¡¡Ser uno más, es ser uno menos!!

«Hay tres cosas extremadamente duras: el acero, los diamantes y el conocerse a uno mismo» decía Benjamin Franklin.

Recientemente, durante las celebraciones de «Conversaciones en la incertidumbre» que estoy realizando a través de Instagram Live, Margarita Álvarez, experta nacional en felicidad, dijo una frase que me dejó pensando:

«Si eres uno más, siempre serás uno menos».

Desde pequeños nos han dicho que nos tenemos que integrar en los grupos. Nos llevan a clases extra escolares para que conozcamos gente. A scouts para que nos relacionemos con diferentes niños. Que salgamos a la calle a conocer gente, que salgamos con los amigos.

Siempre tenemos que estar rodeados de gente, sino el «niño es raro».

Pero además tenemos que tener un trabajo, un trabajo que si no te hace feliz te tienes que aguantar, una pareja a cierta edad, hijos y los sabados por la noche, quedar a cenar con una pareja de amigos.

Así te enseñan que es la vida. Algo que si no cumples , cuchichearan a tus espaldas, preguntándose:

¿Y este qué defecto tendrá?

Toda aquella persona, que no entre dentro de lo establecido, de los cánones considerados como normales, serán considerados como «uno menos» dentro del rebaño.

Creemos que siendo uno más, estaremos dentro del grupo pero considerado como alguien único, especial.

Y estamos muy confundidos.

Siempre lo he escrito y cada día creo más en ello:

SER UNO MÁS, ES SER UNO MENOS.

Y más aún con la que estamos viviendo a nivel mundial y vamos a vivir a posteriori.

Todos hemos nacidos diferentes. Excepto los gemelos, vale si. Pero aún así, ellos son diferentes, actúan de una manera diferente cada uno de ellos respecto a su hermano gemelo.

Naciendo diferentes, tenemos talentos diferentes entre si, viendo la vida de forma diferente, acabamos haciendo lo mismo que hacen los demás, no vayan a pensar que somos diferentes, especiales o vete tú a saber.

Vamos a una crisis económica de magnitudes que ni nuestros gobernantes saben de que tamaño será. Estamos en una crisis social, en la que nos damos cuenta que ya éramos felices, que no hemos dicho te quiero a esa persona que se ha marchado, que por no dar un paso adelante con nuestros sueños, ahora estamos en el paro y pensando qué hubiera sido de nuestra vida si lo hubiéramos intentando.

¿Qué hay que hacer para salir de esta crisis?

¡¡DEJAR DE SER UNO MÁS, PARA EMPEZAR A SER TÚ MISMO!!.

«¿Y por dónde empezamos?», se que estarás pensando.

Pues te voy a decir una cosa, no hay un método empaquetado para empezar a dejar de ser uno más.

¿Por qué?

PORQUÉ TODOS EN LO MÁS DENTRO DE UNO MISMO, SABEMOS QUIENES SOMOS, QUÉ QUEREMOS

Lo que pasa, no es que te de miedo mostrar quien eres, lo que realmente te da MIEDO es lo que pueden decir los demás al mostrarte como eres.

En uno de los Instagram Live que hice junto a Yolanda Saenz de Tejada, me preguntanban: ¿Qué hacer cuando tus amigos no aceptaban tus ideas?. La respuesta es sencilla, fácil a la vez que dolorosa,:

¡¡CAMBIAR DE AMIGOS!!.

Primero porque no son tus amigos. Si fueran tus amigos, aceptarían tus ideas, las escucharían y te darían un feedback para fortalecer tus ideas. No estarán echándole mierda con sus excusas y miedos.

Es la opción más fácil y la única, pero lo reconozco que es la más difícil.

Porque estamos en una sociedad en la que si no eres como los demás esperan que seas, las vas a pasar muy canutas al principio.

Te digo al principio, porque cuando apuestas por ti, encuentras por el camino, gente que tiene las mismas inquietudes que tú, tus mismos miedos pero también tus mismas inquietudes.

Así que tranquilo, no estás solo en este mundo. Hay mucha más gente esperándote allá del los límites de tus amigos.

SER UNO MENOS, ES SER UNO MÁS.

¿Por qué?

Te estás saliendo de lo establecido pero también estás creando tu verdadero felicidad. No la felicidad estipulada, sino la autentica, la tuya.

¿Por qué crees y te repites que eres un infeliz? Porque estabas haciendo o teniendo una vida que no querías llevar en el fondo. Cuando empiezas a ser tú mismo, empiezas a ser realmente feliz.

No necesitaras más, sabrás que eres feliz, porque estarás haciendo y sintiendo lo que quieres, lo que eres.

Y siempre la siguiente pregunta es: ¿Y cómo sé que estoy siendo yo mismo? ¿Hay algún método?

Te digo que NO EXISTE NINGÚN MÉTODO. Sólo lo sabrás cuando sientas que no tienes ninguna deuda con la vida. Cuando estás en paz contigo mismo, cuando duermes a pierna suelta a pesar de un dia de perros, porqué has hecho todo lo que tenías que hacer.

No hay un método para descubrir lo que se te da bien o a lo que te dedicarás a partir de ahora. Me gusta la gente que tras una conferencia , me dicen que hay que hacer para dar conferencias. Que ellos creen que es lo que les gusta… Cuando dicen «Yo creo que es lo que me gusta…» es el principio del comienzo, del nacimiento de una marca copia , sin valores, ni propuesta de valor si llega a algo.

Date la oportunidad de probar, pero porque así lo sientes, no porque así lo has visto y quieres ser igual que la otra persona.

Es la hora de SER UNO MENOS , PARA AL FINAL SER UNO MÁS ALLÁ DE LA MEDIOCRIDAD Y DEL MIEDO

¿Y tú que quieres ser?

 

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.