas… ¿Y ahora por qué tienes miedo a cometerlos? ¿Por qué quieres borrarlos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: