¿En qué has fallado hoy?

Si cerráis la puerta a todos los errores, también la verdad se quedará fuera“.

Cuando se lee esta pregunta, aunque sintamos que no va dirigida hacia nosotros, empezamos a temblar y el miedo empieza a hacerse dueño de nuestras emociones y sensaciones.

Nos han enseñado que tras la infancia y el miedo al monstruo del armario, en la madurez tenemos que tenerle miedo al fracaso.

Si no hacemos las cosas a la 1ª, si no conseguimos los mismos hitos que los demás, si no alcanzamos las expectativas que los demás tienen puestas en nosotros, tendremos el titulo de FRACASADO para el resto de nuestra vida.

Hablamos de fracaso cuando como algo catastrófico, algo de lo que nunca podremos salir, cuando en realidad ya estamos hablando de fracaso en el 99% de los casos es “una caída simple por el camino” , ” éste no es el camino, cambia de trayectoria” o ” eres un fracasado porque no estás haciendo lo mismo que hacen los demás”.

Si lo vemos desde fuera, la mayoría de las veces que tildamos como fracaso, es ” un todavía no…” o ” por aquí no”. Un Fracaso es cuando no hay posibilidad de seguir adelante, y tenemos que olvidarnos del tema, pero como he dicho al 99%, no ocurre así.

Pero aún así, hablamos de fracaso, como si fuera lo más nefasto que nos podría ocurrir en la vida.

Cuando nos están preguntando: ¿En qué has fallado? Lo primero que nos viene a la mente, que nos van a echar la bronca del siglo por algo que no hemos hecho, por algo que no hemos conseguido y tememos las represalias. Ya podemos haber hecho un trabajo de 10, que ante esa pregunta, dudaremos del trabajo realizado y de nuestra confianza en él.

Nos paraliza el miedo. Nos bloquea la posibilidad de que los demás piensen que somos unos fracasados. Y como no queremos vivir esa situación, antes de que ocurra, preferimos no hacer nada, no intentar nada, que probar las cosas que nos motivan o anhelamos.

El fracaso es el único obstáculo que nos impide avanzar un poco más allá de lo que habitualmente hacemos.

¿Qué pasaría si dicha pregunta sobre qué hemos fallado, la viéramos como la pregunta que nos incita a ver que hemos aprendido?

Si no intentas las cosas, claro que nunca conocerás el fracaso. Lo único que te aseguro que si conocerás, será la mediocridad, la frustración de preguntarte y no saber qué hubiera pasado si lo hubieras intentado.

La “no consecución” de la meta, estará siempre ahí. Pensamos que es algo peor que una enfermedad, cuando en realidad, es algo normal. Es la antítesis al éxito, como la antítesis al chocolate negro son las judias verdes.

Unos ganan  , otros pierden, quieras o no, así es la vida.

Pero nos dicen que si nos arriesgamos, como hizo Steve Jobs, como consiguió Pau Gasol al irse a Estados Unidos o que saliendo de la zona de confort, ya seremos ricos, guapos y el Jaguar nos estará esperando en la puerta de la nueva mansión que nos hemos podido comprar.

¡¡PARA!!.

Hay una cosa que se llama riesgos. Y hay que lidiar con ellos, si o si. Todo contiene riesgos. Pero en esta sociedad, en la que enseñamos la cara del éxito, pero ocultamos la de las caídas, esfuerzos, lloros y dudas.  Creemos que si ellos lo han conseguido, si han podido llegar hasta donde están, habrá sido un camino de rosas, sobre todo porque no nos dicen nada sobre ello, así que el riesgo no existirá, eso de que los demás dejen de hablarte o las dudas, es un cuento de chinos.

Lanzan a la gente a la incertidumbre, sin decir que conlleva riesgos. Porque estamos ansiosos por conseguir el éxito que la gente quiere para nosotros y nosotros deseamos para que los demás nos envidien, pero sin querer leer la letra pequeña del contrato.

Pero cuando tenemos una caída y no nos han dicho que podría ocurrir, ante ese miedo que nos atenaza, lo primero que hacemos es tirar la toalla.

Y por siempre jamás, volveremos a tomar una decisión que conlleve riesgos. Mejor quedarnos en casa con la manta y a esperar la nomina de este mes, que volver a encontrarnos con el miedo y las dudas.

¿Por qué nadie nos había dicho que existía el riesgo? ¿Por qué han sido tan malos? ¡¡Porqué si viéramos todo en conjunto, no nos atreveríamos nunca a nada!!.

Porque queremos el éxito cuanto antes, desechamos la idea y la realidad, que el verdadero éxito es el aprendizaje continuo.

El éxito es ir más allá de donde estabas. Ir más allá de donde decían y creías que jamás podrías ir.

Ir más allá de lo establecido, de tus limites, es darte una oportunidad a ti.  Es decirte si a ti mismo, a estar en pleno conocimiento continuo de ti mismo.

Nunca podrás saber hasta donde puedes llegar, sino tiras los muros de tus  miedos.

¿Qué te dicen los demás que es imposible? MENTIRA

¿Qué te dicen que no tienes talento? MENTIRA

¿Qué te dicen que es una locura? SERÁ SU LOCURA, para ti es COHERENCIA EN ESTADO PURO.

Si no tiramos más allá de lo que el miedo nos dice, nunca llegaremos a conocernos de verdad.

Así que te propongo un juego durante una semana.

Preguntante antes de irte a dormir: ¿En qué has fallado hoy?. Durante mucho tiempo me lo he ido preguntando yo y he sacado conclusiones como:

.- Hacemos más caso a los demás que a nosotros mismos.

.- Mutilamos nuestros valores y esencia, por el éxito sea como sea.

.- Creemos saber más de lo que realmente sabemos.

.- El miedo es una excusa porque realmente tenemos más miedo al éxito que a un posible fracaso.

.- Cuando estás haciendo lo que sientes, siempre quieres mejorar, aprender más y la motivación siempre corre por tus venas.

.- No fallo las cosas, sólo descubro caminos por los que no ir.

Son algunas de las conclusiones que he ido sacando durante todo este tiempo que me he ido haciendo la pregunta. Me gustará saber las tuyas si te atreves a hacértela.

¿Y tú, en qué has fallado hoy?.

 

Anuncios

2 comments

  1. Camile · 13 Days Ago

    “Cuando estás haciendo lo que sientes, siempre quieres mejorar, aprender más y la motivación siempre corre por tus venas”

    así es, estoy de acuerdo. aunque a veces no es fácil encontrar esta motivación pero vale la pena!

    gracias por este muy bien post!

    Cami

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.